Вы находитесь на странице: 1из 225
La Terapia Gestalt es un método de psicoterapia y de desarrollo personal elaborado por Fritz y Laura Peris en le década de fos cuarenta, Le acreditada Academia Amaricona de Psicote- rapia sitia a la Terapia Gestalt entre las seis primeras psicoterapias més solicitadas y reconocidas, de una extensa lista de 250 enfoques de psicoterapia existentes en la actualidad. En esta obra se exponen medics psicoterapéuticos que permiten alcanzar una inverrelaoi6n auténtica entre el mundo extemo a la persona (medio ambiente) y el mundo intrapsiquico de la persona (el organismo], situados ambos en el espacio temporal del aqui y el ahora, incrementando la toma de conciencia del cémo en lugar del porqué, enfatizando que la persone asuma la responsabilidad de sus conductas, tome sus propias decisiones y hage frente a sus necesidades oxistenciales. Todo ello estd ilustrado én esta obra en los diferentas capitulos que tratan sobre los suefios, a creatividad, les poleridades y la psicoterapia de pareja y familia con modalidad Gestiltioa. Por todo lo anteriormente expuesto este libro representa una forma de conocer, desde sus raices, este novedoso y eficaz modelo de psicoterapia que pertenece al movimiento denomi- nado le Tercera Fuerza en Psicologia, Herder www herdereditorial.com Celedonio Castanedo Secadas Terapia Gestalt Enfoque centraco en el aqui y el ahora TERAPIA GESTALT Opee atolre IOS CELEDONIO CASTANEDO SECADAS Profeser Tila de Psicologia Universidad Complutense de Madrid TERAPIA GESTALT Enfoque hr ben el agut y el ahora 4. edici6n corregida, revisada y ampliada Herder ise dee cbr: Chto Bao 2 lib, 28 presi © 1988 Coednio Canad Sendes (© 1988, Hever Edie, SL, Boel SUN: 978:84.254.22659 epoca pal decals sn lensed espe Sessile dl Cyc oll pr del een pee pone Tess Dept agi 8 = 14.947 2007 Printed in Sp prenonBxpaia Herder sew heen Dedicatoria: A mis hijos: Federico; Natalia; y Cristina, ‘Mucho he aprendido de mis profesores, tanbién de mis colegas yds que de nadie de mis estudiantes y pacientes, ‘TERAPIA GESTALT. INDICE GENERAL Prstogo. Prefacio Prefacio ala 4 edicion... Inroduceién: a Fritz Pers, PRIMERA PARTE ‘TEORIA GENERAL DE LA TERAPIA GESTALT 1, Diferentes modelos de Psicoterapia I, Orfgenes de la Terapia Gestalt : HL, Fandamentos teéricos de la Terapia Gestalt IV. Principios de la Terapia Gestalt V. Ciclo de la experiencia y etapas del grupo SEGUNDA PARTE APLICACIONES DE LA TERAPIA GESTALT Vi. Interveneiones de la Terapia Gestalt Vil. Técnicas wtlizadas en Terapia Gestst. VIM. Précticas supervisadas, vivencias gestilicas y earacttisicas el terapeuta gestalt, [. Bstructura de fas pasetieas.. 2, Vivencias gestlticas : 3. Caracteisticas del terapeuta gestalt x. i Suetios y Terapia Gestalt, oo Sila vida es sueiio (como eseribig Calderén de la Barca), ia muerte es un despertar, i X, Creatividad y Terapia Gestalt, XU Polavidades y Terapia Gestalt. wn XIL. Terapia de pareja y familia con enfoque gestiltico ‘XII. Investigacisn en Terapia Gestalt: «Abstracts» de Tesis Doctorates (1971-1981). alae CCierre: Vida y obra de Laura Pets. : 4. Recordando a Laura Penis en el iil aniversario de su tere 2, Recordando a Laura Peris en el X aniversario de su muerte 3. Recordando a Laura Perls en el XT aniversario de su muerte... Notas y referencias, {ndice onoméstico Indice analitico, 25 6 6 7 uo 133 149 19 162 5 183 209 25 2a 261 a7 1 361 368 3m 385 395 419 425 INDICE DE ILUSTRACIONES Figuras 1. IlusiGn perceptual del movimiento. 2 Confluencia 3. Introyeecisn, 4. Fases y resistencias del Ciclo de ta Experiencia 5 6 Tiempo dedicado a cada fase en una hora de psicoter Representacidn grafiea de larelacin Ciclo de la Experien- ‘ia-etapas del gropo, st 7. Cielo del se. 8. Distorsidn perceptual 9. 0. El cans ofa nada (Wu Gi) y la ereaeién (Tai Gi). Estructrassimbolieas de la personalided: Psicoandlisis y Gestalt e easel Cuedros |, Bloqueos a ta ereatividad por edades. 2, Factores mis y menos bloqueados por Facuitades 3, Factores mas bloqueados y menos blogueados segiin las diferentes Escueles universitarias ern: 4. Listado de Tesis Doctoraleselaboradas desde 1971 hasta WBE sonnei pecan 4s 96-97 100 10s ut Im 185 242 27 237 238 239 278-285 Poeun Swrcriees PROLOGO Bi psicoterpeuta moverno se aparta de ls tadicionales setiudes dogmas que atentan contra In azn, le verlad'y la ciencia elects deesio ese etomo a bre examen del objeto de eeudioy naeee, tacidn de sus limitciones para legar ala esteza, pemitindose om concep del hombre el planteo de la probabiidd, ln dads y hasta el No se puede negar que es la corriente llamada Teorfa de la Gestalt, la que puso en evidencia In trgil relacion enttepetcepcion rmalidad, dando un golpe mortal al academism y abtiendo los inde del relativismo y del estrtualismo. No odo to peribido en tooo Io que e, es perebido, Mis ain, la pereepelon implica relacion entre Io etibide y Io sentido, No‘en vane hoy la inucton gan tanevo ce tleampo def cena, porque adnite las suposciones gue se demase, tan ravonables, examina las doses y rechaza las absurd, {La pecepcidn occidental, que valor lo diastnico/et modiicada por i Teoria de lo Gestalt y se enfrenta ala oriental, que destaca lo sinernico, lo resatey lo ubica en los planos espacio temportice de a vida poguca; sn crear contradeciones, sino buscando la amon itavés de las analogtas de los contacios, las polaris, como deel De. Castanedo, autor de est libro, sos planteamientos y ois de suma importancta los enctenta el lector desarollados en esa obra y comprobatts po as vivenets per coterapéutcns en Ia Terapia insist, es aventuarse en campos ae es yoiagonstas de estas vvencas alarran a su debide enpo spon, diendo al ;Cémo? Prélogo La Terapia Gestalt, a pesar de ser una de las més wsadas; no es ni seré académica; es vivencial 3 ‘Uno de los principio gestdlcos que se derivan de Ip lectur de este lbxo es el siguiente: «30 soy el tico que vivo lo sentido, ! So a deseribe lo vivdo, y tengo el derecho de dudar; me importa el imo, noel porgué: el c6mo me responsabiliza, el porqué tne justifies, me desculpabliza>. EXCelenic. aeqsma%> el po ARORA? [La Tecupia Gestalt deja au ladb fa Faldad de Tas eenicas psico- Iogicas convencionales, permite al cliente hacer un encuento consigo nisin, reviviendo o