Вы находитесь на странице: 1из 1

LA VOZ DEL INTERIOR

CÓRDOBA. DOMINGO 1 DE FEBRERO DE 2009


Temas 5 F

POR JORGE CAMARASA


ESPECIAL
SEÑALES

HISTORIAS DE AMOR

Zorzal
arlos Gardel podría haber dicho de
sí mismo lo que dice aquella letra
de tango: “Tuve muchas, muchas
minas/ pero nunca una mujer”.
De todos los romances que se le en-
dilgan, algunos fueron reales y a otros se POR EMANUEL RODRÍGUEZ
los inventaron. Entre 1913 y 1935, el año DE NUESTRA REDACCIÓN
de su muerte en Medellín, se le conocie-
ron novias circunstanciales y eternas,
mujeres adjudicadas, amantes tempora- ¿Qué era eso de los “blogs”?
rias, damas que lo mantenían y otras a
las que mantuvo, y hasta presuntas viu-
das que lo lloraron tras el accidente.

sin nido
Gardel logró convocar sin proponér-
selo las ansiedades femeninas y las en-
vidias masculinas. Prototipo de Don Juan
a la violeta, frecuentador de prostitutas
y aristócratas, hijo pródigo y modelo de
hijo, sobre él se tejerían las más increí-
bles fantasías amatorias y las hipótesis
más misteriosas. La Feria del Libro de Cosquín replicó la
Sin embargo, ni una sola mujer de las semana pasada, a escala cordobesa, una
que tuvo se convertiría en la mujer de su de las mesas de debate más frecuentes
vida. Muerto a los 45 años, cuando el mi- en eventos literarios: la mesa tenía el tí-
to ya había nacido, la historia de Carlos tulo “La vigencia de los blogs”, que, por
Gardel no sería más que una intermina-
ble historia de amor en continuado. La biografía irrelevante que parezca, es la discusión
más o menos de moda en los cibercírcu-
los ligados a literatura. Los invitados fui-
Amor de madrugada
Cronológicamente, el primer romance de
afectiva de mos José Playo (revistapeinate.com.ar),
Iván Ferreyra (ivanferreyra.blogspot.com)
Gardel fue una madama de cabaré por la
que casi lo matan. Giovanna Ritana, a
quien los noctámbulos porteños conocían
Carlos Gardel y yo (sin blog por el momento). Hablar
de la vigencia de algo es una manera
elegante de anunciar su muerte, su de-
como Madame Jeanette, regenteaba una
casa de citas en la calle Viamonte, y allí
está tan saparición, o por lo menos su decaden-
cia. No se arman mesas de debate para
la había conocido. El encuentro se pro-
dujo la madrugada del 28 de diciembre
de 1913, cuando el cantor y sus amigos
plagada de hablar sobre la vigencia de la autoayuda,
por ejemplo. Sin embargo, ninguno de
los tres dijo el lugar común “el blog ha
fueron a tomar unos tragos.
Gardel quedó tan impresionado por la
misterios como muerto”. Más bien nos enfocamos sobre
el sentido de preguntarse sobre la vigen-
mujer, que se inventó un pretexto para
volver a verla: se dejó “olvidada” la gui-
tarra, y al día siguiente regresó a bus-
de nombres de cia de una forma que aún no termina de
ser definida. Por mi parte, lo que tengo
para decir al respecto surge de mi pro-
carla. Fue el comienzo de una relación
esporádica pero prolongada, de la que lri- mujeres. pia experiencia como lector y autor de
blogs: no es una opinión académicamen-
neo Leguizamo sería testigo. te calificada, pero eso es un síntoma de
El problema es que Madame Jeanette la era de los blogs: toda experiencia per-
no era una mujer soltera que pudiera dis- sonal se ha vuelto legitimante de cual-
poner de su vida. Estaba casada con Juan de mujeres que presumieron de haber quier ejercicio, clásico, vanguardista, in-
Garesio, un tratante de blancas dueño del sido sus amantes. El caso más conoci- teresante o estúpido de escritura. Por
Chantecler, que en cuanto se enteró de do puede que sea el de Mona Maris –Ro- cierto, la mayoría de los blogs literarios
los amoríos de su esposa mandó matar a ma Emma Capdevielle Castro Moreno–, son ejercicios estúpidos: cualquier paseo
