Вы находитесь на странице: 1из 6

QHJ.

ot

QMDaxAh eó

T¿

4*¡)

5e

G-'bbwl

De

¿$36\

^:^^^:^:^:^:^.:^:^:^:^^:^:^^:-^:^.KSS^:-^.-^'®-®-^'€$^:-^«$'eí^:-<5( :

ARTICULO DE OFICIO.

t7,

fL,4u.

JMHS

¿ctp

novcaaa

e?í

<ki

¿tnhortatUe

¿auuu

De

igual

beneficio

disfruta

S.

A.

B- el

Serení-

simo

Señor

Infante

DON

SEBASTIAN

GABRIEL.

de

Leibach aseguran, que continúan en aquella Ciu- dad sin la menor novedad en su importante salud S.A.R. el Serenísimo Señor PRÍNCIPE OE ASTURIAS, los Serenísimos Señores Infantes DON JUAN CARLOS J -

DON FERNANDO MARÍA, su Augusta Tía la Serenísima Señora Infanta DOÑA MARÍA TERESA , y la Sere- nísima Señora Infanta DOÑA MARÍA AMALIA.

Las

últimas

noticias

que

se

han

recibido

REALES

Ministerio

de

DECRETOS.

Gracia

y

Justicia.

Conformándome con lo que en 29 del mes pró- ximo pasado me habéis expuesto. prohibo dar curso á solicitud alguna para obtei er escribanías numerarias y notarías Reales, sea cual fuere su denominación, asi en las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava , como en otro cualquier punto del Reino, escepto en Navarra en consideración á las reglas ya allí establecidas, hasta que exter- minada la revolución que tiraniza la mayor parte de la monarquía, resuelva el arreglo fundamen- tal y oportunas reformas que envejecidos abusos reclaman en este ramo no menos imperiosamente, que tantos otros á que mi paternal corazón an- sia dar término para bien y felicidad de mis ama- dos vasallos; y entretanto, autorizo á los corre- gidores y alcaldes para suplir la falta que acci- dentalmente pueda ocurrir de escribanos en al- g;un juzgado, con los asignados á los distritos li- mítrofes ó mas inmediatos, asi como á los ayun- tamientos para nombrar en igual caso fieles de fechos de aptitud y lealtad, circunstancia también indispensable para que los escribanos de todas . clases puedan ejercer sus oficios, elevándolo á |

mi Soberano conocimiento por conducto de esa

Secretaría de Estado. Tendreislo entendido y lo comunicareis á quien corresponda. Está señalado de la Real mano. En el Real de Elorrio á doce de Abril de mil ochocientos treinta y seis.—A Don Miguel Ramón Modét.

Otro.

Tan distante mi Real ánimo de restablecer insti- tuciones poco españolas,justamente odiadas y cuyo

ensayo ha producido tan funestos resultados en el úl- timo Reinado, como de abandonar á la perfidia y ocultas tramas de la revolución usurpadora los pue- blos, que el cielo en su bondad se ha dignado con-

fiar á mis parternalcs desvelos , y aspirando á pre-

caver en lo posible los crímenes mas perniciosos

al Estado, antes que verme en la triste necesidad

de castigarlos , conforme con los principios de la

exposición que á veinte y nueve de Marzo último me habéis elevado, vengo en decretar lo siguiente.

ARTICULO I.° La vigilancia pública superior en todos los pueblos que felizmente están ó en lo sucesivo estuvieren libres del yugo de la usurpa- ción , será encargada á una persona que me re- servo nombrar de acreditada lealtad , servicios, prudencia y luces. ARTICULO a.° El encargado de la vigilancia pú - blica queda ampliamente autorizado para cuanto convenga á llenar el importante objeto que se le

previsoras las ma -

quinaciones de los enemigos del Trono y del Altar. Podrá al efecto ponerse en comunicación directa con las juntas, diputaciones, gefes militares y de- mas autoridades de toda clase; entablar correspon- dencias y relaciones que le proporcionen oportu- namente noticias y avisos, y sumariar y arrestar entregando los reos á los respectivos Juzgados, sin mas dilación que la absolutamente indispensa- ble para las primeras diligencias que el interés pu- blico exija; dando parte de todos los negocios de gravedad, y proponiendo las nuevas medidas que en adelante convenga adoptar por conducto de la Secretaría del Despacho de vuestro interino cargo. ARTICULO 3." Su autorización se limitará pre- cisamente á materias políticas, á evitar atentados de

confia , frustrando con medidas

( a6a )

