Вы находитесь на странице: 1из 72

Ronald Kay

DEL ESPACIO DE ACA

70.983

K23

2005

1a. ed .

c.1

Señales para una mirada americana

ediciones/metales pesados

•• •• ••••

••

••

•••

••

••• •

CENTRO DE

DOCUMENTACiÓN

ARTES VISUALES

Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción parcial y/o lotal. Conforme a la Ley N"17.336 sobre Propiedad Intelectual en Chil e.

a He/ella

DEL ESPACIO DE ACA

A propó s ito d e la pintura y la grá.fl c Cl de Eugenio Ditthorn

e Ronald Kay

Insc ripc ión N ~ 5 1949- 1980

Derechos re se rvados de los Sa ntia go de

tex tos Ch il c.

y las reproduccione s

1980

SEGUN DA ED ICi ÓN ISBN : 956-84 15-02-5

Reg. de Pr opieda d inte lectua l: 14 6 . 78 -1

Ediciones meta lcs pcsado s

mpesados((( mc tal espesa dos .c l www.mctalcspcsados.cl Josc Miguel de la Barra 460 - le l. 6387597

Forogra(ias :

Eugenia G lciscr

Diagramtlción:

Mario F Ol1 scc a, Rona ld Kay

Prodllcciim Seg/lnda Edición

Mario Muii oz C.

Impresió l/ :

Ronald Kay

DEL ESPACIO DE ACA

Se ña les pa ra un a mirad a a me ri ca na

cdi c io ncs/ me ta les pesados

·

·

·

·

CENTRO CULTURAL

PALACIO

LA MONEDA

CENTRO DE DOCUMENTACiÓN DE LAS ARTES

I

MATERIALES DE CONSTRUCCION

Doc um e nt os fo tog rá fi cos usa dos po r Euge ni o Ditt bo m

Cl/lIdro de /-I Ol/m ; AL/lUA! /-IISTORI CO. Edilorial Alel/lIs. /926 .

Dons Cal/ales. porW(/ll R Cl'Ista I'EA . /970.

.

-=-.~':"-':':••"'. - -:--

l.,

Re l ,;,'/(I LOS SPORTS, Sallriago de Chile. 1924 .

Callne!a M;srml. Foro de los archivos de la Biblioreca Nocional.

ft/af'1lI /rellill ¡\!afama!a y re /rtllO Iwh/(/(/o. Rel'/Ita VEA. /977.

Rnüw L/fE. 196;( 13
Rnüw L/fE. 196;( 13
Rnüw L/fE. 196;( 13

Rnüw L/fE. 196;(

Forografía elU:Ollrm(/a. lI egl/Ii ¡·o ell ¡'itlrio.

Forografía elU:Ollrm(/a. lI egl/Ii ¡·o ell ¡'itlrio.

LUIS CACER[S

HERNANDEZ

I u"

C

"o 1,·.

r.,nda

I

b Q 8

(,a)

m

r

no

[VI"J.

rri'dlil.

.nIJiñC"'S

mtJlo

ti

I'SrU:IAl lD.\D

IUf.).

\1

P

ubd:,',

J",

nruo

"

,.\

,:

ñ

'1

In.!

d.lc

Ch.

nI'

os.;ur,

n¡ciJ

010'

1" \ \, IJ2;:.!,

0J.'~u ~O:\ g:.lnlU,l. A.'

H.CEor

,. fH1C.'lh ll t

ntl

por

su

r n

SoIIfI·l.li'"

' 11'

hur

Ot Inquo:

,.

n

r 'Pos

lor

det nCl

J q \6

d,,,,i,

I(,¡~

,"OT.\

\.:-

r

bl,.s

r(II.:.J

lI'nf

d,un-

('nC'uioll

I ". mrtid~

1

Re l'is ta DETECTII'E. 1936.

.

1/.'

'.

.

I

'

Bild 95.

HeUl a lulI g (ler Fr.tu"D

!Willl K, ' w

tni,·

'pi

J.

Bild 96 ,

Bí'Ifl;Jlul1!! da 1, rallen

1H'1I1l Kt ' " ¡mi,,· ' pi.,!.

FofO dellihm de Marfíll GI/sil/de. LOS I N DIGE NAS F U EG U I N O S.

Contraportada de Re l'is ((I ESTAD /O. /9-19 .

II

TEORlA

Las no tas aquí ex pu es tas , ni co n mu c ho, tratan de c ubrir e l te rre no po r

d e limit a r. Ta n só lo se ña la n ves ti g ios de a lg ún ca tac li s m o o c ie rt a di sco n- tinuidad e n sus capas geo lógicas, en los que se condensa n simultánea-

mo me nt os di sta nt es , qu e a l sa lir a n o r de ti e rra desc ubre n

me nt e múltipl es

y

di s tin g uen , e n

lo qu e e n e ll os irrumpe , pa rt e de

lo s um e rg id o. Por rá pid o

y

bosqu ej ado qu e sea lo e ntrev is to , la ev id enc ia

de

lo obse rva do a lc anza

circ

un s ta nc ia lme nt e e n e l a punt e fue rza co nclu ye nt e,

po r lo q ue se e leva rí a

a mode lo pa ra vari os fr ag me ntos de es te mapa me nta l por trazar.

El tiempo que se divide

La fo tog rafía retarda e l ti e mpo ha sta e l punto de s u de te nimi e nto . En e l escenario de la to ma se ca ptan , se precipita n, se di stribu ye n, se inte rce ptan

y se so lidifícan materialmente e nergías innombradas que traman el tiempo.

de s u im age n en e l nega ti vo, ex terio ri z a en s u se meja nza

mecá ni ca, e l hombre se pon e en esce na e n dim e nsiones espac io tempora les

Ca mufl ado e n fascinado por

las ma nc ha s qu e la lu z propa ga e l lumin oso mim e ti s mo que lo

de

una es po ntan e id ad otra , d e un a ma ter ia diver sa , de un c urso a lt e rn o , de

un

a lca nce po r co noce r, d e un a fata lid ad nu eva. Ree nca rn ada e n e l ex trañ o

secc ionami e nt o de l ti e mp o qu e introduc e la máquin a fotográfíca, la anatomía human a co mp o n e un lenguaje fí s ico que lo ac tu a li za segú n un orden fulminant e.

