Вы находитесь на странице: 1из 11

/r(;(t(;il;; ESPECIAL 25 jAñ0S ',r :'f ,, ,,;¡,;;;¡'ffiii¡i*¡iir,;:i,,; i-rjt-á

l1 )

r l-'i :

*'-

-

ffiEDAG0GI

ffi

E DAG

0

G

I

D

DE['§t

t

H,,i§.ffiüO-ffiffiff

ffiffi#

:

t1

d "

,'-

!

¡

!

:.,:lt f

t,>--

,,] \

(i

",

,-

':t -,,

:

L

/

----

,]

-

-

il

:r ,-'ii

1

',

:t

I

i

-,/

ffi*-

:-.---

,.,J

,::;' ::-l

t.-.,.

-,;,.,-.:.,.i.,"1

:i

':i:iti-li

- '-' 'il-::.'i

"-

i'l '

,./

1

:.1

Una

1

0emOcracta

vita I

Filosofia, poiítica y

educación están siempre

presentes en la dilatada

trayectoria de Dewey. Una educación clue se nutre cie la experiencia

y que se proyecta en

ia comunidad. Dewey

concil-re la escuela

como un espacio de

producción y r-eflexión de

experiencias relevantes

de vida social que permite

el desarrollo de una ciudadanía plena. No entiende la democracia reside su aportación

-ahí

original- como Lln

régimen de gobierno,

sino como una forma de

vida y un proceso

permanente de llberación de ia inteligencia. Sus

ideas se plasmaron en numerosos escrítos y se

lievaron a 1a práctica en ia Escuela Laboratorio de

la Llniversidad de Chicago.

L;\5 iDt,\5' J0HN DEWiY

r'L- i

I

-.-¡

;:l

rl

r:) -J

iiD ,ll

1t

\-) "l

_,

/

r-l\

inI

:l

:.1

j-l

Resulta dificil refenrse a la importancia

de las ideai educativas de John Dewey sin

vrncularlas con otros aspectos de su pen-

su obra y su larga vida' Es bien

samiento,

,^Ulao

q". O.wey se formó como filósofo

y.1,r" ,. adhirió pronto a1 pragmatismo'

una corriente netamente americana en i" ,1r" .orrrp*rtió protagonismo con Ch'

n.o

,

W. lames Y G'H' Mead' Sus Pri-

'=

'-

Jon¡ De',i:,i,,1'ir¿ni¡ sus prlner:s ¡¡os 'n i¡

Uii i:r¡iJ,lc i¿ C¡1rlrr'¡l¡

meias refleriones acelca de la educación

.o*t.*"r-l u rlesartollarse baio mulüples

que van desde H':gel a Dar-

incluyendo e1 posiüvismo y el con-

influencias,

win,

Jrlor-o.' Qúenes 1o han consideradc

filósofo no hal podicio prescindir de sus

'D

I

,1

l,l

I

I

,

,'1

,. i:\

-.or

1, §5

l,n\

I

I

iil

ll ,i1 'f"l

: '''-/ r

,¡l

I Y

j

-¡r1

'1

ii

Francisco Beltránx

no es sólo verificaclón sensorial' sino

consciente de las rel¿cio-

oercepcióLi

n", d.

reciprocidad elitre individuo v

entorno. En 1a conünuidad er.¡'tre natu-

y experiencia humana radi'ca 1a

fe clemocrátrca de Derve,v y sr-1s reco-

mendaci'ones educativas'

,^t r

i,

it t.iig.rr.ia humana conshluye e1 re-

cu.so de1 clue nuestra especie está dotada

para asegLlrar su superr'ivencia; de ahí

ou. ,., ,I.-p"

i'rrir*¿"r1.

socirl r lLo :rr- anibuLo

Ct'no su iünciol espccifica

os di:irtr nuesüos muCos Cc co:r'pot13-

;;;,;

hva,

nurca alcanza w'-:b::r'., d"f,nl'

y st1 desarrollo permanenle se culll-

lrle en 1as interacciones soc:Jes que se

realizan a través

De estos

tantes consecuencias

educación

de 1a conlr-u:rcación'

supuestos se ien-''arár ill:-:-

soclceiilc::'-:'sl'

es Lltl

Droceso ir:aii'1"'-- '':

rchvidadcs soit I's e'cl: ::- -: - :l-1- -:

del aprenüzaje escolar' A su vez' puesio

es una fi-rnción socrd'

o.r" ü

];;t;

lrcrción

a los oi'r''