lesa-Magestad, infidencia ó traición sin mezclarse en los demás delitos y crímeues, sobre los cuales queda completamente expedita la acción de las au- toridades ordinarias, para prevenirlos no menos que para represión y castigo. ARTICULO t\ ° Pero se extenderá á todos mis va- sallos cualquiera que fuera su gerarquía , clase y fuero sin perjuicio de cinc estas circunstancias en- tren en justa consideración para sus procedimien- tos, y de ponerse de acuerdo con las autoridades superiores eclesiástica* ó militares, cuando haya de dirigirse contra sus respectivos subditos. ARTICULO 5.° El que merezca Mi confianza para tan delicado encargo deb T Í corresponder á ella si bien con la mayor exactitud, actividad y zelo, con mucha circunspección, prudencia y tino absteniéndose de toda arbitrariedad , de vejaciones inútiles, y de medidas odiosas y opresoras, y pro- turando conciliar con su conducta el aprecio de todos los buenos, y evitar todo motivo de justas quejas de los mismos, cuyos antecedentes recla- men su vigilancia. AKTICULO 6.° Me reservo señalar el sueldo cor-

respondiente al encargado atendido su carácter pú- blico anterior y circunstancias, ademas de la mó- dica asignación necesaria para gastos de secretaría, para cuyos empleos, que no excederán del corto número absolutamente preciso, me propondrá su- getos de inequívoca lealtad , aptitud y reserva.

verifica el nombra* presente decreto, la

vigilancia del pueblo en que reside ó en lo suce- sivo residiere el cuartel Real que/da en los térmi- nos que me habéis propuesto , á cargo de f). José María Alvarez Arias; siendo Mi voluntad se ten- gan presentes para su ulterior destino, los servi- cios que en esta comisión prestare. Tendueislo en- tendido y dispondréis su cumplimiento, comuni- cándolo á quien corresponda.—Está rubricado de la Real mano. Eu el Real de I.Ionio á di ce de Abril •de mil ochocientos treinta v seis. A Don Miguel Ramón Modét.

ARTICULO 7. 0 ínterin

se miento de que es objeto el

dia en que ha tenido lugar este encuentro, por

(pie no me lo manifiesta el referido comandante;

mas

ciertamente de que V. E, si lo estima oportuno, se sirva elevarlo á la consideración del Rey N. S.

por esto no se disminuye su mérito, digno

Comandancia general de la segunda División de operaciones. Exmo. Sr.—Habiendo dado anticipado aviso el

sargento -a.° de la 3. ; ' compañía de artillería ene- miga , lilas Pascual, al comandante de la partida volante de esta provincia D. Santiago Amusategui, que en la madrugada del i3 saldría de Vitoria á llevar paja del pueblo de ütazu con algunos sol-

dados

prender fácilmente , adoptó el referido Amusate-

gui las medidas que creyó convenientes para su

captura, como se verificó; quedando en nuestro

poder 1 1 artilleros á las Órdenes del precitado P.tsi nal , 6 caballos , 6 hermosas muías de tiro con sus correspondientes monturas, 12 cartucheras, igual numer o «le sables , 3 carabinas , 1 pistola s

y un trabuco que tenian aquellos, los que envió

á disposición del general en gefe, y ademas otro

artillero que con un soldado del 3.° infantería li- gera se presentó á nuestras filas. En la tarde de ayer concluyeron de marchar de Vitoria, siguiendo la dirección de Miranda, todos los restos de la legión británica , escepto los enfermos y heridos; y las fuerzas españolas que manda Córdoba , per- manecen acantonadas en dicha ciudad y sus in- mediaciones. Lo que tengo satisfacción de comu- nicar á V. E. á fin de que si lo estima conveniente, se digne elevarlo al Soberano conocimiento del REY N. S—Dios guarde á V. E. muchos años. Villareal i5 de Abril de i836.—Exmo Sr.—Bruno de Villareal.—Exmo. Sr. Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra-

de

su

compañía , á

los

que

podrían

sor-

PARTE

NO

OFICIAL.

Noticias

extranjeras.

Partes

recibidos

del

Despacho

de

en

la

la

Secretaria

Guerra

de

Estado

jr

El Comandante general interino de Cataluña con fecha 10 de ¡Marzo, desde Llaens dirige la

sigu¿ente

comunicación.

