Вы находитесь на странице: 1из 5

CONCEPTOS FUNDAMENTALES DE QUÍMICA

Con el fin de entender los procesos de análisis volumétrico de aguas y los cálculos involucrados en ellos, es necesario recordar los conceptos fundamentales de la química y posteriormente abordar los conceptos básicos de la química del agua, cuyo propósito final es introducir a los estudiantes de la asignatura Química Sanitaria del Programa de Ingeniería Civil a los procesos de coagulación floculación sedimentación filtración y desinfección involucrados en el tratamiento convencional de agua para abastecimiento. Estos conceptos son:

Materia: Es todo aquello que existe en el universo y está formado por partículas, átomos y moléculas.

Química: Ciencia de los átomos y moléculas en continua transformación. “Ciencia que estudia la estructura, propiedades y transformaciones de la materia a partir de su composición atómica”. (Diccionario de la lengua española, vigésima segunda edición)

La materia tiene tres características fundamentales: a) Ocupa un lugar en el espacio, b) Posee masa y c) tiene energía. La materia tiene propiedades físicas y químicas. Algunas propiedades físicas son:

olor, color, volumen, estado físico, densidad, punto de fusión, punto de ebullición. Existe un cambio físico cuando varía una de las propiedades anteriores, pero no cambia la naturaleza química ni la composición de las sustancias. En el caso del agua, mantiene su composición, así se encuentre en estado líquido, gaseoso o sólido. Las propiedades químicas de una sustancia hacen relación a su capacidad para participar en la producción de sustancias diferentes.

Existe un cambio químico cuando una o varias sustancias se transforman en otras. Todo cambio químico va acompañado de la descomposición de unas sustancias y la formación de otras. Tanto la naturaleza de las sustancias como su composición cambian. Si se deja una rejilla de hierro sin anticorrosivo a la intemperie, con el tiempo, éste se oxida y se destruye. Los cambios químicos o reacciones químicas entre sustancias se representan por ecuaciones, como se verá más adelante.

La materia aparece en la naturaleza en forma homogénea y heterogénea. En forma heterogénea, como mezclas heterogéneas, compuestas por dos o más fases que se separan por medios físicos, como por ejemplo agua y aceite. En forma homogénea como mezclas homogéneas, compuestas por una fase, especialmente mezclas gaseosas como aire (N 2 , O 2 y otros gases) y como sustancias puras que son los elementos (ej. Carbono, Hidrógeno, Oxígeno) y los compuestos (ej. Agua (H 2 O), dióxido de carbono (CO 2 ), ácido sulfúrico (H2SO4), Hidróxido de sodio (NaOH).

La materia homogénea es uniforme en cuanto a propiedades y composición, es decir no existe cambio alguno de sus partes, por ejemplo el aire, un trozo de metal de aluminio, el oxígeno puro, una solución de azúcar. En la materia homogénea no se pueden distinguir las partes que la componen, pues se encuentran en usa sola fase.

Las sustancias puras tienen propiedades y composiciones definidas y constantes, son tipos particulares de materia con propiedades físicas y químicas características y por tanto se pueden identificar a partir de esas propiedades. Lo más frecuente para identificarlas es mediante el uso de sus propiedades físicas como densidad, punto de ebullición, punto de fusión, etc. Cada sustancia pura tiene un valor definido para estas propiedades. Por ejemplo el agua, a nivel del mar hierve a 100 °C, a una atmósfera de presión se congela a 0°C y con una temperatura de 4°C tiene una densidad de 1g/cm 3 o 1,0 g/ml.

Un tipo particular de materia homogénea son las soluciones, en las cuales su composición varía pero dentro de ciertos límites, en los cuales no es posible diferenciar a simple vista los componentes. Por ejemplo en una solución de azúcar en agua, no se diferencia el azúcar del agua. En este curso interesa este tipo de mezcla, por tanto se verá con más detalle en el capítulo siguiente.

Las sustancias pueden ser elementales o elementos y compuestos. Los compuestos son un tipo particular de materia que se pueden descomponer en sustancias más simples o elementos diferentes, utilizando métodos químicos. También se puede definir un compuesto como un tipo particular de materia formada por diferentes clases de átomos combinados químicamente en proporciones definidas. Los compuestos están formados por dos o más elementos combinados en proporciones definidas. Ejemplos: el agua, el dióxido de carbono, alcohol etílico, la acetona.

