Вы находитесь на странице: 1из 5
Antonis Antonis Drakonakis Drakonak

AntonisAntonis DrakonakisDrakonak

Organización versus grupo de afinidad:

el proceso de hiperautonomización y las debilidades estructurales de un colectivo anarquista

Large organisations vs affinity groups. A process of hyper-atomisation in an anarchist group and its structural weakness.

Organizaĵo kontraŭ grupo de aneco: la procezo de hiperaŭtonomigo kaj la strukturaj malfortecoj de anarkiista kolektivo

Antonis Drakonakis. Traductor: Rafael Herrera, (SOV de Málaga de la CNT-AIT).

Resumen: Tomando como marco de experiencia el complejo panorama del movimiento libertario heleno, el

autor realiza un análisis del funcionamiento de los grupos de afinidad anarquistas que, de una manera más o menos

generalizada, funcionan como base del movimiento liber-

las limitaciones

izada, funcionan como ba

tario en Grecia. En el texto se repasan

prácticas de este modelo organizativo, centrá

se repasan prácticas de este modelo organizativo, centrá ntrándose espe- derivado hiperautonomización de muchos

ntrándose espe-

derivado

hiperautonomización

de muchos grupos de afi
de muchos grupos de afi

deldel progresivoprogresivo aislamientoaislamiento dede muchosmuchos gruposgrupos dede afiafi nidad

del progresivo aislamiento de muchos grupos de afi nidad

anar
anar

que operan en este país. Finalmente, el autor

que operan en este país. Finalmente, el autor plantea la

almente, el autor plant almente, el autor plante nación e integración de nación e integración
almente, el autor plant
almente, el autor plante
nación e integración de
nación e integración de
ue contribuya, por un lado, a
ue contribuya, por un lado, a
,
r un lado, a

antea la

los

los

la

la

necesidad de mejorar la coordinación e integración de

necesidad de mejorar la coordinación e integración de

frentes de lucha a través de la paulatinaaulatina consolidaciónconsolidación de

frentes de lucha a través de la paulatinaaulatina consolidaciónconsolidación de

una organización libertaria que contribu

una organización libertaria que contribuya, por un lado, a

federación de gruposs ácratasácratas y,y, porpor otro,otro, aa superarsuperar laslas debi-

federación de gruposs ácratasácratas y,y, porpor otro,otro, aa superarsuperar laslas debi-d

y,y, porpor otro,otro, aa superarsuperar laslas debi-d PalabrasPalabras Clave:Clave: tario, organizaciónorgan
PalabrasPalabras Clave:Clave: tario, organizaciónorgan tario, org
PalabrasPalabras Clave:Clave:
tario, organizaciónorgan
tario, org
Clave:Clave: tario, organizaciónorgan tario, org lidades organizativas del movimiento anarquista heleno.

lidades organizativas del movimiento anarquista heleno.

lidades organizativas del movimiento anarquista heleno.

ganizativas del movimiento anarqu ganizativas del movimiento anarqu
ganizativas del movimiento anarqu
ganizativas del movimiento anarqu
del movimiento anarqu ganizativas del movimiento anarqu anarqanarquismo, Grecia, federalismo liber- anarquismo,

anarqanarquismo, Grecia, federalismo liber-

anarquismo, Grecia, federalismo liber-

, organización anarquista.

anarquista

Abstract:Abstract: TakingTaking thethe fragmentedfragmented scenescene ofof thethe GreekGreek anar-anar- chistchist movementmovement asas itsits startingstarting point,point, thethe authorauthor analysesanalyses thethe wayway inin whichwhich anarchistanarchist aaffiffinitnityy grgroupsoups workwork sincesince these,these, moremore or less generally,nerally, provideprovide thethe basisbasis forfor thethe libertarianlibertarian move-move- ment in the country. ThThee articlearticle reviewsreviews theirtheir practicalpractical limi-limi- tations, as an organisation model,del, ppayingaying paparticularrticular atten-atten- tion to the process of hyper-autonomisation,tion, whichwhich resultsresults from many of these groups in the country getting progressivelygressively

122 |
122 |

MISCELÁNEASNEAS

isolated. Finally, the author states the need to improve the coordination between the different struggles through the gradual setting up of a libertarian organisation. This would contribute, on the one hand, to the federation of anarchist groups and on the other, to overcoming the organisational weakness of the Greek anarchist movement.

