Вы находитесь на странице: 1из 67

1

INTRODUCCION.

Palabras para reflexionar

“….son vanas y están plagadas de errores las ciencias que no han nacido del
experimento, madre de toda certidumbre…”
Leonardo Da Vinci

Al analizar estas ideas expresadas mediante códigos llegamos al convencimiento de que


una lectura comprensiva es fundamental para el estudio de las ciencias experimentales o
faticas debido a que mediante ellas es posible la comunicación pura y una forma en la
transmisión de las ideas.

Con este propósito repetiremos algunas palabras de la introducción del Manual de la


UNESCO para la enseñanza de las Ciencias.

“El objetivo perseguido por los hombres de ciencia en todas las regiones del mundo y que
configuran el proceso de investigación científica es nada más que la búsqueda de una
comprensión más completa de los fenómenos que ocurren a nuestro alrededor.

Para que las ciencias se aprendan eficazmente, su enseñanza debe ser experimental. El
mundo dentro, debajo, alrededor y por encima de nosotros en todas las regiones del globo
presenta una interminable variedad de fenómenos aptos para servir de temas de la
enseñanza de las ciencias”

En las páginas de este trabajo de investigación se encontraran algunos de los productos


químicos de uso frecuente en Laboratorios Industriales y Aulas de Enseñanza básica,
media y Superior, compuestos señalados detalladamente tanto en sus características
como manipulación y procedimientos de acción frente a emergencias químicas.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


2

I.- EL LABORATORIO COMO LUGAR FÍSICO.

Se pretende rescatar la idea, de que para realizar una actividad experimental, no


necesariamente se requiere de un ámbito sofisticado.
Pero si en un reducto en el que se pueda realizar una lectura comprensiva de un texto,
que marque el objetivo de mi tarea experimental es más que suficiente.
Por supuesto si se dispone de una instalación ideada para estas actividades, es más que
interesante explayarnos en la interpretación de las señalizaciones que en él encontramos.
Es de recordar que somos una parte biológica del sistema y que a nosotros también nos
exige el cumplimiento de las numerosas Leyes tanto de la Física (puede su masa ser
atraída dolorosamente por la tierra), la Química (requiere que su máquina tenga el
combustible), la Biología (que en sus alvéolos se produzcan los intercambios gaseosos), la
Lengua (que las lecturas sean comprendidas y se pueda producir una comunicación de su
actividad entendible), la Matemáticas (que las horas se suman), etc.
Por lo tanto la primera norma sería preguntarse.

¿Donde estoy? ¿Por qué estoy aquí? ¿Para qué vine a este lugar?

Aquí puedo apreciar:

• Un interruptor del flujo eléctrico para toda la instalación.


• Una palanca de cierre del suministro gaseoso
• Una ducha a pedal y lava ojos
• Caños de diferentes colores
• Recipientes para residuos identificados de diferentes formas o colores
• Extractores de gases
• Mesas amplias de trabajo.
• Buena iluminación natural y artificial.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


3

II.- MATERIAL DE LABORATORIO

Consideramos prudente recordar que los materiales de laboratorio pueden estar


construidos con sustancias de diferentes características pero que sirven a nuestro
propósito.
Las sustancias que con frecuencia se usan en el laboratorio son el vidrio borosilicatado, la
porcelana o cerámica y los metales.
Identificamos como material de laboratorio a todo material que está construido con
sustancias que soportan el tratamiento o que su uso adecuado así lo requiere.
Por lo tanto este material si es de vidrio está construido con paredes finas, o
eventualmente paredes gruesas con llaves o cierres el que debe ser usado con suma
precaución.
El vidrio borosilicatado o Pirex se usa debido a su bajísimo coeficiente de dilatación, pero
tiene otra particularidad, como es la de que al romperse y formar astillas o fracciones
muy cortantes que provocan al distraído operador heridas muy dolorosas. Una de las
hipótesis de esta propiedad es la que sostiene que este vidrio se disuelve el la sangre,
por lo que genera tanto dolor.
Es recomendable que cuando se use este material y especialmente cuando se encuentra
caliente se haga con un trapo o guantes de fibra amiantados o de lana ya que de esta
forma se reducen situaciones de riesgo.
Los metales y los cuerpos cerámicos también deben ser tratados con sumo cuidado en su
uso cotidiano, por su peso y su conductividad del calor.
Hoy están ganando terreno en su uso los plásticos de diferentes composiciones los que
en algunas situaciones se adecuan a nuestros requerimientos operacionales dentro de los
cuales se puede citar los polietilenos, el PVC y el teflón (politetrafluoretileno).
Al usar fibra de vidrio o amianto en cualquier de sus formas comerciales para el uso de
laboratorio es recomendable o imprescindible hacerlo con guantes de fibra y además se
use barbijo.
Recuerde que todo material que se encuentre caliente no debe ser mojado con agua y
cuando se lo coloque sobre el mesón habrá que hacerlo sobre madera o un cartón
colocado a su efecto.
En términos generales se podría hacer una clasificación del material de laboratorio en las
siguientes categorías.
1. Calentable
2. No Calentable
3. Intermedio o de conexión
4. Medición o de comparación
5. Fuentes de calor
Esta clasificación responde a la funcionalidad y frecuencia de su uso en el laboratorio, es
muy importante que se la tenga bien presente que para evitar el deterioro del material y
de este modo no se reducen las posibilidades de compartir con los alumnos/as las
experiencias de la confirmación de teorías o hipótesis como el redescubrir los diferentes
funcionamientos de la naturaleza de la materia.
Así conforme a estas ideas denominamos aparatos al conjunto de materiales que
cumplen funciones complementarias y nos permiten lograr un objetivo determinado.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


4

III.- TRABAJAR SEGURO EN UN LABORATORIO ES UN OBJETIVO


POSIBLE.

El trabajo en un laboratorio de química tiene un común denominador y es la cantidad de


riesgos de accidentes que en ellos existen y que afortunadamente en su gran mayoría
pueden prevenirse.
Hay una serie de riesgos que están presentes en cualquier tipo de laboratorio y los
podemos identificar como:
• Las características de los aparatos y los utensilios que se usan
• Los procesos con temperaturas, combustibles, presiones etc.
• Las propiedades peligrosas de los productos manipulados.

Quienes trabajan en un laboratorio están expuestos a una cantidad de peligrosos


accidentes, muchos de los cuales pueden tener consecuencias muy graves.
Los principales riesgos presentes en los laboratorios son los producidos por:

• Intoxicación por inhalación, absorción o ingestión de sustancias tóxicas.


• Las quemaduras térmicas o químicas.
• Las lesiones en la piel y ojos por contacto con productos químicamente agresivos.
• Cortes con materiales de vidrio u otros objetos de bordes afilados.
• Incendios, explosiones y reacciones violentas.
• Exposiciones a radiaciones perjudiciales.
• El contacto con microorganismos o agentes biológicos.

El trabajador de un laboratorio debe tener conciencia y tender permanente hacia la


seguridad conociendo detalladamente con qué materiales está trabajando, los peligros
que estos plantean, como controlarlos a estos peligros y qué hacer ante una emergencia.
Fundamentalmente deberá reducir la posibilidad de que ocurran accidentes no
corriendo riesgos de ninguna clase.

La ventilación del laboratorio


Los riesgos asociados a la ventilación del laboratorio se pueden resumir en:
• Contaminación ambiental residual y olores.
• Elevadas concentraciones ambientales generadas por derrames, vertidos y fugas
de gases.
• Productos peligrosos que pasen a la atmósfera cuando se manipulan y se realizan
operaciones con ellos.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


5

La prevención adecuada frente a estos riesgos es:

• Ventilación del laboratorio eficaz, independiente del resto de las dependencias.


• Mantenimiento del laboratorio en depresión respecto a las zonas colindantes.
• Circulación del aire del lugar menos contaminado al más contaminado.
• Extracción localizada mediante vitrinas de laboratorio.
• Ventilación de emergencia.

Instalación eléctrica - Aparatos eléctricos.

La instalación eléctrica del laboratorio debe estar diseñada en el proyecto de obra de


acuerdo con el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) y en función de sus
líneas de trabajo, del tipo de instrumental utilizado y teniendo en cuenta las futuras
necesidades del laboratorio. Este aspecto debe ser contemplado en todas las
modificaciones que se realicen. Por otro lado, la incorporación de nuevo instrumental debe
tener en cuenta sus requerimientos eléctricos.

Los conductores deben estar protegidos a lo largo de su recorrido y su sección debe ser
suficiente para evitar caídas de tensión y calentamientos. Las tomas de corriente para
usos generales deben estar en número suficiente y convenientemente distribuidas con el
fin de evitar instalaciones provisionales.

En los locales o zonas donde se trabaje con líquidos inflamables la instalación eléctrica ha
de ser de seguridad aumentada o antideflagrante y debe cumplir las normas específicas.

De entre los distintos aparatos que tienen conexión eléctrica, es recomendable disponer
de líneas específicas para los equipos de alto consumo.
Los riesgos asociados a la utilización de instrumental eléctrico son:

• Electrocución por contacto directo o indirecto, generado por todo aparato que tenga
conexión eléctrica.
• Inflamación o explosión de vapores inflamables por chispas o calentamiento del
aparato eléctrico.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


6

Los consejos para la prevención de riesgos eléctricos son:

• Disponer de un cuadro general, preferiblemente en cada unidad de laboratorio, con


diferenciales y automáticos.
• Disponer de interruptor diferencial adecuado, toma de tierra eficaz e interruptor
automático de tensión (magnetotérmico) disyuntor.
• Distribución con protección (automático omnipolar) en cabeza de derivación.
• Instalar la fuerza y la iluminación por separado, con interruptores.
• Emplear instalaciones entubadas, siendo las > 750 V, rígidas.
• Aplicación del código de colores y grosores.
• No emplear de modo permanente alargaderas y multiconectores (ladrones).
• Mantener las distancias al suelo según las características del local.
• Usar circuitos específicos para aparatos especiales.
• En áreas especiales (húmedas y laboratorios de prácticas) emplear bajo voltaje (24
V), estancos, tapas, etc. Emplear seguridad aumentada para el trabajo de manera
permanente con inflamables.
• Efectuar el mantenimiento adecuado y realizar inspecciones y comprobaciones
periódicas.

Frigoríficos

Deben emplearse frigoríficos de seguridad aumentada cuando se guarden en su interior


sustancias que puedan presentar peligro de inflamación o explosión y antideflagrantes
cuando el frigorífico esté, además, situado en un área con atmósfera inflamable. Aunque
en general no es recomendable, sólo pueden utilizarse frigoríficos domésticos para
guardar productos inertes.
Los frigoríficos presentan riesgos de incendio y explosión/deflagración, cuando se guardan
en su interior productos que pueden desprender vapores inflamables si los frascos que los
contienen no están bien cerrados (ocurre a menudo) o tiene lugar un fallo de corriente que
pueda producir un recalentamiento de algún producto o propiciar la explosión de algún
recipiente. Cualquier chispa del motor (no antiexplosivo) del frigorífico puede producir un
incendio o explosión si hay vapores inflamables en el ambiente del laboratorio en que se
halla ubicado.

Para la prevención de estos riesgos:

• Emplear frigoríficos de seguridad aumentada que no dispongan de instalación


eléctrica interior y, preferiblemente, los especialmente preparados para guardar
productos inflamables que estén homologados (EEX/d/2C/T6).
• No guardar recipientes abiertos o mal tapados en el frigorífico.
• Utilizar recipientes capaces de resistir la sobrepresión interna en caso de
recalentamiento accidental.
• Controlar de modo permanente la temperatura interior del frigorífico.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


7

Antes que nada Seguridad en el diseño y distribución en las instalaciones, como en


cualquier otra área hay normas que rigen en el diseño y la distribución de las instalaciones
de un laboratorio, que permiten garantizar la seguridad de los que en ellos trabajan.

Algunas de estas normas establecen que:

• Las salas destinadas a laboratorios deberán ser amplias, con dos vías de escape
en dos puntos opuestos (puertas que se abren hacia fuera).
• Los pasillos deben ser amplios y tener por lo menos una vía al exterior.
• Las salidas deberán estar permanentemente iluminadas e identificadas con avisos
convencionales.
• Todos los lugares de trabajo deberán contar con una buena iluminación.
• Los sistemas de distribución de electricidad, aire, gas, vapor, agua etc. deberán
cumplir con las normas de bioseguridad correspondientes.
• Deberán instalarse campanas con sistemas de extracción de gases en cantidades
suficientes. Estas campanas deberán remover y extraer polvos, nieblas, vapores y
humos procedentes de las actividades del laboratorio protegiendo así al personal.
• Los pisos deberán ser antideslizantes y resistentes a los ácidos. Además deberán
estar provistos de zócalos sanitarios que favorezcan una fácil y completa limpieza.
• También deberán estar provistos de detectores de humos o focos ígneos.
• Deben instalarse duchas de emergencia, lavaojos, mantas contra incendios,
sistemas rociadores automáticos hidrantes y extintores donde sea necesario y de
acuerdo a las normas vigentes.

Hay que leer la ficha de datos químicos de cada material antes de trabajar con él.
Estas hojas contienen la información detallada sobre las propiedades y constitución de
cada material incluyendo:
• El nombre del material y otros nombres comunes que se usan para designarlo.
• El nombre, la dirección y el teléfono del fabricante y el número de teléfono de
emergencias.
• Ingredientes o componentes peligrosos,
• Los límites seguros de exposición.
• La información que le ayudará a identificar el material, como por ejemplo su olor,
color, apariencia física, etc.
• Información sobre su conducta ante el fuego o explosividad
• Peligros para la salud.
• Síntomas de sobre exposición.
• Información sobre primeros auxilios.
• Condiciones que pueden agravarse con la sobre exposición.
• Información para los derrames y para la limpieza.
• Equipos de protección personal requeridos.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


8

V.- SEÑALIZACIÓN DE LOS PRODUCTOS QUIMICOS.

El trasporte de mercancías peligrosas es en si mismo un riesgo. Para la prevención y la


actuación de los equipos de emergencia los vehículos que transportan mercancías
peligrosas deben llevar los llamados "Paneles Naranja" y los elementos que porten las
sustancias peligrosas "Etiquetas de Peligro".

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


9

V.- FICHAS TECNICAS

CLORURO DE HIDRÓGENO (HCl)

(ACIDO CLORHIDRICO)

1.-CONCENTRACIONES AMBIENTALES PERMISIBLES.-

CHILE:

DECRETO N° 594, ARTÍCULO 61: Las concentraciones ambientales de las sustancias


capaces de causar rápidamente efectos narcóticos, cáusticos o tóxicos, de carácter grave
o fatal, no podrán exceder en ningún momento los límites absolutos siguientes.

CHILE U.S.A.

