Вы находитесь на странице: 1из 38

LÍNEA JURISPRUDENCIAL “Evolución de las Sociedades de Hecho en Colombia, Desde el punto de vista de la Jurisprudencia”

ELABORADO POR:

VIVIANA ARANGO INES NEGRETTE JUANITA VALENCIA

PRESENTADO A:

Dr. LEONARDO ESPINOSA QUINTERO

UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA ESCUELA DE DERECHO DERECHO COMERCIAL BOGOTÁ D.C. NOVIEMBRE DE 2008

LÍNEA JURISPRUDENCIAL “Evolución de las Sociedades de Hecho en Colombia, desde el punto de vista de la Jurisprudencia”

TABLA DE CONTENIDO.

1. Introducción.

2. Objetivo.

3. Sociedades Comerciales de Derecho

3.1. Noción de Sociedad y su Clasificación.

3.2. Noción de las Sociedades Comerciales de Derecho.

3.3.Características Principales de las Sociedades de Derecho.

4. Sociedades Comerciales de Hecho 4.1. Noción de las Sociedades de Hecho.

4.2. Clasificación de las Sociedades de Hecho.

4.3. Características Fundamentales.

5. Línea Jurisprudencial

5.1. Noción de la Línea Jurisprudencial (Dr. Diego Eduardo López Medina).

5.2. Línea Jurisprudencial:

“La evolución de las sociedades de hecho en

la

Colombia

desde

el

punto

de

vista

de

Jurisprudencia”.

6.1. Variable No. 1. Las sociedades civiles entre compañeros permanentes, antes de la entrada en vigencia de la Ley 54 de 1990, se reconocían como sociedades de hecho.

6.2. Variable No. 2. La responsabilidad de los socios en las sociedades de hecho es solidaria e ilimitada frente a todas y cada una de las operaciones comerciales a las que se obligue así como también de las obligaciones tributarias.

7. Bibliografía.

Las sociedades de hecho, sin duda alguna, son fenómenos que hasta ahora están teniendo su mayor apogeo en la vida jurídica. Para muchos, el hecho de que una sociedad no tenga una personería jurídica, es una contradicción y por tanto

constantemente, estas figuras comerciales están llamadas a su extinción. En efecto,

la idea de constituir una sociedad comercial, es que tenga una personería jurídica y

que su organización responda a las formas legales existentes en la actualidad.

Por tanto, debido a la debilidad de su amparo jurídico y su poca aplicabilidad, este tipo de sociedades en un futuro serán simplemente inexistentes, cosa que sería muy positiva, si se mira desde el punto de vista de sus efectos y su oponibilidad frente a terceros. Sin lugar a dudas, el hecho de su existencia, permite subsanar una omisión o ausencia y de ahí a su aplicabilidad.

A pesar de esto, es interesante su análisis jurisprudencial, ya que como se va a ver,

en su inicio, esta sociedad se confrontaban con mucha frecuencia ante lo jueces, al momento de la liquidación del las hoy sociedades patrimoniales entre compañeros permanentes.

Sin más preámbulo, a continuación se estudiará no solo la sociedad de hecho como tal, sino su diferencia frente a las sociedades de derecho, así como su evolución jurisprudencial y finalmente se expondrán las conclusiones pertinentes.

El principal objetivo de ésta análisis jurisprudencial de la evolución de las sociedades de hecho, es analizar y estudiar cual ha sido el desarrollo de éstas sociedades, así como, cuales son sus principales conflictos ante su nacimiento a la vida jurídica en Colombia.

Así mismo, se pretende identificar a una sociedad de hecho de una derecho, por tanto, lo que se busca es trazar un paralelo conceptual entre estas dos para de esa manera poder identificar plenamente cada una y tener claro cuales son sus diferencias.

Utilizar como herramienta de análisis, el texto “El derecho de los jueces” del Dr. Diego Eduardo López Medina, a partir del cual y según sus ideas, se procederá a realizar el análisis jurisprudencial.

Identificar cuales han sido los conflictos mas relevantes dentro de la jurisprudencia nacional sobre las sociedades de hecho y encuadrar cada uno de estos, para lograr un análisis jurisprudencial de estos.

3.1. Noción de Sociedad y su Clasificación.

Para poder definir una sociedad de derecho, es importante tener en cuenta, inicialmente, que es una sociedad. Es por ello, que el Dr. José Ignacio Narváez, en su libro “Teoría general de las sociedades”, menciona que la sociedad es una especie de una asociación 1 , siendo ésta última, “una unión de personas que, de un modo durable y organizado, ponen sus esfuerzos para conseguir un objetivo determinado 2 ”. Así mismo, el autor, más adelante indica que la sociedad es una creación contractual 3 .

Por otra parte, el Dr. Henry Alberto Becerra 4 , define la sociedad, no como un contrato, sino como un negocio jurídico, dentro del cual, la manifestación de la voluntad tiende a producir efectos jurídicos. Finalmente el Dr. Espinosa 5 , en consonancia con lo dicho por el Dr. Narváez, define la sociedad como una especia de la asociación que a su vez se deriva del derecho de asociación consagrado en la Carta Política de 1991.

Finalmente y a modo de conclusión, es prudente decir que una sociedad, es la expresión de la voluntad de dos o más personas, para asociarse y producir efectos jurídicos de carácter civil o comercial. Sin embargo, para que esto se de, deben necesariamente concurrir 5 requisitos fundamentales que son:

Pluralidad de socios (2 o más personas) 6

1 Narváez, José Ignacio. Teoría general de las sociedades. Editorial Legis. Colombia. Pág. 25.

2 Cita de cita. Narváez, José Ignacio. Teoría general de las sociedades. Editorial Legis. Colombia. Pág. 25. Citando al tratadista italiano Antonio Bruneti.

3 Narváez, José Ignacio. Teoría general de las sociedades. Editorial Legis. Colombia. Pág. 29.

4 Becerra León, Henry Alberto. Cátedra académica.

5 Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda. Pág.

9-16.

6 La excepción a éste requisito nace de la sociedad unipersonal, que tal y como su nombre lo indica, es aquella sociedad constituida por 1 solo socio, por tanto el requisito, hoy en día, no tiene validez alguna dada

Aportes (industriales, en dinero, en especie)

Reparto de utilidades (animo de lucro)

Animus societatis 7

Actividad civil o comercial

Creándose de ésta manera, un ente, que puede o no adquirir su personería jurídica, que es el aspecto principal que se va a entrara a desarrollar en los puntos subsiguientes dentro de éste trabajo.

