You are on page 1of 20

ADMINISTRACIÓN Y SALUD PÚBLICA

1.- Estructura y organización de los sistemas de salud público y privado de Chile

En Chile el sistema de salud es un sistema de salud mixto.

Sistema público: se encarga de acciones de promoción, protección y recuperación de la salud y de rehabilitación de la persona enferma. Se compone del Ministerio de Salud, que formula y fija las políticas de salud. Lo representan a nivel más local las secretarias regionales ministeriales de salud (SEREMI: una en cada región), y más aún, los Servicios de Salud (29 en total). De ellos, depende la red asistencial del sistema público de salud. Los responsables de la atención secundaria y terciaria, son los representantes ministeriales. A nivel de la atención primaria, los representantes ministeriales supervisan y traspasan las políticas y fondos para la salud, pero la coordinación y gestión de éstos en los centros asistenciales son labores de la Dirección Municipal de Salud. Del ministerio dependen: las SEREMI y los Servicios de Salud, el Instituto de Salud Pública (ISP), la Central Nacional de Abastecimiento (CENABAST) y el Fondo Nacional de Salud (FONASA). Pertenece alrededor del 75% de la población. Se cotiza el 7% del sueldo.

Sistema privado: personas e instituciones que prestan servicios de salud no pertenecientes al Servicio Nacional de Salud. Se clasifican en: Con y sin fines de lucro. En el primer grupo se encuentran los Institutos de Salud Previsional (ISAPRES), controladas por una Superintendencia de ISAPRES, los grupos de rescate (HELP, Unidad Coronaria), y las personas que brindan servicios relacionados con la salud de forma remunerada fuera de las anteriores. Los planes de salud de las ISAPRES tienen distinto valor según las características que tenga, pudiendo ser mayor al 7% de la cotización obligatoria. Las organizaciones sin fines de lucro son organizaciones privadas no gubernamentales: Cruz Roja, Hogar de Cristo, etc. que brindan servicios sin costo.

Mutuales y administraciones delegadas: se relacionan con la salud social de los empleados en una institución. A nivel gubernamental se encuentra en Instituto de Normalización Provisional (INP) y las mutuales de salud a nivel privado (sin fines de lucro). La cotización la realiza el empleador desde un 0,9% del sueldo, que puede aumentar hasta en un 3,4% según el riesgo laboral de los empleados

2.- Estructura de la atención de salud según niveles de atención (primario, secundario, terciario)

El sistema de salud chileno está organizado por niveles de atención.

El nivel de atención primaria la realizan médicos generales y especialistas en esta área (¡¡¡¡MEDICOS FAMILIARES!!!!!) en un nivel ambulatorio de atención. Se compone de los Centros de Salud Familiar, Consultorios, Servicios de Atención Primaria de Urgencias (SAPU), Postas de Salud Rural a nivel gubernamental, y de consulta privada a nivel privado. Es el lugar donde se atiende al 90% de la población.

El nivel secundario es el encargado de la atención ambulatoria por especialidades complejas. Si está adosada a un hospital se llama Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), y si está alejado de un hospital, se llama Centro de Referencia de Salud (CRS). Si se encarga de la salud mental alejado de un hospital se llama Centro Comunitario de Salud Mental (COSAM).

El nivel terciario, corresponde a las atenciones entregadas en servicio de urgencia de hospitales y clínicas y en hospitalizaciones.

Esta nomenclatura por niveles está basada en la concepción de complejidad gradual de las estructuras del sistema, y su gráfica corresponde a una pirámide cuya base es la atención primaria, que atiende a la mayor parte de la población con una menor complejidad técnica y tecnológica, el nivel secundario de complejidad intermedia y el nivel terciario de mayor complejidad, al cual acude la menor cantidad de población.

1

3.- Planes y programas de atención en el sistema público (promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación, atención del niño, de la mujer y del paciente crónico)

1. PROGRAMA DE SALUD DEL NIÑO

El Programa de Salud del Niño tiene como finalidad contribuir con estrategias de promoción al desarrollo

integral y armónico

del niño

(a)

menor

de

10

años, a través

de actividades

de fomento, prevención,

recuperación de la salud y rehabilitación del daño, que permitan la plena expresión de su potencial genético

y

una

mejor

 

calidad

de

vida.

OBJETIVOS GENERALES

Contribuir a mejorar la calidad de vida del niño. Identificar y disminuir el impacto que tienen sobre la salud del niño los principales factores de riesgo biológicos, ambientales, psicológicos y sociales. Mejorar la calidad de la atención de salud del niño y de la niña, en todos los niveles de atención. Contribuir a la permanente satisfacción del usuario en las distintas actividades del programa. Mantener la tendencia a la disminución de la mortalidad infantil. Disminuir la mortalidad del niño de 1 a 9 años.

¿QUIÉNES PUEDEN ACCEDER A LOS BENEFICIOS DEL PROGRAMA DEL NIÑO Y CÓMO PUEDEN HACERLO?

Todos los niños menores de 10 años que acrediten su calidad de beneficiarios del Sistema Público de Salud.

2.- PROGRAMA DE ADOLESCENTES

El programa, de carácter nacional, esta destinado a poner al alcance de las y los adolescentes un conjunto de

intervenciones con vocación de derechos ciudadanos en salud pública, destinadas a actuar sobre los factores de riesgo o determinantes de la salud actual y futura de mayor significación en esta etapa de la vida.

OBJETIVO DEL PROGRAMA

El principal objetivo del Programa Nacional de las y los Adolescentes es aportar al mejor nivel de salud y bienestar biopsicosocial de la población entre 10 y 19 años, con enfoque de equidad de género y como contribución al desarrollo humano

¿QUIÉN PUEDE ACCEDER AL PROGRAMA NACIONAL DE SALUD DE LAS Y LOS ADOLESCENTES Y CÓMO PUEDE HACERLO?

Para acceder a los beneficios del Programa Nacional de Salud del Adolescente, las y los adolescentes y jóvenes entre 10 y 19 años deben acercarse al consultorio más cercano a su domicilio y acreditar su

condición de beneficiario del Sistema Público de Salud

PRINCIPALES LÍNEAS DE ACCIÓN DEL PROGRAMA

Ofrecer actividades promocionales y preventivas, consejerías individuales y educación grupal, destinadas la adquisición y mantención de hábitos de vida saludables y a evitar o disminuir el Consumo de Tabaco, el

Sobrepeso, Obesidad y Sedentarismo, la Conducta Sexual de Riesgo, y los Accidentes, Violencias y Consumo de Alcohol y Drogas. Realizar atención de morbilidad por problemas agudos de salud Ofrecer un examen de salud preventiva especifico para niñas y adolescente mujeres y niños y adolescentes hombres, orientado a la evaluación del crecimiento y desarrollo y a la detección de problemas o riesgos de salud

Realizar derivación a los programas respectivos para tratamiento precoz y efectivo de las patologías detectadas: programa de depresión, problemas de abuso y / o dependencia de alcohol y drogas, malnutrición, tratamiento odontológico y de salud cardiovascular. Realizar derivación al sistema de garantías AUGE en los casos en que corresponda, este año 2005: todos los cánceres que aparecen antes de los 18 años, el cáncer testículo, la escoliosis o deformación severa que requiere corrección quirúrgica, el primer brote de esquizofrenia, la diabetes tipo I y la epilepsia no refractaria.

