Вы находитесь на странице: 1из 2

POLÍTICA ANALÍTICA

Por Juan Fernando Perdomo *

¿HISTORIAS PARALELAS?
He mencionado en otros editoriales que estamos muy extrañados de la situación
de las elecciones a nivel nacional, y se nos olvida cuando se tuvo un escenario
similar en las elecciones de 2004 para elegir al Gobernador de Veracruz.

Me gustaría recordar que ese año los partidos que ahora participaron en Coalición,
también lo hicieron en esa ocasión. El PRI con el Partido Verde (y el Partido
Revolucionario Veracruzano) promoviendo a Fidel Herrera Beltrán; el PAN postuló
a Gerardo Buganza y la Alianza Unidos por Veracruz, conformada por el PRD, el
PT y Convergencia, con su candidato Dante Delgado.

Las elecciones estuvieron muy reñidas. Los resultados otorgados por el Instituto
Electoral Veracruzano dieron el primer lugar al candidato del PRI-Verde con
961,725 votos; seguido por 936,470 sufragios a favor del PAN y posteriormente la
Alianza Unidos por Veracruz con 784,132 votos en pro. Es decir, entre Fidel
Herrera y Gerardo Buganza sólo hubo una distancia de 25,255 votos, o sea, 2.6%.

Los candidatos con menos votos -Dante y Gerardo- presentaron sendas


impugnaciones ante el Tribunal; Sin embargo la gran diferencia es que Dante
Delgado ofreció que, una vez que se emitiera la resolución por parte del Tribunal
Electoral, él respetaría los resultados, situación que no sucedió con el candidato
del PAN, Gerardo Buganza, quien realizó manifestaciones y protestas en plazas
públicas y en medios de comunicación estatales y nacionales.

Así es: Gerardo Buganza, por ejemplo, realizó un mitin en Xalapa acusando al
Gobierno del Estado de meter las manos a favor del PRI. Incluso, en la Cámara de
Diputados la bancada del PAN se declaró en “pié de guerra pacífica”, llamando
“guerreros” a los simpatizantes, para que se reconociera a Gerardo Buganza como
Gobernador. El Dip. Germán Martínez Cázares del PAN explicó que con todas las
actas computadas en su poder (más de 60 mil votos arriba, decía), las cifras les
favorecían en la elección de Gobernador, por lo que se exigiría a los consejos
distritales y al Instituto Electoral Veracruzano abrir las urnas para contabilizar una
por una las actas.

“Que sepa la autoridad electoral que a la nueva mayoría de diputados del PAN no
le va a temblar la mano para sancionar a quien se haga cargo de trampas, de
números falsos y quiera imponer una voluntad distinta a la que dictó en las urnas
el pueblo de Veracruz”, dijo Martínez Cázares.

Por su parte, el presidente Nacional del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, aseguró
que contaban con elementos y pruebas para "tirar" la elección como gobernador
de Herrera Beltrán. Bravo Mena aseguró en entrevista tener pruebas de robo de
urnas y operativos la noche del domingo para alterar resultados en las actas
enviadas al Programa Electoral de Resultados Preliminares (PREP). Precisó tener
lista la estrategia legal de defensa para pelear voto por voto a la coalición
Fidelidad por Veracruz, de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde
Ecologista de México (PVEM) y Revolucionario Veracruzano (PRV).

Más duro, el PAN arremetió de nuevo contra el organismo encargado de los


comicios de la entidad. "Su actuación es pésima, está plegado a las órdenes del
Gobierno del Estado y sujeto completamente a lo que mande el Gobernador
(Miguel Alemán)... además no se basa en los principios de legalidad y certeza que
deben regir a un organismo que se precie de ser autónomo", mencionó Alejandro
Vázquez Cuevas, líder estatal del blanquiazul.

Ese mismo escenario lo vemos ahora… nada más que a la inversa, aunque
todavía no existen los resultados del TRIFE como en el caso de Veracruz, en
donde el PAN y su candidato siguieron desconociendo -y parece que a la fecha lo
siguen haciendo- al Gobernador de Veracruz, ya que Buganza aún se
autoproclama “Gobernador Moral” de los veracruzanos.

He escuchado de “viva voz” a Dante Delgado, Senador electo de la Coalición POR


EL BIEN DE TODOS, mencionar que se buscará por todos los medios lograr
demostrar que esta elección no fue tan limpia y transparente, como se presume,
aunque enfáticamente reconoce la participación ciudadana por la suficientemente
concurrida votación que demuestra el interés del ciudadano en la política de
nuestro País y, en particular, de nuestro estado, pero que respetará la decisión del
TRIFE.

Yo tengo confianza que la Alianza Por el Bien de Todos no actuará ahora, como lo
hizo el PAN en el 2004, ya que la Alianza Unidos por Veracruz, encabezada por
Dante tampoco actuó como el PAN. Sé que respetará los resultados que el
Tribunal Federal Electoral emita, ya que es la instancia indicada para hacerlo y
quien tiene la última palabra.

Si todos sabemos a que tenemos derecho y en que la hemos “regado” aunque a


veces nos hagamos los olvidadizos, ¿Por qué tanto brinco de los Panistas si
confían en su triunfo? O ¿Será que no?

*Juan Fernando Perdomo es egresado del TEC DE MONTERREY


Servidor público, empresario y político ( jperdomo@infosel.net.mx )