Вы находитесь на странице: 1из 1

UNA INDISCRETA MIRADA:

A PROPSITO DE ICONOPEDAGOGA DE LA INFANCIA

Gerardo Meneses D

Antoine corre por lo monstruoso y el estupor de los 400 golpes. Bruno aprisiona lo
insultante de la desesperacin y el hambre ante los ladrones de bicicletas. Amelie
desafa al intransigente seor que la maltrata desconectndole la antena al
televisor impidiendole que disfrute del futbol. Arbolito suea a que la naturaleza
regala los placeres que nadie arrebatar. Simjha se fascina por la belleza de los
patos que le devuelven la confianza en s mismo gracias al amor de Chaja.
Gregory testimonia el descuido de las madres por los hijos al volar por los aires
persiguiendo a un minino. Tot espa esa extraa pasin por los besos de cine.
Moncho aprende cmo es la lengua de las mariposas y no olvidar jams haber
apedreado a su maestro. Pierre enamora al silencio al proyectar su ser en el canto
que descubri por Mathui, quien amorosamente cuid del inefable Pepinot. Pinky
no tuvo mejor suerte, su padre muri en la guerra y sufre lo indecible porque nadie
juega el papel del pap ausente. Simitrio no existe sino como sntoma de una
enseanza que ha envejecido y es ciega. Ludovico pinta de rosa la existencia.
Frank tiene las marcas que le han dejado las cenizas de Angela. Liam intenta
hacer algo ante la drogadiccin de su progenitora. Los nios congelan el tiempo
en una atmsfera llena de las plumas de un almohadn, logran volar y se revelan
por haber obtenido un cero en conducta.

La infancia es pandora en el corpus sensible y sorprendente del cine. Otra


pedagoga, otra mirada, otra escuela; una otra subjetivacin