Keywords: Anarchism, Greece, libertarian federalism, anarchist organisation.

Resumo:Resumo: EneEne dede lala kadrokadro dede lala komplikakomplika panoramopanoramo dede lala grekagreka liberecanaliberecana movado,movado, lala aaŭŭtorotoro realigasrealigas anali-anali- zonzon dede lala funkciadofunkciado dede lala anarkiismajanarkiismaj aafifinecgrupoj,necgrupoj, kiujkiuj plipli malplimalpli ĝĝenerale,enerale, funkciasfunkcias kielkiel bazobazo dede lala liberecanaliberecana movadomovado enen Grekio.Grekio. Tiele,Tiele, enen lala tekstoteksto onioni reviziasrevizias lala praktikajnpraktikajn limigojnlimigojn dede tiutiu organizaorganiza modelo,modelo, kunkun emfazoemfazo specialespeciale alal lala procezoprocezo dede hiperahiperaŭŭtonomigotonomigo derivitaderivita elel lala iompostiomaiompostioma izoligoizoligo dede multajmultaj aafifinecgrupojnecgrupoj kiujkiuj agadasagadas enen tiutiu lando.lando. Fine,Fine, lala aaŭŭtorotoro proponasproponas lala necesonneceson plibo-plibo- niginigi lala kunordigadonkunordigadon kajkaj integrigonintegrigon dede lala batalfrontojbatalfrontoj perepere dede lala malrapidamalrapida pliplififirmigormigo dede liberecanaliberecana organizo,organizo, kiukiu kontribuu,kontribuu, unuunuflflanke,anke, alal federigofederigo dede anarkiajanarkiaj grupojgrupoj kaj,kaj, alialiflflanke,anke, alal superadosuperado dede lala organizajorganizaj malfortojmalfortoj dede lala grekagreka anarkiismaanarkiisma movado.movado.

ŜŜlosilajlosilaj vortoj:vortoj: anarkiismo,anarkiismo, Grekio,Grekio, liberecanaliberecana fede-fede-

ismo, a
ismo, a

rismo,ismo, anarkiismaa

rismo, anarkiisma organizado.

organizado.

Estudios | nº 4 | 2014/2015 | pp. 122-126.

Estudios | nº 4 | 2014/2015 | pp. 122-126. issn: issn: 2254-4577 2254-4577
issn: issn: 2254-4577 2254-4577

issn:issn: 2254-45772254-4577

«Por nuestranuestra experienciaexperiencia hastahasta elel momento,momento, cree-cree-

hastahasta elel momento,momento, cree-cree- mos que la falta de acceso a la sociedad es lo que

mos que la falta de acceso a la sociedad es lo que

ta de acceso a la sociedad es lo que

nos hace inofensivos para el poder estatal. Porque la revolución social no la hacemos nosotros y nuestro grupo de afinidad, sino el conjunto de los explotados, convirtiendo en realidad el sueño anarquista. Esto significa que quien no ve la nece- sidad de estructurar y organizar nuestro ámbito –con los correspondientes golpes seleccionados contra el Estado– está poniendo, inconsciente- mente y con una práctica dogmática y corta de miras, obstáculos a la evolución del movimiento anarquista en Grecia y convirtiendo el sueño anar- quista en una pesadilla cotidiana».

Es cierto que, en la mayoría de los casos, y debido a las cortas edades imperantes en el movimiento griego anar- quista, el proceso por el cual se forma un colectivo anar- quista/antiautoritario se realiza en términos de grupo de afinidad. Esto, en un primer momento, no se juzga de facto como algo negativo: nadie puede, por ejemplo, considerar una desgracia la creación de un colectivo a partir de un grupo de amigos ya existente que se poli- tiza al mismo tiempo en una ciudad de provincias o un barrio de Atenas. Estructuralmente, pues, la creación de un colectivo político basado inicialmente en relaciones de

confianza y amistad no es algo negativo. El problema

se se
se
se

localiza en un estadio ulterior, en la evolución y la fororma

que el grupo experimenta a lo largo del tiempo.

Una vez formado todo colectivo, comienza el proceso

a el proceso
a el proceso

de construcción de un espacio común entrere sussus miem-miem

bros. Los miembros van tomando forma colectivamente,

desarrollan su discurso político común y

olectivamen

construyen u construyen una ría de los casos
construyen u
construyen una
ría de los casos

cotidianeidad colectiva, que en la mayoría de los casos se

convierte en “su propia” realidad. En esteste últimoúltimo puntopunto

se encuentra, en nuestra opinión, la fuente del problema.

