Вы находитесь на странице: 1из 4
DISCURSO SOBRE LOS 34 AÑOS DE LA RECUPERACIÓN DE LA DEMOCRACIA KATIA URIONA GAMARRA, PRESIDENTA DEL

DISCURSO SOBRE LOS 34 AÑOS DE LA RECUPERACIÓN DE LA DEMOCRACIA KATIA URIONA GAMARRA, PRESIDENTA DEL TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL (TSE)

CONVERSATORIO CON PERIODISTAS DE LA PAZ AL CONMEMORAR LOS 34 AÑOS DE RECUPERACIÓN Y CONTINUIDAD DEMOCRÁTICA EN BOLIVIA

Estos 34 años de recuperación de la Democracia en Bolivia se constituyen en el periodo democrático continuo más largo de la historia, después de 18 años de gobiernos militares y dictaduras que cobraron la vida y el exilio de muchas personas en el país, y que al mismo tiempo nos permiten recordar que vivimos en un Estado de Derecho, reafirmar la importancia de la Democracia en términos de reconocimiento de derechos y libertades.

Queremos hacer un homenaje a quienes lucharon por la Democracia, a quienes dieron su vida por la recuperación democrática en Bolivia. Y entonces, cuando vamos a recordar esta fecha y celebrar los 34 años, no sólo estamos haciendo mención a un hecho en la historia, sino que queremos relevar lo que ha significado recuperar la Democracia.

En 1982, como todos recordamos, se instaura el gobierno de la UDP (Unidad Democrática y Popular) que hoy nos permite gozar del reconocimiento de derechos y libertades, sobre la base de la configuración del Estado y de un sistema democrático, que tiene como bases diferentes mecanismos para la participación y la toma de decisiones.

La Democracia, en estos 34 años, ha transitado de aquello que se denominaba - o que era una forma de expresión de un sistema democrático a través de la Democracia Representati va- a un proceso que nos desafía a la construcción de la Democracia Intercultural y Paritaria como horizontes para que la Democracia en nuestro país exprese una propuesta de inclusión, de democratización y de reconocimiento de la pluralidad y la diversidad.

En el 2009, con la aprobación de la Constitución Política del Estado, se ha planteado el reconocimiento y complementación de tres formas de Democracia y creemos que este es un valor muy significativo para avanzar en su profundización, porque se reconocen diferentes formas de participación, se reconocen diferentes formas de decisión y, sobre todo, de procesos de deliberación que incluyen a las diferentes formas y expresiones de ejercicio democrático.

Hoy tenemos tres formas de democracia que están expres adas y reconocidas en la Constitución Política del Estado, pero, sobre todo, plantean el desafío de su ejercicio, de avanzar en el reconocimiento de cada una de ellas.

En el país, tradicionalmente - y ese es un valor que Bolivia pone en el escenario político –, se ha reconocido la Democracia Representativa expresada en el ejercicio del voto. Pero hoy, además, tenemos dos formas de democracia que estamos ejerciendo y que estamos también

construyendo en el marco de lo que es la Democracia Directa y Participa tiva, y también

construyendo en el marco de lo que es la Democracia Directa y Participa tiva, y también la Democracia Comunitaria.

Cada una de estas formas de expresión democrática, de decisión, de deliberación, son un horizonte para construir una Democracia Intercultural; pero también una Democracia que no puede prescindir de la propuesta de Democracia Paritaria para reconocer a hombres y mujeres como actores políticos; para también reconocer, desde la interculturalidad, la expresión y la pluralidad, y la diversidad en el país.

Quiero resaltar puntualmente algunos elementos que hacen a los avances democráticos en nuestro país en estos últimos 34 años:

  • 1. Como cambios sustanciales en el ámbito de la Democracia Representativa, podemos mencionar una ampliación en términos de representación política. Los partidos políticos, quienes eran los portavoces de las demandas y representación en el país, comparten ahora el escenario, con el reconocimiento de agrupaciones ciudadanas y pueblos indígenas como parte de la actuación del sistema político.

  • 2. Se ha incluido también, en el marco de la Democracia Representativa, la segunda vuelta que es un elemento que nos permite un ejercicio democrático, que plantea una segunda vuelta si no se alcanza la mayor representación en una primera consulta, o en una primera emisión de votos, para elegir a las autoridades de nuestro país.

  • 3. También la Democracia Representativa se ha ampliado, porque se cuenta y reconoce la representación indígena en la Asamblea y a través de mecanismos de auto representación. Y tenemos un hecho fundamental que lo hemos reiterado en varios momentos que es el alcance de la paridad, esto quiere decir que nuestra Democracia, en términos de los ámbitos de representación, cuenta y coloca al país en el segundo a nivel mundial en contar con una representación paritaria de hombres y mujeres en los espacios legislativos, tanto en la Asamblea Legislativa Plurinacional como en las Asambleas Legislativas Departamentales y en la conformación de los gobiernos municipales.

