Вы находитесь на странице: 1из 61
Vil. EL RETARDO MENTAL EN MEXICO EN EL PERIODO DE 1920 A 1930 Oliva Lépez Sanchez LA ENSENANZA EN SUS DISTINTOS TIPOS TIENE UN PAPEL DE PRIMERA IMPORTANCIA en la reproduccién social y cultural de toda sociedad en todo lugar y €poca. De 1a comprensién de lo anterior resulta el interés de los grupos hegeménicos de las sociedades modernas por determinar la conservacién © el cambio en Ia educacién en sus distintas formas. La educacién tiene una funcidn central en la determinacién de un estilo de vida, las creencias de una época, en la forma de sociabilidad, en la aceptacién 0 techazo de determinadas realidades, etc. Tiene también, por lo tanto, una estrecha relacién con la politica y el poder. Sobre el Estado cae, €n una sociedad como la que se abre en México después de la Revo- lucién, la orientacién y direccién de la ensefianza.” Con la Revolucién de 1910 el pais inicié el transito hacia formas diferentes en el plano de la ideologfa social. Hacia 1920 se comenzaron a recoger los primeros resultados de los Procesos sociales y politicos determinantes de las instituciones y de la organizacién-nacional que se establecieron en esa época. Uno de estos cambios estaba asentado en el articulo 30 de la Constitucion: “la educacién tiene como jalidad prin- cipal formar hombres libres y fuertes, aptos para el trabajo de utilidad social y educados para la vida social ...”! El pais buscaba su camino y tanto los intelectuales como los politicos elaboraban propuestas en todo el pais en materia dé educacién: Es aqui donde la psicologfa comienza-a adquirir significado. Aun cuando no existia como ciencia, Area independiente 0 profesién, tan s6lo en el mbito educativo se abrié para ella un vasto campo en espera de atencién. Nos referimos a una situacién que la propuesta educativa no habia contemplado, y que atentaba contra el proyecto de desarrollo nacional planeado: el retardo mental que se presentaba en la tercera parte de la poblacién escolar infantil. Para entender las propuestas que surgian en el plano psicoldgico, asi como la explicacién del fendmeno, su evaluacién, diagnéstico, * Martinez Assad: Carlos, Los lunes rojos: a educacién racionalista en’ México, Caballito, México, 1986, p. 16 (Biblioteca Pedagégica). 4 286° Historia DE LA PSICOLOGIA EN MEXICO tratamiento y prevenci6n, es necesario hacer una exposicién en materia de educacién especial en el periodo que va de 1920 a 1930. Con ello se puede tener un conocimiento mas amplio de las formas de construccién del fenémeno y de la psicologfa misma. Cuando terminé la guerra entre los diversos caudillos se produjeron grandes cambios en la organizacién social y se comenzo a forjar una nueva sociedad inspirada en el modelo de paises como Francia, Ale- mania, Inglaterra y los Estados Unidos. Era necesario crear una nacién — con un perfil que aspirara al nivel de desarrollo de los paises industria~ les, productivos e independientes en lo econémico y lo politico, y para eso se necesitaba formar individuos acordes con esa propuesta. £ En 1910 la vida cultural parecfa osificada en un esqueleto inmévi El positivismo olvidaba que-habja sido en otra época la ideologia de * evolucién y del cambio: se hab{a vuelto una convencién mas, repeti sin mucho entusiasmo, destinada a justificar la lentitud de la mar Su repudio de toda metaffsica, su cientificismo puramente teérico, antipatia por las humanidades y la cultura clasica y la hinchada segurid: de su dogmatismo ahogaban las conciencias € impedian el brote de nueva cultura. En cambio, en el periodo posrevolucionario hubo interés por crear una cultura popular, aut6ctona-y libre de toda influ europea, del pensamiento y las maneras afrancesadas, haciénd inminente un cambio: .. La cultura no corresponde a la vida real del pafs, ni la refleja. Asf las estructuras politicas han dejado de responder a la situacién econémica : social (falta de flexibilidad para acoplarse a ella) amenazan derrumbe, as también las doctrinas educativas y la produccién cultural forman una que no se amolda a las necesidades espirituales de la sociedad ....* Una cultura que no corresponde a la vida social de un pais es cultura inauténtica. Desligada de la vida que la produjo la cultura tende imponer sus propias exigencias. El producto del hombre s ” independiza de él, se convierte en un sistema de ideas que pret dominar a su productor: la cultura inauténtica enajena; deja de expre al hombre para sojuzgarlo. El estado de enajenacién de una cultura revela en todos los signos, una muestra es el caso omiso ante los val de la cultura popular y la.reducci6n de la educacion a una minoria 3 Villoro, Luis, “La culturs: méxicana de 1910 a 1960", en Historia mexicana, vol. X, 2, oct.-dic, Colegio de México, revista trimestral, México, 1960, pp. 196-220. EL RETARDO MENTAL EN México ~ 287 Contacto con el pueblo; la dedicacién a imitar las culturas europeas; el Paulatino olvido de la tradicion Popular, la falacia de una religiosidad © externa y farisaica; el empaque de una moral convencional. Todo ex- Presa el divorcio entre la vida espiritual y una cultura ajena.* Sélo hubo un grupo de personas que cobraron conciencia y se Teunieron con el fin de impulsar lo que Iamaron “la liberacin espi- Titual”; fue la generacién del Centenario, el “Ateneo de la Juventud” 4 Era un grupo antipositivista interesado en la metafisica. A partir de su: trabajo se redescubrié la filosoffa misma (clasica y moderna), desterrada de las escuelas. Antonio Caso y José Vasconcelos empezaron 4 oponer las filosofias de la intuicién, de la emocién y de la vida frente al in- movilismo, ofreciendo la doctrina de la espontaneidad creadora; renacia de este modo el humanismo dando auge a las artes ya todo aquello que resaltara lo humano.$ La Revolucién no fue obra de filsofos ni de humanistas ni estaba Precedida por la lenta Preparaci6n de las mentes de una minoria ilus- trada. Fue un salto brusco en el que el pueblo se daba cuenta de su realidad y de su fuerza. La transformacién intelectual no anticipé la Social. Tampoco la siguié. Las primeras inquietudes intelectuales son simultaneas a los brotes de la rebeldia Popular. Son dos procesos Paralelos y simétricos de liberacién. El movimiento cultural reflejaba el social en el plano del espiritu; el movimiento social volvia concreto el cultural.* La rebelién Popular, ‘sdbita y poderosa, quebraba de un golpe el armaz6n que ocultaba la Presencia del pueblo, era como un desborde, un explayamiento de Ja vida comunitatia y popular del México nuevo. En todos los ambitos se Tesaltaba el indigenismo, Pues era en éste donde se distinguia el Tasgo més originario de la cultura nacional. Lo indigena y lo €spafiol constituyeron una nueva Taza, un simbolo de la originalidad cultural y una forma de liberacién de las culturas postizas. La busqueda de los origenes se acompaiis tanto en el indigenismo como en el hispanoamericanismo por el mismo proyecto: recuperar la tradicion perdida, reivindicar nuestras circunstancias cobrando con- Ciencia de nuestro destino. No es extrafio que de varias voces a la vez Surgiera el mismo mito: el de la unidad final de las razas y culturas en "-* Ibidem, a “Bl Ateneo de la Juventud estuvo integrado por diversos intelectuales mestizos y criollos que tuscapan una identidad nacional. Entre clos estaba su fundador, José Vasoonccine { Wasconcelos, J.. Breve historia de México, CECSA, México, 1973, “Ortega y Gasset, Jorge, La rebelion de las masas, Cia, Editora, México, 1985.