De acuerdo a lo enunciado anteriormente, en el derecho comercial se pueden clasificar las sociedades respecto de diferentes criterios, es así como el Dr. Leonardo Espinosa clasifica las sociedades de la siguiente manera 8 :

la incorporación del Decreto 4463 de 2006, "Por el cual se reglamenta el artículo 22 de la Ley 1014 de 2006, sobre constitución de nuevas empresas": Artículo Primero. Podrán constituirse sociedades comerciales unipersonales, de cualquier tipo o especie, excepto comanditarias; o, sociedades comerciales pluripersonales de cualquier tipo o especie, siempre que al momento de su constitución cuenten con diez (10) o menos trabajadores o con activos totales, excluida la vivienda, por valor inferior a quinientos (500) salarios mínimos legales mensuales vigentes. Dichas sociedades, podrán constituirse por documento privado, el cual expresará:

1. Nombre, documento de identidad, domicilio y 'dirección del socio o socios.

2. El domicilio social.

3. El término de duración o la indicación de que éste es indefinido.

4. Una enunciación clara y completa de las actividades principales, a menos que se exprese que la sociedad

podrá realizar cualquier acto lícito de comercio.

5. El monto del capital haciendo una descripción pormenorizada de los bienes aportados, con estimación de su

valor. El socio o socios responderá por el valor asignado a los bienes en el documento constitutivo.

7 El animus societatis, es otro elemento que se debe replantear, gracias a la entrada del Decreto 4463 de 2006, donde se establece la posibilidad de crear una sociedad unipersonal. Véase. Decreto 4463 de 2006.

Según su objeto social, se clasifican en:

Sociedades Civiles

Sociedades Mercantiles o Comerciales.

Según la tipificación dada en el Código de Comercio, se clasifican en:

Sociedades Colectivas.

Sociedades en Comandita Simple y por Acciones.

Sociedades de Responsabilidad Limitada

Sociedad Anónima.

Según su proceso de formación, se clasifican en:

Sociedades Regulares.

Sociedades Irregulares.

Sociedades de Hecho.

Sin embargo y gracias a la entrada en vigencia de las Sociedades Unipersonales, se podría de entrada, proponer una primera clasificación dependiendo de la pluralidad socios que se dividiría entre sociedades plurales y sociedades unipersonales o singulares, de todas maneras éste tema se tendría que entrara a desarrollar de una manera mas a fondo ya que el tema lo amerita. Aquí simplemente, se deja la propuesta inicial a ello.

Ahora bien, la clasificación que es mas relevante en éste trabajo, es la enunciada por el Dr. Espinosa por el proceso de formación, aunque la propuesta, es clasificar a las sociedades de hecho y de derecho, en una sola modalidad, que corresponda a la clasificación según si adquieren o no su personería jurídica 9 . Sin embargo, es importante destacar, que las sociedades son derecho, cuando éstas adquieren efectivamente su personería jurídica, es decir nacen como un ente jurídico. Por el otro lado, serán de hecho, aquellas que en su formación no cumplieron los requisitos necesarios para alcanzar ese estatus de derecho. Sin embargo, esto se desarrollara mas adelante.

3.2. Noción de Sociedades Comerciales de Derecho.

El Dr. José Ignacio Narváez, en su libro establece lo siguiente:

“El acto constitutivo de sociedad mercantil que consta en escritura pública tiene la virtud creadora de la persona jurídica en todos los tipos societarios regulado sen el Código de Comercio…” 10 .

Teniendo esto en cuenta, el Dr. Narváez, concuerda con lo estipulado en el Código de Comercio, en su artículo 110, donde se establece que; “La sociedad comercial se constituirá por escritura pública…” 11 . Así mismo, en el artículo 468, se menciona que una sociedad comercial será de hecho cuando no se haya constituido por Escritura pública 12 .

9 Dicha clasificación, se sugiere gracias a lo expuesto por el Dr. Henry Alberto Becerra en sus clases de Derecho Comercial, en donde clasifica a las sociedades según sea de hecho y de derecho y luego si son o no regulares, ya que en las irregulares podrían encontrarse sociedades de hecho, si faltaré el registro de éstas.

10 Narváez, José Ignacio. Teoría general de las sociedades. Editorial Legis. Colombia. Pág. 45 -46.

11 Código de Comercio. Artículo 110.

12 Código de Comercio. Artículo 498.

Sin duda alguna, para el legislador, lo que determina si una sociedad es de derecho o no, es si fue constituida o no por la Escritura Pública, donde se tornaría en constitutiva de la sociedad comercial y de la personería jurídica de la misma. Sin embargo, gracias a la entrada en vigencia de la Ley 1014 de 2006 y el Decreto 4463 de 2006, es posible hoy, crear sociedades comerciales de derecho mediante documento privado, siempre y cuando cumplan con los siguientes requisitos 13 :

Al momento de su constitución cuenten con diez (10) o menos trabajadores, o

con activos totales, excluida la vivienda, por valor inferior a quinientos (500) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Adicionalmente, el documento privado por el cual se constituye debe contener todos los requisitos establecido en el artículo primero del Decreto 4463 de 2006 14 . Luego de ello, lógicamente, debe hacerse la inscripción de éste documento privado ante la Cámara de Comercio para adquirir u registro mercantil y gozar de su personería jurídica. En dado caso en que no cumplan con los requisitos del artículo

13 Decreto 4463 de 2006. "Por el cual se reglamenta el artículo 22 de la Ley 1014 de 2006, sobre constitución de nuevas empresas”. Artículo 1.

1. 14 Decreto 4463 de 2006. "Por el cual se reglamenta el artículo 22 de la Ley 1014 de 2006, sobre constitución de nuevas empresas”. Artículo 1. Nombre, documento de identidad, domicilio y 'dirección del socio o socios.

2. El domicilio social.

3. El término de duración o la indicación de que éste es indefinido.

4. Una enunciación clara y completa de las actividades principales, a menos que se exprese que la sociedad podrá realizar cualquier acto lícito de comercio.

5. El monto del capital haciendo una descripción pormenorizada de los bienes aportados, con estimación de su valor. El socio o socios responderá por el valor asignado a los bienes en el documento constitutivo. Cuando los activos destinados a la sociedad comprendan bienes cuya transferencia requiera escritura pública, la constitución deberá hacerse de igual manera e inscribirse también en los registros correspondientes.

6. El número de cuotas, acciones o partes de interés de igual valor nominal en que se dividirá el capital de la sociedad y la forma en que serán distribuidas si fuere el caso.

