Вы находитесь на странице: 1из 11
S emana 3 D inámica De G rupoS u niDaD iV. L aS F uerzaS
S emana 3 D inámica De G rupoS u niDaD iV. L aS F uerzaS

Semana 3 Dinámica De GrupoS

uniDaD iV.

LaS FuerzaS DeL Grupo

Material compilado con fines académicos, se prohíbe su reproducción total o parcial sin la autorización de cada autor.

Material compilado con fines académicos, se prohíbe su reproducción total o parcial sin la autorización de
Material compilado con fines académicos, se prohíbe su reproducción total o parcial sin la autorización de
Material compilado con fines académicos, se prohíbe su reproducción total o parcial sin la autorización de
Material compilado con fines académicos, se prohíbe su reproducción total o parcial sin la autorización de

4. Las fuerzas del grupo

A manera de recapitulación, ¿qué es la dinámica de grupos? Según Knowles (1962), es el conjunto de fuerzas que se generan en los grupos desde su creación y que tienen la total influencia en la manera en que el grupo se comporta. Para el mismo autor, esas fuerzas están relacionadas con:

acción, movimiento, cambio, interacción, reacción y transformación. Pueden experimentarse de manera individual o de manera colectiva. La unión de dichas fuerzas genera la dinámica del grupo. A continuación revisaremos otro estilo de fuerzas que también tienen repercusiones en la forma en que el grupo se comporta. No olvidemos que todas las fuerzas están interrelacionadas y que cuando una fuerza sufre algún cambio, el resto también puede tener consecuencias.

4.1 Procesos afectivos: atmósfera, necesidades y clima emocional.

Antes de adentrarnos a los procesos afectivos, primero habrá que adentrarnos en los conceptos de afectos, estado de ánimo y emociones. Para William James (1884), la experiencia afectiva son todas esas cosas que sentimos debido a una situación, persona, objeto o suceso y que provocan en nosotros determinadas reacciones

físicas. A esas situaciones se les da una interpretación y a esa sensación se le da un nombre. Aunque son conceptos relacionados, hay algunas diferencias entre ellos:

● Afecto: sensaciones que involucran muchos tipos de experiencias afectivas, que van desde los estados de ánimo hasta las emociones (Ashforth y Humphrey, 1995).

● Estado de ánimo: reacciones afectivas débiles y estables, que perduran por más tiempo. No

está relacionado con un evento afectivo en particular. ● Emoción: reacciones intensas afectivas y que no perduran por mucho tiempo. Están relacionadas con un estímulo en particular que las provocan. En estudios más recientes se encontró que no cualquier situación genera en nosotros algún estado afectivo. Únicamente aquellos eventos que tienen cierto nivel de significancia son los que generan cambios en las emociones (Weiss y Crompanzano, 1996). Posteriormente, se realizaron otros estudios en los que se quiso encontrar la influencia afectiva de personas dentro de un mismo grupo, a lo que se denominó el afecto grupal (Barsade, 2003). Uno de los grupos estudiados fue dentro del ámbito laboral. Las emociones pueden desencadenar ciertos comportamientos en los miembros de los grupos, ya que tienen gran influencia en los procesos cognitivos de las personas. Finalmente, es importante mencionar que según diferentes autores, existen cuatro emociones básicas con una base fisiológica y adaptativa: miedo, rabia, alegría y tristeza (Kemper, 1984).

Los procesos afectivos Según el autor Ashkanasy (2003), en su estudio de experiencias afectivas en los grupos, específicamente en una organización, encontró que existen varios niveles o fases dentro del proceso afectivo del individuo que está interactuando en algún grupo.

2

que existen varios niveles o fases dentro del proceso afectivo del individuo que está interactuando en

1.

