Вы находитесь на странице: 1из 2
Jurisprudencia Extinción del contrato de trabajo. Indemnización por antigüedad o despido. Cálculo y base de

Jurisprudencia

Extinción del contrato de trabajo. Indemnización por antigüedad o despido. Cálculo y base de la determinación. Rubros incluidos. Cómputo del SAC. Procedencia: A los fines del cálculo de la

indemnización del artículo 245 de la ley de contrato de trabajo, la mejor remuneración mensual, normal y habitual debe incluir el total de los ingresos de carácter remuneratorio cualquiera sea su modalidad, a cuyo fin deben computarse, además del básico, las remuneraciones variables o las que se originan como incentivos otorgados libremente por el empleador, siempre que se perciban en forma normal y habitual, como así también el sueldo anual complementario, en razón de tratarse de un salario diferido -conf. causas L. 84.535, "Porcelli", Sent. del 12/12/2007; L. 87.961, "García", Sent. del 13/6/2007; L. 69.459, "Canosa", Sent. del 19/2/2002; L. 68.416, "Martín", Sent. del 3/10/2001- (Dr. Soria, sin disidencia).

ROA, PEDRO R. c/JACARANDÁ AFJP SA s/DESPIDO - SCJ BS. AS. - 30/5/2012

Vacaciones no otorgadas oportunamente. Pérdida del derecho. Indemnización por vacaciones no

gozadas. Improcedencia: No procede la indemnización por vacaciones no gozadas del año 2004. Se ha dicho en reiteradas oportunidades que el descanso anual tiene un fin higiénico y de esparcimiento, no compensable en dinero. El artículo 154 de la ley de contrato de trabajo prevé plazos específicos para disponer el goce de licencia por vacaciones, por lo que si no se otorgan, tiene el derecho de tomárselas por sí. En el caso, el trabajador perdió tal derecho ya que no hizo uso de la facultad que le acuerda el artículo 157 de la ley de contrato de trabajo.

GONZÁLEZ, FERNANDO DIEGO c/GREY ARGENTINA SA s/DESPIDO - CNTRAB. - SALA VIII - 3/9/2010

Vacaciones no gozadas. Incidencia del sueldo anual complementario: Las vacaciones no gozadas

tienen carácter indemnizatorio, pero a tenor del artículo 156 de la ley de contrato de trabajo, no hay dudas respecto a que la base resarcitoria incluye la equivalencia del sueldo anual complementario, pues la ley se refiere al "salario correspondiente" al período de descanso proporcional a la fracción del año trabajada. As' pues, siendo el sueldo anual complementario un salario diferido que integra la remuneración del trabajador, procede considerarlo para la determinación de las vacaciones no gozadas. Lo contrario significaría premiar al empleador eximiéndolo de su pago cuando el contrato se extingue por cualquier causa (artículo ya citado). (Del voto de la Dra. Guthman, en mayoría.)

FERNÁNDEZ, TERESA EDITH c/SANATORIO GÜEMES SA - CNTRAB. - SALA IV - 4/11/1996

Extinción del contrato de trabajo. Indemnización por antigüedad o despido. Cálculo y base de la determinación. Rubros incluidos. Cómputo del SAC. Procedencia: A los fines del cálculo de la

indemnización del artículo 245 de la ley de contrato de trabajo, la mejor remuneración mensual, normal y habitual debe incluir el total de los ingresos de carácter remuneratorio cualquiera sea

su modalidad, a cuyo fin deben computarse, además del básico, las remuneraciones variables o las que se originan como incentivos otorgados libremente por el empleador, siempre que se perciban en forma normal y habitual, como así también el sueldo anual complementario, en razón de tratarse de un salario diferido -conf. causas L. 84.535, "Porcelli", Sent. del 12/12/2007; L. 87.961, "García", Sent. del 13/6/2007; L. 69.459, "Canosa", Sent. del 19/2/2002; L. 68.416, "Martín", Sent. del 3/10/2001- (Dr. Soria, sin disidencia).

ROA, PEDRO R. c/JACARANDÁ AFJP SA s/DESPIDO - SCJ BS. AS. - 30/5/2012

Contrato de trabajo. Período de prueba. Extinción. Embarazo preexistente o sobreviniente:

Durante el período de prueba cualquiera de las partes está legitimada para denunciar la relación de trabajo sin responsabilidad indemnizatoria. El embarazo -preexistente o sobreviniente- de la trabajadora no posee virtualidad para alcanzar el status jurídico que resulta del período de prueba. No existe norma que prevea tal efecto ni la excepción puede ser inferida de reglas o principios relacionados con la proscripción de conductas discriminatorias que se encuentran excluidas en tal hipótesis porque, a los fines legales, la trabajadora integra la clase de trabajadores sujetos a período de prueba que constituye un universo cerrado, que no admite circunstancias particulares -edad, sexo, nacionalidad, religión, opiniones políticas, actuación gremial, estado de salud, etc.- excluyentes de la regla general aplicada a todos ellos.

JIMÉNEZ, JULIETA MARÍA c/MARCELO H. PENA SA s/DESPIDO - CNTRAB. - SALA

VIII - 29/6/2007

Interrupción intempestiva del preaviso otorgado. Cómputo del plazo faltante para determinar la

antigüedad: La demandada el 29 de abril de 1976 preavisó al actor su despido a partir del 30 de junio de ese año alegando la causal de ''falta de trabajo y fuerza mayor''. Posteriormente, le hace saber, ''damos por terminado el preaviso en la fecha, haberes e indemnizaciones a su disposición''.

La sentenciante entendió que para computar ''el tiempo de servicio del actor -a los efectos de la indemnización por antigüedad- no resultaba aplicable lo establecido en el artículo 19 de la ley 21297 (t.o., D. 390/76)'' ya que a su criterio ''concedido'' el preaviso quiere decir ''gozado'', y no se computa el lapso que se tuvo en cuenta para pagarlo por no haberse efectivamente usufructuado. De allí concluyó que el tiempo de servicio debe computarse hasta el 17 de mayo. Recurre el actor contra esta decisión y a mi entender le asiste razón.

En cuanto al preaviso, la ley 21297 (t.o., D. 390/76) emplea tres términos equivalentes: en el artículo 19 utiliza ''concedido''; en el 231 expresa que ''deberá darse'' y en el 232 emplea la

expresión ''otorgue''; y cuando se concede, da u otorgue el preaviso rige el artículo 236 que establece que cuando hubiere sido ''otorgado'' por el empleador acuerda al trabajador la facultad de considerar extinguido el contrato de trabajo antes del vencimiento del plazo y al empleador de ''relevar al trabajador de la obligación de prestar servicios durante el plazo de preaviso abonándole el importe de los salarios correspondientes''. De ello se infiere que, una vez otorgado, nada autoriza al empleador a retractarse de su manifestación de voluntad que, como

acto

jurídico que es, constituyó un derecho a favor del trabajador a beneficiarse del preaviso en

toda

la extensión que le confiere la ley. Es un resguardo que le confiere éste contra un posible

despido intempestivo e incausado. Consecuentemente, a mi entender, para computar el tiempo de servicio del actor no debe computarse sólo el lapso que calificó la sentenciante como ''gozado'' sino el establecido en la ley y concedido por la patronal, de dos meses.

CUENCA, S. c/MORELOS MUEBLES S.A. - C.N. TRAB. - SALA IV - 20/9/1977