7. La forma de administración dentro del tipo o especie de sociedad de que se trate, así como el nombre, documento de identidad y las facultades de sus administradores. A falta de estipulaciones se entenderá que los administradores podrán adelantar todos los actos comprendidos dentro de las actividades previstas:·

8. Declaración por parte del constituyente o constituyentes, según sea el caso, o de sus representantes o apoderados sobre el cumplimiento de al menos uno de los requisitos señalados en el artículo 22 de la Ley 1014 de 2006, esto es, que cuenten con diez (10) o

1 del Decreto 4463 de 2006 o que no se registre ante la Cámara de Comercio, la sociedad será de hecho.

Ahora

constituirse mediante:

bien,

en

resumen,

las

sociedades

comerciales

de

derecho,

podrán

Escritura Pública, que será declarativa de la personería jurídica.

Documento Privado, que deberá contener todos los requisitos establecidos en el artículo 1 del Decreto 4463 de 2006 y además deberá ser inscrita ante la Cámara de Comercio para obtener su registro mercantil. Por ello el documento privado más el registro, darán su personería jurídica de manera constitutiva.

Es así como, con la entrada en vigencia de la Ley 1014 de 2006 y el Decreto 4463 de 2006, da lugar a que las sociedades de derecho ya no solamente deban constituirse por Escritura Pública, sino que se admita su constitución por documento privado. Por tanto una sociedad de derecho, es aquella que al constituirse por escritura pública o documento privado, goza de su personería jurídica gracias a que reúne todos los requisitos que la ley le impone en cualquiera de las dos circunstancias.

3.3. Características Principales de las Sociedades de Derecho.

Luego de analizar cada uno de los rasgos que tienen las sociedades de derecho, es importante resumir cuales son sus características principales, para de allí trazar un paralelo con las sociedades de hecho que en el punto a continuación, se va a tratar.

Lo más importante que hay que resaltar de las sociedades de derecho, es que éstas son personas jurídicas, es decir nacen a la vida jurídica como entes de derecho.

Cuando la sociedad comercial de derecho, se constituye por Escritura Pública, ésta tiene el carácter de declarativa de la existencia de este ente jurídico.

La sociedad, puede constituirse por documento privado cumpliendo además de las formalidades contenidas en el artículo 1 del Decreto 4463 de 2006, necesariamente debe cumplir con dos requisitos, que son: contar con 10 o menos trabajadores al momento de la constitución o poseer activos, excluyendo la vivienda, por un valor inferior a 500 salarios mínimos legales vigentes.

El documento privado, debe registrarse ante la Cámara de Comercio, evento en el cual, dicho registro será el constitutivo de la personería jurídica. Este punto difiere de la modalidad de escritura pública, ya que allí, la personería jurídica surge de ésta, pero en éste evento el documento privado no constituye por si solo la personería solo al momento de su inscripción.

Las sociedades de derecho, por gozar de personería jurídica, sus socios responde de acuerdo a la modalidad de sociedad que se constituya, es decir,

por ejemplo, en una sociedad de derecho de responsabilidad limitada, sus socios responderán hasta el monto de sus aportes 15 .

4. SOCIEDADES COMERCIALES DE HECHO

4.1. Noción de las Sociedades Comerciales de Hecho.

Según el Código de Comercio, las sociedades de hecho, son aquellas que no se constituyen por escritura pública 16 . De igual forma, la norma establece que son aquellas sociedades que no adquieren su personería jurídica y que por lo tanto, los derechos y obligaciones que se contraigan para la sociedad, se adquieren directamente a favor o a cargo de los socios de ésta 17 , es decir responde solidaria e ilimitadamente por las operaciones celebradas 18 .

Ahora bien, el Dr. Leonardo Espinosa Quintero, en su libro “Teoría general de las sociedades”, menciona que las sociedades de hecho son aquellas en las conforme a su proceso de formación, que contiene tres pasos para su formación (escritura pública, registro de la escritura pública ante la Cámara de Comercio y demás registros especiales que la ley exija), se omite el registro de la escritura pública ante la cámara de comercio. 19

Sin embrago, y respectando la teoría del Dr. Espinosa, a ésta definición o apreciación, cabe incluir que no solo es la omisión del registro de la escritura

15 Código de Comercio. Artículo 353.

16 Código de Comercio. Artículo 498.

17 Código de Comercio. Artículo 499.

18 Código de Comercio. Artículo 501.

19 Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda. Pág.

44.

pública, sino que también es la omisión de registro del documento privado 20 por el cual se puede constituir una sociedad o la omisión de cada uno de los requisitos que se requieren para constituir una sociedad por documento privado.

En suma, es importante decir que, una sociedad de hecho se caracteriza principalmente, por no obtener la personería jurídica. Por tanto y tal como lo establece la norma, sus socios responderán solidaría e ilimitadamente 21 por los actos u operaciones que ésta realice.

4.3. Clasificación de las Sociedades de Hecho.

Las sociedades de hecho se pueden clasificar en dos grupos o clases, las primeras denominadas como sociedades de hecho típicas y las segundas sociedades de hecho por creación voluntaria 22 .

Sociedades de Hecho Típicas.

Se definen como, aquellas que queriéndose constituir como sociedades comerciales de derecho o regulares 23 , no se pudieron constituir de esa manera, bien sea por la

20 Decreto 4463 de 2006 "Por el cual se reglamenta el artículo 22de la Ley 1014 de 2006" Artículo 1. Podrán constituirse sociedades comerciales unipersonales, de cualquier tipo o especie, excepto comanditarias; o, sociedades comerciales pluripersonales de cualquier tipo o especie, siempre que al momento de su constitución cuenten con diez (10) o menos trabajadores o con activos totales, excluida la vivienda, por valor inferior a quinientos (500) salarios mínimos legales mensuales vigentes. Dichas sociedades, podrán constituirse por documento privado, el cual expresará:

21 Código de Comercio. Artículo 501.

22 Clasificación presentada por el Dr. Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda. Pág. 45-46.

23 Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda. Pág.

45.

falta de registro de la escritura pública, o por la ausencia de los requisitos exigidos por el Decreto 4463 de 2006, respecto a la constitución de sociedades comerciales por documento privado.

En éstas, tal y como expone el Dr. Espinosa en su obra, los elementos esenciales para constituir una sociedad se hacen presentes y ante ellos no cabe ninguna discusión, es decir se incorporan el animus societatis o si se habla de una sociedad unipersonal el ánimo de crear una sociedad, la pluralidad de socios, excepto que se trate de una sociedad unipersonal, los aportes de los socios o del socio y el ánimo de lucro 24 .