totnando conciencia de situaciones que an ron dian inconclusas en su mente eau “Tenge por seguro el lector que en este trabajo ballad un refrescante documenta ue le permit, si ya ext familiasizado con el tema, po- fundizar algunos hechos propos del trabajo psicoterapéutico, como son Jos sueios cargados de stuaciones inconclusas y exponents clsicos dela vide pofquiea, Quien por vez primera se aventae en los caminos deta Gestalt, cera algunos «comoss y abrir otros. Tnicic el lector st ‘fitogo con et ater y eon aquellos que al enfrentarse a us emociones Sncontaron la paz que da sdlo el ser auténtico consigo mismo. ‘Dr. MARIANO VARGAS PARDO Priquiawa Universidad de Costa Rica "Enexo 1983 Wee dete. PREFACIO La Terapia Gestalt, practicada hace unos veinticinco aiios tinica- ‘mente por un pequeiio grupo de terapeutas (Fritz Perls, Laura Perls, _Isadore From, Simkin), es hoy un importante enfoque de psicoterapia econocido por su estilo existencial, que tiene como meta el crecimien- to personal del ser humano. E1 desarrollo de la Terapia Gestalt ha sido tan progresivo que en Estacios Unidos existen unos 500 terapentas y 52 ‘Centros de formacién de terapeutas; también los hay en Australia, Ca- had y Japén (The Gestalt Directory, Highland, N. Y.: The Gestalt "Journal, Joe Wysong, editor, 1980). ‘Son varios fos autores que han mencionado la desventaja que exis ‘e entre lo poco que se ha publicado en este campo y el lugar preferen- “cial que ocupa la Terapia Gestalt, considerando la gran cantidad de te- _Fapeutas que la aplican, Algunos de los libros publicados en inglés han ido traducidos al espafol; sin embargo, es infima Ia cantidad de obras _de Terapia Gestalt publicadas originalmente en lengua castellana. | ©. Este libro representa, en parte, el fruto recogido por el autor duran- tesu formaci6n como Terapeuta Gestalt en el Gestalt Institute of Cle- veland (GIC). Las ideas y el contenido de este libro representan lo que _ Virginia Sati (1964) afitma; «Ningin hombre se desasrolla tinicamen- “te por sf solox. Por lo tanto, esta obra es consecuencia directa del aprendizaje recibido en el GIC, su aplicacién en Talleres, Grupos de Encuentro, direccién de Tesis y Seminarios de Graduaci6n, y la ense- anza de Terapia Gestalt ejercida en la Escuela de Psicologia de la Universidad de Costa Rica ‘Deseo expresar mi agradecimiento a todos aquellos terapeutas que ntribuyeron a mi formacién como Terapeuta Gestalt, especialmente Prefacio al De. Joseph Zinker por su enfoque creativo de la psicoterapia, a la Dra. Sonia Nevis por su extraordinario mangjo de las pokaridades, a ta Dra. Rainnerte Fantz por su encantadora dutzura y su excelente domi- nio de los suefios. Sin olvidar la «figura» fundamental de mi forma ciGn: Laura Perls. Asi mismo, hago extensive mi reconocimiento a to- das aquellas personas a quienes he ofecido tratamiento psicolégico en los veinte aftos que tengo de vida profesional. Sin ellos hubiera sido imposible poner en prictica mis eonocimientos en Deficiencia Mental y Terapia Gestalt Dr. CELEDONIO CASTANEDO Universidad de Costa Risa Febrero, 1983, PREFACIO A LA 4° EDICION Esta 4 edicién ve la luz cuando estamos entrando en el siglo xxi, la cera Internet 0 Ia Red que hace realidad Ia comunicacién de todos con todos. Los hijos de la Red dicen: «darme un teclado y moveré el mun- do», Io mismo que hace més de medio siglo, en los albores del conduc tismo, Watson deeia: «dlarme cieu nifios recién nacidos y haré de ellos alugatlus v delincuentes», La Red es un medio de comiunieacton uni- versal sin fronteras fisicas en el que, por ejemplo, un inversionista ale- én invierte en la Bolsa de Tokio; un nfo andaluz. sigue en la pantalla Jas clases de un colegio de os EE UU; 800 millones de paginas espe- ran Ja visita de alguien en la www (world wide web) 0 Malla Mundial, sf alguien se atreviese a leerlas, dedicando a ello una jomnada laboral ordinatia, necesitaria veinte mil aftos. Y por si todo esto fuera poco; los grupos de discusién (news groups) pueden cuadriplicar el contenido de la Red. En cuanto al correo electt6nico (e-mail); hoy en dia hay unos cineo millones de dominios (nombres que siguen el signo de arroba en el correo), ‘cada uno de ellos pueden corresponder muchas direcciones de e-mail. El tatico por la Red se duplica cada 100 dfas. Sin embargo, el abuso de las redes cle comunicacién puede distanciar las relaciones interper- sonales, produciendo una mayor soledad y depresién en el ser huumano. Las relaciones interpersonales sanas producen resulltados positivos, como son os sentimientos de empatfa, el entusiasmo, Ia autenticidad, yun deseo de establecer mas relaciones. Aunque, la aplicacién de nue- vas tecnologias a los distintos campos del saber les confiete a estos Una renovacién tendiente a una expansién de sus limites y posibilida- des. Por ejemplo, al final de esta década adquirir un libro por correo Prefacio ala 4 edicién clectrénico seré algo tan habitual como lo es hoy comprar el periédico cen el quiosco de la esquina. La hiper-conocida Amazon.com es la ma- yor librerfa del mundo, ‘Asf mismo, la incorporaciéa de los avances tecnol6gicos informs- ticos al contexto de investigacién en psicologia, ha redundado en un aan desarrollo y un cambio importante en los enfoques, las estiategias y los objetives. En el campo de la psicometria, Olea ef al. (1999) han publicado Tests inforndsicos. Fundamentos y aplicaciones. En el de la psicoterapia, Fink Jeri (Ed.) (1999), How to use computers and Cy berspace in the Clinical Practice of Psychotherapy. En esta lima bra diez autores profesionales de la psicoterapia tratan nuevos modos de brindar atenci6n y seguimiento a sus pacientes a través de Internet. Entre las revistas editadas en formato electrdnico estén: Psycho- logy in Spain: http://www psychologyinspain.com; Cyberpsychology and Behavior; y Psicologia on line: hitp:/Iwww.psicologia-online.com yy http://www. psquiatria.com Se puede decir que entramos en una nue ‘va diseiplina de la psicologi: Ia Ciberpsicologia. En el campo de la Tera- pia Gestalt tienen sitio web: The Gestalt Journal, hup:sIwww.gestaltorg: rhe Association for the Advancement of Gestalt Therapy (AAGT): hitp://wow aagt.org; y The Society for Gestalt Theory and its Applica~ tons, hitp:/fwwrvr.netmind,com, que