:t

siemPreligada

En consecu"lt" -'

Ia propia sociedad

aa.r.".rO" es en sí misma una foma i'e

acción política cuya mayor o menor legrti- mación dependelá de1 partido que tome

por r-urdeterminado orden social'

i.1.ri

.i",

donde entra en ]r-rego 1a democra- .1ra Delve,v siempre considerará u-ia

forma de úc1a, y no r-u-L régimen de gobier-

,ro. t-" democracia es el nombre de ese

pernanente de tberación de 1a

fro to

intnlioencia. La con¡Lr:cc-ón Je la dcmo-

.tr.tir"L" PucC' l:;:r::sc desdc la edLI-

.-rrir,r r'. Dor tanto.'s :'ces¡rio que los

;;;;t

.dut'u'os -'e':: asimisnro cle-

,,LaeducaciónesunaConstantereorganizaciónoreconslr,:Ciófldelaexperiencia,,

7_r

LA5 IlTA5, JOHN DIWIY

mocrádcos. Para qlre la erlucación pr-reda

fbn-na': den-rócr.rias y ser crjhc¡. ante la,qo-

ciedad, la praxis educadora habrá de [un-

darse r:n 1a razón v 1os métodos cienflfi-

r:os. En este pllnto, política y educación

fi-mden su identidad, consistente en Coiar

cLe dirección ¡acional a ios asuntos socia- les. Por ianto, es su teoría c1el conocimien- to 1o qr-re justifica para Deweytantola poLí-

tica derrLocráüca como la educación de la

- :i depende esa polLcica.

-t,,rnque vida hnrnana y educación no :,-iedan darsc 1a una sin la ota, ia eiiL- cación abancl.,naia a 1a casualic:rd, sin

someterse al control rel.l,eri.,'o, s:lo co:'l-

sigue consoiidar las relaci,¡nes Cr clase

eristentes y reprcd,-rcir 1os in:e::s:s s --

ciales dominantes. Por ello esa ed'-rc:.:r, :-^

"fi-rncional" debe ser complemei:::;:

por otra educación "intencional" en c.,.:

Ia competencia educ¿iiva se il:1ega en

1as escuelas. Estas institncior:.e:; scráir las únicas capaces de asegurar ios inteteses ,fernocráticos, es tlecir, de prortarrarpro-

cesos erpeiienciales conlinllados cue po-

si1¡iliten 1a frrmación en e1 seno c1e las co-

nLunidades sociales.

La constante reorganización o recons- trucción de 1a experiencia coirsührye la

educación .v e1 fündaniento cle slL tecría de Ia escuLela, concebida cor-ro "agencia rlemocrática de 1a fum-iación'. Porqr-ie io-

da experi.encia es un n'rol'inriento conti-

nl-lo; pero para cirle desembcque en cre-

cimiento ha de estar orientada. Si la

contirluidad es un prirner criterio de sig-

:

.

.¡rui'idad

de lt er1'erie:rcir, alsegundo

es e1 de la interacción entre condiciones :,)ltei\-as y obi:üvas o ambientales. La

.'or:sisrir precisrmente en

.=.- |

, d.

i'';

,l

i,¡,';

,

' i,-;i ,r ",:'i':,t I l,

,

un arnbiente orga¡jzado er e1 cue se for- talezcan 1as erperiencrts ,,'aicsas ), se ha-

ga nosible a 1a vez la cc:t:-::'.rd acl ci.- las e::-

pene :lcias de 1os a1u:,:-lcs 1,su aportación a 1a reconstrucción de 1a sociedaci.