Sociedades de Hecho por Creación Voluntaria.

Ahora bien, a diferencia de la anterior, el ánimo de los socios o del socio, es la creación de una sociedad de hecho; es decir aquí no genera la sociedad de hecho por defecto o sanción, sino que se da por voluntad propia de los socios o socio, de constituir ésta figura 25 . Aquí lo que se busca es que la sociedad obtenga su certificado de existencia para que sea oponible ante terceros, pero no se busca su representación, ya que no es un ente jurídico.

4.3. Características Fundamentales.

Una sociedad de hecho es aquella que no ha sido creada por medio de una escritura pública y que además a esto, no cumple con los siguientes requisitos:

24 Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda. Pág.

46.

25 Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda. Pág.

46.

El documento privado por el que se constituye, no se registra ante la Cámara de Comercio.

Al documento privado le hacen falta los requisitos establecidos del artículo 1 del Decreto 4463 de 2006. Entre estos están:

- Lo sociedad al momento de su constitución tenga mas de 10 empleados o activos mayores a 10 salarios mínimos mensuales vigentes (excluyendo la vivienda).

- No contener el documento el domicilio social, no contener descrita la forma de administración de la sociedad, etc.

Gracias a que no tiene personería jurídica, no goza de representación legal, por tanto, los negocios que se hagan a nombre de ella, generarán una responsabilidad solidaria e ilimitada de los socios.

Tratándose de una sociedad de hecho por creación voluntaria o típica, sus efectos son los mismos. Por tanto, si una sociedad de derecho constituida por documento privado le falta su registro, es para todos los efectos una sociedad de hecho. Y por el otro lado, si se constituye una sociedad de hecho a voluntad de las partes, de igual modo no adquiere su personería jurídica.

5. LÍNEA JURISPRUDENCIAL

5.1. Noción.

Realizar un precedente judicial 26 no es algo común para los estudiantes en Colombia. Sin lugar a dudas y de acuerdo con la apreciación que hace el Dr. Diego Eduardo López Medina, a nosotros los estudiantes del derecho, no nos han enseñado el sentido y el valor de la jurisprudencia para poder hablar de Derecho. Por tanto, su frase, (…) “en Colombia los estudiantes de Derecho aprendemos a interpretar el Derecho legislado, de espaldas al manejo técnico del derecho jurisprudencial” 27 , es cierto y es una realidad de todas las facultades y escuelas de Derecho.

Ahora bien, es importante aprender a movernos dentro del mundo de la jurisprudencia y tener la experiencia de contemplar lo que los jueces de las altas Cortes analizan, para de ésta manera comportarnos frente a un caso que se nos presente en la vida profesional. Para ello entonces, el Dr. López Medina, nos ofrece una definición de lo que llamamos línea jurisprudencial,

(…) “una línea jurisprudencial es una pregunta o problema jurídico bien definido, bajo el cual se abre un espacio abierto de posibles respuestas. Este espacio abierto con todas las posibles respuestas a la pregunta planteada, es una estrategia conveniente para graficar las soluciones que la jurisprudencia ha dado al problema y para reconocer si existe un patrón de desarrollo decisional” 28 .

En suma, una línea jurisprudencial, lo que se busca es el desarrollo de una serie de problemas jurídicos, a los cuales diversas sentencias deben dar la respuesta. Pos

26 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis.

27 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

28 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

tanto, se pretende plasmar las ideas y puntos de vista de las diferentes Cortes y dejar en claro el criterio de cada una de Ellas.

Ahora bien, para ello, López Medina, esgrime un desarrollo conceptual en el cual propone el siguiente modelo 29 :

Planteamiento del problema jurídico.

Opciones polares a la respuesta.

Identificar los periodos históricos de cada sentencia.

Actitud del intérprete.

Ahora bien, de acuerdo con lo mencionado por el Dr. Diego López Medina, se desarrollará un análisis jurisprudencial de la evolución de las sociedades de hecho en el país.

29

http://74.125.45.132/search?q=cache:Ub9zpQSG5KMJ:www.icesi.edu.co/esn/contenido/pdfs/notasa-

narrativas.pdf+diego+lopez+el+derecho+de+los+jueces&hl=es&ct=clnk&cd=2&gl=co

5.2. Línea Jurisprudencial: “La evolución de las sociedades de hecho en la Colombia desde el

5.2. Línea Jurisprudencial:

“La evolución de las sociedades de hecho en

la

Colombia

desde

el

punto

de

vista

de

jurisprudencia”.

Las sociedades civiles entre compañeros permanentes, antes de la entrada en vigencia de la Ley 54 de 1990, se reconocían como sociedades de hecho.

Institución

Corte Suprema de Justicia

No. Expediente

1935

Sala

Sala de Casación Civil

Problema Jurídico

Por ser una sentencia de tantos años atrás, no es posible encontrarla como tal, sin embargo en varias sentencias de la Corte Suprema de Justicia, se hace referencia a ella y por eso entra a hacer parte de la línea jurisprudencial.

Consideraciones de la Sala

Luego de leer cada una de las sentencias de la Corte Suprema en donde se hace referencia a esta sentencia, es prudente invocar, que se entiende que ésta es el primer antecedente en la que se habla de la conformación de sociedades patrimoniales de hecho entre concubinos.

(…) “una sociedad de la apuntada naturaleza, nada se opone a que al lado de la relación personal extramatrimonial, la pareja coordine sus esfuerzos en un proyecto productivo que desarrollado en pie de igualdad les reporte dividendos comunes, o cuyas pérdidas, si las hay,

decidan asumir a la par, gestión de la cual ha juzgado viable inducir el propósito de asociarse, en el cual tiene germen la sociedad que en esa forma habría surgido de los hechos, desde luego, con la conjunción de los restantes elementos indispensables para la conformación de todo ente social” 30 .

Institución

Corte Suprema de Justicia

No. Expediente

5576 de 1995

Magistrado Ponente

Carlos Esteban Jaramillo Schloss

Sala

Sala de Casación Civil

Problema Jurídico

Manifiesta la demandante que desde 1969 hizo vida marital con su difunto compañero, quien ya tenía una esposa y un hijo, pero a pesar a ello cuenta, que fue la demandante, quien era reconocida como su compañera ante la sociedad. Por tanto, pretende la demandante que se declare la existencia de dicha sociedad de hecho y que luego se proceda a efectuar su disolución y liquidación, para que se le haga entrega del patrimonio que le corresponde.