I.a escasez de comestibles que experimentaba el Comandante de batallón 1). Pedro Gran , en el pueblo de S. Hilario Sacatín , le obligó á moverse

con el batallón de su mando dirigiéndose hacia

los llanos del Vaüés ; cerca ya del punto fortifi-

cado de

enemiga de 700 hombres; pero los voluntarios de

S. M , siempre decididos', eral conviene á la justa

causa que defienden, les resistieron con un vivo fuego durante una hora, y atacándolos después á la bayoneta, tomaron sus posiciones, causándo- les la pérdida de 58 muerl -. y \i prisioneros, sin cpie el batallón de Gran ti!viera un solo hombre herido. No puedo decir á V. E. precisamente el

la Garrida: fue atacado por una fuerza

INGLATERRA .

El Herald del og de Marzo se expresa asi.— Londres de Marzo por la tarde.—El cambio

extranjero ha sido muy agitado en la bolsa en todo

el dia de

con el papel español, cuyo valor fluctuaba del uno al uno y cuarto por ciento; y á la verdad

se notaba sumaansiedad éntrelos expeculadores,eu

cuanto á la presente crisis del valor del papel español y estabilidad del gobierno de la Reina. El siguiente extracto es de una carta particular, que hemos recibido por extraordinario de Madrid esta misma mañana de sugeto colocado en muy alto destino, confirma plenamente la verdad de los últimos comunicados de nuestros correspon- sales en el Norte de España y la capital.-—Madrid ai de Marzo—"Mr . Mendizabal ha hecho Jos úl- timos esfuerzos por acomodarse con los princi- pales procuradores de la oposición. Les ofreció admitirlos en compañía, para que redactasen el

hov. Se han hecho muchos negocios

discurso

de

la

Reina. Se

negaron

á

ello contes-

tando:

que

nada

tenían

que

hacer

con

él,

ni

con

el

discurso. Entre

los

procuradores

de

la

úl-

tima

elección

hay unos 5o

ó Go del partido,

que

llaman

breza;

les,

y

dimientos.

de

son

está

los descamisados

violentos,

á

vista

noticias

la

Las

por

y

serán

voceros

cuáles

de

Aragón,

extrema

sus

Cataluña

po-

ultra-libera-

proce-

y

Valencia

son

sumamente

malas. Los

carlistas

se

aumentan

cada

dia

del

modo mas imponente.

El

siguiente

reputación,

extracto

del Español,

una

periódido

pintura verdadera

de gran

del

presenta

estado

de

los

negocios.»

"La

importante

discu-

sión

que

se

va

á

ventilar

en

el

estamento

á con-

secuencia

del

estado

crítico del

Reino,

dará mar-

gen

á

debates

prolongados,

en

los

que

nece-

sitará el

ministerio

algún

fuerte

apoyo

para

re-

sistirá

los

que

le pidan

cuenta

del voto

ele con-

fianza,

y

del

uso cpie ha

hedió

del poder de dic-

tadura

ha

han concedido para los gastos de

que

se

le

ha

conferido

de

los

por el mismo.

hombres,

la guerra mas

hecho

la quinta

100,000

Se

se

de

780

millones de

reales,

hay ademas

un

número

considerable

de guardias

nacionales;

y con

todo,

la facción

se aumenta, el tráfico interior está

inter-

rumpido,

la

industria

y

el

comercio

están

redu-

de

un

por

hay

ministración pública; minos, ni defensa,

villas y ciudades pequeñas de

población se agolpa en las capitales; los propie-

la

pueblos,

no hay seguridad en los ca-

ad-

No

devastadas

cidos

á

la

nulidad,

gran

número

el

mas

cruel

urden

y

de

las propiedades

patriotas

están

y destructor

en ningún

protección

rurales

la

vandalismo.

ramo

en

las

los

de

ni concierto

ni

provincias;

;63)

se ha hecho del poder, y la aplicación de aque- llos principios. »

El mismo periódico prosigue: la Gaceta de Aus- burgo en un artículo con fecha de i 5 de Marzo en las orillas del Danuvio, hace las siguientes ob- servaciones sobre la política de la Inglaterra en

que mira á la

guerra de sucesión de España, la política del ga- binete Ingles no se ha mudado desde el ultimo parlamento; pero el leuguage délos ministros no es tan firme ni tan decidido como lo era entonces: de - bemos pues inferir lauto de lo que callan como de la opinión general del presente parlamento, (pie lle- gando á apoderarse I). Carlos de Madrid, la In- glaterra hará por sacar el mejor' partido de este acontecimenlo, y solamente pedirá al nuevo go- bierno seguridades para los intereses materiales del país, y para los individuos de aquella nación. Este espíritu de conciliación que ahora es casi ge- neral en la gran Bretaña, adquiriría una ascendien- te decido si cayese Mendizabal , ó los auxiliares ingleses se retiraran de la lucha por razón de la incapacidad de sus gefes, ó ¡alta de los generales españoles, renunciando á su ignominiosa partici- pación en una guerra, para coya feliz terminación sus esfuerzos son insuficientes. Estos dos sucesos son inevitables á pesar de cnanto se diga»

los asuntos de España. "Por lo

FRANCIA .