LÍMITES PERMISIBLES (L.P.), DECRETO Nº 745 Short Term Exposure Limit – Ceiling
( STEL/C )

Límite Permisible Límite Permisible Observaciones


Ponderado Absoluto

p.p.m. mg/m³ mg/m³ p.p.m. mg/m³

5 6 C5

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


10

2.- CONSTANTES FÍSICAS.-

PESO MOLECULAR PUNTO DE

= 36,47 EBULLICION PROPIEDADES

(760 mm Hg)= -85°C - Gas


PESO ESPECIFICO PUNTO DE
PRESION DE SOLUBILIDAD - Incoloro
EN:
(agua= 1) = 1,194 INFLAMACION
(líquido) VAPOR ( en bars ) - Sofocante
= No corresponde
= - Sabor ácido
DENSIDAD DEL TEMPERATURA DE Agua, Ácido
12,62 a –24,4 °C acético, Eter
VAPOR (aire = 1en AUTOINFLAMACION etílico, Acetona,
punto de ebullición) 25,68 a 0,2 °C Cloroformo ,
No presenta Alcohol etílico,
= 1.27 Alcohol metílico.
40,76 a 19,2°C
PUNTO DE FUSION EXPLOSIVIDAD
64,37 a 40 °C
-114°C (% volumen en aire)

No presenta

3.- RESUMEN DE RIESGO Y PRECAUCIONES.-

GRAVEDAD Y TIPO DE INFLAMABILIDAD REACTIVIDAD CON PRECAUCIONES


RIESGO EL AGUA GENERALES
• Moderadamente • No es Estable • Evitar la
peligroso inflamable. normalmente, incluso respiración de este
• Riesgo intermedio en condiciones de gas o de sus
exposición a fuego. nieblas.
• Precaución
• Evitar el contacto
• Irritante , corrosivo
con la piel, los ojos
• Produce irritaciones y y las ropas.
quemaduras cutáneas
• Usar medios
• Gas nocivo e irritante en adecuados de
exposiciones ventilación o
prolongadas o repetidas equipos de
a altas concentraciones. protección
personal.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


11

4.- IDENTIFICACION

N° CAS de identificación SINONIMOS


bibliográfica 7647-01-0
• Ácido clorhídrico
• Ácido muriático
• Acide clorhydryque (Francés)
• Clorure d’hydrogéne (Francés)
• Anhydrous hydrochloric acid (Inglés)
• Hydrochloric acid (Inglés)

• Hydrogen chloride (Inglés)

5.- PROPIEDADES QUIMICAS:

CLORURO DE HIDRÓGENO:

El cloruro de hidrógeno se disuelve en el agua rápidamente en reacción fuertemente


exotérmica ionizándose y formándose entonces el producto que ya se puede denominar
ácido clorhídrico, reservándose el nombre de cloruro de hidrógeno al producto anhidro y
sin ionizar.

En presencia de humedad, los vapores de cloruro de hidrógeno producen abundantes


humos blancos.

El acero, aluminio, cobre y níquel resisten el ataque del cloruro de hidrógeno anhidro a
temperaturas normales. Sin embargo, las soluciones acuosas (ácido clorhídrico) atacan a
la mayor parte de los metales, a excepción de los metales nobles, con desprendimiento de
hidrógeno y formación de cloruros metálicos. Con los metales alcalinos y alcalino-terreos
la reacción del cloruro de hidrógeno es fuertemente exotérmica, pudiendo llegar a ser
explosiva.

El cloruro de hidrógeno es un compuesto muy estable que solamente se disocia en


hidrógeno y cloro a altas temperaturas y en reacción reversible.

El agua oxigenada anhidra es descompuesta por el cloruro de hidrógeno, con


desprendimiento de cloro.

El oxígeno y el flúor descomponen el cloruro de hidrógeno con liberación de cloro en


reacciones exotérmicas que pueden llegar a ser explosivas.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


12

ÁCIDO CLORHÍDRICO (SOLUCIONES ACUOSAS):

El ácido clorhídrico es normalmente estable, sin embargo bajo ciertas condiciones, como
es en presencia de la luz o de algunos catalizadores, se produce un desprendimiento de
cloro.

Ataca a los metales, excepto a los nobles y algunas aleaciones metálicas, con
desprendimiento de hidrógeno, en reacción fuertemente exotérmica.

La aleación que mejor resiste al ataque del ácido clorhídrico, es en primer lugar la formada
por níquel, con un 30% de molibdeno, 15% de cromo y 5% de ferrovanadio. También
resisten bastante bien los aceros al silicio (5.5%), al cobre (6%) y al cromo.

El ácido clorhídrico reacciona con los óxidos metálicos para dar cloruros. Muchos
carbonatos y sulfuros son descompuestos en el correspondiente cloruro y CO2 ó H2S.

En contacto con el ácido clorhídrico concentrado, los carburos de Rubidio y


Cesio se inflaman. El carburo de calcio y el siliciuro de litio reaccionan con
incandescencia.

Con el ácido nítrico, los peróxidos, permanganatos, cromatos y persulfatos se


descomponen con desprendimiento de cloro.

6.- OBTENCION Y USOS

• Se obtiene por reacción del cloruro sódico con ácido sulfúrico en un horno a la
temperatura de 600°C.
• Por el procedimiento Meyer, por reacción entre bisulfito de sodio y cloruro de sodio
a temperaturas comprendidas entre 400 y 800°C.
• Por el procedimiento Hargreaves, reacción exotérmica entre el dióxido de azufre y
el cloruro sódico, en presencia de vapor de agua.
• Por síntesis directa, quemando hidrógeno en atmósfera de cloro. Este
procedimiento puede entrañar riesgo de explosión, si no se ajustan bien todos los
parámetros.
• Como subproducto de la cloración de algunos compuestos orgánicos.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


13

Entre sus usos, se encuentran:

• Uso para el decapado de metales incluyendo el acero inoxidable, el hierro y el


níquel.
• Uso como catalizador o agente clorinador para síntesis química.
• En el tratamiento de metales y operaciones de preparación para galvanoplastía, en
decapado por inmersión, electropulido, grabado, soldadura y corte de metal por
llama, imprimado con pintura o limpiado con hidrocarburos clorados.
• Uso en el proceso de oxihidrocloración en la producción de hidrocarburos clorados.
• Uso en los procesos de extracción y reducción de minerales.
• Uso en procesos y fabricación de alimentos incluyendo la refinación de caña de
azúcar y de maíz, así como también en trabajos de preparación de la cerveza.
• Uso en la activación de pozos de petróleo.
• Uso en las operaciones de tratamiento de residuos para la neutralización de
corrientes residuales alcalinas.
• Uso en operaciones de limpieza, en la industria química y en la producción de
plásticos y resinas.
• Uso en la fabricación de caucho incluida la síntesis de cloropreno.
• Uso como agente de cloración en la coagulación del látex.
• Uso como delineador en la fabricación de cueros.

7.- RIESGO DE INCENDIO.-

El cloruro de hidrógeno presenta riesgo de incendio en presencia de oxígeno puro o de


flúor y tanto él, como el ácido clorhídrico concentrado pueden dar lugar a incendios y
explosiones en presencia de carburo de rubidio, cesio, calcio y siliciuro de litio.

Sin embargo, el riesgo mas frecuente que presenta el ácido clorhídrico y el cloruro de
hidrógeno, en presencia de humedad, es el ataque de los metales con desprendimiento de
hidrógeno. Este gas, muy inflamable, puede provocar con relativa facilidad incendios y
explosiones.

7.1. - EXTINCION DE INCENDIOS

Para la extinción de incendios en los que esté involucrado el cloruro de hidrógeno, se


utilizarán respiradores autónomos, así como trajes protectores, botas y capuchones
adecuados.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


14

8.- RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD:

8.1.- ALMACENAMIENTO

• Nunca se almacenará cloruro de hidrógeno con productos inflamables o


comburentes, ni con oxígeno o flúor en recipientes a presión, ni con carburos o
siliciuro sódico, ácido nítrico, cloratos, nitratos ni metales que puedan dar lugar a
hidrógeno en contacto con él.
• Los recipientes que contengan este halogenuro, se mantendrán alejados de toda
fuente de calor y protegidos de la humedad.

8.2.- REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIR LAS BODEGAS DE ALMACENAMIENTO

• Se construirán con materiales incombustibles.


• Serán frescas, secas y estarán protegidas de la radiación solar , impidiendo que su
temperatura alcance niveles superiores a los 38°C .
• Deben contar con dos puertas, situadas lo más lejos posible una de otra .
• Deben contar con una buena ventilación natural.
• En su exterior, cerca de las puertas, se situarán respiradores autónomos
independientes del medio ambiente.
• Los envases se ubicarán de forma que permitan el fácil acceso a todas las zonas
de almacenamiento, con las válvulas hacia arriba para facilitar su inspección y
permitir la detección de cualquier fuga del producto.
• Su pavimento debe ser impermeable, inatacable por el ácido, con un adecuado
declive hacia una canaleta estanca, para facilitar la recogida del producto y evitar su
salida al exterior, en caso de derrames.
• La instalación eléctrica estará especialmente protegida contra la acción corrosiva
del producto.
• Los eventuales derrames se cubrirán con cal formando un fango que neutralice al
ácido.

8.3.- RECIPIENTES DE ALMACENAMIENTO

Se pueden utilizar contenedores o cilindros a presión de acero, siempre que en ellos solo
se almacene cloruro de hidrógeno totalmente anhidro, teniendo especial cuidado de
asegurarse de la ausencia de humedad dentro de los contenedores antes de proceder a
su llenado, ya que el producto es fuertemente higroscópico y forma ácido clorhídrico
disociado que atacaría al metal con desprendimiento de hidrógeno.

El ácido clorhídrico ionizado es sin embargo uno de los ácidos más difíciles de almacenar.
Según su concentración y volumen, el almacenamiento puede realizarse en recipientes de
aleaciones especiales o de acero recubierto de ebonita o caucho. También pueden
utilizarse los de algunas materias plásticas. Para pequeñas cantidades pueden utilizarse
envases de vidrio, protegidos con una envoltura metálica adecuadamente ajustada.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


15

8.4.- MANIPULACION.-

• Se tomarán estrictas medidas preventivas, dada la peligrosidad de este ácido.


• Los operarios que trabajan en procesos en los que intervenga este producto,
conocerán el riesgo que presenta y las normas de Higiene y Seguridad a seguir.
• Los locales de trabajo, serán preferentemente estructuras abiertas. En caso
contrario, tendrán una buena ventilación natural.
• Las instalaciones eléctricas serán de seguridad aumentada y preferentemente
situadas en el exterior del edificio. En todo caso, estarán aisladas con material
anticorrosivo, dadas las características del ácido.
• El pavimento será impermeable, con un declive hacia una canaleta estanca, para
facilitar la recogida y neutralización del producto.
• Los recipientes que contengan el producto, serán manejados cuidadosamente para
evitar roturas o desperfectos en las válvulas.
• El trasvase de este halogenuro se efectuará aprovechando la propia presión a que
esté sometido, o mediante bombas adecuadas, evitándose a toda costa la emisión
de vapores al ambiente.
• Si el ácido está en forma de disoluciones, se deberá efectuar el trasvase por
gravedad o mediante bombas de material inatacable por el ácido.
• Se procurará que en lugar de trabajo exista la menor cantidad de ácido
almacenado.
• Se evitará el calentamiento del producto, pero si esto es necesario como
consecuencia del proceso de fabricación, deberá realizarse en recipientes
estancos. Si se trata de disoluciones del ácido, no es preciso tomar esta
precaución, a no ser que durante el proceso se desprenda cloro u otro producto
nocivo.

8.5.- FUGAS

Periódicamente se vigilará la estanqueidad de las instalaciones y recipientes, a fin de


detectar lo más prematuramente posible la existencia de fugas.

Si las fugas fueran líquidas, se neutralizarán con cal, previo el desalojo de la zona
afectada de todo el personal no necesario para reparar la avería. El personal que
permanezca en la zona contaminada, se colocará inmediatamente las oportunas
protecciones personales.

8.6.- REPARACIONES

Son las operaciones con mayores riesgos higiénicos y de seguridad. Han de realizarse
siempre con el permiso y la directa supervisión del Departamento de Prevención de la
empresa.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


16

8.6.1.- ÁCIDO CLORHÍDRICO, SOLUCIONES ACUOSAS

Antes de proceder a la reparación, será vaciado todo el equipo, como bombas, tuberías,
válvulas, etc. y lavado con abundante agua.

Cuando se vaya a abrir una conducción, hay que tener cuidado con el líquido que quede
en ella y evitar todo contacto con él, aunque previamente se haya hecho fluir abundante
agua.

Todo derrame o salpicadura será eliminado inmediatamente mediante lavado con grandes
cantidades de agua y neutralizado con cal o cenizas alcalinas.

Se tendrá especial cuidado de usar las herramientas adecuadas para no dañar el


revestimiento interior antiácido del sistema.

8.6.2.- CLORURO DE HIDRÓGENO ANHIDRO

Los estanques, conducciones, válvulas y el resto del equipo serán despresurizados,


cuidando que el gas que contienen no contamine la atmósfera, debiendo ser absorbido o
neutralizado.

A continuación se purgará todo el equipo con aire seco hasta que todo el cloruro de
hidrógeno haya sido eliminado del sistema. No se deberá hacer circular aire húmedo o
agua por el sistema hasta que la limpieza del cloruro de hidrógeno se haya realizado
totalmente y no queden residuos del gas, ya que en caso contrario el cloruro de hidrógeno
existente podría reaccionar con el agua y convertirse en ácido clorhídrico que atacaría al
acero del sistema e incluso generaría gas hidrógeno muy inflamable y con riesgo de
explosiones.

Ninguna persona debe entrar en un espacio confinado o estanque hasta que no exista
permiso expreso de la persona autorizada, indicando que el espacio ha sido muestreado
adecuadamente y encontrado seguro, tanto en cuanto a la inexistencia de cloruro de
hidrógeno como a que no se detecte deficiencia de oxígeno.

Para entrar en el estanque, el personal encargado de la reparación llevará puesto equipo


de protección especial que incluirá casco de seguridad, gafas especiales para ácidos, traje
resistente a los ácidos y botas de seguridad de caucho.

Tampoco se entrará en un estanque sin llevar puesto arnés de rescate, cuerda de


seguridad y equipo respirador autónomo independiente del medio ambiente, de
emergencia.

En el exterior permanecerá al menos un hombre que mantendrá el interior del depósito en


observación y habrá otros disponibles en las cercanías por si fuera necesaria su ayuda,

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


17

todos ellos dispondrán de respiradores autónomos , arneses de seguridad y cuerdas de


rescate dispuestos para su utilización en caso de que hubiera que introducirse algún
hombre más para proceder al rescate de los que están haciendo la reparación .

En el interior del depósito a reparar, así como en las proximidades del lugar donde se
realiza la operación no se permitirá la presencia de personal no autorizado.