Hacer posible esta preparar-ión para la r.ida err una comunidad Cer¡ocráiica re-

qr-riere esbozar un programa educativo que se basará en dos ldeas fundamenta-

1es: a) 1a escnela ha de constituir un en-

torno especial en el q,"re pueCan 1ie,,,arse

a cabo experiencias ejemplares c1e rica

social; b) 1a tbrrnación den.locrátic:- ::-

quiere enfrentar a1 individuo con lrn:s

contenidos específicos. A partir de estos presupuestos la r.ida social en la escuela

se basará sobre iodo en ei lntercambio de experiencias nrediante ia comuni- cación entre los r:lcLir.iduos, porqr-re 1a

comprensión de1 r:'"r:ric !,-re errerge de

"Puesto que una sociedad democ¡'ática rechaza el principio de autoridad externa, debe hallar un sustituto en la

disposición y el interés voluntarios; esi0 sólo puede crearse p0r medio de la educación"

L,A5 ]DIA§" JOHN DEWEY

L; obr; pedagógica de Celisy llegó a [urooa de.la mano d-" la

Iduc:ció¡ i'lueva

Sembrar semillas de democracia

La jnfluencia más directa de la obra pedagógica de Dewey en el extraniero se

inscribe entre los años veinte y cuarenta. En Europa fue a través de la lengua

francesa y los pedagoqos de la Educación Nueva (claparéde lo traduio ya en

1913). Vlsltó Turquia en 1924, aunque no hay constancia de su influencia Fue

doctcr nonoris cáusá p0r la universidad de La Sorbona (1930) y por la univer-

sldad de 0s,lo (1946). La Segunda República española fue rica en experiencias

esc¡le;es en las que se deiaba sentir el impacto de sus principios'

L¿ l¡t:ocucclón de sus obras e ideas en Latinoamérica se produciría, sobre

todo, a través de los exiliados españoles, en especial de las traducciones de

L. r,:iLti-iaqa. tn la universldad de México dictó conferencias en 1926, durante r::'iiaje que le permitió veriflc¿r, y criticar, las formas en que elercia el impe-

rl¿ilsmo su propio pais. tn la Unión Sovlética, adonde viajó en 1928' apreció

la experimentación educativa, pero las purgas estalinistas pronio le harian cambiar de cpinión respecto al valor de aquel experimento político; el senti-

miento fue reciproco, pues tamtrién sus obras fueron condenadas pcr el dic- tador. El corto viaje de 1919 a Japón, cuyo imperialismo y rrilitarismo criticó

hasta el punto de neqaTSe a recibir la orden del Sol Naciente que el empera-

dor le habia concedido, acabó convirtiéndose en un sabático de más de dos

años en Cntna, país en el que eierció una considerable influencia' en especial

hasta 192i

la exreriencia cobra significado a través dei.eng.raje.

La eoucación intencional o ins[tucional

comprenderá ues eLa pas:

- Las materias de enseñanza se manifies'

'r

el la familiaridad 1' el trato con las co-

sas q;e apofianya los mños a ia escrrela.

- Esa base material se ampLiará y profun' dizará mediar,te e1 saber transmitido.

- ReF-urdición de 1o amrpLiado en un con- i unto ordenado racional y gicamente.

Esas tres fases, sitr embargo, sóio saüs'

farían 1as necesidarles individuales, pero

no 1as sociales, ,v e1p1an de estudros ila c'e

sel diseñac1o con 1a íntención de ccreqr

la rida social. El-lo concluce a l-ic-'--: er:

: .'. r-tr

Iu gar 1o absoLt t iartrellte I -- -'--' -:-'

es decir, 1o :e,aconaio col ias erpenen-

cias en 1as c'.re :articlpan 1os grupos so-

ciales más n'úlleÍosos. ae anoo para des-

pués 1os c1etalles. Porque, en defi'nitiva, 1o

que legtrma ei ctLrrícrilo no es 1o que re-

presenta a 1a ¡:.acción ni a la reüdad so-

cia1.,igente, sino su cútrca'

Pese a todo 1o dicho, 1a insütución esco-

iar ha generado condiciones clue impo- sibilitan 1a formación de personaiidades

capaces c1e autodirigirse' Ei r-lcio iun-

damental de1 sistema educan';o laCica

en su estÍuctura cer:.I-aiizada' a frar'és

de 1a cual ei naesüo estab-ece 'lr-ia rela-

cio:: :e ceDc:--j:.:-r . :. :csPtrcIo a 1a

Airrurusiracióll -" se ta i:gla'lalito hasta

ccnverdrse en Lrn rral-ri :aceptor de ór'de-

nes. Frente a ello "el aniídoto no consis-

te en nomb¡ar cxpertos en méiocLos edu-

carivos y en rnatenas de enseñanzr ::'n-

te a un cuerpo de enseñantes pa:-\'os

v

,- recepnVOS, Sil]O en JO:nlnr (l -le L::Llu dei magisterio debe existir 1a ir-Llciativa

intelecflral, ia discnsión -'' 1a calacidad de decisión'. De ahí clue la escuela de'

riocrática recluiera 1a modificación com-

pieta de todos 1os presupuestos estructu-

rales que codeter-rninan esa relación de

:

dependencia entre ia Administración y

1os enseñantes, y por ende, entre éstos

yios aiumnos.