París

(i de

Abril.

!

un emigran á países extranjeros;

tarios

mas

ricos

buscan

asilo

en

Madrid,

ó

del go-

la autoridad

Por las noticias recibidas de Madrid, Cataluña

y Provincias vascongadas se ve claramente que

bierno es despreciada en algunas partes, en otras

los conflictos parlamentarios y combates militares

débil

y

sumisa,

y

en

todas

sin

fuerza

ni

pres-

ocurridos en estos cuas, si no terminan inmedia-

tigio para hacerse obedecer, y cuidar de la

obser-

tamente la situación singularmente complicada de

vancia

de

las leyes.

Siendo este

el estado

de

las

la Península, la hacen caminar á pasos agigan-

cosas,

es

un

deber

en

los

representantes

de

la

tados. En el numero de las inesperadas compli-

nación

el

levantar

la voz

en

la

cámara,

denun-

caciones debe contarse el triunfo de Mendizabal

ciando

unos

males

tan

horrorosos,

y

señalando

sobre Isturra en el nombramiento de presidente.

los

remedios

que

convengan

para

su

curación. »

 

Un

solo hecho basta para explicar el triunfo

.

"La

presente

difícil

situación

del

ministerio

de

este ministro en la cámara de los procuradores.

no

es

ya

un

secreto.

Aguardaba

yo

con

ansia

 

la llegada de algunos procuradores nuevos, y de- I seaba obtener de ellos un apoyo firme y decidido, j

una

aprobación

marcada y

expresa

de

la línea de

Mendizabal'marcha con el movimiento; se tras- forma según le conviene, y siempre se inclina

al lado de la mavoria de los revolucionarios. No hallará la revolución quien la sirva mejor que

política , que

había

adoptado el gobierno

cuando

este ministro, ni persona mas apropósito para

tomó

en

sus manos las riendas

del poder. No sa-

acomodarse á los diversos giros que aquella pueda

bemos

precisamente

con qué fundamento

descon-

tomar: sus relaciones con la Gobernadora están

fia

ei

gobierno

 

del

apoyo

de

la

nueva

cámara:

en

muy buena armonía

y el charlatanismo de

ni

tampoco

podemos

decir

que

este

apoyo

n

sus promesas le ha dado una especie de ascen-

rezca

negarse;

pero

varios

rumores,

 

y

mas

que

diente sobre la clase media: por lo demás va

tumores las expresiones de los que tienen alguna

hemos visto el poco aprecio que hacen de él los

conexión con

el

ministerio,

anuncian

terminan-

terroristas; pues que ni los asesinatos de Barce-

temente

su

casi

inmediata

resignación.»

"A pri-

lona ni las atrocidades de Mina han hallado en

mera vista

es difícil

el comprender

y

explicar

la

este ministro ninguna contradicción. Empeñado

situación

presente,

y

las

causas

que

han

dado

contra el partido Toreno ha disuelto la cámara

margen á

ella, porque

el ministerio no ha negado

anterior, y hecho reunir otra cuya mayoría <s

ninguno de ios principios que se establecieron. Lo

ultra-liberal; y podrá sostenerse algún tiempo-to-

que los

procuradores preguntarán

será el uso que

davía, con tal que consienta en que el poder cons- tituyente salga del derecho de revisión: durará

poder basta el momento en que se empeñe

en contener la exaltación, y poner obstáculos al movimiento, en lo que iría de acuerdo con los proceres que también son del partido de Toreno. Mendizabal tiende naturalmente a buscar su apo- yo en la cámara de los procuradores, y á tenerla de su parte á cualquier precio: es regular que se vea en la necesidad de traspasar los límites que se lia propuesto.