Fase intrapersonal: cuando aparecen los signos y síntomas fisiológicos y neurofisiológicos por

estar en contacto con determinadas emociones o estados de ánimo. Por ejemplo: una persona

que acaba de recibir la noticia de un incremento de sueldo, puede sentir que su corazón late más rápido, sus manos pueden empezar a sudar y el ritmo de su respiración aumenta. La persona se siente extremadamente alegre por las noticias. 2. Fase interpersonal: los rasgos de personalidad determinan la manera de demostrar las emociones sentidas en la fase anterior. Dicho proceso depende de la manera en que la persona tiene desarrollada su inteligencia emocional. La inteligencia emocional es el conjunto de habilidades de autocontrol, asertividad, capacidad y motivación para saber expresar las emociones de una manera adecuada (Goleman, 1997). Por ejemplo: esa misma persona que recibió la noticia de su aumento puede reaccionar maduramente a pesar de su extrema alegría, agradecer y sonreír, o podría gritar de emoción descontroladamente ante dicha noticia. Dependerá de cómo haya aprendido a manejar sus emociones desde pequeño.

3. Fase de interacción: la cual se da una vez que la persona se encuentra dentro de un grupo, ya

que es una fase relacional. La persona puede compartir con otros miembros su estado afectivo, el cual puede comenzar a esparcirse en los diferentes niveles grupales. En esta fase, intervienen

los procesos cognitivos, incluye la percepción y comunicación de las experiencias afectivas. Dichos procesos cognitivos los revisaremos más adelante en esta unidad.

4. Fase grupal o de equipo: se da una vez que existe un intercambio de experiencias afectivas

entre los miembros del grupo. Como resultado de este intercambio se genera el clima emocional (estado de ánimo colectivo asociado al trabajo, la organización y a los grupos en general).

Entonces, este clima emocional se desarrolla a través del intercambio afectivo de los elementos, el estado de ánimo general y suma de la inteligencia emocional colectiva. La inteligencia emocional colectiva o generalizada, va más allá de la inteligencia emocional individual, ya que es la forma en que sus miembros interactúan entre sí, toman decisiones y responden a otros grupos dentro de la organización.

5. Fase organizacional: la cual aplica para grupos laborales y se expresa de diferente manera

para los distintos niveles jerárquicos. En los niveles inferiores, las situaciones grupales y el clima emocional es experimentado personalmente y cara a cara entre todos los compañeros, por lo que es más sencillo detectar las connotaciones neurofisiológicas que vienen con las emociones de los integrantes. A nivel superior o de dirección es un poco más complicada la interpretación y vivencia del clima emocional, debido a que tiende a haber poca interacción con el resto del equipo (salvo algunas excepciones), sin embargo ellos tienden a tener un poco más de estabilidad en la expresión de sus estados afectivos. En resumen, se encontró que dichas fases provocan cierto comportamiento y actitud por parte de los miembros del grupo y en consecuencia, el clima emocional del grupo también se ve afectado. No está de más mencionar que este proceso puede generarse de igual manera a nivel individual, cuando la persona no está interactuando en ningún grupo en ese momento. Simplemente el

proceso puede detenerse en la fase intrapersonal o interpersonal (si es que la persona ya se encuentra en contacto con otra en ese instante y requiere generar dicho contacto afectivo e interacción).

3

ya se encuentra en contacto con otra en ese instante y requiere generar dicho contacto afectivo
ya se encuentra en contacto con otra en ese instante y requiere generar dicho contacto afectivo

Necesidades y los Estados Afectivos

Como se ha hablado anteriormente, Abraham Maslow, nos enseñó acerca de las necesidades dentro de la naturaleza humana. Dichas necesidades las explicó en su pirámide:

1. Necesidad fisiológicas: requisitos básicos del cuerpo como el alimento, el agua, el abrigo,

el descanso y el sueño. Un grupo requiere contar con dichos recursos básicos antes de poder continuar satisfaciendo el resto.

2. Necesidad de seguridad: requisitos de estar a salvo tanto de lesiones físicas como emocionales.

La formación de un grupo puede tener esta necesidad como objetivo principal, en la que estar todos juntos genera esa seguridad que requieren.

3. Necesidad social: necesidad de sentir amor, pertenencia y afiliación con los demás. Un grupo

puede brindar los recursos para cubrir esta necesidad, ya que cuando se genera una cohesión grupal, existe un sentido de pertenencia para con el grupo.

4. Necesidad de estima: necesidad de sentirse valioso por sí mismo y por los demás. El grupo

puede brindar a la persona este recurso, ya que al ser aceptado y valorado, esta necesidad de estima se cubre.