Consideraciones de la Corte Manifiesta ésta Corporación, que antes de la entrada en vigencia de la Ley 54 de

1990 31 , la jurisprudencia declaraba la existencia de una sociedad de hecho entre

concubinos:

30 Cita de cita. Magistrado Ponente Jaime Alberto Arrubla Paucar. Expediente No. 41001-31-03-001-1989- 05259-01 de 2005.

31 Ley 54 de 1990. “Por la cual se definen las uniones maritales de hecho y régimen patrimonial entre compañeros permanentes”. Artículo 1o. A partir de la vigencia de la presente Ley y para todos los efectos

(…) "no sobre la hipótesis de ser reales esas relaciones concubinarias, que para tal efecto fueron intrascendentes, sino merced a la concurrencia de un consentimiento recíproco de asociarse entre los concubinos, que aunado al suministro de aportes hechos por ambos permitieran la explotación económica de una actividad lucrativa, tendiente al reparto de utilidades” 32 (Negrillas fuera del texto).

Por tanto, manifiesta la Corte, que antes de la entrada en vigencia de ésta ley, es procedente la declaración de la sociedad de hecho en este tipo de eventos. Por tanto la Corte ordena la remisión del expediente a la jurisdicción competente para que se tramite y se declare la existencia de dicha sociedad.

Institución

Corte Suprema de Justicia

No. Expediente

Expediente No. 41001-31-03-001- 1989-05259-01 de 2005

Magistrado Ponente

Jaime Alberto Arrubla Paucar

Sala

Sala de Casación Civil

Pretendía entonces el demandante, se declarar la existencia de un sociedad de hecho entre el y su compañera existente desde 1930 hasta que él contrajo nupcias con otra mujer. Sin embargo, pretende que se declare que los bienes inmuebles relacionados y adquiridos antes de su matrimonio, no pertenecen a la sociedad conyugal ya que se encontraba vigente la sociedad de hecho. Manifiesta también

civiles, se denomina Unión Marital de Hecho, la formada entre un hombre y una mujer, que sin estar casados, hacen una comunidad de vida permanente y singular. Igualmente, y para todos los efectos civiles, se denominan compañero y compañera permanente, al hombre y la mujer que forman parte de la unión marital de hecho. 32 Corte Suprema de Justicia. Sentencia No. 5576 de 1995.

que en la sociedad, había un trabajo común y que el administrador de la sociedad, era del demandante y por eso se adquirieron la mayoría de los bienes a su nombre

Luego de la muerte de su esposa, el demandante continuó con la administración de todo. Ante esto, pide el accionante que se declare que no existió relación extrapatrimonial por la convivencia de los dos, sino que se declare que ésta fue una sociedad hecho.

Consideraciones de la Corte

La Corte, interpreta la petición de casación respecto de la cual no se aplico una norma, más exactamente el artículo 2082 del Código Civil. Sin embrago, la casación no prospera, toda vez que la Corte prevé lo siguiente: (…) “Por las evidentes dificultades que podían suscitar tanto entre los socios, como con terceros, el artículo 2082 del Código Civil vigente por la época en la que se conformó la sociedad a la que se contrae la decisión impugnada, prohibía la constitución de sociedades universales tanto de bienes como de ganancias, exceptuadas en éste último caso, las sociedades conyugales, proscripción que de consiguiente descartaba la conformación de entes asociativos en los que sus miembros socios acordaran poner en común todos sus bienes, presentes o futuros, o unos y otros, o todo cuanto adquirieren con el producto de su trabajo, oficio o industria” (Negrillas fuera del texto) 33 .

Finalmente, la Corte considera que el juez de instancia al ordenar la liquidación de la sociedad, respecto de los bienes que según el accionante, en ella se encontraban, reconoce la existencia de la sociedad de hecho. Por lo tanto establece que (…) “es decir, se verifica que la sociedad surgió de la participación de la pareja en una explotación económica que les proporcionó los medios para conseguir algunas propiedades, cuando se ordena liquidarla, teniendo en cuenta los bienes que adquirieron, hay que entender que se trata de aquellos a los que la parte expositiva refiere,

33 Corte Suprema de Justicia. Expediente No. 41001-31-03-001-1989-05259-01 de 2005

es decir, a los que son fruto de esa gestión productiva conjunta, porque de otra manera carecerían de sentido las reiteradas alusiones que hace a la causa de la adquisición de tales bienes” (Negrillas fuera del texto) 34 .

Institución

Corte Constitucional

No. Expediente

Expediente D-445

Magistrado Ponente

Jorge Arango Mejía

Problema Jurídico

El accionante, demanda la inconstitucionalidad de los artículo 1 y 7 de la Ley 54 de 1990, por la cual se definen las uniones maritales de hecho y régimen patrimonial entre compañeros permanentes. Según el demandante, la expresión disolución contenida en el inciso segundo del artículo 7 de la presente Ley, debe ser declarado inconstitucional. Según él, la presente ley y los artículos demandados contradicen los preceptos de la Carta Constitucional, establecidos en los artículos 5, 13, 29 y 93.

Consideraciones de la Corte

Manifiesta la Corte, que en ningún momento hay una vulneración en cuanto a la posibilidad de los miembros de una pareja de acudir a la jurisdicción civil, para demostrar la existencia de los efectos patrimoniales de una unión a partir de la declaratoria de una existencia de una sociedad de hecho. Además, el advenimiento de la prohibición legal de conformar sociedades de ganancias a título universal, lo

34 Corte Suprema de Justicia. Expediente No. 41001-31-03-001-1989-05259-01 de 2005

que hacen es proteger aún mas la existencia de la ahora llamada unión marital de hecho.

Los demás artículos de la ley 54 reglamentan lo relativo a la prueba, la disolución y la liquidación de la sociedad patrimonial entre compañeros permanentes, a semejanza, como se ha dicho, de lo que ocurre con la sociedad conyugal.

De esta manera la Corte establece: (…) “en tanto que la legislación anterior no le asignaba consecuencias económicas por sí mismo, la nueva ley, no sólo lo denomina unión marital de hecho, sino que hace de esta unión el supuesto de hecho de la presunción simplemente legal que permite declarar judicialmente la existencia de la sociedad patrimonial entre compañeros permanentes”. 35

sociedad patrimonial entre compañeros permanentes”. 35 La responsabilidad de los socios en la s sociedades de

La responsabilidad de los socios en las sociedades de hecho es solidaria e ilimitada frente a todas y cada una de las operaciones comerciales a las que se obligue.