Este ministro es pues revolucionario, pero re- volucionario temporizador ; y toda su habilidad consiste en concesiones y promesas: él prometió crédito, y sus decretos han producido la baja de los fondos de España: prometió un ejército de cien mil hombres, y apenas se han reunido inedia do- cena de batallones al ejército de Córdoba; pero lo que él no ha podido harer, tampoco podrán llevarlo á electo sus competidores. ¿Serán ellos

capaces de

se-

mestre del inicies de la deuda hallándose exhaus-

to el erario? lis preciso confesar que las dificulta- des de la situación actual disminuyen mucho la ardiente ambición de los aspirantes al ministerio.

muy regular que los aconteci-

Por lo demás es

mientos militares designen la marcha de los acon- tecimientos parlamentarios. La asamblea nacional dividida entre sus pasio- nes que son revolucionarias, y sus temores na- cidos de la debilidad misma del partido que re- presenta, á la primera victoria de Carlos 5.° se verá abandonada, y entregada á sus propias pasio- nes: entonces conocerá la desgraciada Cristina la profundidad del abismo en que se ha sepultado. ¿Qué plan de campaña adoptará Carlos 5." en vista de la nueva asamblea? ¿Marchará sobre Ma- drid? Todo nos induce á creer que esperará á pié 6rme (como lo ha hecho antes de ahora) el nue- vo esfuerzo de sus enemigos, y frustrará los pro- yectos de Córdoba ó de sus sucesores, como ha frustrado los de todos los generales que hace dos años están viniendo á destruirle: sea de esto lo que quiera, lo que hay de cierto son tres cosas. La nueva cámara de procuradores hará voltear á Mendizabal, y obligará á Cristina (después del voto de la ley electoral) á convocar una asam- blea constituyente para votar una constitución. La anarquía debilitará el partido revolucionario, porque obligará á que se retiren los grandes de España, los banqueros, los propietarios y los hom- bres de negocios, que hasta el dia han dirijido bien ó mal la revolución. En fin Carlos 5 o inexpugnable en las Provin- cias que ocupa , verá prosperar su ejército y su causa; y alargando una mano á todos aquellos que no han sido mas que alucinados, verá tam- bién abrirse delante de su ejército á las aclama- ciones del pueblo y de una parte del ejército de Cristina el camino de Madrid, donde la revolu- ción vencida por sí misma, acabará su existencia por un suicidio. ( Gaceta de Francia.)

$11

organizar

un

ejército,

y

pagar

el

 

NOTICIAS DE

ESPAÑA.

 
 

El REY

N. S. continúa

en Elorrío

 

en

compañía

 

de

S.

A.

R.

 
 

• •HWiT»»»

 

Las piezas de

artillería tomadas

al enemigo en

 

Lequeitio

son

19,

7

de

bronce

y

12

de

hierro.

En

la batería de

Espartero se

hallaron

4 :

de

á

8,

12,

18

y

24. En

la

batería

del castillo 3: una

de

á

7,

y

2

d e

á

1G. E n

la baterí a

nuev a

2:

d e

á

2 4

y

de

á

l\.

En

la batería

de

Almeda

1

de

á

8. En

 

la

Atalaya 5: de

á

-}.l\, de

á

18, de

á

(i, y

2

de

a

ití.

En

la

ile

Icharrondo 2

de

á

3 ,

y

en

la

Isla

2

de

á

8.

Se

han

cogido ademas 120 quintales de pólvo-

 

ra de cañón,

zas,

de

juegos de armas para todas las pie-

y mas

fuegos

artificiales, camisas

embreadas

cien

mil raciones de

galleta, tocino y arroz.

ha te-

nido por algún tiempo suspendidas las operaciones,

por lo recio del temporal.

Escriben

de F.stella que el general García

Tenemos á

la

vista

una

carta

de Barcelona

fe-

cha del 28 del pasado en que se dice: " cada dia

se oscurece mas el horizonte. Mina habia ofrecido

poner un término á la guerra de Cataluña, y esta cada vez inspira mas desconfianza á los inteligen- tes, y eso por mas que se hable en Madrid , y por mas cpie se prometa. Los extranjeros auxiliares van desapareciendo insensiblemente : los hospitales es- tán llenos : son demasiados los que han mordido la tierra , y no pocos los que han desertado á los carlistas. Estos se nos plantan frecuentemente en las puertas de esta ciudad: la semana pasada vi- mos correr los guardias-nacionales á guarecerse en las murallas.»

No es mas Apetecible, según otra corresponden- cia , la situación de Gerona , de Vich y de Figue- ras, que sobre estar obse iva das por fuerzas muy

respetables ,

viven en continua alarma por las

partidas que

se llegan á todas horas á tiro de pis-

tola , sorprendiendo no pocas veces los puestos avanzados, y no dejando pasar víveres de ninguna especie.