Son hechos fundamentales que han ido profundizando el ejercicio de la Democracia Representativa en nuestro país y que queremos resaltar.

Por otro lado, en el marco de la Democracia Participativa, la Democracia Directa nos permite y amplía la participación de la población, de manera directa, en la deliberación y decisión a través de las consultas, como los referendos, los cabildos y las asambleas.

Si bien los referendos son espacios vinculantes para la toma de decisiones en asuntos políticos en el país, también pueden realizarse para promover consultas para revocatorias de mandatos en autoridad es electas; y los cabildos y asambleas se convierten en espacios de deliberación colectiva que, si bien no es vinculante, amplía lo que es el espacio y el reconocimiento de la Democracia Participativa.

Tenemos también todo aquello que hace a la consulta p revia como elemento de Democracia Participativa,

Tenemos también todo aquello que hace a la consulta p revia como elemento de Democracia Participativa, que está vinculada al derecho de los pueblos indígenas para decidir sobre temas que afectan a sus intereses y territorios. Esto quiere decir que de una práctica de Democracia Representativa hemos avanzado a una Democracia Participativa y Directa.

Un hecho fundamental de este proceso de profundización democrática que estamos viviendo es el reconocimiento de la Democracia Comunitaria. Estamos hablando de reconocer prácticas, expresiones comunitarias que incluyen sus sistemas de deliberación, formas de elección de autoridades, formas de gestión de territorio, que nos van a permitir también hacer que la Democracia tenga su expresión desde el reconocimiento de la plurinacionalidad en nuestro país.

Podemos decir, entonces, que estas tres formas de democracias que orientan un horizonte hacia la Democracia Intercultural y hacia la Democracia Paritaria nos plantean un desafío – y por eso queríamos abrir este espacio con ustedes - para tomar, reflexionar y pensar en acuerdos hacia estos retos, a aquello que supone el ejercicio de cada una de estas democracias; pero al mismo tiempo, su vínculo para poder, no sólo recordar los 34 años, sino reconocer el rol de los medios de comunicación.

Cuando estamos hablando de profundización de Democracia, estamos hablando de la expresión plural y diversa, donde las periodistas y los periodistas se constituyen en quienes reflejan o deben reflejar esta diversidad en el debate político en nuestro país. Es por eso que, al recordar los 34 años de la recuperación de la Democracia, hemos querido hacerlo compartiendo con los y las periodistas estos horizontes, pero sobre todo para ir conversando sobre cómo profundizar el rol del Órgano Electoral Plurinacional y cómo profundizar una relación con los medios de comunicación para seguir contribuyendo a la Democracia Intercultural en nuestro país.

Un horizonte todavía discutido en el marco del propio Órgano Electoral Plurinacional es el horizonte de la Democracia Paritaria y también queremos invitar a los medios de comunicación a seguir este debate para poder hablar y discutir de Democracia en nuestro país desde una perspectiva de Democracia Intercultural, pero también desde una perspectiva que reconozca la necesidad de democratizar nuestra sociedad, tanto en el ámbito privado, en el sistema político, en las organizaciones sociales, en los partidos políticos y en las propias instituciones estatales.

Creemos que la inclusión democrática, el reconocimiento de hombres y mujeres como actores y actoras políticos, son un horizonte en el cual estamos - y de manera particular - empeñados en seguir profundizando.

Hemos llegado a un momento de la Democracia renovados, con expectativas más amplias, con un ejercicio que está en construcción y queremos convocar a la población a que en cada momento, cada espacio, estemos abriendo un horizonte de construcción democrática de

nuestras relaciones, de la expresión de nuestras diversidades y también de la expresión de nuestras diferencias.

nuestras relaciones, de la expresión de nuestras diversidades y también de la expresión de nuestras diferencias.

Queremos destacar el papel de los medios de comunicación en lo que hace al desafío de la configuración democrática en nuestro país. Los medios, en Democracia, se han caracterizado por la generación de espacios para la expresión, la participación de la población. Entonces, entendemos que en esta posibilidad de alianza y trabajo conjunto con los medios, podemos contribuir a profundizar la Democracia en nuestro país; a profundizar los valores, los principios y las acciones en torno a la Democracia que no es sólo una definición, sino que es básicamente el ejercicio de la pluralidad, de las decisiones y de la construcción colectiva.

Muchas gracias.