9.1.- RIESGOS HIGIÉNICOS – TOXICOLOGÍA

El cloruro de hidrógeno y el ácido clorhídrico pueden afectar al organismo al ser inhalado,


ingeridos o al entrar en contacto con la piel y los ojos.

INHALACIÓN.-

Los vapores de cloruro de hidrógeno y de ácido clorhídrico producen una acción irritante
sobre las vías respiratorias, laringitis edemas de glotis, bronquitis, edema pulmonar e
incluso la muerte.

Se presentan frecuentemente afecciones digestivas y es característica la necrosis


molecular de los dientes, que pierden su esmalte, se vuelven amarillentos, se debilitan,
pierden sus aristas y finalmente se rompen.

Pueden presentarse dificultades severas para respirar, aunque no necesariamente en


forma inmediata. A veces puede presentarse una ulceración en la nariz y garganta.

VIA OCULAR

Los vapores de cloruro de hidrógeno, incluso a pequeña concentración, producen


irritación, lagrimeo y conjuntivitis. El contacto directo con el producto líquido y sus
soluciones acuosas puede ocasionar quemaduras que traen como consecuencia un déficit
de la función visual, o incluso la ceguera.

VIA DERMICA

Su contacto y el de sus soluciones acuosas producen quemaduras químicas. Estas


quemaduras pueden ulcerarse y producir cicatrices queloides y retráctiles , la gravedad de
las lesiones es proporcional al tiempo de contacto y a la concentración del ácido . Tiene
también una gran influencia positiva la rapidez con que se inicie el tratamiento.

VIA ORAL

Su ingestión ocasiona la destrucción de tejidos en el tracto digestivo, que puede ocasionar


el fallecimiento del accidentado.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


18

INTOXICACIONES CRÓNICAS

Son menos frecuentes que las agudas, no obstante, como consecuencia de su inhalación
se han señalado numerosos casos de bronquitis crónica. También se han comunicado
casos de gastritis.

El contacto repetido con soluciones acuosas de cloruro de hidrógeno puede al cabo de


algún tiempo provocar dermatitis.

10.- RECOMENDACIONES DE HIGIENE INDUSTRIAL

• Todos los procesos y operaciones en que intervenga el cloruro de hidrógeno se


deberán realizar en aparatos estancos especialmente diseñados para este fin.
• La fabricación y manipulación se efectuará en estructuras abiertas, o al menos en
naves dotadas de una eficaz ventilación natural y situada en zonas separadas del
resto de la fábrica.
• Se reducirá al mínimo la evaporación del producto :

• Manteniendo herméticamente cerrados los envases.


• Recogiendo inmediatamente los posibles derrames con arena o con cal , que estará
disponible en la zona de fabricación , en recipientes señalizados .
• Almacenando en recipientes herméticamente cerrados, todos los residuos.

• En los posibles focos de emisión de este contaminante se instalará extracción


localizada.
• Se seguirán estrictamente las instrucciones dadas por el fabricante del producto.
• Se deberán realizar frecuentes mediciones de la concentración ambiental de este
producto, a nivel de la zona respiratoria de los trabajadores expuestos.
• Se realizarán frecuentes revisiones de la estanqueidad de las instalaciones
(válvulas, tuberías, uniones, etc.) con el propósito de evitar cualquier pérdida del
producto, ya sea en forma líquida o de vapores.
• En lugares adecuados de la fábrica existirán duchas de emergencia y lavaojos ,
para que los trabajadores puedan lavarse posibles proyecciones
• En caso de fuga, derrame o proyección, se evacuará inmediatamente a todo el
personal no necesario para su corrección y neutralización. Se utilizarán las
protecciones personales adecuadas y no se autorizará el retorno del personal
evacuado mientras no se demuestre mediante mediciones ambientales, que no
existe contaminación.
• Debe estar previsto, con anterioridad, un plan de emergencia para la evacuación
del personal, la reparación de fugas y la descontaminación del recinto.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


19

11.- ELIMINACIÓN DE RESIDUOS

Todos los residuos de cloruro de hidrógeno y de ácido clorhídrico se neutralizarán con


lechada de cal y luego se depositarán en un relleno sanitario.

12.- PROTECCIONES PERSONALES.-

PROTECCIÓN OCULAR.

Deberá proveerse a los trabajadores y exigírseles su uso de gafas protectoras, si existe


cualquier posibilidad de que las nieblas o soluciones de cloruro de hidrógeno se pongan
en contacto con los ojos. Deberán ser gafas integrales de aireación, dispuestas de forma
que por ellas no pueda entrar el líquido. Se adaptarán a la cabeza mediante bandas de
caucho.

PROTECCIÓN DE LA CABEZA.

En puestos de trabajo donde exista el riesgo de derrames, salpicaduras o proyecciones,


se utilizarán capuchones de PVC.

PROTECCIÓN DE LAS MANOS.

Se utilizarán guantes de PVC, cuidando especialmente que no se introduzca el HCl entre


la mano y el guante.

PROTECCIÓN DE LOS PIES.

Se utilizarán botas de PVC.

CONDICION

PROTECCION MINIMA REQUERIDA SOBRE 20 PPM.

50 ppm o menos

• Cualquier respirador con cartucho o cartucho químico para gas ácido.


• Cualquier respirador con suministro de aire.
• Cualquier equipo respirador autocontenido.

100 ppm o menos.

• Cualquier respirador con máscara completa y cartucho o cartucho químico para gas
ácido.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


20

• Una máscara antigás tipo ajustable al mentón o con cánister soportado en el frente
o atrás para gas ácido.
• Cualquier respirador con suministro de aire con máscara facial completa con casco
o capucha.
• Cualquier equipo respirador autocontenido con máscara completa.

Más de 100 ppm o para entrada o escape donde las concentraciones son desconocidas.

• Equipo respirador autocontenido con máscara facial completa graduado para


funcionar a presión por demanda o con otro sistema de presión positiva.
• Un respirador combinado que incluya un respirador con suministro de aire del tipo
C, con máscara completa graduado para funcionar a presión por demanda, u otro
sistema de presión positiva o de flujo contínuo y un equipo respirador autocontenido
auxiliar graduado para funcionar a presión por demanda o con otro sistema de
presión positiva

COMBATE DE INCENDIOS.

Equipo respirador autocontenido con máscara facial completa, graduado para funcionar a
presión por demanda o con otro sistema de presión positiva.

ESCAPE.

• Cualquier máscara antigás que brinde una protección para los gases ácidos.

Cualquier equipo respirador autocontenido para escape.

Si existe riesgo de derrames o proyecciones se utilizará ropa impermeabilizada con PVC.

PROTECCIÓN RESPIRATORIA

La protección respiratoria debe considerarse cuando , no es posible tomar medidas


correctivas basadas en la ingeniería y en los métodos de trabajo , cuando se están
instalando estas medidas correctivas , cuando las medidas fallan y es necesario
complementarlas y en casos de emergencia .

GUÍA DE SELECCIÓN DE PROTECCIÓN RESPIRATORIA.

13.- VIGILANCIA MÉDICA

RECONOCIMIENTO MÉDICO INICIAL

Todo trabajador que pueda tener exposición a cloruro de hidrógeno será sometido a un
reconocimiento inicial, declarándose no aptos para trabajar con este producto a los que
presenten afecciones respiratorias, oculares o cutáneas, ni tampoco a los que presenten
alteraciones dentarias características del ataque.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


21

RECONOCIMIENTOS PERIÓDICOS

Tendrán un carácter anual y además de las exploraciones que el médico estime precisas
se realizarán estudios, incluso radiológicos si es preciso, del tracto respiratorio así como
análisis de sangre de ambas series.

14.- PRIMEROS AUXILIOS.-

CONTACTO CON LA PIEL:

Si ha habido contacto de la piel con soluciones de cloruro de hidrógeno o fuertes


concentraciones de cloruro de hidrógeno gaseoso, debe lavarse inmediatamente la zona
afectada con abundantes cantidades de agua. Si el contacto es extenso, el lavado debe
hacerse bajo la ducha de emergencia, retirando, bajo la ducha, toda la ropa. Continuar
bajo la ducha por al menos 5 minutos lavando la piel con jabón. Conseguir ayuda médica
lo antes posible.

CONTACTO CON LOS OJOS:

Lavar inmediatamente los ojos con abundante cantidad de agua, levantando


ocasionalmente los párpados inferiores y superiores.

Utilice los lavaojos.

Continúe lavando por al menos 5 minutos.

Si la irritación persiste, conseguir ayuda médica.

Aplique compresas frías (cool packs ) hasta que reciba la ayuda médica .

INHALACIÓN:

Si la persona ha inhalado grandes cantidades de cloruro de hidrógeno, debe trasladarse


inmediatamente a donde haya aire puro.

En caso de paro respiratorio, emplear el método de reanimación cardiopulmonar .

Si el rostro está rojo, acostarlo con el cuerpo elevado pero si está pálido, acostarlo boca
arriba, cabeza vuelta a un lado y piernas elevadas.

Mantener al paciente abrigado.

Conseguir atención médica lo antes posible.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


22

INGESTIÓN:

En caso de ingestión accidental, no se debe inducir al vómito, sino procurar que el


paciente beba gran cantidad de agua lo antes posible, a continuación darle a tomar leche
o leche de magnesia.

Es adecuado en algunos casos un lavado gástrico con agua alcalinizada, pero deberá
practicarlo exclusivamente el médico.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


23

BENCENO

C6 H6

1.- CONCENTRACIONES AMBIENTALES PERMISIBLES

CHILE U.S.A.
LÍMITES PERMISIBLES (L.P.), DECRETO Nº 745 Concentración Promedio
Permisible (TWA),
Límite Permisible Límite Observaciones A.C.G.I.H..
Ponderado Permisible
Absoluto
p.p.m. mg/m³ mg/m³ p.p.m. mg/m³
8 26 Ca.1 10 32

Las sustancias calificadas como Ca.1 son comprobadamente cancerígenas para el


ser humano, por lo cual se deberán extremar las medidas de protección frente a
ellas.

2.- CONSTANTES FISICAS

PESO PUNTO DE EXPLOSIVI TENSION DE SOLUBILIDA PROPIEDA


MOLECULAR FUSION DAD VAPOR mm D DES
%volumen de Hg
78,12 5,5º C en aire - Poco soluble - Líquido
75 a 20º C en agua.
PESO PUNTO DE
Ls=7,1 - 'Incoloro
ESPECIFICO EBULLICIO
100 a 26,1º C- Miscible con
N A 760 mm
Li=1,5 la mayoría de - Volatil
(agua=1) de Hg
los solventes
orgánicos y - Olor
0,88 80,1º C
todos los aromático
DENSIDAD PUNTO DE TEMPERAT CALOR DE aceites
DEL VAPOR INFLAMACI URA DE COMBUSTIO minerales, - No
ON AUTOINFLA N vegetales y corrosivo
(AIRE=1) MACION animales.
-11,1º C 10,03 Mega
2,7 498º C Cal / Kg

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


24

3.- RESUMEN DE RIESGOS Y PRECAUCIONES

PRINCIPALES RIESGOS INFLAMABILIDAD PRECAUCIONES


GENERALES
-Altamente tóxico Puede arder a cualquier - Evitese respirar sus vapores
temperatura
- Riesgo alto - Evitese contacto con la piel,
ojos y ropa
- Extremar precauciones
- Manténgase lejos del calor,
- Material inflamable REACTIVIDAD CON EL chispas y llamas
AGUA
- Vapores nocivos - Usar ventilación forzada y
protección personal
- Absorción cutánea

- Irritación cutánea Estable

- Daños irreversibles

4. IDENTIFICACION

Nº CAS de identificación bibliográfica 71 - 43 - 2

Sinónimos:

Benzol

Nafta de carbón

Ciclohexatrieno

Benzene (inglés)

Phenyl hydride (inglés)

5. PROPIEDADES QUIMICAS

Estable, en condiciones normales.

Reacciona con numerosos compuestos y constituye una materia prima importante en


síntesis orgánicas:

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


25

Con ácido nítrico concentrado con mezclas sulfonítricas se formas nitrobencenos,


productos explosivos.

Las reacciones con productos oxidantes pueden ser peligrosas.

No corroe los metales

Los cauchos y numerosas materias plásticas son atacadas por benceno.

6. APLICACIONES INDUSTRIALES

Como disolvente y removedor para pinturas, barnices, adhesivos de caucho y lacas.

Mezclas para combustibles de motores.

Síntesis orgánica: Como materia prima de fenoles, ciclohexanos, estireno, cumeno,


anhídrido maleico y derivado clorados, nitratos y sulfurados para las preparaciones de
vinilbenceno, pesticida, colorantes, plásticas y detergentes.

solventes de extracción.

7. PRODUCTOS SUSTITUTIVOS

Tolueno

Xileno

Ciclohexano

Hidrocarburos alifáticos

Naftas disolventes

Alcoholes, quetonas, ésteres y derivados clorados del etileno

8. RIESGOS DE INCENDIO

El benceno es un líquido inflamable, cuyo vapor forma mezclas explosivas o inflamables


con el aire en una amplia gama de concentraciones. El líquido desarrolla concentraciones
vaporosas en esta gama a temperaturas tan bajas como -11ºC. Si no se observan
precauciones, por consiguiente, a las temperaturas normales pueden presentarse
concentraciones inflamables cuando se almacena, maneja o utiliza el líquido. El riesgo se
hace más acusado cuando se produce un derrame o escape accidental del líquido.

Extinción de Incendios

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


26

Los agentes de extinción son: dióxido de carbono, polvos químicos, espumas y productos
halogenados.

El agua en forma de chorro no es recomendada ya que puede favorecer la propagación


del incendio. En todo caso, se podrá utilizar en forma pulverizada o "neblina" para atender
un fuego importante o para enfriar los recipientes expuestos al fuego y dispersar los
vapores.

Para control general, se utilizan rociadores automáticos o tuberías con boquillas


pulverizadas.

Protección Personal en la Extinción de Incendios

Se utilizarán aparatos de respiración autónoma

Se protegerá al personal ocupado en la extinción del calor radiante mediante trajes


especiales aluminizados en su superficie exterior.

9. RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD.

Por ser el benceno un producto muy inflamable, se deberán seguir para su


almacenamiento estrictas normas de seguridad, tales como:

• El local o bodega utilizada estará construido con materiales incombustibles, con


muy buena ventilación natural, sin que exista la posibilidad que se produzcan focos
de ignición ni que haga excesivo calo.
• No se almacenarán junto al benceno productos oxidantes ni ácidos.
• El pavimento debe ser impermeable, con un pequeño declive hacia una canaleta
estanca, para facilitar se recogida en caso de derrame y evitar la salida al exterior.
• La iluminación artificial y la instalación eléctrica debe ser a prueba de explosión o
instalada por el exterior.
• La bodega debe contar con red de rociadores automáticos y tener dos puertas de
salida, separadas lo más posible.