2

PRIORIDADES DEL PROGRAMA PARA EL AÑO 2005

Reducir el hábito de fumar.

Reducir la obesidad.

Reducir el sedentarismo.

Reducir los embarazos no deseados.

Reducir la tasa de Suicidio.

Reducir la Mortalidad por Traumatismos y Accidentes de tránsito.

Disminuir la recurrencia de episodios depresivos.

Reducir la tasa de beber problema y de consumo de Drogas.

Disminuir las caries dentales.

3. EL PROGRAMA DE SALUD DE LA MUJER

El Programa de Salud de la Mujer consiste en desarrollar acciones que contribuyan al desarrollo integral,

físico, mental y social en todas las etapas de su ciclo vital.

OBJETIVO DEL PROGRAMA DE SALUD DE LA MUJER

Contribuir al desarrollo integral, físico, mental y social de la mujer, en todas las etapas de su ciclo vital,

desde una perspectiva que contemple los diversos aspectos relacionados con la salud de la mujer, con un enfoque de riesgo que introduzca la promoción, prevención, recuperación, rehabilitación y autocuidado de su salud.

¿QUIÉN PUEDE ACCEDER AL PROGRAMA DE SALUD DE LA MUJER Y CÓMO PUEDE HACERLO?

Todas las mujeres beneficiarias del Sistema Público de Salud. Las prestaciones en el Nivel Primario de atención se entregan a toda la población que está inscrita en un consultorio o centro de salud (Plan de Salud Familiar). Los controles, en sus diferentes modalidades, están establecidos de acuerdo a normas técnicas del Programa: las consultas de morbilidad se dan por demanda espontánea en el establecimiento respectivo o Servicio de Urgencia; la referencia a los niveles de mayor complejidad y capacidad resolutiva es realizada desde el establecimiento de atención primaria y, en casos de urgencia, la población acude directamente a los servicios de urgencia gineco-obstétrica disponibles.

4.- PROGRAMA ADULTO OBJETIVOS DEL PROGRAMA DE SALUD DEL ADULTO

Mejorar el nivel de salud de la población adulta y contribuir a su mantención a través de la adopción de un “estilo de vida saludable”. Contribuir a reducir la prevalencia de aquellas enfermedades prevenibles a través del control de sus factores de riesgo. Satisfacer las necesidades de atención médica de la población adulta y procurar una atención resolutiva. Mejorar la oportunidad del diagnóstico y asegurar el tratamiento de aquellas enfermedades no transmibles controlables, como medio para reducir la mortalidad prematura y la discapacidad asociada a sus complicaciones. Contribuir a rehabilitar al adulto en caso de que lo requiera.

¿QUIÉNES PUEDEN ACCEDER A LOS BENEFICIOS DEL PROGRAMA DE SALUD DEL ADULTO Y CÓMO HACERLO?

Toda persona de 20 a 64 años beneficiaria del Fondo Nacional de Salud (FONASA). Para obtener los beneficios del Programa, las personas deberán inscribirse en el consultorio más cercano a su domicilio acreditando su condición de beneficiario del Sistema Público de Salud.

LISTADO DE PRESTACIONES

a) Examen de Salud Preventivo del Adulto (ESPA)

Todo adulto que se inscribe en el Consultorio puede solicitar que se le realice el ESPA. El resultado del

3

Examen permitirá al equipo de salud del Consultorio definir un plan de cuidados en concordancia con el nivel de salud de la persona.

El ESPA considera la identificación y manejo de los principales factores de riesgo de enfermedades de alta prevalencia, tales como tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y obesidad, los que se asocian a enfermedades cardiovasculares; cáncer, cirrosis hepática y diabetes mellitus, entre otras.

Se hace una intervención educativa, apoyada en muchos casos por material educativo impreso, dirigida a cambiar conductas no saludables (ver listado más abajo).

Durante la realización del ESPA se entrega información sobre:

Prevención del SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual, haciendo énfasis en conductas sexuales seguras. En el campo de la salud mental se promueve la consulta médica para el manejo de aquellas personas que pudieran tener depresión. En salud oral, la mantención de boca y dientes sanos.

El ESPA incluye algunas mediciones y exámenes de laboratorio: peso, talla y circunferencia de cintura para determinar el estado nutritivo (sobrepeso, obesidad); presión arterial para la detección de hipertensión; glicemia en personas en riesgo de tener diabetes (obesos, mayores de 40 años y con antecedentes familiares), nivel de colesterol en toda persona mayor de 40 años y la medición de la agudeza visual.

A las personas con tos por más de 15 días, se les realiza una “baciloscopía” para detectar una posible tuberculosis.

A las mujeres se les realiza un examen físico de mamas y un Papanicolau (PAP) para detectar y poder tratar

en

forma

oportuna

un

cáncer

de

mama

o

cérvicouterino,

respectivamente.

Finalmente, todo individuo que se realiza el ESPA se clasifica según su riesgo cardiovascular, lo que permite

definir

un

plan

de

manejo

diferenciado

según

el

nivel

de

riesgo.

  • b) Control

de

enfermedades

crónicas:

hipertensión,

diabetes,

hipercolesterolemia,

etc.

Toda persona portadora de una o más de las enfermedades crónicas mencionadas, tiene la opción de ingresar al Programa de Salud Cardiovascular, en el cual un equipo multidisciplinario, integrado por médico, enfermera, nutricionista y auxiliar de enfermería, participa en el diagnóstico, tratamiento y control de estas condiciones. El hecho de pertenecer al Programa le da derecho al individuo a hacerse los exámenes de laboratorio definidos en las Normas Ministeriales, y a la obtención gratuita de medicamentos.

Desde hace algunos años está disponible un protocolo-ficha clínica, llamado DiabCare-QUALIDIAB, que toda persona con diabetes puede solicitar a su médico se lo haga una vez al año. La aplicación de este protocolo le permitirá al paciente -y también a su médico- verificar si se está haciendo el control y seguimiento según las estándares de calidad definidos internacionalmente para esta enfermedad.

  • c) Consulta médica

  • d) Consulta con enfermera: Es el seguimiento del paciente portador de patologías crónicas, en el cual se

controla

a

la

persona

y

se

le

  • e) Consulta nutricional

  • f) Educación grupal

  • g) Visita domiciliaria

  • h) Consulta médica de especialidad

  • I) Hospitalización

entrega

educación

de

acuerdo

a

sus

necesidades.

5.- PROGRAMA DE ADULTO MAYOR OBJETIVOS DEL PROGRAMA

Mantener o recuperar la autonomía constituye el objetivo principal del cuidado de la salud de los Adultos Mayores. En consideración a la alta prevalencia de enfermedades crónicas o de secuelas invalidantes en este grupo etáreo, el propósito de los cuidados de salud es evitar que ellas se conviertan en factores limitantes en el desarrollo de las actividades que el adulto mayor necesite o desee realizar.

4

Disminuir la mortalidad por causas prevenibles o evitables y contribuir de esta manera a prolongar la vida. Incentivar acciones en las áreas de promoción, prevención y atención curativa-rehabilitación específica en la

perspectiva

de

un

envejecimiento

activo.