,\- Fralcisco Beltrán es prolesor de 1a Uni-

versitai de !aLénc¡.a.

I

i

,,Deben consegu¡rse facilidades de educación de tal amplitud y eficacia que, de hecho y no de nombre' disminuyan Ios efectos de las desigualdades económicas"

5?

',,,\

{-.l

'\r,,

t¡

1'

i1

,.1,

\

I

.)

\/

,/\

,i)

i](]I\, JOHN D[W[Y

-:! "1 l

;l{l

1

.

,.r'

ri

I

,:.J

,1i")

ü¡i

;t:'?

il)

rl

r \

l,t;

,\

t,.l

II )

)

:l

:]

'l

-1

('.\.¡''\

,t

:J il

¡

-.{ I

l.:{

!\.\

,:r/

) l.l

rtrli\

.,1\ T

üÍ,,i I

En las escue]as del mañana, un Libro de i9r5 escrito junto con su hija Evelyrr, De- rve,v decía que e1 objetivo de 1a escuela es

enseñar a1 niño a úvir en e1 mundo en

que se encuentta. Fundanentalmente se

h-ata d,e partir de 1as necesidades y ex?e-

nencias de 1os niños priorizándolas fren-

j

,

-

-

i/lS Díl i:-i

-

r-;-.:.ércji.o-

te a io clue se presupone que deben saber

1os adultos y, desde luego, a 1o tradicional-

inente enseñado enlas escuelas.

La escuela es una institución especiali

zada en ciertcs l:-rtercambios sociales entre generaciones, Se trata de un me-

dio ambiente especral cue concentra 1os

medios más eicaces para conducir a

los niños a utlilzai sus propras capacida-

des para fines sociales. La educación ins-

titucional, como medio de que se dota la

sociedad a sí misma, debe definirse de maneras siempre nuevas según cuá1 sea e1 desarrolio de 1a propia socledad. Por 1o

tanto, la escuela se encuentra en e1 seno mismo de la vLda social de ia comuni-

dad; fiitr-a de elLa ciertas influencias ne-

gaüvas, a 1a vez que procllra ampliar y

coordinar otlai que pernLitan acrecen-

tar 1as experiencias vitaies de 1os sujetos

y provoquen otras nuevas.

La escuela debe clrmph-dos m-rsiones en

la reconstr¡-Lcción social: a,.ridal a1 desa- rr.oilo de los alumnos creatrdo en elios

un deseo de crecimiento corthnuo, de

seprir aprendiendo, ,v hacer que cada

uno de ellos encuenh-e sr"r propia felici-

dad en 1a mejora de 1as condiciones de

1os olros. Para lograr estos {ines, debe

abandonarse e1hábito de considerar la in-

teligencia como una posesión personal, estudiar 1os procesos de comunicacrón e interacción para conoceÍ ia genesrs oe

1as capacidades individuales. traia.- -as ac-

tividades como elementos ie ia orEani-

zación escolar y consideral la educación

como Lrn proceso inacabad o,

Tai-rio ios aduitos como ics niños son

seres activos cu,vo apienciizaje emerge

F.B.

cuando, persiguiendo su"s propios in-

tereses, deben hacer frente con su pro-

pia actividad a situaciones que 1es re- sulian problenláticrs. En consccuencra.

e1 aprendizaje ha de canaliza¡se a h'avés

de actilidades que deberal ser no sólo compartidas y animadcs por' fropusj:os

de utiLidad, sino también reflexivas y ex-

perimentales. La escuela no es, pues, rm lugar de preparación para Ia vida poste-

rior, sino que es en misma un lugar

de vida que habrá que diseñar para qrle se manifiesten 1as experiencias que los aiurnnos ya tienen y se hagan posibies

o'Ías nlLevas. E1lo presupone urla estnLc-

lu.ación previa cllLe cumpla a1 menos 1as condiciones de ser una representación

simpLificada de 1a complelida.d social, ex-

duir de su estrrrchl'a 1os rasgos negatii,,os

existentes en 1a sociedad de referencia, -v

superar las barreras sociales que acom-

pañan a los niños desie su naclmien Ei pr-mto de parlda es 1r eqcr-,enc-a c, .

