You are on page 1of 7

Introducción

Cuando una nación surge se ve en la necesidad de establecer un sistema de gobierno que controle y organice la vida en sociedad con el propósito de garantizar la estabilidad del Estado y la continuidad de su existencia.

Los sistemas-formas políticos o de gobierno pueden analizarse desde dos perspectivas: una referente a los mecanismos institucionales que crean para ejercer control sobre la interacción de los miembros de una sociedad, buscando dotarla de orden; y otra que corresponde a la estructura social de la nación producto principalmente de su historia. En ese sentido los sistemas de gobierno buscan ser estables y eficientes a través de sus mecanismos de control y lo logran armonizando las dos perspectivas ya mencionadas.

Semipresidencialismo

El sistema semipresidencialista es un término empleado por primera vez por el politólogo francés Maurice Duverger, en su obra titulada “Instituciones políticas y derecho constitucional”. Con este se designa a un sistema político, en el que un presidente elegido por sufragio universal coexiste con un Primer Ministro y un gabinete responsables ante la asamblea legislativa.

Sistema semipresidencial

o

mixto avanza,

aquí

el

Presidente es

autónomo pero comparte el poder con un Primer ministro y este a su

vez procede continuamente.

del

Parlamento

y

debe

conseguir

su

apoyo

El presidente de la República surge directamente del voto popular, el Primer Ministro es designado por la mayoría parlamentaria. El presidente de la República nombra a este último, pero siempre

atendiendo a la mayoría en el Parlamento. Si bien

es cierto

en

el

origen del Primer Ministro se encuentra la confianza simultánea del

jefe

de Estado

y

de

la

mayoría

parlamentaria, en la práctica su

permanencia depende casi exclusivamente de esa mayoría.

El Primer Ministro está comprometido en la lucha política cotidiana, de la cual está exento el presidente. El jefe de Estado mantiene una relación no conflictiva con los dirigentes de los partidos contrarios y favorece el compromiso, la negociación y la moderación de las fuerzas en pugna, por ello, desempeña una función de árbitro.

El jefe de Estado tiene como función primordial garantizar el funcionamiento regular de las instituciones, y dirige la política exterior, la diplomacia y las fuerzas armadas. Por otro lado, existe el Parlamento organizado en dos cámaras. Ambos surgen del sufragio: el Parlamento no depende del jefe de Estado en términos de su elección, ni el jefe de Estado depende del Parlamento. El gobierno surge de la Asamblea Nacional, que puede ser disuelta por el Presidente de la República.

Origen

A mediados del

siglo XX

surgió

un

tercer modelo que

combinó

principios desorganización del poder tanto del sistema presidencial como del parlamentario. Se trata del diseño institucional de la Quinta República Francesa, fundada en 1958. Desde el punto de vista constitución a el sistema francés no es ni presidencial ni parlamentario, sino un sistema mixto.

Tiene como características

El puesto ejecutivo es compartido por el Primer Ministro y el

Presidente, que es elegido popularmente. El Presidente es independiente del Parlamento pero el Primer Ministro no lo es.

El Presidente puede disolver el Parlamento

y

éste

puede

disolver el gobierno ejercido por el Primer Ministro. El Sistema Semipresidencialista de Jorge Torres Manrique

Los casos más sobresalientes de sistemas semipresidencial son:

Alemania de Weimar: Sistema parlamentario contrarrestado por

un Presidente de carácter fuerte. Portugal: Imitación del modelo Francés.

Sri Lanka: El Presidente tiene poder unilateral y discrecional.

Los casos más sobresalientes de sistemas semipresidencial son:  Alemania de Weimar: Sistema parlamentario contrarrestado por

Semipresidencialismo Francés

Francia posee un sistema político de singular importancia y que ha

inspirado a varios sistemas

del

mundo. En

realidad, el

régimen

semipresidencial es un sistema mixto, ni parlamentario ni

presidencial, que

recoge

elementos

que

en

un

principio

son

característicos de alguno de los dos regímenes típicos.