¿QUIÉN PUEDE ACCEDER AL PROGRAMA DE SALUD DEL ADULTO MAYOR Y CÓMO PUEDE HACERLO? Todas las personas de 65 años y más tienen derecho a acceder a los beneficios del Programa de Salud del Adulto Mayor. Deben dirigirse al consultorio más cercano a su domicilio y presentar su Carnet de Identidad o ser beneficiario de FONASA.

CREMA PURÉ AÑOS DORADOS

La Crema Puré Años Dorados tiene como objetivo dar respuesta adecuada a las necesidades nutricionales de este grupo de población, con el fin de mejorar su calidad de vida. Se inició en abril de 1999 -como plan piloto- en 87 consultorios del país seleccionados por sus niveles de población adulta mayor y pobreza. Paulatinamente, se extenderá a todos los consultorios del país.

Beneficiarios:

A las personas mayores de 70 años de edad, inscritas en los consultorios de Atención Primaria, con sus controles de salud y de enfermedades crónicas al día, se les entrega Crema Puré Años Dorados. Antecedentes: Este es un alimento único en el mundo, elaborado con cereales y legumbres y enriquecido con diez vitaminas y cinco minerales. Además, tiene bajo contenido de sodio y está libre de colesterol. El alimento se ingiere dos a tres veces al día, como complemento de almuerzo y cena.

CONTROL DE SALUD DEL ADULTO MAYOR

Este tipo de evaluaciones periódicas tiene por objetivo mantener o mejorar la autonomía del Adulto Mayor. Se evalúa la funcionalidad. Se identifican los factores de riesgo que pueden discapacitar a la persona adulta mayor.

Se elabora un plan de acción para resolver los problemas detectados.

Beneficiarios:

Los requisitos para acceder a este control son ser mayor de 65 años y estar inscrito en el Consultorio. El

interesado debe dirigirse al consultorio más cercano a su domicilio y presentar su Carnet de Identidad. La atención es gratuita para los beneficiarios del Sistema Público de Salud inscritos en el Consultorio

VACUNA ANTI INFLUENZA

Vacunación gratuita en los meses de marzo y abril de los Adultos Mayores para impedir que contraigan la

influenza con sus graves consecuencias.

Beneficiarios:

Mayores de 65 años, quienes deben dirigirse al consultorio más cercano a su domicilio y presentar su Carnet

de Identidad.

ENFERMEDADES DE COSTO CATASTRÓFICO

Se financia la realización de operaciones de cataratas, fotocoagulación, implante de marcapaso, prótesis totales o parciales de caderas y prótesis de rodilla.

Beneficiarios:

Mayores de 65 años, beneficiarios de FONASA. Deben ser solicitadas por el consultorio más cercano a su

domicilio.

ÓRTESIS y PRÓTESIS

Conjunto de acciones focalizadas en consultas oftalmológicas y entrega de lentes, atención de otorrino y entrega de audífonos, atención integral odontológica y transferencia gratuita de sillas de ruedas, bastones,

andadores, colchón antiescaras

Beneficiarios:

y

cojín

Mayores de 65 años, beneficiarios de FONASA.

OPORTUNIDAD DE ATENCIÓN

5

antiescaras.

Atención preferencial y gratuita de Adultos Mayores en un período no mayor a tres meses en el caso de enfermedades como hiperplasia prostática, colelitiasis o prolapso uterino, que requiere realizar cirugía, no debe esperar más de tres meses para ser operado.

Beneficiarios:

Mayores de 65 años, beneficiarios de FONASA.

4.- Derechos de los usuarios: derechos Fonasa, carta de los derechos de los pacientes, derechos de los niños hospitalizados, consentimiento informado.

DERECHOS FONASA

Son beneficiarios del sistema los afiliados, cargas familiares, pensionados cotizantes, carentes de recursos (indigentes). Tienen el beneficio de atenderse en cualquiera de las modalidades de atención: Institucional (consultorios de atención primaria, servicios de urgencia y hospitales públicos) y de Libre Elección

(médicos, kinesiólogos, matronas, enfermeras, clínicas y hospitales privados, centros médicos, de imagenología y laboratorios clínicos, entre otros, que estén en convenio con Fonasa).

El valor que pagará por la atención dependerá de la modalidad de atención utilizada. Si utiliza la Modalidad Institucional el pago que deberá efectuar dependerá del grupo de ingreso en el cual se encuentre clasificado (grupos B, C o D). Grupo A (indigentes) y B (sueldo menor a $127.500) no pagan, Grupo C (ingreso $127.500 - $186.150) paga 10% de la prestación, y D (sueldo mayor a $186.150) cancela el 20%. Todos tienen gratuidad en el nivel primario de atención. Pueden atenderse en el sistema de libre elección cancelando bonos Fonasa con tres distintos valores (nivel 1, 2 y 3, siendo 1 el de menor valor y 3 el más caro).

CARTA DE DERECHOS DE LOS PACIENTES Recibir atención de salud sin discriminación

Si es beneficiario de FONASA, su atención de salud no puede ser rechazada ni por su condición socioeconómica, raza, edad, sexo o estado de salud. Por lo tanto, recibirá la atención que requiere en el establecimiento de salud donde acuda, si éste está en capacidad de otorgársela. Si debe ser remitido a otro centro asistencial, puede solicitar que se le entregue información acerca de éste y las razones por las cuales se le deriva.

Conocer al personal que lo atiende

Todo personal que labore en establecimientos de salud, sin excepción, debe portar una identificación que contenga por lo menos su nombre, cargo y unidad donde se desempeña. Esto facilitará su relación con el equipo de salud durante su permanencia en el establecimiento.

Recibir información y orientación

Recibir información y orientación sobre el funcionamiento y servicios del establecimiento donde se atiende. Para facilitar el acceso a la atención, el beneficiario podrá solicitar, en lugares especialmente habilitados, la entrega de información sobre:

- El funcionamiento del establecimiento (horarios de atención, régimen de visitas, etc.), los servicios que ofrece y detalles sobre los programas especiales a que tiene derecho como beneficiario de FONASA. - El estado de salud de un paciente hospitalizado. - Los aspectos administrativos relacionados con la atención requerida, tales como valores de las atenciones, documentación necesaria y mecanismos de reclamo, entre otros.

Formular felicitaciones, sugerencias o reclamos

Formular felicitaciones, sugerencias o reclamos y recibir respuesta escrita. La formulación de una felicitación al personal, sugerencia o reclamo, en forma responsable, permite mejorar la atención que se le otorga. Podrá plantearlo por escrito de acuerdo al procedimiento que le indique cada establecimiento. Posteriormente, dentro de los plazos establecidos, recibirá respuesta por escrito, si la situación expuesta así lo justifica. Si la respuesta no es satisfactoria, puede presentar su reclamo en cualquiera de nuestras sucursales.

Recibir atención de emergencia durante las 24 horas

Recibir atención de emergencia durante las 24 horas del día en cualquier Servicio de Urgencia Público. La atención de emergencia no puede se condicionada bajo ninguna circunstancia. Para facilitar la atención es

6

importante que el beneficiario acuda a los servicios de urgencia sólo cuando no pueda ser postergada por su gravedad.

Acceso a la información y resguardo de la confidencialidad

Acceso a la información y resguardo de la confidencialidad de su ficha clínica. La ficha clínica es un documento reservado en el cual el equipo de salud registra información del paciente y

su proceso de atención. En el establecimiento de salud donde el beneficiario se atienda deberán informarle sobre el procedimiento a seguir para obtener esta información. La ficha clínica se considera un documento reservado y confidencial y está sujeto al secreto profesional.