1a que cuenia prenamente ei n:no, que no l1egr a 1a escuela en blanco. srno que es ya

rntensamente achvo. Elio no sigrüfica clue

esa experiencia sea valiosa en misma; 1o será si su consecuencia es clue 1os afecta-

dos por ella sa-lgan de la misma prepara-

dos para hacer fienLe v acopiar nuevas ex-

oeriencias. La escuela debe asumir esa aCvidad y darle una direcciórl para qlle

cada proceso erperiencral se integre en e1 genera-1de 1a propia especie humana.

También e1 méto,io ce enseñanza h¡brá

"Lo mejor que puede decirse de cualquier proceso de educación es que pone al sujeto en c0ndiciones de nueva

educación"

Z,

I

\.J

T

PI?A C J"]Ü,,\,

D [\/1/IY

;. sel inciirecto, esio es. de descubri_ r:riento, r.^flexrvo y expent:ieriai. Ei

pro-

giana escolar es una colcertración de

esa otl3 erperiencia más a::lia clue pro-

porciona una sucesión te=:oral de ias

diversa. acciones; en el

blecen las lÍneas activas de lcs intereses

sociales. Del¡e or.o:ni D--.,zaISe Ce manel¿

que ofrezca a los alr-u¡:ros 1a oporlLrnidad

de derilcarse a actividad

sltuaciones de rida eiecr,, i C.

s prooias cle sus

::tias,

se es[a_

jo q.,.,

srnnéndose miembros que conttbul,en

-.

'.' :an:ci¡an en una comunidaC oe r,rda

:::,:e:a:lYa, tueclan con\¡ocar \¡ aDrove_

char 1os co:tocii¡¡entos

y habüciades pro-

porciolaios :c: la ciencia, ia h:stora,,.el

arre l1:i:¿:"lr-e:,os pro'.;.e::.,, -:

discipha.r: Cacia te¡na de estudio está or-

ganizacio según un rnétodo, de forma

que su uso dinja e{écdvamente la activi-

dad hacia los resr.rltados apetecidos. Tánto

estos temas como los rnateriales y el mé_

todo fbrman parle deI proceso educadvo y, en consecuencia, se encuenü.an subor_

dinados a-l orden de desarrollo de 1as capa_ cidades e intereses del nino, esto es, áe_

ben regirse por las leyes implícitas en ia

natualeza infantil.

Pero también los fines ftrznan parte de1

proceso mismo, de modo que no son an-

teriores, erternos, ni añaCdos a las accio-

nes, sino qr,re forman pa¡te de éstas como

previsiones anticipadas de una termina-

.,- c:ón siempre pror

isional

tades qne se les ¡resenten el:-:,:s: j_

las mismas.

Las materias de estudro no s: c. :. -- --,:-

segrln el concepto traCicional, oues:c :;e

i-rn nré[odo cenkado en los pro:.:::--;.; ::

iirco:npafiL.'e con 1a rigidez dr.:

-,.

.--: :.

ciel proceso. De

a la vez, me-

::roCo que los fines resultan,

r'cs clue lndican ura dirección, 1o que :',:ere decir qure todo fin es erperimental

,.'se pone a prueba en la práctica.