El nuevo capitán general enviado á Valencia por

el gobierno de Cristina ha comenzado á ejercer su

autoridad , arrestando personas que habian influi- do en los alborotos de la ciudad y fuga de Carra- talá ; mas el pueblo á quien se le ha revelado el

secreto de su fuerza, y los imprescriptibles derechos

de su soberanía, no obedece sino á aquellas pro -

videncias quesean de su aprobación; por tanto no habiendo sido de su superior agrado la conducta

del nuevo gefe,

ciudad estaba conmovida , y no

dudamos que habrian sido de gravedad las conse- cuencias.

ha tenido S. E que refugiarse en

la cindadela : la

ha

confirmado

«1

horrible asesinato

que

la

O ¡5)

guardia-nacional de Zaragoza cometió en los \ arrestados por meras opiniones, pidiendo última mente y con las armas en la mano la muerte de muchos particulares, algunos jueces y otras au- toridades. Las víctimas que expiraron tan indig- namente en el cadalso son, el comandante que fue de voluntarios realistas en Calatayud, un respe- table sacerdote de la misma ciudad , un religioso

El expe-

diente no arrojaba de si delito de consecuencia, por cuya razón el tribunal se limitó á confinarlos; pero

sabida la sentencia por el primar batallón de la guardia-nacional, corrieron los bizarros á la puer-

ta de la cárcel, ocupando armados todas las ave- nidas, y atropellarídq la guardia que debiera prote- Ierlofl Eos jueces fueron insultados y conducidos )ruscameute al tribunal, obligándoles á verde nue- vo la sumaria al reflejo de los sables. Aquellos se- ñores no tuvieron la suficiente firmeza para mo- rir por la justicia, y fulminaron la sentencia de garrote vil contra aquellos desgraciados, que pocas ñoras antes solo merecían la pena de exportación.

agustino y un rico propietario de Zaragoza

¡ Siglo inmoral !

¡ Días de

horror !

Vale neta 28 de

Marzo.—"Los facciosos han te-

nido tal atrevimiento , que ayer vinieron hasta los mismos muros de la ciudad. Serrador que es quien comanda las fuerzas de esta parte, está sa- cando los mozos en todos los pueblos. Si hubié- ramos tle creer á los generales del gobierno, la persecución es eficaz, activa y sin descanso : ellos dirán lo que quieran ; pero los facciosos están im- ponentes mas que nunca, y en cuantas ocasiones se les ofrece, dan golpes de mano, que hacen tem- blar á los bravos defensores de Isabel. Estos ja- mas dan caza, ni han podido obtener una sorpresa.»

Se lee en carta de Toledo fecha el tres: "van en- grosando de nuevo las facciones; unas ascienden al número de 800 y otras al del 1000 , autique se ignora el número total.»

quedando prisionera toda la columna con su bri -

gada, y una buena cantidad de armas y municio- nes. Esta desgraciada noticia unida á las pérdidas experimentadas en la acción deBruch, han lla-

del gobierno , qu e hast a ahora ,

ha considerado el levantamiento de Cataluña como nulo, por las solemnes promesas que el valiente Mina tenia hechas á Mendizabal, de que dentro de dos meses salia garante de la tranquilidad de toda la Cataluña; mas corrieron aquellos, y al con- trario vemos que las facciones van creciendo, pero con mas encarnizamiento en Cataluña , Aragón y reino de Valentía, que en algunas otras. Como todo el cuidado del gobierno ha sido siempre ver el mo- do de reducir las Provincias y Navarra, sin curar- se de las demás, se encuentran ya en completa in- surrección Gnlicia , Aragón , Valencia y Cataluña; y lo peor es (pie los facciosos han establecido sus aduanas,)' nada temen, por mas (pie nos quieren suponer lo contrario los partes de los generales » —Otras caí las de la capital recientemente llegadas se lamentan de la inseguridad del vecindario, y riesgos (pie corre todo habitante pacífico : la mas leve sospecha es suficiente para atropellar á per- sonas de cualquiera especie. Las señoras de Mar- tínez y Besieres han sido puestas en un inmundo calabozo, sin que haya sido posible sacarlas á un local mas ventilado, sino después de nueve dias de horrible sufrimiento.

mad o I., atenció n

Caballero, Isturiz y Galiano, afectos hasta aqui al partido de Mendizabal , parece no estar ya acordes. Esta divergencia , y las graves acusacio- nes que se preparan comprometen de nuevo la tranquilidad y el orden público. Según las mismas cartas, el castillo de Murvie- dro se halla sitiado rigurosamente por una fuerza de 2000 realistas. La guarnición de Valencia fue atacada por el Serradora últimos del mes pasado, retirándose aquella en dispersión y con pérdida considerable: de sus resultas la Huerta entera se ha insurreccionado por la causa del REY legítimo.