Recipientes

• Se almacena normalmente en recipientes metálicos. Para cantidades pequeñas se


pueden utilizar frascos de vidrio debidamente protegidos.
• Los recipientes que contengan benceno estarán claramente etiquetados y
herméticamente sellados.
• No se almacenarán recipientes que hayan contenido benceno en el mismo recinto
que los llenos, debido a la posibilidad de mezclas explosivas bencenos - aire en su
interior.
• Manipulación
• Previamente a su manipulación, todo el personal encargado de ella, será instruido
sobre los riesgos y las normas a cumplir.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


27

Puntos de Ignición

Se eliminarán toda clase de focos de ignición (llamas, chispas, cigarrillos encendidos,


estufas, etc.) de los lugares donde se utilice benceno.

Electricidad

Tanto las instalaciones como los dispositivos eléctricos (motores, interruptores, enchufes,
etc.) deberán estar protegidas o ser a prueba de explosión.

Trasvasije

Se prohíbe utilizar oxígeno o aire comprimido para trasvasijar benceno.

Para evitar descargas eléctricas (electricidad estática), los recipientes y la conducción


estarán conectados entre sí y a tierra, con una resistencia no superior a 5 ohms.

Abastacemiento

En el lugar de trabajo se tendrá la menor cantidad posible de benceno, que no


sobrepasará en ningún caso a la necesaria para una jornada.

Recipientes vacíos

Dada la posibilidad de formación, en su interior, de mezclas explosivas benceno - aire, se


procederá a una cuidadosa limpieza una vez vacíos.

Reparaciones

La reparación y mantenimiento de recipientes, reactores, depósitos, etc; que hayan


contenido benceno, se realizará con todas las precauciones necesarias para prevenir
explosiones, incendios y riesgo de intoxicación aguda.

Antes de proceder a operaciones de corte, soldadura, etc; en los recipientes, se


desalojarán totalmente los restos de benceno o sus vapores y se desimpregnarán todos
los elementos que pudieran tener benceno absorbido, haciendo pasar a través de ellos
vapor de agua y posteriormente aire fresco.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


28

Etiquetado

Todos los envases de benceno o productos que lo contengan, deberán tener impreso o
etiquetado, de acuerdo al modo establecido en la legislación vigente (Decretos Supremos
Nº 144, Nº 298 y Resolución Exenta Nº 1634), la leyenda en idioma castellano:

"USESE EN AMBIENTE VENTILADOS"

"LA INHALACION FRECUENTE Y PROLONGADA DE ESTE

PRODUCTO GENERA DAÑOS IRREPARABLES A LA SALUD"

Ministerio de Salud.

10. PROCEDIMIENTO PARA DERRAMES, FUGAS Y ELIMINACION DE RESIDUOS.

• Ha de restringirse el acceso a las personas que no usen equipos ni ropa de


protección a la zona de derrame o fuga, hasta haberse concluido la limpieza.
• Si se ha producido un derrame o fuga de benceno, deberán tomarse las siguientes
medidas:
• Eliminar o alejar todas las fuentes de ignición
• Ventilar la zona de derrame o fuga.
• Las cantidades pequeñas pueden ser absorbidas con toallas de papel, las cuales
deben colocarse en un recipiente adecuado y evaporarse en un lugar seguro. Dar
tiempo suficiente para que el sistema de ventilación elimine todos los vapores.
• Las cantidades grandes de líquidos que contienen benceno pueden ser absorbidas
en vermiculita, arena seca u otro material similar y colocado en un recipiente
adecuado.
• Los líquidos que contienen benceno pueden recogerse por aspiración mediante un
sistema apropiado. En caso de usar un sistema de aspiración, deben eliminarse
todas las fuentes de ignición en las cercanías del derrame e instalarse un
parallamas.

Eliminación de residuos

• No puede permitirse que el benceno entre al alcantarillado, debido a la posibilidad


de explosión.
• El benceno puede eliminarse atomizándolo en una cámara de combustión o
mezclándolo en pequeñas cantidades con el combustible de hornos, calderas, etc.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


29

11. RIEGOS HIGIENICOS - TOXICOLOGIA

Vías de Exposición

El benceno puede afectar al organismo si es inhalado, ingerido o si tiene contacto con la


piel y los ojos.

Intoxicación Aguda

La inhalación aguda de benceno ha producido inflamación de los nervios (polineuritis),


depresión en el Sistema Nervioso Central y sensibilización cardíaca.

Entre los signos y síntomas de la exposición a corto plazo (aguda) a benceno se


encuentran: marco, euforia, vértigo, dolor de cabeza, náuseas, inestabilidad para caminar,
debilidad, somnolencia, irritación respiratoria, edema pulmonar y neumonía, irritación
gastrointestinal, convulsiones y parálisis. El benceno también puede provocar irritación en
al piel, los ojos y las membranas mucosas.

Intoxicación Crónica

La exposición crónica al benceno ha producido anorexia y lesión irreversible a los órganos


productores de la sangre. Entre los efectos se incluyen anemia aplástica y leucemia.

Entre los signos y síntomas de la exposición a largo plazo (crónica) a benceno se


encuentran: fatiga, nerviosismo, irritabilidad, visión borrosa y dificultad para respirar. Los
contactos repetitivos del benceno con la piel pueden provocar enrojecimiento, ampollas
dermatitis seca y escamosa.

Daño Hematológico.

La acción depresiva se puede manifestar en las tres series de elementos figurados


(eritrocitos, leucocitos y plaquetas). Por el contrario, puede haber una acción excitadora o
cancerígena sobre las células hematológicas maduras o inmaduras (leucemia). Estas
reacciones pueden ser a veces muy tardías, incluso varios años después de cesada la
exposición y constituyen la incógnita del pronóstico de los expuestos a benceno.

12. RECOMENDACIONES DE HIGIENE INDUSTRIAL

Debido al alto grado de peligrosidad que el benceno representa para la salud, su uso debe
ser lo más restringido posible. Es así como, el Decreto Supremo Nº 144 que reglamenta la
producción, distribución, expendio y uso de los solventes orgánicos nocivos para la salud
indica en su Artículo 9º.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


30

"Prohíbese el uso de benceno ( C 6 H 6 ) como solvente o diluyente, o como componente


en la fabricación de productos que expongan a los usuarios al contacto dérmico, ingestión
inhalación de sus vapores"

De acuerdo al Decreto Supremo Nº 298, que modifica el D.S. exceptúase de esta


prohibición a "los solventes, diluyentes y productos de destilación que contengan como
impureza hasta un máximo de 0.5% en peso de benceno".

NORMAS GENERALES DE UTILIZACION

Cuando se utilice benceno ya sea durante su fabricación y elaboración, como materia


prima o durante el uso de productos químicos que pudiesen contener benceno como
impureza (ej.: Naftas, Tolueno, Xileno), se deberán adoptar las siguientes medidas
generales:

• Encerramiento del proceso


• Ventilación local por aspiración
• Buena ventilación general en los lugares de trabajo.
• Equipos de protección personal.
• Los operarios deberán ser instruídos sobre los riesgos del producto.
• Se realizarán muestreos ambientales periódicos.
• Se dispondrá de duchas de emergencia y lava - ojos en los lugares de trabajo.

PROTECCION RESPIRADORA

Debe ponerse énfasis en que el uso de "respiradores" es el método menos deseable para
controlar la exposición del trabajador y que no deberán usarse normalmente como forma
única de reducir a un mínimo la exposición en tareas de rutina. Sin embargo, hay
excepciones en que es factible recurrir a la protección respiratoria para controlar la
exposición, como ser, cuando no es técnicamente factible controlarla por métodos
basados en a ingeniería y en los procedimientos de trabajos, cuando se están instalando
mecanismos de control ingenieril, durante emergencia y en algunas operaciones de
mantenimiento.

El tipo de protección respiratoria dependerá de la concentración ambiental y del trabajo a


realizar, por lo tanto su elección deberá contar con asesoría especializada.

Además de la elección del equipo, debe establecerse un programa de protección


respiratoria que incluya en forma periódica entrenamiento, mantención, inspección,
limpieza y evaluación.

13. EQUIPOS DE PROTECCION PERSONAL

Para los trabajos o en los lugares donde exista la posibilidad de salpicaduras o contactos
conla piel, deberá dotarse al personal, según sea el trabajo, de: ropa impermeable,
guantes, protectores faciales, botas de seguridad u otras vestimentas protectoras.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


31

14. PRIMERO AUXILIOS

En caso de emergencia, retirar a la víctima de la zona peligrosa, pedir ayuda médica e


iniciar los procedimientos de primeros auxilios.

Exposición a los ojos

Si el benceno entra a los ojos, lavarlos inmediatamente con abundantes cantidades de


agua durante 15 minutos, levantando ocasionalmente los párpados inferiores y superiores.
Conseguir atención médica rápidamente.

No deben usarse lentes de contacto cuando se trabaje con este producto químico.

Exposición de la piel

Si el benceno se pone en contacto con la piel, lavarla inmediatamente con abundante


agua y jabón. Si el benceno penetra en la ropa, quitársela rápidamente y lavar la piel con
agua y jabón. Conseguir atención médica.

Rescate

• Transportar a la víctima a una habitación tranquila y bien ventilada.


• Si el rostro está rojo, acostarlo con el cuerpo elevado. Si está pálido, acostarlo boca
arriba, cabeza vuelta a un lado y piernas elevadas.
• Sacar al accidentado la ropa contaminada si es el caso.
• Taparlo con una frazada y no dejar que se enfríe.
• Recurrir si es preciso a métodos de reanimación.

Conseguir rápidamente asistencia médica.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


32

METIL ISOBUTIL

CETONA

1.- CONCENTRACIONES AMBIENTALES PERMISIBLES

CHILE U.S.A.
LÍMITES PERMISIBLES (L.P.), DECRETO Nº 745 Concentración Promedio
Permisible (TWA), A.C.G.I.H..
Límite Permisible Límite Observaciones
Ponderado Permisible
Absoluto
p.p.m. mg/m³ mg/m³ p.p.m. mg/m³
40 164 307 50 205

2..- CONSTANTES FISICAS

PESO PUNTO DE EXPLOSIVIDAD TENSION DE SOLUBILIDAD


MOLECULAR FUSION VAPOR (en EN:
(% Volumen respecto mm de Hg.)
100,16 - 80,26º C respecto al aire, grs. AGUA
Litro) 1 a - 1,4º C
2% A 20º C
DENSIDAD PUNTO DE Ls = 7,5 5 a 19,7º C
EBULLICION A Solventes
0,8004 '760 mm. Li = 1,4 10 a 0,0º C orgánicos:

115,9º C 20 a 40,7º C miscible

40 a 52,8º C

DENSIDAD PUNTO DE TEMPERATURA DE POTENCIA PROPIEDADES


DEL VAPOR INFLAMACION AUTOINFLAMACION CALORICA
Líquido
(AIRE=1) C. abierta 24º 459ºC __________
C Incoloro
3,45
C. cerrada 16º Olor a acetona
C
Inflamable

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


33

3.- RESUMEN DE RIESGOS Y PRECAUCIONES

GRAVEDAD Y TIPO DEL INFLAMABILIDAD PRECAUCIONES GENERALES


RIESGO
- Moderadamente Puede arder a partir de - Mantengase lejos del calor,chispas
peligroso 24º C y llamas.

- Precaucion. - Evitense derrames y contactos con


la piel, los ojos y las ropas.
- Material inflamable
REACTIVIDAD CON EL - Utilícese adecuados medios de
- Vapor nocivo o irritante AGUA ventilación o equipos personales.
en exposiciones
prolongadas o repetidas o - Evitese la respiración de sus
solo a altas Estable normalmente, vapores.
concentraciones incluso en condiciones de
exposición al fuego.
- Irritante, sensibilizante.

- Produce irritaciones o
que maduras cutáneas.

4.- IDENTIFICACION

• Nº CAS de identificación bibliográfica 108-10-1.


• Sinónimos:
o Hexona.
o Isopropil acetona
o 4-metil-2-pentanona
o Hexone (Inglés)
o 4-methyl-2-pentanone (Inglés)
o Isobutil-Methyl-Ketone (Inglés)
o Isopropyl-Ketone (Inglés)
o Methyl-isobutil-cétone (Francés)
o Hexone (Francés)
o Methyl-isobutyl-Keton (Alemán)
o Metil-isobutil-chetone (Italiano)

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


34

5.- PROPIEDADES QUIMICAS

• Se oxida lentamente con el oxígeno del aire.


• La reacción con el agua oxigenada conduce a la formación de peróxidos muy
inestables y peligrosos.
• No ataca a los metales, en condiciones normales.
• Es estable frente al calor y la luz.
• Se condensa consigo misma y con otras sustancias químicas, para dar lugar a
polímeros.

6.- OBTENCION

Se realiza a partir de propanona, por reacción con hidróxido de bario para dar alcohol-
diacetona, que por deshidratación se transforma en óxido de mesitilo, el cual por
hidrogenación, en la que se satura el doble enlace, conduce a Ia metil-isobutil-cetona.

7.- USO INDUSTRIAL

• Disolvente para compuestos de celulosa.


• Disolvente de ceras.
• Disolvente para la industria de pinturas y barnices.
• Disolvente en la industria de pegamento; y colas sintéticas.
• Disolvente para la extracción de numerosos compuestos de la industria
farmacéutica.
• Disolvente para la extracción de esencias y perfumes.
• Punto de partida de diversas síntesis orgánicas.

8.- RIESGO DE INCENDIO

La metil-isobutil-cetona es un líquido moderadamente inflamable y sus vapores pueden


formar mezclas explosivas con el aire.

Los fuegos de este producto están clasificados como de Clase B.

Para el control se utilizarán rociadores automáticos, espumas o polvos químicos secos.

PROTECCION PERSONAL EN LA EXTINCION DE INCENDIOS

Se emplearán aparatos de respiración autónoma.

Se protegerá del calor radiante al personal ocupado en la extinción, con trajes


incombustibles aluminizados en su superficie exterior.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


35

9.- RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD

9.1. Almacenamiento

• No se almacenará junto con Ia metil-isobutil-cetona oxidantes fuertes o sustancias


que puedan reaccionar entre sí exotérmicamente.
• No se almacenarán juntos bidones llenos y vacíos, pues en estos últimos puede
existir la mezcla explosiva de metil-isobutil-cetona y aire.