publica The Gestalt Archive. ‘También tienen su propio sitio web algunos Centros y universidades que forman ferapeutas en Gestalt, entre ellos en México: el Instituro de Terapia Gestalt Region Occidente (INTEGRO), en Guadalajara; el Cent- tro Gestalt, en el DF] Centro de Investigacién y Psicoterapia, en Can: cain; el Instituto Universitario Carl Rogers, en Puebla; el Centro Accién, en el DF, ete. En Costa Rica: el Colegio Leonardo da Vinci, Universi- dad Aut6noma de Centro América. ¥ en Espaiia: el Instituto de Terapia Gestalt de Valencia, http:/www.itgestalt; y el Centro de Psicoterapia Humanista de San Sebastian, hiip:/iwww lanzadera.convephdonost. La Universidad Iberoamericana de Santa Fe (México, DF), offece vatios Diplomados Internacionales (on line), en el campo de Ja Psicotogta, entre ellos: Autorrealizacién del Potencial Humano, y Psicologia de la Salud. Incluso se ha escrito una Tesis Doctoral que trata el tema de Internet y Ia Gestalt: Condensing the Field: Internet Communication and the Ges- salt Connunity (Brownell, 1999), http:www.umi.com El enavegante» interesado puede encontrar en el sitio web del Ges- tale Journal varios articulos inéditos interesantes, entre ellos: «Planned Psychotherapy», conferencia offecida por Fritz Perls en el William Alan- R WAN ce leclomo Lesiene Frefacio a law cici Son White fnstiute, on 1948; «Finding self throught Gestalt Therapy», conferencia pronunciada por Fritz Perls en 1957, hupeliwwwg-gorp/eagesmple summary of gt.atml “Algunos de mis arfcuos, publica on Ia Revista Acta Académica de la Universidad Auténoma de Centro América (UACA de Costa Rica), aparesen en hitpfaaca.ac.cracia Besta nueva edcion, ademds de las corecciones y actalizaciones, se han incluido varios usbajos que he publicadorecientemente en tevis: tes especializadas: «Si la vida es sue, la muerte es un Gespertars «Recordando a Laura Perks ene ere aniversario desu muerte, «Como arta sunt inconehisesT: Recordando a Laura Pers en el décino an. versario de su muerte»; «C6mo cerrar asuntos ineonclusos I: Recor. dando a IauraPecs en el onceavo anversario de so mucrte» Termino este preftcio recomendando la Ietura de un pequefo gran lio, E! Caballero de la Armadura Onidada, de Robert Fisher, Esta oa contiene profundss ensefianzas que ensaichan nuestra mente, que nos legan al corazéa y alimentan nuesto esprts, Nos ensefia que de- bemosfberarnos de los bloqueos que nos impiden conocernos& ama os a nasetzes mismos para poder dary recibir amor, que lod To que necesias esté en ti Tenty Lina Taylor, autora del besiseller Las Ange. les como Mensajeros, ha escrito sobre este Hbro ‘La vida es basicamente buena y también fo son los humanos, Si necestas ‘ue tc reeuersen est, le el Caballero de a Armodura Osada $i ncestes que te teeueren I importancia de amart ati sma, POR FAVOR le el Caballero de ta Armada Oxidada. Cuando bayas lego aI ins pigina snbns Que la vides buena, que eres amor, que eres maravlloso; yah too ests bet DR.CBLEDONIO CASTANEDO ‘Universidad Complutense de Madrid unio 2001 castanedocele@ yahoo.com 13 Vintiapsauvo ea ~ INTRODUCCION: A FRITZ PERLS [No Solamene vivimos auestrs props vidas; fo queramos 0 no, vivimos también vida de masse tempo, ‘The Dark Bye in Aca La Terapia Gestalt es un modelo de psicoterapia que percibe los conflictos y la conducta social inadecuada como seftales dolorosas sreadas por polaridades o por dos elementos del proceso psicol6gico, Contfieto que puede ser de naturaleza interna al individuo (intrapsiqui. 0), 0 puede manifestarse en fa relsci6n interpersonal entre dos perso tas (interpsiquice). Con independencia de su localizacién, el tata mento consiste en la confrontacién entre los clementos incongruentes co bipolates de [a personalidad o de la relacin interpersonal. Este enfo- 4que centra la atenci6n en la conducta presente y exige la participacién activa del terapeuta. Fritz Pers explica que la meta de Ia Terapia Ges- {alt consiste en que la petsona logre limpiatse sola su propio etraserons ello implica la transicion de recibir soporte del medio a darse soporte a si mismo. En otras palabras, pasar de ser dependiente a ser indepen diente. Para Perls el ideal de darse soporte a sf mismo consiste en ser ‘apaz, de sostenerse completamente sobre sus propios pies. No obstan- {cyexiste un equilibrio entre darse soporte a sf imismo y recibir el $0. porte de los demés; cada persona decide su propio equllirio, la pro Poreién que necesita de cada tipo de soporte. Se dice que el uso del éemino Gestalt en la psicologia clinica esta Jigado al nombre de su deseubridor, Frederick Perls. En la actualidud To contrario es tal vez mis exacto; Fritz Pers, el hombre, fue conside- ado como Terapia Gestalt cn su ropa de trabajo. Perls provenia de un pasado profesional psicoanalfico y también tuvo eontactos profesiona. Jescon Kurt Goldstein, Por esta razén encontramos, adaptados a la Tera. ia Gestalt, érminos y conceptos de la psicologia pre-clinica Gestalt. Pests abandon6 el psiconndlisis y se introdujo en el mundo de la psico- 15 Introduccion Fritz Peils Jogia existencil, Fue un hombre tnico cuuya conducta profesional aaa a mucha gente. Su capacidad de terapeuta residfa especialmente en su hhabilidad para percibir e influir en la conducta de sus clientes. Sw pro- pia conducts personal era evocativa, provocativa ¢ inspiradoras encon- trarse con él, estar a su lado, significaba para quienes lo conocieron sen- {irse mds completo. Siempre pidi6 no tener otro titulo que el de su nombe: Fritz. Siendo psiquiatra (MD) y psicdtogo (Ph.D.), n0 queria ser etique- tado como tal; preferfa ser llamado Fritz. ’Perls abandond su pafs natal, Alemania, para fundar en Sudiftiea ‘un Instituto Psicoanalitico. Mis tarde emigr6 a los Bstados Unidos: en la mitad de los afios 60, en Big Sur (Califomia), parecia haber encon- trado su hogar en el Esalen Institute, Ese Centro estaba y esta a la vane fuardia cultural y educacional; allf la gente se retne para vivenciar huevas cortientes de experimentacién con cl ser humano. En Big Sur tomé forma la Terapia Gestalt. El primer Taller, de una duraei6n de-un verano, tuvo lugar en salen y lo dirigieron Perls, Simkin y Kempler. Perls continué residiendo en Big Sur por vatios aflos; poco antes de st ucrte, en 