A falta de un control exterior (nos referimosferimos evidenteevidente-

con ningún otro
con ningún otro

mente al control colectivo en el marcoco dede unauna Orga-Orga-

nización o Federación más amplia), el grupo crea una

concepción exclusivamente suya sobre el acontecer social

y político, por no estar comprometido

colectivo, se hace más real a cada momeento y con cada

acción, al encarnarse en una experiencia viivida colectiva-

mente (el proceso de hiperautonomización dee la asamblea).

Esta concepción aparece como una coordenaada de diver-

Esta concepción aparece como una coordenaada de diver- (Fig. 1. Propaganda libertaria en las calles de

(Fig. 1. Propaganda libertaria en las calles de Atenas).

sos factores como las lecturas comunes, la cotidianeidad común, las experiencias comunes del movimiento y, por último, la influencia de personalidades destacadas de cada asamblea, que por diversos motivos dotan al grupo y a sus miembros de la terminología, las fuentes teóricas y la estructuración central de su pensamiento.

Los “capitanes invisibles” o “luchadores influyentes”, de acuerdo con el término más condescendiente son, en nuestra opinión, un fenómeno natural e inevitable,

congénito a los principios de la organización colectiva

agudeza,

y la

microfísica delel poderp

os principios de la organ

evolución humana (edad, experiencia,

principios de la organ evolución humana (edad, experiencia, ult. Pero el problema no es este fenómeno
principios de la organ evolución humana (edad, experiencia, ult. Pero el problema no es este fenómeno

ult. Pero el problema no es este fenómeno en

de Foucault. Pero el problema no es este fenómeno e

en de Foucault. Pero el problema no es este fenómeno e dinámica di que adquiere. La

dinámica di que adquiere.

La jerarquía informal no se afronta refunfuñando, sino

político
político

mediante el control colectivo, dememocrático y

que emana no solo de la

la

asambleas por parte de ciertas personas

no solo de la la asambleas por parte de ciertas personas tura. El dirigismo político de

tura. El dirigismo político de al

propia estructura. El dirigismo político de algunas

leas por parte de ciertas personas

no es problema

exclusivo de esas personas, sino sobre todo de la propia

exclusivo de esas personas, si

asamblea, de su p Una per
asamblea, de su p
Una per

de su propio sistema de funcionamiento.

Una personalidad ocupa el espacio que le dejan libre los

demás; no es casual que haya grupos que, privados de una o dos personas, vegetan. Y ahí es donde llegamos a la cuestión de la acumulación de capital de experiencia y cono- cimientos (una especie de capital social al nivel pequeño de una asamblea).

Lo referido demuestra que los “luchadores influyentes”

cierto tipo de “conocimientos técnicos”. Conoci-

tienenti mie la asam
tienenti
mie
la asam

ientos técnicos que, en lugar de ser compartidos con

amblea, constituyen un monopolio en manos de

MISCELÁNEAS

| 123 | 12
| 123
| 12
Antonis Antonis Drakonakis Drakonak

AntonisAntonis DrakonakisDrakonak

Antonis Antonis Drakonakis Drakonak (Fig. 2. Cartel en solidaridad con los militantes anarquistas encarcelados en

(Fig. 2. Cartel en solidaridad con los militantes anarquistas encarcelados en Grecia).

ciertas personas que consiguen dominar en una relación de dependencia. Estos conocimientos técnicos no proce- den exclusivamente de su capacidad retórica, sino de un proceso de acumulación de plusvalía intelectual: del capi- tal experiencial acumulado de toda la asamblea que, en su redistribución, sufre un cortocircuito.

