Вы находитесь на странице: 1из 8

vitaminas de las frutas

La vitamina A está presente en muchas frutas, las que más destacan son las naranjas, las moras, las sandías, los melocotones, las manzanas y los kiwis. Los beneficios que esta vitamina nos aporta a nuestro cuerpo son reproducción celular, la formación de las hormonas, la estimulación del sistema inmunitario y la mejora de la visión y del crecimiento del cabello.

La vitamina B1 la podemos encontrar en plátanos, frambuesas, peras, limones, naranjas, mangos, pomelos y piñas. Los beneficios que esta vitamina nos aporta a nuestra salud son el buen funcionamiento del corazón, del sistema nervioso y de los músculos.

La vitamina B2 la podemos encontrar en el kiwi. Esta vitamina es necesaria para producción de células rojas de la sangre, el crecimiento, el desarrollo corporal y la reproducción.

vitaminas de las frutas La <a href=vitamina A está presente en muchas frutas, las que más destacan son las naranjas , las moras, las sandías, los melocotones, las manzanas y los kiwis. Los beneficios que esta vitamina nos aporta a nuestro cuerpo son reproducción celular, la formación de las hormonas, la estimulación del sistema inmunitario y la mejora de la visión y del crecimiento del cabello. La vitamina B1 la podemos encontrar en plátanos , frambuesas, peras, limones, naranjas, mangos, pomelos y piñas . Los beneficios que esta vitamina nos aporta a nuestra salud son el buen funcionamiento del corazón, del sistema nervioso y de los músculos. La vitamina B2 la podemos encontrar en el kiwi. Esta vitamina es necesaria para producción de células rojas de la sangre, el crecimiento, el desarrollo corporal y la reproducción. Podemos encontrar la vitamina B3 en plátanos, melocotones, kiwis y melones. Esta vitamina es importante para el correcto funcionamiento del sistema digestivo y del sistema nervioso, para tener una piel sana y para el crecimiento normal. La vitamina B5 la podemos encontrar en frutas como naranjas y plátanos. Esta vitamina nos aporta muchos beneficios a nuestra salud, entre los que destacan la metabolización de los alimentos, la producción de colesterol, fabricación de la vitamina D y de hormonas esteroides y el mantenimiento de un sistema digestivo saludable. La vitamina B6 la podemos obtener de plátanos y sandías. Esta vitamina es necesaria para el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas, para la producción de anticuerpos, el mantenimiento del sistema inmune, la producción de células rojas de la sangre y el correcto funcionamiento del sistema nervioso. En la vitamina B9 encontramos el ácido fólico y el folato y la podemos encontrar en fresas , kiwis, moras, naranjas y plátanos. Esta vitamina es necesaria para el crecimiento celular, el desarrollo del feto, la producción de células rojas de la sangre, el ADN y el sistema nervioso. La vitamina C la podemos obtener de peras, manzanas, limones, fresas, plátanos, ciruelas, frambuesas, moras, uvas, mangos y sandías. Esta vitamina beneficia a nuestra salud impidiendo la oxidación de los radicales libres, protegiendo los tejidos y las células, ayudando a la formación de colágeno, de cartílagos, de vasos sanguíneos y de músculos. Es vital para la absorción de hierro, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de cáncer. " id="pdf-obj-0-24" src="pdf-obj-0-24.jpg">

Podemos encontrar la vitamina B3 en plátanos, melocotones, kiwis y melones. Esta vitamina es importante para el correcto funcionamiento del sistema digestivo y del sistema nervioso, para tener una piel sana y para el crecimiento normal.

La vitamina B5 la podemos encontrar en frutas como naranjas y plátanos. Esta vitamina nos aporta muchos beneficios a nuestra salud, entre los que destacan la metabolización de los alimentos, la producción de colesterol, fabricación de la vitamina D y de hormonas esteroides y el mantenimiento de un sistema digestivo saludable.

La vitamina B6 la podemos obtener de plátanos y sandías. Esta vitamina es necesaria para el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas, para la producción de anticuerpos, el mantenimiento del sistema inmune, la producción de células rojas de la sangre y el correcto funcionamiento del sistema nervioso.

En la vitamina B9 encontramos el ácido fólico y el folato y la podemos encontrar en fresas, kiwis, moras, naranjas y plátanos. Esta vitamina es necesaria para el crecimiento celular, el desarrollo del feto, la producción de células rojas de la sangre, el ADN y el sistema nervioso.