5. Necesidad de autorrealización: deseo de una constante actualización personal y desarrollo

de sus potencialidades. Si el grupo impulsa a sus individuos, después de cubrir las necesidades anteriores, entonces pueden llegar a una autorrealización generando que esta necesidad sea el objetivo principal. Los estados afectivos también van de la mano con las necesidades, debido a que cuando surge una necesidad, se detona en nosotros también ciertas emociones que se apaciguan conforme logramos saciarlas. El ser humano, tal como ya se habló anteriormente, tiene una necesidad emocional o de afecto, que nos lleva a volvernos miembros de determinados grupos. Estando dentro, esa misma necesidad de afecto nos lleva a tener un comportamiento de adaptación para que podamos relacionarnos con los demás de manera sana y asertiva. Entonces, tener una necesidad genera estados afectivos incómodos o desagradables, que cuando se llegan a cubrir, entonces los estados afectivos se vuelven placenteros y satisfactorios.

Clima emocional El clima emocional es formado por las emociones colectivas generadas en un grupo de relevancia. Las emociones no son las vivenciadas únicamente por uno de los integrantes, sino que son las que predominan en el entorno social. Dichas emociones también son denominadas sociotrópicas (Páez, Ruiz, Gailly, Kornblit y cols. 1996). Por otra parte, el clima emocional no depende únicamente de la sumatoria de las emociones percibidas a nivel individual, sino de los factores agregados al grupo, como sus condiciones actuales, la carencia o presencia de necesidades, la percepción de estabilidad o inestabilidad del entorno social en el que el grupo se encuentra inmerso, actitudes por parte de los miembros, etc. Entonces, las emociones, sumadas a las representaciones sociales, la visión futura, los objetivos y las regulaciones, son las que generan el clima emocional (De Rivera, 1992).

4

la visión futura, los objetivos y las regulaciones, son las que generan el clima emocional (De

4.2

Los cambios.

Antes de hablar del concepto de cambio, es necesario regresarnos un poco a las bases de la naturaleza de los grupos. Los grupos se conforman, no sólo por medio de la integración de miembros, sino también por el compromiso que se genera y la cooperación para sacar a todos adelante. La supervivencia se basa en eso, ya que todos necesitamos de todos para poder alcanzar nuestros objetivos. Precisamente por esa interacción entre la gente, existen muchas variables que pueden generar desequilibrios en el grupo y esos desequilibrios pueden llegar a causar conflictos. Por ejemplo,

cuando no hay una correcta distribución de las responsabilidades, esfuerzos y ayuda. Ese conflicto que se presenta, forzosamente generará un cambio en al menos un integrante del grupo y a forma de cadena de eventos, en el grupo también (González, y Barrull, S/F). Entonces, ¿qué es el cambio? Según la Real Academia Española el cambio es aquel proceso en el que un objeto, persona, evento o grupo, pasa de determinado estado a otro diferente. Como antecedente, Kurt Lewin habló en su teoría del campo que toda conducta de un individuo, la entiende como el cambio del estado de un campo (espacio vital) en determinado periodo de tiempo. El espacio vital estará compuesto por todo lo que tenga existencia para la persona o grupo. Todas las partes que conforman al espacio vital son interdependientes, ya que de existir una modificación en el estado de alguna de ellas genera cambios en el resto y modifica estructuralmente el espacio vital. Estos cambios en el espacio vital también son considerados crisis, y los grupos pueden tener un comportamiento de atracción o rechazo al mismo (Bianchi,

2007).

Recordemos que los cambios, dependiendo de su naturaleza, pueden ser percibidos como positivos o negativos y esa denominación tiene una connotación subjetiva por cada uno de los miembros del grupo. Según la psicóloga social Ruth Teubal en su trabajo de factores de cambio en los grupos para una intervención, los elementos que propician cambios en los grupos son:

● Sentimiento de Pertenencia: cuando un grupo carece de ella y de pronto la comienza a generar,

el cambio que se realiza gira entorno a la generación de una identidad colectiva para el alcance de los objetivos. El efecto puede ser a la inversa también.

