Вы находитесь на странице: 1из 24
4
4
Bloque 3. La realidad La explicación metafísica de la realidad 1. La metafísica y el estudio
Bloque 3. La realidad
La explicación
metafísica de la
realidad
1.
La metafísica y el estudio del ser
1.1. La realidad sí 1.2. El estudio del
ser a 1.3. Realidad y apariencia s 1.4. El
problema del no-ser: la nada SÍ 1.5.
Orientaciones de la metafísica
2.
Metafísicas espiritualistas
a 2.1. ¿Qué es el espiritualismo? £ 2.2. Planteamientos espiritualistas a 2.3. Problemas del espiritualismo
3.
Metafísicas materialistas
a 3.1. ¿Qué es el materialismo? a 3.2. Planteamientos materialistas * 3.3. Problemas del materialismo
4.
Actualidad de la metafísica
«¡ 4.1. Críticas a la metafísica » 4.2. Vigencia de la metafísica
Presentación
Otros
recurso
s

¿«Era ilusión lo que creía todo»?

El problema

del ser y

el no-ser,

así como la relación

entre

apariencia

y

realidad,

constituyen

temas

fundamentales de la metafísica. En el soneto titulado Vida de José Hierro, dedicado a su nieta Paula Romero en ocasión de su nacimiento, el poeta madrileño nos

presenta un

texto

sorprendente

en

el

que

juega

continuamente

con

los

términos

«todo»

y

«nada».

Puedes leer este magnífico poema en:

¿Qué ocurre en el interior de nuestro cerebro? Las metafísicas materialistas defienden la postura de

que

no

existe

nada

más

que

la

materia y,

por tanto,

todo aquello

que

ocurre

en

 

nuestro

cerebro

(pensamientos,

creencias,

memoria,

etc.)

son

exclusivamente

producto

de

la

relación

que

se

establece entre las

neuronas.

Esta postura

abre

la

puerta

a

numerosas

preguntas

 

de

tipo

metafísico:

¿podremos explicar cómo se forman las ¡deas? ¿Qué

significa

alma?

¿Será,

entonces,

necesaria

la

espiritualidad?

En

esta

entrevista

al

neuroclentífico

Rafael

Yuste

se

explica

el

proyecto

que

se

está

desarrollando en su laboratorio, consistente en estudiar en profundidad la actividad neuronal:

id

¿Aún tiene sentido la metafísica como disciplina? Te proponemos que sigas el debate televisivo en el que participaron el filósofo Ángel Gabilondo y el pensador y artista gráfico Jorge de los Santos, donde se plantean en qué consiste la metafísica, repasan algunas de las concepciones sobre la misma más significativas y valoran su actualidad. Puedes ver el debate en:

Wm Í ^ m < SM En ■HH - V / contexto • Después de haber
Wm Í ^ m < SM
En
■HH
- V /
contexto
• Después
de
haber
leído
el
poema de José Hierro,

¿serías capaz de decir en qué sentido te parece que

emplea el autor las palabras «todo» y «nada»?

b > Lee la primera noticia y argumenta si te parece plausible que, algún día, la neurociencia sea capaz de explicar conceptos como el alma, el ser o la realidad.

c > Tras haber visionado el debate, ¿qué opinión te merece

la

metafísica

y

qué

vigencia

le

otorgarías

en

la

actualidad?

 

LA REALIDAD

1. La metafísica y el estudio del ser

  • 1.1. La realidad

  • 1.3. 1.2. 1. La metafísica y el estudio del ser

El estudio del ser

Realidad y apariencia

  • 1.4. El problema del no-ser: la nada Orientaciones de ta metafísica

  • 1.5. ¿Sabías que no hay ni una sola célula de tu cuerpo que sea igual a las que tenías hace siete años? Según los últimos avances científicos, las células se renuevan constantemente en un proceso que tarda aproximadamente siete años en completarse y que, tras este plazo, vuelve a Iniciarse. Si la ciencia no está equivocada, de alguna manera tú no eres el mismo que eras hace siete años, físicamente no hay nada de la persona que eras entonces que permanezca en ti en la actualidad. Además de en tus células, en tu persona se han producido muchas transformaciones que resultan aún más evidentes: tu aspecto (el peinado, el tono de la piel, el peso, la altura ), ... pero también tus intereses, aficiones, amistades

Sin embargo, seguro que piensas que,

... esencialmente, sigues siendo el mismo y que estas modificaciones no alteran el hecho de ser quien eres.

¿Cómo es posible que cambies completamente y, paradójicamente, sigas siendo el mismo? Esta es tan solo una de las cuestiones centrales de un tipo de saber al que llamamos metafísica, una rama de la filosofía. Además, es una de las más antiguas y, durante muchos siglos, ha representado el núcleo fundamental de la actividad filosófica.

Como ya sabes, una cosa es el nombre que recibe algo y otra, diferente, la cosa misma. En este caso, el nombre de metafísica es esclarecedor sobre en qué consiste esta actividad. Así pues, empezaremos por conocer el origen y la historia de este término.

Origen del término

Aristóteles contemplando el busto de Homero, de Rembrandt (1653).

LA REALIDAD 1. La metafísica y el estudio del ser 1.1. La realidad 1.3. 1.2. 1.

Se dice, y se acepta tradicionalmente, que fue Andrónico de Rodas (siglo i a. C.) quien acuñó el término metafísica. Cuenta la leyenda que, al ordenar los libros de Aristóteles, Andrónico se encontró con una serie de obras inclasificables, ya que no trataban cuestiones de filosofía natural, ni de lógica, ni de ética, ni de estética. Decidió colocar estos libros a continuación de los libros de física (decisión que no debió de ser casual) y agruparlos bajo un mismo título que hiciese referencia al lugar que ocupaban en la biblioteca; esto es, ta meta ta physicá. En griego, ta meta ta physicá significa 'detrás, más allá (meta)

de la física (physicá)'. Por lo tanto, si consideramos la física un estudio de la realidad que puede ser percibida y conocida por

observación

y

experiencia:

es

decir,

la

realidad

natural

y

material, la metafísica será una ciencia o saber de lo que está detrás o más allá de esta realidad material o natural.

En definitiva, según nos alumbra el propio nombre, la metafísica será un estudio o saber de la realidad, pero de la realidad entendida, no como lo hace la ciencia, sino en un sentido más amplio y profundo que trataremos de delimitar en los siguientes apartados.

La historia de la metafísica,

por

su

origen

y

orientación,

está

profundamente unida al fundador del Liceo, Aristóteles, aunque él mismo nunca hablase explícitamente de metafísica.

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

1.1. La realidad

Una definición intuitiva de realidad

nos

llevará

a

decir

que

está

constituida por el conjunto de todo lo que existe o es. Esta afirmación,

por otra parte, no deja de ser

problemática,

pues:

¿existen

los

unicornios?, ¿y la idea de belleza?;

aunque no se puedan ver a simple

vista,

¿existen

los

átomos

de

la

misma

manera

que

existen

los

árboles o los caballos?, y la libertad o la mente, ¿tienen existencia?

Responder a estas preguntas no es sencillo, pues, aunque parece claro que el unicornio y el caballo no existen de la misma manera, tampoco podemos negar que ambos tienen algún tipo de existencia.

Clarificar y precisar estas intuiciones que tenemos de la realidad ha sido, desde siempre, una de las pretensiones fundamentales de la

metafísica, por lo que contamos con muchas y diversas teorías acerca de ello. Algunas de estas teorías las iremos viendo a lo largo de la unidad. Aquí, nos conformaremos con perfilar, de modo general, dos

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD 1.1. La realidad Una definición intuitiva de realidad

Pintura de Pompeya. Quirón dando una clase de música a Aquiles.

concepciones

básicas

de

la

realidad, según sean más o menos restrictivas en su consideración:

¿Qué tipo de existencia poseen seres mitológicos como un

centauro?

En

un

sentido

restrictivo,

se

considera que

la

realidad es todo

aquello que nos rodea

y

de

lo

que podemos tener

experiencia: bien porque se trate de seres observables por los sentidos (árboles), bien

porque puedan observarse gracias a instrumentos como microscopios o telescopios (átomos, planetas), o porque podamos constatar las consecuencias de su existencia (ley de gravitación universal). Esta concepción de la realidad coincide con la concepción científica de la realidad física o material.

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD 1.1. La realidad Una definición intuitiva de realidad

Realidad física

Fn un sentido amplio se considera que no solo tienen existencia los seres materiales y observables de la ciencia, sino también realidades subjetivas que conocemos íntimamente

(sentimientos, ideas, creencias

...

),

productos culturales (personajes literarios, mitológicos

...

),

realidades inmateriales o espiritua- |es (la mente. Dios, la libertad

...

).

Incluso, se considera

real la esencia misma de las cosas: esto es. aquello que no podemos observar pero que dota de sentido a la realidad material.

CIENCIA

Realidad espiritual

INTERPRETACIONES DE ESTA DISTINCIÓN

METAFÍSICA

Actividad 1

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

Sería incorrecto interpretar estos dos sentidos de la realidad tal como hace este esquema; es decir, considerar que la ciencia se centra en la realidad física o material y la metafísica, en la realidad inmaterial o espiritual.