Por decirlo más llanamente, todo colectivo acumula a través de sus acciones y experiencia un capital experien-

cial y de conocimientos. Inicialmente, este capital existe

solo como producto colectivo, es decir, existe como capi-

mo producto colectivo, es

tal colectivo del grupo, sin ser individu

tal colectivo del grupo, sin ser individualizado. Pero la

inercia de muchos miembros, a falta de obj

objetivación y

posicionamientos políticos concretos a nivel d

sicionamientos políticos concretos a nivel de grupo

(atribuimos la responsabilidad a las estructuras y no a las

(atribuimos la responsabilidad a las estructuras y n

on las capacidades natu

personas), en combinación con las capacidades naturales

del “luchador influyente”, llevan este capital acumulado a

n este capital acumulad

manos de unos pocos, que se benefineficiancian asíasí (muchas(muchas vecveces

que se benefineficiancian asíasí (muchas(muchas vecveces sin querer) de las desigualdadesdades
que se benefineficiancian asíasí (muchas(muchas vecveces sin querer) de las desigualdadesdades

sin querer) de las desigualdadesdades estructuralesestructurales deldel infoinfor-

esos

pocos, sino crear un mecanismo que distribuya igualita-

malismo. Lo que necesitamos, pues, no es expulsar a

ecesitamos, pues, no es expulsar a

no crear un mecanismo que distrib

riamente el capital en cuestión entre todos los miembros

riamente el capital en cuestión en

de la asamblea. El inf

El informalismo es el libre mercado de

ovimiento, y donde hay libre mercado, hay quienesla asamblea. El inf El informalismo es el libre mercado de dominan el capital. El p

dominan el capital.

El proceso de hiperautonomización descrito anteriormente no se ve interrumpido tampoco por los nuevos miembros de un colectivo que, en mayor o menor medida, se ven obligados a ser absorbidos por la microrrealidad del grupo y a velar por la preservación de la deseada autonomía.

Los nuevos miembros tienen que afrontar a su vez una serie de problemas: desde un sistema ya establecido de

comunicación interna en el grupo (terminología, frases una serie de problemas: desde un sistema ya establecido de 124 | MISCELÁNEAS NEAS hechas, humor

124 |
124 |

MISCELÁNEASNEAS

hechas, humor interno, cuestiones tabú, referentes políticos), hasta el respeto informal (espontáneo) a sus miembros más destacados/activos y, en definitiva, la acep- tación o el conflicto con una estructurada concepción de su propia realidad, la “realidad” del colectivo antes mencionada.

Bajo el peso de la obligación de adaptarse a un nuevo microcosmos, estructurado sin ellos, estos nuevos miem- bros tienen tres opciones fundamentales: (a) adaptarse al marco existente y aceptar las normas, (b) intentar cambiarlo en mayor o menor medida, y, por último, c) rechazarlo y abandonar el grupo. El problema es que, entre las dos primeras opciones existe una desigualdad inherente que, en nuestra opinión, procede también de la falta de estructura.

En un examen más atento observamos que, en la inmensa mayoría de los casos, la balanza se inclina a favor de la primera opción (dejamos de lado la tercera). Es decir, un nuevo miembro se adapta antes o después a la ya configurada realidad del grupo, sin intentar siquiera cues- tionar el marco existente. Esto se debe, principalmente, a la inseguridad que experimenta, no solo en relación con si tiene capacidad para hacerlo, sino con si ha entendido el propio marco, si ha entendido a qué se va a enfrentar.

Dicha desigualdad reside en la debilidad estructural de los nuevos miembros para cambiar el marco existente. Una debilidad que se debe a dos razones fundamentales: (a) la diferencia de edad entre nuevos y “veteranos”, con lo que ello conlleva, y (b) la relatividad del marco político de cada colectivo.

y (b) la relatividad del marco político de cada colectivo. (Fig. 3. Bandera anarquista desplegada en

(Fig. 3. Bandera anarquista desplegada en la Universidad Politécnica de Atenas).

del marco político de cada colectivo. (Fig. 3. Bandera anarquista desplegada en la Universidad Politécnica de

Estudios | nº 4 | 2014/2015 | pp. 122-126.

Estudios | nº 4 | 2014/2015 | pp. 122-126. issn: issn: 2254-4577 2254-4577
issn: issn: 2254-4577 2254-4577

issn:issn: 2254-45772254-4577

De entrada,da, eses bienbien sabidosabido queque nuestronuestro “ámbito”“ámbito” atraeatrae

queque nuestronuestro “ámbito”“ámbito” atraeatrae nuevos miembros casicasi exclusivamenteexclusivamente dede

nuevos miembros casicasi exclusivamenteexclusivamente dede cortacorta edad,edad, espe-espe-

dede cortacorta edad,edad, espe-espe- cialmente de estudiantes y jóvenes. De este modo, para un

cialmente de estudiantes y jóvenes. De este modo, para un chaval, la diferencia de edad, experiencia y sustrato teórico entre él mismo y los miembros más antiguos, se percibe enormemente, sobre todo por su parte. Además, en la mayoría de los casos, desgraciadamente, el nuevo miembro no se va a encontrar con un marco de posiciona- mientos políticos coherente, configurado por un conjunto de personas más amplio que supere los estrechos límites del colectivo. Por el contrario, se va a enfrentar a un conjunto de ideas y prácticas que conforman, como se ha dicho, la realidad de un grupo de veinte personas. La relatividad del objeto, pues, que potencialmente podría ser cuestionado, priva de sentido el cuestionamiento.

