Вы находитесь на странице: 1из 7
FACULTAD DE MEDICINA ESCUELA DE SALUD PÚBLICA DEPARTAMENTO DE TECNOLOGÍA EN SALUD CÁTEDRA DE MOVIMIENTO CORPORAL

FACULTAD DE MEDICINA ESCUELA DE SALUD PÚBLICA DEPARTAMENTO DE TECNOLOGÍA EN SALUD CÁTEDRA DE MOVIMIENTO CORPORAL Y OCUPACIÓN HUMANA ASIGNATURA: ELEMENTOS DE APRENDIZAJE

FACULTAD DE MEDICINA ESCUELA DE SALUD PÚBLICA DEPARTAMENTO DE TECNOLOGÍA EN SALUD CÁTEDRA DE MOVIMIENTO CORPORAL

MATERIAL DE APOYO Y ACTIVIDADES UNIDAD II: PLANIFICACIÓN EDUCATIVA TEMA 1

Introducción

La educación se puede considerar como una actividad intencional cuyo desarrollo exige el acto educativo con propuestas susceptibles de ser llevadas a

cabo. Las prácticas de la enseñanza cumplen un proceso que abarca tres fases principales : la
cabo. Las prácticas de la enseñanza cumplen un proceso que abarca tres fases
principales : la planificación , la ejecución y la evaluación de la enseñanza . En cada
una de estas tres fases deben considerarse los objetivos, el espacio y tiempo del
proceso , el sujeto que aprende, los contenidos, los recursos, las estrategias
didácticas y las estrategias de evaluación del aprendizaje.
La
planificación
del
proceso
de
instrucción reúne un conjunto de
componentes que le permiten al facilitador y al p articipante , crear las mejores
c
ondiciones para el logro de los aprendizajes esperados , con el fin de s atisfacer
las necesidades de instrucción. Este proceso de planificación se operacionaliza a
través del diseño y ejecución de programas instruccionales; estos últimos

constituyen la expresión operativa del proceso; por lo que deben adecuarse a las

necesidades tanto de los participantes como de la institución.

Iniciaremos el estudio de la unidad con aspectos generales sobre la planificación y los componentes de la planificación como lo son los objetivos, contenidos, estrategias de aprendizaje, estrategias de enseñanza, recursos y finalmente la evaluación, con el objeto que al final usted estimado participante pueda construir un programa de educación en salud en su disciplina (Fisioterapia y Terapia Ocupacional).

TEMA 1: Planificación educativa.

Para el estudio de la planificación educativa, se te presenta a continuación comenzaremos con la lectura de la guía resumen N° 1 titulada Planificación

Educativa para propiciar la comprensión y una visión general de aspectos relevantes de la planificación para el desarrollo de un programa educativo relacionado con la salud y el bienestar de las personas. Al final elabore un resumen de máximo 2 párrafos empleando la estrategia de parafraseo y con su apreciación personal sobre el texto, una vez realizado el texto resumen

reflexione y describa en un párrafo que debe hacer usted primero para poder llevar a cabo una planificación educativa en salud, es decir ¿Qué hago antes de planificar?

GUÍA RESUMEN N° 1

PLANIFICACIÓN EDUCATIVA

La Planificación Educativa es un proceso mediante el cual se determinan las metas y

 

lograrlas de la manera más eficiente y eficaz posible.

En

se establecen los requisitos para

ese proceso se trata de racionalizar la acción en una pauta temporal, en función del logro de

fines bien definidos que se consideran valiosos. La

planificación debe ser estructural

porque es un todo organizado en el que cada una de sus partes cumple una función

específica e interactúa y se complementa con las otras y además debe

ser dinámica
ser dinámica

, porque

debe tener suficiente flexibilidad para admitir las modificaciones que fueren necesarias, asimismo debe implicar lo siguiente:
debe tener suficiente flexibilidad para admitir las modificaciones que fueren necesarias,
asimismo debe implicar lo siguiente:
Identificación y documentación de las necesidades.
Determinación de las prioridades pedagógicas.
Especificación detallada de las metas que deben lograrse para satisfacer cada
necesidad.
Establecimiento de los requisitos para el logro de la satisfacción buscada.
 Secuencia de resultados deseables, y determinación de estrategias alternativas.
El proceso de Planificación Educativa se inicia con el reconocimiento de la
situación en la que se encuentra el grupo que va a participar de los procesos de enseñanza y

aprendizaje y la definición de la situación deseable. A continuación, deben diseñarse las estrategias adecuadas para transitar la distancia que media entre ambas situaciones. En función de esa selección indispensable para la elaboración de proyectos, es procedente

evaluar las necesidades, considerar la distancia entre la situación actual y la deseada:

¿Dónde estamos actualmente? ¿Dónde queremos o dónde deberíamos estar?