Libertad de participación en Docencia e Investigación

Decidir libremente si acepta someterse como paciente a actividades de docencia e investigación médica. La docencia y la investigación son actividades de gran importancia en el área de la salud. En aquellos establecimientos que desarrollen estas actividades, su colaboración es necesaria. Sin embargo, deberá ser informado previamente de esta práctica, ocasión en la que podrá expresar si le ocasiona algún inconveniente.

Informarse sobre riesgos y beneficios de procedimientos

Informarse sobre riesgos y beneficios de procedimientos, diagnósticos y tratamientos que se le indiquen para decidir respecto de la alternativa propuesta. El beneficiario tiene derecho a conocer el diagnóstico de su enfermedad. Asimismo, el médico deberá explicarle, en un lenguaje sencillo, en qué consiste éste y su evolución en caso de no ser tratado. Si decide ser tratado, deberá conocer cuáles con las alternativas de

tratamiento y los efectos secundarios que éste podría ocasionarle. Una vez que éste ha sido debidamente informado podrá otorgar su consentimiento para dar inicio al tratamiento.

Indicaciones claras y por escrito

Recibir indicaciones claras y por escrito sobre los medicamentos que le receten Cuando le sean recetados medicamentos, el médico tratante debe aclarar las dudas que el beneficiario tenga. La receta respectiva debe contener la identificación del paciente, el nombre del medicamento y la forma de cómo deberá ser usado. Asimismo, tiene derecho a ser informado sobre posibles efectos secundarios y contraindicaciones del medicamento que se le prescribe.

DERECHOS DEL NIÑO HOSPITALIZADO

Para el efecto de esta norma general se considerará como "niño" a todo menor de 18 años de edad.

Lactante

Todo lactante hospitalizado tiene derecho a ser amamantado directamente por su madre, salvo que por indicación médica se resuelva fundadamente lo contrario.

Pre-escolar, escolar, adolescente

Todo menor tiene derecho a:

  • 1. A una hospitalización oportuna cuando exista la indicación de un médico del establecimiento público

que otorga la atención.

  • 2. A recibir la atención de salud que su patología requiere, directamente, mediante interconsulta a

especialista o traslado a otro centro de nivel superior, si fuere necesario.

  • 3. A que los médicos y el personal de apoyo le brinden todas las atenciones y cuidados que la ciencia

médica recomiende para su caso y situación.

  • 4. A ser acompañado por su padre o madre o un adulto, designado por los padres, durante su

hospitalización, salvo indicación especifica del médico tratante y de acuerdo a la reglamentación en esta

materia del establecimiento de que se trate.

  • 5. En caso de ser hospitalizado en sala común, deberá procurarse que sea compartida sólo con menores de

edad similar y del mismo sexo respecto de los mayores de 10 años.

  • 6. A que sus padres o tutores o curadores reciban una información oportuna y completa de la patología del

menor, del tratamiento a que será sometido, evolución, las secuelas y posibles complicaciones. Igual

información deberá proporcionarse al menor cuando el médico tratante lo estime oportuno y conveniente.

  • 7. A que sus padres y familiares participen, cuando sea posible, en forma activa, en el proceso de

recuperación de la salud.

  • 8. A que se otorguen todas las facilidades posibles para que pueda continuar con su formación escolar en

caso de hospitalización prolongada, promoviendo la Dirección del Establecimiento o del Servicio de Salud,

según corresponda, acuerdos o convenios con organismos educacionales.

7

9.

A recibir visitas, incluidos menores de edad, salvo prescripción médica y, en todo caso de acuerdo a las

normas del establecimiento respectivo.

  • 10. A ser tratado con deferencia, cariño y respeto a su dignidad e intimidad.

Para el cumplimiento de estas normas, los establecimientos asistenciales que presten atención pediátrica deberán capacitar y brindar apoyo al personal que atiende a niños hospitalizados, mejorando su nivel de información, validando su aporte y estableciendo programas psico-afectivos para el menor, adecuados a su edad y condición. Asimismo, procurarán incorporar en los lugares de hospitalización conceptos de arquitectura, ornato y de medio ambiente apropiados a la realidad infantil.

El Director del establecimiento hospitalario es el responsable directo del cumplimiento de esta normativa.

CONSENTIMIENTO INFORMADO

Es el mecanismo por el cual el médico hace que el paciente exprese su autonomía. Consiste en la explicación, a un paciente mentalmente competente, de la naturaleza de su enfermedad, así como del balance entre los efectos de la misma y los riesgos y beneficios de los procedimientos terapéuticos y diagnósticos recomendados. La presentación debe ser comprensible y no sesgada; la colaboración del paciente ser conseguida sin coerción; el médico o especialista no debe sacar partido de su potencial dominancia psicológica sobre el paciente, y debe ser realizado previo al procedimiento.

Se debe aclarar ante todo que la única forma válida de obtener el consentimiento es mediante una conversación. Todo formulario debe constar de 2 partes, una parte de información donde se implicarían los principios de cantidad y calidad de información y una segunda parte de declaraciones y firmas donde deberían reflejarse los principios de voluntariedad y competencia. En Chile este documento NO tiene validez legal, pero en caso de algún problema con la justicia, podría ayudar.

Un representante puede actuar en caso de paciente incompetente. Etéreamente no está bien definido quiénes son personas competentes, sino que se define la competencia en relación a si es capaz de comprender la información (riesgos, beneficios), evaluarla y poder tomar una decisión al respecto. Según esto, los adolescentes pudieran ser competentes, y ser autónomos en tomar decisiones. Legalmente en Chile, la tutoría de los padres es hasta los 18 años de edad, por lo que ellos son los que manifiestan el consentimiento por los niños.

En urgencias, no es necesario el consentimiento, ya que prima el principio ético de la vida por sobre la autonomía (aunque esto también es discutible).

5.- Políticas generales de la administración pública.

Los objetivos sanitarios del Servicio Nacional de Salud se centran en tres áreas:

1.- Controlar los factores determinantes de enfermedades más relevantes desde el punto de vista de cantidad y calidad de vida. Estos son:

  • 1. Frenar el consumo de tabaco.

  • 2. Frenar el aumento de la obesidad.

  • 3. Promover conductas sexuales seguras.

  • 4. Contribuir a crear un ambiente saludable, particularmente en lo que dice relación con la contaminación atmosférica, del agua, del suelo, de los alimentos y de las enfermedades asociadas a reservorios animales y los vectores.

  • 5. Contribuir a mejorar las condiciones laborales

2.- Enfermedades que generan la mayor carga de mortalidad y para las que se cuenten con medidas de intervención de efectividad probada. Así en los próximos 10 años se debe disminuir la mortalidad por:

  • 1. cardiovasculares,

Enfermedades

centrando esfuerzos en la reducción de enfermedad isquémica y

cerebrovascular.

8

2.

Cánceres, centrando los esfuerzos en cáncer de cuello uterino, de mama y de vesícula.

  • 3. Traumatismos y envenenamientos, concentrando los esfuerzos en los accidentes del tránsito.

  • 4. Enfermedades respiratorias, especialmente por neumonía en los adultos mayores.