Gardel. La noche del 15 de diciembre de que en 1934 protagonizara con el can- por la blogósfera sirve para comprobar-
1915, el cantor fue baleado a la salida del tor la película Cuesta abajo. lo. Creo que todas las estadísticas apa-
Palais de Glace, donde había festejado su En 1990 habló extensa y ambigua- bullantes con las que hablábamos de la
cumpleaños número 25. mente sobre su relación con Gardel: emergencia de los blogs hace unos años
“Era un ser encantador y muy buen mo- se reducirían a números pequeños si co-
La novia de Gardel zo. Había logrado una madurez inte- menzáramos a tachar a: 1) los blogs en
El 24 de abril de 1934, desde Nueva York, lectual y refinamiento en sus costum- los que parece haber prescripto la ley
Carlos Gardel le escribía a su amigo Ar- bres. Me sentí muy atraída por su per- que dice que después de m va b; 2) los
mando Defino: “Asunto Isabel: ya te dije sonalidad, y creo que a él le impactó la blogs que confunden poesía con una su-
que para mí es asunto terminado, defi- mía. Teníamos algo en común: los dos cesión de verbos en infinitivo como “pa-
nitivamente terminado, y así debés con- éramos hijos del amor”. sear / volar / sentir” y una conclusión en
siderarlo. Le mandaré una carta rajante sustantivo común abstracto como “vani-
que espero será la última. Si quieren con- Historias secretas dad / pureza” o “flequillo” (está bien, fle-
servarme como amigo, está bien; de lo La historia que menos se le conoce a quillo no es estrictamente un sustantivo
contrario, le corto la respiración sin man- Gardel tal vez sea la de Loretta Dartés. abstracto, pero esta poesía estaba escri-
darle más nada. Así debés decírselo, so- La mujer, nacida Peregrina Otero, contó ta por un pelado); y 3) los blogs que sólo
bre todo a la familia. Te repito que quie- su historia en 1982 al periodista Andrés tienen links a otros blogs –que son una
ro que des por absolutamente terminado Bufali. Había nacido en Portugal y versión aburrida de los ya aburridos pro-
este tema, y que te hagas eco de mi ma- había llegado a Buenos Aires en 1911. gramas de TV que sólo hablan de pro-
nera de pensar ante esa gente. A ver si Al principio había trabajado como tra- gramas de TV–. Tras esa operación, por
creen que estoy contratado con ellos pa- pecista en el circo de Frank Brown y lo menos mi lista personal de blogs lite-
ra toda la vida”. después en el Sarrasani, pero un acci- rarios se reduce a no más de una decena
La carta, a la que seguirían otras de dente le había cortado la carrera. de bitácoras que leo con alguna frecuen-
igual tono, documenta el final de la rela- Se casó, enviudó al poco tiempo y en- cia. En fin. Creo que el blog impuso en su
ción entre el cantante e Isabel Martínez seguida se quedó sin trabajo, y a prin- corta vida tres cambios en cómo se
del Valle, quien hasta poco antes de su cipios de los años ’30 consiguió empleo venía manejando el mercado y el mundo
muerte, ocurrida en 1990, se seguía lla- como silbadora entre película y pelí- de la literatura (ahora diré tres obvieda-
mando a sí misma “la novia de Gardel”. cula en un cine de la calle Lavalle. Una des). Uno, y el más importante: se acabó
El encuentro entre ambos se había pro- cosa trajo la otra y hasta un amante que el imposible de publicar, y por lo tanto la
ducido a fines de 1921, cuando ella tenía era directivo de Radio Belgrano, y un figura del escritor incomprendido que no
13 años y él 31. fin de semana que estaba en Montevi- publica porque el sistema no lo deja
Hay dos versiones sobre el romance Sentimiento peligroso Enrique Cadícamo su bello Madame deo se encontró con Gardel. quedó en el pasado o en el ridículo. Pu-
que el cantor mantuvo con Isabel. Una, Tras el balazo del marido de Madame Ivonne. Después de charlar un rato lo visitó blicar es gratis. El segundo ¿aporte?: se