Realidad

Realidad física CIENCIA
Realidad física
CIENCIA

METAFÍSICA

Tal como se representa en este esquema, podemos considerar la ciencia un saber reduccionista que restringe la realidad a lo que es observable y_ lü metafísica, en cambio, como un saber más global, pues considera la realidad en un sentido más amplio.

Actividad 2

LA REALIDAD

  • 1.2. El estudio del ser

PARA PENSAR

^

...............

¿El ser cambia constantemente o es inmutable?

La pregunta por el ser ha supuesto desde los orígenes un problema filosófico y ha generado posturas opuestas, como hallamos en los planteamientos de los presocráticos Heráclito de Éfeso y Parménides de Elea. Mientras el primero sostenía que lo que caracteriza a todo lo que existe es el estar en un constante cambio (nunca nos bañamos dos veces en el mismo río, porque la segunda vez las aguas ya son distintas), el segundo afirmará que la razón nos informa del carácter aparente o ilusorio de dicho cambio. Si atendemos a aquello que es común a todo lo que existe, vemos que todo está dotado de ser, y que este, el ser, es inmutable.

Acabamos de ver que la metafísica es un tipo de saber más global y ambicioso que el científico, porque también trata de dar cuenta de aquellos aspectos de la realidad que, por ser inobservares, quedan fuera de las consideraciones científicas. Así, la metafísica trata de ofrecer una explicación de la realidad en la que quede claro qué significa ser, independientemente de los modos de ser.

En este punto, nos resultan interesantes, todavía, las aportaciones de Aristóteles:

Hay una ciencia que estudia el ser en tanto que ser y lo que le es propio. Esta ciencia no se confunde con ninguna de las llamadas ciencias particulares, pues ninguna de ellas considera en general el ser en tanto que ser, sino únicamente una parte del mismo.

Aristóteles, Metafísica.

De este texto podemos deducir que, para Aristóteles, la metafísica o filosofía primera (como él la llama) se caracteriza por:

),

porque es más

 

Ser una ciencia distinta de las ciencias particulares (física, biología general y. de hecho, constituye la base para el resto de las ciencias.

Ocuparse del ser en tanto que ser, es decir, le interesa el ser en un sentido general y no los modos concretos de ser ni sus partes concretas.

Ahora bien, el mismo Aristóteles nos advierte, en otro texto emblemático, de que «el ser se dice de muchas maneras». Así, por ejemplo, decimos tanto que «el gato es blanco» como que «el gato es». Por eso, en el estudio del ser conviene empezar por un análisis de los distintos usos del

SSL es decir, por un análisis lingüístico:

PARA LEER

v

Los nombres de la metafísica

La metafísica recibe varias denomi- naciones que ponen de relieve algunas de sus características. Aristóteles la

llamaba

Filosofía

primera,

en

cuanto

consideraba las primeras causas y principios de la realidad, y es por tanto como el corazón de la filosofía; las otras ramas las consideraba, por eso, «filosofías segundas». Es primera no por una anterioridad cronológica, sino porque tiene una primacía de naturaleza dentro del saber filosófico y también respecto a las demás ciencias. El término más común es el de metafísica, que utilizó Andrónlco de Rodas (s. i a. C.) para denominar los escritos aristotélicos sobre

«filosofía primera» colocados a continuación de los libros de física. A partir del siglo xvn se empezó a llamar también ontología (del griego, 'estudio del ente'), denominación que señala su objeto propio, y por eso fue adoptada por

muchos autores

... sobre todo Wolff.

filósofos racionalistas,

Alvira, T., Metafísica.

LA REALIDAD 1.2. El estudio del ser PARA PENSAR ^ ............... ¿El ser cambia constantemente o

Siguiendo con Aristóteles, podemos reinterpretar esta distinción entre el uso predicativo y el uso existencial de ser:

Ser como accidente. Cuando usamos el verbo ser de modo predicativo, atribuimos a una

realidad determinadas propiedades o cualidades: ser blanco, ser alto, ser grande

...

Estas

cualidades (blancura. altura

...

)

son modos de ser que no tienen existencia por sí mismos,

pues necesitan de otra realidad (gato, Pedro, caballo

)

para ser. Además, son accidentales,

... pues en lugar de ser blanco podría ser negro; en vez de alto, bajo ...

Ser por sí mismo o sustancia. Cuando usamos el verbo ser de modo existencial. nos referimos a un ser que tiene existencia por sí mismo, ya que no depende. como pasaba con las propiedades, de otra realidad para existir. Para Aristóteles, ser gato, ser hombre, ser

caballo ...

son seres auténticos, sustancias.

gjtjjpj

LA REALIDAD 1.2. El estudio del ser PARA PENSAR ^ ............... ¿El ser cambia constantemente o

Actividad

2

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

1.3. Realidad y apariencia

¿Te has planteado alguna vez cómo ve el mundo un murciélago? Los murciélagos son mamíferos como nosotros, pero tienen un aparato sensorial bastante diferente. Para compensar su deficiente visión, los murciélagos poseen una especie de sonar que capta el eco de sus propios chillidos de alta frecuencia. Gracias a este sonar, el murciélago es capaz de discriminar la forma, el tamaño, la textura y la distancia de los objetos que le rodean, formándose una representación del mundo que le permite desenvolverse en él con éxito. Sin embargo, esta representación es presumiblemente bastante diferente de la nuestra.

¿Cómo es la realidad?, ¿cómo la ve el murciélago o como la vemos nosotros? Sean cuales sean las diferencias entre el mundo de los murciélagos y el nuestro, generalmente pensamos que la realidad no es ni como la percibimos nosotros ni como la percibe un murciélago. Pensamos que la realidad es la misma en todos los casos y lo que cambia es la percepción que tenemos de ella, es decir, la forma como se nos aparece. Por ello, solemos distinguir la realidad de su apariencia.

Realidad: el conjunto de todos los seres y objetos que tienen existencia por sí mismos, independientemente de que haya algún ser o sujeto que los capte o perciba.

Apariencia: la forma en que se manifiesta o aparece la realidad a los sujetos que la perciben.

Respecto a esta distinción, hay diversas posturas filosóficas según la valoración que se haga de la relación entre apariencias y realidad. Veámoslo a partir de las posibles interpretaciones de esta imagen.

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD 1.3. Realidad y apariencia ¿Te has planteado alguna

Apariencias =

ocultación

A pesar de lo que muestra el dibujo, al in- troducir un bolígrafo en un medio más denso que el aire, este no se rompe, solo lo parece. Según esta concepción, este es un ejemplo de cómo los sentidos pueden engañarnos, ocultándonos la auténtica realidad. En este caso, es sencillo descubrir el engaño, ya que solo tenemos que sacar el bolígrafo del agua. En otros casos, puede que no sea tan fácil. Por esta razón, porque no podemos estar

Apariencias =

seguros de que la realidad sea tal como nos la muestran nuestros sentidos, teñe; mos que dudar y sospechar de las apariencias. Efectivamente, el bolígrafo no está roto, sino que los sentidos nos lo hacen ver así. Sin embargo, esto solo demuestra que la realidad v cómo se nos aparece no coinciden plenamente, pero no por ello debemos considerar las apariencias un engaño. La percepción del bolígrafo quebrado no es una ilusión gratuita, sino que responde a las leyes ópticas de la refracción. Conocer y analizar las apariencias en consonancia con estas leyes nos permite conocer mejor la realidad. Según esta concepción, las apariencias no ocultan la realidad, sino que son el único modo que poseemos de representárnosla y. por tanto, de acceder a ella.

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD 1.3. Realidad y apariencia ¿Te has planteado alguna

¿Nos engañan las apariencias? Esta imagen es un ejemplo tradicional de ilusión sensorial.

fi

Actividad 3

LA REALIDAD

tp}) PARA PENSAR

Tesis de la vía de la verdad de Parménides

Parménides

distinguió dos

vías

para

llegar

al

conocimiento:

la

vía

de

la

verdad (alétheia) -basada en la razón- y la vía de la opinión (doxa) -basada en los sentidos-. La vía de la verdad parte de las premisas: a) el ser es y es pensable,

y b) el no-ser no es y no puede ser

pensado (la nada).

A

partir de

estas

premisas deduce las características del

ser.

El

ser

es

eterno e inmutable

(no

cambia), no puede ser engendrado ni morir, puesto que pasaría del no-ser al

ser.

El

ser siempre está presente

en

sentido absoluto. El ser indivisible e igual a sí mismo.

es

uno,

¡Mentira!, si tuvieras nada en la boca, no podrías articular palabra». A la vista de este presunto chiste, parece que la idea de nada corresponde a la negación del ser, al no-ser. Así:

Ser: es lo que hay, lo que existe, la realidad.

Nada: es la negación del ser y. por tanto, lo que no es. lo que no existe o no tiene realidad. Ahora bien, esta intuición o concepción de la nada comporta un interesante problema filosófico:

¿cómo se puede afirmar la nada? Aún más, ¿cómo se puede decir que «algo no es», si por el mero hecho de nombrarlo tiene que tener algún tipo de existencia? Si recuerdas, en la unidad anterior atribuíamos realidad, categoría de ser, a todo lo que nos es presente de una manera u otra, aunque no exista físicamente. Por lo tanto, no tiene sentido decir «x no es», pues ¿cómo podemos referirnos a «x», aunque solo sea para decir que «no es», si no hay modo alguno de imaginarlo? Y lo mismo para la nada: ¿cómo podemos ni siquiera nombrarla si no es? Ante esta problemática, vamos a presentar dos posturas:

La nada es una pseudoidea. Según Henri Bergson. la nada es un término sin significado, ya que no puede ni imaginarse ni pensarse. En efecto, la nada no puede ser imaginada, pues no se podría imaginar una nada sin darse cuenta, al menos confusamente, de que se la imagina, es decir, de que se actúa, se piensa, y de que, por consiguiente, aún subsiste algo.

LA REALIDAD tp}) PARA PENSAR Tesis de la vía de la verdad de Parménides Parménides distinguió

Según Henri Bergson (1859-1941), la nada es una pseudoidea, un término sin significado que no puede pensarse ni imaginarse.

1.4. El problema del no-ser: la nada

Uno de los aspectos interesantes del ser es esta pregunta: ¿Por qué hay algo en lugar de nada? Ahora bien, ¿a qué aludimos exactamente con el término nada? ¿Qué es la nada? Para responder a esta pregunta, podemos analizar qué queremos decir cuando utilizamos la palabra nada, como en la siguiente situación:

«¿Qué tienes en la boca? Nada.

Actividades 4

y 5

La nada es un término gico.

 

Para

algunos

pensadores,

se

puede

afirmar

que

la

nada, en

cierto modo,

es:

pues como

mínimo

 

nos

podemos referir a

ella.

En

esta

línea, el concepto

de

nada se convertiría

en

un

término lógico:

podemos

usar

el término

nada en

el

lenguaje con la función de expresar la negación de una

existencia,

 

indepen-

dientemente de

si

 

le

co-

rresponde un concepto real

o

no. Así,

la nada es una

 

vacía

de

 

estructura lógica contenido, pero es.

 

I

told

you

so,

de

Ed

M¡ráele

(1972).

¿Hacia dónde

caerá

el

barco?

¿Hacia el ser o la nada?

 
LA REALIDAD tp}) PARA PENSAR Tesis de la vía de la verdad de Parménides Parménides distinguió

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

1.5. Orientaciones de la metafísica

Las distintas teorías metafísicas, a la hora de categorizar racionalmente lo real, adoptan orientaciones diferentes según el modo como se enfrentan a las cuestiones múltiples que vienen a englobar la unidad y la multiplicidad, el cambio y la permanencia, la esencia y la existencia, y en definitiva, materia y espíritu.

En esta unidad, por su repercusión en la historia de la filosofía y en la historia del pensamiento en general, solo nos vamos a centrar en contraponer las posturas espiritualistas y materialistas. Vamos a presentar aquellas que han tenido mayores repercusiones en la historia de la filosofía y en la historia del pensamiento en general.

Según consideran que todo procede o no de un principio único:

•i ggis - ,V iSftefW i

Defienden que. a pesar de la pluralidad y diversidad aparente de la realidad, esta

MONISTAS

se origina o está constituida a partir de un

único principio o elemento.

PLURALISTAS

Consideran que los principios de la naturale7a son múltiples. Esta es la manera más sencilla de explicar la pluralidad y diversidad que se observa en el mundo.

 

Según consideran que todo se reduce a lo material o no:

MATERIALISTAS

Centran su estudio de la realidad en lo material, pues conside

ran que para explicarla no es necesario recurrir a realidades o

principios de tipo espiritual. La mayoría de los materialistas niega la existencia de realidades espirituales: Dios, el alma

...

ESPIRITUALISTAS

Consideran que los principios materiales son insuficientes para explicar la realidad. Defienden la existencia de principios idea

les que estructuran o dan forma a la realidad material, así como

de realidades espirituales da mente o Dios).

Según consideran o no que los seres humanos comparten una misma naturaleza:

ESENCIALISMO

EXISTENCIALISMO

La esencia de cualquier ser es aquello en virtud de lo cual pertenece a una especie y no a otra, y establece la clave de su identidad. Todo ser tiene una esencia.

En el caso del ser humano, no podemos hablar de una esencia común. Los humanos compartimos una misma condición, pero no una naturaleza esencial.

La esencia define lo que una cosa es. Ello se aplica a todos los seres, incluido el ser humano.

En el ser humano, la existencia precede a la esencia. Aquello que seamos se irá configurando a partir de nuestro modo concreto de vivir.

Nuestro ser es quien dicta nuestra manera de actuar. Lo que hacemos es consecuencia de lo que somos.

Son las acciones que vamos haciendo las que van construyendo nuestra identidad, y, por tanto, van definiendo lo que somos.

Nuestra naturaleza nos empuja a actuar de un determinado modo. Sin que podamos hablar de un determinismo radical, sí que en buena medida nuestra manera de ser marca la pauta de nuestra manera de actuar.

Siempre podemos elegir en cada situación entre varias opciones posibles, valorando las consecuencias que comportará cada una. Y en cada elección podemos cambiar el rumbo de nuestras vidas.

Por tanto, si alguien es tímido, por ejemplo, cuando se encuentre en según qué situaciones se comportará de un determinado modo.

Por tanto, somos el resultado de nuestras decisiones. Si nos comportamos de una determinada manera en según qué situaciones, estaremos convirtiéndonos en personas tímidas.

UNIDAD 4. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD 1.5. Orientaciones de la metafísica Las distintas teorías

~~7

Principio de la naturaleza: elemento o

elementos que son la causa y explicación de todo lo real. A partir de ellos, se
elementos
que
son
la
causa
y
explicación de todo lo
real. A
partir
de
ellos,
se origina
la
pluralidad de
seres
que pueblan la realidad.

La escuela de Atenas (detalle), de Rafael

(1510).

El hilemorfismo, alternativa al idealismo platónico

Aristóteles se opuso a la separación de mundos (mundo sensible / mundo de las ideas) de su maestro Platón y defendió lo

que se conoce como hilemorfismo (hyle -

materia-, morphé-forma-). Según Aristóteles, las ideas no son realidades existentes en un plano del ser situado fuera del espacio y del tiempo, sino que constituyen la forma o estructura de las cosas materiales. Así, por ejemplo, la Idea de Caballo sería para Aristóteles la forma que se halla presente en todos los caballos. Lo que diferencia unos caballos de otros sería su materia (cada uno tiene su propio cuerpo), pero todos comparten la misma forma, en virtud de la cual pertenecen a dicha especie.

Actividad 6

 
 

2. Metafísicas espiritualistas

2. Metafísicas espiritualistas

  • 2.1. ¿Qué es el espiritualismo?

  • 2.2. Planteamientos espiritualistas

 
  • 2.3. Problemas del espiritualismo

Para acercarnos a esta orientación histórica de la metafísica, empezaremos por intentar profundizar, un poco más, en la cuestión central: ¿qué es el esplritualismo?, para luego explicar aquellos planteamientos espiritualistas que sean más representativos de esta concepción de la realidad. Acabaremos el estudio de esta orientación exponiendo sus problemas y puntos débiles.

2. Metafísicas espiritualistas 2. Metafísicas espiritualistas 2.1. ¿Qué es el espiritualismo? 2.2. Planteamientos espiritualistas 2.3. Problemas

Cabeza rafaelesca estallando, de Salvador Dalí (1951).

Las metafísicas espiritualistas consideran que somos algo más que el cuerpo y sus reacciones neurofisioló- gicas.

2.1. ¿Qué es el espiritualismo?

Si eres de los que piensan que la realidad que percibimos es solo una apariencia, una ilusión producida por nuestra particular y deficiente manera de experimentar el mundo, si estás convencido de que, por debajo de las confusas y cambiantes apariencias, existe una realidad auténtica que, a pesar de no poderse captar por los sentidos, constituye el verdadero soporte de la información que estos nos transmiten ...

Si estás convencido de que eres algo más que un cuerpo y un cerebro. Si piensas que tus ideas, sentimientos y creencias no se pueden identificar con estados neurofisiológicos de tu cerebro, porque tú eres algo más que conexiones nerviosas y materia. Si piensas que tu identidad como persona, lo que te hace ser quien eres es tu mente y que, además, esta es la que te da valor y la que garantiza tu supervivencia más allá del deterioro y destrucción de tu cuerpo ...

Si eres

de

los que

piensan que

tiene que

haber algo más. Si las explicaciones

científicas sobre

la

realidad te

dejan insatisfecho porque necesitas creer en la

existencia de algo más que dé sentido a tu vida y al mundo. Si crees que existe un

Dios o principio que sea la causa y razón de todo lo que hay...

Si compartes tan solo una de estas ideas, entonces puedes considerarte espiritualista, ya que contemplas la existencia de una realidad que no se puede identificar o reducir a la realidad física o material, ya sea la esencia inmaterial de las cosas, la mente o Dios.

Rajo la etiqueta de espiritualismo o metafísicas espiritualistas, se agrupan las teorías de todos aquellos pensadores que sostienen que, por debajo de la realidad material de la que tenemos experiencia, existe una realidad espiritual que le da sentido.

 

Ahora

bien, ¿en

qué

consiste

esta realidad espiritual? Como veremos en los siguientes

subapartados, las diferentes maneras de responder a esta pregunta es lo que nos lleva a hablar
 

subapartados, las diferentes maneras de responder a esta pregunta es lo que nos lleva a hablar

VOCABULA

de

Mente: sede

RIO

la

vida

psíquica,

responsable de la actividad intelectual y afectiva de la persona. El término griego más próximo a nuestro concepto de

de

distintos

de

de

planteamientos espiritualistas.

mente sería el

de nous, y el

término

latino sería el de mens.

 

Sunset

over

a

lake,

William Turner (1840). Tanto en Cabeza rafaelesca

 

estallando, de Dalí, como en el carácter espiritualista de mirada sobre lo real que va

Sunset over a lake, de William Turner, se manifiesta sus concepciones metafísicas al proponernos una más allá de su apariencia.

 
Ahora bien, ¿en qué consiste esta realidad espiritual? Como veremos en los siguientes subapartados, las diferentes

Actividad 7

UNIDAD 10. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

2.2. Planteamientos espiritualistas

De todas las teorías acerca de la realidad que tienen una fundamenta- ción espiritualista o idealista, a continuación presentamos tres de las más representativas o significativas: el idealismo platónico, la realidad sustancial cartesiana y el absolutismo hegeliano.

El idealismo platónico

Platón no solo defiende la existencia de una realidad espiritual más allá de la material, sino que mantiene su primacía respecto a esta.

Ante un mundo imperfecto y que cambia, que nunca permanece igual y que, por tanto, resulta imprevisible, el ser humano se siente confuso y desprotegido, lo que le genera angustia y ansiedad. Si cambia el paisaje, si se deterioran y destruyen

mis ropas, mi casa

,

si los animales enferman, si yo mismo envejezco y muero,

mundo ideal:

UNIDAD 10. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD 2.2. Planteamientos espiritualistas De todas las teorías acerca

¿Apariencia o realidad?

Siendo las cosas así, es necesario admitir que existe una primera realidad: todo lo que tiene una forma inmutable, que de ninguna manera nace y muere, que nunca admite en sí ningún elemento venido de fuera, que nunca se transforma en otra cosa, lo que no es perceptible ni por la vista ni por ningún otro sentido, que solo el entendimiento puede comprender.

Platón, Timeo.

La primera realidad o mundo de las ideas está formado por ideas eternas (ni nacen, ni mueren), inmutables (no cambian) y perfectas, como la idea de Justicia o de Bien. Estas ideas, que constituyen la auténtica realidad, el Ser, son imperceptibles por los sentidos, pues solo puede captarlas el entendimiento. En cambio. lo que nos rodea, el mundo material de las cosas, es imperfecto, cambiante, temporal y mortal. Este mundo es tan solo una sombra, un pálido reflejo del mundo ideal, tal como las acciones y las personas que consideramos justas solo lo son porque participan de la ¡dea perfecta de Justicia.

La realidad sustancial cartesiana

Descartes es. también, uno de los representantes históricos del esplritualismo, puesto que se opone al reduccionismo material. Para este racionalista, únicamente hay tres sustancias de las que podamos afirmar que tienen existencia por sí mismas y que no dependen de otra realidad para existir. De ellas, solo una tiene naturaleza material:

- Res cogitans, sustancia pensante o alma. La esencia de esta realidad es el pensamiento y, aunque es una sustancia imperfecta (puede caer en el engaño y la ilusión), posee una potente arma: la razón. Esta sustancia está dotada de libertad.

Res extensa, sustancia material o mundo. La forman todos aquellos seres que tienen una localización espacio-temporal y que están sometidos a las leyes de la física. Es una realidad imperfecta, finita y creada.

Res infinita, sustancia divina o Dios. Se caracteriza por ser perfecta, eterna e infinita. Es ontológicamente la realidad suprema y es la que garantiza nuestro conocimiento sobre la realidad. En sentido estricto, es la única que propiamente merece el calificativo de sustancia, ya que es la única que no ha sido creada por nadie y que existe por sí misma.

Actividad 8

El absolutismo hegeliano

El absolutismo hegeliano Georg Wilhelm Friedrich Hegel (17701831) es, para muchos historiadores, el último pensador que

Georg Wilhelm Friedrich Hegel (17701831) es, para muchos historiadores, el último pensador que elaboró un gran sistema filosófico (comparable a una inmensa y compleja catedral), que trataba de culminar toda la filosofía anterior. A pesar de que no resulta de fácil lectura, dada su complejidad, ha tenido una enorme influencia en la filosofía posterior.

El

sistema

filosófico

de

Hegel

puede

entenderse como la

culminación o

radicalización del esplritualismo que hemos

estudiado en filósofos anteriores, puesto que

Hegel

no

parcela

la

realidad

en

distintos

mundos o sustancias, sino que considera una sola realidad que es pensamiento, idea o

espíritu.

Hegel llama

a esta realidad total Espíritu

Absoluto aüt que contiene en sí la totalidad de

lo real: el mundo o naturaleza. Dios y la conciencia o pensamiento. Sin embargo, este

Espíritu

o totalidad no nos es dado de una

vez,

desde

el

principio,

sino

que

es

el

producto final

de

un

proceso dinámico de

maduración, al que Hegel denomina proceso dialéctico o dialéctica.

Este proceso histórico o dialéctico consiste en la confrontación y superación de los contrarios, para pasar a un estadio mejor. Pero ¿cuál es ese estadio mejor?, ¿cuál es el final de este proceso?, ¿la finalidad de todo el acontecer histórico? No es como podríamos pensar el progreso material, sino que, para Hegel, el final de la historia es. precisamente, el Espíritu Absoluto o, dicho de otro modo, la autoconciencia. el conocimiento total, por el

cual la humanidad será más racional y,

tanto, más libre

por

2.3.

Problemas

espiritualismo

del

LA REALIDAD

Tanto los planteamientos concretos de Platón, Descartes o Hegel, como la metafísica espiritualista, en un sentido general, han sufrido numerosas críticas. Estos ataques se alimentan de los aspectos más flojos o problemas del esplri- tualismo:

Problema epistemológico. Mientras que de la realidad material poseemos experiencia sensorial, que está en la base del conocimiento común, incluso del conocimiento científico, ¿a qué tipo de conocimiento podemos aspirar respecto a realidades como Dios o la mente? Para los filósofos espiritualistas, es posible un conocimiento racional y fiable de las realidades espirituales. Sin embargo, los titubeos, contradicciones y replanteamientos de las distintas teorías ponen al descubierto el carácter problemático y discutible de una aprehensión rigurosa y fiable de este tipo de realidad.

Problema ontológico. Al predicar la existencia de diversos tipos de realidades (mundo ideal y mundo material en Platón, las tres sustancias en Descartes). estos pensadores se ven en la obligación de explicar cómo se relacionan estas realidades. Parece evidente que existe alguna relación o conexión entre la esencia de las cosas y las cosas mismas, entre Dios y el mundo, entre la mente y el cuerpo; sin embargo, los intentos por precisar en qué consiste y cómo es posible esta relación no han resultado demasiado satisfactorios.

-

Problema antropológico. El problema ontológico anterior resulta todavía más evidente si se traslada al ser humano. Desde la perspectiva espiritualista, el ser humano viene a ser la unión de dos realidades de naturaleza distinta:

cuerpo (naturaleza material) y alma (naturaleza espiritual). En realidad, se trata de una cuestión delicada y que ha nutrido vastamente la reflexión filosófica.

LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

 

3. Metafísicas materialistas

 
 
  • 3.1. ¿Qué es el materialismo?

 

3. Metafísicas materialistas

  • 3.2. Planteamientos materialistas

 
  • 3.3. Problemas del materialismo

 

Para la exposición y el desarrollo del materialismo, seguiremos exactamente el mismo esquema que hemos empleado en el estudio del espiritualismo. Así, empezaremos por intentar clarificar ¿qué es el materialismo?, realizaremos luego un breve repaso de los planteamientos materialistas que hayan sido más representativos históricamente, y acabaremos con

los problemas e implicaciones que conlleva esta concepción de la realidad.

PARA PENSAR

3.1. ¿Qué es el materialismo?

Si después de lo que hemos visto en la unidad, sigues pensando que las cosas son tal y como las percibimos, que lo único seguro y garantizado es aquello de lo que tenemos experiencia; si no crees en la existencia de ninguna esencia auténtica que origine y explique las sensaciones que tenemos, si solo das crédito a los conocimientos probados que proporcionan las ciencias ...

¿Cuál es la naturaleza de las cosas?

De

los

que

primero

filosofaron,

la

mayoría pensó que los únicos principios

de todas

las

cosas son de naturaleza

material.

 

Aristóteles, Metafísica.

 

Si estás convencido de que eres un animal más, al que la evolución ha dotado de un complejo y sofisticado mando de

control al que llamamos cerebro, y que este es el responsable de todas tus ideas, creencias, sentimientos

Si

... consideras, además, que es el único culpable de la ilusión de considerarnos seres privilegiados, dotados de una mente o alma independiente del cuerpo y al que puede sobrevivir ...

Si estás de acuerdo con la ¡dea de que no hay nada más, solo ciclos vitales en los que unos nacen gracias a que otros

mueren en un perfecto equilibrio del que tan solo somos piezas

insignificantes...

Si no crees en la existencia de un ser

superior que sea la causa y la explicación de todo lo que nos rodea, de su belleza, de su orden y armonía ...

Si has respondido de manera afirmativa a alguna de estas cuestiones, entonces puedes considerarte materialista, ya que tu idea de la realidad se acerca a la que sostienen los partidarios de esta concepción metafísica.

Bajo la etiqueta de materialismo o metafísicas materialistas, se agrupan las teorías de todos aquellos pensadores que niegan la existencia de realidades de tipo espiritual y, por tanto, reducen o identifican todo lo que hay a realidad material o sensorial.

Así pues, en un sentido amplio. son metafísicas materialistas todas aquellas que solo admiten la existencia real de la naturaleza o. como diría Descartes. de la sustancia extensa y que, en consecuencia, niegan la existencia de Dios e identifican la mente con el cuerpo o con el cerebro.

Actividad 9

El materialismo trata de explicar los fenómenos de la naturaleza sin recurrir en ningún momento a nada que pueda escapar de las leyes físicas.

LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD 3. Metafísicas materialistas 3.1. ¿Qué es el materialismo? 3. Metafísicas

LA REALIDAD

Demócrito de Abdera (460-370 a. C.) tuvo, como sus contemporáneos, un interés cosmológico por explicar el origen y constitución de la naturaleza. Desde la perspectiva moderna, sus teorías atomistas resultan visionarias, puesto que consiguió intuir la constitución atómica de la realidad sin poseer el equipamiento teórico y técnico necesario.

3.2. Planteamientos materialistas

Presentamos a continuación dos de las principales teorías materialistas: el atomismo clásico y el materialismo histórico.

El atomismo clásico

Para estos precursores de la moderna teoría atómica, la realidad se reduce a átomos y vacío.

Los átomos son partículas mínimas, tan pequeñas que resultan imperceptibles a simple vista, pero que componen todo lo real. Tienen las siguientes características: son indivisibles, homogéneos e inmutables. Todos los átomos son esencialmente iguales, y solo difieren en la figura, el tamaño y la posición.

Todo lo que existe, todos los seres que podemos percibir (árboles,

casas, personas

...

)

son combinaciones de átomos. Los cambios que

observamos en la naturaleza son fruto de la reconfiguración o reorganización de estos conglomerados. Estos cambios, posibles gracias a la existencia de vacío (espacio entre átomo y átomo), tienen una naturaleza azarosa, ya que los átomos se mueven libre y

 

espontáneamente. Por eso, en el modelo físico atomista

no

es

necesario recurrir

a

dioses

que

expliquen

lo

real

ni

sus

PARA PENSAR

Y

transformaciones.

La conciencia y la vida

También las formaciones nebulosas que se condensan en el cerebro de los hombres son sublimaciones necesarias de su proceso material de vida, proceso empíricamente registrare y sujeto a condiciones materiales. La moral, la religión, la metafísica y cualquier otra ideología y las formas de conciencia que a ellas corresponden pierden, así, la apariencia de su propia sustantividad. No tienen su propia historia ni su propio desarrollo, sino que los hombres que desarrollan su producción material y su intercambio material cambian también, al cambiar esta realidad, su pensamiento y los pro- ductos de su pensamiento. No es la conciencia la que determina la vida, sino la vida la que determina la conciencia.

LA REALIDAD Demócrito de Abdera (460-370 a. C.) tuvo, como sus contemporáneos, un interés cosmológico por

Marx, K. y Engels, F.,

La ideología alemana.

E¡p

El materialismo histórico

Por paradójico que parezca, Marx es un heredero de la filosofía hegeliana, puesto que concibe el desarrollo histórico como un proceso dialéctico. Sin embargo, a diferencia de su antecesor idealista, Marx considera que la historia y todo proceso humano o natural tienen causas

materiales.

Según Marx, la superación de las oposiciones y contradicciones inherentes a todo sistema de producción constituye el motor de la historia, la causa de su avance y transformación.

Para este materialista, pues, no es el espíritu, la conciencia o el

pensamiento el que en su

desarrollo conforma la realidad y la historia. Dicho de otro modo, la ideología, las creencias, las

teorías ...

no determinan la forma de vida (realidad material), sino que, al contrario, son las

...

de

particulares condiciones materiales de vida de un momento concreto (medios. relaciones producción) las que determinan la ideología imperante.

 

Marx lo ve así:

Superestructura

Religión, moral, costumbres, teorías científicas,

Ideología

corrientes artísticas, instituciones ...

 

Determina

Infraestructura

_ Modos de producción, organización, clases productivas

Sistema económico ~ y sus relaciones, tipo de maquinaria ...

UNIDAD 14. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

3.3. Problemas del materialismo

La principal ventaja del materialismo es que logra superar algunas de las dificultades que genera el esplritualismo, por ejemplo: explicar satisfactoriamente cómo pueden relacionarse la realidad material y espiritual. Sin embargo, el materialismo también genera sus propias contradicciones y dificultades. Veamos algunas de las más relevantes:

Problema epistemológico. Mili

mar la existencia de una realidad

material

es

tan

problemático

como

afirmar

la

existencia

de

realidades

espirituales. ¿Cómo podemos conocer o demostrar su existencia? Para los pensadores materialistas, incluso para la mayoría de nosotros, la existencia de sensaciones y percepciones (por

PARA LEER
PARA LEER

ejemplo, la sensación agobiante de calor) demuestra que existe

«Si se pudiese comprimir la materia real existente en el universo, cabría toda en una cucharilla de

Cerebro y conciencia

café». Klinger.

Dicho de otra forma: sin cerebro no hay

una realidad externa que las causa (así, el calor que sentimos está causado por la existencia real del fuego que quema en la chimenea). Sin embargo, todas nuestras sensaciones son subjetivas, son estados mentales: ¿qué nos hace pensar que están provocados por una realidad material independiente de nuestra mente? Acerca de esta relación es imposible experiencia alguna y, por tanto, ningún conocimiento.

Problema antropológico. Como en el caso del esplritualismo, al hacer extensi- bles las teorías materialistas a la concepción del ser humano, surgen graves dificultades:

conciencia, pero la conciencia no es el

cerebro. La conciencia es una función

cerebral que trasciende su propio origen

y es capaz de enfrentarse a él.

En qué consisten, en definitiva, esos

procesos mentales superiores, no lo

sabemos. En su origen, desde luego,

interviene la materia; pero una vez

El deterninismo. La concepción materialista de la realidad suele darse asociada a una concepción mecanicista de esta, según la cual todos los sucesos del mundo responden a inalterables leyes causales. Así, cualquier acontecimiento puede ser explicado y previsto por referencia a su causa. Pero, si todo tiene una causa que es posible conocer y predecir, ¿dónde queda la libertad humana? El mecanicismo comporta una visión determinista del acontecer natural y humano que dificulta la defensa de la libertad humana.

Mente y cerebro. Según el materialismo, mente y cerebro son lo mismo, puesto que todos nuestros estados y procesos mentales (el recuerdo de un viejo amigo, la alegría por su

reencuentro

...

)

se pueden identificar con estados neuronales del cerebro. Sin embargo,

esta identificación se opone a nuestras intuiciones básicas, según las cuales los estados y

constituidos no puede decirse que

continúan siendo materiales, al menos,

en igual sentido en que lo son las cosas.

Las vivencias son fenómenos, cualidades

que se nos dan en el tiempo, pero no en

el espacio. Por eso nadie ha observado

nunca otras vivencias que las suyas, esto

es, las que se le aparecen en el reducto

privadísimo e infranqueable de su propia

conciencia.

Pinillos, J. L., La mente humana.

procesos mentales tienen propiedades esencialmente distintas de las propiedades de las conexiones nerviosas. La relación entre mente y cerebro ha ocasionado un gran número de problemas que distan de ser solucionados.

Problema metafísico. En sentido estricto, resulta una contradicción hablar de metafísicas materialistas, puesto que hemos definido la metafísica como el estudio de la realidad que está más allá de la realidad física o material, y hemos constatado que el materialismo niega la existencia de este tipo de realidad.

Actividades

10 ' 11 >' 12

P

LA REALIDAD

 

4. Actualidad de la metafísica

 
 

4.1. Críticas a la metafísica 4.2. Vigencia de la metafísica

4. Actualidad de la metafísica

LA REALIDAD 4. Actualidad de la metafísica 4.1. Críticas a la metafísica 4.2. Vigencia de la

Neopositivismo o positivismo lógico

Esta es una corriente filosófica del siglo xx,

adoptada fundamentalmente por los

pensadores del Círculo de Viena (Moritz

Schlick -en la Ilustración-, Ernest Mach,

Otto Neurath, Rudolf Carnap

...

). Se puede

considerar una heredera del empirismo de

Hume, pero con fuerte carácter lógico; por

eso, a veces también se conoce como

«empirismo lógico». Sus presupuestos se

caracterizan por el cientifismo y el rechazo

a toda especulación, y, especialmente, por

su actitud antimetafísica.

Después de lo que hemos visto, si algo nos ha quedado claro es que tanto el espiritualismo como el materialismo constituyen orientaciones y puntos de referencia parciales y, por tanto, insuficientes. Sin embargo, no parece haber un planteamiento integrador o un intento de superar las controversias. Precisamente, esta continua sucesión de controversias y disputas ha sido uno de los hechos determi- nantes en lo que podemos llamar crisis actual de la metafísica.

4.1. Criticas a la metafísica

Muchas de las críticas hechas a la metafísica coinciden con las dirigidas, de manera general, a la filosofía: la falta de acuerdo, que se hace patente en la convivencia y alternancia de corrientes opuestas, incluso incompatibles: el carácter residual, pues parece que solo se ocupa de aquellos problemas a los que la ciencia aún no ha logrado dar respuesta: la futilidad de los problemas, que se muestra en el interés por complejas sutilezas que, aparentemente, no tienen ninguna repercusión en la vida práctica, y el hermetismo, ya que la sutileza de sus distinciones conceptuales aleja el lenguaje filosófico del lenguaje cotidiano y supone una barrera infranqueable para el no iniciado.

De todas maneras, vale la pena destacar y detallar aquellas críticas que la afectan de forma más directa y exclusiva:

Crítica aJa validez dfiJ conocimiento metafísico y a su carácter científico. Como dijimos en el primer apartado, para Aristóteles la metafísica es la ciencia del ser, la ciencia primera. Esta consideración científica del saber metafísico se mantuvo durante siglos; prácticamente hasta la Modernidad, momento en que las críticas de Hume y Kant, entre otros, acabaron con cualquier pretensión de este tipo.

Del análisis del conocimiento desde preceptos empiristas, Hume concluye que lo que, hasta el momento, era considerado un saber racional, coherente y sistemático de la realidad es solo opinión, sin consistencia, ni fundamento ni fiabilidad. Según Hume, de realidades como el yo o la mente. Dios, la natura- le/a o mundo (entendido como la totalidad de lo real) no es posible un conocimiento válido, puesto que no se basan en ninguna experiencia, única base posible del conocimiento objetivo.

Daivd Hume (1711-1776) fue el

más con-

secuente de los empiristas británicos; esto le

llevó, sin embargo, a posiciones escépticas.

Cronológicamente pertenece a la época

ilustrada; por esta razón, su principal

preocupación fue el estudio de la naturaleza

humana.

Actividade s 13 y 14

Critica lingüística. Los enunciados y proposiciones que componen el corpus del saber metafísico (por ejemplo, «El ser se esconde tras las apariencias», «Solo podemos estar seguros de la existencia de realidades materiales», «Dios es la garantía de nuestro conocimiento») no son ni proposiciones formales (como las que afirman relaciones entre símbolos) ni proposiciones empíricas (en las que se hacen afir-

el

mundo).

De

las

proposiciones

maciones sobre falsedad, porque o
maciones
sobre
falsedad,
porque
o

la

metafísicas no podemos comprobar ni la verdad ni

no

permiten

un

análisis

lógico-

matemático (como las proposiciones formales) ni una

las

comprobación en la experiencia (como

proposiciones empíricas). Por

eso, los

neopositivistas las consideran pseudoproposiciones

carentes

de

significado,

proposiciones

incapaces de ampliar nuestro conocimiento, pues solo generan

contradicciones y ambigüedades.

UNIDAD 16. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

Consideración histórica de la metafísica

Estas críticas concretas que hemos explicado no se han dado históricamente al mismo tiempo, sino que muchas de ellas son propias de la Edad Moderna. Por esta razón, podemos hablar de una transformación gradual en la consideración y valoración de la metafísica, distinguiendo tres etapas:

ETAPA METAFÍSICA

Época antigua

En esta etapa es posible identificar

filosofía y metafísica, incluso ciencia y

metafísica. Empezando por los

presocráticos y pasando por la filosofía

clásica de Platón y Aristóteles, así como

los principales pensadores del período

helenístico y medieval, los pensadores

de esta etapa así lo ven, pues confían

ETAPA CRÍTICA

Época moderna

Coincidiendo con el auge de las ciencias

naturales y su progresiva

especialización y alejamiento de ta

filosofía, empieza a problematizar- se su

quehacer y a resquebrajarse su

confianza y seguridad. La filosofía

misma deja de verse como un saber

indiscutible y adopta la misión de

Actividades

15 y 16

ETAPA POSTMETAFÍSICA

Época actual

cuestiona la posibilidad de un saber

consistente sobre la realidad.

Las críticas iniciadas en la Modernidad

no hacen

más que radicalizarse con

pensadores como Nietzsche o Comte.

Estos ataques han seguido en la

actualidad y parecen conducir

inevitablemente al abandono y

en lograr explicar de manera racional y

autoanalizarse y, así, valorar sus

desinterés

hacia

esta

disciplina

coherente la totalidad de lo real. En esta

presupuestos, métodos, conclusiones ...

filosófica, tanto por parte de los filósofos

época, se considera que el rigor y la

Por esta razón, puede considerarse una

profesionales como de los no doctos en

racionalidad empleados son la garantía

etapa crítica, en la que la metafísica

la materia.

Este

panorama

lleva

a

del saber metafísico. Es un período muy

lenta, pero progresivamente, va

algunos

filósofos

a

cuestionar

la

largo y supone el esplendor de la

metafísica y de la filosofía en general,

ya que no hay grietas en la férrea

convicción de que esta es el saber

supremo, la ciencia primera.

cediendo protagonismo a otras

disciplinas como la epistemología o la

lógica. Descartes, Hume y Kant

representan esta tendencia crítica que

vigencia de la metafísica y de los

problemas de los que se ocupa. Incluso,

se llega a hablar de su muerte, y a

desterrarla como algo pasado y

superado en esta época posmetafísica.

4.2. Vigencia de la metafísica

¿Realmente vivimos una época posmetafísica? ¿Han logrado las críticas, que hemos visto en el apartado anterior, herir de muerte a este saber milenario? Responder a estas preguntas no es sencillo, pues, aunque los ataques son sólidos, los intereses y problemas metafísicos (la

identidad personal, la relación mente-cuerpo. el problema del mal

)

siguen interesándonos. Solo

es necesario repasar la bibliografía filosófica más reciente para darnos cuenta de que estas

cuestiones siguen vivas y de plena actualidad. Quizá la respuesta a este hecho paradójico y sorprendente la podamos encontrar gn Kant.

Kant tuvo muy en cuenta las críticas hechas por el empirismo, por ello, realizó un concienzudo análisis de nuestras facultades cognitivas, tras el cual dictaminó que, efectivamente, la metafísica no ha tenido, ni podrá tener nunca la categoría de ciencia, puesto que pretende conocer realidades que están más allá de la experiencia: el alma, el mundo y Dios. De estas ideas que trascienden la experiencia nunca podremos obtener un conocimiento objetivo y universal, como el que proporcionan las ciencias.

Sin embargo, para Kant. el hecho de que la metafísica no tenga carácter científico no significa que se la deba rechazar como algo absurdo e inútil. Al contrario, la metafísica responde a una

tendencia inherente e inevitable de la razón humana.

Y, aunque

haya que estar

siempre vigilantes para evitar

que esta

vaya

más allá

de

sus

posibilidades y caiga en ambigüedades y contradicciones, no son cuestiones de las que nos podamos desentender.

UNIDAD 16. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD Consideración histórica de la metafísica Estas críticas concretas

Immanuel Kant

Immanuel Kant (1724-1804) supone un

hito en la historia de la filosofía. Aunque

la cuestión que motiva su reflexión sea el

interés

por

fundamentar

una

ética

racional,

su

vasto

sistema filosófico

abarca prácticamente todas las

cuestiones

que

han

preocupado

a

la

filosofía.

ACTIVIDADES

_________________________________

y

LA METAFÍSICA Y EL ESTUDIO DELSER

Explica con tus

palabras qué es la

metafísica y distingüela de la

ciencia en su consideración de la realidad.

**¿r Lee esta cita de Blaise Pascal.

No se puede intentar definir el ser sin caer en este absurdo: porque

no se puede definir esa palabra sin comenzar por esta: es [

...

]

y de

este modo emplear la palabra definida en la definición.

Explica con tus palabras qué paradoja acarrea cualquier intento de

definición de ser.

*** Propon tres ejemplos de ilusiones sensoriales que puedan llevarnos a

considerar que las apariencias son

Comenta esta afirmación del filósofo José Antonio
Comenta
esta
afirmación
del
filósofo
José
Antonio

Marina:

«Tendemos a concebir la nada como espacio vacío, pero si hay espacio,

hay algo y ya no podemos hablar de nada».

¿Existe la nada?©

En el siguiente enlace encontrarás un vídeo con la entrevista que Eduard

Punset hizo al profesor de física de la Universidad de Oxford, Frank

Cióse:

Cuál es la diferencia entre el vacío y la nada según Cióse?

¿Cómo responde a la pregunta acerca de la existencia del vacío y la

nada?

Clasifica las siguientes afirmaciones según las consideres más

representativas de estas orientaciones metafísicas: monista, pluralista,

materialista o espiritualista. Ten en cuenta que algunas pueden ajustarse

a más de una tendencia.

La diversidad que observamos en el mundo no puede reducirse a un

solo principio.

En la base de toda la realidad hay un único principio material.