1970, partis hacia Canacis, donde fund6 en Cowichan un Centro de Formacién tipo comunidad terapéutica Gestalt. Cerca del fi- nal de sus dfas, Perls tomé coneiencia de los problemas que creaban Jos terapeutas al tratar de imitar su forma de trabajar, com intentos fre~ ‘cuentes de aplicar técnicas (por ejemplo, la «sila vacta») en lugar de Jograr que su actividad fuera una consecuencia diteeta y natural dé 10 que ellos eran. Perls enfatizaba, en su programa de formacién en Tera- pia Gestalt, la importancia de que el tetapeuta conservara su ¢g0 como parte activa del modelo de trabajo que utilizaba. Este es uno de los problemas actuales que sufte la Terapia Gestalt; la diticultad de moti- ‘vara la gente a ser ella misma, como consecuencia de lo cual algunos terapeutas imitan a otros téenicamente, sin detenerse a ser creatives, Pris invents y puso en prictica varias formas de ayudar a la gente, por medio de la confrontacién. Fue un maestro de los opuestos o las polaridades, a pesar de que no escribié mucho sobre ellas' En «escendy, cuando trabajaba, era un director inspirado, Muchos de los diseipulos de Perls, con hamibte de aprender y vivos en la gitn- nasia mental, se enamoraron de sus téenicas, aprendfan a confrontar a Ia gente usando las mismas estrategias empleadas por Pesls y se con- sideraban terapeutas Gestalt. Dicho de otro modo, el peligro mnés gran- {de que tiene el movimiento de Ia Terapia Gestalt es Ja pérdida de vita- lidad de los discipulos que tratan de calcar un método, en vez de 16 Keb erp mn wu be Me Kame, & Crome, Up.) -, 4 1. be ree. > MhaG, Ini Saiog Exclenugles Seemincr. [bcEE82 Rie Pets utilizar los prineipfos del método, para representarse mejor a sf mis- mos. Ello implica dejar de ser un simple téenico de un método para llegar a ser uno mismo con un método de-talbajo. Por otro lado, la pie- dra fundamental del movimiento fue s6lidamente puesta por Pedls y cexiston muchas porsonas alrededor del mundo que contintian su obra. La Terapia Gestalt nacié en la década de fos cuarenta con la publi cacign del libro Bgo, hunger and aggression: The Beginning of Gestalt Therapy, escrito por el fundador de este enfoque psicoterapéutico Fritz Perl. Los antecedentes de Ia Terapia Gestalt provienen de dife- rentes fuentes y autores: Froud, Goldstein, Moreno, Buber, Zeigarnik Heidegger, Husser, Kierkegeard, Korzybski, Vaihinger, Tllich, Le- win, Reich, Perl fue también influido por la Escuela alemana de la Psicologia Gestalt o la Psicologia Experimental de Ia Forma, fundada por Wertheimer y sus discipulos Kolher y Koffka®. (nywocncrd— Por su rafces humanisticas, la ‘Terapia Gestalt perténece al movi= niento denominado existencial; a la misma linea de pensamiento co- snesponden la Logoteapia de Viktor Frankl, a Psicoterapia Racional- ‘Emotiva de Albert Ellis la Autorrealizacién de Abraham Maslow ‘esurmende: Pers fue intiuido por cio tradiciones; psicoanli- sis, andisis del cardcter de Reich, filosofia existencil, psicologia Ges- tat y religiOn oriental. Asimismo, fue formado como analista freudiz~ no por Hamick y Reich, siendo supervisado por Helen Deutsch, Fenichel, Hirschmann, Horney y Landanner. En la Terapia Gestalt el cliente aprende a utilizar el «darse cuenta» (awareness) de sf mismo, como un organismo total que es. Aprendien- do aenfocar el darse cuenta descubre To que él es y no lo que él debe- ria ser 0 lo que podrfa haber sido. Toma conciencia de lo que fue y ‘evita cacr en el ideal de lo que puede Hegar a ser, lo que no ba sido asin, Aprende a confiar en s{ mismo, Ast obtiene el desarrollo dptimo de su personslidad, dndose soporte a sf mismo. La vida es pricticamente un sinnimero infinito, hasta la muerte, de situaciones inconclusas o Gestalten incompletas. Tan pronto como ce ane wa sic ey conczt B obva en 2 ky ‘eaaar por cada persona, por cada cosa, es que cada individuo, cada| planta, cada animal, nazca con una sola meta: actualizarse” y Hegar all ser tal y coma es. Como solfa decir Pers: una rosa, es una rosa. {Y 06.” fntenta actualizarse para Hegar a ser un eanguro! En Ia Terapia Gestalt reorganizamos paso a paso las partes desuni- das de la personalidad del cliente, hasta que éstelogre tomar fuerzas para SMOGOND WL MJuscs—OCuAleninonnglyy Introducci6n: Fritz Perls k IntroducciGn: Fritz Perls a 9 solo obtenga su propio crecimiento, para quecom- Por oiro lado, Rogers también trabaja, en su psicoterapia centra- fren dindo estan ss huecas ovis exisenciales, ycOls00 a spe clan sen cl corre ae eae ca Tos sfntomas que le producen tals vacios Estos sfntomas siempre estén i quee presen lente en a stvacic etaéuticn que tene lg asocados con el evento ol escapea siucionesdfilesdela vids, | Gy ete preciso momenta El pualoee me meee loge produce que ests stnacones don inconclses, sin erm. rasent,y cl uo ean atti abn ens oe En Terapia Gestalt contanos cons metodo par qe el cliente en sente, Ademés de que el pasado ya no existe, ya no es mas, y el fat. euenireo deseubra en sf mismo y por s{ mismo el potecial que le fl to no ha llegado atin. En la Terapia Gestalt el terapeuta se sitve al ta: el cliente se sirve del terapeuta como de un espejo®, espera de méximo de sus ojos y ofdos, manteniéndose siempre centrado en el exaeamente fo que no puede movilzar por sf mismo. En este proeeso | ahora, evita las interpretacones dejando que el chess dncee ne terapéutico, Ios dos descubren o descubrimos que ambos estén 0 esta- {mismo su propia interpretaci6n'® Sin dudda nadie le conoce a usted mos ineompletos, que cada uno tiene o tenemos huecos 0 vacios exis- Inejr que usted misino, Una de las prinipates diferencias ents Ia tenciales en nuestras personalidades. iy Terapia Gestalt y otras courontes de psicoterapia es que en la prime- En Terapia Gestalt nada existe sin tener en cuenta e] concept de! no se analiza; la Terapia Gestalt es un enfoque existencial, lo que agut ye] ahora, La Terapia Gestalt no enfatiza que vivames por elm; signifi que no n0s oeupamnos solamente de sinomaso de analvar memo sino qe vivamos en el momento. Para seni experimental a exryotrn del eardetee sino uc alone waters et qu yo ahora en ls vvences, se camenza arabs con Sensi“ tenga total del indvidvo. Esta exsteneia ys problematic estén cla \\) nes, con Ia experiencia sensorial (audicin, visin, tata, tono de vor) amen indieadas en los Suetios™, Como esribtd Caldesdu dst Bie oe de uno!