  • 5. Diabetes; se debe disminuir la magnitud de la discapacidad asociada a esta enfermedad.

  • 6. VIH/SIDA, que ha mantenido un aumento sostenido desde que empezó la epidemia, y que de no implementarse medidas de control (conducta sexual segura y aumento de la sobrevida de las personas infectadas), seguirá aumentando en los próximos años

3.- Medidas para enfrentar el envejecimiento y los cambios de la sociedad, aquellos problemas de salud, que no matan, pero que disminuyen la calidad de vida de las personas, generando discapacidad, dolor y angustia.

  • 1. Problemas de salud mental: las metas fundamentales son disminuir la recurrencia de episodios depresivos, aumentando la cobertura en el tratamiento y disminuir las adicciones, a través de estrategias intersectoriales

  • 2. Salud dental: disminuir el índice COPD en niños y jóvenes, aumentando la cobertura de atenciones dentales y fluoración del agua,

  • 3. Enfermedades osteo-articulares: disminuir la discapacidad generada a través del aumento de la cobertura de tratamiento.

6.- Generalidades de la administración municipal de centros de salud

El municipio administra los recursos que le entrega el Ministerio de Salud. Se entregan recursos por el cumplimiento de los Planes de Salud además del un percápita (monto fijo por persona mensualmente), según el tipo de establecimiento.

El MINSAL, a través de los Servicios de Salud, entrega anualmente Orientaciones, Normas Técnicas y de Gestión que orientan el Plan de Salud Comunal. Este plan debe ser presentado al Servicio de Salud anualmente. El Plan de Salud Municipal contempla la programación anual realizada por cada establecimiento, incluyendo la dotación requerida para su realización.

Los Servicios de Salud son los encargados de supervisar y apoyar para que los Planes de Salud efectivamente sean entregados con calidad a la población, además de velar por la adecuada provisión de medicamentos y recursos.

En algunos centros se divide la administración según los programas de salud, de la siguiente forma:

Director Centro de Salud Jefe Programa Adulto Jefe Programa Infantil Jefe Programa Odontológico Jefe Programa de
Director
Centro de Salud
Jefe Programa
Adulto
Jefe Programa
Infantil
Jefe Programa
Odontológico
Jefe Programa
de la Mujer

Actualmente el MINSAL ha fomentado la organización desde un punto de vista territorial de los lugares que abarca el consultorio. Así se organiza de la siguiente forma:

Director Centro de Salud Jefe Equipo 1 Sector Rojo Jefe Equipo 2 Sector Azul Jefe Equipo
Director
Centro de Salud
Jefe Equipo 1
Sector Rojo
Jefe Equipo 2
Sector Azul
Jefe Equipo 3
Sector Verde
Jefe Equipo 4
Apoyo Clínico
9

Cada forma tiene sus virtudes y defectos: el trabajo por programas es más específico, pero no se ajusta a las necesidades de la población. Por otro lado, por zonas, se ajusta a las necesidades de la población, pero pierde especificidad.

Se deben hacer 2 especificaciones importantes desde la administración: lo técnico: aquello relacionado directamente con el abordaje de los problemas de salud de la población y las intervenciones sanitarias; y lo administrativo: todo aquello que permite que lo técnico se lleve a cabo de forma efectiva y eficiente.

Otra distinción es lo operativo de lo estratégico. Lo primero tiene que ver con el como proceder para lograr los objetivos sanitarios, a corto plazo. Por otro lado, lo estratégico tiene que ver con las estrategias de largo plazo para que los cambios operativos perduren en el tiempo.

Para la toma de decisiones estratégicas y operativas a nivel del centro de salud está el consejo técnico. Lo integran: el Director del Centro de Salud, los Jefes de Equipos y/o Programas (incluido Subdirector y Jefe Administrativo en caso de existir). A nivel de salud comunal existe el comité ejecutivo que se encarga de tomar las desiciones estratégicas a nivel comunal. Lo integran: el Jefe de Área o Departamento Salud, los Directores de Centros de Salud y Coordinadores Comunales (Programas).

La gestión financiera se hace tanto en los centros de salud, como en los centros municipales.

7.-Generalidades de la administración hospitalaria y de los servicios de salud.

La administración hospitalaria no tiene muchas variaciones de los consultorios descrito previamente.

Detallaré algunas cosas importantes en las partes de:

Planificación y gestión.

Evaluación.

Manejo financiero.

8.- Aspectos de gestión: Planificación de actividades con enfoque estratégico o con enfoque de prioridades en salud.

Planificación es un proceso en el que el equipo de salud y la comunidad toman decisiones en conjunto, analizando cual es el mejor camino para llegar a conseguir los resultados deseados teniendo claro a donde se quiere llegar para cambiar una situación o mejorar la realidad actual. Como los profesionales y las comunidades tienen percepciones diferentes de la realidad y de lo alcanzable, es indispensable que este proceso sea hecho conjuntamente. La planificación permite ordenar las acciones y establece estándares de control. Es la traducción de la estrategia en la operación del Centro de Salud. Las etapas a seguir en la planificación:

Cada forma tiene sus virtudes y defectos: el trabajo por programas es más específico, pero no

10

1. Observación o análisis de la situación de salud

Este es el momento en que el trabajador de salud percibe en forma global panorámica, desde su posición que es lo que está sucediendo. Para ello debe responderse básicamente a las preguntas: ¿Qué esta ocurriendo?, ¿Por qué?, ¿A quiénes?, ¿Cómo se llegó hasta allí? Así mismo esta etapa nos permitirá analizar al interior del establecimiento y de la comunidad los problemas internos y externos que intervienen en el cumplimiento de las actividades en salud. La información es el primer insumo para iniciar un trabajo en materia de planificación y la más importante. De este modo nos va a ser fácil decidir que tipos de actividades de salud son necesarios, calcular el número de personas que van a recibir estos servicios y medir el progreso una vez que ya están funcionando ellos. Tener presente que quienes participan como informantes deben ser personas que sean representativas y con conocimiento de la comunidad. Técnicas: encuestas, reflexiones en grupo, revisión de documentos, etc.

2.- Identificación de los problemas

Los problemas pueden ser, un asunto o situación muy difícil de resolver que afecta a alguien o a varios

miembros de una comunidad y que continuará existiendo si no se hace algo por cambiarla. Para seleccionar los problemas es necesario ubicar la información recogida en tres grandes grupos: problemas de salud, problemas de la comunidad, problemas de servicios. Es muy importante definir claramente un problema, ya que de otra manera, la solución que se intente aplicar puede estar equivocada. Los problemas de salud pueden tener una o varias causas y es necesario intentar identificarlas.

3.- Priorización de problemas:

Este es un punto clave en el proceso de decisión ya que permite dirigir los esfuerzos de manera tal que se

identifique el problema mayor sobre los otros problemas sentidos como más importantes por el conjunto de personas que participan en el análisis. Por ello es necesario estudiar los problemas, jerarquizarlos y dar prioridad a los más importantes. Lo que trata de hacerse es después que se hayan agotado todos los problemas posibles y visto las causas de su aparición, cada participante en el análisis da su opinión para ubicar a los problemas de acuerdo su visión.