9.2. Requisitos que deben cumplir las bodegas o almacenes

• El local o estructura utilizada para almacenar la metil-isobutil-cetona, estará


construido con materiales incombustibles.
• Se dispondrá de buena ventilación natural.
• No existirá la posibilidad de que puedan producirse en el interior puntos de ignición
(chispas, cigarros encendidos, etc.,).
• En el interior no hará excesivo calor, ni los recipientes que contengan el producto
estarán bajo la luz solar directa.
• El local estará situado en un edificio separado o que se pueda aislar del resto
mediante paredes aislantes del fuego.
• Tendrá pavimento impermeable, con el adecuado declive hacia una canaleta
estanca, para facilitar la recogida en caso de derrame y evitar la salida del líquido al
exterior.
• En caso de ser necesario emplear luz artificial, las lámparas deberán situarse fuera
del recinto, detrás de vidrios herméticamente sellados o, toda la instalación será a
prueba de explosión.
• La instalación eléctrica será de seguridad aumentada y de ser posible estará
situada en el exterior del recinto. Los mandos eléctricosestarán situados en el
exterior.
• El recinto estará dotado con una red de rociadores automáticos de agua a presión u
otro sistema análogo para control general de incendio.
• Dispondrá, como mínimo, de dos puertas de salida, debiendo estar separadas lo
más posible.
• Los envases estarán almacenados de forma que permitan fácil acceso a todas las
zonas de almacenaje.
• Cuando el disolvente esté almacenado en estanques, éstos estarán conectados
eléctricamente a tierra, para evitar la electricidad estática y rodeada de un muro que
posibilite la recogida del líquido que pudiera derramarse accidentalmente e impida
su extensión a otros locales.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


36

9.3. Recipientes de Almacenamiento

• Son adecuados los bidones o estanques de aluminio, hierro o acero.


• Para pequeñas cantidades puede envasarse en frascos de vidrio protegidos
adecuadamente.

9.4- Manipulación

9.4.1. Instrucción del Personal

Todos los trabajadores serán instruidos sobre los riesgos que implican el trabajo y la
manipulación de este producto y las normas de seguridad e higiene a seguir.

9.4.2. No se usará oxígeno o aire comprimido para trasvasar metil-isobutil-cetona, siendo


la forma más adecuada utilizar una bomba rotatoria. Si se vacían Ios recipientes por
gravedad, deberán ser sujetos de forma segura mediante elementos metálicos de fijación.
Los trabajadores estarán protegidos contra derrames o salpicaduras.

9.4.3. Electricidad

Las instalaciones eléctricas serán de seguridad aumentada y los dispositivos eléctricos,


antideflagrantes.

Las conducciones y depósitos estarán conectados eléctricamente entre sí y a tierra, para


evitar la acumulación de electricidad estática.

9.4.4. Calor

Se evitará el calentamiento del producto, a menos que se realice en dispositivos


enclaustrados y especialmente diseñados.

9.4.5. Recipientes vacíos

Se lavarán adecuadamente antes de su almacenaje o posterior empleo.

9.4.6. Abastecimiento

El abastecimiento de este producto en el lugar de trabajo, se reducirá al mínimo, no sobre-


pasando en ningún caso la cantidad necesaria para el trabajo del día.

9.4.7. Reparaciones

Las operaciones de reparación y mantenimiento de recipientes, depósitos, reactores y


conducciones que hayan contenido metil-isobutil-cetona, son siempre peligrosas.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


37

No se efectuarán sin autorización expresa del personal responsable de la seguridad, que


revisará previamente las precauciones adoptadas.

Antes de proceder a operaciones de soldadura, corte y perforación se eliminarán los


restos de productos que pudieran permanecer en su interior, mediante lavado con un flujo
de agua fría cuya temperatura se irá incrementando hasta los 100ºC, finalmente se hará
pasar vapor de agua, terminando con aire fresco. En ningún caso podrán existir mezclas
metilisobutilcetona-aire comprendidas entre sus límites de explosividad.

10.- RIESGOS HIGIENICOS - TOXICOLOGIA

La metil-isobutil-cetona no presenta un riesgo serio en su utilización industrial, si se la


manipula correctamente.

Las concentraciones potencialmente peligrosas acusan su presencia por su olor y la


irritación que producen en las vías altas del sistema respiratorio.

10.1. Intoxicaciones agudas

10.1.1. Vía respiratoria

Exposiciones a concentraciones ambientales de 500 ppm., han causado en los


trabajadores nauseas y vómitos e incluso, a concentraciones más bajas, se ha presentado
irritación de garganta y cefaleas.

Aún a concentraciones de 700 ppm. no se ha comunicado Ia ocurrencia de lesiones


permanentes. Sin embargo, a niveles superiores de exposición, pueden presentarse serias
narcosis.

10.1.2. Vía dérmica

La metil-isobutil-cetona es un desengrasante que elimina la capa de grasa que protege la


piel, debido a lo cual ejerce una acción irritante sobre ésta produciendo dermatitis.

10.1.2. Vía ocular

Las proyecciones de esta sustancia pueden llegar a causar serias ulceraciones oculares y
sus vapores producen irritaciones en las mucosas de los ojos.

10. 2. Intoxicaciones crónicas

Hasta la fecha, no se ha comunicado ningún caso de que repetidas exposiciones a


concentraciones ambientales tolerables de este producto, produzcan síntomas crónicos,

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


38

10.3. Dosis y concentraciones tóxicas

La concentración ambiental tóxica más baja publicada por inhalación por cl hombre es de
200 ppm. con efectos tóxicos e irritantes.

11.- RECOMENDACIONES DE HIGIENE INDUSTRIAL

• Buena ventilación de las naves y lugares de trabajo,


• Extracción localizada de los vapores en los focos de emisión del contaminante.
• Reducción al mínimo de la evaporación de metil-isobutilcetona en el ambiente de
trabajo, siguiendo las siguientes instrucciones:

Las operaciones de mezcla, trasvase y manipulación se realizarán con la máxima


precaución.

Todos los residuos que contengan metil-isobutil-cetona, como trapos, papeles, etc.,
impregnados en ella, serán almacenados en recipientes herméticos, debidamente
dispuestos en lugares adecuados y se mantendrán cerrados cuando no se utilicen.

• Los trabajadores serán instruidos para que eviten el contacto directo con el
producto y cuando esto no sea posible, utilizarán los equipos de protección
personal adecuados.
• Se dispondrán aparatos sanitarios adecuados, en los lugares de utilización del
disolvente, para lavar las posibles proyecciones o derrames en los ojos o cuerpo de
los trabajadores.
• El piso de los lugares de trabajo será impermeable, con la adecuada pendiente,
estando prevista la evacuación rápida de los posibles derrames y la límpiela
inmediata de estos.

12.- PROTECCIONES PERSONALES

Se emplearán, exclusivamente, en prevención de que pudieran fallar las medidas


generales de protección, previa capacitación del personal en su utilización correcta.

12,1.Protección de los ojos

En los trabajos donde haya la posibilidad de que se produzcan proyecciones o


salpicaduras, se utilizarán gafas panorámicas o de montura integral provistas de lentes de
material sintético, ajustadas a la cara con bandas de caucho. Tendrán forma anatómica y
deberán ser lo más estancas posible.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


39

12.2. Protección de la cabeza

Cascos de seguridad, o en su caso gorros o capuchones impermeables, en los lugares


donde pueda existir la posibilidad de derrames o proyecciones.

12.3. Protección del cuerpo y piel

En los trabajos que impliquen riesgos de contacto con metil-isobutil-cetona por derrame o
proyección, se emplearán ropas especiales recubiertas de un plástico insoluble en ella.

12.4. Protección de las manos

Guantes impermeables en los lugares donde exista el riesgo de contacto con este
producto, ya que las cremas protectoras no ofrecen seguridad al disolverse rápidamente
en él.

12.5. Protección de los pies

Botas de seguridad de cuero, recubiertas de un impermeabilizante adecuado.

12.6. Protección respiratoria

Para fuertes exposiciones a metil-isobutil-cetona, como Ias que pueden presentarse en el


caso de derrames masivos o durante el mantenimiento y reparación de reactores o
estanques que no hayan sido previamente desimpregnados, se utilizarán aparatos de
respiración autónomos.

En lugares contaminados con relativamente pequeñas concentraciones de vapores y un


contenido de oxígeno mayor de 18%, se pueden emplear máscaras con cartucho de
carbón activado, cuidando evitar que se sature el elemento absorbente, para lo cual se
deben seguir escrupulosamente las instrucciones del fabricante.

13.- VIGILANCIA MÉDICA

13.1. Reconocimiento médico inicial

El reconocimiento médico al empleo se efectuará a todos los trabajadores con riesgos de


exposición a metil-isobutil-cetona, siendo declarados no aptos para dichos trabajos,
aquellos que tengan antecedentes, presenten anomalías, enfermedades o disfunciones
del aparato respiratorio, diabetes, sensibilización o dermatitis.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


40

13.2. Reconocimiento periódicos

Serán anuales, al menos, y se vigilará la aparición de dermatosis, sensibilizaciones o


trastornos respiratorios. No permitiendo nuevas exposiciones a este producto a los
trabajadores que presenten sensibilización a él.

14. PRIMEROS AUXILIOS.

• Retirar inmediatamente al accidentado del área contaminada.


• Transportarlo a una habitación tranquila y bien ventilada, evitando todo esfuerzo
muscular.
• Si el rostro está rojo, acostarlo con el cuerpo elevado, pero si esta pálido, acostarlo
boca arriba, cabeza vuelta a un lado y piernas elevadas.
• Desabrochar cuello, cinturón y prendas que le opriman.
• Quitar al accidentado la ropa contaminada, si es el caso.
• Si el cuerpo ha estado en contacto con el producto líquido, lavar las partes
afectadas con abundante agua y jabón, aplicando a continuación una crema con
lanolina para restituir las grasas de la piel que ha eliminado la acción de la metil-
isobutil-cetona.
• Si ha sufrido proyecciones a los ojos, lavarlos con abundante agua tibia a poca
presión durante 15 minutos, manteniendo los párpados del accidentado bien
abiertos y, pidiéndole que mueva los ojos en todas direcciones
• Taparlo con una frazada y no dejar que se enfríe.
• Recurrir si es preciso, a métodos de reanimación.
• En caso que exista aparato de inhalación de oxígeno, este será administrado
exclusivamente por una persona capacitada con Ia operación.
• Avisar a los servicios médicos sin pérdida de tiempo.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


41

ACIDO SULFURICO.

H2SO4

1.- CONCENTRACIONES AMBIENTALES PERMISIBLES

CHILE U.S.A.
LÍMITES PERMISIBLES (L.P.), DECRETO Nº 745

Límite Concentración Promedio Permisible


Límite Permisible Ponderado Permisible Observaciones (TWA), A.C.G.I.H..
Absoluto

p.p.m. mg/m³ mg/m³ p.p.m. mg/m³


-------- 0,8 3 -------- 1

2.- CONSTANTES FISICAS

PESO PUNTO DE POTENCIA PROPIEDADES


EXPLOSIVIDAD
MOLECULAR FUSION CALORIFICA
Líquido siruposo.
----------
98,08 10,49º C ----------
Incoloro si está puro.
PUNTO DE SOLUBILIDAD
DENSIDAD TEMPERATURA Soluble en todas las Olor picante y
EBULLICION
DE AUTO proporciones en penetrante.
(agua =1) INFLAMACION agua y alcohol
A 760 mm. Hg
etílico, con Higroscópico.
1,84 ---------- generación de
290º C mucho calor.

DENSIDAD DEL
VAPOR en el PUNTO DE TENSION DE
punto de INFLAMACION VAPOR A 20º C
ebullición.
No presenta Menos de
(aire = 1)
---------- 0,001 mm. Hg
3,4

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


42

3.- RESUMEN DE RIESGOS Y PRECAUCIONES

PRINCIPALES RIESGOS INFLAMABILIDAD PRECAUCIONES


GENERALES
- Fuertemente peligroso. No es inflamable - Utilícense medios
adecuados de ventilación
- Riesgo grave y serio. o equipos personales.
REACTIVIDAD CON EL AGUA
- Vapor o aerosol muy tóxico o - Evítese la respiración de
fuertemente irritante a baja sus nieblas o vapores.
concentración y para cortas
exposiciones. - Evítense derrames y
contactos con la piel, ojos
- El contacto con sustancias Puede reaccionar con él agua y ropas.
combustibles puede provo car un liberando energía.
incendio. - Evítese el contacto con
la humedad y con
- Corrosivo combustibles.

4.- IDENTIFICACION

Nº CAS 7664-93-9

Sinónimos:

• Aceite de vitriolo
• Licor de azufre
• Acide sulfurique (francés)
• Sulfuric acid (inglés)

5.- PROPIEDADES QUIMICAS

Es un ácido fuerte, que por encima de 30º C emite vapores picantes.

El ácido sulfúrico fumante u "oleum" está formado por ácido sulfúrico al 100% en el que
existen disueltas proporciones variables de anhídrido sulfúrico y que emite vapores
irritantes de anhídrido sulfúrico.

Al disolverse en agua, el ácido concentrado, lo hace de forma fuertemente exotérmica, por


lo que su dilución debe realizarse vertiendo lentamente el ácido sobre el agua y agitando a
fin de homogeneizar la disolución para que nunca se produzcan bruscas y local izadas
elevaciones de temperatura, que provocarían proyecciones de ácido. Por este mismo
motivo, nunca se debe verter agua sobre el ácido.

Es un fuerte deshidratante y oxidante dependiendo estas propiedades de su


concentración.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


43

Ataca a la mayoría de los metales, con desprendimiento de hidrógeno. El ácido diluido


ataca a casi todos los metales. Si bien, algunos se pasivan por su acción, como el plomo,
acero inoxidable, etc. El ácido concentrado prácticamente no reacciona con muchos
metales como el hierro, acero, etc.

El calor incrementa la velocidad de reacción.

El ácido sulfúrico reacciona violenta y exotéricamente con Ia materia orgánica,


carbonizándola, con cloratos, cromatos, permanganatos, carburos, metales en polvo,
ferrosilicio, etc., pudiendo la reacción llegar a ser explosiva.

Se descompone térmicamente en SO3 y agua, siendo la descomposición prácticamente


total a los 450º C. Por encima de esta temperatura, el anhídrido sulfúrico formado se
disocia en anhídrido sulfuroso y agua.

6.- OBTENCION

Existen dos métodos de obtención, el de las cámaras de plomo y el de contacto.

El primero ya prácticamente solo se utiliza en plantas residuales y usa como catalizadores


los óxidos de nitrógeno. La concentración del ácido obtenido no llega a concentraciones
mayores al 76%.

El método de contacto produce ácido fumante con el 25% de anhídrido sulfúrico,


obteniéndose como ácido final el de 98,5% diluyéndose posteriormente para conseguir la
concentración deseada.

Dada la alta concentración del ácido, se puede utilizar en su fabricación material como el
acero normal, aceros especiales y fundiciones grises, así como plásticos. Este método
tiene la gran ventaja de ser un proceso continuo altamente mecanizado con el que se
puede conseguir un elevado ritmo de fabricación.