®, Sia esta dimensién Je aiiadimos la del aqui y el ahora, lega- | Gat ela Vida es suefio y los suefins, snefios son. Los stiefios contienen ‘mensajes existenciales que solamente quien fos suefia puede descifrar conrectamente, Los suetios no pueden tener un simbolismo universal, en sus diferentes partes, como ereia Freud. El simbolismo de los sue. fios es individual, personal, En los suefios aparecen las partes alie. !iadas dela personalidad, las partes que rechazamos en nosotres mis "ms. Al revivirlos, en el presente, Jogramos integrar en nosotros mismos ests partes alienadas. Las partes que rechazamos logan a ser parle {nigral de nuestra personalidad, y as{ podemos servirnos de su ener. fa, Por lo tanto, las diferentes partes del suefo son fragmentos de __Biestra personalidad. Unigndolas realizainos la integracion de la per. ya sao en ail Sonalidad', Perlsafirmaba que para el psicoanalista los suefios son ue dense senda como una ie tu juego intelectual los corta en partes y por medio del significado Goando viene ome, Dea, | Recativo los interpreta, (Véase cap. TX, Suction y TC) Gera os ojos, eva vine l auto, | __Aparte de trabajar con los suefos, ln Terapia Gestalt utiliza la téo- ica teapéutica dela silla vaca para entablar dislogos entre las polar dades'* o partes opuestas de nuestra personalidad. Asimismo, ia Tera- pia Gestalt ha demosirado ser eficaz en la solucién de duclos no | esuelos, en el trabajo con resistencias o con mecanismos de defensa E (la'proyeccin, la introyeccién, Ja deflexién, la retrofexin y Ia con- fliencia), para creat la toma de conciencia y para hacer sentir viven- No pienses en las cosas que fueron y pasaron, Pensar en lo que fue es aftoracza itt Pensar eel futuro es impaciencia vana. Es mejor que de dia fe sientas como un saco en la silla Cacl Rogers, en su libro On Becoming a Person, indica que el mundo fenomenolégico es el mundo de Ia experiencia: Sa 18 . Introduceisn: Fritz Perls Peris decia que, como método psicoterapéutico, la Terapia Gestalt , ‘atte 1as dos partes del sistema (cliente-facilitador), ereando asf una zelacién humanfstica de ser humano a ser bumano, de adulto a adulto, ‘Se persona a persona; éste es el enfoque de inter-relacidn «Yo-Ti. 1La psicoterapia humanjstica define los roles de cada una de las pat= tes como una interaeci6n, un dislogo compartida. Todo esto explica ‘mo la distancia «ierapeuta-paciente» ha ido progresivamente modi ficdndose y acoriéndose, pasando de un modelo médico de percibir (sicoandlisis), a un modelo educative (condetismo}, tegando fial- mente a la relacién de persona a persona que se establece en cl modelo Seine nna ed ec ed heed Uae = Alurnw, sta Deg ala reac de Tasiitadecente Bae carcass mer ea Hanae 6 pase ret arr lo-mismo pasa con los conceptos’; no obstante, quienes los escriben 0 29 ‘Babils Mach de Reotteapia YY he: ‘Teoria general de la Terapia Gestalt tras psicoterapias, que no sean la Terapia Gestalt, son tinicamente mis aimpresiones», “En primer lugar, la Psiguiatréa Existencial (una seceién o segmen- to del eamnpo de las psicoterapias con orientaci6n existencial) tionde a Gnfocar e! fenémeno de la existencia inmediata del hombre a través de dos principios que difieren de los que tiene en cuenta la Terapia Ges- talt. La Psiquiatria Existencial se centra especialmente en 1a experien- ‘cia imerna del hombre, mientras que la Terapia Gestalt enfoca el fend- meno inmediato del facilitador y su cliente; desde ese punto de vista el peiguiatra existencial se relaciona con la experiencia interna del clien- fe Ademés, la Psiquiattia Existencial interpreta el mundo del indivi- duo en tértninos existenciales y 10 discute con su paciente, mientras {que en la Terapia Gestalt las explicaciones, de cualquier indole que Sean, son dejadas a un lado con el fin de crear experimentos 0 viven- Cias que aumenten la toma de conciencia del ser humano. ‘En segundo lugar, el Psicocirama y la Terapia Gestalt concuerdan en el valor terapSutico que tiene Ia interpretacién de roles, especial- mente como técnica que sirve para ayudar a la gente a sacar a «flor de piel» sus proyecciones. Aungue difieren en el sentido de que la Tera: pia Gestalt considera tales vivencias (role-play) 0 experimentos como paite del proceso terapéutico, y el Psicodrama los toma como el proce: Zo terapéutico en st mismo. La Terapia Gestalt considera Te relaciGn presente que se da entre facilitador-cliente como el eje del proceso te- Tapéatico; el Tecapeute Gestalt evita hacer uso de téetieas que puedan “obscurecer al cliente su identidad real. ‘La técnica del role-play es excelente para aumentat of nimero de respuestas pefsonales en un sistema de dos © més personas (facilita- Goneliente 0 clientes); asf se utiliza en ‘Terapia Gestalt, como un suple~ mento a [a intervencidn, sin ser considerada el tinico camino de la psi coterapia, Ten tereer lugar, el Andlisis Transaccional (AT), es otra de las ad- rnirables y activas contribuciones a la escena psicoterapéntica: sin em- bargo, sufte Ins consecuencias de su propio «juego», por ser ineapaz de salinse del enfoque transaccional que establece. También aqut la in- texprotacién es el factor mas importante en el proceso terapéutico Por ultimo, dado que la Terapia Gestalt enfatiza Ia experiencia i ediata, puede que se la confunda con el Conductismo y las psicotera- pias desarrolladas a partir de ta Teoria del Condicionamiento Operante y Respondiente, Sin embargo, el conduetismo reduce al hombre a Ia 30 Diferentes modclos de psicoterspia experiencia, lmitando el concept de experiencia lo rl experienc Jos reljosy de- Sando an lado la esencia cel organismo humano. Alguos condi tas, como Dole y Mills, aman relacionar ls relejos con Ton 3 jpetor psicodinimicos; io haces sigulendo. una’ foralci6n PPeconcebida que reduce al hombre a aspects puramente mesa ts, Ena mas teovas se limita ale naurlezaorgdnica dal er. Into, eo ligar de percbi al hombre como una uitdad que lo 2 parte se manifesta por medio de so nawraleza orgnicn La Terapia Gestalt enfoca los fenémenos sintomiticos orgénicos ono un pnt do partie cto aclrente en algunas oorsones (ge temple, cuando el cliente train do aalise» dct memento inmediite