Qué e ne rg ías, qu é co rri e ntes se ponen e n

c irc ul ac ió n, qu é co nste lac io nes

in ce ndia las

mese tas se ns ible s (p.ej. de 400 Asas) de bromuro y nitra to de pl ata, donde

que porta la im age n . Por la

pl a no foto se ns ibl e pa ra s iempre e l

co ntorn o de la im age n es tre ll a da so bre la ex te ns ió n de l nega ti vo. Ocurre,

pudi e ra

e man c ip ac ió n de la im age n de la inm edi a tez de las cosas y de los se res. En

fotose n s ibl es se ex hib e el parto

lo s s ucesos, s in o des pre ndimi e nto

aniqui la la prim ac ía de los objetos e n la visua lid ad ; a niquil a mi e nt o qu e toda

las int e mp e ri es de las pe rturb adas s uperfici es

e l a is la mi e nt o , la in co mprens ibl e

herida abierta po r la lu z se ma nti ene en el

cada roca d e s us gra nos es les ion ada por la lu z

se conectan c uand o la lu z penetra e in vad e, qu e ma , ma nc ha e

dec irse, un a ca tás trofe cós mica:

cruel de un a im age n , co nt e nid a ya no en la co ntin ge nc ia de

fíja y libre e n la hu e ll a óp ti ca, aparte y a ut ó no m a.

Es te

foto mu es tra co mo s u revés: e l es pec tác ulo trág ico

infu so e n e ll as co m o un c uadro paranoico e n o tro

de l aba ndono de la vid a, c ua d ro.

detenido para los archi vos

de la me m o ri a , la pupi la de l le nt e v io le nt a lo v isto , tra spa sa su ti e mpo pa sajero

y caduco , ll ega nd o a otro arti fic ia l, a l pre se nt e infi n ito y s int éti co. El e nfoqu e del ojo téc ni co hund e las es ta tu as en bla nco y negro (o e n tec ni -

Más a llá de ca pturar e l fluj o vita l a ho rrá nd o lo

color), con todo lo qu e e ll as e nc a m an, e n la crono logía arrestada , siempre ig ual y rep e tibl e del automatismo; las alTanca d e l o lv ido o rgá ni co , para hace rl as reapa rece r mudas y dob ladas en la superficie estab le de la in stantánea.

Generada por una percepción que no es la de los sentidos, presente pero sobrepasada, desprendida pero fija, vacía pero sobrecargada de eternidad, la

humanidad , vue lta e fi g ie mecá ni ca , pernlanec e s itiada por el

abrupto s il e nc io

químico , que inte rc epta

la mirada habitu a l so bre

mi sma.

El lente dre na tod o

ruido , s ustrae nada men os

que el oído de lo

fotografiado ;

so lidariamente , la aud ic ión pierde e l contacto con la voz, e l órgano

vivo , la ca ri-

c ia int erna , que in ve nt ara y articu la e l leng uaje , que s iend o e l códi go más co m- pl ejo y diferenciado , e l código más viscera l y abstrac to, fu e y es la es trem ecedo-

ra entrada común a la humanidad, porque mediante ella, e l hombre efimero y frág il esc uch a y habla s u se ntid o.

en s u s up er ficie ex ti e nd e

sobre la mater ia de las cosas y so bre e l aura d e las perso na s, crea ese di stan- ciam iento inte rno , e l vacío que a trae en las mi s ma s in s ta ncia s re te nid a s a l

eco d e hecho s futuro s, o sea, a la interca lac ión de una zo na dife re nt e de pe r-

cepc ió n, la lu z impa lpab le de ajena y lej ana y s uce s iva , qu e direct a mente por lo s se ntido s.

una voz otra , di ga lo s pai saj es de la memoria no perc ibida

La foto , con las vas ta s capas

d e s ile ncio qu e

mirada s no nacida s , la late ncia de

La voz está li gada a l insta nte , huidi zo e incomparab le , y a un (a) orde n int a n-

g ibl e dentro de l mi smo in stant e; lo que e l oído arriesga a l darle paso a la voz

interna por cuya entona ción a lte rnan ducc ió n, e l se ll o, d e s u inali e na bl e y destin ac ión e n e l tiempo trans itorio.

la s huellas so máticas que la di ctan , es la tra- co nm ovedora prese ncia perec ibl e, s u propia

La tom a convierte e n d e mod é e l m o m e nt o" ', antes qu e este ha ya ocurrido , ya qu e, e ntre ot ras cosas , lo hace coe táneo , e n cuan to proc edimiento téc nico , a las primeras foto g rafia s. La aparienc ia ex ter ior es de molida fotográficament e. Lo s gestos detenidos caen a la cámara como la s prót es is de un cuerpo a l qu e impe r- cept ibl emente ha n s uplantado desde hace tiempo . La apariencia pasa a se r e l ves tido de sí mi sma: s u paráli sis y abandono re s uena e n e l ú/till/ o grito. Por medi o de l objetivo fo tog ráfi co sa lt a a la vista la anatomía mecá ni ca , e l

esqu e leto de la s uperfici e. En e l es pejo de la foto g rafia -lu z qu e e sc ribe- e ln a r-

c is is mo clá s ico padece un retoq ue dec is ivo; introducirse e n é l, s ig nific a , s ub

(1)

el '" in stant e" es sustra ído signo icón ico (el ti em po

se prec ipita en espac io). hacié ndose así disponi ble: po r la gra mática de la si ncro nicidad se hace ancxab lc a

otros ti empos a otr os signos.