4.- Determinación de los objetivos

Habiendo seleccionado los problemas prioritarios y tomando en cuenta los recursos disponibles el siguiente paso es seleccionar los problemas prioritarios tomando en cuenta los recursos disponibles mediante la determinación de los objetivos. Un objetivo es el resultado que se desea obtener de un programa o actividad y la razón para determinar los objetivos es que es esencial para un plan definido. La otra es que va a permitir la evaluación de los resultados, pues si no se tiene un objetivo no es posible saber si el trabajo está logrando algún propósito. Ver capítulo de evaluación.

5.- Revisión de obstáculos y limitaciones

Habiendo determinado los objetivos debe preguntarse: ¿Existen algunas razones por las cuales no puedan lograse estos objetivos? ¿Hay limitaciones y obstáculos en el camino? Luego se analizará si existen algunas razones por las cuáles no puedan lograrse los objetivos tratando de encontrar soluciones al caso.

6.- Formulación del plan

El trabajador de salud NO DEBE ELABORAR EL PLAN SOLO, tiene que convocar a los representantes de la comunidad. Con ellos define las tareas a realizar, contestando las siguientes preguntas: ¿Qué se deben hacer?, ¿Cómo se hará?, ¿Cuándo se hará?, ¿Dónde se realizará?, ¿Quién será el responsable?, ¿Cómo se evaluará?

Por otro lado, también la planificación también puede ser llevada a cabo desde los objetivos hacia las acciones. Con un objetivo general claro, se definen objetivos específicos, para lo que se definen las actividades y acciones específicas que permiten llevarlo a cabo. Deben identificarse todas las actividades necesarias para cada uno de los objetivos propuestos y ninguna actividad puede ser omitida. Además se debe identificar las actividades “clave”, es decir aquellas que condicionan la realización de las otras.

11

9.- Evaluación de actividades planificadas

Razones para evaluar:

  • 1. Identificación de problemas reales: de salud, de gestión, de condicionantes.

  • 2. Establecimiento de prioridades: técnicas y sociales.

  • 3. Medir realidades con indicadores conocidos.

  • 4. Planificar acciones o intervenciones.

  • 5. Retroalimentar el proceso sanitario.

Características de la evaluación:

Una evaluación debe ser planificada idealmente en forma anterior a la intervención.

Sus indicadores deben ser simples, operacionales.

Sus registros deben ser útiles, simples, fáciles.

Su procesamiento tiene que ser fácil y rápido.

Sus conclusiones, también tienen que estar prontas ya que sirven para reafirmar, corregir, o desechar

un programa o proyecto. La estructura de una evaluación tiene que tener validez interna, externa, y por lo tanto ser confiable.

Existen muchos niveles de evaluación, algunos de ellos son:

Geográficos: internacional, regional, nacional, local, establecimiento.

Funcional: problemas y programas.

Grupos: poblaciones específicas, género, edad, etnia.

Dimensión: Estructura, Proceso, Resultado.

Una evaluación debe tener propósitos sino es una pérdida de tiempo.

Hay diversos métodos de evaluación, los más usados son:

Descriptivos: reconstrucción del proceso con cruce de algunos indicadores numéricos, consistencia

entre propósitos y resultados Cuantitativos: número eventos, series temporales, cortes o longitudinales. Epidemiológicos, Económicos. Cualitativos: percepciones, opiniones, satisfacción, cambios culturales.

10.- Manejo básico de recursos financieros.

Hay 2 cosas importantes: una los presupuestos: una estimación de los ingresos y gastos para el año siguiente, y los balances: la forma en la cual se muestran los ingresos y gastos de esos recursos. El primero se hace en forma prospectiva, y el segundo en forma retrospectiva.

En general, para los consultorios, la fecha para tener los presupuestos listos es agosto-septiembre. Considera los ítems de ingresos: número de inscritos, valor del per-cápita por cada inscrito, aporte municipal aparte, y otros ingresos. Por otra parte, los egresos consideran: tipo, cantidad y costo de los recursos a utilizar.

Los balances de realizan, generalmente al 31 de diciembre de cada año. Consideran lo que la empresa o establecimiento tiene y lo debe en ese momento del tiempo.

Los balances se componen de activos, pasivos y de patrimonio. Los activos son los recursos, que tienen la potencialidad de generar beneficios económicos en el futuro. Hay activos circulantes, que son los recursos de la empresa que serán utilizados, vendidos o consumidos dentro del plazo de un año a contar de la fecha del balance (por ejemplo materiales), y los activos fijos, que son los bienes adquiridos para usarlos sin el propósito de venderlos (por ejemplo: infraestructura).

Los pasivos son derechos de otras personas sobre los recursos de la empresa (los activos), por beneficios (bienes o servicios) ya recibidos, no pagados, es decir, deudas. Hay pasivos circulantes, que son las obligaciones adquiridas por la empresa que serán canceladas dentro del plazo de un año a contar de la fecha del balance, y los pasivos a largo plazo, que son las obligaciones adquiridas por la empresa que serán canceladas en plazos superiores a un año. El patrimonio es lo que sobra de los activos después de pagar los pasivos.

12

Así: Activo = Pasivo + Patrimonio

11.- Conceptos de calidad de atención

Calidad en salud se entiende como un proceso sistémico, permanente y de mejoramiento continuo, que involucra a toda la organización en la búsqueda y aplicación de formas de trabajo creativas e innovadoras, de alto valor agregado, que superen las necesidades y expectativas del cliente y la comunidad en la cobertura, entrega e impacto de los servicios de salud.

En definitiva es un proceso de mejoramiento continuo que involucra a todo el equipo de salud y debe estar instituido como políticas permanentes.

12.- Licencias médicas

Todos los afiliados a AFP o INP, deben cotizar un 7% o más de sueldo en FONASA o ISAPRE, estar al día en cotizaciones, antigüedad de 1 año para independiente o 6 meses para dependiente. La licencia, la extiende un médico, dentista o matrona.

Los trabajadores públicos deben entregar licencia a empleador dentro de 3 días hábiles de su inicio (2 días para trabajador privado). Empleador tiene 2 días para entregar licencia a servicio de salud o isapre y servicio de salud dictamina en 3 días (prorrogables a 6), para licencias especiales (comisión de medicina preventiva e invalidez) son 7 días hábiles.

Isapre tiene 3 días para cualquier tipo de licencia. Licencia autorizada es retirada por el empleador y enviada a oficina de subsidios del servicio de salud o a la isapre respectiva. Subsidio es de 100% de última remuneración excluyendo cotizaciones legales. Se remunera desde el 4º día de trabajo, si la licencia tiene menos de 10 días. Si tiene 11 días, se cancela el 100%.

Las enfermedades contenidas en ley de medicina preventiva (tuberculosis, enfermedades cardiovasculares, sífilis, cáncer, diabetes y enfermedad renal crónica), para el trabajador y sus cargas tienen acceso a examen de salud clínico en servicio de salud (para cotizante Fonasa) o con profesional contratado por isapre. Hay acceso a exámenes gratuitos y otros autorizados por compin o isapre en situaciones especiales. Subsidio es por 52 semanas prorrogables en 20 para evaluar recuperabilidad.

También existe licencia maternal de 6 semanas antes de la fecha probable de parto (ampliable en caso de patología de embarazo o parto post término) y 12 semanas post parto. Se conserva el trabajo desde embarazo y hasta 1 año tras licencia (salvo autorización de juzgado del trabajo).