éistesenin dn ov inensnstnweayena) Con icin sed ne menoldad neni qu to preva: scented EL homie ya maguin pede tS mis, pe sen ale seas ect es is degen 5 entre lop conatisasy Tos Bh pscologn hay otos muchos sistemas de _ver ils existe 121 enfoques de pocteepay Honing ola mda el be, los cules podrian ser compatedcs, uno a tino, son la Terapia Ges yr dn conc tm eines juf solamente se mencionan algunos de ellos liferencias con la Terapia Gestalt. enaeecet Para comprender In Terapia Gestalt debemos stuamos en slacin co ies eels de pep Ya sets novinien rapia psicodinémica, cl movimiento de terapia conductista si miento del potencial humano. acne La psiotrapa psicodindmice nab 04 ta sobre Ie base de que un pst cient ene una enfermedad o taste que el trapeuta poe cae 9 tlimnas Dado que el pcients tiene esa enfermedad, see considera no retailed es nec sua El rape ine gue et tla causa que ha provocado tal enfermedad en eu paciene(dlngnds. ic) y W cua outa del desubrimient isi realizado tnapeua, Ese enfoque enfaiz as eatsnsycelegaia condita scan un nivel secundario del sfntoma, Las teorfas psieodingmicas conceden ‘causas que provocan los sfntomas. Por medio de inferencias (interpre- taciones) los terapeutas orientados psicodinamicamente dejan a un lado (saan a aro dela basura, come difa Perl) In condita que oct, 31 “Teoria general de la Terapia Gestalt cen «el aguty el ahora» y se centran en los aspectos cognitivos del paciente, en el «alléy el enfoncess. Ain mis: los terapeutas adheridos este enfoque psicodinémico muy raramente deseriben su metodologta on suficientes detalles como para comunicar exactamente qué eondue~ tas surgen en la psicoterapia y cémo se da el proceso de intervenci6n [Los terapeutas conduetistas han reemplazado las inforencias men- talisticas del movimiento psicodinémico con observaciones de la con- ducta actual del sujcto, Skinner, Wolpe, Bandura y otros han desarro- IIsdo nuevas técnicas derivadas de laboratorios experimentales del aprendizaje, con datos cientificos y especificaciones exactas y detalla Gas de los procedimientos seguidos. Los conceptos vagos y las inter~ pretaciones de la conducta, basados en observaciones sin un estrcto Soporte cientfico, han sido eliminados por los psiedlogos entrenados én la comriente conduetista: entre ellos se desecha la importancia que pueda 0 no tener la no responsabilidad del pacient, Ia etiologia y él tundo del inconsciente, Estas dos corricntes de la psicologia (psicoanalisis y conductismo), tienen como comin denominador que el terapeuta es el responsable de tjecutar los cambios en el paciente. El psic6logo manpula el medio ‘ambiente del paciente de modo tal que Ia Conducta compatible de ajus- te esté condicionada en el paciente y que Ia conducta no deseada sea descondicionada. El terapeuta condicista tiene el control del sujeto, segs la teorfa basiea de estimalo-respuesta ent la que el sujeto es pert- eibido como un receptor pasivo de estimutos. ‘Como hemos dicho, ha surgido en psicologia wna Tercera Fie que rechaza, por una parte, modificar conductas negatives mediante el ondicionamiento, y, por otra parte, ratar las psicopatologtas por me- dio de psicoterapias psicoanalticamente orientadas. La revolucién In manistica considera la psicoterapin como un medio para hacer cxecer el potencial hamano. La Terapia Gestalt es una parte de este movi- rmiento de la psicologia, que enfatiza la observacién (no manipulativa) de la conducia en el «aqui» y el «ahora» y se centra sobre Ia importan- cin del proceso de darse cuenta o toma de conciencia Las diferencias tedricas entee la Terapia Gestalt, Modificacién de Conducta y Psicoandlisis estin claramente establecidas. Ea Modi- fieacién de Conducta, el comportamiento del sujeto es directamente modificado por el terapeuta contando con los estimulos de! medio. En la teoria psicoanalitica la conducta ha sido originada por motivaciones fo fuerzas inconscientes, latentes, Ias cuales se hacen manifiestas 32 Diferentes modelos de psicoterapia 6 conscientes en Ia interrelacién torapéutica de wansferencia. Ana- lizando las transferencias del individuo se descubre lo teptimido, y 1 material inconsciente del paciente pasa a ser conscieute. En la Te- rapia Gestalt Ia persona aprende a servirse de todos sus sentides in- temos y extemos, egando asf a ser auto-responsable, dindose auto- soporte. La Terapia Gestalt ayuda al individuo a retomar el camino 4e los sents, a tomar conciencia del proceso de dase cuenta, Mic tras el Conductismo utiliza condiciones de conttol de estimulos y tea dev y descubtiendo Ia causa de la enfermedad mental («el problema»), la Terapia Gestalt oftece is amoealizacgn al indvio siviéndoe de experimentos (- encias) que enfatizan la toma de conciencia dirigida en el aqut y el vei disigida en el agai y el Owos modelos de psicoterapia, ademis del gesrdtico, oftecen al temmativas al conductismo y al psicoandlisis. En la dima década be- mos sido testigos del crecimiento y popularidad de la Tercera Fuerza, 4 In que pertenecen Rogers, Bach, Berne, Schutz, Frankl, Glasser, Bilis, May, Janov y otros. Bs preciso hacer un andlisis metédico pata Sepatar con exactitud las diferencias semdntieas entre todas estas co- tienes, por un lado, y 1a psicoterapia psicodindmica y el conductis- so, por cl otro. Asimismo, se requiere un andlisis cuidadoso para se- porar las semejanzas y Tas diferencias existentes entre la ‘Terapia Gestalt y las corrientes de Ia Tercera Fuerza, ‘La Tercera Fuerza percibe en general la relacin terapéutien como una relacién directa entre setes humanos; la relacidn «Yo-Tib» es pre- ferida ala relaci6n paciente-doctor o «manipulador-manipulado». To- dos los modelos de la Tercera Fuerza proclaman el enfogue holistico, de interaccida existencial, En todos ellos el terapeuta es més active ue en la psicoterapia orientada psicodindmicamente. Todos ellos uti Jizan modalidades greupales, como Grupos de Encuentro, Grupos Fa- niliares, Talleres de Toma de Conciencia Sensorial, ent otros. Todos ellos son optimistas en Ja forma de peroibie al hombre y enfatizan el ‘crecimiento del potencial humano; por esto a veces se les conoce ‘como pertenecientes al Movimiento del Poteneial Humane. Sin embargo, la diferencias entre las psicoterapias orientadas