Institución

Consejo de Estado

No. Expediente

3132 y 3142 de 1991

Magistrado Ponente

Jaime Abella Zárate.

Sala

Sala de lo Contencioso Administrativo. - Sección Cuarta Bogotá

35 Corte Constituciuonal. Expediente No. D-445.

Problema Jurídico

Manifiesta el demandante que el Tribunal Administrativo de Risaralda, mediante sentencia de julio 6 de 1990, declaró la nulidad de las dos Resoluciones acusadas y, en su lugar, declaró probada la excepción propuesta y continuar la ejecución contra la sociedad DACAR LTDA respecto a sus obligaciones tributarias que se cobran por el período gravable enero - febrero de 1986 otros anteriores.

Que una vez determinado el impuesto a cargo de la sociedad no surge automáticamente la responsabilidad solidaria del socio pues se requiere que se trate de impuestos generados en período posterior a la disolución de la sociedad y que el socio recibía algo en la liquidación de aquella. Y que mientras estos supuestos fácticos no sean conocidos, no puede predicarse que haya responsabilidad solidaria y por tanto los actos que determinan el tributo a cargo de la sociedad, no son por sí solos título ejecutivo frente al socio.

En el recurso de apelación la entidad demandada sostiene que el procedimiento seguido en el ejecutivo contra la citada sociedad y la vinculación a los socios fue legal. Critica la sentencia porque la disolución se efectuó no en 1983 sino en noviembre de 1988 dos meses después de notificado el mandamiento de pago.

Consideraciones de la Sala

La Sala estima, que la sociedad, es la única responsable por los impuestos generados en el periodo de su existencia. Por tanto, al tratarse de impuestos, la sociedad responde con el total de su patrimonio. Considera la Sala, (…) “la solidaridad es una excepción a la regla de la indivisibilidad de las obligaciones. Por ello siempre debe ser expresa y es de interpretación restrictiva” 36 .

36 Consejo de Estado. Expediente No. 3132 de 1991.

Respecto a las sociedades de hecho, se establece que: (…) “ En materia de Impuesto sobre la Renta el Decreto 1651 de 1961 contempló en el Artículo 104 algunos casos de "responsabilidad solidaria" dentro de los cuales se destaca la de los socios respecto de las obligaciones de las sociedades de hecho, pero no la estableció sobre los socios de las compañías regularmente formadas, conservando así la independencia de la sociedad y sus socios, fincada en el artículo 353 del Código de Comercio” (Negrillas fuera del texto).

Institución

Consejo de Estado

No. Expediente

8142 de 1997

Consejera Ponente

Consuelo Sarria Olcos

Sala

Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Cuarta

Problema Jurídico

El Director de Impuestos y Aduanas Nacionales, inicialmente apela de la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo del Quindío, en el contencioso de nulidad y restablecimiento del derecho de carácter fiscal, referente al impuesto sobre la renta y complementarios del período impositivo de 1989, objeto de cobro administrativo coactivo, promovido por el demandante, contra las resoluciones emitidas por la DIAN.

Por la primera resolución, se denegó la nulidad del mandamiento de pago y se declaró no probada la excepción de calidad de deudor solidario" y probada la de "indebida tasación del monto de la deuda; por la segunda, se modificó la anterior, en el sentido de, confirmar la tasación de la obligación, efectuada en el mandamiento de pago. Por tanto, el accionante, pide la aplicación de la excepción

de "calidad de deudor solidario", ya que no se libro el mandamiento de paga a casa uno de los socios, sino que solo se tubo en cuenta uno de ellos.

Consideraciones de la Sala

En cuanto a la calidad de deudor solidario, establece la Sala que, tratándose de sociedades de hecho, estén o no vigentes, el crédito es exigible la totalidad del crédito por el concepto de tributos, tantos a todos los socios como a uno de ellos. Así mismo establece la Sala que: (…) “del Estatuto Tributario, que es la norma impositiva específica, ni por los artículos 501 del Código de Comercio o 1568 del Código Civil, debiendo, por ende, entenderse que la individualización del importe de la obligación de cada deudor, de que trata el artículo 828-1 del Estatuto Tributario, se satisfizo, en el caso, mediante la presentación, en el auto ejecutivo, del monto total de la deuda, toda vez que es por éste, por el que responde cada uno, según lo expuesto, sin perjuicio, obviamente, que quien pague primero, libere a los restantes”. 37

Institución

Consejo de Estado

No. Expediente

8216 de 1997

Magistrado Ponente

Julio E. Correa Restrepo

Sala

Sala de lo Contencioso Administrativo. - Sección Cuarta

Problema Jurídico

37 Consejo de Estado. Expediente No. 8142 de 1997.

El demandante pide a la Sala la resolución del recurso de apelación, contra la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca en la cual le negaron la solicitud de compensación o devolución del saldo a favor arrojado por la declaración de renta del Consorcio Campenon Bernard Spie Batignolles, correspondiente al año gravable de 1993.

La DIAN, no accedió a la compensación solicitada, aduciendo, a que dicho consorcio no se encuentra obligado a realizar dicha declaración de renta. El contribuyente al presentar el recurso mencionó estar obligado a presentar declaración de renta, como quiera que en el año de 1983, como consta en documento privado protocolizado ante notario, se constituyó como sociedad de hecho.

Ante ello, el accionante manifiesta que lo suyo es una sociedad de hecho bajo el nombre de consorcio. Como prueba, allego el certificado de Cámara de Comercio donde consta ello. Estimó, que es viable el que se acceda a la compensación solicitada, toda vez que el actor es una sociedad de hehco, obligada a declarar.

Consideraciones de la Sala

La Sala considera que la sociedad Consorcio Campenon Bernard - Spie Batignolles es una sociedad de hecho, (…) “cuyo objeto social que determina su affectio societalis, es el llevar a cabo la ejecución del contrato celebrado con la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá, para la ejecución de las obras del proyecto hidroeléctrico del Guavio, tal como lo demuestra el documento privado” 38 .

La Sala, hace un estudio del material probatorio, donde observa que la sociedad en cuestión, ha venido declarando impuestos como una sociedad de hecho y la

38 Consejo de Estado. Expediente No. 8216 de 1997.

administración así lo ha aceptado. Ante esto el Consejo de Estado menciona lo siguiente (…) “Por tanto fiscalmente, desde su constitución, ha sido tratada como tal, e inclusive al registrar en Cámara de Comercio su establecimiento, también lo hizo en tal calidad” 39 .