● Provisión: se propicia cuando existen situaciones externas que afectan la integridad del grupo. Los miembros del grupo requieren ser conscientes de las nuevas necesidades generadas y tratar de cubrir las demandas mínimas. En ese sentido, el grupo también puede optar por apoyar a otros grupos que también fueron afectados. Por ejemplo: pérdida de empleo, algún desastre natural, pérdida de la vivienda, muerte, etc.

● Reajuste de metas o expectativas: cuando externamente al grupo existen nuevas situaciones

que provocan que internamente se desee realizar el mismo reajuste. Por ejemplo: una pareja que no puede tener hijos, al ver a otra pareja que está esperando un bebé, decide adoptar cambiando así su situación actual.

● Desprenderse de los prejuicios: cuando existe algún conflicto, los elementos involucrados dan su punto de vista lógico provocando que el resto de los elementos abran los ojos ante dicha

5

elementos involucrados dan su punto de vista lógico provocando que el resto de los elementos abran
elementos involucrados dan su punto de vista lógico provocando que el resto de los elementos abran

realidad que no conocían. Si es pertinente, entonces su juicio previo se confirma, se modifica o se descarta.

● Empatía ante las problemáticas: genera que el ambiente sea menos tenso cuando los miembros del grupo se percatan que no son los únicos con problemáticas. Otros ejemplos de factores que generan cambios en los grupos:

● La propia evolución natural del grupo.

● Fortalecimiento personal o colectivo.

● Cumplimiento de los objetivos o reestructuración de los mismos.

● Toma de conciencia del estado actual (insight grupal).

● Ingreso de nuevos elementos al grupo o salida de viejos elementos.

● Conflictos dentro del grupo y fuera de él.

● La comunicación y barreras en la misma.

● Economía de la ciudad o país en el que se encuentra el grupo.

● Incorporación de nuevas reglas, normas o políticas al grupo.

● Presión del grupo sobre algunos integrantes (violencia simbólica).

● Formación o pérdida de la cohesión grupal.

Entre muchos otros factores que generan que la situación actual del grupo y de la de sus miembros se vea modificada y que por lo tanto, provocan estrés en el grupo. Ahora bien, es imposible que un grupo no sufra ningún cambio. De hecho, ninguna persona está libre de eso. Por tal motivo, es importante que los miembros de un grupo generen habilidades que les ayuden a la adaptación a los mismos. Los factores que ayudan a que los miembros de los grupos afronten los cambios son:

● Conciencia ante el cambio.

● Motivación de encontrar lo positivo ante la situación.

● Voluntad para realizar un plan de acción para mejorar ante el cambio.

● Tener inteligencia emocional colectiva.

● Tener buena comunicación y demostrar empatía y apoyo.

● Desarrollar resiliencia (capacidad de volver a su estructura original después de haber atravesado

por alguna crisis que la deformó). Te invitamos a revisar el siguiente video que te hablará acerca de los factores de crisis que pueden vivir los grupos y la adaptabilidad a los cambios:

pueden vivir los grupos y la adaptabilidad a los cambios: Visita la plataforma para ver el

Visita la plataforma para ver el video relacionado

Resiliencia Fesiunam. [Resiliencia Fesiunam]. (2014, Agosto 25). 10 CONGRESO RESILIENCIA MEXICO 2014. Recuperado de: https://youtu.be/5CIbyRBEIFE

4.3 Supuestos básicos de Bion: mecanismos defensivos.

Tal como se habló en el bloque 1, Wilfred Ruprecht Bion enfocó una parte de su trabajo hacia los pequeños. Consideraba al grupo como una entidad bien organizada, con cualidades de