La formación de un compuesto se asocia con el concepto de combinación química. A diferencia de las mezclas, en una combinación siempre ocurre un cambio químico: Los elementos que se combinan pierden sus propiedades como elementos y se forma una nueva sustancia con propiedades completamente diferentes.

Las sustancias elementales o elementos, por el contrario no se pueden dividir o descomponer en sustancias más simples por medios químicos. Actualmente se conocen109 elementos y se cree que todo el universo está formado a partir de unas pocas sustancias puras elementales, que se combinan entre sí de múltiples maneras. La combinación de los elementos para formar compuestos obedece a las llamadas “leyes ponderales de la química”, las cuales son: La ley de las proporciones definidas y la ley de las proporciones múltiples.

Por tanto un elemento se puede definir como: “Sustancia constituida por átomos cuyos núcleos tienen el mismo número de protones, cualquiera que sea el número de neutrones”.

La ley de las proporciones definidas, también llamada de Proust, propuesta en 1790 y dice:

“Independientemente de su origen o masa, todo compuesto está formado siempre por los mismos elementos y en la misma proporción por peso”. Por ejemplo el agua, siempre estará formada por 88,88% de oxígeno y 11,12% de hidrógeno, el ácido sulfúrico (H 2 SO 4 ), está compuesto por dos moléculas de hidrógeno, una se azufre y cuatro de oxígeno.

La ley de las proporciones múltiples, propuesta por John Dalton a comienzos de 1880, establece que cuando dos elementos E 1 y E 2 se combinan para formar dos o más compuestos, las diferentes cantidades de E 2 que se combinan con una cantidad fija de E 1 mantienen entre sí una relación de números enteros sencillos. Ejemplos. SO 3 y SO 2 ; NO y NO 2 ; CO y CO 2

EL LENGUAJE DE LA QUÍMICA.

Con el fin de facilitar una comunicación precisa, los científicos han desarrollado una forma abreviada para representar los elementos y los compuestos. Así, los elementos se representan por símbolos, que constan de una letra mayúscula y una minúscula (ver la tabla periódica de los elementos químicos) y los compuestos se representan por fórmulas. Una fórmula química es la representación de una sustancia con los elementos que la conforman. Los subíndices indican las proporciones fijas de combinación de los elementos.

Por ejemplo para dar una fórmula que contiene elementos metálicos, no metálicos y oxígeno, se escriben los símbolos comenzando por los ubicados en el lado izquierdo de la tabla periódica, o sea los metales, luego por los que siguen a la derecha o sea los no metales y por último el oxígeno.

Ejemplos: Cloruro de sodio: NaCl; Azúcar común (sacarosa): C 12 H 22 O 11 ; Ácido Nítrico: HNO 3 ; Dióxido de Carbono: CO 2 ; Alcohol etílico: C 2 H 5 OH.

Los elementos y los compuestos intervienen en reacciones químicas, las cuales se representan mediante las ecuaciones químicas, que facilitan la interpretación y análisis de la reacción. Un ejemplo de una reacción química es la siguiente:

H 2 SO 4 + 2NaOH = Na 2 SO 4 + 2H 2 O

Una ecuación química indica en forma esencial lo siguiente:

a) El número de moléculas de cada sustancia que reacciona con otras.

b) La composición de cada una de las sustancias

c) La proporción en masa de las sustancias que reaccionan y la masa de sus productos.

d) Las variaciones de números de oxidación que pueden haber ocurrido.

(El estado de oxidación se define como la carga eléctrica que “parece” tener un átomo en un compuesto determinado)

Una ecuación para que sea válida debe cumplir tres condiciones:

a) Ser consistente con hechos experimentales

b) Ser consistente con la ley de conservación de masa, esto quiere decir que a cada lado de la

ecuación debe aparecer el mismo número y clase de átomos.

c) Ser consistente con la conservación de carga eléctrica, o sea que la carga eléctrica neta sea la misma a ambos lados de la ecuación.