L a percepci ón fOlo gr áli ca mecani z a Jo perc ibid o. C omo produ cto del in strum e nto. de la fu ga cronológ ica e introdu cido a la sin cronía dcl lcnguajc fotog rá fico co mo

spec ie aeternitatis, experim entar la propia ausencia , mirar cara a ca ra a la muerte en e l fasci nant e duplicado de la propia aparienc ia. La fo tografia qu e

figura humana a lo maravilloso, a l glamour del bro-

plata (q ui é n no de sca ve rse retrat a do) es e l m aq uil laje, e l pro ducto

Eli sabeth Arden de Thanatos , co n e l que se le imprim e n a las forma s la apari-

c ión de lo vivo, las má sca ra s mortuoria s de la civ ili zac ión. La fotografia es un a

prim era?) delimitada por otro espa-

segunda piel

cio, por otro ti empo, la permanente zo na de transición a un o rd e n qu e se nos

ca rn e viva no le qu eda más

s ust rae. Sobrevive e l lente y su ojo s in mirada. A la

que la fun c ión inorgánica de mantener e n orden y e n acc ió n e l aparato fotográ-

fi co, y a la vez, poner a dispo s ición lo s múltiple s c uadros v ivos pa ra un orde n ause nt e, socavado r de limites.

desplaza encandil ada la mur o de

supl eme ntar ia (¿no es ya la

·Los apara/os auxiliares que hemos inven/ado para el mejoramien/o o para la ampliación de nu es/ros sen/idos, es/án lodos cO /ls/ruidos co mo los ó/ganos de nues /ros mismos sel1lidos o como una parle de ellos (an/eojos, cámara fotográfica, audífonos, e/e.) Freud: NOTA SOBRE EL ··BLOCK MAG/CO "

que la cá mara es una " pieza

materiali zada " no tan só lo de nu estro aparato percepti vo, s in o qu e

un a " pi eza materiali zada " y la ex teri o ri zació n

motoras. La fotografia es, más allá de la vis ión, una am pli ac ión y trasorde- nac ió n de nue stras ac ti vidades tác tiles , la objet ivac ió n de c ie rta s acc ion es, es dec ir, su ex tens ió n y a utomat izac ió n. El di s paro de l obt urado r de la cá mara

intervie ne e n e l mov imi e nt o exte ri o r y lo detiene para fijarlo e n e l negat ivo. El aparato pe netra en la densidad de las cosas, arra nca los seres del espacio, los sus-

trae de

exceso de espacia lidad , a fin d e tomarlas , acoge rl as y fij a rl as v irtu almen te'" como

puras hu e ll as vis ibl es. La interve nció n s in de stru cció n mo lecu lar, e l corte que el aparato ejerce en e l flujo de las apa ri enc ias son s imultáneam en te su tra sposici ón

a o tro medio. Trans fi g urado , s ig ue co rriend o , g rá ficam e nt e petrificado , e l co rr e- do r en la toma. Se le impo ne un a inmo v ilid ad ta l qu e deja e n s uspe nso y s in respiración la im age n de s u aparic ión, a se mejan za de la es pera que s igue tan

s paros de fu s il , a las v io lac io nes, a

ex trañ a m e nt e a los actos deci s ivos , a lo s di

los ho mi c idio s. El meca ni s mo de l di spa ra do r d e

y

m a teria li zac ió n de un tic , la m e/áfora mecánica de un ac to co mpul s ivo d e repe ti c ió n . A l di s parar e l obturador, este automat is m o a m p li ado , a ut ó no m o y cosi fi cado se v uelve a in sc ri b ir e n la foto gc ni a de nu es tro c ue rp o e nt ero, ya

De la co mpre ns ió n freudiana se puede infe rir

tambié n es

de a lg un a de nu estras fun c iones

lo perecibl e, ex poni éndo los e n la s upe rfici e se ns ibl e, ex trayé ndo les el

la cá ma ra

es

la ex te rior iz ación

(2 ) Que ¡) las co sas se les des poje de su es pacialidad es la res titu c ión de la virtual idad que le s e s inherente .

Esto es lo que se conn ota en el lenguaj e coloquial con la palabra "ct crni / ar"' , La permanencia de la duraci ó n v isible só to pu ede ser produ cida sobre la ba se d e I.!Sla \ irlualidad originaria. la de la s co sas

e n el lenguaje.

qu

e a l aplicarle a nu es tra presenc ia so máti ca e l metro a ho ra exte rn o de lo

au

tomát ico , éste cap ta y

fornlali za preci sa mente los automati smos in co ns c ie nte s

d

e es ta pre se n c ia , tran sc ribi é ndolo s a l pl a no v is ual. Por e l rodeo de esta tran scripc ión se desenti erra el auto mat ismo , la lega lidad

y

la unifonnidad inh erentes a la expres ión del o rgani smo hum ano ; se hace vis i-

bl

e la escritura automática de los gestos, c uyo códi go inacces ible

nos mantie ne

presos. Los ca rac te res de sus jeroglíficos es tán incmstados e n las sa les de pl ata

d e a nimal es antediluvianos e n las pi ed ras

co mo las e nt e rrada s palpitaciones

fó sil es. Ci ne petrificado.

 

En los

mov imi e ntos det enid os

de los trazos corpora les de esc ritura se ha

de

spl azado

todo prese nte pat1icular y único a la intemporalidad del incon sc ie nte,

donde e l ant es y e l despué s, lo actua l y lo viltua l so n re vers ib les. Por ese desplazamiento -monstruosa distancia y movilidad- se le produce su propia pre-

hi storia a la co nt empo ra neidad a l int e ri o r del mi smo momento fotografiado. Sin

embargo , es esta mi sma di stancia la qu e poten c ia lmente pos ibilita la compren-

s ión de

co nsc ie nt e m e nt e la di stan c ia mi sma de l de spla za miento ; va le d ec ir, ll ega r al

ti e mpo y a l espacio en los qu e e fec ti va mente ha s ido pu es to lo foto g rafiado . Sólo

por la rea li zac ió n de es te

sustraído co mo presente.

