Вы находитесь на странице: 1из 3
LA PRUDE JURÍDICA .CIA INTRODUCCIÓN A LA GNOSEOLOGÍA DEL DERECHO CARLOS t MASSINI CORREAS ·
LA PRUDE
JURÍDICA
.CIA
INTRODUCCIÓN A LA GNOSEOLOGÍA
DEL DERECHO
CARLOS t MASSINI CORREAS
· Prólogo de Georges Kalinowski
e
Lexis
e
IS®
errot
JURÍDICA LA PlfüDENCIA · 79 .f.:. L A l .MP EHAC !ÓN J>E LO J
JURÍDICA
LA
PlfüDENCIA
·
79
.f.:.
L A
l .MP EHAC !ÓN
J>E
LO
J UST O
CON CHE TO
Lo afirmado- hace
un momento
la
existencia
último acto en la
prudencia:
sup one.
el mandato, a. través del cual se
dt·
un
pone
e,,
.movimiento a la voluntad, propia
O
de
otros, para .que
realice
en los ·hechos la. conducta debida. Sin este· paso definitivo, todo el
proceso. de razonamiento en el orden práctico y en .especial en el
jurídico;
quedaría
estéril;' sin cumplir
c:0 �1. su
fin
propio de dirigir
los actos humanos hacia su· fin.
Este acto. de imperar o mandar es un acto de Ja razón. ya que
"el
que
impera
ordena a otro hacer una. cosa, intimándole la· orden
's ig nif icán d ole
Jo
u e ha de hacer,
y
O
q
esta ordenación. es un acto
racional"
n;,r Pero es un 'acto de la· razón que· supone una moción
·
prevía,
un
impulso
anterior
de la voluntad,
demás facultades
ya
qué
es
ella
"el
principio
que·
mueve
a
las
a ·la · ejecución
del.
acto r .�)
por
lo.
que ·se sigue que la moción de la razón cuando
impera,
procede el impulso de· la voluntad" 11 rn.
Por ello, el acto del juez intimando a las partes '·--··O a una sola
de eJlas·····- la realización de aquel obrar qu e ha descubierto come)
rnr,
S.1'.,
l -11,
q.
17,
a.
l.
1
ti 1 i
Ibídem.
80 CARLOS IGNAClO :MASSlNI justo en la deliberación y preceptuado: a través del juicio, es
80
CARLOS IGNAClO :MASSlNI
justo
en la deliberación
y preceptuado:
a través del juicio, es un
acto típicamente racional, contrariamente a lo
sostenido por quienes
pretenden
reducir: los imperativos a meros actos de Ju emoción
o de
la
sensibilidad.
Los
irracionalistas
partidarios del "derecho
Iibre"
·y
los
empiristas;
seguidores· de
Hume,
ul negar carácter
racional
a· los
imperativos
jurídicos, .
terminan
,'yendo
·a' 'parar · al
absurdo de un "sentimentalismo jurídico"; estos autores,
en
su. lud ia
perdien-
contra el racionalismo absoluto -de los exegetas,
termiuaron
do' el
y'
la �azóii del
equilibrio. debido
d est er rando comp letament e a
'orden de la praxis juríd�;a. Para 'ellos, "las sentencias son .la obra
· de los
jueces siguiendo · á' sus·
instintos,
sus.
.íntuíoíones y
condicio-
nados por las circunstancias.
Tesis
que ha
triunfado en las
escuelas.
" r e a li s a s " a m e ri c a n a s o e s c a n d n a v a s . E
t
i
l fo
n o s
ll e v
a d e l
, · a c o n tt U <; ­
i
mo heredad o ele la época de las
lu ces
as u contrario, el
total
irra­
cionalumo,
tan
poco seductor como
el
primero" 1":·
Pero si el hombre
es
naturalmente
racional y
el
principio.
y
norma de sus· operaciones; personales o socíales, es
esa misma
razón,
no puede renunciarse
a,
su
en
el
campo
del derecho;
Más allá
de los
desvíos
y
excesos
del
racionalismo,
que pretendía· 'considerar
al
orden juridíco
corno
obra de
la
sola
razón,·
entendida
ésta
al
.
.
modo
matemático,
es ·preciso
reívindicar
Ios · fueros· de
la··
in_téH-
gencía
en
la
tarea
de. dirigir . la acción humana.
Lo contrario, el
Jrracionalismo
sociologíst a, emp.irista .o .
ele
c Ú.a l � uie1· otra índole, no
sófo, contraría la experiencia indubítable d� que el hombre .íntenta
inc � msablt•mcnte sujetar. a pautas. racionales su
vicht s�ci�i(
.escapan-
do
.desorden,
h\l · inseguridad · y
al
_fo. arbitrario,
sino
·que
además
cae
en:
el
absurdo
contradictorio
de
afirmar la . existencia
de un
sujeto
racional
que, por definición, no puede conducirse
racional-
1nentt�'
El imperio, po1· fo
tanto,
donde culmina el proceso del razo-
namiento· jurldico, es
que a él conduce,
tan
racional
como
lo ha sido
todo -el
15i
Vílley,
Michel,
T•?
Il, pág. 48.
., cit.,