l=-.'.'-.-.' e::t,:lJÍa crLre ]a extensión de ia

i=:::::::.:::. :, l,.lqa: de tabajo ConSls:e

en la posibiliclaC eiechva de deterrninar las condiciones y 1os fines del propio tra-

bajo a través de la armonizaciórtde los dilerentes individuos implicad.os en e1

mismo, por 1o qLre su teoría perlagógrca es hrvo más cenh'ada, de irecho, en el oro-

fesor que en ios alumnos. para e1 .lesa-

rrollo del carácter democrático en ias

escuelas no conflaba tanto en 1as capaci-

dades espontáneas de los niños como en

l¡ habilidad de los profbsores para crear

un clima que ejerciera una mediación

entre esas capacidades y los hábitos pre_

tendidos de inreligencia y responsab:_

lidad social Se requería, p.,es, q,_,e e1

.r-

tlL,,iera organ:z::o :ambién segírn lcs

mtsmos princip:os ¡ue el de los alun-r-

nos: organizaión soctal cooperativa, aso-

ciación e iltercail,cio en reemplazo de ia

supenisión y la nreoalación técnica, y

enc,_rentros semana-es ::tre todos 1os ::ofesores para disc.r:-: s.-' :abajo.

trabajo de 1os pro=sores en la .r

r.1,

"La educación debe hacer que i:::

mejoren las condiciones de los.:-:s

--: encuentre su propia feficidad realizada en Ia medida en que ie:: .i.:e se

t*

4 I

L- I

;T:iiz

,;{

.ll,-

:A

ri--!-rl

ui'l

DiA i:¡l [L AUi A

liri

-

U

r¡'J ');_!

I

i

)1

;,ii'b

'il

i,I-)

In ¡ctr,i d,r¡-:s .]e ¡: l::.::.¡

.pr:nd

n

os nln,:r¡:

¡ cccin¡ i¡i::.-

-:. ie cle Dewey en 1a escnela como agen-

e ¡eioma social y no de reprociuc-

c-cl,e condujo a intentar su radical re-

c¡lshr-rcción. En primer iugar desde el

es¡acio físico y su distribución. Cuando

1os niños 11egan a 1a escuela no se en-

cuentran con aulas ni pupitres, puesto que se considera indeseable que 1os ni-

ños estén rígidamente sentados dr-uante

tcdo e1 tiempo. En vez de eso, nos encon-

tranios con un lugar de vida y trabajo. La

escLrela es, y se procwa que 1o sea tam-

bién Fisjcarr.:.ie. Llna peqlrenx comurú-

daC en 1a cuaL se:eiuce ysir:rpLifica elme-

dro socrat.

Támbién can:;-a la disu:ibución del.lem-

po. No edste: lorarios segmentacios pa-

ra abordar 1as distintas asignaturas. E1

ceniro de 1a jomada escola¡ 1o constituye

';la especie de juego libre en el que se mo-

: . : a niños y niiras (pues La esctela

;'.rcadva) para que acicpten alE;na ocupa-

es coe-

,lll

.al'\a'r-q

i,[J 'H

I

V ,] i,,,i i l

\i

'J

ción doméstica e indaguen sobre todos

1os aspectos que giran en torno a e1la

hasta aicanzar progresivamente mayo- res grados de comprensión en 1as relacio-

nes humanas, sociales, económicas, etc.

Las maestras se organizan de acuerdo

con el principro de 1a democracia en e11u- gar de trabajo. Su asociación cooperativa

y 1os htercambios susntuyen a 1a forma-

ción técnica .v 1a super,isión. Su papel es

e1 de dirigir rndrectamente, 1o que no sig-

niflca "benevolencia opresiva', sino esta- blecer 1as condiciones clue deben dispo-

ner a1 niño para que, patiendo de sus

posibilidades, diri:a sus propias capaci

dades para un uso social. Los niños son conscientes de 1as diférencias de posición

entre ellos y 1as rnaestras, y l1egan a apre-

clar que es más sencillo ,v divertido cola-

bora¡ ccn ellas, 1o cual. a sli \.'ez, les a1.uda

ahac':::r-s Lr.: :=;,-.-- -

- -ros,

Los a].'"rr'::cs

cpo

-

-o-.'--

_ q,'r

-

lr,

--'

-'.--;.:, :: :r::-' ::,1:cs

d:-- :

-i

= j::-

naoon es ngtca rI ios !:,-.:as aa-aa:s,

Cada uro de estos gr¡-lros i.e :::ños se el- frentará a algrura situación o:obiemática

clue 1as maestras habiái:reparado antes de modo que 1os alu:rnos :uecan abcr-

darlas a partir de expenenc:as ce:rlmera

mano. Los ninos acuden a ia es:;e-a :. :a- cer. E1 trabajo escola¡ qLLe es :l?.i¿r,: ::r:-

rru¿1 er culuvos, raUer:s. c - Cr--

:. -

::

ce1:a en coci-nar, cosel. :a.;a':: a::::rra-

de:a

-^^-^

I(f

C,

:.

