Вы находитесь на странице: 1из 4

Universidad Técnica Particular de Loja Desarrollado por:

Fecha de entrega:

Urbanismo I Franco Bolívar Jiménez Peña 2017-04-17
Urbanismo I
Franco Bolívar Jiménez Peña
2017-04-17

La forma islámica de España de los siglos VIII al XIII

Ciudades islámicas

Tras la caída del Imperio Romano en el siglo V, la conquista de Europa Occidental por las tribus bárbaras-visigodas, vándalos, suevos y otros se extendió hasta la Península Ibérica. Los visigodos acabaron dominando España, haciéndose con el poder en la mayoría de las ciudades romanas. Los principales asentamientos romanos sobrevivieron, aunque sus planes en retícula se vieron modificados en mayor o en menor medida por procesos orgánicos.

Los cambios ocurridos después del período de ocupación romano, en la morfología de los asentamientos urbanos de la España islámica, diferenciarán las ciudades de esta región meridional y central, de las del Norte de este país y del resto de Europa occidental.

Forma urbana islámica: determinantes sociales

El código religioso islámico, incorporado en el Corán, ponía gran énfasis en la vida privada y domestica de individuos y familiares. La importancia concedida al hogar familiar en las ciudades islámicas tuvo varios efectos determinantes en sus formas físicas:

En primer lugar las casas no se agrupaban en base a un “plan” o aun mecanismo de control impuesto por una autoridad o rango superior, sino más bien, las ciudades crecieron de abajo hacia arriba, desde la casa individual de la familia, de la unidad étnica o de la secta.

En segundo lugar, las ciudades islámicas eran mucho menos complejos que sus equivalentes romanas y helenísticas; su reducida actividad social no planteo la necesidad de edificios públicos como teatros, auditorios, estadios, etc., ni tampoco la necesidad de lugares públicos de reunión de la naturaleza grandiosa de los complejos del foro o del ágora.

En tercer lugar, el sistema de calles que se desarrolló para servir tales ciudades, relativamente homogéneas, constituye una aportación propia del carácter de su paisaje.

En consecuencia las ciudades islámicas carecían de organización formal y política. La unidad de una ciudad musulmana es funcional y no cívica.

Forma urbana islámica: Características

En las ciudades islámicas el núcleo estaba constituido por la “medina amurallada” que contenía la Principal Mezquita del Viernes, el mercado central y el complejo comercial estrechamente circundado por los barrios residenciales. El crecimiento de estas ciudades no respondía a un plan pero no era descontrolado, respondían a un crecimiento que desde un núcleo se iban añadiendo sin un límite de extensión territorial predeterminado.

Alcázar Mezquita Mayor Zoca Acceso a la Medina Muralla Mezquita
Alcázar
Mezquita Mayor
Zoca
Acceso a
la Medina
Muralla
Mezquita

La mezquita comprende, tradicionalmente, un edificio cuyo espacio interior muestra numerosas columnas que abren hacia corredores porticados y un patio abierto al frente. Los cuales constituyen los únicos espacios abiertos de la ciudad junto con las calles principales, las zonas del mercado y las plazuelas formadas por las callejuelas residenciales con carácter semipúblico.

La importancia concedida al hogar familiar en las ciudades islámicas tuvo varios efectos determinantes en su forma física. Las paredes de las fachadas eran lisas, sin ventanas, solo encontramos la puerta de entrada a la vivienda. Las ventanas abrían hacia un patio interior el cual permitía el paso de la brisa que se refrescaba al pasar por las áreas protegidas del sol.

Para acceder a las viviendas se tomarían sinuosos callejones estrechos sin salida que solo conducen a las casas contiguas que allí se encuentran. Esto produce un efecto visual de laberinto de la forma urbana residencial islámica. Existían unas pocas calles principales y transversales que conducían a los centros públicos. Las mezquitas para el culto público era el lugar que reunía a los fieles para orar.

La mezquita comprende, tradicionalmente, un edificio cuyo espacio interior muestra numerosas columnas que abren hacia corredores porticados y un patio abierto al frente. Los cuales constituyen los únicos espacios abiertos de la ciudad junto con las calles principales.

Los cuales constituyen los únicos espacios abiertos de la ciudad junto con las calles principales. Córdoba

Córdoba

Granada
Granada

Forma urbana islámica: Toledo

Forma urbana islámica : Toledo Toledo es la capital de la Comunidad de Castilla-La Mancha y

Toledo es la capital de la Comunidad de Castilla-La Mancha y una de las ciudades monumentales más importantes de España. Su situación estratégica entre el norte y sur peninsular le confirió siempre una especial importancia a nivel militar, comercial o de comunicaciones. Su casco antiguo se sitúa en una zona elevada rodeada por el Tajo en buena parte de su trazado, en lo que es un emplazamiento netamente defensivo.

Aunque quedan vestigios de la Toletum romana, que después fue capital del reino visigodo, la Toledo antigua es una ciudad de trazado medieval e islámico que fue conquistada por los musulmanes y después reconquistada por los cristianos. Conocida como la "Ciudad de las Tres Culturas", en ellas coexistieron importantes poblaciones de mozárabes cristianos, musulmanes y judíos, alcanzando su esplendor durante el reinado de Carlos V, al ser sede de su corte.

durante el reinado de Carlos V, al ser sede de su corte. Plano del casco histórico
durante el reinado de Carlos V, al ser sede de su corte. Plano del casco histórico
durante el reinado de Carlos V, al ser sede de su corte. Plano del casco histórico

Plano del casco histórico de Toledo.

Toledo mantiene el trazado medieval de las calles, denso e irregular.

Toledo se sitúa en un enclave defensivo privilegiado: una zona elevada, rodeada casi enteramente por un meandro del río Tajo.

rodeada casi enteramente por un meandro del río Tajo. Toledo; la ciudad antigua en su magnífico

Toledo; la ciudad antigua en su magnífico emplazamiento en un recodo del Tajo que configura una barrera defensiva natural y que hacía necesaria tan solo la corta muralla a través del istmo que unía el macizo rocoso con la tierra firme para convertirla en una de las ciudades más inexpugnables de Europa.

El trazado de las calles y callejuelas de la ciudad islámica de los siglos VIII al XI ha perdurado en el tejido urbano moderno; se trataba de un trazado poco común por cuanto que abarcaba ante todo la medina, con tan solo los relativamente insignificantes suburbios de Antequeruela y Santiago en el lado septentrional. Durante la ocupación musulmana Toledo se convirtió en una ciudad de gran prosperidad, destacado por sus industrias textiles y por la manufactura de armas blancas de acero toledano de renombrada calidad.

1.

Bibliografía (De acuerdo a las normas APA).

Morris, A. E. J. (1979). Historia de la forma urbana: desde sus orígenes hasta la Revolución Industria.Gustavo Gili,S.A, Barcelona

Puebla, J. M. A. (2010). La ciudad metropolitana en España: procesos urbanos en los inicios del siglo XXI. J. M. F. Toribio (Ed.). Editorial Aranzadi.

Youssef Hoteit, A. (2009). Cultura, espacio y organización urbana en la ciudad islámica.