6

una parte de su trabajo hacia los pequeños. Consideraba al grupo como una entidad bien organizada,

cooperación y que los estados emocionales que predominan en cada uno de los integrantes, tienen gran influencia en los estados emocionales de sus compañeros (Arnaiz e Isus, 1995). Por otra parte, Bion especificó que la actividad y funcionamiento del grupo necesita estar

orientada hacia la realidad del grupos, debe tener principios y normas, debe existir un equilibrio en la distribución de los roles y las tareas y deben existir modos y sistemas de comunicación eficientes (Instituto Ananda, 2012). Asimismo, habló que dicho funcionamiento cuenta con tres fases o modalidades que aparecen cuando el trabajo grupal no satisface las necesidades individuales. Esas fases son el ejemplo del conflicto que se presenta por la disonancia entre tener autonomía individual y la necesidad de pertenecer a un grupo (Instituto Ananda, 2012). Esas modalidades son:

1. Dependencia: en donde el poder y la autoridad del líder se sobreponen a la voluntad individual

de los miembros y ellos creen y hacen lo que el líder les indica.

2. Ataque-fuga: en donde surgen los mecanismos defensivos y el individuo entra en una lucha, conflicto y contra dependencia hacia la autoridad o hacia el líder.

3. Emparejamiento: se genera una vinculación afectiva entre los individuos. El líder motiva a los

miembros del grupo a formar pequeños grupos, para que puedan hablar acerca de sus problemas concretos y para que puedan hablar y resolver sus insatisfacciones individuales. Ahora nos adentraremos en la fase de ataque-fuga. Cuando las normas y los roles no quedan

explícitos ni concretos desde un inicio de la formación del grupo, los niveles de tensión aumentan

y los conflictos entre los miembros comienzan a aflorar. Empieza a haber un clima emocional de

frustración y descontento que puede llegar a provocar agresividad y hasta violencia. Entonces surgen los mecanismos de defensa (Sica, C, S/F). Por ejemplo:

● Negación de la figura de autoridad.

● Inhibición de la atención hacia las normas.

● Resistencia a la distribución de los roles.

● Idealización de las circunstancias externas.

● Huida de las tareas o hasta del propio grupo.

Estos mecanismos defensivos se superan, una vez que el grupo atraviesa de dicha fase a la fase de emparejamiento, en la que se genera una nueva vinculación afectiva entre todos los miembros, cuando establecen una comunicación efectiva en la que expresan sus insatisfacciones y pueden encontrar un punto de acuerdo para resolverlos.

4.4 La comunicación verbal y no verbal: Barreras de la comunicación.

La comunicación es aquel proceso en el que se envía y se recibe información, por medio del

lenguaje. Existen dos tipos de comunicación: verbal (oral y escrita) y no verbal (lenguaje corporal

y gestual) (Hernández, A. S/F).

Cuando nos referimos a la comunicación verbal oral, estamos refiriéndonos que emitimos sonidos (palabras), para transmitir el mensaje que deseamos. En la comunicación verbal escrita, ocupamos diferentes tipos de medios para escribir y expresar dichas palabras. La comunicación verbal cuenta generalmente con algunas de las siguientes características:

7

y expresar dichas palabras. La comunicación verbal cuenta generalmente con algunas de las siguientes características: 7
y expresar dichas palabras. La comunicación verbal cuenta generalmente con algunas de las siguientes características: 7

● Es casi siempre informal

● Hay repetición de palabras

● Involucra lenguaje verbal y no verbal

● Es dinámica

● Rompe la sintaxis

● Es espontánea en la mayoría de las ocasiones

● Utiliza modismos, dichos, refranes, etc.

● Tiene un emisor y un receptor

La comunicación no verbal se realiza a través de ciertas señas o signos que no involucran palabras escritas o habladas. Por ejemplo, a través del lenguaje corporal en una conversación, o lo que se trata de enseñar a través de imágenes o elementos visuales. Sea cual sea el estilo de comunicación, esta tiene varios propósitos:

1. Persuadir: para influir sobre alguien o alguna situación.

2. Informar: dar a conocer cierta información.

3. Comprender: compartir y entender la información que se transmite o se recibe.

El proceso de comunicación se puede observar en el siguiente esquema:

RUIDO CANAL TRANSMISOR 1. Recepción del mensaje 2. Decifrador del mensaje 3. Dar signi cado
RUIDO
CANAL TRANSMISOR
1.
Recepción del mensaje
2.
Decifrador del mensaje
3. Dar signi cado al mensaje
4. Codi cador del mensaje
5. Retroalimentar el mensaje