:-:-

es cear, en'r1nas aa:-.::aiiS r-'ule

,

i

---r:-.:-'

-,-t

.

--

-

.-

- -i--

-,

-.: -_- :

-::.:.---:.:i ^-

-.:'

r

: -

::-il-

:

li-

:-1

^

--

ll-:-r

-:

:,

- -. --- --

---,'

OC COi--.1::-:: '.

-l^

-^.^:

-^

--:

.:a::'.--

---

:-:::¿ a{:.0-if

gradualmenie los modos de obrar de 1a

comunidad.

'',1'

't/

,'1

nll#

1'e

F.B.

Se inter¡.ta aplicar esta misma idea gene-

ral a cada una de 1as ramas de 1a ilsh-r-rc-

ción. Conslrrrir u.na superesh-r-rctua de

conocimiento sin firndamentarlo sóLida- mente en 1a relación de los niños con su

rnedio social es una gran pérdida desde el

punto de üsta educativo. Con 1as activida-

des de1 hogar como punto de partida, 1os

conocimientos se desprenden como 1os

productos necesarios de 1as fbntras bási-

cas de acción social. No ha¡ por 1o tanto,

enseñanza di¡ecta de 1a hjstona, la geo-

grafia o la ciencia, sino r-rn proceso de des-

cubrimiento, rndagrción 1 experirnen-

tación (por ensayo-error) asociado a 1as

relaciones productivas v de intercambio

que contuibuyen a 1a vida de la colec- tividad.

La escuela üadicional enseira 1ed*ua, es-

cdtwa y cálculo demasiado pronto y uno

cie 1os gralldes errores de 1a eincación es

que 1a lectura y 1a escrinila slLponen ei

mayor volumen de la tarea escolar d,-r. rante ios primeros años, E: ia Esc,-i- - Lal¡oratorio, por e1 conüa:to, 1a icct-r::

la escriru.n se enseñan t apre:.-. :. -'

dentaLmente, asociadas a las Csunlas :.:.

üvidades. En 1os primeros años escolaies

se considera e1 lenguaje como r.m meiro

de comuicación social mediante el cual

,cs rjr-Los dan cuenta de suüabajo drano y

ian a conocel a 1os otros los resuitados de

:,us actir-idades.

lambién ia enseñanza y e1 aprendizaje

del cáloLlo en los nile.:s primarios se ha

convertido en un letrche en 1a escuela tra-

dicional. En cambio, si se toman 1as ai-

.,rdades domésticas c:r::c base del trabajo

escolar se genera ,-:1i aclsiante demar¡

da de mediciones ::: ::::''t:ería, cocina y

I

I

I

I

I

I

i

l

t: i

i

I

l

l

:

I

!

"Dentro del magisterio debe existir la iniciativa intelectual, la discusión y la capacidad de decis:ón"

i\U 1-A

55

I

I

I

I

I

t

I

costlira. Quizás el niño no aprenda tanto

cie números corno esh-rüa¡rd.o las tablas

rle multiplicar, pero se hace una idea más

real de 1o clue verdacieramente es eI nír-

: rero, errvez de lirnitarse a conseguirun:r

nera técrrica, como sucede en las esclle-

ias tradicionales.

Cada gmpo de a-lumr.los acomete LLn con-

junto de proyectos variados que se cen-

[an e1l ocrpaciones contemporáneas o

históncas. I-a "oo-rpación' es elnúrcleo del

currículo; se trata de una actividad "que reprodLrce o es paralela a a1gún trabajo

qr-re tiene lugar en 1a vida social'. Las ocn-

paciones se orientan, ror'.rn iado, al estu-

dio científico de los materiales y Drocesos

lnplicados en su práica 1l por oh'o lado, hacia su papel en 1a sociedad y la c.Llrura.

Por esa razón oflecer,la oport.LnidaC de

realizar trabajos manuales e investiga-

ción hstórica, pero también matemáá-

cas, geología, física, bioiogía, c1uímica,

leJrua, arte, música ylengra.