psi- codinamicamente y la Tercera Fuerza pueden ser ilusoras. En las pic 1neras y en algunas corrientes de Ia segunda se postula el cambio como resultado de hablar acerca de Ia vida del paciente con el objetivo de in- érementar su comprensién. En ambas, el peciente llega a adquitir una 33 ‘Teoris general de la Terapia Gestalt mayor aceptacign de sf mismo y su comprensién aumenta, La difere cia principal parece ser In actividad que desarrolla el terapeuta, la acti- tud optimista versus pesimista, y Ia preferencia en tratar situs nes de Ia vida presente en lugar de analizar situaciones pasadas de la infancia. Cuando en psicoterapia se observa la conducta presente del tera- peuta y de su paciente, se aprecia que las modalidades de la Tercera Fuerza son diferentes alas del psicoandlisis y a ls del conductismo. Shostron? ha hecho una excelente revision de las «terapias de actuali- 2zaeiGn> enfaizando las semejanzas entre ellas. La revisi6n que bare- mos aqui presenta a Ia Terapia Gestalt como tinica o diferente de otras formas de terapia pertenecientes a la Tercera Fuerza, "Aunque varias psieoterapias proclaman que siguen el enfoque ho- listico, muchas de ellas son en la préctica unicimensionales segtinefir- ma Pel! E1 maestro de la Terapia Gestalt indica que solamente una forma de psicoterapia comprensiva puede Hegar a ser integeativa, y 8o- lamente un terapeuta con un punto de vista comprensivo puede descu- brirel micleo de las difivltedes del ser humano, A. menudo foe tora- peutas tienen «cegueran que les impide ver con claridad. Cuando siguen cortientes que enfatizan tales reas evitan asimilatfusights. Los pacientes, ambivalentes en lo que se refiere al cambio, a menndo pes- Ciben la eceguera» del terapeuta. El punto de vista més importante, el bio-psico-social, resulta el mas dificil de inculear cuando se entrena a terapeutas 0 se ayuda a una persona. La Terapia Gestalt toma en cuen: {a el campo bio-psico-social en su totalidad, incluyendo como parte bsica Ta interaccién organism ambiente, La Terapin Gestalt wtliza variables fisioldgicas, sociol6gicas, cognitivas y motivacionales. Nin- zuna dimension relevante se excluye de la teorfa basica del enfoque estltico. ‘La nocién moderna, para enfatizar las situaciones de la vida pre- sente 0 actial del individuo, es indiscutiblemente el «ahora», en con- traste con Ta nociéa freudiana del «entonces», aungue en Terapia Ges- talt el «ahora» es considerado como un concepto funcional que se refiere a conductas ejecutadas en este preciso momento. Cuando el px- Ciente relata lo que hizo o sofié Ia noche pasada, 10 estdrelatandlo en el ‘ahora», Al comentar sobre un encuentro interpersonal que tuvo lugar hhace cinco minutos, lo que enfatiza el terapeuta gestltico es Ia expe- riencia det «aquty el ahora», de la emocién inmediatay 1a conduct, y no el recuerdo del pasado; situar el acento en lo inmediato, en las ex 34 ENOL ewer wend Diferentes modelos de psicoterapi periencias, conduce a una explicacién del proceso de cambio, proceso ‘uy diferente al que utilizan otros modelos psicoterapéuticos, ‘Una gran mayorfa de terapeutas cree que e] cambio ocurte como faneién del aumento de conocimiento, el insight y Ia toma de concien- cia. Difieren entre ellos en cémo se define el conocimiento y qué clase de conocimiento necesita el paciente. En la Terapia Gestalt el conoci- ‘miento no equivale al material verbalizado en la comunicaei6n tera: 6n la Terapia Gestalt ofrece un campo rico de ex- sacién psicoterapéutica a deficientes mentales"! ‘Los autores del enfoque psicodindmico se refieren a esta distincién cognitiva en términos de los opuestos conociclos como: insight real ¢ insight intelectual. La clase de conocimiento que la Terapia Gestalt ‘ensefia se refiere 4 cémo una persona distrae su atencién del mundo sensorial de Ia experiencia inmediata. El mecanismo con el cual el in- dividuo sustituye el activo agut y ahora en una situacién emocional es un objeto de estudio particular cn la experimentacién en Terapia Ges- {alt, Volviendo a darse cuenta de este mecanismo, previamente fuera de la conciencia, la persona sometida a Terapia Gestalt puede legar a ‘analizar el proceso que sirve de soporte o apoyo a su conducta insatis- Fecha o inconclusa; de esta forma adquiete la capacidad de incremen- far su toma de conciencia en e] futuro, En la psicoterapia de Rogers, Bach, Berne, Glasser, Ellis, May y ‘Satir, entre otros, se enfatiza el contenido, el andilisis de las situaciones ~ problematicas, la interaccién social y las circunstancias de la vida. | Todo esto es diferente al acento que pone In Terapia Gestalt en el aho- fo. Terpia Gestalt ehablar cerca es, como Se hae en algut te raps penenecones la Tetcera Fuerza, e tn tab. Est lugar, a ‘Torpia Gestalt considers la expetientacin, el hacer el vive y el sentir, como el eje primario del proceso terapéutico. “ La Terapia estate enfiquc experimental en el sentido exaco del sérmino: experi-mental, como dijeron Perls y colaboradores!, Ex- pevinentar en uno miso, intent cpt na Gondta del momento Actual dela vid por medio de un echo ohecos. Esto so puede ograr Iiendo smo trascure un encventoexisteneil. La Terpia Gest famparte con ols picoerapias existenciles la cieencia en el en vento interpersonal basa en el YouTH y ln elaconterapeutca quo se daen el aqufy el ahora. icaeacaeaeeaaaa Exe encvetto es ttlzado en Terapia Gestalt para experimentar con a vide y desert. Lat cles practcados en Terapia Gestalt no 35 idta, Yao “Teoria general de la Terapia Gestalt tienen como objetivo ensayar nuevas conductas; se busca con ellos que el individuo aprenda a diseriminar qué conducta(s) llena(n) sus neces ades, En Terapia Gestalt Ia relacién no es curativa, aungue el apren- ddeva descubrir puede serlo, La experimentacin es ms que una tgeni- ca en la Terapia Gestalt, es una actitud inherente a todo proceso gestiltico ‘Como dice Zinker", Ia Terapia Gestalt ede considerarse como tun proceso de experimentacién idiouréfica/con el darse oventa diigi- o al proceso continuo de Ia toma de concieneia. Tate foco experimental es tinico y exclusive de la Terapip“Gestat. Esti influido pot religions orientales como el Taofsmo! el Bodis- mo Zen (sin embargo, el Zen no es ana religin, aunque se indisoe ble del Budismo, ni es tna