Вы находитесь на странице: 1из 8

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA Facultad de Ciencias Económicas

ADMINISTRACIÓN I (Introducción a la Administración y al estudio de las organizaciones) Cátedra “A” Comisiones 1 a 6 La Plata – C.U.R.S. (Saladillo) – C.R.E.S.T.A. (Tres Arroyos)

ESPACIO ORGANIZACIONAL

Índice:

ESPACIO ORGANIZACIONAL: CONCEPTO Y DIMENSIONES

definido.2

¡Error! Marcador no

DIMENSION FISICA

2

DIMENSION NO FISICA O SIMBOLICA

2

IMAGEN ORGANIZACIONAL

3

LA IMAGEN OBJETIVO Y LA IMAGEN SOCIAL

6

BIBLIOGRAFÍA

8

MATERIAL ELABORADO POR:

Lic. Néstor Trabucco – Profesor adjunto

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

ESPACIO ORGANIZACIONAL: CONCEPTO Y DIMENSIONES

Al referirnos al espacio de las organizaciones debemos remitirnos a las dimensiones de análisis del mismo. Al respecto podemos observar la dimensión física, concreta y objetivable 1 , y la no física o simbólica que por el contrario no refiere a cuestiones materiales precisas sino a construcciones simbólicas o abstractas, que se desarrollan en la mente de cada uno de nosotros.

DIMENSIÓN FÍSICA

Refiere a un ámbito geográfico concreto de la organización (el taller, la mesa de entradas, el aula, el quirófano) en el cual se comparten normas (escritas o impuestas por la costumbre), se realizan actividades similares o vinculadas persiguiendo una meta; pero en todos los casos identificables, es decir que pueden verse, medirse, fotografiarse y transmitirse a otros de manera objetiva y concreta. Esta dimensión física solo puede darse en el interior de la organización, ya que no es extensible a las relaciones de la organización con los componentes de su ambiente específico.

Por lo tanto el espacio físico esta constituido por los lugares que ocupan oficinas y demás sectores donde se desarrollan actividades. Cada uno de los miembros y los grupos de trabajo de la organización ocupan determinadas posiciones de la estructura y un lugar concreto. Estos lugares representan el ámbito geográfico interno de la organización.

DIMENSIÓN NO FÍSICA O SIMBOLICA

Es una construcción simbólica de carácter social por la cual se ubican los miembros de la organización y su entorno, según su grado de interacción y sus relaciones de influencia en un momento dado, aún cuando la estructura formal les otorgue funciones diferentes o estén distanciados físicamente, es decir aunque no trabajen en el mismo ámbito físico.

Esta dimensión no física se desarrolla en el interior de la organización (dimensión no física interna) y puede definirse por la afinidad que presentan individuos y grupos en cuanto a las ideas, las actitudes, las costumbres, el nivel social y los objetivos personales o bien por intereses compartidos. Este espacio se integra con los miembros y grupos que comparten dichos elementos en común, de la cultura organizacional.

Un conjunto de individuos se ubica en alguno de los segmentos de esta dimensión del espacio no porque desempeñe funciones similares, sino fundamentalmente porque es posible que piensen igual sobre los mismos temas, posean intereses similares y además ellos tienen conciencia de dicha identidad.

De la misma manera la cercanía física entre los individuos no significa que compartan esta dimensión no física del espacio. Así, el jefe con los empleados, o el supervisor con los operarios, o el médico con las enfermeras comparten el mismo taller, oficina o sala del Hospital, pero ello no garantiza que compartan el espacio simbólico, en el sentido de internalizar las mismas normas, objetivos y valores sociales. Es mas probable que el médico comparta los mismos valores con sus colegas de otro piso u otra sala, así como también

1 Por contraposición a algo subjetivo, es decir, relativo al modo de pensar o sentir de cada sujeto.

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

suceda lo mismo con las enfermeras y o los empleados que se identifiquen mas con sus pares de otras áreas, que con su jefe.

La dimensión no física o simbólica es extensible al análisis de las relaciones de carácter socio-culturales que la organización mantiene con su entorno (dimensión no física externa); o sea con los grupos sociales y de intereses que operan en el medio ambiente, tales como proveedores de insumos, usuarios, clientes, asociaciones de defensa de algún interés, medios de prensa y organismos de gobierno; que esperan que la organización genere cierto tipo de productos y servicios y que sus acciones se ajusten a ciertas pautas establecidas de conducta.