Para decirlo más claramente, esta relatividad reside en la falta de posicionamientos políticos formulados expre- samente y en irresponsabilidad (política) que campa en los pequeños colectivos desconocidos, en ausencia de un ente político más amplio con nombre y reconocible. A consecuencia de esta relatividad, toda crítica choca con un funcionamiento casi ritual de cada grupo que, en la mayo- ría de los casos, tiene por consecuencia que no se puedan resolver políticamente las diferencias. A falta de posiciona- mientos políticos bien establecidos, estatutos, etc., toda

crítica se produce exclusivamente sobre la “táctica” dede

e forman un pia necesida mplia para u ncia aflorará en olectivo, y no en
e forman un
pia necesida
mplia para u
ncia aflorará
en
olectivo, y no
en

un colectivo, y no en la correlación de esta tácticaa con

sus posicionamientos. Además, mientras la necesisidad de

adoptar tal o cual acción se juzga siempre a paartir de la

percepción o la voluntad de las personas que forman un

colectivo, y no viene determinada por la propia necesidad

social o por el peso de una decisión más amplia para una

acción a nivel de toda Grecia, la diferencia aflorará

términos de crítica personal dentro del colectivo, y no

términos de coherencia política y responsabilidadnsabilidad social.social.

Lo que defendemos, pues, es que las presiones externas

presiones externas o “someten” a u ncia con respecto
presiones externas
o “someten” a u
ncia con respecto

(en el marco de una Organización) no “someten” a un

colectivo, sino que, por el contrario, lolo ayudanayudan aa clari-clari-

ficar su marco político, a tomar dista

a los puntos ambiguos y a politizar sus diferencias y sus

conflictos internos. Por otra parte, su hhiperautonomiza-

ción lo convierte en un grupo de amigos que resuelve

ción lo convierte en un grupo de amigos que resuelve sus diferencias con el único criterio

sus diferencias con el único criterio de suu cohesión y la

correlación cualitativa entre sus particularees aspiraciones

políticas y el rendimiento de sus

miembros De acuerdo

políticas y el rendimiento de sus miembros De acuerdo sus anhelos políticos, con independencia de lo

sus anhelos políticos, con independencia de lo que las

circunstancias políticas impongan, marcha bien. Es decir, su compromiso comienza y termina en las coordenadas de los deseos y aspiraciones de sus miembros.

En resumen

Por ejemplo, cinco colectivos que a veces se encuentran en procesos del movimiento y colaboran en un marco de nula responsabilidad política uno con respecto a otro (que no va más allá de la solidaridad y el apoyo mutuo), son en realidad cinco grupos diferentes, con un sustrato ideológico común, muy en general, que aportan en cada ocasión cinco realidades diferentes. Esto ocurre, como hemos dicho al comienzo, porque en el momento de su formación no había ningún compromiso, ninguna comu- nicación (política) esencial y ningún control colectivo por parte de un ente político superior (Organización, Federa-

ción), con el resultado de que la visión de la realidad no se ve “filtrada” colectivamente y no es directamente cuestio- nada por ninguna fuerza que no sea el propio colectivo.

El grupo de afinidad, de este modo, crece dentro de su

finidad, de este modo, cr

propio mundo, a merced de las desigualdades naturales y

dife-

d, clase social, vivencias, experiencia, tendencia,

io mundo, a merced de las desigualdades n

sociales implícitas en las relaciones entre personas de

rente edad, clase social, vivencias, experiencia, tendenci

etc., y se queda luchando solo con sus propios demonios.

etc., y se queda luchando solo con sus propios demonios. percibe a sí mismo no como

percibe a sí mismo no como parte de

construye la revolución social, sino como un organismo

independiente, que colabora con

un organismo que
un organismo que
organismo independiente, que colabora con un organismo que tad y no por necesidad. ComoComo parteparte dede

tad y no por necesidad. ComoComo parteparte dede unun organismo,organismo,

estás obligado a

trabajar, a fin de que todo el organismo

estás obligado a trabajar, a fin de que todo el organismo trabajar, a fin de que

trabajar, a fin de que todo el orga

fin de que todo el organismo trabajar, a fin de que todo el orga (Fig. 4.