ideologta, bien que posea una profunda fi- Josofia surgida del conocimiento iluminado de Buda, sino que es simplemente el acto de meditar la vida y vivinla en conciencia plena), y por los experiments fenomenol6gicos. Sin este énfasis y las téen | | \ a aoe Fuga ae coupe sista de valores del eet, no O- Free cae Senfoque gesltco, La alteratva sla experiment tion en el aguty ahora, eso recon Stic, domo te ace en la modifencon de a condi, o ene (Ste sno se sie eo mie aoe etic, tae a7 (inom Sera texte dasa tise poco en pong C7 ee res rapa dela Tercera Foeta, considera que el proceso de (Meath obo et pun nt y no [odeseabir por sf mismo, aot clodgina cambio en Terapia Gest no estat Ine nen de dara cuenta en geera,como el aumentr In eapcidad 0 habilidad de estar alerta, Los ejercicios utilizados por ‘Schutz'*!6 en el West Behavior Research Inte do La fll, spaentemente a rest ot dare cuentas embargo con freowencia no foalizan el rac aon el cial la go babivalmente evita ta tome de con Teenie drs eunta de a expeiencindsngrndabl. “Virginia Satir?”"5, con su Terapia Famitiar Conjuata, ayuda a cada | vious des fama identifier lag emociones 0 sentiments, | sae ide ater las Tantasfs que cada nebo del ani rene eer ao y de fog ouos Toque tos otros piensa de 691 ae | seeSconde dba d odds ls setinientos at delectades, Sietmerge pa Sat ls leas def coxnnieaign son clon: dns vhsiond si mien de a elacion de pareja. Por To tanto el 36 as que de allf se derivan que serén tratadas més adelante cuando Sef rmiento, sea éste abierto y | Diforentes modelos de psicoterapia proceso com que focaliza a la persona se sitia en el pasado y no en lo que esté ocurtiendo en ese preciso instante, En la Terapia Familiar ‘Conjunta tampoco se enfatiza el proceso con el cual la persona evita darse cuenta de sus propias emociones; en su lugar atiende las expec tativas de los otros. Rogers!?#?222 considera que de los encuentros verbales sostenidos | entre un terapeuta incondicional y su cliente resulta el cambio. Este encuentro que consiste en chablar acerca de» se utiliza en diferentes enfoques psicoterapéuticos; la Terapia Gestalt lo rechaza, aunque sf ‘existe una filosofia comiin entre tos dos sistemas (el rogeriano y el {estiltico): ambos utilizan el encuentro y tienen como objetivo prinei- pal lograrel ctecimiento del potencial humano. Se ha dicho que la psi- -Colerapia Gestalt no utiliza la técnica de «hablar acerca den, sino que {cxperment, se explora pera deur hasta gu pute os coten farsa persona maniplar evar dase cuens desu menpuecén, El Gnico «deer» (moral) en el encuentro psicoterapéutico, acepta- Go prt Terapia Gestalt es que el inivio debe dase ete, ea Alena, toma concencn Qos es son snouts de significa de It par Inglesa arenes) Cada persona dbs enter ey conaco eon fasies clamoros desu medio ambien, cece po ela pare el Foods qela pede anon ue ei oo ail ast como qué eo toque la pode intxicary por fo ant Bete ever, Ena cnconincin dl samenon se medticud con bi constants dela necadad dominant en el ag yl shor, La sos eujcn inser fare sown dino eo tele ass antecedente, In rence dl organisino, ns cone. eis den conduca, ee. Lov mits y los temores pueden er expe tas en una stacin apéic de seguideds de ec mode Biv pucds clog por sf misno qué e pus alimentary qué es A gue le puede «intoxicar», es decir diferenciar entre lo «nutritivon y }. Sin embargo, en Terapia Gestalt el inj dividuo puede aprender desde el primer encuentro expetimental, Esic 8 opuesto a los enfoques do Bach, Berne, Satir y Schutz. Satir tiene et cuenta el mantener el sistema, es decir el sistema familiar como figur ach y Schutz buscan normas definidas; incluso el primero de ell dicta reglas a seguir cuando se producen tifias familiares. Ambos ani ‘man a Jos pacientes 2 compartir secretos con el grupo y/o con su pat jan terapia conyugal. En oposicién, la Terapia Gestalt aplica una té 38 39 I i i i 1 ‘Teoria general de la Terapia Gestalt 1a filosofia del positivisme la nocién de lo que es, 10 que se ve, to que se observa. Los conductistas radicales prefieren un andlisis funcional, rechazando el analisis de las causas. Aunque ambas corrientes enfati- zan la experimentacién y la yerificacién, Ia Terapia Gestalt no toma en cuenta la cuantificacién de Ia conducta. Ambos enfoques subrayan las consecuencias nefastas de atribuir las causas a una incapacidad del pa ciente, lo que significa que él no es responsable de su propia conducta, {que tiene una enfermedad, ‘Aunque la Terapia Gestalt concuerda con otros modelos elinicos ‘en cuanto se refiere a la (oma de conciencia o el «darse cuenta», se ptefiere el modelo existencial-fenomenolégico al modelo psicodindrmi- co.con rafces entradas en el inconsciente. Con respecto al proceso de tedarse cuenta, la Terapia Gestalt no sactifica el rol del psicélogo ‘como observador de la condueta, sino que al estar las articulaciones fe- nomenolégicas del cliente o paciente en congruencia con su informa cidn sensorial, el psicélogo se adhiere a ella con sus observaciones y experimentaciones, Los experimentos de dirigir la toma de conciencia son una alternativa pata ambos. La persona descubre cémo se respon sobiliza al elegir su propia conducta, es decir aprende a utltzar sus far cultades de «darse cuenta ‘Tanto la Terapia Gestalt como Ia Terapia del Andlisis de la Con- cducta estén basadas en ta efencia conductual del aprendizaje. La dife- rencia puede percibirse al compacar cémo se aplican en un ejemplo hi potético y no avipico. Cuando un conductista ve a una mujer con su hijo que tiene crisis de e6lera, prescribird un programa conductual para descondicionar Ia interaecién madre-hijo, 1o cual supone que mantiene las crisis. Un gestéltico enfocard el «darse cuenta» de Ia madre en lo aque se refiere a lo que el niflo hace, qué es lo que ella siente, emo ella se esta dejando manipula, etc. De esta forma la madre puede moditi- car las conductas que ella ha mantenido y que han ofrecide soporte & fas crisis del hijo, adquiriendo simulténeamente una perspectiva que puede generalizar a otras facetas de su vida e indirectamente al hijo. La Terapia Gestalt se centta en cl ser existencial y no en el tener. | Parafraseando a Btich Fromm: En el modo de existencia basado en e! «tener» mi relacién con el mundo |

Оценить