Esta dimensión se conoce como espacio organizacional e incluye el ámbito no físico hasta donde ejerce poder e influencia la organización; o hasta donde llega la imagen, el prestigio y el conocimiento que la sociedad tiene de la misma, conformándose así una suerte de conducta o comportamiento organizacional en el medio en el que actúa. La existencia de este espacio es una condición indispensable para luego mantener intercambios con ese mismo medio, es decir lograr que alguien del ambiente general pase a formar parte de su ambiente específico y mantenga un intercambio concreto con la organización.

y mantenga un intercambio concreto con la organización. I MAGEN ORGANIZACIONAL Como dijimos la organización

IMAGEN ORGANIZACIONAL

Como dijimos la organización necesita difundir en la sociedad quien es y a que se dedica; y ejercer cierto grado de influencia en el medio ambiente en el que se desenvuelve. Para

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

lograrlo, recurre a crear y mantener una imagen que la posicione, la haga conocer, y a la vez la diferencie de otras organizaciones. La imagen también es un concepto abstracto, una construcción simbólica elaborada en la mente de cada de los integrantes de una comunidad

y que al compartirse adquiere carácter social.

Existen dos tipos de imágenes:

A) LA IMAGEN OBJETIVO: es la que la organización intenta crear en la sociedad. B) LA IMAGEN SOCIAL: es la que efectivamente los integrantes del medio social tienen de ella.

El concepto de imagen objetivo constituye una proyección hacia el entorno de la noción del espacio no físico interno. Las organizaciones mantienen intercambios con el medio, que son algo más que unidades físicas de productos o servicios, sino que incluyen también la proyección de su imagen.

Es decir hay un intento permanente de las organizaciones de influenciar las conductas de personas, grupos y otras organizaciones que se encuentran en su ambiente, con el objetivo de obtener su aceptación y apoyo. La imagen objetivo es una construcción simbólica que se proyecta sobre los componentes externos de la organización y mediante la cual ella intenta ejercer influencia sobre el medio.

La imagen social también es una construcción simbólica pero es la que verdaderamente se forman las personas externas respecto de la organización. Los integrantes de una sociedad forman esa imagen a partir de:

- las transacciones o intercambios concretos que ellos mismos realizan con la organización,

- las interpretaciones que se derivan de dichas acciones,

- las expectativas propias o que otras personas elaboran, de acuerdo con sus propias apreciaciones sobre la organización y

- el grado de credibilidad de los mensajes que emite la organización.

Es así entonces que tanto la imagen social como la imagen objetivo organizacional no están asociadas a una dimensión geográfica (física) concreta, ni se refieren solamente a los productos o servicios que la organización brinda a la sociedad, sino que incluyen aspectos intangibles, tales como el prestigio y la trayectoria, entre otros. Las coincidencias de ambas imágenes en un medio social, es decir la intersección de la imagen objetivo (como quiere ser vista la organización en su ambiente) y la imagen social (como es realmente percibida por el entorno) determina el espacio que la organización ocupa en el medio. Esta superposición de imágenes, desde luego, debe conjugar los fines que se pretenden prestar con los valores que predominan en el medio social (las demandas sociales y culturales).

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

I – Cátedra A Comisiones La Plata – CURS – CRESTA Cuando se presenta esta coincidencia

Cuando se presenta esta coincidencia o superposición de imágenes, puede interpretarse que la organización y los componentes externos comparten un espacio organizacional, en el que se realizan exitosamente las transacciones materiales y simbólicas, que incluyen las adhesiones y las ideas que se divulgan sobre la conducta de una organización. Esto significa que la organización ha conformado su ámbito de influencia o de “dominio” en la sociedad.

Así , por ejemplo, si la imagen social de la Universidad, conformada por las expectativas que tanto los estudiantes potenciales y reales, como las organizaciones del ambiente (empresas, cooperativas, consultoras, organismos del estado, institutos de investigación) donde se generan puestos de trabajo que serán ocupados por sus egresados coincide con la imagen- objetivo, constituida por los fines y resultados a alcanzar vinculados con la excelencia en la educación, la investigación y la extensión, quedará entonces conformado el “espacio organizacional”.

Existen dos momentos en la concreción del espacio organizacional:

- el primero es la definición del espacio considerado deseado o factible (imagen objetivo), es lo que se proponen y declaman las organizaciones.

- el segundo momento es la ocupación real del mismo.

realizar acciones concretas para demostrar en hechos lo que prometen.

Para ello las organizaciones deben

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

Por ejemplo en un primer momento una empresa puede realizar una campaña publicitaria en la cual se propone defender el medio ambiente. Ello debe ser acompañado luego con acciones concretas, como por ejemplo reemplazar las materias primas contaminantes de sus productos por otras que no lo sean, o disminuir los gases que salen de sus chimeneas o hacer un tratamiento de los efluentes líquidos que salen de su fabrica y se vuelcan a los arroyos de la zona en la que esta radicada.

Si existen diferencias entre estos dos estados o momentos, es decir entre la definición y la

ocupación del espacio, estaríamos ante la necesidad de revisar las políticas de la organización, ya que el espacio puede ser ocupado por otra organización.

). Esos lugares están

conformados por individuos y grupos entre los cuales la organización difunde su imagen objetivo porque quiere que formen parte de su espacio, pero ellos no están de acuerdo o con los valores, o con los productos y servicios de la organización. O no les despiertan credibilidad sus mensajes, o simplemente lo que la organización les propone no es necesario para ellos, o bien esa necesidad la tienen satisfecha de otra manera.