La vitamina C la podemos obtener de peras, manzanas, limones, fresas, plátanos, ciruelas, frambuesas, moras, uvas, mangos y sandías. Esta vitamina beneficia a nuestra salud impidiendo la oxidación de los radicales libres, protegiendo los tejidos y las células, ayudando a la formación de colágeno, de cartílagos, de vasos sanguíneos y de músculos. Es vital para la absorción de hierro, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de cáncer.

Vitaminas de las frutas amarillas

Las frutas amarillas contienen mucha cantidad de vitamina C. Entre las frutas amarillas y anaranjadas encontramos las naranjas, el plátano, la piña, la guayaba, el melón, el mango, la papaya y las mandarinas.

Vitaminas de las frutas ácidas

Entre las frutas ácidas podemos destacar el limón, la mandarina, la naranja y el pomelo. Estas frutas son muy ricas en vitamina C.

Vitaminas de las frutas rojas

Las frutas rojas como las fresas, los arándanos, las moras, las grosellas, las frambuesas, etc. contienen una gran cantidad de vitaminas, como por ejemplo, las vitaminas A, B, C Y E.

Vitaminas de las frutas secas

Las frutas secas contienen las mismas vitaminas que las frutas normales, pero al secarse nos pueden ofrecer algunos beneficios nutricionales extras, ya que se concentra su contenido en vitaminas y otros nutrientes.

Vitaminas de las frutas tropicales

Las frutas tropicales contienen una gran cantidad de vitaminas, entre las que destacan las vitaminas A, B y C. Estas frutas suelen presentar una concentración mayor de vitaminas que otras frutas. Entre las frutas tropicales podemos destacar el mango, el maracuyá, la guayaba, la piña y el aguacate.

Vitaminas de las frutas amarillas Las frutas amarillas contienen mucha cantidad de vitamina C. Entre las

¿Cuáles vitaminas se encuentran en los diferentes tipos de vegetales?

Las vitaminas juegan un papel esencial para ayudar al cuerpo a aumentar la energía, fortalecer la inmunidad y facilitar el metabolismo celular. Las vitaminas también puede reducir la enfermedad cardíaca en un 41 por ciento y ciertos tipos de cáncer en un 22 por

ciento. Una dieta rica en vitaminas de frutas y verduras es la mejor manera de obtener los nutrientes que su cuerpo necesita. Eche un vistazo a la siguiente lista de verduras y las vitaminas que contienen para ayudar a llenar los vacíos en su dieta y lograr una salud óptima.

Espinacas

¿Cuáles vitaminas se encuentran en los diferentes tipos de vegetales? <a href=Las vitaminas juegan un papel esencial para ayudar al cuerpo a aumentar la energía, fortalecer la inmunidad y facilitar el metabolismo celular. Las vitaminas también puede reducir la enfermedad cardíaca en un 41 por ciento y ciertos tipos de cáncer en un 22 por ciento. Una dieta rica en vitaminas de frutas y verduras es la mejor manera de obtener los nutrientes que su cuerpo necesita. Eche un vistazo a la siguiente lista de verduras y las vitaminas que contienen para ayudar a llenar los vacíos en su dieta y lograr una salud óptima. Espinacas La espinaca es una fuente rica de múltiples nutrientes como las vitaminas B1, B2, B6, C, E y K. La espinaca también contiene otros nutrientes beneficiosos como el folato, el hierro y los carotenoides. La espinaca es rica en fibras y baja en calorías, por lo que es el alimento perfecto para mantener su corazón sano y A, su peso bajo control . Papas dulces Las papas dulces contienen una gran cantidad de vitamina A y beta caroteno. Esto es importante para la prevención de la ceguera nocturna. Las papas también contienen vitamina C, calcio y potasio. Otros miembros de esta familia de vegetales incluyen calabazas, zanahorias , calabacines, pimientos y naranjas . Brócoli El brócoli está disponible todo el año y es una fuente rica de vitamina A, C, y vitamina K, la cual es fundamental para formación de los huesos. Algunas personas piensan que el betacaroteno, el precursor de la vitamina A, sólo se encuentra en los vegetales de color naranja y amarillo, pero el brócoli es una excelente fuente de betacaroteno. Pimientos " id="pdf-obj-2-13" src="pdf-obj-2-13.jpg">