La Sala finalmente hace clara su posición frente a la obligación que tienen las sociedades de hecho para declarar renta, así: (…) “en el caso que ocupa la atención de la Sala se trata de una sociedad de hecho, contribuyente obligada a presentar declaración de renta en tal calidad, comparte la Sección la decisión del a quo al declarar la nulidad de los actos que negaron la solicitud de compensación, por lo que habrá de confirmarla 40 .

39 Consejo de Estado. Expediente No. 8216 de 1997.

40 Consejo de Estado. Expediente No. 8216 de 1997.

6. CONCLUSIONES.

6.1. Variable No. 1. Las sociedades civiles entre compañeros permanentes, antes de la entrada en vigencia de la Ley 54 de 1990, se reconocían como sociedades de hecho.

Variable No. 1

Corte Suprema de Justicia

Corte

Constitucional

Las sociedades civiles entre compañeros permanentes, antes de la entrada en vigencia de la Ley 54 de 1990, se reconocían como sociedades de hecho.

1935

Expediente No. 5576 de 1995 MP. Carlos Esteban Jaramillo Schloss

Expediente No. 41001-

31-03-001-1989-05259-

01 de 2005 M.P. Jaime Arrubla Paucar

Expediente

No. D-445.

M.P.Jorge

Arango Mejia

Respecto a ésta primera variable, es importante enunciar lo dicho por le Dr. Espinosa en su texto, donde hace referencia a la éste fenómeno, de equiparara las

sociedades de hecho a las sociedades entre compañeros permanentes 41 , que se dio antes de la entrada en vigencia de la Ley 54 de 1990, por medio de la cual se reconocían las uniones maritales de hecho. Ahora bien, luego de revisar un sin número de sentencias, en su mayoría de la Corte Suprema, se evidencia el tratamiento en principio de las sociedades de hecho como un simple sociedad patrimonial entre compañeros permanentes. Lo que se pretende demostrar con éste análisis, es que las Altas Cortes, daban un tratamiento de sociedades completamente civil a las sociedades de hecho que más adelante tienen un carácter de mercantil. De igual formas las Cortes concuerdan en ello, e incluso dan una definición de aportes, a cada una de las contribuciones patrimoniales de los integrantes de la unión marital de hecho. Así mismo, es prudente decir, que lo que más conflicto generaba, era la declaración de la existencia de una sociedad de hecho, que no era de derecho, ya que no se había celebrado la ritualidad del matrimonio civil o religioso. Algo gracioso son duda a la luz de la legislación mercantil, ya que lo que antes era un tema, en su gran mayoría de jurisdicción de familia o civil, degenera luego y pasa a ser netamente de carácter mercantil.

La importancia de lo dicho por la Corte, es que lo que se buscaba con la Ley 54 de 1990, era sin duda, la protección de las uniones maritales de hecho, pero por sobretodo, la separación de las sociedades de hecho, de este tinte de jurisdicción de familia, para que luego de ello se entrarán a utilizar las sociedades de hecho tal y como debían ser utilizadas. Sin duda alguna, las Corte coinciden y no ofrecen ningún tipo de discusiones respecto a la naturaleza de la sociedad de hecho y su diferencia con la unión marital de hecho.

41 Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda. Pág. 46 - 47.

Punto Arquimédico de Apoyo 42

Corte Suprema de Justicia. Corte Suprem a de Justicia, Sala de Casación Civil. Esta sentencia, con la que se inicia el análisis jurisprudencial, brinda el piso de toda la línea respecto a la segunda variable, ya que es la primera sentencia que logra establecer que en una sociedad patrimonial de hecho entre compañeros permanentes, en el momento en el que se unan esfuerzos para desarrollar proyectos productivos, se entiende que ésta sociedad es una sociedad de hecho y se genera una sociedad patrimonial. Lo que nos deja ver, que antes, la vida entre compañeros permanentes o concubinos, si bien era algo no avalado por la ley y que no generaba ningún tipo de nexo, tras el reconocimiento de las sociedades patrimoniales de hecho se dio cabida a lo que hoy se reconoce como una unión marital de hecho y que arroja un régimen patrimonial común diferente al de la constitución de una sociedad de hecho.

Nicho Citatorial 43

Corte Suprema de Justicia. Corte Suprem a de Justicia, Sala de Casación Civil. Esta primera sentencia también se tiene como nicho citatorial, ya que no solo es la primera sentencia que toca el tema, sino que también es citada y reconocida mas adelante en la sentencia del Magistrado Ponente Jaime Arrubla Paucar.

Sentencia Fundadora 44 .

Corte Suprema de Justicia. Corte Suprem a de Justicia, Sala de Casación Civil. Lógicamente, al hablar de una sentencia fundadora, es aquella de donde se desprende el origen del debate, es decir la que trazo los precedentes para que de

42 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

43 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

44 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

allí se evolucione en el tema. Por tanto ésta también le compete a la sentencia emitida en 1935.

Sentencias Consolidadoras 45

Expediente No. 5576 de 1995. MP. Carlos Esteban Jaramillo Schloss

Expediente No. 41001-31-03-001-1989-05259-01 de 2005. M.P. Jaime Arrubla Paucar

Expediente No. D-445.M.P.JorgeArango Mejia

Las sentencias consolidadoras, son aquellas que sirven para soportar la tesis de la sentencia fundadora o del puesto arquimédico de apoyo. Por tanto todas las demás sentencias citadas, lo que hacen es reforzar la tesis y decir que se les reconoce como sociedades de hecho a aquellas sociedades entre concubinos que se generaban antes de la Ley 54 de 1990. Por cuanto, el precedente jurisprudencial de las sociedades de hecho, es la sociedad patrimonial entre concubinos, ya que tal y como se ven en las sentencias de la Corte Suprema de Justicia y Corte Constitucional, era reconocida como una sociedad de hecho. Es importante mencionar, que hoy en día al reconocer los efectos patrimoniales de las uniones maritales de hecho, la calidad de sociedad de hecho se modifica y por ello hoy en materia comercial, se clarifica lo que es constitutivo de una sociedad de esta naturaleza.

Sentencias Modificatorias 46 En la línea que se elaboró, no se encontraron sentencias que modifiquen o que se contrapongan a la tesis inicial, por tanto no se hacen las referencias de ello.