Persona 2

cador del mensaje 5. Retroalimentar el mensaje Persona 2 1. Generador del mensaje 2. Decifrar el
1. Generador del mensaje 2. Decifrar el mensaje 3. Codi car el mensaje 4. Envío
1. Generador del mensaje
2. Decifrar el mensaje
3. Codi car el mensaje
4. Envío del mensaje

Persona 1

CANAL DE RETROALIMENTACIÓN RUIDO RUIDO
CANAL DE
RETROALIMENTACIÓN
RUIDO
RUIDO

(Esquema basado del Libro Comunícate, Verderber, R., 1999)

En el proceso de comunicación pueden existir barreras o interferencias que provocan que el mensaje no sea enviado o no sea recibido con la intención original. Las consecuencias de dichas

barreras se pueden ver, específicamente hablando de los grupos, en los conflictos que se generan entre el líder y los miembros, o entre los miembros respectivamente. Barreras en la comunicación (Quijada y Torres, S/F):

● Barreras físicas o ambientales: son las más frecuentes, ya que son las que se generan en el

ambiente que rodea a las personas que quieren o intentan comunicarse. Así también, son las más sencillas de eliminar, eligiendo un lugar tranquilo para poder conversar. También se pueden

8

también, son las más sencillas de eliminar, eligiendo un lugar tranquilo para poder conversar. También se

presentar debido a la incomodidad física como el tener frío, calor, estar mal sentado, estar cansado, etc.

● Barreras semánticas: se presentan cuando se utilizan idiomas diferentes, o por equivocación, se utilizan erróneamente las terminologías. También se pueden presentar cuando se usa un lenguaje muy especializado o técnico.

● Barreras psicológicas (personales): se generan por medio de los hábitos, valores, prejuicios y tipo de personalidad tanto del emisor como del receptor.

● Barreras de estilos verbales: se presentan cuando hay diferencia en el estilo de comunicarse,

como la velocidad, el volumen del tono, e incluso el estilo de palabras que se tiende a utilizar.

● Barreras interpersonales: que se da generalmente cuando existe un conflicto previo y provoca

que las personas generen suposiciones incorrectas o predisposiciones. Como ya se mencionó anteriormente, los procesos de los grupos dependen mucho de una comunicación eficiente y cuando esta no se da en su totalidad, se pueden generar conflictos que pueden culminar en la disminución de la cohesión grupal hasta la desintegración del grupo.

Te pedimos revisar el siguiente video que habla un poco más a detalle acerca de las barreras de

la comunicación:

4.5 Poder y autoridad en el grupo.

El poder es la capacidad de una persona o de un grupo de personas para influir en las opiniones

o acciones de otras personas o de otros grupos, incluso en sucesos determinados ejerciendo

presión sobre ellos. Una persona con poder, también tiene la capacidad de modificar el comportamiento de los miembros de su grupo. Una persona poderosa puede realizar cierta toma de decisiones, inducir al grupo, tener dominio sobre él y encaminarlo hacia determinada dirección. Para Friedrich, el poder es la relación que se establece entre los que mandan y los que obedecen. Para Hobbes, previo a esto, definió el poder como aquella característica de una persona quien

cuenta con los recursos o medios para garantizar su futuro. Finalmente, para Burdeau (Juan XXIII, 1976), el poder es una energía social destinada a la concretización de una idea o un programa destinado al bien común. Entonces, de acuerdo a todos los estudios respecto al poder, se puede concluir que se trata del conjunto de condiciones sociales que permiten que los miembros de un grupo cuenten con un desarrollo pleno (Cea, 1989). Asimismo, existen dos tipos de poder:

● Poder potencial: la persona tiene el poder por mandato.

● Poder real: la persona ejecuta acciones debido al poder que tiene, es decir, lo ejerce.

Por su parte, la autoridad se define como el derecho propio de una persona, en algún nivel

jerárquico, a ejercer con libertad en la toma de decisiones que afectan a otras personas, induce

a un verdadero liderazgo y propicia a que el grupo siga las normas delimitadas. La autoridad es una fuerza moral que estará encargada de la regulación de la voluntad de su grupo.

