Вы находитесь на странице: 1из 2

1.1 LA GEOGRAFÍA DEL MUNDO GRIEGO

La Hélade ocupa la parte meridional de la península Balcánica. Partiendo de allí, los griegos se extendieron hacia oriente y occidente y colonizaron el Mediterráneo. En Grecia hay que distinguir tres zonas geográficas:

- Grecia septentrional (norte). De oeste a este, incluye las regiones del Epiro, zona montañosa y Tesalia, situada en una zona de antiguos lagos y rodeada por los montes Olimpo y Pelión. Más hacia el norte se encuentra la región de Macedonia, que se

introdujo en el mundo griego en los siglos V-IV a.C. Las regiones más septentrionales de Tracia y la península Calcídica pronto fueron colonizadas por los griegos.

- Grecia central. Esta tiene un clima más mediterráneo. La forman de oeste a este, las

regiones de Etolia y Fócida, donde se encuentran el famoso santuario de Delfos y el monte Parnaso; Beocia, con su capital, Tebas, y el Ática, con Atenas como capital. Estas

dos últimas regiones tuvieron una importante identidad histórica. Al oeste, las islas jónicas, como Corcira (Corfú) o Ítaca, sirven de enlace entre Grecia y el sur de Italia; al este, la isla de Eubea se extiende paralela al continente.

- Grecia meridional (sur). Constituida por la península del Peloponeso. Estaba unida

al continente por el istmo de Corinto. El Peloponeso está formado por las regiones de Élide, con la ciudad de Olimpia, donde nacieron los Juegos olímpicos, Acaya, Arcadia, la más montañosa: Mesenia, Laconia, con el río Eurotas y con una cadena montañosa, el Taigeto. Su capital es Esparta. Finalmente, la región de Argólide, próxima al istmo presenta ciudades importantes como Epidauro, centro religioso, Micenas y Argos. También forman parte de la Grecia meridional la isla de Creta, donde se encuentran los restos arqueológicos de los palacios minoicos de Cnosos y Festos; las islas Cícladas (llamadas así porque están dispuestas en forma de círculo κύκλος) al sur del Ática, que son muy rocosas y en su mayoría de origen volcánico; las islas más conocidas son Miconos, Delos y Naxos, entre otras. Por su parte, las islas Espóradas, resultado del hundimiento de diversas montañas, están diseminadas (σπόραδες) entre la Grecia continental y la costa del Asia Menor; Lemnos es la más importante.

La superficie de la Grecia continental está ocupada por montañas de escasa altura, a excepción del Olimpo que alcanza unos 3000 m. Esta zona montañosa dificultaba la comunicación por tierra y favorecía el fraccionamiento político de las diversas regiones de Grecia. Cada región poseía un sistema de economía cerrada y unas leyes peculiares que garantizaban su autonomía. La tierra era poco fértil, a excepción de la llanura de Tesalia, rica en pastos y famosa por la cría de caballo. Se cultivaban viñas y olivos, y algunos árboles frutales. Los cereales eran escasos, por lo que los griegos tenían que importarlos; por contra, exportaban una gran cantidad de aceite de oliva gracias a la abundancia de estos árboles. Respecto de los metales, eran famosas las minas de Laurión, en la región del Ática, y las minas de hierro en Esparta. Los griegos extraían cobre de Chipre e importaban estaño de Europa occidental. La escasez de tierras cultivables y la dificultad de comunicación convirtieron a los griegos en un pueblo marinero y aventurero que practicó el comercio y la colonización por las islas y las zonas costeras del Mediterráneo.

1.2 EL GRIEGO ENTRE LAS LENGUAS INDOEUROPEAS El griego forma parte de las llamadas lenguas indoeuropeas. El concepto de

indoeuropeo corresponde al de una lengua que se hablaba, a finales del Neolítico, en

extensa zona que abarcaba desde la India hasta el oeste de Europa. Del

una

indoeuropeo procede la mayor parte de lenguas de Europa y de buena parte de Asia.