El hecho de cumplirse las condiciones b y c se dice que la ecuación debe estar balanceada. En una combinación siempre ocurre un cambio químico. Los elementos que se combinan pierden sus propiedades como elementos y se forma una nueva sustancia con propiedades completamente diferentes.

ESTRUCTURA DE LA MATERIA

La preocupación humana por explicar la estructura de la materia se remonta a la cultura griega, y desde entonces los científicos han explicado dicha estructura de diferentes modelos, los cuales se han modificado con el tiempo debido a los nuevos hechos experimentales. Es así como la ciencia actual cuenta con un modelo del átomo más acorde con la naturaleza de la materia, pero que aún es susceptible de mejorar. Estos modelos han pasado desde los planteados por Dalton, Thomson, Rutherford, Bohr hasta el modelo atómico de la mecánica cuántica.

En la evolución de los modelos de la estructura atómica ha jugado un papel importante la relación entre MATERIA Y ELECTRICIDAD. La Historia de la humanidad da cuenta del interés de diversos científicos por explicar las manifestaciones eléctricas de la materia. Desde la antigüedad se observó que al frotar una resina con un paño, ésta adquiría la propiedad de atraer trocitos de papel y otros cuerpos livianos; luego en 1791 Luigi Galvani, fisiólogo italiano, al experimentar con una rana, a la cual le hacía pasar corriente eléctrica a través de los nervios de las ancas, descubrió que éstas se estiraban y contraían. En 1800 cuando Alesandro Volta construye la primera batería, Nicholson y Carlisle lograron la descomposición del agua en hidrógeno y oxígeno y más tarde Faraday utiliza el proceso de electrólisis para descomponer otros elementos disueltos en el agua. Es así como éstos y otros experimentos desarrollados en aquella época permitieron concluir que la materia es de naturaleza eléctrica.

Experimentos posteriores relacionados la electricidad y el estado gaseoso que iniciaron hacia el año 1850 por sir William Crookes, cuyos experimentos se hicieron en tubos cerrados (tubos de Crookes), se descubrió que los rayos catódicos poseen energía y que su carga es negativa y que son una propiedad básica de toda la materia. El haz de estos rayos está formado por partículas diminutas con masa, carga negativa, alta energía y son las que se conocen como electrones. Es así como en 1906 Joseph Thomson recibió el premio nobel de física por el descubrimiento del electrón.

El descubrimiento de los electrones, partículas negativas, condujo al estudio de las radiaciones positivas y con esto al descubrimiento del protón. Experimentos iniciados en 1886 por Eugene Goldstein), en donde se relacionaba carga/masa y se determinó que esta relación es más grande cuando el gas de llenado es el hidrógeno, por tanto se consideró que el ión positivo del hidrógeno, H + , es una partícula subatómica fundamental y se le dio el nombre de protón, su carga es igual a la del electrón pero de signo contrario y determinaron las propiedades de los electrones, protones y neutrones. Se conoce así que el átomo más pequeño que existe es el de hidrógeno, cuya masa se puede calcular usando el número de Avogadro. Los átomos más grandes poseen un diámetro de sólo 5,24 X 10 -8 cm, por tanto en una distancia de 1 mm cabrían cerca de 1 910 000 átomos alineados y en un cubo de 1 cm 3 cabría 6 950 x 10 21 átomos. Esto quiere decir que un átomo es extremadamente pequeño y que en una muestra de una sustancia hay un gran número de átomos.

Así el átomo se puede definir como la mínima parte de un elemento sin que se pierdan las propiedades, o como una unidad compleja de materia y energía que es divisible. Los átomos están constituidos fundamentalmente por electrones, protones y neutrones. Los electrones están ubicados en la periferia, los protones y los neutrones están ubicados en el núcleo y determinan su número de masa que normalmente se representa como A y es igual a la suma de los protones y los neutrones. El número de protones determina el número atómico y se representa como Z. El tamaño del núcleo con relación al tamaño del átomo es proporcional al de una canica en una cancha de fútbol. La mayor parte del átomo es espacio vacío. Los electrones son muchísimo más pequeños que los protones, cerca de 1 840 veces. En el cuadro 1 se especifican las principales características de las partículas subatómicas.