La planificación puede ser:

Planificación tradicional o normativa: se rige por un conjunto de normas parámetros previamente establecidos por el estado.

o

Planificación situacional: el planificador está dentro de la realidad y coexiste con otros autores que también planifican. No tiene un diagnóstico único, ni una verdad objetiva, sino una planificación situacional, donde se articula lo político con lo económico, el plan es un proyecto político.

Planificación estratégica: es aquella donde el planificador se encuentra inmerso en la realidad, planeando objetivos en función de la misión de la institución o empresa, haciendo énfasis en la calidad total con el objeto de ser competetitivo.

De acuerdo con Gutiérrez y Senlle (2005) se distinguen diferentes niveles de planificación educativa: Planificación institucional que abarca los planes de estudio, proyecto de centro educativo, entre otros; la planificación de cada departamento o área y la planificación propia de cada docente que realiza a través de un diseño instruccional sobre su asignatura. Todos estos niveles de planificación implican un proceso común; constituyen en su respectivo nivel a un proyecto que responda inevitablemente a las siguientes interrogantes: ¿Qué enseñar?, ¿A quién enseñar? ¿Cuándo enseñar? ¿Cómo enseñar? ¿Cómo evaluar?

¿Qué enseñar?
¿Qué enseñar?

La política educativa, formulada desde el más alto nivel de la Administración Pública, establece de manera general qué es lo que hay que enseñar. En el proyecto curricular de la institución educativa, lo que hay que hacer es contextualizar y adecuar esas propuestas generales a la realidad en la que está inserto el centro educativo. Se trata de explicitar qué se quiere transmitir/enseñar a los educandos de un colegio, instituto o escuela, en su situación temporo-espacial específica.

Una vez establecido que lo sustancial de la tarea que hay que hacer para responder a esta cuestión, es una labor de contextualización y de adecuación, conviene explicitar ¿qué se entiende por contenidos educativos? Como primera aproximación, es la oferta que la institución escolar hace y que los estudiantes deben aprender. Alude al conjunto de capacidades que el educando debe adquirir. Dentro del marco del modelo curricular, cuando se habla de capacidades, éstas no se restringen a temas de una asignatura o al conocimiento de determinadas disciplinas dentro de un plan de estudios. Muchos investigadores como Gagné, Coll y Zabala han escrito en relación a este tema, distinguen cinco tipos de capacidades: cognitivas, psicomotrices, de autonomía y equilibro personal, de relación interpersonal, de inserción social

En la educación tradicional, los contenidos se agrupaban en asignaturas, conforme a la idea vigente de darle preeminencia a las ciencias y disciplinas que había que aprender. En esta nueva propuesta se trata de agrupar los contenidos en áreas de aprendizaje, dentro de las cuales se articulan y estructuran todos los contenidos de aprendizaje, procurando proporcionar los cinco tipos de capacidades antes mencionadas. Los contenidos que han permitido alcanzar estas capacidades se han de agrupar, en tres grandes bloques: conceptual (hechos, conceptos, sistemas conceptuales); procedimental (métodos, técnicas, procedimientos, estrategias) y actitudinal (valores, normas, actitudes)

¿Cuándo hay que enseñar?

La respuesta a esta cuestión, radica en ¿cómo organizarlas y ordenar los objetivos, contenidos y actividades educativas temporalmente, con el fin de establecer secuencias de aprendizajes óptimas. En esta secuenciación de objetivos y contenidos, se realiza una doble tarea: contextualizar los objetivos de cada área en cada ciclo, de acuerdo con las peculiaridades de los educandos, así como secuenciar y distribuir los contenidos por cada ciclo, estableciendo las pautas y momentos adecuados de progresión del proceso de enseñanza/aprendizaje.

Se trata de ordenar las actividades educativas de manera cronológica, precisando cuándo y dentro de qué límites de tiempo se han de realizar. Esta secuenciación de contenidos se realiza de acuerdo a determinados criterios, al mismo tiempo que se pronostica la organización de los mismos. Estos criterios son:

  • 1. Pertinencia en relación al desarrollo evolutivo de los estudiantes: la idea básica en este criterio es la de adecuar lo que los alumnos saben y son capaces de hacer, con los nuevos contenidos.

  • 2. Coherencia con la lógica de las disciplinas, los contenidos deben estar relacionados con todas las disciplinas que a su vez deben poseer una lógica interna y modelos de desarrollos propios.