7.- INCOMPATIBILIDADES

• Álcalis.
• La mayor parte de los metales, dependiendo de la concentración del ácido. El
contacto con el ácido puede producir emanaciones tóxicas de dióxido sulfuroso e
hidrógeno gaseoso inflamable.
• El contacto del ácido con materiales orgánicos, tales como cloratos, carburos,
fulminatos y picratos, puede provocar incendios y explosiones.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


44

8.- USO INDUSTRIAL

La utilización industrial del ácido sulfúrico es muy amplia, siendo con mucho el producto de
mayor utilización industrial. Se utiliza para la obtención de: Superfosfatos y ácido fosfórico;
ácidos acético, clorhídrico y cítrico, fertilizantes sintéticos, dióxido de titanio y explosivos al
nitrato; fibras artificiales; tintas y colorantes. Sirve como agente deshidratante en la
producción de ésteres y como electrolito en las baterías de plomo ácido. Se emplea
asimismo, para la obtención de glucosa mediante hidrólisis de la celulosa, en el refinado
de aceite; vegetales y minerales, en la industria del cuero, para la obtención de yodo y
bromo, secado de gases, la extracción de uranio a partir de la pechblenda y en la
recuperación de los ácidos grasos a partir de las aguas residuales en las fábricas de
jabón.

También se lo utiliza en laboratorios para análisis cuantitativo y cualitativos y en la


industria farmacéutica.

9.- RIESGO DE INCENDIO

El ácido sulfúrico no es un producto inflamable, sin embargo, a consecuencia de su acción


corrosiva sobre los metales, con el correspondiente desprendimiento de hidrógeno, puede
causar incendios y explosiones.

Así mismo el contacto con numerosos producto; químicos y con materia orgánica, puede
provocar incendios.

9.1.- Extinción de incendio

Los fuegos en que esté involucrado el ácido sulfúrico concentrado pueden combatirse con
polvos químicos, pero nunca con agua, la que producirá peligrosas proyecciones del
ácido.

9.2.- Protección personal en la extinción de incendios

Puesto que a temperaturas elevadas se descompone en anhídrido sulfúrico, gas muy


peligroso, en la extinción de incendios en que esté involucrado el ácido sulfúrico, se
utilizarán equipos respiradores autónomos, independientes del medio ambiente,
recomendándose adaptadores faciales tipo máscara completa, con una hermeticidad del
95% y provistos de válvulas de admisión a presión y demanda.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


45

10.- RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD

10.1.- Almacenamiento

Este ácido no se almacenará nunca con materia orgánica, como trapos, aserrín o
maderas, productos químicos incompatibles con él, ni con cromatos, cloratos u otras
sustancias que reaccionen con el ácido para dar productos altamente oxidantes.

10.1.1.- Requisitos que deben cumplir las bodegas o almacenes

• Serán, en lo posible, estructuras abiertas, pero en caso contrario, locales bien


ventilados, frescos y secos.
• Su pavimento será impermeable, construido con baldosas de Grez u otro material
inatacable por el ácido y formará cubeta estanca con un ligero declive que facilite la
recogida de eventuales derrames y evite su salida a otras zonas.

10.1.2.- Recipientes

• Son adecuados los siguientes:


• Frascos de vidrios hasta 5 litros.
• Bidones de plástico reforzado hasta 35 litros.
• Tambores de acero de hasta 200 litros.
• Estanques de forma cilíndrica o hexaédrica de aristas cortadas con capacidad
máxima de 3.000 litros. Deben estar provistos de tubo de descarga por gravedad y
tubo respiradero. Deben estar probados para soportar presiones de 1 kg./cm2.
• Cistemas o estanques de acero inoxidable.

Todos los envases metálicos deben conservarse siempre bien pintados para evitar la
corrosión exterior y para que cualquier fuga incipiente se acuse fácilmente. También
deberán estar perfectamente tapados, con objeto de impedir la formación de nieblas y la
absorción de agua procedencia del ambiente, por este ácido que tan ávido es de ella.

10.1.3.- Etiquetaje

Todos los recipientes que contengan ácido sulfúrico estarán provistos de etiquetas,
colocadas en lugares visibles, que identifiquen el producto inequívocamente y adviertan
clara y sucintamente de los riesgos que comporta su manejo, figurando además, la
concentración del ácido.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


46

10.2.- Manipulación

Se le dará especial atención a las medidas preventivas, dada la gran peligrosidad del
producto.

Cuando el sistema de manipulación no sea mecánico, se utilizarán tenazas especiales


para el manejo de los envases de vidrio u otros materiales que contengan el producto.

Para el vaciado de bidones se utilizarán bombas manuales (ver, "carga y trasvase del
producto").

La dilución del ácido debe realizarse echando éste sobre el diluyente, mientras se está
agitando constantemente la mezcla. Nunca debe echarse el agua sobre el ácido, puesto
que puede producirse una reacción explosiva con proyección de este último.

Los envases vacíos se drenarán siempre y se limpiarán con agua, ya que los residuos del
ácido pueden reaccionar con la humedad atmosférica.

Los derrames de ácido sulfúrico se cubrirán con arena o con cenizas, pero jamás con
materias orgánicas, especialmente aserrín.

10.2.1.- Instrucción del personal

El personal que trabaje en procesos en los que intervenga este producto, conocerán el
grave riesgo que presenta y las normas de Higiene y Seguridad a seguir.

10.3.- Carga y trasvase del producto

• Puede realizarse por gravedad o mediante aire a presión con bomba.


• Si el trasvase se realiza por gravedad, se manejarán cuidadosamente los
recipientes y se fijarán con adecuados elementos de sujeción para impedir roturas o
derrames.
• En el manejo con aire a presión se cuidará que el aire esté bien seco y utilizando el
cilindro próximo al lugar de empleo, que debe llevar válvula reductora, válvula de
seguridad, manómetro, grifo de vaciado rápido y grifo de purga. Cuando el aire
comprimido se utilice en sitios alejados del depósito o cilindro, deben usarse
tuberías de aire con la adición de un dispositivo, próximo al sitio de empleo, que
disponga de válvula reductora, otra de seguridad, grifo de apertura rápida y un
manómetro.
• Si se vacía con bomba, evitar el contacto del vidrio o cerámica con el metal de la
bomba mediante caucho, teflón o PVC.
• Para el trasvase se usarán tubos de acero resistentes al ácido o mangueras
flexibles de PVC o teflón. Haciendo la salvedad de que si hien estas úl timas son
más adecuadas para el sulfúrico concentrado, no resisten a los fumantes.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


47

• Los eventuales derrames se eliminarán inmediatamente neutralizándolos con una


solución alcalina barata, como la cal, el carbonato sódico o ceniza; y abundante
agua.
• Los trabajadores se protegerán adecuadamente contra derrames y proyecciones.

10.4.- Fugas y derrames

• Se vigilará periódicamente la estanqueidad de las instalaciones, depósitos y


recipientes.
• En caso de fuga o derrame, se evacuará del área afectada a todo el personal que
no sea estrictamente necesario para la recuperación y mantenimiento del proceso.
• Ha de restringirse el acceso de personas que no usen equipos ni ropa de protección
a las zonas de derrame y fuga, hasta haberse concluida la limpieza.
• Si se ha derramado o producido una fuga de ácido sulfúrico, hay que lomar las
siguientes medidas:

1. Ventilar la zona del derrame o fuga.


2. El ácido sulfúrico deberá ser absorbido en vermiculita, arena seca, tierra o ceniza.
También se lo puede diluir o neutralizar.
3. El material saturado con ácido, deberá recogerse de la forma más conveniente y
segura para recuperarlo, o eliminarlo en un relleno de tierra sanitario.

10.5.- Reparaciones y limpieza

Las operaciones de limpieza y reparación de instalaciones, estanques y reactores, es una


tarea peligrosa que requiere adoptar precauciones extremadas y. una ejecución y
supervisión de personal experto.

Previamente, se separará el equipo a reparar del resto de la instalación, desconectando y


retirando todas las instalaciones, tanto exteriores, como interiores y taponando los
extremos abiertos de las secciones de instalación que no vayan a ser reparados, para
impedir la salida de ácido, preferiblemente mediante bridas ciegas para evitar errores
humanos y derrames accidentales.

Se vaciará totalmente, o al menos lo más completamente posible la sección a reparar y a


continuación se lavará su interior con grandes cantidades de agua corriente, vaciando lo
mejor posible todos los residuos.

Se neutralizará cualquier residuo de ácido con soda comercial, cenizas o cal llenando a
continuación el recipiente o sección totalmente con agua, vertiendo finalmente ésta.

Se hará fluir una corriente continuada de aire limpio, asegurando una completa renovación
de aire, así como el control higiénico del aire de salida, durante el tiempo que dure la
operación, teniendo en cuenta la posibilidad de contaminación del área de trabajo.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


48

Antes de entrar en el estanque o recipiente y durante el curso de la operación se


realizarán controles que aseguren la no existencia de deficiencias de oxígeno ni la
presencia de gases dañinos. Hay que tener en cuenta la posible existencia de hidrógeno,
debido a la reacción entre el ácido sulfúrico y los metales de que pueda estar formada la
sección a reparar, ya que este gas forma mezclas explosivas con el aire, que pueden ser
muy peligrosas.

Los trabajadores que tengan que introducirse en un estanque o recinto cerrado que haya
contenido ácido sulfúrico, utilizarán equipos respiratorios independientes del medio
ambiente, estando indicados adaptadores faciales del tipo máscara completa, con válvula
a demanda y presión, para impedir la entrada del contaminante. Si el tiempo de trabajo va
a ser largo, se utilizará línea de aire a presión, teniendo en cuenta que éste deberá
proceder de un ambiente exterior no contaminado y estar exento de aceites y todo tipo de
impurezas. Asimismo la instalación de línea de aire debe permitir, a los trabajadores que la
utilicen, escapar sin ningún riesgo en caso de sufrir fallas o problemas imprevistos. A este
fin, deberán estar provistos de un segundo respirador autónomo para casos de
emergencia y de medios integrales de rescate, como arneses de seguridad y cuerda de
rescate.

En el exterior permanecerá un trabajador que mantendrá continuamente bajo observación


a los que estén en el interior, debiendo estar disponible, en las cercanías, un segundo
hombre, para garantizar la plena seguridad del rescate, si éste fuera necesario.

Todos los trabajadores deberán llevar las restantes prendas de seguridad que se estimen
necesarias.

10.6.- Transporte por carretera

Medidas de urgencia en caso de accidente

• Si es posible llevar el vehículo a campo abierto.


• Parar el motor.
• Señalizar el peligro con indicadores y avisar a los demás usuarios de la carretera.
• Mantener a las personas no necesarias alejadas de la zona de peligro.
• Dar aviso inmediato a Carabineros.
• En caso de derrame, tratar de retener y absorber el ácido con arena o tierra y si es
posible neutralizarlo con cal o cenizas, pero nunca utilizar para su retención aserrín
u otros materiales combustibles.
• No usar chorros de agua sobre escapes del recipiente.
• Si el ácido ha penetrado en curso de agua o alcantarilla, ha contaminado el suelo o
la vegetación, avisar a las autoridades.
• En caso de incendio, refrigerar con agua pulverizada los recipientes expuestos al
calor.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


49

11.- RIESGOS HIGIENICOS - TOXICOLOGIA

La acción del ácido sulfúrico sobre el organismo es la de un poderoso cáustico y un


agente tóxico general.

Su ingreso en el organismo, bien sea en forma líquida o de aerosol, produce fuertes


irritaciones y quemaduras en las mucosas de los aparatos respiratorios y digestivo, piel
ojos y dientes.

El contacto directo del ácido sulfúrico concentrado con la piel o mucosas produce una
fuerte deshidratación del tejido afectado, con gran desprendimiento de calor, acciones que
conjugadas dan lugar a graves quemaduras, cuya intensidad y profundidad están en
función de la concentración del ácido y del tiempo de contacto con los tejidos afectados,
clasificándose de primero, segundo o tercer grado en analogía con las térmicas.

La inhalación de nieblas de ácido sulfúrico provoca lesiones del aparato respiratorio,


agresiones dentales y acción tóxica general que determina acidosis del organismo con
acción sobre el sistema nervioso que determina agitación, marcha vacilante y debilidad
general.

Las nieblas de ácido sulfúrico son aerosoles formados por minúsculas gotitas de ácido
disuelto en agua.

11.1.- Intoxicaciones agudas

11.1.1.- Vía respiratoria

La inhalación de nieblas o vapores de este ácido, a relativamente altas concentraciones,


produce la siguiente sintomatología; abundante secreción nasal, esputos sanguinolentos,
hematemesis, gastritis, disnea y cianosis, a la que siguen alteraciones de la consciencia.
Puede producirse el fallecimiento por sofocación, como consecuencia del espasmo reflejo
de laringe, por shock y por edema agudo del pulmón.

11.1.2.-Vía oral

La ingesta del producto da lugar a gravísimas quemaduras del tracto digestivo, cuya
gravedad depende de la concentración del ácido ingerido, ya que si ésta es alta el
pronóstico es generalmente fatal, mientras que si el ácido ingerido es muy diluido, la
aplicación precoz de un tratamiento alcalino puede salvar al paciente.

11.1.3.- Vía dérmica

También la gravedad depende de la concentración del ácido si bien una rápida eliminación
de éste, por neutralización o fuerte dilución con agua puede conseguir que no se

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


50

produzcan lesiones. Cuando no es éste el caso y el tiempo de contacto es más prolongado


se producen profundas quemaduras, que inicialmente adquieren una tonalidad
blanquecina pero que más tarde evolucionan a un color marrón oscuro, apareciendo
finalmente una ulceración bien definida sobre una zona ligeramente enrojecida. La
evolución posterior es muy lenta, transcurriendo largo tiempo hasta su curación, quedando
como secuelas extensas cicatrices que en ocasiones producen disfunciones. Si la
quemadura es muy extensa, puede sobrevenir el fallecimiento del accidentado.

11.1.4.- Vía ocular

Las proyecciones o salpicaduras de este ácido en los ojos son muy graves, ocasionando
generalmente profundas ulceraciones cornéales, querato conjuntivitis y lesiones en los
párpados, que pueden producir graves lesiones irreversibles.

11.2.- intoxicaciones crónicas

11.2.1.- Vía respiratoria

A bajas concentraciones, la inhalación de nieblas de ácido sulfúrico provoca la aparición


de una sintomatología caracterizada por secreción nasal, estornudos, irritación del tracto
respiratorio y dificultad respiratoria, implantándose un cuadro crónico con síntomas
imitativos de las mucosas de conjuntivas, nariz, boca, faringe, laringe, tráquea y bronquios.

Se producen muy a menudo lesiones dentales, oscureciéndose las piezas dentales hasta
un color marrón, apareciendo estriaciones en el esmalte y caries seguidas por la
destrucción rápida de la corona dental, sin la aparición previa de sintomatología dolorosa,
siendo preferentemente afectados los incisivos.