La fo to ti e ne una ra ra cualidad : más qu e el mero registro de un eve nto media n- te su hue lla óptica, toda foto es la invi s ibl e in scripción material de la mirada de

un te st igo potencial. ( Dich o lugar virtual es

conti ngente me nte por el fotógrafo). El inevitabl e tes ti go no es só lo una virtuali- dad s ie mpre act iva y rea li za da a l inte ri o r de la foto , sino también y so bre to do al

interior del evento , puesto qu e e l nega ti vo es una traducc ión po r co ntac to de l

suceso , s u co ntinu ac ión mate ri al hac ia otras edades , haci a otro s siti os , haci a otra s situaciones. La foto es nad a meno s que la interpolación siempre viltual de esos

o tros di stantes ti empo s en e l co ntinuo en

to. La fo tografia prop o ne otra fi s ica , una retrofi s ica

ampl i-

ficado, repetib le y estratifi cado; ca rn e nue stra fotográfica. Fasc in a es te c uerpo repentinam e nte público qu e actúa a di stan c ia, for-

mali za do y reg lamentado por s u reproducción mecá ni ca.

vis ibili zar y mo vili zar su alfa-

be to qu e no s

esc ribe in scr ibiéndonos in e ludibl e me nt e en una co lec tividad que

se comunica por una presencia ab ierta por la imagen. Los eve nto s más cru entos, las acc iones má s ex tremas , do cum entos de la

destmcc ión de Hiroshima, reproducciones de las tribus aniquiladas de los

fueguino s, foto gra fia s de cajón to madas en

los vacío s de los domingos e n la

malla na , las in stantá neas de la pas ión de Benn y Kid Paret, se co ntinú an inde le-

es e

prese nte int empora l. Co mpre nd er lo s ig nifi ca cru zar y reco rr e r

recorrido , se recupera y actualiza retro act iva mente lo

ocupado en prim era in stancia y só lo

apariencia

ce rrado y conclu so del eve n- en vez de una me tafi s ica.

Aterror iza que esta escritura -independ izada- sea e l propio c uerpo

Angu sti a de sce rrajar la esc ritura fo s ili zada,

bi es , se pe rp etúan in o lvidab les en nuestros ti ca prec is ió n su ina gotab le info rma c ió n

oj os precarios , tras miti endo con idén- a ún después de d esa pa rec idos esos,

nu

es tros

e fím e ros ojos. Recuerdos qu e no

pueden ll egar

a s u té rmino .

Una c ró ni ca riguro sa me nt e meca ni za da se reg is tra e n

las haza ñas fíja s por un

un a actua lidad

siem pre a nac rónic a; un pasado que nun ca ex isti ó re nace in cesa nte me nte a través

de los c uellJOS incine rad os por la lu z e n e l nega ti vo. En la ag itación co nge lad a d e los ges tos s inté ti cos d e pil o tos de g uerra, de

campeones de natac ió n, de niri os estragados por e l ha mbre, de muj e res en las

poses d e l éx ta sis, se ve hi c uli za n las e ne rg ías

re tardadas por e l trauma póstumo

tiempo ilimitado ; sus acto res so n los estereot ipos in sta ntá neos de

qu e la cá m a ra le produce a l m o me nt o fotogr a fi ado. Una hi storia apocalíptica se es tá esc ribi e nd o co n

c iones de luz y sombra reve lad as en los positivos.

has ta e l punto

e nco ntrar su momento e n el ti e mpo retenido, se despre nd e un a c ro no logía de

crítico d e la de te nción para

la exac titud de las demostra-

De los adema nes que se esca lan

dim ens ion es

to al int erio r de las im áge nes

rea lidad , la hum a nid ad evacúa co nsta nt emente su

in stint o d e mue rte vo lv ie ndo e n cada clisé a l estado in o rgá ni co, a la qui etud de

los c ri s tal es, a la prime ra e dad d e la

mat e ri a.

inéditas. Medid as de una lóg ica so rprend ent e art iculan e l movimien-

bl oqu eadas.

En la exc reción v is ua l de la

la pre hi stori a producida por la in sta ntánea , de l qu e no se es co nsc ient e, pero que desde

hace ti e mpo ha sid o oc upa do por la maquin a ri a óp ti ca bajo la espec ie de que sólo

Alca nza r la propia a use ncia e n s ig nifica poder inte leg ir un pasado

se

tra ta de un re fl ejo inm ediat o y obvio de lo v is ibl e. La hi sto ria ha sido expropiada por e l dogma d e la ó pti ca repre se nt a ti va. La

co

mpon e n te ideo lóg ica d e los medios de in for m ac ió n visua l ti e ne aquí su origen.

e l dog ma de la in strum e nta lidad , o sea , que la re lación en la ev idencia de lo vis ibl e co mo reprodu cc ió n de suyo

comprensib le y mi e ntras no se reco nozca qu e e ll a traza s u g ra fí a e n e l en igma