En enfermedad de hijo menor de 1 año se dan licencias de 7 días prorrogables las veces que sea necesario (lo máximo quw puede ser es 30 días en caso de ser necesario).

Responsabilidad del médico al llenar una licencia:

Llenar personalmente las secciones A-1, A-4, A-5 del formulario con letra clara (ojalá de imprenta) en forma completa y sin enmiendas. Consignar el diagnóstico y no los procedimientos. Idealmente con fundamentos para el diagnóstico (disminuye la posibilidad de rechazo). Emitir la certificación al inicio de la enfermedad. En la eventualidad que la patología no éste aun bien determinada, consignar un diagnóstico en estudio. Tener presente que la fecha de emisión posterior al término de la licencia, invalidará la certificación y será motivo de su rechazo. Adjuntar un informe médico adicional para aquellas licencias superiores a 7 días. Frente a patologías con pronóstico irrecuperable, que determinen incapacidad laboral, se deberá orientar al paciente a iniciar trámite de jubilación por invalidez. El lleno del formulario de licencias no resiste enmendadura o corrección.

13.- Enfermedades de notificación obligatoria

Deben ser notificadas por el médico que asiste a paciente o si es parte de la dotación de un establecimiento, por su director. Existen formularios para ello (dados por servicio de salud).

De notificación inmediata (frente a sospecha comunicar por cualquier medio a servicio de salud y llenar formulario dentro de 24 horas): botulismo, brucelosis, enfermedad invasora por haemofillus influenza, enf. Meningocócica, fiebre amarilla, malaria, peste, poliomielitis, rabia humana, sarampión, sd. Pulmonar por hantavirus, triquinosis, brotes de enf. Transmitidas por alimentos.

14

De notificación diaria (tras confirmar diagnóstico, notificar mediante formulario): Coqueluche, enf. De Chagas, fiebre tifoidea y paratifoidea, gonorrea, hepatitis viral A, B, C, E, hidatidosis, lepra, parotiditis, psitacosis, rubéola, rubéola congénita, sífilis (cualquier forma), VIH/SIDA, tétanos, tuberculosis (cualquier forma), tifus exantemático epidémico.

Notificación exclusiva a través de establecimientos centinelas (notificación semanal por los centros definidos como tales por servicios de Salud): Influenza, infecciones respiratorias agudas, diarreas, ETS (salvo gonorrea, sífilis y VIH/SIDA). También existe vigilancia en laboratorios y bancos de sangre para ciertos agentes y de resistencia antimicrobiana en hospitales para otros microorganismos.

14.- Responsabilidad legal del médico.

La responsabilidad del médico es civil, penal y administrativa. Contempla 2 elementos: uno relacionado con la ley (responsabilidad legal) y otro relacionado con la moral y ética (responsabilidad ética). Se basa en múltiples códigos (Constitución Política de Chile, Código penal, civil, sanitario, Códigos internacionales (Declaración de Derechos Humanos, Nuremberg, Ginebra, Helsinki, etc), Códigos de ética (Colegio médico A.G.)), leyes, normas y decretos. Se debe considerar la intención o conciencia con la que se procedió. Así aparece el significado de dolo cuando hay intención de causar un maleficio, y culpa cuando ocurre el maleficio, pero sin intención. Así, cuando hay dolo hay un delito, y cuando hay culpa, existe un cuasi-delito. El médico, así como cualquier otro ciudadano es responsable de sus actos, y debe responder por cualquier daño que ocasione a otra persona. Desde el punto de vista de la labor del médico como tal, surge la responsabilidad profesional. El médico es responsable de su actuar profesional, y se juzgará de acuerdo a los hechos o procedimientos realizados (no los resultados obtenidos), y a la actitud o intención con la que se procedió. Se aplicará la Lex Artis para juzgarlo, es decir, lo que hubiera hecho otro médico bajo las mismas circunstancias o situación, con sus mismos recursos y preparación. Se falta a ésta cuando se incurre en negligencia (no hacer las cosas que si se pudieran hacer), impericia (actuar sin conocimiento), imprudencia (hacer cosas temerarias), o incumplimiento de los reglamentos.

15.- Implicancias legales de la ficha médica

La ficha médica puede ayudar o condenar al médico en un juicio de responsabilidad profesional. El juez la requisa del establecimiento asistencial Es el único documento de registro válido de: a) el estado del paciente al consultar, sus tratamientos y antecedentes previos, b) su examen físico, c) la evolución, d) de la gravedad de la enfermedad, e) de las medidas para confirmar el diagnóstico, f) de la prescripción y medidas propuestas como terapia, g) del resultado de ellas, h) de la justificación de eventuales cambios, i) de la derivación a otro especialista o centro asistencial, incluyendo tratamientos complementarios a juicio del tratante. Debe consignarse fecha y hora de la evolución y se recomienda llevar ficha de los pacientes que se atienden en forma particular o domiciliaria.

16.- Salud ocupacional

La ley 16.744 es la ley de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. Es un seguro financiado por empleadores con tasa diferencial mínima desde 0,9% de los salarios, que aumenta hasta un 3,4% según los riesgos (por eso que intentan promover conductas preventivas). Es de afiliación automática. Incluye también conceptos de rehabilitación. Su administración y prestación puede hacerse a través del sistema de mutuales, del sistema público de salud: INP, o por una administración delegada. Cubre a trabajadores contratados, funcionarios públicos, trabajadores independientes y familiares, y estudiantes en estudios o práctica. Para hacerse efectivo deben sufrir lesiones incapacitantes (en distinto grado: leve, moderada o grave) a consecuencia o con ocasión del trabajo, accidentes del trayecto, o enfermedad profesional.

17.- Certificados de nacimiento y defunción

CERTIFICADO DE NACIMIENTO

Todos los nacimientos ocurridos en Chile deben inscribirse en la Oficina de Registro Civil e Identificación que corresponda a la Circunscripción (territorio) donde ocurrió el parto. No es necesaria la presencia del niño o niña que se inscribe para solicitar la Inscripción. Efectuada la Inscripción, en todos los casos se extiende un Certificado de Nacimiento, documento que prueba el estado civil de una persona, de acuerdo con la legislación chilena. En el acto de la Inscripción

15

también se asigna el Rol Único Nacional (RUN). Éste es un número para cada persona que será el de su Cédula de Identidad, cuando la solicite, y que además la identificará en múltiples actos jurídicos y administrativos a través de su vida.

¿Como hacer la inscripción?

La Inscripción se hará con el Comprobante de Parto, que es el documento por el cual se acredita el nacimiento de un hijo o hija, y el nombre y RUN de la madre que le dio a luz, con lo que se establece

legalmente la filiación respecto de ésta. Es extendido por un médico o matrona, acreditando el hecho del alumbramiento, los datos de la persona recién nacida y la identidad de la madre. Dentro de los primeros 30 días de ocurrido el nacimiento puede requerir la Inscripción la madre o el padre, personalmente o a través de una tercera persona a quien autorice por un poder simple. Transcurrido este plazo, cualquier persona mayor de edad podrá también solicitar la Inscripción.

Requisitos para solicitar la inscripción

Para requerir la Inscripción, se presentarán los siguientes documentos:

  • a) Si es el padre y acredita matrimonio:

Comprobante de Parto. Libreta de Familia o Certificado de Matrimonio. Su Cédula de Identidad vigente y en buen estado.