11.2.2.- Vía dérmica

Los contactos repetidos con ácido sulfúrico diluido provocan desecación de la piel,
ulceraciones en las manos e inflamación crónica purulenta de los tejidos que circundan las
uñas.

11.2.3.- Vía ocular

La permanencia en ambientes con relativamente pequeñas concentraciones dan lugar a


lagrimeo, quemazón en los ojos y congestión de la conjuntiva.

11.3.- Dosis y concentraciones tóxicas

La concentración tóxica más baja publicada para el hombre, por inhalación de nieblas de
ácido sulfúrico es de 3 mg/m3 durante 24 semanas.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


51

El nivel IDLH, inmediatamente peligroso para la vida o la salud, es de 80 mg/m3.


Representa el máximo nivel de contaminación del cual se puede escapar en un tiempo de
30 minutos.

12.- RECOMENDACIONES DE HIGIENE INDUSTRIAL

• Los locales de fabricación estarán dotados de una buena ventilación natural.


• Se instalarán extracciones localizadas en los focos de posible emisión de nieblas de
ácido, como son las cubas electrolíticas, baños de decapado, etc.
• El pavimento de los locales en los que se trabaje con ácido sulfúrico será de un
material resistente al ataque del ácido, como el Grez, y formará un ligero declive
que permita la fácil limpieza, con agua, de posibles derrames.
• En todos los locales donde Se manipule o trasvase ácido sulfúrico, existirá una red
de aparatos sanitarios (duchas de emergencia y lava-ojos) con gran caudal de agua
que faciliten el lavado inmediato de las posibles proyecciones o salpicaduras de
ácido en los ojos y piel, que puedan sufrir los trabajadores. igualmente existirán
depósitos de bicarbonato sódico para neutralizar posteriormente el exceso de ácido
que pudiera quedar en la piel.
• Todo vertido o derrame de ácido sulfúrico se neutralizará inmediatamente con un
álcali barato, como carbonato sódico, cal o cenizas, pero en ningún caso se usará
como absorbente aserrín o trapos, pudiendo en cambio emplearse la arena para
empapar derrames de cuantía importante, si bien posteriormente esta arena se
neutralizará con sustancias alcalinas.
• Estará terminantemente prohibido fumar en todos los locales o sectores donde se
manipule ácido sulfúrico.
• Los trabajadores deberán observar un cuidadoso aseo personal, duchándose
diariamente y enjuagándose la boca con una solución de bicarbonato sódico al 2%.
• Es aconsejable que los trabajadores, después de terminado el trabajo, se apliquen
una crema grasa, a base de lanolina, en las manos, para evitar que por falta de
elasticidad en la piel, ésta se reseque y agriete.
• La dilución del ácido se realizará vertiendo lentamente el ácido sobre el agua en
pequeñas cantidades y agitando continuamente. Nunca se echará agua sobre el
ácido.

13.- ELIMINACION DE RESIDUOS

Todos los residuos de ácido sulfúrico, sus disoluciones o sustancias que lo contengan irán
a una instalación de neutralización, de la que tiene que salir con un pH entre 6 y 8,
posteriormente los líquidos pueden evacuarse por la red de alcantarillado y los sólidos a
rellenos sanitarios.

14.- PROTECCIONES PERSONALES

14.1.- Protección ocular

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


52

En los lugares u operaciones donde exista el riesgo de proyecciones o salpicaduras de


ácido, se deberá utilizar protección ocular en base a gafas integrales de montura
anatómica y visión panorámica, provistas de válvulas de aireación dispuestas de forma
que por ellas no pueda penetrar el líquido.

14.2.- Protección de la cabeza

Cuando exista riesgo de derrames, salpicaduras o proyecciones de ácido, se utilizarán


capuchones impermeables, que serán o estarán impermeabilizados con caucho, neopreno
o PVC.

14.3.- Protección de las manos

Se utilizarán guantes de material plástico o de tela recubierta con él, recomendándose el


caucho, neopreno o PVC.

Se prestará la mayor atención a imposibilitar la entrada del ácido en el interior de los


guantes, para lo cual conviene que tengan un elástico en la muñeca y colocárselos por
debajo de las mangas de la ropa de trabajo.

14.4.- Protección de los pies

La protección más adecuada contra derrames o salpicaduras, se obtiene con botas de


agua de caucho, neopreno o PVC, con suelas antideslizantes. Deben colocarse por debajo
de la ropa de trabajo.

14.5.- Protección de cuerpo y piel

Se utilizará ropa recubierta de neopreno, caucho o PVC en todos los trabajos que
comporten riesgo de salpicaduras o proyecciones de ácido.

14.6.- Protección respiratoria

Este tipo de protección debe considerarse únicamente cuando no es posible tomar


medidas correctivas basadas en la ingeniería y en los métodos de trabajo, cuando se
están instalando estas medidas correctivas o cuando fallan y es necesario
complementarlas y en casos de emergencia.

Las características con que debe contar la protección respiratoria dependerán del uso a
que esté destinada, por lo tanto, para su adquisición se debe contar con la asesoría de un
especialista.

15.- VIGILANCIA MÉDICA

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


53

A todo aquel trabajador que vaya a estar expuesto al riesgo de inhalación de nieblas de
ácido sulfúrico, se le hará un reconocimiento médico previo al ingreso a dicho trabajo, no
siendo declarados aptos los individuos con enfermedades del aparato respiratorio,
digestivo o del sistema nervioso ni los que presenten afecciones o sensibilizaciones de la
piel o de los ojos.

16.- PRIMEROS AUXILIOS

16.1.- Proyecciones y salpicaduras cutáneas

• Llevar al accidentado inmediatamente bajo la ducha más cercana, quitando


rápidamente la ropa de las zonas afectadas, cortando la ropa si es necesario y
procediendo a un lavado con abundante agua bajo la ducha.
• Espolvorear con bicarbonato sódico las zona; del cuerpo afectadas.
• Volver a lavar bajo la ducha.
• Secar cuidadosa y suavemente con una toalla o tela limpia y suave.
• Si hay quemaduras, enrojecimiento, ampollas o lesiones, aplicar una cura seca y
esterilizada.
• Retirar al accidentado a una habitación limpia y bien ventilada.
• Si el rostro está rojo, acostarlo con el cuerpo elevado, pero si está pálido, acostarlo
boca
• arriba, cabeza vuelta a un lado y piernas elevadas.
• Avisar, sin pérdida de tiempo, a los servicios médicos.

16.2.- Proyecciones oculares

• Lavar inmediatamente el ojo u ojos alcanzados con agua corriente a poca presión
durante 15 minutos, manteniendo los párpados del accidentado bien abiertos y
pidiéndole que mueva los ojos en todas direcciones.
• Avisar sin pérdida de tiempo a los servicios médicos.
• *Si persiste el dolor vivo después del lavado se pondrán poner una o dos gotas de
colirio anestésico.
• Repetir el lavado hasta que le ojo vuelva a su normalidad, lo que se podrá saber
tocando el blanco del ojo con un papel indicador de pH.

16.3.- Ingestión

• Aclararle la boca con abundante agua.


• Llevarlo a una habitación tranquila y bien ventilada.
• Si la cara está roja, acostarlo con el cuerpo elevado, pero si está pálido acostarlo
boca arriba, cabeza vuelta hacia un lado y piernas elevadas.
• Desabrocharle el cuello, cinturón y prendas que le opriman.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


54

• Darle a beber cuanta agua desee y si es posible administrarle leche a voluntad,


lechada de cal de magnesio o bien emolientes, como aceite o huevos frescos
(crudos).
• Taparlo con una frazada y no dejar que se enfríe.
• Recurrir si es preciso métodos de reanimación (respiración artificial de boca a
boca). En caso de que exista aparato de inhalación de oxígeno, éste será utilizado
exclusivamente por una persona capacitada con la operación.
• Avisar, sin pérdida de tiempo, a los servicios médicos.

16.4.- Inhalación

• Retirar al accidentado inmediatamente del área contaminada.

• Llevarlo a una habitación tranquila y bien ventilada.


• Si la cara está roja, acostarlo con el cuerpo elevado, pero si está pálido, acostarlo
boca arriba, cabeza vuelta a un lado y piernas elevadas.
• Desabrochar el cuello, cinturón y prendas que le opriman, tapándolo con una
frazada y no dejando que se enfríe.
• Recurrir si es preciso a métodos de reanimación.
• Avisar sin pérdida de tiempo a los servicios médicos.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


55

AMONIACO

(NH3)

1.-CONCENTRACIONES AMBIENTALES PERMISIBLES.-

CHILE U.S.A.

LÍMITES PERMISIBLES (L.P.), DECRETO Nº 745 Concentración Promedio Permisible


(TWA), A.C.G.I.H..
Límite Permisible Ponderado Límite Observaciones
Permisible
Absoluto

p.p.m. mg/m³ mg/m³ p.p.m. mg/m³

20 14 24 25 17

2.- CONSTANTES FÍSICAS.-

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


56

PESO MOLECULAR PUNTO DE

= 17 EBULLICION PROPIEDADES

(760 mm Hg)= -33,4º c - Gas Incoloro

PESO ESPECIFICO PUNTO DE


PRESION DE SOLUBILIDAD - Licuado a Presión

(agua= 1) = 0,67 INFLAMACION


VAPOR EN AGUA: - Olor penetrante,

= No corresponde
= = Picante y sofocante
DENSIDAD DEL TEMPERATURA DE
1013 KPa a 26º C 34g/100 a 20º C
VAPOR (aire = 1) AUTOINFLAMACION

= 0,6 = 651º C

PUNTO DE FUSION EXPLOSIVIDAD

-77,7 º C (% volumen en aire)

= Ls: 28% - Li: 15%

3.- RESUMEN DE RIESGO Y PRECAUCIONES.-

GRAVEDAD Y TIPO DE INFLAMABILIDAD REACTIVIDAD CON PRECAUCIONES


RIESGO EL AGUA GENERALES

Altamente irritante de ojos, • Gas inflamable. Normalmente • Evitar todo contacto.


vías respiratorias y piel. estable, incluso en • Utilícese ventilación,
• La presencia de condiciones de extracción
Salpicaduras de líquido a los exposición a fuego. localizada o
aceite u otros
ojos puede producir materiales protección
quemaduras profundas combustibles respiratoria.
graves. pueden • Utilice guantes
incrementar el aislantes del frío y
La inhalación del gas en peligro de traje de protección.
altas concentraciones puede incendio.
producir edema pulmonar. • Pantalla facial o
protección ocular
Se debe evitar todo contra salpicaduras.
contacto.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


57

4.- IDENTIFICACION

Nº CAS de identificación SINONIMOS


bibliográfica 7664-41-7
Amoniaco Anhidro,
Nº UN (Naciones Unidas):
Ammonia (Inglés)
1005

5.- PROPIEDADES QUIMICAS:

• El contacto con oxidantes fuertes puede provocar incendios y explosiones


• El contacto con blanqueadores de hipociorito, calcio, oro, plata y mercurio puede
formar productos altamente explosivos.
• El contacto con halógenos puede provocar salpicaduras violentas.
• El amoníaco líquido, ataca algunos tipos de plásticos, caucho y revestimientos.
• No presenta productos peligrosos de la descomposición.
• Temperaturas elevadas pueden provocar la explosión del recipiente contenedor.

6.- USO INDUSTRIAL

• Uso como producto químico en la fabricación de fertilizantes, como solvente en la


fabricación de textiles, cuero, pulpa y en la fabricación de papel; como estabilizador
en la fabricación de caucho.
• Uso en síntesis orgánica e inorgánico de ácido nítrico, urea, plásticos, fibras,
resinas sintéticas, fármacos, pesticidas, explosivos, combustibles para cohetes,
cianuros, amidas, colorantes, aminas, sustancias ignífugas y limpiadores de uso
doméstico.
• Uso en minería: Extracción y purificación metalúrgica de minerales, tratamiento de
chatarra, recocido, soldadura atómica con hidrógeno, industria electrónica,
nitruración del acero.
• Uso en refinación de petróleo como agente neutralizador; fabricación y
recuperación de catalizadores de craqueo; extracción de parafinas de aceites
lubricantes.
• Uso como refrigerante en instalaciones frigoríficas, fabricación de hielo,
almacenamiento de productos congelados.
• Copias de planos y fotografías, electroplastía y reactivo en laboratorios.

7.- RIESGO DE INCENDIO.-

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


58

• La mezcla de gas-aire en proporciones adecuadas puede arder. Sin embargo, esta


mezcla se inflama con dificultad, requiriendo de una prolongada e intensa fuente de
ignición y una relativamente alta concentración del gas.
• El amoníaco puede reaccionar con una serie de sustancias para formar compuestos
altamente explosivos.

7.1. - EXTINCION DE INCENDIOS

• En caso de fuego, debe cortarse el suministro de gas o removerse. Si no es posible


y no existe riesgo para el entorno próximo, dejar que el incendio se extinga por sí
mismo. En otros casos, utilizar espuma química, polvo químico seco o dióxido de
carbono.
• Los recipientes que contengan amoníaco y que se encuentren presentes en el
incendio, deberán, de ser posible, ser retirados, caso contrario utilizar agua
atomizada para mantener baja su temperatura.

8.- RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD:

8.1.- ALMACENAMIENTO

• El amoníaco puede ser almacenado bajo alta presión, refrigerado a baja presión o
como líquido en tanques de baja presión.
• Los cilindros deben protegerse de la acción directa de los rayos del sol, protegidos
de cualquier daño físico, en bodegas exteriores aisladas preferentemente.
• Los cilindros serán colocados en forma vertical y convenientemente asegurados,
para evitar caídas.
• La instalación eléctrica será del tipo estanca y resistente a la acción corrosiva de los
vapores de amoníaco.
• La bodega debe ser a prueba de incendio, fresca con ventilación a ras del suelo y
techo.
• El suelo de la bodega será impermeable y con declive hacia una canaleta estanca,
para recibir un posible derrame.
• Los contenedores deberán almacenarse lejos de fuentes de ignición y separados de
otros químicos como oxidantes, ácidos y halógenos.
• En el exterior de la bodega, cerca de las puertas, se situarán los equipos de
protección, en especial respiradores autónomos.
• Los estanques de almacenamiento permanente deben instalarse preferentemente
bajo tierra, al menos a 20 metros de pozos de agua potable u otras fuentes de
abastecimiento de agua.

9.- MANIPULACION.-

El personal deberá ser instruido sobre los riesgos que presenta el producto, las
precauciones a observar y las medidas que se deberán adoptar en caso de emergencia.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


59

Ventilar adecuadamente los locales de trabajo. Las emisiones deberán ser captadas a
nivel de la fuente de emisión. Cerca de los lugares de trabajo deberán encontrarse,
convenientemente señalizados, los aparatos de protección respiratoria y los equipos de
protección apropiados.