La espinaca es una fuente rica de múltiples nutrientes como las vitaminas B1, B2, B6, C, E y K. La espinaca también contiene otros nutrientes beneficiosos como el folato, el hierro y los carotenoides. La espinaca es rica en fibras y baja en calorías, por lo que es el alimento perfecto para mantener su corazón sano y

A,

Papas dulces

Las papas dulces contienen una gran cantidad de vitamina A y beta caroteno. Esto es importante para la prevención de la ceguera nocturna. Las papas también contienen vitamina C, calcio y potasio. Otros miembros de esta familia de vegetales incluyen

calabazas, zanahorias, calabacines, pimientos y naranjas.

Brócoli

El brócoli está disponible todo el año y es una fuente rica de vitamina A, C, y vitamina K, la cual es fundamental para formación de los huesos. Algunas personas piensan que el betacaroteno, el precursor de la vitamina A, sólo se encuentra en los vegetales de color naranja y amarillo, pero el brócoli es una excelente fuente de betacaroteno.

Pimientos

Los pimientos verdes son una fuente excelente de vitamina B6, C, beta caroteno, tiamina y ácido fólico. Los pimientos también contienen una gran cantidad de fitoquímicos, como el ácido clorogénico, zeaxantina y ácido cumárico, que tienen propiedades antioxidantes similares a las vitaminas A, C y E. En cuanto a color, los pimientos rojos tienden a tener mayor contenido de vitamina A que el pimiento verde.

Soja

Aunque la mayoría de los frijoles tienen alto contenido en vitaminas, la soja tiene la ventaja única de ser una gran fuente de proteínas y fibra, así como ácidos grasos omega-3, hierro, fósforo, magnesio, cobre, vitaminas B1, B2, B6, E y K.

Los pimientos verdes son una fuente excelente de vitamina B6, C, beta caroteno, tiamina y ácidoácidos grasos omega-3 , hierro, fósforo, magnesio, cobre, vitaminas B1, B2, B6 , E y K. " id="pdf-obj-3-13" src="pdf-obj-3-13.jpg">

Las vitaminas ocultas en la carne

Con frecuencia recordamos de la carne su gran contenido de proteínas de buena calidad y por supuesto, su aporte de hierro, esencial para la correcta oxigenación y funcionamiento del organismo, pero al momento de hablar de vitaminas, quienes protagonizan la lista de alimentos son las frutas y verduras. Las carnes, rojas o blancas, también tienen vitaminas importantes para el cuerpo que a menudo desconocemos u olvidamos, por eso, recordaremos las vitaminas ocultas en la carne para prevenir, con ayuda de éstas, carencias vitamínicas. En carnes rojas podemos encontrar vitamina D, B1, B2, ácido fólico, y principalmente vitamina B12. Ésta última sólo puede obtenerse mediante síntesis propia del organismo o en algas, de lo contrario, sólo la incorporaremos con las carnes, leche, huevo o quesos (alimentos de origen animal). En las carnes blancas, sobre todo en los pescados, las vitaminas abundan y en ellos podemos encontrar retinol o vitamina A, vitamina D, vitaminas del grupo B en general. Si bien el principal nutriente de las carnes son las proteínas, debemos recordar que en ellas también hay vitaminas y minerales, y no olvidar cuáles encontramos en ellas es una gran ayuda para equilibrar nuestra dieta, y prevenir déficit. Todos los alimentos nos ofrecen algo distinto, por ello, una dieta saludable incluye variados alimentos en cantidades adecuadas.

Las vitaminas ocultas en la carne Con frecuencia recordamos de la carne su gran contenido de

¿Qué vitaminas y minerales aportan los productos lácteos?

Los adultos sanos, tanto hombres como mujeres, deben consumir aproximadamente 3 tazas de productos lácteos por día, así lo recomienda el U.S. Department of Agriculture. Una sola porción de lácteos equivale a 1 taza de leche, 1 1/2 onzas de queso duro, como mozzarella o cheddar, 1 taza de yogur o 2 tazas de queso cottage. Los productos lácteos son ricos en proteínas y vitaminas y minerales esenciales. Siempre que sea posible, opta por productos lácteos bajos o sin grasas ya que los enteros son ricos en colesterol y grasas saturadas.