Mi e ntras se manten ga

foto g rá fica se produ ce

de

lo visibl e, q uedam os anqui losado s e n la repe ti c ió n d e la p ro pi a a use ncia. Co nocerse en la fot ografí a es, entre otra s cosas, reconocerse co mo efecto de

la

maquinaria, co mo fabricación de su co nstrucción. Pe ne h·ar e n e l cl/e/po

ex lrG/lo ge nerado por la se mejan za mecá ni ca, ex ige s up e ra r un e min e nte obstácu-

lo di a léc tico: todo s nues tros sentido s y mov imi e ntos , virtualm ent e, ya han sido

vittual -

mente, s iem pre es ya un a fotografía. En es ta pe rspecti va, la po sibilid ad de una

pe rturb ado r, como un

móv il e n un a exp res ió n inmovi li zada". to ma oc urre la tradu cc ió n, e l tras lad o y e l transpo rt e

prese nc ia apa rece como "a lgo a te tTadora me nte e né rg ico y

inca utados por los meca ni s mos de re produ cc ió n téc ni ca. Nues tro c ue rp o,

e le m e nt o a ún e n acc ión y En e l m o m e nt o de la

m

a te ri a l d e lo reg is tra d o fo tog rá fi ca m e nt e. E n es te dob laje se efect ú a u na

re

pe ntin a esc is ión de un a fracc ió n temp ora l; e l des dobl a mi e nto introdu ce un a

modifi cac ió n d ec is iva e n la es tru cturac ió n de l ti e mp o. Una acc ió n "x" , p .ej .,

es di stribuida e n un mi s m o punt o c ró ni co

en dos ó rd enes

te mp o ra les di

fe re n-

c

iado s, pe ro

co nectado s e ntr e s í (co nc re ta me nt e , e l nexo

es la fo tog ra fi a). El

mo me nto de

di vis ió n y di stribu c ió n es un mo me nto int e rc ró ni co. Po r e l la pso

de l trán s it o d e un o a otro

s io nes:

in va ri a bl e d e s u d oc um e nt a ci ó n foto g rá fi c a. La s úbit a y fác ti ca esc is ió n d e l

ve rs ió n

ocurre s imult á neam ente e n dos ve r-

, la acc ió n "x"

e n

la

ve rs ió n tr ans ito ri a de los

hec hos,

a

la

pa r qu e

e n

la

núcleo te mpor a l e n s u tra s lado fot o grá fi c o produc e y co ns tru ye una s incronía.

Po r la s in c roní a so n pu es tos e n un

mi s mo pl a no dos ó rd e nes te mpora les: e l de

lo único , fun g

ib le

y co ntin ge nt e,

y

e l d e

lo

int e rmin ab le qu e se con se rva y

"eterni za" e n la

fo to , di firi e nd o

s u

e fec to y

re perc us ión . Por la pe ne trac ió n

la fracc ió n d e ti e mp o , se e xtra e v io le nt a m e nt e d e l

la

inte r va lo , p o r

a

se r, so bre la ba se d e es ta re lac ió n, c it a bl es e n ge ne ra l: lo tran s it o ri o, qu e, po r haber producid o y producir e n cuanto hue ll a la con s tante de la to m a, está

fo tog ra fi a, a mb os ó rd e nes e ntra n e n un a re lac ió n re cípro ca d e c ita y pasa n

fi s ica d e l in s trum e nt o e n

co n t a c l o,

-solidificad a-

la

duración

como

v is ibl e.

En

in

c luid o e n su tra nsc rip c ió n y co nc it ad o e n e ll a e n cuant o e ne rg ía in scriptora:

y

lo pe nn a nente, que , po r s u

pers iste nc ia

eman c ip ada (apare nt e produ cto final

de la tra nsc rip ció n), pasa

bin a bl e a di sc rec ió n . En

a ser técnicame nte re produ cibl e y as í c itabl e y com-

este recípro co me ca ni smo de c ita a l inte ri o r de la

fo to , mora late nte la cualidad doc umenta l de la hue ll a ó ptica .

es e l e f ec t o d e un

me ro re n ejo , s in o un a traducc ió n qu e log ra la se parac ió n co nstru c ti va e ntre

lo óptica-

la mirad a orgá ni ca y e l oj o mecá nico ; la di so c ia ción vis ible e ntre

Qu e d a d e m a ni fi es t o, qu e la c on s titu c

ión d e la fot o L1 0

m

e nte co nsc ie nt e y lo ó ptic a m e nte in co nsc ie nt e po r fo rm a li za rl os e n s is-

te

ma s

s íg ni c o s

dife re nc iad os;

la

po s ibi l id

a d ,

po r

lo

ta nto ,

d e

es ta r

s imult á neam e nt e ell la mirad a y .ji/e ra d e ell a , s in a ba ndon a r lo v is ibl e. En

es

aquí res id e s u fu e rza revolu c io naria.

fi s ic a :

ta pe r s pec ti va a pa re ce e l oj o fo to g rá fi co co mo critica a la mir a d a

La reproducción del Nuevo Mundo

Durante e l s ig lo X IX, e n la é poca de s u in ve nc ió n, la cám ara sea en París o

e n Lo ndres tra nsc ribe , a s u pla ca se ns ibl e , o bj e ti v id ades que perte nece n a l mi smo

g rado de de sa rro ll o tecnoló g ico que e l propi o proceso de interve nción, registro y reproducc ión. Lo fotografiad o -una estación de ferrocarri l o la torre Eiffel- está ubi cado en e l mi s mo estra to téc ni co y te mp o ral , qu e la fonnali zac ió n efectuada po r e l lente . Med iante e l reg istro mecá ni co , la téc ni ca pa l1i c ipa y ree nvía su

que pro yecta respec-

propia imagen a uto má ti ca"' ve rifi cand o la di stanci a refl ex iva

to a s í mi s ma. De bido a es ta co ntinuid ad e ntre e l ex te ri or indu striali zado y su

mediación

mi sma. El nu evo ojo

s ig nificado , se pu ede decir qu e la fot o co in c ide con s igo

visua l mecánica , po r esta espec ie de ho mo log ía entre e l signifi cante y

ex te ri or co nfirm a e l ex te rior nu evo qu e re g istra. En s um a: la técnica na turali za la téc ni ca"'.