El Sr. Obispo

de Palencia ha

sido hecho

preso

Las noticias que se reciben de Galicia, cada vez

en Poza con otros como un facineroso.

cuatro, y puesto

en

la

cárcel

son mas satisfactorias : la sublevación va en au- mento, y se regularizan las masas con una admi- rable celeridad.

En carta de Madrid del 3o de Marzo se lee.— Ayer ha recibido este gobierno de oficio por con- ducto del gobernador de Mantesa, el desgracia- do y desastroso encuentro ocurrido á toda la co- lumna de Balaguer compuesta de 55o hombres. El gefe carlista La-Tour, de quien no se ha oido hablar hasta ahora, hallándose en las inmediacio- nes de Pons con 38oo hombres y i4o lanceros, vio que el comandante Balaguer con 55o hombres de que se componía su columna ilSa á tomar po- siciones; mas el «efe carlista cociéndole la delan- tera , logró envolverle con una rapidez extraordi- naria : un lancero atravesó al revolucionario Bala- guer ; cuya circunstancia amedrentó de tal ma- nera á la columna, que después de una ligera re- sistencia los gefes y oficiales entregaron sus espa- das ; la tropa pidió cuartel á gritos descompasados,

En la Abeja del 4 de Abril se lee una carta de Peñíscola fecha del 27 que á la letra dice.—"En este país cada dia se ponen las cosas en peor esta- do; porque nuestro gobierno solo tiene el dominio en los pueblos en que tiene guarniciones, y en el terreno que pisan las columnas. Estas son sola- mente dos en el reino de Valencia, que se com- ponen de unos 3ooo hombres, y que no pueden dividirse. Los facciosos tienen cuatro fuertes, y de las pequeñas infinitas. Han puesto en la Sierra y en las cercanías de Morella sus comandantes de ar- mas con ocho ó diez en cada pueblo. Estos co- mandantes reciben todas las veredas y órdenes de nuestro gobierno, ellos lo mandan todo, y los alcaldes tienen que darles cuanto piden. Yo de- searía ver en esos pueblos á esos señores de la cor-

( 2 66)

Ir, que

cias aliadas, y dicen {pie pronto

las facciones. Mas si que acabarán con nos-

otros, si no nos euvian mas auxilios que los que han

venido basta el dia. El general l'alarea y

sus tropas se matan por las montañas, pero ade- lantan poco, porque no son bastantes las fuerzas que tienen. La facción va aumentando el número de gente á proporción de las armas que adquiere; obliga á todos los mozos ;i tomar las armas; run- dios van gustosos.»

no quieren la intervención do las poten-

acabarán con

Buil con

En

el

Jorobado

términos :

la

se no es pasible

un

en

del

lee

artículo

concebido

después

nu-

las

bolsa de

en

de

mero 685

de

causas

leer el

estos

callar

articulo copiado del

de

la

Nacional

que

papel en

en

el

Abeja,

examinando

la

decadencia

Madrid ,

se

indica

como

uno

de los

medios

mas

eficaces de

la

subida,

alguna

acción

decisiva

en

Navarra

que

tro de

escuchar

ña

ver

la

uno

poner

ticas ,

y

contra las armas

V., señor

de

DON

CARLOS.

(pie

en

ánimo

Dispense

cuenta

en

la

articulista,

interesados

al

su

el

aquel

hombre

tea-

no

pocos

muerte ,

desahogue

irritado al

aun se sue-

al

rentís-

parte, y

decisiva,

esa proposición,

esa

vana

en

la

fantasma

balanza

dos

por

oir que

de acción

ciento

de

siglo

de las

y la desolación

utilidades

por

sangre

medio

por

ó

una

subida

el

se

como con

en

papel

especula con la sangre de los hombres ,

otra.

¡Malhadado

en que

baja del papel. Cuando un gobierno ve salir fal- sas todas sus promesas, y siente vacilar el suelo que pisa , no pudienclo contar aun las horas de su existencia: cuando la propiedad ve arrebatar sus frutos: cuando se aumentan los motines en Espa- ña, y todo es confusión y desorden, ¿para qué buscar otros motivos de la baja del papel?

