Вы находитесь на странице: 1из 3

QUE MAS DA

No mucho
llego al barrio.
Se hizo sentir.
Reconocido
entre putas
cantinas y ladrones de la zona.

Siempre unido a su sombra


deambula sediento
en mesa de ingestiones alcohlicas;
su trago se tornaba champan
y su espritu
emerga lirico;
gustaba de decir poesas
o cantar reas de peras,
se haca sentir
sin pedir aplausos.

Sus borracheras eran ceremoniales


agapes de su vida cotidiana;
rodeados de todos
conviva con nadie,
solo a su sombra;
en todo caso,
su vida
no tiene resonancia.

Era viejo
flaco
morboso

y cacreco;
excelente amigo del placer,
chivo de las putas
sabia darles su orgasmo olvidado
aun cuando no lo quisieran;
lo evitaban
como si fuesen a pecar,
porque las putas no sienten,
se concentran en la tabla de multiplicar
2 x 1 = 2; 2 x 2 = 4...susurraban
es la cantidad de polvo que te voy a echar
les interrumpa.
Su lengua no solo blasfemaba
en prosas y versos;
sino, que saba jugar
con sus maltrechas tortas peludas
secas y aturradas
embusca de vaselina
para su prximo cliente

Se sacaba la polla
sin pena ni gloria para orinar en las esquinas,
igual vomitaba o cagaba en ellas
en soberbia armona
con la naturalidad de su vida.
Se refera as mismo
como el intelecto
de la expresin indigente.

Haban rumores de su origen


o su nombre;
El mismo haba perdido su historia.

No se esforzaba en recuperarla,
de que vala
si ya tena un presente
que no le permita un futuro

No mucho llego al barrio.


Todos saban de l
menos l.

Malcon Alvarado Calderwood

Оценить