naif, tiene como fuente a la propia mu- Jeanette y la extorsión de los hermanos en su habitación del Hotel Español don- volvió con mucha fuerza a la primera
jer, y fue creíble hasta que se conocieron de Isabel del Valle, Gardel se había con- Hombre irresistible de los dos se alojaban, “y me convertí persona. Lo más divertido y lo más peli-
las cartas que Gardel le había mandado vencido de que su forma de concebir el César Tiempo describiría a Gardel co- en su amante: lo fui durante casi un año, groso de tener blog, para mí, fue jugar a
a Defino. Esta versión habla de un no- amor era peligrosa, y desde fines de los mo un hombre irresistible y desconfia- hasta que murió en el accidente de Me- que me exponía, contar cosas en prime-
viazgo casi formal, donde la chica se in- años ’20 sus relaciones empezaron a ser do: “Nunca tuvo pasiones –lo que se lla- dellín”. ra persona aprovechándome de que la
corporó a la vida del cantante y hasta par- menos comprometidas. ma pasiones– con mujeres del ambien- ¿Cuántas mujeres, según ellas, es- enorme mayoría de los lectores de blogs
ticipó de sus rutinas cuando él estaba en En setiembre de 1928 había llegado a te. No porque las desdeñara, no porque tuvieron con Gardel hasta el final? buscan confesiones y no relatos, buscan
Buenos Aires. En esta versión edulcora- París, y allí iba a encontrarse con Ivon- se considerara un ser excepcional en el Además de Loretta, la ya mencionada verdad y no ficción, buscan humillacio-
da, Gardel llamaba “Gorda” o “Nena” a ne Guitry, quien le sacudiría la modo- medio, sino porque aspiraba a separar Isabel del Valle, y quizá hasta Ivonne nes ciertas, y no mundos posibles. La
Isabel del Valle, y ella a su vez le decía rra y le haría olvidar las traumáticas ex- bien la madera del sámago, a no dejar- Guitry y la actriz Gaby Morlay. forma exige. Y la forma blog exige pri-
respetuosamente “Carlos”. Él la colma- periencias amatorias argentinas. se engañar por un sentimiento que traía Sin embargo, la última mujer que es- mera persona. No conozco ningún blog
ba de regalos, le consultaba asuntos pro- Según la bio- emponchado un tuvo con el cantante es una desconoci- literario más o menos exitoso o por lo
fesionales y la consolaba por una obesi- grafía que ella mis- deseo subalterno da que “eligió” a su llegada a Bogotá en menos más o menos interesante que no
dad incipiente: “Me decía que las muje- ma ha contado, la ¿Cuántas mujeres, según ellas, de encaramarse y vísperas de su muerte. Quienes la vie- esté escrito en primera persona. La ter-
res le gustaban llenitas, como yo”, con- Guitry había naci- saltar, aprove- ron aseguran que no tenía más de 17 cera cuestión tiene que ver con los cam-
taría años después. do en el seno de
estuvieron con Gardel hasta el final? chando su presti- años, mascaba chicle incansablemente bios en la relación entre lector y autor:
La otra versión tiene como fuentes a una familia inte- Además de Loretta, Isabel del Valle, gio como tram- y “era una rubia insulsa y sin encantos”. como se sabe, un porcentaje cercano al
los amigos del cantor y a su correspon- lectual húngara Ivonne Guitry y la actriz Gaby Morlay. polín”. Aunque moriría pocas horas des- 10 por ciento de los lectores de blogs
dencia, y pone de manifiesto que las co- arruinada por la Esta imagen de pués, no fue esa chica el último miste- deja un comentario en el texto que lee.
sas no eran tan color rosa como las pin- crisis económica,
Sin embargo, la última mujer que hombre irresisti- rio femenino en la vida de Gardel. El Esto parecía ser toda una revolución
taba Isabel. En principio, a poco de em- y se había salvado estuvo con el cantante es una ble, de hombre que último, en realidad, fue una mujer pre- cuando en 2005 se empezó a hablar de