Cuadro 1. Características de las partículas subatómicas

NOMBRE

SÍMBOLO

CARGA

CARGA

MASA

MASA

ELÉCTRICA

RELATIVA

RELATIVA

Ues

Electrón

 

-

-4,808X10 -10

-1

9,118x10 .28 g

0

e

Protón

p

+

+4,808X10 -10

+1

1,674x10 .24 g

1

Neutrón

n

Sin carga

0

1,675x10 .24 g

1

El átomo es eléctricamente neutro, esto quiere decir que en número de partículas positivas (protones) es igual al número de partículas negativas (electrones).

Todos los átomos de un mismo elemento tienen igual número de protones, pero su número de neutrones puede variar, de tal manera que su masa es diferente; a estos átomos diferentes se les denomina isótopos. El hidrógeno por ejemplo tiene 3 isótopos. Todos los átomos de hidrógeno tienen un protón y 99,91 % de ellos no tienen neutrones, estos se conocen como protio, deuterio, y tritio. Un isótopo se puede definir como: Átomos de un mismo elemento que difieren por su masa y algunas otras propiedades.

Los átomos se enlazan entre sí para formar compuestos; cuando los átomos se unen para formar grupos eléctricamente neutros, con una consistencia tal que se pueden considerar una unidad se dice

que están formando moléculas. Poe ejemplo: O 2 es una molécula diatómica; SO 2 es una molécula triatómica; NH 3 una molécula tetratómica.

Así, una molécula se puede definir como la mínima parte de un compuesto en la cual aún se conservan sus propiedades.

La fuerza que mantiene unidos a los átomos de una molécula se conoce como enlace químico. La electronegatividad determina el tipo de enlace que puede darse entre átomos iguales o entre átomos diferentes. En general los enlaces químicos pueden ser: metálicos, iónicos y covalentes. En los iónicos hay transferencia de electrones para completar 8 electrones y en los covalentes comparten 1, 2 o 3 pares de electrones para completar 8 electrones.

La electronegatividad es la capacidad que tiene un átomo de atraer electrones comprometidos en un enlace.

ESTADOS DE LA MATERIA

La materia se puede encontrar en los estados líquido, sólido, gaseoso, los cuales dependen principalmente de la temperatura y la presión. El cambio de líquido a sólido se denomina solidificación; de sólido a líquido: licuefacción (punto de fusión); de líquido a gaseoso:

vaporización (punto de ebullición), de gaseoso a líquido: condensación; de gaseoso a sólido:

sublimación y de sólido a gaseoso: sublimación inversa. En los últimos años se habla que el cuarto estado de la materia es el plasma, es un estado en el cual a altas temperaturas la materia se encuentra en forma de partículas positivas y negativas. Otra definición de plasma es: materia gaseosa fuertemente ionizada, con igual número de cargas libres positivas y negativas. Es el estado de la materia más abundante en el universo. (Diccionario de la Real Academia Española).

Respecto a la tercera característica fundamental de la materia, la energía, es importante definirla y hablar de ella. Es así como se puede definir de diferentes formas: Se llama energía a los diferentes tipos de movimiento de la materia, o como la capacidad para realizar un trabajo o de producir cambios tales como la posición o la temperatura de un objeto. La energía puede ser cinética (la de un cuerpo en movimiento) y potencial (energía almacenada).

En química es importante la energía potencial, la que posee la materia en razón de su posición o de su composición. Es la llamada energía química almacenada en las diferentes sustancias.

Una de las características fundamentales de la energía, es la de cambiar de una forma a otra. Por ejemplo: la energía eléctrica se puede transformar en energía lumínica y en energía calorífica. La energía química almacenada en los combustibles se transforma en energía calórica cuando el combustible arde, o en energía cinética cuando el combustible se quema en el motor de un automóvil.

LEYES DE CONSERVACIÓN DE LA MATERIA Y ENERGÍA

Los procesos físicos y químicos están acompañados de variaciones de energía, tales como: a) absorción de calor, b) emisión de calor, c) emisión de luz, d) o producción de electricidad. La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma; de igual manera se tiene que la ma sa de los reactivos es igual a la masa de los productos. Se tiene un dato muy importante que es que cuando se convierte un gramo de materia en energía, se producen 2,15 x10 13 calorías (éstas se miden en un calorímetro), Con esta cantidad de energía se pueden evaporar 30 millones de litros de agua.