  • 3. Adecuación de los nuevos contenidos a los conocimientos previos de los estudiantes: hay que saber lo que saben los estudiantes y encontrar puntos de conexión con los nuevos conocimientos que se van a ofrecer.

  • 4. Priorización de un tipo de contenido a la hora de organizar las secuencias: esta tarea se puede facilitar adoptando un contenido organizador, respecto del cual se estructuran los contenidos de apoyo.

  • 5. Delimitación de unas ideas ejes, que sintetizan los aspectos fundamentales que se han de enseñar.

  • 6. Continuidad y progresión mediante una estrategia de aproximaciones sucesivas y que en pedagogía llaman, como lo hace Bruner, currículum en espiral; permite dos logros: facilita la construcción progresiva de los conocimientos y permite una atención adecuada a la diversidad del grupo clase".

  • 7. Equilibrio, en cuanto que se debe evitar poner el acento en unos contenidos con detrimento de otros.

  • 8. Interrelación de los diferentes contenidos, de modo de favorecer que los alumnos comprendan su sentido y favorecer, así, el aprendizaje significativo, dando entrada a posibles planteamientos globalizadores o interdisciplinares.

¿Cómo hay que enseñar?

Cuando se habla de contenidos educativos, se da respuesta a qué enseñar, es decir, se hace referencia al conjunto de aprendizajes que necesita el estudiante para lograr el conocimiento de una disciplina, pero cuando se plantea cómo enseñar, lo que interesa es indicar los procesos que los hacen posibles, Y esta tarea se puede plantear en términos de metodología didáctica, estrategias pedagógicas o de métodos de enseñanza-aprendizaje. Con respecto a los métodos de enseñanza – aprendizaje se debe considerar que:

1.

Todo método didáctico tiene que estar articulado coherentemente con los objetivos educativos y con las actividades que se realizan para el logro de los mismos.

  • 2. El método didáctico también transmite y enseña contenidos, ya sea actitudinales o valorativos; la forma como se enseña no se reduce a procedimientos: expresa valores, actitudes, modos de establecer las relaciones interpersonales.

La planificación de la práctica educativa se debe estructurar sobre cuatro ejes:

libertad, participación, disciplina y esfuerzo. A través de la libertad y la participación, se crean las condiciones para que se liberen las potencialidades de los educandos, sea para la creatividad, sea para que desarrollen una personalidad productiva y capaz de auto- expresarse. Una dosis equilibrada de libertad y disciplina es una forma de entrenamiento a la responsabilidad, y el esfuerzo, inherente a todo aprendizaje, no es sólo un antídoto para superar la apatía, el desánimo y la desilusión, sino que constituye también una forma de educación de la voluntad como capacidad de ir a la acción y de realizar lo pensado y querido.

Las opciones metodológicas son muchas y variadas. La educación, se dice en un documento de la UNESCO, ha de poder ser impartida y adquirida por una multitud de medios. Lo importante no es saber qué camino ha seguido el individuo, sino lo que ha aprendido y adquirido. De ahí que el criterio fundamental para juzgar un método pedagógico, viene dado por la medida en que este método es eficaz para producir aprendizajes significativos que, a su vez, sean coherentes con los objetivos y finalidades propuestas. Hay pedagogos que se dejan llevar por métodos didácticos: de pronto parece que todo o casi todo hay que hacerlo por los métodos activos; otros creen que sólo se puede enseñar de manera eficaz a través del taller, y los hay también que no saben otra cosa que dictar clase. Todas las modalidades son utilizables; depende de la naturaleza de la disciplina que se enseñe o de los temas o contenidos que se estén desarrollando.

¿Cómo evaluar?
¿Cómo evaluar?

La evaluación es una tarea que todos de algún modo realizamos cotidianamente en la vida; después de intentar producir o realizar algo, con frecuencia hacemos una valoración (no sistemática, por supuesto) de lo que hemos logrado, o de lo que hemos podido alcanzar, es decir, evaluamos los resultados de nuestra acción. Algo parecido, pero realizado de manera sistemática, ocurre en la educación.

Dentro de la práctica educativa, la evaluación es un instrumento del proceso de enseñanza/aprendizaje, imprescindible para apreciar el aprovechamiento de los educandos y para poder controlar y comprender en qué medida se han conseguido los objetivos educativos previstos. Para el docente, es también un instrumento para evaluar su propia intervención educativa, ya que permite reajustar la labor realizada de acuerdo con los resultados de la evaluación.