9

normas delimitadas. La autoridad es una fuerza moral que estará encargada de la regulación de la
normas delimitadas. La autoridad es una fuerza moral que estará encargada de la regulación de la

La autoridad surge, según Max Weber, a partir de la tradición (cuando el liderazgo pasa la antorcha de generación en generación), el carisma (cuando el líder se gana a su grupo por su empatía, personalidad y competencias) y la legalidad (cuando democráticamente, una persona es elegida como representante del grupo). Asimismo, la autoridad es una característica o cualidad que tiene la persona al frente, es decir, del líder. El líder tiene una perspectiva positiva respecto la influencia que posee, ya que no se

trata únicamente de la fuerza material o posicional, sino del carácter moral que lo lleva a guiar

a su grupo adecuadamente y con reglas para la consecución de los objetivos (Cea, 1989).

La diferencia entre autoridad y poder, es que la autoridad es delegada y legítima, además de tener una índole ético, moral y normativo, y el poder, lo puede adquirir quien sea que tenga las cualidades para ser un líder sin importar el rango jerárquico y que posee la fuerza y los recursos para poder estar al mando de cierto grupo. Para la dinámica de grupos, es importante realizar la diferencia entre poder y autoridad, ya que la manera en como el grupo es encaminado por su líder, es la forma en que sus objetivos serán llevados a cabo: por mera voluntad o con normatividad. Estos factores también son fuerzas que determinan las características y procesos de los grupos.

determinan las características y procesos de los grupos. Visita la plataforma para ver el video relacionado

Visita la plataforma para ver el video relacionado

Leticia Castañeda. [Leticia Castañeda.]. (2014, Noviembre 14). Barreras de la comunicación. Recuperado de: https://youtu.be/vVHoPa3Lvo8

4.6 Juego de fuerzas

Ahora que ya fueron revisados muchos tipos de fuerzas que tienen consecuencias en la manera en el que el grupo se comporta y desenvuelve, pondremos las piezas juntas y revisaremos unos aspectos finales respecto a la dinámica de las fuerzas.

Tal como se revisó con el autor Bion (1963), la persona genera ciertas representaciones respecto

a la realidad en la que vive y se desenvuelve. Esto no deja de lado su convivencia en los grupos.

La percepción individual acerca de la relación que tiene con las diferentes fuerzas grupales, va a desencadenar en el individuo cierto comportamiento que ayudará o dificultará su adaptación al grupo: su convivencia con otros miembros, su convivencia con el líder, los estilos de comunicación que manejan, los métodos de resolución de conflictos, la adaptación a los cambios, etc. Dichas fuerzas funcionan a través de diferentes campos y operan de manera continua, interrelacionada y cíclica (Alzueta, 2015):

● En relación con la autoridad. El sujeto tendrá determinado comportamiento por la manera en

que percibe el liderazgo y autoridad en su grupo.

● En relación con las normas y reglas. El sujeto va a comportarse de acuerdo a su forma de seguir

las normas del grupo.

● En relación con sus pares. El sujeto se comportará de acuerdo a la calidad en los vínculos fraternos generados entre los miembros.

10

sus pares. El sujeto se comportará de acuerdo a la calidad en los vínculos fraternos generados

Finalmente, si una persona tiene cierta percepción en cualquiera de dichos campos que le genera un conflicto dentro de su desenvolvimiento en el grupo, entonces cualquier fuerza que se aplique dentro de él, le provocará problemas de adaptabilidad. Entonces, podemos concluir que una fuerza por sí misma puede desencadenar una serie de comportamientos dentro del grupo, pero en sí, todas las fuerzas están interrelacionadas y se afectan unas a las otras. De ahí el nombre de juego de fuerzas. Alzueta, M. (2015). Terapia de Grupo. Fuerzas Grupales. Instituto Ananda, Pamplona España.

11

nombre de juego de fuerzas. Alzueta, M. (2015). Terapia de Grupo. Fuerzas Grupales. Instituto Ananda, Pamplona
nombre de juego de fuerzas. Alzueta, M. (2015). Terapia de Grupo. Fuerzas Grupales. Instituto Ananda, Pamplona