Por un lado, existen mecanismos clásicos de control y fiscalización

entre órganos

del

Estado,

propios

de la interdependencia por

integración, y junto a ellos, un ejecutivo con rasgos típicos

de

los

sistemas parlamentarios.

También existen límites a la responsabilidad política de los ministros respecto al refrendo del jefe de Estado y mecanismos de tipo alterno propios de la interdependencia por coordinación y que son acompañados por una figura Presidencial de un poder relativo muy elevado.

Las razones de existencia de este régimen deben buscarse en las graves crisis políticas producidas en Francia como consecuencia de los cambios violentos del sistema, que muchas ha pasado del autoritarismo a la Anarquía.

El desacuerdo existente con respecto a quien debe atribuírsele el poder ha terminado por armar una mixtura que por los menos en el principio, ha buscado tomar los elementos de ambos sistemas que permitan una relativa estabilidad política.

Semipresidencialismo Mexicano

La estructura presidencial mexicana diseñada en la constitución política de 1917 parece ser menos flexible en lo que concierne a los poderes que se desprenden del ejecutivo. Pues se trata de un sistema completamente presidencial. Una de las interpretaciones más utilizadas del rol del Presidente mexicano proviene de Daniel Cosío Villegas, quien describió al presidente como una “monarquía absoluta y hereditaria”. Por las siguientes razones:

La pertenencia

de todos

los

presidentes hasta el año 2000,

a

la

“familia revolucionaria”, que se constituyó por los generales que participaron directamente en la revolución; después la no reelección del presidente mexicano la cual está establecida en el artículo 83 de la Constitución. Finalmente, los poderes excesivos y no escritos en los que el presidente se hace la persona encargada de designar al candidato sucesivo. La constitución mexicana en el capítulo III (del poder ejecutivo), dota al presidente de un poder de decisión extraordinario. Le corresponde al presidente asegurar la reconstrucción nacional en el ámbito económico, pero en el nivel

político, debe asegurar la realización de las demandas propias de la revolución y salvaguardar la defensa de la soberanía de la nación.

Formas de Gobierno en Francia y en México

político, debe asegurar la realización de las demandas propias de la revolución y salvaguardar la defensa

Ventajas del Semipresidencialismo:

El presidente es autónomo, pero comparte el poder con un primer ministro; a su vez, el primer ministro procede del Parlamento y debe conseguir su apoyo continuamente.

El Poder Ejecutivo se divide entre Presidente y Primer Ministro. Cada uno tiene un origen distinto: mientras que el Presidente de la República surge directamente del voto popular, el jefe de gobierno es designado por la mayoría parlamentaria.

El Parlamento puede nombrar gobiernos, aunque no tiene nada que ver con el jefe de Estado. Dado que nombra al gobierno (al primer ministro y a su gabinete) tiene también la facultad de destituirlo, es decir, puede censurarlo.

Posee mecanismos para exigir responsabilidad política fuera del período electoral y con ellos se fortalece el concepto de democracia como ejercicio limitado del poder.

Incorpora alguna de la flexibilidad del parlamentarismo sin renunciar por ello a la elección popular del Presidente.

Desventajas del Semipresidencialismo:

 

En este sistema la división de poderes tiene un grado mayor de complejidad que en los anteriores, porque el Ejecutivo y el Legislativo están al mismo tiempo separados y unidos.

No resuelve

el

problema

de

mayorías

contradictorias

que

aqueja al presidencialismo y, antes bien, si existe una

estructura dual, lo

puede trasladar

a

lo

interno

del Poder

Ejecutivo. Hay muchos otros problemas.

 
 

Países con Sistema Presidencialista:

 

 

Bibliografía

Sistemas Parlamentarios, Presidencial y Semipresidencial de

Ricardo Espinoza Toledo. Semipresidencialismo y Semiparlamentarismo en la II República

Española de Antonio Garrido Rubia. Las relaciones de Gobierno entre el Poder Ejecutivo y el

Parlamento de Christian Guzmán Napurí. El Semipresidencialismo Francés vs. el Semipresidencialismo

Mexicano de Daniel Carrasco Brihuega.

En internet: