Вы находитесь на странице: 1из 3

Extracto de Jergón Sacha: Ficha Técnica

Extracto de Jergón Sacha: Ficha Técnica … EXTRACTO PURO DE JERGON SACHA Elaborado con cormos de

EXTRACTO PURO DE JERGON SACHA Elaborado con cormos de Dracontium loretense

JERGON SACHA Elaborado con cormos de Dracontium loretense Propiedades: Inmunorregulador - Antiviral - Antioxidante ß

Propiedades:

Inmunorregulador - Antiviral - Antioxidante

ß

Deficiencias del sistema

Cáncer, SIDA.

ß Infecciones Virales

ß

inmune

ß Enfermedades degenerativas

ß

Herpes

Forma de administración y dosis. Adultos: Tomar 20 gotas cada 8 horas diluidas en

un 1/4 de vaso de agua, infusión o jugo. cada 8 horas.

Niños: 1 gota por cada 5 kg de peso

Recomendaciones y Precauciones: En caso de personas con ulceras gástricas, diluir con clara de huevo o gelatina. Si es la primera vez que toma esta medicina, o si toma cotidianamente algún otro medicamento, administrar progresivamente: 10 gotas cada 8 horas los 3 primeros días; 15 gotas cada 8 horas los 3 días siguientes; 20 gotas cada 8 horas a partir del séptimo día.

No administrar a niños menores de 1 año ni a mujeres gestantes o en período de lactancia

INFORMACIÓN SOBRE LA PLANTA

Nombres comunes: Jergón sacha, hierba del jergón.

Nombres Científicos: Dracontium loretense Familia: Aráceas

Breve Descripción.

Planta

corresponde al pecíolo de la hoja. Su peculiaridad es que se asemeja a la piel de la víbora llamada

que

herbácea

que

se

caracteriza

por

tener

una

única

hoja.

Presenta

un

pseudotallo

Extracto de Jergón Sacha: Ficha Técnica

Jergón. Es una especie nativa de la selva Amazónica. En el Perú se la encuentra distribuida en Loreto, Amazonas, Madre de Dios y San Martín.

Usos Tradicional de Jergón Sacha: Medicina Amazónica En la medicina tradicional, se usan los “cormos” o tubérculos de la planta en forma de cataplasmas en caso de mordeduras de serpiente, abscesos o tumores. También es tradicionalmente empleado para tratar hernias; se usa una decocción de los cormos y peciolos hasta obtener un líquido muy espeso que se aplica directamente sobre la parte afectada (Rengifo E, 1997).

Formas tradicionales de empleo En la medicina tradicional, se usan los “cormos” o tubérculos de la planta en forma de cataplasmas en caso de mordeduras de serpiente, abscesos o tumores. También es tradicionalmente empleado para tratar hernias; se usa una decocción de los cormos y peciolos hasta obtener un líquido muy espeso que se aplica directamente sobre la parte afectada (Rengifo E, 1997).

Formas de empleo actual.

En la actualidad existen diversas presentaciones farmacéuticas en las que las plantas medicinales llegan al público. Las más populares son las capsulas y comprimidos a base de planta pulverizada debido a su practicidad y costo. Sin embargo, es preciso conocer que en la planta pulverizada los principios activos se encuentran aún atrapados dentro del tejido vegetal. Otras formas comerciales mucho menos conocidas son los “extractos” líquidos. Se trata de preparaciones en las que el contenido del tejido vegetal ha sido previamente “extraído” mediante algún proceso fisicoquímico. Estas preparaciones buscan imitar el uso tradicional y maximizar la absorción y aprovechamiento de principios activos por el organismo.

Los Extractos Takiwasi, también llamados “Tinturas” o Tinturas madre”, son elaborados por un paciente proceso de maceración del tejido vegetal en una mezcla de alcohol etílico y agua. Este proceso permite la extracción de los principios activos de la planta a baja temperatura evitando la degradación de sustancias sensibles al calor y garantizando la calidad química y microbiológica del producto final.

Estudios científicos sobre Jergón Sacha.

Efecto neutralizador del extracto acuoso de dracontium loretense (jergón sacha) sobre la actividad letal del veneno de Bothrops atrox. Q.F. Amanda Lovera (Centro Nacional de Salud Intercultural. Instituto Nacional de Salud. Lima, Perú.); César Bonilla y Jack Hidalgo (Centro Nacional de Productos Biológicos. Instituto Nacional de Salud. Lima, Perú.) El objetivo era determinar la capacidad del extracto acuoso D. loretense (jergón sacha) para neutralizar la actividad letal del veneno de la serpiente B. atrox. Materiales y métodos: Se realizó el screening fitoquímico del extracto acuoso del bulbo desecado de D. loretense, se calculó la dosis letal 50(DL50) para el extracto y el veneno de B. atrox. Luego se realizaron enfrentamientos de diferentes dosis de extracto y veneno inyectadas intraperitonealmente en ratones, previa incubación, para calcular la dosis eficaz 50% (DE50) del extracto para neutralizar el efecto letal del veneno por el método de Probits. Resultados: El análisis fitoquímico del extracto permitió identificar compuestos fenólicos,

Extracto de Jergón Sacha: Ficha Técnica

taninos, saponinas, proteinas, terpenoides y esteroides. No sobrevivió ningún ratón que recibió el veneno sin D. loretense, y no falleció ninguno al que se le dio sólo el extracto acuoso de D. loretense. Se determinó la DE50 en 91,15 µg/ratón del extracto para neutralizar 2DL50 del veneno. Se encontró que a mayor dosis del veneno de B.atrox se necesitó menores dosis del extracto acuoso de D. loretense. Conclusiones: el extracto acuoso de D. loretense neutraliza la actividad letal de veneno de B. atrox.

Estudio Clínico de Fase I de Dracontium loretense K. Krause. IMET ESSALUD – Iquitos, Perú. Dr. Roberto Incháustegui El Dr. Roberto Incháustegui, realizó un trabajo de investigación utilizando Dracontium loretense y la liana del género Uncaria para tratar enfermos de SIDA. Si bien sus resultados nunca fueron publicados en revistas científicas especializadas, este trabajo ha sido ampliamente difundido en los medios de comunicación peruanos.

TOXICIDAD El Jergón Sacha no presenta toxicidad alguna. Su dosis letal media DL50 es 6.10 g/Kg.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

RENGIFO, E e tal. (1997). Plantas Medicinales de la Amazonía Peruana. 7ª edición. Ed. IIAP. Iquitos,

Perú.

LOVERA A. (2006) Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública. INS – Ministerio de Salud. Volumen 23 N° 3. Lima, Perú. Pp 177-181