Dios es la causa y origen de todo lo que existe.

Todos

los

procesos

mentales

(pensar,

conexiones nerviosas del cerebro.

recordar

...

)

son

METAFÍSICAS ESPIRITUALISTAS

LA REALIDAD

  • 7. Escribe una definición de metafísica espiritualista.

  • 8. *** Lee este texto en el que se presenta la teoría de las Ideas de

Platón y responde las preguntas que aparecen a continuación.-^

Nuestro mundo no es más que una imitación deformada, una

encarnación material y, por lo tanto, degenerativa, de la

verdad fulgurante. No os molestéis en buscar una

circunferencia auténtica en nuestro mundo. Aunque la

dibujéis con los mejores útiles de diseño, si la miráis con

lupa descubriréis que su periferia no es una línea, tal y como

prescribe la definición, sino una superficie del grosor del

lápiz, plumilla o rayo láser con que hayáis decidido

imprimirla. De hecho, tampoco será una superficie uniforme,

porque le afectarán las oscilaciones microscópicas de la

rugosidad del papel y su capacidad de absorción. No hay

nada que hacer. El reino de las circunferencias no es de este

mundo. Ni el de las líneas rectas, ni el del concepto de

igualdad (tampoco hay dos cosas iguales en este mundo).

Tampoco pertenecen a este mundo los conceptos de justicia,

bondad o belleza [

...

],

los actos son más o menos justos,

buenos o bellos, dependiendo de si se aproximan más o

menos a sus perfectos e inaccesibles modelos. Y tal y como

ocurre con la circunferencia y con la belleza, también hemos

necesitado anteriormente un modelo de naturaleza humana, y

de lo que sea un árbol, un caballo o una mesa. [ ] ...

Platón llamaba a estos modelos inmateriales y perfectos

Ideas o Formas (no las confundáis con las ideas en minúscula

que nos pasan por la cabeza).

Bueno, J. M,,A hombros de gigantes.

Explica como justifica el autor que las circunferencias no

pertenecen a este mundo.

justifica con palabras del texto que el núcleo fundamental de la

teoría platónica consiste en defender que no sólo las realidades

matemáticas (circunferencias) o los conceptos abstractos

(bondad) tienen realidad ideal, sino que, de todas las cosas del

mundo (árboles), existe un modelo perfecto.

Teniendo en cuenta la teoría platónica, índica a qué se refiere el

autor cuando diferencia entre ideas en minúscula e Ideas con

mayúscula.

METAFÍSICAS MATERIALISTAS

  • 9. Explica cuál es la diferencia entre las metafísicas espiritualistas y

materialistas.

  • 10. *®&¿Cuál de estas dos concepciones de la realidad se aproximan

más a tu concepción personal del mundo? &

  • 11. ***Valora la actitud antimaterialista de Berkeley:

¡GUERRA AL MATERIALISMO!

El caso de Berkeley es de los más curiosos de la historia de

la filosofía. Empirista de formación, la radicalización de

los preceptos de esta corriente le llevó a negar la existencia

de la materia y a defender la existencia exclusiva de las

ideas o el espíritu.

Para Berkeley, no podemos

afirmar

la

existencia

de

realidad material. Si, como afirma el empirismo, sólo

puedo estar seguro de mis percepciones y sensaciones, y

UNIDAD 18. LA EXPLICACIÓN METAFISICA DE LA REALIDAD

éstas son algo subjetivo, ¿cómo puedo estar seguro de la

realidad material que supuestamente las origina? Lo único

que existe son realidades espirituales: el alma individual de

cada uno de nosotros, que es la sede de nuestras

percepciones e ideas, y Dios, que es la causa de ellas.

La trayectoria filosófica y vital de este pensador responde a

la firme voluntad de atacar el materialismo imperante en su

época. Por eso, podemos afirmar que su rechazo del ma

terialismo no es una consecuencia de su sistema filosófico,

sino al contrario: su filosofía antitna- terialista nace del

deseo de acabar con esta orientación filosófica.

-

¿Qué razón le lleva a negar la existencia de la realidad

material? ¿Qué objeciones podrías presentarle?

-

Argumenta

por

qué

Berkeley

no

resulta tampoco un

espiritualista ortodoxo. ¿Qué lo diferencia de los espiritualistas

que hemos estudiado?

 

12. Seguramente, en más de una ocasión, has oído calificar nuestra

época y nuestra sociedad de materialistas. ¿En qué sentido

crees que se hace esta afirmación? ¿Estás de acuerdo? Justifica

tu respuesta con argumentos y

360

ejemplos. ? 60 -

O ACTUALIDAD DE LA METAFÍSICA

13. *** Lee este texto en que Hume ataca a la metafísica:

Si, convencidos de estos principios, pasamos revista a las

bibliotecas, ¿qué estragos será necesario que hagamos? Si

cogemos, por ejemplo, un volumen de teología o de

metafísica escolástica, preguntémonos: ¿es que contiene

algún razonamiento abstracto sobre la cantidad o el

número? No. ¿Es que contiene algún razonamiento

empírico sobre los hechos y la existen

cia? No. Confiadlo entonces a las llamas, ya que no puede

contener más que sofistería e ilusión.

Hume, D., Investigación sobre el entendimiento humano.

Indica cómo califica Hume a la metafísica.

Explica el argumento que emplea Hume en este texto para

rechazar el saber metafíslco.

¿Qué propone Hume que debemos hacer con los libros de

metafísica? ¿Estás de acuerdo? Justifica tu respuesta con

argumentos.

  • 14. SI utilizásemos la terminología neoposltivista, ¿a qué tipo de proposiciones asociarías los razonamientos abstractos sobre la cantidad y el número? ¿Y los razonamientos empíricos sobre los hechos y la existencia?

15.

***

Lee este

texto de

Kant, y

a

partir

de

él,

explica cuál

es

el

problema de la metafísica y por qué, sin embargo, no logra

acabar con ella.

Tiene la razón humana el singular destino, en cierta especie

de conocimientos, de verse agobiada por cuestiones de

índole tal que no puede evitarlas, porque su propia

naturaleza las impone, y que no puede resolver porque a su

alcance no se encuentran.

No se halla en esta situación por culpa suya. Comienza su

camino con principios de uso inevitable en el curso de la

experiencia y que tiene toda la garantía que puede ésta

darles. Con estos principios se eleva constantemente (como

su propia naturaleza exige) hasta las más lejanas

cuestiones. Pero comprendiendo que de esta manera queda

siempre incompleta su obra porque nunca encuentran un

término final las cuestiones y los problemas, se ve obligada

a recurrir a principios, a cuyo uso niega la experiencia toda

garantía y que a la vez le parecen tan poco sospechosos que

ni el sentido común opone dificultad alguna. Por esta

razón, empero, cae en la oscuridad y en la contradicción, en

donde comprende que algún oculto error las produce, pero

sin que pueda por eso descubrirle, porque esos principios

de que se sirve, al sobrepasar los límites de la experiencia,

no re- conocen como piedra de toque experiencia alguna.

La arena de estas discusiones sin fin es la metafísica.

Kant, I., Crítica de la razón pura.

INACTIVIDAD DE SÍNTESIS

  • 16. *** Escribe tres preguntas que tengan carácter metafíslco y pienses

que la ciencia no podrá nunca contestar, pero que consideres

que siguen siendo de nuestro Interés. Justifica por qué crees que

vale la pena plantearse dichas tres cuestiones, más allá de que

no podamos encontrar una demostración científica que las

responda de manera definitiva.

f

1

'

1

"i

fps

COMENTARIO DE TEXTO EL PROBLEMA DE LA VIGENCIA DE LA METAFÍSICA LA REALIDAD Podría tomar ejemplos

COMENTARIO DE TEXTO EL PROBLEMA DE LA VIGENCIA DE LA METAFÍSICA

LA REALIDAD

Podría tomar ejemplos en alguna otra parte de la metafísica. Las pruebas de la

espiritualidad del alma. He aquí la «prueba de la unidad del pensamiento»: "El acto de pensar
espiritualidad del alma. He aquí la «prueba de la unidad del pensamiento»:
"El acto de pensar consiste esencialmente en reducir la pluralidad a la unidad, ¿qué es la
conciencia misma, sino el acto que unifica la pluralidad de las sensaciones? Ahora bien:
la unidad del pensamiento supone la unidad del sujeto. Pero toda materia corporal se
compone de partes. Por tanto, no puede ser el sujeto del pensamiento".
Queda, entonces, demostrado, que como es imposible que el sujeto del pensamiento sea
corporal, debe ser espiritual. Si se empezara al revés, se encontrarían también
contradicciones o imposibilidades en la tesis del sujeto espiritual; pero la falacia consiste
en no ver más que la impensabilidad, absoluta o relativa, de una de las dos tesis, y dar
por demostrada la otra.
El día en que se comprenda todo esto, se enseñará de otra manera la metafísica; mas
será, esta, diferente.
Tal vez en ninguna discusión sea tan impresionante la parte de razón de cada ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^ bando contrario, como en esta
discusión nunca acallada entre los adversarios
Aprehender, Judith Méndez (2014).
y los partidarios de la metafísica. Con buenas razones la defienden unos, y la combaten otros; y los más no se han dado cuenta todavía de que

las dos partes tienen razón: de que tienen razón los que defienden la metafísica, si se trata de la metafísica tal como debería ser, y ser

enseñada; y de que no falta razón a los que combaten la metafísica, si se piensa en la metafísica tal como es, tal como ha pretendido

generalmente ser; y, sobre todo, tal como la han hecho en la enseñanza.