  • b) Si es el padre y no acredita matrimonio:

Comprobante de Parto. Su Cédula de Identidad y la de la madre vigentes y en buen estado. Si el padre firma la Inscripción, su nombre quedará consignado en la partida. El nombre de la madre se transcribe directamente del Comprobante de Parto al rubro correspondiente de la Inscripción.

  • c) Si es una tercera persona que actúa en representación de los padres, quienes se encuentran unidos

por matrimonio:

Comprobante de Parto. Libreta de Familia o Certificado de Matrimonio de los padres. Poder simple de uno de los padres para solicitar la Inscripción, el que necesariamente debe indicar los nombres propios que asignarán al hijo o hija y los datos personales de los padres. Cédula de Identidad del padre o madre que autoriza, vigente y en buen estado. Cédula de identidad del requirente, vigente y en buen estado.

d)

Si

es una tercera

matrimonio:

persona que actúa en representación del padre o madre no unidos por

Comprobante de Parto. Poder simple que faculta al requirente para solicitar la Inscripción de Nacimiento, donde se indicarán los nombres y apellidos que se asignarán al hijo o hija y los datos personales de los padres. Poder por escritura pública para reconocer al hijo o hija en su nombre, si es el caso. Cédula de Identidad, vigente y en buen estado, del padre o madre que faculta al requirente. Cédula de Identidad del requirente, vigente en buen estado.

Si no hay matrimonio, el padre podrá posteriormente reconocer al hijo o hija por acta extendida ante cualquier Oficial Civil (el trámite es gratuito) o por escritura pública otorgada ante Notario.

CERTIFICADO DE DEFUNCIÓN

Las defunciones ocurridas en el territorio nacional deberán inscribirse en la Oficina correspondiente a la circunscripción en que éstas tuvieron lugar. Los requirentes podrán ser los parientes del difunto o los habitantes de la casa donde ocurrió el fallecimiento o, en su defecto, los vecinos que estén en conocimiento de su situación personal y familiar (con el fin de aportar la información que le será solicitada), quienes deberán concurrir con los documentos que se señalan más adelante. El plazo para requerir la Inscripción es de 3 días contados desde la fecha de la defunción. Pasado este plazo, se requiere una autorización judicial para practicar la Inscripción.

DOCUMENTOS NECESARIOS:

Certificado Médico de Defunción, en duplicado. Cédula de Identidad del requirente.

16

Es responsabilidad del médico que atendió al fallecido o del jefe de servicio (si consultó en 48 hrs. previas al servicio). Si falleció entre 48 hrs. y 30 días desde la atención lo certifica el jefe de servicio y fuera de este plazo el director de hospital (puede delegar) basándose en declaración de testigos que deben firmar y si es necesario en el examen del cadáver.

Si se sospecha causas no naturales se notifica al director del hospital base, quien notifica al juzgado del crimen.

Si no existe certificación médica, dos testigos deben declarar ante el oficial de registro civil o juez. Indicar: individualización de fallecido, datos de la defunción (con peso al nacer o semanas de gestación y con estado nutritivo en menor de 1 año o defunción fetal), causa de muerte (originaria e inmediata) y fundamento de la causa de muerte (en muerte violenta o accidente documentar lugar y circunstancias).

Sirve para estadísticas de salud, tiene función legal (acredita fallecimiento ante la ley) y función administrativa (sepultación, incineración).

18.- Leyes de la Reforma de Salud (NO ES TEMA, PERO ES IMPORTANTE).

Las cinco leyes de la Reforma son:

  • 1. Autoridad Sanitaria y Gestión.

  • 2. Régimen de Garantías en Salud.

  • 3. Derechos y Deberes de las Personas.

  • 4. Isapres.

  • 5. Financiamiento.

El AUGE es el Acceso Universal con Garantías Explícitas. Significa acceso universal a la salud; igual para todos, sin discriminación de sexo, edad, lugar de residencia o sistema de salud de las personas, sean indigentes o cotizantes, de Fonasa o Isapre. Significa garantías explícitas de tiempos de atención y de pago, ya sea de gratuidad o de co-pagos con tope según el nivel de ingresos. Significa también garantías de calidad, toda vez que Fonasa y las Isapres van a ofrecer prestadores de iguales estándares de calidad.

Estas garantías aseguradas como derechos de las personas son, en definitiva, un traspaso de poder a la ciudadanía y constituyen el núcleo democratizador de la reforma. Las 56 condiciones de salud garantizadas son:

Parto con analgesia Nacimientos prematuros Enfermedades perinatales Anomalías congénitas (cardiopatías, labio leporino y defectos del tubo neural) Cáncer infantil Cáncer cervicouterino Cáncer de mama Cáncer de próstata Cáncer de testículo Cáncer de estómago Leucemia Linfoma Cuidados paliativos para cánceres Isquemia infarto agudo del miocardio Trastornos de conducción cardiaca Accidente vascular encefálico Neurocirugía tumores y quistes del sistema nervioso central Neurocirugía para aneurismas Neurocirugía para núcleo pulposo Depresión (prioridad en mujeres y jóvenes) Transtornos psiquiátricos severos Dependencia de alcohol y drogas Insuficiencia renal crónica

Hipertensión arterial Diabetes Artrosis Artritis reumatoidea Enfermedades respiratorias del adulto Cataratas Desprendimiento de retina Retinopatía diabética Cirugía de prótesis y órtesis en adulto mayor Hipoacusia Rehabilitación protésica Estrabismo en menores de 9 años Hiperplasia prostática benigna Neumonías en adultos mayores VIH/SIDA Trauma ocular Fibrosis quística Hemofilia Escoliosis Atención prehospitalaria de urgencia I.R.A. niños y adultos Salud bucal integral Urgencia odontológica Actividades preventivas en niños, adolescentes, mujeres y adultos mayores

17

La Ley Autoridad Sanitaria y Gestión introduce profundos cambios en la organización del sistema público de salud, al separar las funciones de definir y supervisar el cumplimiento de las políticas públicas en salud; regulación; financiamiento, y prestación de servicios de salud. Fortalece la autoridad sanitaria del país y la labor asistencial, con la creación de dos Subsecretarias de Salud: una de Salud Pública y otra de Redes Asistenciales. Además, crea unos sistemas de acreditación para todos los prestadores de salud, tanto públicos como privados. La Superintendencia de Salud será la entidad única encargada de la fiscalización. Esta Ley mejorará ostensiblemente la gestión de la atención primaria y de los hospitales públicos, ya que existirá un coordinador de la red que tendrá por misión fundamental el fortalecer la red de atención primaria y coordinar a los distintos actores de la red.

El proyecto de Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes explicita y regula los derechos que tienen las personas durante su atención de salud, así como los mecanismos para hacer que se cumplan. Asimismo, garantiza la atención sin discriminaciones y con un trato digno.

La Ley de Isapres fijará un marco regulatorio que busca contar con Isapres más estables y confiables y contar con una Superintendencia con efectivas facultades de supervisión y control. Las empresas que conforman el Sistema serán más transparentes y confiables en su actuación y desempeño. Para ello, se requiere generar las condiciones para que las Isapres actúen con eficiencia y transparencia, y para que su base y su solidez financiera sean comprobadas.

La Ley de Financiamiento: obvio.

18