El proced imi e nt o docum e nt a l c ho ca vio le ntamente co n la gran tradi ción cu l- tua l de la pintura , la qu e es co nve rtida e n pa sa do aho ra reve lado e n sus funda-

me nt os , por Desa ut oriza

dec is ivo s como p.ej. , la orig in a lidad , la a ut e nti c idad , e l aquí

a la pintura po r s u multipli ca bilidad mecá ni ca

m os tra r la foto gra fi a có m o pi e nsa la pintura a dife re nci a de ella.

en va ri os aspectos y a hora , re volucio-

na ndo la es pacia li dad y tempora lidad co lec ti vas. Pintura y fotografi a e mpiezan a

d e finir( se) un ca mp o res ue ltame nt e di ve rso e n la articul ac ión d e lo vis ua l. La

(J)

Al co nstitu ir lo m ecá ni co m edi an te e l apara to fotog ráfi co su prop io ojo y la \ is ta sobre si mismo.

co n stitu ye co njuntamente con es t e reflejo óptico propi o -y d e m<lncra i nm cdiatn- ta ca pacidad de

fijar toda otra es pe c ie de a utomati s mo lat e nt e e n e l c mnpo ó pt ico . A qu e ll o qu e pertenecie nd o a lo

v i su al ( t anto en el úmbito soc ial CO IllO e n e l natural ) pero su straído al do m inio y

1 contro l de una

una fa l o 10 puede sac a r ~ in s y d e t eni dam ente. para a se-

in l cncio nalidad y de una co n c ien c ia ·

g urar su imagen y co nse rvarla en la p erm anencia de lo \ i sibl c. El prGcedimielltofotogl'áfico e/em

el mundo en gel/eral a la semeja l/ ::a mecánica. a s u ide/ltidad a l/tomtÍtica. Tod o lo qu c sucede entre aqu ell o que impront a y aquello que es improntado, IOdo lo qu e acontece durant e ese lap so ínl imo en que do s sustan cia s se l ocn n, comp enl!tra n y traducen por la luz -c n ese intercambio de sc ncad enad o- es ab so luta y es tri ctam ent e automá tico. y al revés:

L o propi o

la tran s-

de unn inlenciona l idad y de una co nciencia. al se r lllcdbdo fotog ráficame nt e, es sustra í-

do de go lp e al domi ni o y co ntrol de la co nciencia y rc\e bd o en lo que dc automático ticn e pos ición del mundo al pen samiento fotog rá fi co.

dive rge nci a de sus respect ivos sistem as de en un c iación va determina ndo, tan to para el lll10 co mo para e l o tro , funci o nes in éd itas para la captura de imá ge nes de lo socia lm e nte in visto. Pese a se r sistemas de codifi cac ió n diferenciado s e inde-

pendiente s , cada

ridad, sin sa lirse del ca mpo visivo"'. Esto le pennite a cada cua l ve rse por e l otro

desde a fuera y traduc irse ópticamente por medi o de l otro; posibili tando a a mbos reflexio na rse y rede fin irse fre nt e a la c ríti ca ma te ri a l qu e cada s istema propon e respecto al otro por su diferencia específica. La fotografi a, p.ej. a l reprodu c ir

mecán icamente y en fo mla mas iva vertir y re g resa r la foto a la te la e n

un o se co nstitu ye respec to a l otro e n su co rres pondi e nt e exte ri o-

todas las obras de ane . La pintura p .ej. a l rei n- e l hi pe rrea li s mo .

en

Inmed iata m en te de s pu és d e s u in ve nció n la cá mara pene tra ( hac ia 185 0) el es pacio a merica no , donde in cor pora a s us ne ga tivos s uj e tos y o bj e tos,

en

co mp a rac ió n co n su ult ra mode rni dad téc ni ca y pe rcept iva , a nacró ni cos,

desarra iga dos, fantás t icos, so rprendid os , en s um a, pre fot og ráfico s. Po r co n- sigu iente, e l medi o de registro que es e l lente, marca y traduce , como he te rogé n eo

a

dos inc ipi e ntes en c ua s ipa isaj es ind o min ados e in co nc lu sos abruptam e nte

ac tua les, trasponab les y ubi cuos , presas y trofeos de la cace rí a fotográfic a,

bajo la es pecie de lo exó ti co. Por s u ca lid ad doc um e nt a l, o sea, por la co n-

g ru e nci a mater ia l, bajo la fo rm a de hu e lla óp ti ca , de l s ig nifi c ante (e l dispo s i- t ivo mecá ni co -químico) y de l s ig nifi ca do (lo " rea l" e n cada caso imp ro nt a- do por la trad ucció n lumíni ca e n e l s ig nifi ca nt e) en un a so la im age n, qu e arra nca lo " rea l" de un espac io- ti empo úni co y co ntin ge nte , tras ladá nd o lo a un espac io memoria , p lu ral y múltipl e me nte c it a b le y a nexab le, se to ca n co ncretamente e n la foto mi s ma y se prec ipit a n sob re impresos do s ti e mp os

d isc ontinuos en se ntido soc ia l"' . Va

ta

es tra tificada. Una di sc ro ní a. El efecto es pecí fic o de la int e r-

doc um enta l de la esce na a mer ica na: pobl a-

é l, aq uello que ha ce ingresa r a s u

ri o s t ie mp os y un a s o la ima ge n , por

nto , im age n

(2)

Po r otra parle.