Las lenguas indoeuropeas se clasifican en diversos grupos:

- Indio e iranio.

- Hitita.

- Germánico: sueco, danés, noruego, islandés, inglés, alemán, holandés.

- Itálico: osco, umbro, latín.

- Griego.

- Eslavo y báltico.

- Céltico: gaélico (irlandés, escocés), galés y bretón.

- Otros: armenio, ilirio, albanés, tracio-frigio, tocario.

1.2.1

Los primeros sistemas de escritura.

El ático predominó sobre los otros dialectos, principalmente en los siglos V y VI

La forma más antigua de escritura es la ideográfica, que presenta un símbolo para

cada objeto y para cada idea, tal como hacían los egipcios. Más adelante, esta escritura

se esquematizó de modo progresivo hasta llegar a un sistema de escritura silábico, en

que cada signo gráfico representa una sílaba.

Los griegos de la época micénica usaron un modelo de escritura llamado lineal B,

muy influido por el modelo egipcio. Tenía casi cien signos silábicos y muchos

ideogramas y era empleado únicamente por los escribas.

Fueron los fenicios quienes inventaron un sistema fonético más sencillo, seguido

primero por los griegos, más tarde por los romanos y finalmente los demás pueblos

europeos. Escribían sobre pieles de animales y sobre papiro, materiales que no han

resistido el paso del tiempo. Sin embargo, sí se han conservado las inscripciones

funerarias hechas sobre piedra.

No conocemos con exactitud el momento y el lugar en que los griegos adoptaron el

alfabeto fenicio. Es posible que el cambio comenzara por las islas sometidas al influjo

comercial de los fenicios.

1.2.2 Dialectos del griego antiguo. Evolución hasta el griego moderno.

En el s. VII a. C. la lengua hablada por los griegos presentaba diferentes formas

dialectales. Teniendo en cuenta sus características comunes podemos establecer cuatro

grupos dialectales:

- Arcadio-chipriota: se hablaba en la isla de Chipre y en la región de Arcadia en el

Peloponeso.

- Eólico: Se hablaba en Tesalia, Beocia y en una zona de la costa de Asia Menor.

Famosos poetas de Lesbos como Safo o Alceo usaron este dialecto.

- Dórico y griego del noroeste: se hablaba en el Peloponeso, en el noroeste de Grecia y

en parte de Asia Menor. Píndaro lo empleó en su obra.

- Jónico-ático: es el dialecto propio de las ciudades jonias de Asia Menor, de la

península del Ática y de las islas del Egeo. Es la lengua del teatro (Sófocles), la

historiografía (Tucídides), la filosofía (Platón) y la oratoria (Demóstenes).

a.C., y llegó a una forma de expresión común, κοινὴ διάλεκτος. Este dialecto se

extendió como vehículo de cultura por todo el territorio dominado por los griegos.

La koiné se convirtió en lengua de cultura incluso bajo la dominación romana y en

lengua religiosa para el mundo cristiano. Después de varios acontecimientos históricos

se transformó en el actual griego moderno.

ACTIVIDADES

1) Localiza en el mapa los siguientes lugares:

Grecia peninsular:

EPIRO, TESALIA, MACEDONIA, FÓCIDE (Delfos), BEOCIA (Tebas), ÁTICA (Atenas), ARGÓLIDE (Micenas), ÉLIDE (Olimpia), LACONIA (Esparta), ISTMO DE CORINTO

Grecia insular:

CRETA, EUBEA, DELOS, ÍTACA, RODAS, COS, SAMOS, QUÍOS, LESBOS, LEMNOS.

Otros territorios:

ESMIRNA,

HALICARNASO.

TROYA,

ÉFESO,

MILETO,

PÉRGAMO,

BIZANCIO,

HELESPONTO,

2) Delimita en el mapa las zonas donde se hablaban los cuatro dialectos griegos principales.