Calcio para los huesos

¿Qué vitaminas y minerales aportan los productos lácteos? Los adultos sanos, tanto hombres como mujeres, debenEnlace patrocinado Calcio para los huesos Tu cuerpo necesita calcio para desarrollar y mantener huesos y dientes fuertes. Según el Food and Nutrition Board del Institute of Medicine, los adultos deben consumir unos 1.000 miligramos de calcio por día. Una porción de una taza de leche baja o sin grasas contiene unos 300 miligramos de calcio, o aproximadamente el 30% de la ingesta diaria recomendada para un adulto. El yogur natural bajo en grasas aporta más calcio por porción, 400 miligramos por taza, mientras que los quesos duros, como el cheddar o el suizo, aportan más de 200 miligramos por porción. Potasio para el corazón Los productos lácteos son ricos en potasio y están a la altura de otros alimentos ricos en este nutriente como las coles de Bruselas (Brussels sprouts), la remolacha (beet), la papas, los plátanos, las naranjas y las frutas secos. Una taza de leche sin grasas te aporta 395 miligramos de potasio, una cantidad que se aproxima al 10% de los 4.700 miligramos de la ingesta diaria recomendada para adultos. Al ser un electrolito, el consumo diario de potasio es fundamental para el funcionamiento adecuado de las células musculares y nerviosas; además, el Linus Pauling Institute informa que una dieta rica en potasio puede reducir el riesgo de presión arterial alta, lo que previene enfermedades cardíacas. Vitamina D, amiga del calcio " id="pdf-obj-5-10" src="pdf-obj-5-10.jpg">

Tu cuerpo necesita calcio para desarrollar y mantener huesos y dientes fuertes. Según el Food and Nutrition Board del Institute of Medicine, los adultos deben consumir unos 1.000 miligramos de calcio por día. Una porción de una taza de leche baja o sin grasas contiene unos 300 miligramos de calcio, o aproximadamente el 30% de la ingesta diaria recomendada para un adulto. El yogur natural bajo en grasas aporta más calcio por porción, 400 miligramos por taza, mientras que los quesos duros, como el cheddar o el suizo, aportan más de 200 miligramos por porción.

Potasio para el corazón

Los productos lácteos son ricos en potasio y están a la altura de otros alimentos ricos en este nutriente como las coles de Bruselas (Brussels sprouts), la remolacha (beet), la papas, los plátanos, las naranjas y las frutas secos. Una taza de leche sin grasas te aporta 395 miligramos de potasio, una cantidad que se aproxima al 10% de los 4.700 miligramos de la ingesta diaria recomendada para adultos. Al ser un electrolito, el consumo diario de potasio es fundamental para el funcionamiento adecuado de las células musculares y nerviosas; además, el Linus Pauling Institute informa que una dieta rica en potasio puede reducir el riesgo de presión arterial alta, lo que previene enfermedades cardíacas.

Vitamina D, amiga del calcio

Los productos lácteos naturalmente contienen rastros de vitamina D, aunque las marcas comerciales de leche de vaca la fortifican con aproximadamente 100 UI de vitamina D por taza. Los adultos deben consumir al menos 600 UI de vitamina D por día y una porción de leche podría aportar más del 15% de este valor. No todos los productos lácteos, incluidos el yogur y el queso, están fortificados con vitamina D: lee las etiquetas nutricionales de los alimentos para verificar estos datos. La vitamina D es esencial para que el cuerpo utilice el calcio para desarrollar y mantener los huesos. Si padeces una deficiencia de vitamina D, aumentan las posibilidades de desarrollar osteoporosis.

Vitamina B12, buena para el sistema inmune

Una porción de 1 taza de leche baja o sin grasas contiene aproximadamente 1 microgramo de vitamina B12, una cantidad equivalente al 42% de la dosis diaria recomendada para adultos, ya sean hombres o mujeres. El queso aporta un poco más, ya que una taza de queso mozzarella, suizo o parmesano contiene entre 2,2 y 4 microgramos de vitamina B12. La vitamina B12 promueve el crecimiento y la función del sistema nervioso. No obtener la cantidad suficiente de vitamina B12 puede aumentar el riesgo de desarrollar trastornos del estado de ánimo y problemas neurológicos. Las embarazados que no consumen la cantidad adecuada de vitamina B12 pueden ser más propensas a dar a luz a bebés con malformaciones neurológicas.

Похожие интересы