fre nt e

a la noved ad de la s co ns tru cc ione s y o bjeto s de la

revo luc ió n indu s trial. o se a

frente a la in édi ta loco mot ora d e v apo r o las fa ntú stica s es clu sa s d e l Cana l d e Pa na m ú, la p i ntura d e

prOTlIO ya no puede i nsta lar ve ros imi lment e los tropos de l mund o mitico greco- lat i no. ni dcllllund o

cris ti ano. Il asta ese

mo m en to. e n un cuadro era "natu ra ' " po ne r en esce na p .ej. e n el amb i ent e pin -

tado de una arquitcclUnl renace nti s ta. se a la Esc uela d e Platón. sea la Fl agelac ió n de C ri s to. En tant o

qu e las

del tod o refractaria s a epi so di os bíblico s o míti co s. Así e l art e en el si g l o X I X. se ve dc go lpe co ns-

a la s impres ion es inmediata s de la

ret ina ( impresionismo) y ya no le es pos ible int erpo lar inte rca lar en el esce nari o de la técnica. en la

imagina ri o pi c-

tura l es la abol ició n del Ol imp o y el deici di o , en suma e l pa sad o. En el momen to de la i nve nción de

la fo to gra fi a la natural. lo que

rea l idad real , ni a Aq ui l es, ni a l os A

inconcebibles in ve ncio nes de la revol uc ió n técnica so n co mo po sible s esce na rio s pi ctur alcs

treñ id o a pinta r so lamen te lo qu e el ojo de snud o ve. a entregarse

lu z v iene a ser e l trad ucto r de la realidad imp l ica qu e só lo lo que inmediatamentc

pós tole s. E l pre cio qu e le impon e l a téc ni ca al

tanto pa ra el ojo

se regi stra es

lo

mecá ni co co mo para el

vá l ido.

e l denominador

co mün , tanto para el le nte co mo pa ra el p incel : la esc ritura de la lu z (fot o-g rafia ). y la lu z de l impre-

 

sioni smo regi str an co n id enti ca exac t itud la ausenc ia de Dio s y

de Zeus.

(3)

Tal co m o el len guaje oral. po r la inve nció n de la esc r it ura tu vo

repen t iname nt e su

prop

ia exte r iori -

dad lingüística en ella. Aunq ue la escritura es un có di go digital y la folO un códi go aná logo. se puede afi rma r que la esc ri tura es a l lenguaje ora l lo que la foto gra fia es a la pintura.

ve

n c ió n fo tog r á fi ca e n A m é ri ca: la pr od ucc ió n de un a unidad s ig ni fic a ti va,

qu

e co n ti e ne e n c uant o im age n un a di sco ntinuid a d te mpora l qu e la con sti -

tu

c ró ni ca se

qu e e nco n tra r la c ua lid ad teó ri ca d c la dim e ns ió n co nt e n ida e n ese abi smo

te mp o ra l. ( ve r Addellda e n pág in a 52)

La vez e n

reve la, e n cua nt o s ig n o , e n lo fo t og rá fi ca m e nt e re te nid o. Ha brá

em pos hi s tó ri cos di s ta nt es. Es ta re lac ión

ye

y

e n

la

qu e

se

c it a n d os

ti

acc ió n d e los p roced imi e nt os fo tog ráficos imp o rt a d os se rea li za a la un es paci o ima g in a l infra p ic tó ri co , va le d ec ir e n la a use nc ia d e un a

tradici ó n pi c tóri ca co nso lid a d a. La indi ge nc ia pi c tó ri ca e n

A m é ri

ca La tin a,

a

l o ri e nta rse po r m o de los imp o rt ad os , se co ns titu ye e n ce ns ura d e l cos mos

v

is ua l pre co lo m b in o, de nega nd o la

pos ib ilid ad d e c ua lqui e r co ntinu ació n

d

e l e s pa cio abiert o

e n

é l.

La

pul s ió n

im ag in a l

d e

ese

c os m os ,

a

l

se r

re

prim id a

y

cas tr ad a ,

se

co n v ie rt e

e n

res is te

nc

ia

ps íqui ca,

e n

fa

nt as-

ma goría o b se s io na nt e qu e des de e l in co nsc ie nt e , s ig ue o pe ra ndo, res tando

qu e qu ed a n as í m a rca dos en su

rea lidad y coa rt and o los int e nt os pi c tó ri cos,

índol e

fa lli d a.

La

fo togra fia e n

el N uevo Mundo le ro ba a

la pintura desde ya, e in exo rab le-

m e nt e, la pos ibilid ad d e con stituirse e n tradi c ió n , po r impon e r co n fu erza

soci a l

fu gac idad y la re peti c ión , (l as qu e co ndi c io na n prác ti cas a nt agó ni cas y

d escon structora s de la noc ió n mi s ma de tra di c ió n ), e n o pos ic ió n a las de

s in g ularid a d y pe rdu ració n d e la pintura , qu e so n prec isa m e nt e los c imi en- tos de la trad ic ió n. En un mund o do nde lo q ue fund a la pos ibili dad de pin-

tur a ya se e nc ue otra prev iam e nte d esa ut o ri za d o y s us tr a íd o, necesa ri a me nt e

deben se r otra s las La fot ogra fi a se

Re tros pec ti vame nte

la pintura pi e rd e su

de los meca ni s mos

hay un so lo cuadro e n e l N uevo Mund o qu e h aya o r ie nt ad o y d ete Jlllin ado de un modo soc ia lm ente vige nte y co mp ro me ted o r un "pa isaje" "a me ric a no" o un "ros- tro a me ri ca no" . Sa be mo s e n fo rm a co lec ti va d e l es pac io a me ri can o por un a ca n- tidad suces iva , di spe rsa y di se min ada de fo tos.

ins ta la a nt es qu e la pintura e n A m é ri ca.

in de pe ndi e nt e me nt e de l handica p Po r e ll o se pu ed e a fiJlll a r qu e no

la

mas iva

di me ns ion es

es pa c io -tempo ra les

pro pi as

d e

e ll a,

co mo

coo rd e nad as e n d o nd e la v is ibil id ad se orga ni ce.

virtu a li d ad de desa lTo ll a rse d e reprodu cc ió n mecá ni ca.

La fo tog ra fi a y los s uces ivos m eca ni s mos de repro du cc ió n m ecá ni ca (ci ne , T.v. ) cond ic iona n un a percepció n que se co nstru ye e n la d istracc ió n y no en la

co

nce ntrac ió n y co nte mpl ac ió n q ue so n los mod os c ultu a les de perce pc ió n de

la

pintura.