Evitar todo contacto con la piel y los ojos. Mantener a disposición del personal, ropa de
protección, guantes y caretas o antiparras de protección ocular. Estos efectos serán
mantenidos en buen estado y revisados después de su uso.

Los cilindros o botellas no deberán ser sometidos a golpes ni a una manipulación brusca.

En caso de fugas de amoníaco, sólo el personal entrenado y premunido de aparatos de


respiración autónomos, deberá entrar a la zona poluída.

No se deberá beber ni comer en los lugares de trabajo.

No se deberán realizar trabajos sobre o dentro de contenedores que tengan hayan tenido
amoníaco o sus soluciones acuosas sin tomar las debidas precauciones.

9.1.- PROCEDIMIENTO PARA DERRAMES Y FUGAS.

• En caso de fuga, se evacuará del área contaminada a todo el personal que no sea
necesario para controlar la situación.
• Se restringirá el acceso a toda persona que no use equipo ni ropa de protección a
la zona de derrame y fuga hasta haberse concluido la limpieza.
• Se deberá ventilar la zona para dispersar y diluir el gas.
• Si está en estado gaseoso, cortar el flujo de gas. Si la fuga se originó en un cilindro
y no se puede detener en el lugar, trasladar el cilindro a un lugar seguro al aire libre,
reparar el escape o dejar que el cilindro se vacíe.

10.- RIESGOS HIGIENICOS - TOXICOLOGIA.-

RESUMEN TOXICOLOGICO

El vapor de amoníaco es un irritante fuerte para los ojos, en especial para la córnea, las
vías respiratorias y la piel. La inhalación de concentraciones de 2.500 a 6.500 ppm
provoca disnea, bronquio espasmos, dolor de pecho y edema pulmonar, pudiendo este
último ser fatal; con frecuencia se produce un esputo rosado y espumoso. Entre las
consecuencias se pueden incluir bronquitis y neumonía. Se tiene conocimiento sobre
reducciones residuales de la función pulmonar. En un estudio experimental efectuado con
seres humanos, en el cual se expusieron diez personas a distintas concentraciones de
vapor de amoníaco durante cinco minutos, 134 ppm causaron irritación de los ojos, nariz y
garganta en la mayoría de las personas y una se quejó de irritación del pecho; a 72 ppm
varios informaron los mismos síntomas; a 50 ppm informaron sequedad nasal y a 32 ppm

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


60

solo uno informó sequedad nasal. En un estudio efectuado a ocho trabajadores de una
casa copiadora de planos, las concentraciones de 4 a 29 ppm causaron irritación de los
ojos "apenas perceptibles" a "moderada"; no se informaron irritaciones en el sistema
respiratorio. La tolerancia a las concentraciones de amoníaco que son generalmente
irritantes puede adquiriese por adaptación; un fenómeno que generalmente se observa
entre trabajadores que se acostumbran a los efectos de la exposición; no se dispone de
datos sobre concentraciones que son irritantes para trabajadores que se exponen
regularmente al amoníaco y quienes, presumiblemente, tienen un umbral más elevado de
irritación. El amoníaco anhidro líquido puede causar lesiones en los ojos o ceguera; en la
piel causa quemaduras de primero y segundo grado, que frecuentemente son graves y
que si son extensas, pueden ser fatales. Las concentraciones de vapor de 10.000 ppm son
irritantes suaves de la piel húmeda, mientras que 30.000 ppm o más, causan una
sensación de picazón pudiendo producir quemaduras y ampollas.

INTOXICACIONES AGUDAS

La exposición a amoníaco provoca inmediatamente una irritación de las mucosas oculares


y respiratorias. A concentraciones elevadas se observa:

• Una irritación traqueobronquial: tos, disnea asmatiforme; el bronquioespasmo es a


veces intenso, responsable inmediato de una estrechez respiratoria.
• Un perjuicio ocular: lagrimeo, hiperemia conjuntival, ulceraciones conjuntivales y
corneales, iris, cataratas, glaucoma.
• Quemaduras químicas cutáneas a nivel de las partes descubiertas.
• Ulceración y edema de la mucosa nasal, orofaringe y laringe.

A corto plazo, el pronóstico depende de la evolución del cuadro respiratorio:


broncoespasmo y edema de laringe, seguido de un edema agudo pulmonar con carácter
de lesión (sobreviene habitualmente entre seis y veinticuatro horas después de una fase
de remisión aparente). Secundariamente, la hipersecreción bronquial y la descamación de
la mucosa son responsables de obstrucción bronquial y atelectasia; la sobreinfección
bacteriana es habitual.

Las secuelas respiratorias (estenosis bronquiales, bronquiolitis obliterante, broncoectasias,


fibrosis pulmonar) y oculares (opacidades corneanas, cataratas, glaucoma) son
frecuentes.

Las salpicaduras cutáneas y oculares de amoníaco son responsables de lesiones


cáusticas, locales, severas, si una descontaminación no es rápidamente practicada. En
caso de salpicadura ocular, las secuelas son frecuentes (opacidades corneanas, iritis,
glaucoma, cataratas).

INTOXICACION CRONICA.-

La exposición prolongada y repetida al amoníaco, entraña una cierta tolerancia: el olor y


los efectos irritantes del gas, son percibidos a concentraciones más elevadas que

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


61

inicialmente (el umbral de percepción olfativa del amoníaco es muy variable, desde
algunas décimas a más de 100 ppm).

Una exposición prolongada y repetida puede causar irritación crónica de los ojos y las vías
respiratorias superiores.

11.- RECOMENDACIONES DE HIGIENE INDUSTRIAL.-

• Deberán tomarse todas las medidas necesarias para evitar escapes de gas o
líquido en los lugares de trabajo, como ser: trabajo en aparatos cerrados, muy
buena ventilación general, uso de sistemas de aspiración localizada, otros que sean
necesarios.
• Las operaciones de mezclas, trasvase y manipulación en general, deberán
realizarse tomando las máximas precauciones.
• Deben existir duchas de emergencia y lavaojos estratégicamente situados para el
caso que se produzcan salpicaduras.
• En caso de producirse una liberación súbita de gas o derrame de líquido, se
evacuará inmediatamente la zona hasta que se haya efectuado una completa
descontaminación, la que será realizada solo por personal instruido y con el
correspondiente equipo de protección personal.

12.- PROTECCIONES PERSONALES.-

12.1.- PROTECCION DE LOS OJOS.

• Antiparras de ajuste hermético.


• Caretas de Protección facial.

12.2.- PROTECCION DE LA CABEZA.

• Gorros o Capuchones impermeables, si existiese la posibilidad de derrame o


proyecciones.

12.3.- PROTECCION DEL CUERPO.-

• En los trabajos donde exista riesgo de contacto, por derrame o proyección, se


emplearán ropas impermeables y botas de goma.

12.4.- PROTECCION DE LAS MANOS.-

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


62

* Guantes de Goma o Neopreno.

12.5.- PROTECCION RESPIRATORIA.-

• Máscaras contra gases, de¡ tipo cobertura facial completa, con el correspondiente
canister (aprobado para amoníaco), pueden ser utilizadas en caso de emergencia.
Bajo condiciones de uso extremo, estas máscaras pueden proveer protección por
solo alrededor de 5 minutos en concentraciones del 3% o 15 minutos en
concentraciones del 1% siempre que no haya deficiencia de oxígeno.
• Los puntos o zonas en que se puedan producir derrames o fugas, deben ser
previstos y las máscaras contra gas deben colocarse cerca de ellos.
• No se podrá permanecer en atmósferas con concentraciones sobre el 1,5 o 2% por
más de 15 minutos ya que se producirán severas quemaduras de la piel. Por esta
razón, la protección respiratoria sola no es suficiente.
• Personal de mantención u otros, que deban trabajar por más de algunos minutos en
concentraciones sobre 1,5 o 2%, deben equiparse con un traje, bien ventilado, de
goma o neopreno, impermeable al gas y bien ajustado alrededor de tobillos,
muñecas y cara.
• El traje más la máscara facial completa, darán buena protección para la vida en
atmósferas de hasta 35%. Sin embargo, ninguno de estos equipos entregará
protección contra el congelamiento, producido por la evaporación de¡ amoníaco.
• Respiradores con suministro de aire o equipos autónomos, en conjunto con el traje
mencionado deben ser usados en concentraciones desconocidas o por sobre el
3%.
• Los equipos de protección deben ser inspeccionados en forma regular y
mantenidos en óptimas condiciones.

A continuación se entrega una guía de selección de protección respiratoria para amoníaco:

CONDICION PROTECCION MINIMA REQUERIDA SOBRE 20 PPM


Concentración de • Cualquier respirador con cartucho químico para amoníaco.
gas de hasta 1 00 • Cualquier respirador con suministro de aire.
ppm
• Cualquier equipo respirador autocontenido.
300 ppm o menos Un respirador con cartucho para amoníaco con máscara facial
completa.
500 ppm o menos • Una máscara antigás tipo ajustable con cánister soportado en
el frente o atrás.
• Cualquier respirador con suministro de aire con máscara facial
completa con casco o capucha.

• Cualquier equipo respirador autocontenido con máscara


completa.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


63

Más de 500 ppm ** • Equipo respirador autocontenido con máscara facial completa
o para entrada o graduado para funcionar a presión por demanda o con otro
escape en lugares sistema de presión positiva.
donde las
concentraciones son
desconocidas.
Combate de Equipo respirador autocontenido con máscara completa, graduado
incendios para funcionar a presión por demanda o con otro sistema de presión
positiva.
Escape. • Cualquier máscara antigás que provea protección contra el
amoníaco.

• Cualquier equipo respirador autocontenido para escape.

** Puede ser necesario usar trajes con suministro de aire para evitar el contacto con la piel
y a la vez proveer protección respiratoria contra concentraciones de amoníaco en el aire.
Este equipo debe ser seleccionado, usado y mantenido bajo la supervisión inmediata de
personal entrenado. Cuando se use un traje en concentraciones de 500 ppm, se deberá
usar un equipo respiratorio autocontenido auxiliar calibrado para funcionar a presión
positiva.

13.- VIGILANCIA MÉDICA.

Los siguientes procedimientos médicos deben estar disponibles para quienes estén
expuestos a amoníaco en niveles potencialmente peligrosos:

• Examen físico completo e historia clínica: su propósito es descubrir condiciones


preexistentes que pudieran crear un mayor riesgo para el trabajador expuesto y
establecer las bases para un futuro programa de control para su salud, debe
Ponerse énfasis en los exámenes de ojos y vías respiratorias. Se debe examinar la
piel para ver si hay evidencias de trastornos crónicos.
• Radiografía de pecho: El amoníaco puede perjudicar los pulmones. Se
recomiendan exámenes periódicos.
• Prueba de capacidad vital forzada y volumen espiratorio forzado: El amoníaco es un
irritante de las vías respiratorias. Las personas que tienen funciones respiratorias
deterioradas pueden tener un mayor peligro al exponerse. Se recomienda un
control periódico.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


64

14.- PRIMEROS AUXILIOS.-

En caso de emergencia, iniciar el procedimiento de primeros auxilios y solicitar la ayuda


médica necesaria.

• EXPOSICION DE LOS OJOS.-

Si amoníaco anhidro líquido o concentraciones altas de amoníaco gaseoso entra en los


ojos, deben lavarse inmediatamente con cantidades abundantes de agua, levantando
ocasionalmente los párpados inferiores y superiores. Pedir inmediatamente ayuda médica.
No deben usarse lentes de contacto cuando se trabaje con este producto.

• EXPOSICION DE LA PIEL.-

Si la piel se pone en contacto con amoníaco anhidro líquido o con concentraciones altas
de amoníaco gaseoso, se debe lavar inmediatamente la parte contaminada con agua. Si
en la ropa penetra amoníaco anhidro líquido, soluciones fuertes de amoníaco o
concentraciones altas de amoníaco gaseoso, quitársela inmediatamente y lavar la piel con
abundante agua. Conseguir ayuda médica si después de¡ lavado hay irritación o
quemaduras.

• INHALACION.-

Si una persona inhala grandes cantidades de amoníaco, se deberá trasladar


inmediatamente a donde haya aire puro. En caso de paro respiratorio, emplear el método
de respiración cardiopulmonar. Mantener al paciente abrigado y acostado. Conseguir
atención médica lo antes posible.

• INGESTION.-

Si una persona que ha ingerido amoníaco está consciente, darle a beber inmediatamente
abundantes cantidades de agua para diluirlo. No se debe tratar de provocar vómito.
Conseguir atención médica inmediatamente.

• RESCATE.-

Retirar a la persona afectada de la zona peligrosa. Si la víctima está tendida en el suelo,


pedir ayuda e iniciar los procedimientos de rescate establecidos. No se convierta en otra
víctima. Deben conocerse los procedimientos de rescate de la planta y los lugares donde
están ubicados los equipos de emergencia.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


65

VI.- CONCLUSIONES.

Realizar un trabajo investigativo documental de los riesgos de un laboratorio químico, los


productos y equipos que ahí se utilizan significaría interpretar y traspasar hojas y hojas de
información debido a la gran cantidad de elementos, mezclas o derivados que existen, no
obstante, a modo de graficar en forma global lo que es el laboratorio y sus riesgos es que
con motivo de este mini manual de consulta fueron considerados solo cinco compuestos
químicos que al parecer de los integrantes de grupo son los que revestían mayor
importancia por la facilidad de adquisición que estos poseen. No obstante es claro que la
gama de compuestos existentes supera ampliamente en varias cifras las que aquí fueron
sometidas al análisis, como por ejemplo los corrosivos, abrasivos y por sobre todo el
material radioactivo que a raíz de la vorágine diaria se a transformado en un componente
mas de nuestra vida, sustancias que podemos hallar en la medicina oncológica, la
construcción de caminos (densímetro), como también en la prevención de incendios

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


66

(detectores de humo), en fin variables son las áreas en que hallaremos productos
químicos es por eso la importancia de conocerlos a modo de afrontar de mejor manera los
desafíos que impone la Prevención de Riesgos.

VII.- BIBLIOGRAFIA.

• Fichas de sustancias químicas. lNSHT. España.


• Manual de toxicología ocupacional. Ministerio de Salud. Chile.
• Fichas toxicológicas. Cias EE.UU.
• Enciclopedia de Medicina, Higiene y Seguridad del Trabajo.
• Threshold limit values. ACGIH
• Decreto Supremo Nº 78, Chile.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.


67

DERECHO DE AUTOR:

FICHAS TECNICAS REALIZADAS POR:

Experto P.R.P. MIGUEL ARANA BILBAO

Subgerencia de Higiene Industrial

Mutual de Seguridad Chile.

PELIGRO DE LOS PRODUCTOS QUÍMICOS EN LABORATORIOS.

Похожие интересы