La metafísica ha cometido el error de querer ser precisa, de querer ser geométrica planteando cuestiones y estableciendo fórmulas verbales

afectadas casi universalmente de falsa precisión y de inadecuación, como lo están no solo las demostraciones metafísica, sino generalmente

sus mismos problemas. [ ] ...

La metafísica es legítima; más que legítima: constituye y constituirá siempre la más elevada forma de actividad del pensamiento humano,

mientras no pretenda tener el aspecto geométrico y falsamente preciso que ha pretendido dársele, la metafísica es simplemente la Ilustración

típica, por una parte, del sofisma de falsa precisión, que ya hemos estudiado, y, por otra, de estas falacias verbo-ideológicas.

Va/. Ferreira, C. Lógica viva.

A. Comprensión del texto

  • 1. Explica el significado que los siguientes términos o expre- siones tienen en el texto-, unidad de pensamiento, falacia, impensabilidad, metafísica y legítima.

  • 2. Haz una síntesis de las ideas principales del texto.

  • 3. ¿Qué título pondrías al texto?

B. Análisis del texto

  • 4. Explica qué postura adopta Carlos Vaz Ferreira respecto la vigencia de la metafísica. Justifica tu respuesta citando la

parte

del texto

respecto.

en

que

el

autor

muestra su opinión

al

  • 5. ¿Qué es lo que, según el autor, debe comprenderse para

poder enseñar la metafísica de otra manera? ¿Qué relación crees que guarda esto con el título de su libro?

  • 6. ¿Cuál ha sido el error que ha cometido la metafísica?

Ep)

C. Relación

  • 7. Explica cuál es la visión de la metafísica que trata de atacar Vaz Ferreira. ¿Qué significa «sofisma de falsa precisión»?

  • 8. El texto habla de las falacias verbo-ideológicas. ¿Qué re- lación existe entre este tipo de falacias y la crítica lingüística a la metafísica que hemos visto en la unidad?

  • 9. Vaz Ferreira menciona que la metafísica ha querido ser geométrica. ¿Qué relación puede establecerse entre ciencia y metafísica? ¿Comparten los mismos objetivos y la misma metodología ambas disciplinas?

D. Valoración crítica

10. Tras examinar

el

planteamiento del

autor,

¿cuál

es

tu

posición?

¿Te parece

que

la

metafísica sigue teniendo

sentido?

     

il 4#

Síntesis

i.

La metafísica y el estudio del ser

lEbír ' ir

  • 2. Metafísicas espirituales

   
  • 3. Metafísicas materialistas

   
  • 4. Actualidad de la metafísica

LA METAFÍSICA Y EL

 

El

ESTUDIO DEL SER

Orientaciones

Actualidad ■■i

La realidad

estudio

de la

de

la

del ser

metafísica

metafísica

 

a la validez

s. restrictivo

monistas

 

Críticas

s. amplio

 

pluralistas

crítica

 

Como accidente

espiritualistas

 

metafísica

 

El no-ser

existencialismo

 

Etapas

 

ocultación

Vigencia

Marxismo

postmetafísica

 

Problemas

 

término lógico

representación

 

Problemas

 

El no-ser: la nada

metafísico

 

- Planteamientos

 

Idealismo platónico

 

Planteamientos

apariencia

 

Absolutismo hegeliano -

epistemológico

 

epistemológico

 

antropológico

EL MUNDO DE LAS IDEAS

  • 1. ¿Cuál es el objeto de estudio de la metafísica?

  • 2. ¿En qué consiste la diferencia entre considerar la realidad en

sentido restrictivo o en sentido amplio?

  • 3. ¿Quién defendió que la noción de la nada es una pseudoidea

y qué quería decir con ello?

  • 4. ¿Qué diferencia existe entre esencialismo y existencialismo?

5. ¿Qué

tienen

en

espiritualistas?

común

las

diferentes

metafísicas

  • 6. Según el materialismo histórico, ¿qué relación se establece

entre el sistema económico de producción y la ideología Imperante en una sociedad?

  • 7. ¿Cuáles son y en qué consisten los dos tipos de problemas antropológicos que presenta un planteamiento materialista de la metafísica?

  • 8. ¿De qué modo los neopositivistas plantearon su metafísica?

crítica a la

  • 9. ¿Cuáles son las características más relevantes de cada una de las etapas que ha vivido hasta ahora la metafísica?

10. ¿Qué argumento se puede dar para defender en la actualidad la vigencia de la metafísica? Justifica tu respuesta.

¡O

4
4

Q La metafísica es una rama de la filosofía que consiste en:

d.

El

existencialismo

EVALUACIÓN

4 Q La metafísica es una rama de la filosofía que consiste en: d. El existencialismo

a.

Estudiar las modificaciones que sufren los seres con el

paso del tiempo.

 

b.

Aportar a la ciencia física los datos e información que le

son necesarios.

 

c.

Estudiar, clarificar y precisar en qué consiste lo que

llamamos realidad.

 

d.

Estudiar la realidad tal y como la percibimos.

Q ¿Cuál

de

los siguientes elementos pertenece a la

realidad

considerada en sentido restrictivo?

 

a.

Los sentimientos.

b.

La mente.

c.

Las leyes de la naturaleza.

d.

Ninguna de las anteriores.

Q La metafísica estudia el ser y, por tanto, podemos decir que es:

 

a.

Una ciencia particular que se centra en el estudio de las

características de los seres observables.

 

b.

Un conocimiento general, base para el resto de las

ciencias, que estudia el ser en tanto que ser.

 

c.

Una disciplina filosófica que estudia las propiedades o

cualidades de los seres particulares.

 

d.

Una ciencia que se centra en el estudio lingüístico del

término ser.

Q ¿Cuál de estas afirmaciones resulta relación apariencia/realidad?

errónea respecto a

la

a.

El estudio y análisis de las apariencias nos puede

ayudar a conocer mejor la realidad.

 

b.

Cada especie animal percibe la

realidad de manera

distinta, por ejemplo, un murciélago no percibe el mundo como nosotros.

c.

Los efectos ópticos son un ejemplo de cómo los sentidos

nos pueden confundir.

 

d.

La realidad se refiere a nuestra manera de percibir las

cosas, mientras que la apariencia recoge nuestra

representación de dicha realidad.

 

Q Hemos visto que la metafísica estudia el ser. Sí existe el ser, entonces su negación, es decir, el no- ser o la nada puede concebirse como:

a.

Un concepto como otro cualquiera.

b.

Un término sin significado o bien un término lógico para

expresar la negación de la existencia.

 

c.

Aquello que está más allá de la realidad que percibimos

mediante nuestros sentidos.

 

d.

Un término físico que en otras ciencias se ejemplariza

como el vacío o el cero absoluto. ^ ¿Cuál de estas afirmaciones es correcta?

 

a.

Las metafísicas pluralistas consideran que existe un

único principio que conforma todo en la naturaleza.

b.

Las metafísicas espiritualistas

apelan a principios

materiales para explicar la realidad.

c.

El esencialismo sostiene que en el ser humano la

La explicación metafísica de la realidad

defiende que nuestra manera de ser va fijando nuestra manera de actuar.

Q La concepción cartesiana defiende que:

  • a. Existen tres tipos de sustancias.

  • b. El mundo físico es un pálido reflejo, una sombra, de la

auténtica realidad, que es inmutable.

  • c. Lo único que existe realmente es aquello que podemos

observar mediante los sentidos.

  • d. La realidad progresa según la dialéctica de con-

frontación y superación de contrarios.

Q El atomismo clásico defendía una propuesta:

Espiritualista. c. Idealista.

Materialista.

d. Todas son correctas.

Q A lo largo de la historia se han realizado diversas criticas a la metafísica. ¿Cuál de las siguientes afir- maciones, sin embargo, no es una de ellas?

  • a. Resulta innecesaria porque pretende un tipo de

conocimiento que no se puede conseguir, ya que se refiere

a entidades inobservables.

  • b. La metafísica se ocupa de cuestiones sin interés, pues

se pierde en distinciones y sutilezas ridiculas sobre

asuntos que no tienen ninguna aplicación práctica.

  • c. Las proposiciones metafísicas no son verdaderas

proposiciones, sino solo pseudoproposiciones, pues

carecen verdaderamente de significado.

  • d. La metafísica se ocupa de los problemas reales que

afectan a las personas, como, por ejemplo, cuál pueda ser

el sentido de la existencia.

^ Según Kant la metafísica mantendrá siempre su vigencia porque:

  • a. Tradicionalmente ha formado parte de la filosofía.

  • b. Los temas, preguntas y problemas metafísicos siguen

interesándonos porque responden a una tendencia inherente a la razón humana.

  • c. Dado que la realidad es contradictoria en sí misma, es

normal que la metafísica también lo sea.

  • d. La ciencia no puede prescindir de la ayuda que le

aporta permanentemente la metafísica.

existencia precede a la esencia.