pezar, la relación se había enfriado y el a sí misma casán- desconocida que “eligió” en Bogotá. conseguía todo lo suntamente llamada Estrellita Rigel, los blogs en todos lados. Y probablemen-
cantor había quedado entrampado en su dose con un aristó- que se proponía, que intentó suicidarse en Nueva York te haya sido una revolución… muy chi-
fama de seductor: los hermanos de Isabel crata al que llama- iba a estrellarse cuando se conoció la muerte del can- quita. Digamos que acaso algún escritor
lo habrían extorsionado amenazándolo ba “mi príncipe encantado”. Tenía en- por lo menos contra la frialdad de María tor. haya sacado algún beneficio no sexual
con denunciarlo por estupro, y Gardel tonces 16 años, y su matrimonio duraría Magdalena Nile de Río, más conocida La mujer había ido hasta el Middle- de eso. Y punto. Todo esto sigue vigente,
había tenido que convertirse en el sostén dos. como Imperio Argentina. Ella, al pare- town Hotel, donde Gardel se había hos- y de vez en cuando se pone de moda
económico de toda la familia. En 1928, separada, joven y rica, vivía cer, fue la única mujer que resistió a pedado la última vez, y allí había fra- algún blog en el que se arma algún cruce
Poco después de Medellín, cuando la sola en París y había pasado de ser con- pie firme los encantos de Gardel. casado en su intento de matarse. Su his- de insultos. La forma, obviamente, sigue
supuesta extorsión ya no podía prospe- sumidora de cocaína a morfinómana. Se habían conocido en España, don- toria no habría sido más que un acto de vigente. Que la literatura que allí se pro-
rar, Isabel del Valle se casó, tuvo un hi- Gardel y ella se conocieron en el cabaré de él había actuado con intermitencias histeria, si no hubiera sido porque una duzca sea en general (hay excepciones)
jo y se radicó en Punta del Este. Los es- Palermo de la rue de Clichy. A poco de durante sus temporadas en Europa, y mujer de igual nombre concurriría des- intrascendente, es otra cuestión. Vigente
tudios de canto que Gardel le había pa- empezar a salir, “ese hombre se me fue años después contaría: “Trabajé muy a pués durante años al Hollywood Me- no es sinónimo de bueno, ni de malo. Só-
gado en Italia le sirvieron de poco, y ape- entrando en el alma. Sus palabras eran gusto con él. Por un lado era un ser de- morial Park, y cada vez dejaría men- lo significa que está ahí. Hace dos años
nas si actuó sin público ni suceso. Como seda, sus frases iban cavando la roca de masiado sencillo, y por otro un hombre sajes sobre la tumba de Rodolfo Valen- yo pensaba que había que prestarle
actriz trabajó episódicamente con Nar- mi indiferencia. Me volví loca”. de una egolatría total. Era muy guapo, tino. Esos mensajes, invariablemente, atención al fenómeno. Ahora quiero que
ciso Ibáñez Menta en El fantasma de la Aunque la historia no es clara, Ivon- también muy enamoradizo. Me quiso acababan firmados: “La esposa de Car- me devuelvan la atención que les presté.
Ópera, y el 4 de mayo de 1990 murió en ne parece haber seguido a Gardel a su poner un poquito los puntos, pero a mí los Gardel”. Igual, leer y hacer blogs puede enseñar-
la casa de Villa Ballester donde vivía. regreso a Buenos Aires, y haber que- me gustaba otro tipo de hombre”. A este hombre incorregible, enamo- te algo: que muchas horas frente a una
Hasta el fin de sus años estuvo conven- dado varada en el río de la Plata. Para El rechazo de Imperio, sin embargo, radizo y mujeriego, no le hubiera sor- computadora dañan la vista, y que lo
cida de haber sido el único amor de Car- algunos historiadores del tango, pudo es menos conocido que los éxitos que prendido. Toda su vida había sido una más lindo es escribir. En Internet, en pa-
los Gardel. haber sido ella la musa que inspiró a Gardel tuvo, y su mitología está llena única historia de amor en continuado. pel. Donde sea, escribir.