Вы находитесь на странице: 1из 3

Naiara Molina Prados hace muchos años que se interesó por el Quijote

y ahora es toda una experta profesional en esta obra. En esta


entrevista, realizada con motivos educativos, por el hecho de que hoy
es 23 de abril de 2010 y hace 394 años se dió la muerte de nuestro
querido Miguel de Cervantes, tendremos la oportunidad de resolver
nuestras dudas.

Señora Molina, le agradecemos su asistencia a la entrevista y


concedernos la oportunidad de aclarar nuestras cuestiones con vuestra
ayuda.

Gracias a ustedes, por interesarse por la obra y querer que los estudiantes también lo
hagan. Por llevar la obra hasta los mas jóvenes. Espero poder serviros de ayuda.

¿Podría hablarnos sobre la estructura del Quijote?

Claro.La obra consta de dos partes. La primera se imprimió en Madrid, en casa de Juan
de la Cuesta, a finales de 1604.Salió a la venta en enero de 1605 con numerosas erratas,
por culpa de la celeridad que imponía el contrato de edición. Esta edición se reimprimió;
en el mismo año y en el mismo taller, de forma que hay en realidad dos ediciones de 1605
ligeramente distintas. En 1615 aparecería la segunda parte del Quijote de Cervantes con
el título de El ingenioso caballero don Quixote de la Mancha.

Háblenos de las dos partes.

La primera parte supone un avance considerable en el arte de narrar. Constituye una


ficción de segundo grado, es decir, el personaje influye en los hechos. Lo habitual en los
libros de caballerías hasta entonces era que la acción importaba más que los personajes.
Éstos eran traídos y llevados a antojo, dependiendo de la trama (ficciones de primer
grado). Los hechos, sin embargo, se presentan poco entrelazados entre sí. Están
encajados en una estructura poco homogénea, abigarrada y variada, típicamente
manierista, en la que pueden reconocerse entremeses apenas adaptados, novelas
ejemplares insertadas, discursos, poemas, etc.
La segunda parte es más barroca que manierista. Representa un avance narrativo mucho
mayor de Cervantes en cuanto a la estructura novelística: los hechos se presentan
amalgamados más estrechamente y se trata ya de una ficción de tercer grado. Por
primera vez en una novela europea, el personaje transforma los hechos y al mismo
tiempo es transformado por ellos. Los personajes evolucionan con la acción y no son los
mismos al empezar que al acabar.

¿Tanta fama tuvo y tiene la obra?

Sí, claro. Es una obra de las más destacadas de la literatura española y la literatura
universal, y una de las más traducidas. Tuvo mucha fama en su época y, por supuesto,
también ahora.
¿Cuál es el capítulo con más éxito de la obra?

Casi todos los capítulos tienen muchísimo éxito pero, sin duda, el capítulo en el que Don
Quijote lucha contra los molinos de viento es el capítulo con más éxito. Es bastante
conocido y llama bastante la atencion.

¿Es la obra una protesta contra las novelas de caballería?

Si fiamos de las declaraciones de su autor, fue concebido como invectiva contra


los libros de caballerías ("todo él es una invectiva contra los libros de
caballerías", I, "Prólogo") y ese fue siempre su objetivo principal: "pues no ha
sido otro mi deseo que poner en aborrecimiento de los hombres las fingidas y
disparatadas historias de los libros de caballerías, que, por las de mi verdadero
don Quijote, van ya tropezando, y han de caer del todo, sin duda alguna" (II,
24). Con ello, Cervantes se inscribía en la corriente culta de protestas contra la
"mal aacheda máquina" de los disparates caballerescos, con la diferencia de
que su magistral parodia sí terminaría erradicándolos del panorama literario,
pese a la ingente difusión que los Amadises, Palmerines o Belianises habían
alcanzado durante el XVI.

¿Por qué Miguel de Cervantes hace a Don Quijote un loco?

Más que de un caso de locura, parece tratarse de un procedimiento creativo tendente a


ilustrar literariamente el problema de la realidad y de la ficción. De hecho, Cervantes
plantea con exquisito cuidado cada uno de los acercamientos de don Quijote a la realidad
de Alonso Quijano, de modo que sus continuos equívocos no dependen necesariamente
de la demencia (sí en el caso de la primera venta o de los frailes benitos); al contrario,
suelen caer frecuentemente dentro de la más prosaica verosimilitud: son las
circunstancias (el viento, cuando los molinos; el sol y la lluvia, en el caso del yelmo; la
falta de visibilidad y el estruendo, la vez de los rebaños; la oscuridad y el ruido, si
pensamos en los batanes; etc.), el contexto caballeresco (retablo de maese Pedro,
caballero del Bosque, estancia con los duques), las malas mañas de los demás
(encantamiento de Dulcinea, Clavileño) o el sueño (cueva de Montesinos) los que
traicionan la percepción quijotesca de su entorno, espoleando sus delirios heroicos.

Sabemos que Don Quijote no sol consiste en un viejo hidalgo


enloquecido...

Si el Quijote contuviese sólo la historia de un viejo hidalgo enloquecido por las lecturas
caballerescas, no habría llegado a ser la inmortal novela que es, por genialmente
diseñada y contada que esté. Mucho más allá de los procedimientos y de los juegos de
ingenio descritos, su razón de ser primera estriba en la gran apuesta que su creador hace
por la libertad, entendida en el sentido más complejo y amplio.Cervantes había pasado
cinco largos años de cautiverio en Argel, lo que agudizó, sin duda, su sentido de la
libertad de forma radical, hasta convertirla a sus ojos en el bien más preciado.
Se dice que Cervantes escribió la obra en la cárcel. ¿Cómo saben esto?

Así lo dice en el prólogo de la primera parte: “Se engendró en una cárcel, donde toda
incomodidad tiene su asiento”. Pero quizá es sólo una metáfora del mundo o alude a lo
que le enseñó esa experiencia.

¿Cómo era España cuando se escribe el ‘Quijote’?

A comienzos del siglo XVII (reinado de Felipe III), España está pasando de la grandeza
del imperio a su decadencia: crisis política, económica, militar y espiritual. “Cervantes,
como Don Quijote, es un hombre capturado entre dos mundos, el viejo y el nuevo” (Carlos
Fuentes).

¿Qué lección ética nos da?

La primacía de la ética del esfuerzo sobre la del éxito: “Bien podrán los encantadores
quitarme la ventura, pero el esfuerzo y el ánimo, será imposible”.

Bueno, Naiara. Ha sido una entrevista bastante interesante, gracias por


prestarnos parte de su tiempo. Muchas gracias, espero volver a verla.
Buenas tardes.