Si

bien

la

evaluación

es

un

elemento

fundamental

del

proceso

de

enseñanza/aprendizaje, se trata sólo de un medio. Esto es por demás obvio, pero algunos

dan tal importancia a la evaluación, que provocan distorsiones o producen desmedros en las otras tareas propias de la educación.

El proceso que permite materializar la planificación de un programa instruccional es el diseño de instrucción, ya que su naturaleza sistemática permite el análisis y la organización de las necesidades de los participante; a partir de tal análisis se formulan los objetivos, se seleccionan y desarrollan los contenidos, métodos, técnicas y medios para alcanzar los objetivos, así como los procedimientos para evaluar los logros esperados tanto en los participantes, como en la actividad propia del proceso.

El diseño de instrucción implica la determinación tanto de lo que el participante ha de aprender como la forma de promover ese aprendizaje, aplicando principios y teorías de la enseñanza y del aprendizaje. Esto implica que la instrucción es un proceso mediante el cual se orienta el aprendizaje de una persona, tomando en cuenta las características del que aprende, los resultados esperados del aprendizaje, así como las características y las fases de este proceso.

El diseño instruccional es el arte y ciencia para crear un ambiente instruccional y los materiales, claros y efectivos, que ayudarán al estudiante a desarrollar la capacidad para lograr ciertas tareas (Broderick, 2001). Como disciplina es la rama del conocimiento relacionada con la investigación y la teoría sobre estrategias instruccionales y el proceso de desarrollar e implementar esas estrategias (Berger y Kam, 1996). Como proceso es el desarrollo sistemático de los elementos instruccionales, usando las teorías del aprendizaje y las teorías instruccionales para asegurar la calidad de la instrucción. Incluye el análisis de necesidades de aprendizaje, las metas y el desarrollo materiales y actividades instruccionales, evaluación del aprendizaje y seguimiento (Berger y Kam, 1996).

El diseño de instrucción podría definirse como un proceso que apoyado en un enfoque sistémico, organiza de una forma sistemática un conjunto de componentes de naturaleza instruccional, que permiten satisfacer necesidades y metas instruccionales. El paradigma dominante en el diseño de instrucción es la Teoría General de Sistemas; esta se aplica en la instrucción en cuatro actividades fundamentales:

  • 1. Analizando lo que se enseña y se aprende;

  • 2. Determinando como será enseñado;

  • 3. Llevando a cabo pruebas y revisiones durante el proceso y,

  • 4. Estimando si se logra el aprendizaje esperado.

Como consecuencia de lo anterior el diseño instruccional es una actividad planificada por medio de la cual se integran recursos, a fin de satisfacer las necesidades instruccionales. Es un proceso que incluye diferentes elementos: facilitadores, participantes, ambientes de aprendizaje, estrategias y materiales instruccionales, los cuales interactúan de una manera constante para lograr los resultados esperados.

Los componentes básicos lo constituyen los objetivos, el contenido y la evaluación. De manera general estos se definen como sigue:

Objetivos: Formulaciones de carácter didáctico que expresan en forma clara, los aprendizajes o comportamientos que se han de observar en el participante al concluir el proceso de instrucción, en un determinado evento.

Contenidos: Segmento de materia que se seleccionan y organizan en función de los objetivos. Su organización debe hacerse sobre la base de su adecuación a la naturaleza, principios y estructura del tema, por una parte, y el grado de madurez y comprensión de los participantes, por otra. La organización se realiza en términos de secuencia, en unidades, temas o módulos.

Evaluación: Proceso que permite verificar los aprendizajes que han sido logrados por el participante de acuerdo a los objetivos del evento. También facilita realizar los ajustes necesarios durante y al final del proceso, lo que permite realimentar el diseño del programa instruccional.

Los componentes específicos lo constituyen los métodos, las técnicas de aprendizaje y los medios o recursos.

Métodos: Un conjunto de acciones que utiliza el facilitador para organizar la

actividad

cognoscitiva

sistemáticamente.

del

participante.

Es

un

modo

de organizar la instrucción

Técnicas de aprendizaje: Instrumentos metodológicos específicos que utiliza el facilitador o el participante para realizar un aprendizaje efectivo y eficiente.

Recursos:

Expresiones

materializadas

de

medios,

materiales,

equipos

e

instalaciones que facilitan el logro de los objetivos instruccionales.

Referencia Bibliográfica

Gutiérrez, N. y Santos

Senlle, A. (2005).Calidad en los Servicios Educativos. España: Díaz Dos

Ander - Egg, E. (2004). La planificación educativa. Plata.

España: Magisterio del Río de La