45 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

46 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

6.2. Variable No. 2. La responsabilidad de los socios en las sociedades de hecho es solidaria e ilimitada frente a todas y cada una de las operaciones comerciales a las que se obligue, así como también de las obligaciones tributarias.

Variable No. 1

Consejo de Estado

   

Expediente No.

 

3132

de 1991

La responsabilidad de los socios en las sociedades de hecho es solidaria e ilimitada frente a todas y cada una de las operaciones comerciales a las que se obligue.

 

C.P. Jaime Abella

 

Zárate.

Expediente No.

8142

de 1997

C.P. Consuelo

Sarria Olcos

   

Expediente No.

 

8216

C.P. Julio E. Correa

 

Restrepo

Aquí, solo fue pertinente analizar el punto de vista de la parte tributaria respecto de las sociedades de hecho y la responsabilidad de los socios frente a ello. Tal y

como se reconoce en las sociedades mercantiles comunes, las obligaciones tributarias, deben responderse con el apoyo de todo el patrimonio social. Sin embargo, en el evento de una sociedad de hecho, es claro que si por la degeneración que estas sociedades representan, debe de igual manera responderse solidaria e ilimitadamente frente a las obligaciones tributarias.

Este análisis, nos lleva a la conclusión que, todo tipo de obligaciones que se contraen dentro del marco de una sociedad de hecho, van a ser resueltas por los socios directamente, es decir solidaria e ilimitadamente, por lo que la sociedad en si, gracias a no tener una personería jurídica constituida, no deja desamparados a los terceros, ya que son los socios en su calidad, quienes responde por todas las obligaciones contraídas a titulo social.

Aquí, se puede ver claramente como se aplica la teoría inicialmente expuesta, a la práctica, ya que la omisión del registro, nunca va a ser constitutivo de una exoneración de responsabilidad.

Finalmente y a modo de conclusión general, se debe tener en cuenta que el carácter de hecho de las sociedades se puede dar a manera de omisión o voluntaria. Que la gran diferencia de estas sociedades y las de derecho, es la ausencia de la adquisición de una personería jurídica, por tanto, se genera una responsabilidad de los socios solidaria e ilimitada frente a las obligaciones sociales. Adicionalmente, vemos que los antecedentes en cuanto a la evolución de éste tipo de sociedad, no remontan a una exclusión social, como lo fue el concubinato. Antecedente que sin duda alguna, es muy particular y que hoy se aparata de estas para que cobren vida como ente societarios que no gozan de una representación, pero que si existen para el ordenamiento colombiano.

Punto Arquimédico de Apoyo 47

Consejo de Estado. Consejero Ponente Jaime Abella Zárate. Expediente No.

3132 y 3142 de 1991.

Ahora bien, según el libro de Diego López Medina, la primera sentencia del Consejo de Estado ofrecen, es lo que se conoce como el punto arquimédico de apoyo. Según Diego López, lo que se quiere ilustrar con esto, es la búsqueda de una sentencia inicial que sirva de apoyo o de referente para elaborar la línea jurisprudencial 48 . Lo que se busca con ésta sentencia, es un punto de apoyo fáctico para se ahí analizar las demás sentencias con las que se pretende soportar la variable a desarrollar. El Consejero Ponente, lo que expresa en las consideraciones, es que se debe entender que tal y como se expresa en el Código de Comercio 49 , al estar frente a una sociedad de hecho, sus socios son responsables por las obligaciones que ésta adquiera, de manera solidaria e ilimitada. Por tanto, la Sala plasma en la sentencia, que en el evento de una obligación tributaria, los socios deberán responder de igual forma, solidaria e ilimitadamente, antes la obligación tributaria que se genera. Por tanto, la conclusión es que, las sociedades de hecho, tienen la obligación y el deber de tributar, es decir, sus socios deben asumir sus obligaciones tributarias y están llamados a declarar. Por ello, por el hecho de constituir una sociedad de ésta categoría, no hay posibilidad alguna a que se eximan los socios de pagar tributos.

Nicho Citatorial 50

Consejo de Estado. Consejero Ponente Jaime Abella Zárate. Expediente No.

3132 y 3142 de 1991.

47 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

48 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

49 Código de Comercio Artículo 501.

50 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

En ésta línea jurisprudencial y respecto a la segunda variable puesta en consideración, el nicho citatorial, se le atribuye a la primera sentencia expuesta. Toda vez que dentro del análisis, ésta es la primera, ya que data de 1991 y adicionalmente, es la que establece de manera clara y específica que las sociedades de hecho son contribuyentes y que por lo tanto llamadas por la ley a declarar renta.

Sentencia Fundadora 51 .

Consejo de Estado. Consejero Ponente Jaime Abella Zárate. Expediente No. 3132 y 3142 de 1991.

Para ésta línea jurisprudencial, la primera sentencia, también se le reconoce su carácter de fundadora, ya que, de acuerdo a su orden cronológico, es la primera en el tiempo, dentro de ésta línea.

Sentencias Consolidadoras 52

Expediente No. 8142 de 1997 C.P. Consuelo Sarria Olcos.

Expediente No. 8216 C.P. Julio E. Correa Restrepo

Sentencias Modificatorias 53 No hay tampoco en ésta variable, sentencias que contradigan la posición del Consejo de Estado.

51 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

52 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

53 López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis

7. BIBLIOGRAFÍA.

Narváez, José Ignacio. Teoría general de las sociedades. Editorial Legis. Colombia.

Becerra León, Henry Alberto. Cátedra académica.

Espinosa Quintero, Leonardo. Teoría general de las sociedades comerciales. Editorial Sergio Arboleda

Decreto 4463 de 2006, "Por el cual se reglamenta el artículo 22 de la Ley 1014 de 2006, sobre constitución de nuevas empresas”.

Código de Comercio.

http://74.125.45.132/search?q=cache:Ub9zpQSG5KMJ:www.icesi.edu.co/e

sn/contenido/pdfs/notasa-

narrativas.pdf+diego+lopez+el+derecho+de+los+jueces&hl=es&ct=clnk&cd

=2&gl=co

López Medina. Diego Eduardo. El Derecho de los Jueces. (1997) Editorial Legis.

Corte Suprema de Justicia. Sentencia No. 5576 de 1995.

Consejo de Estado. Expediente No. 3132 de 1991.

Consejo de Estado. Expediente No. 3132 de 1991.

Consejo de Estado. Expediente No. 8142 de 1997.

Corte Constitucional. Expediente No. D-445.

Corte Suprema de Justicia. Sentencia No. 5576 de 1995.