(Fig. 4. Cartel antirrepresivo).

MISCELÁNEAS

| 125 | 12
| 125
| 12
Antonis Antonis Drakonakis Drakonak

AntonisAntonis DrakonakisDrakonak

funcione en una relación de interdependencia, mientras

funcione en una relación de interdep

que como organismo i

que como organismo independiente basta desear cola-

borar con otros en un momento determinado, en un

marco y bajo unos términos que nadie sabe cómo se van

a determinar.

El organismo/colectivo/grupo de afinidad autónomo es el rey de su microcosmos. Tiene su propio territorio, su sede, su ejército, su consejo y el entorno de allegados que de vez en cuando refuerzan sus bloques y sus actos. Todos estos reyes juntos conforman el ámbito antiautoritario griego; un mundo dispersamente poblado con una fuerte comu- nicación interna formal, estructurado sobre un extraño principio: el informalismo y los conflictos internos que este conlleva es la base de su existencia, un medio de cohesión y armonía internas.

Por decirlo brevemente, el informalismo domina como un mal menor para evitar tempestuosos conflictos en el interior del ámbito anarquista. Es decir, como un inter- cambio para mantener una amistad y una comunicación

internas, basadas en la proximidad ideológica entre colec-

una solvencia ideológica

tivos que conviven, estableciendo

ue conviven, estableciendo

abusiva no temporal, a costa de la respo

abusiva no temporal, a costa de la responsabilidad social

absolutismo, alienación y heteronomía. Por otra parte, la organización en un ente político anarquista más amplio crea los imprescindibles mecanismos de control colec- tivo, basados en principios y posicionamientos decididos colectiva y públicamente por el conjunto de colectivos que la componen; desarmando así estructuralmente la arbitrariedad y el abuso y cimentando la verdadera auto- nomía de cada parte de ese cuerpo. Adoptando, en pocas palabras, el marco político de un “anarquismo social, que busca la libertad a través de estructuras y responsabilida- des mutuas (

Por tanto, mientras el informalismo siga desempeñando

el papel de la metadona, el movimiento anarquista griego

seguirá pareciendo un cuerpo enfermo, que se esfuerza conscientemente por mantener sus dependencias. Y como

la historia, según parece por la práctica mantenida hasta

ahora, se transmite más oralmente que por escrito para cada generación, la obsesión anti-organizativa conlleva el riesgo de que el anarquismo en Grecia acabe siendo

una palabra “inofensiva desde el punto de vista político

y social, un simple capricho que escandalice de manera divertida a los pequeñoburgueses de todas las épocas”.

y política de su época.

En estos tiempos en que el movimiento anarquista, como

la parte más orgánica del mecanismo para dar la vuelta a

lo establecido, está pagando un alto precio por su actitud, lala estructuraestructura nono sese ppresentaresenta yaya comocomo unauna sisimplemple pposibi-osibi- lidad,lidad, sinosino comocomo unauna necesidadnecesidad parapara queque elel anarquismoanarquismo sigasiga siendosiendo unauna palabrapalabra peligrosapeligrosa políticapolítica yy socialmente.socialmente.

La realidadrealidad del colectivo

del colectivo

aislado, su visión global aislado, su visión global aislado, su visión global la visión de
aislado, su visión global
aislado, su visión global
aislado, su visión global
la visión de un solo in
ormalismo, elementos
ormalismo, elementos

de las

de las

lala visiónvisión dede unun solosolo inindivi-

la visión de un solo indivi-

hiperautohiperautono-no-

cosas, que a veces no es sino

cosas, que a veces no es sino

duo, la relatividad de su marco político y su

duo, la relatividad de su marco político y su

mizaciónmización toman, a través del informalismo, elementos de

toman, a través del informalismo, elementos de

toman, a través del informalismo, elementos de toman, a través del informalismo, elementos de 126 |
126 |
126 |

MISCELÁNEASNEAS