Esto se ve claramente cuando nos envían una publicidad a nuestro correo electrónico o nos llaman por teléfono varias veces para ofrecernos un producto o servicio y el mismo no es de nuestro interés.

Contrariamente puede suceder que determinados individuos o grupos de la sociedad se ubiquen dentro de la imagen social que tiene la organización y pretendan vincularse con ella, ya sea para ser empleado, para recibir sus productos o servicios o para tener algún tipo de intercambio. Pero la organización, en este caso, no esta interesada en que esos grupos formen parte de su espacio. Existen innumerables casos de personas que desean trabajar en determinada organización, o pretenden distribuir o vender sus productos, o asociarse a determinado club y no son aceptados. En el grafico 2 se observa con

Ello puede observarse en el gráfico 2, (representado con

Ello puede observarse en el gráfico 2, (representado con S ÍMBOLOS En función de lo expuesto

SÍMBOLOS

En función de lo expuesto hasta aquí, las organizaciones necesitan generar una imagen objetivo en la sociedad, que les permita conformar un espacio y para hacerlo se valen de símbolos.

Un símbolo es la divisa, la figura, el emblema, el signo, la representación, la alegoría, el gráfico, el logotipo, etc., que sirve para representar, materialmente o de palabra, un concepto (producto, servicio u organización) por la afinidad o relación que existe -o que se genera a fuerza de reiteración- entre este concepto y aquella figura. Las organizaciones usan siglas, logotipos, etc., como identificación o representación de si mismas.

A veces una persona que reiteradamente protagoniza las publicidades de un producto o un

servicio, o con su voz emite mensajes por televisión o radio; un mismo tema musical utilizado como cortina de presentación de un programa auspiciado por determinada organización, un grafico que se incluye sistemáticamente en la publicidad escrita, sirve también como identificación.

Es decir se presenta un símbolo mediante la reproducción de una cosa a través del lenguaje en comunicaciones orales, escritas, visuales, auditivas, etc., con el objetivo de generar en la

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

mente de cada uno de nosotros la imagen del producto, servicio u organización para que aprehendamos la semejanza entre el símbolo y lo que se pretende representar.

Así por ejemplo, cuando vemos símbolos, tales como:

Así por ejemplo, cuando vemos símbolos , tales como: Asociamos inmediatamente ese logotipo o emblema a

Asociamos inmediatamente ese logotipo o emblema a una organización o marca en particular, o sea, se genera en nuestra mente la imagen de Apple, Nike, Mc Donalds o Facebook. Es decir se nos hace presente todo lo que conocemos de la organización o del producto o servicio cuyo símbolo hemos percibido.

También en las organizaciones hay determinados símbolos que tiene distintos significados. Así, si llegamos a una entrevista y quien nos atiende tiene una oficina amplia y lujosa, nos llevaremos la imagen de que es alguien con poder. Distinto seria si esa persona no tiene oficina propia y nos es conocido por las personas de la organización.

En otras palabras el símbolo es una “cosa que evoca en nuestro entendimiento, otra cosa” o “algo que esta en lugar de otro algo”. Esa substitución se realiza en la mente de cada uno de nosotros.

Ahora bien, la excesiva reiteración del mensaje que contiene el símbolo genera un sistema de convenciones explicitas y socializadas que permite una interpretación única y compartida por todos los integrantes de una sociedad. Cuando ello sucede el símbolo se convierte en lo que en semiótica 2 se denomina código. Por ejemplo la bandera de un país, un semáforo o determinados logotipos de organizaciones como el de Coca Cola.

A las organizaciones les demanda mucho tiempo y recursos generar una imagen positiva en la sociedad (ambiente general) para de esa manera lograr que quienes ella pretende, se integren a su espacio. Como dijimos, que la conozcan y compartan sus valores y las actividades que realiza, es un requisito ineludible para luego obtener un intercambio, es decir, para lograr que los individuos ingresen en su ambiente inmediato.

De allí que las organizaciones cuidan su nombre –incluso, igual o mas que los propios seres humanos- y a través de su accionar en la sociedad, de su trayectoria y de las imágenes que difunden adquieren prestigio o relevancia social. Téngase en cuenta, de la misma manera, que malas acciones pueden perjudicar rápidamente esa imagen que tanto tiempo tardo en construirse. En tal sentido una campaña publicitaria de hace algunos años de un banco privado de primera línea tenia como slogan “el nombre es lo mas valioso que uno puede tener”

2 Ciencia que trata los sistemas de comunicación dentro de las sociedades humanas.

UNLP – FCE – Administración I – Cátedra A

Comisiones La Plata – CURS – CRESTA

BIBLIOGRAFÍA

ETKIN, Jorge: “VIABILIDAD DE LAS ORGANIZACIONES”. Ediciones Macchi, Bs.As.

BARCOS, S.J, “TRES CUESTIONES ESENCIALES para el APRENDIZAJE de la ADMINISTRACIÓN”. Ed. Haber 2009.