La Gaceta

de

Madrid

saliendo

de

su

paso:

grave y mesurada hasta ahora , hoy aparece fes-

tiva , animada y vehemente. ¡Qué

za délo s sucesos! La brillante victoria de Espar- tero ha producido este cambio. "Ahora, ahora, dice la Gaceta: ahora que han cesado los in- convenientes del invierno: ahora que se hallan en línea los cuerpos auxiliares: ahora que nues-

tras tropas

lo (pie son capaces los soldados de Isabel.» Estupefactos y sin sangre nos hubiera dejado la Filípica gacetil , an o haber visto (pie ahora, con tantos y tan buenos elementos; con el invierno acabado , con los auxiliares en línea, con los co- piosos refuerzos, ect. ect.; se ha visto obligado Córdoba á encerrarse de nuevo en sus acantona- mientos , después de batidas con ignominia las fuerzas que habia destacado; tomada la plaza y castillo deLequeitio; multiplicados los triunfos de Cataluña, y aumentadas nuestras fuerzas en Ara- gón y Galicia.

eficaz es la

fuer-

van á recibir refuerzos , se verá de

las fuerzas de un bruto

secha !

ó

los trances

de

una

co-

un papel casi muerto , aplicando la tea de la revolu-

ción

especulación ventajosa, haciendo llorar á mil ma-

dres

de sus idolatrados objetos, como quien vé romper

una palanca para

incitará

po de sangre., para que unos cuantos especulado-

res

que compraron equivocados ? Se dirá á los

avanzad; verted vuestra sangre; vo-

puedan vender con ventajas el

Y¿ aun se

dias

á

y

de

las

mil

á

la

fronteras

de un

estado,

vieron

ó

lograr

¡os

una

esposas, que

los

bolsa

acabar

rieguen

descubrir un tesoro

generales

á

que

papel

soldados:

lad

á

la

muerte;

pronto ; al instante ; poique

En el estamento de procuradores sesión del a6

Ya hemos visto en pocos añosimpnlsar el curso de

se da cuenta de un oficio, en que Mendizabal le comunica : que S. M. no puede recibir la

comisión encargada de poner en sus manos la

lista de los candidatos para la presidencia , y que

se le remita la propuesta para resolver lo con-

veniente. Las listas fueron : el nombramiento re-

cayó en el procurador González (bellísima cria-

tura): el estamento queda enterado: toma posesión

el cam-

González, y propone que se den las gracias

al señor Isturiz por el acierto con que ha desem-

peñado la interinidad de su cargo ; ¡ buen comen-

zamiento! La primera proposición un despropósito.

¿ Este hombre de Dios quiere que una corporación

tan grave , tan sabia , tan circunspecta sea incon-

el papel

el papel baja, y si no mueren algunos espauuica

y si no mueren algunos españoles

baja,

¡ la u

s ,- ; ,v C ,

entre esas peñas, nuestra especulación va á ser ¡ sediente desde el primer paso de su carrera le- fallida. c Oué importa que una madre arrastre lu- | gislativa.? Despojan á Isturiz de la presidencia, y

rxi'»iil<w¡n?t

v:i

á

se r

tos, ni una esposa gima en medio de seis hoér- j se pretende tributarle gracias por su acertado des-

fama, si los vales no consolidados se han puesto

al 20? ¿Para qué correr tras de imaginarias cau- j gracias (es S. S. a muy opuesto á todo género de

sas

cion de la guerra por el rigor del invierno , cuan- I decreta las gracias por una inmensa mayoría. Que-

dó zanjado "este gravísimo negocio, y se levantó la

producen 0 El valor del papel, ó lo que es lo mis- sesión por haber declarado el presidente, que no

asunto alguno sobre que se pudiera tratar,

i. a ,

quince

el

rao

habilidad de su existencia . y garantías que bajo

votos) ; pero el estamento desecha la demanda , y

j empeño. Florez Calderón, se opone al voto de

de la

baja del papel,

y atribuirla a la paraliza- j

do tenemos á la vista motivos harto fuertes que la

su

el

crédito de

imperio

tiene

un

ia

«.-bienio

propiedad,

se tunda en !a pro-

la seguridad

y

el

habia

En

numero

antecedente,

pág.

2. a , léase

col.

orden.

lín. 3a,

donde dice: quince

de Mayo,

Reconocido este principio incontestable, no hav

de

Marzo.

para

qué

ir mas

alia

á

buscar

las

causas

de

la

 

EN

LA

IMPRENTA

REAL.