L a di s p a rid a d d e tr a m as p e rce pti vas

q u e r e ti CLd a l a es pa c i a lid a d la tin oa m er i -

ca

na, la d ifi c ultad

de d istin g uirl as y de

med ir sus e rec tos hace impresc indi bles

(4)

L o que reproduc e (' sg te.') y lo reproducido ('sgdo.') se 1ian y cntr.:m czcla n en ulla rracción del

tiempo cós mico. en el mO lll e n to de la im prontación óptica. y por ende. lo rep roducido ('sgdo.') es!!:

ma lcria~ll1~ntc inc lu i d o y pa r a sie m pre p!" ese n!\'! en

suya. su

el

's i g nifi ca n t e', y

que es la h uella

legado opl l CÚ perenne. en fin . un rec uerd o que no pu ede llegar a su I cnni no.

un a prax is visual qu e las o bj e ti ve y un a teo rí a

c io nes a qu e es tá suj eta, és ta,

qu e ubiqu e las he terogé neas media-

nu es tra es tra tifi ca d a pe rcepc ió n.

de l espa- paraje ha

c io e uro peo , es la t ra ns fe re nc ia v is ua l d e la ha bitac ió n q ue de u n

es la tradu cc ión scópica de su pro longada do mesti- ó pti co de un in ve tera do interca mb io co n un a ex ten -

s ió n d o min a d a. En ca m b io,

lva o de los ex tre mos de la

A nt á rtid a, no so n re fl ej o d e s u co n s ue tudin a ri a te ne nc ia , s in o qu e impli ca n

abrupt as irrup c io nes e n e l co ntin e nte d esco noc id o , a ll a na mi e ntos y vio la- ciones visuales de un espac io tramado por m entes o tras , aboríge nes'''. Estas

t o m as

pi ezas

me nta da de su co nq ui s ta. A la

po r do min a r,

po r oc up ar, por exp lo tar. So n e n c ie rt o m o d o blancos . Grá fi ca m e nt e, la

to m a fo tog rá fi ca

de pru e ba de su rea l (y no fa nt ást ica) ex istenc ia; so n la no ti c ia d oc u-

so n se l'ia l es ó pti cas d e punt os geog r á fi cos d esc ubi e rt os ; co n s titu ye n

to

las v is tas fo t ográ fi cas d e l int er ior de un d es ie r-

hec ho una c ivili zac ión; cac ió n, es e l sedim e nto

El pa isaj e pi c tó ri co , e n c ua nt o gé nero y tó pi co co ns t itu ye nt e

,

las

in s ta ntá neas

pa no rá mi cas

de

la

se

vez co n no tan e l in ve nt a ri o de lo

e n e l N uevo Mund o efec tú a un a to m a de poses ió n .

Lo

exót ico

es e l ú ltim o res pl and or de la

natura leza o hu ma nid ad a utócto na ,

que se

aso ma y des pid e a la vez e n esa, s u

prim e ra y últim a in sta ntá nea. Y es

po r eso, qui zás, qu e ca da un a de esas vistas mecá ni ca me nte re tenid as ti enen

ese a ire de imb o rra bl e m e lanco lí a, que las e mpalia

po r de nt ro co mo .Iág rim as

nonatas. De esa c ua lid ad e moc io na l qu e las pe rrn ea, estudi a r los fund ame ntos.

qu e

esas co lec ti v id ades impint adas , qu e esos c uerpos refrac ta ri os, por la máx im a

dis tanc ia a la re p rod ucc ió n m ecá ni ca qu e e ll os s ig ni fica n, co nte nga n a ún en

Pu ed e qu e esos mund os ig norado s , qu e esas ca ras prefo togé ni cas,

su do bl e fo tográ fi co , un a res iste nc ia (ya qu e la

cá m a ra no

se e nc ue ntr a e n

lo

e

ncuad rado po r e ll a , nada ni nad ie e n lo re prod uc ido la

co rr o bo ra , só lo

la

pu ra d is ta nc ia foca l lo in va de tod o , e l le nt e docu me nt a su p ro pi a a use ncia;

un a res is te nc ia qu e log ra , a unqu e sea

fo tog ráfico , de hec ho

in

e m a na ra de aq ue ll as inte mp e ri es so rpre nd idas , d e aq ue ll a hum a nid ad d es -

cámara in cr ustá n-

do la inde sc ifrada e n s u a ura trans pare nte , co m o un fós il igno to.

co loca da, un a ma te ri a s e ns ib le y efect iva qu e reg istra a la

ra lo efec ti va m e nt e g ra fi ado y ex pu esto , co m o s i

inte rve nci ó n d evas tado ra. Es co mo s i e l a pa ra to

fugaz y tra ns it o ri a ment e, de nun c ia r s u

v is ib le e n

la

to m a,

fue

(5)

Esas fo tos e nfocan, registran y doc um e nt an co n una nitid e z s in ig ual. la au se ncia de pintura e n

A mer ica; son nada me no s que ex te nsos pa isaje s impin tados. Des pre nd ida s so mbra s le ta le s.

El cuerpo que mancha

Las excreciones visce ra les que de spide el c uerpo manifie stan diferencia-

da mente el tránsito desde su interior hac ia el ex terior ; por ello , so n los modos

más primarios y concretos con los qu e el cuerpo saca y exh ibe su interi oridad. Por la vía orgánica de su exter ior izac ión , e l cuerpo edita so máti came nte

tanto el aspecto de structi vo de s u me taboli smo (orina , heces , sudor, vómito,

sa ngre men strual) , co mo e l aspecto ge rminal (semen), como e l meramente exp res ivo y emoc ional (lágrima s).

l cuadro y la foto exteriorizan e l c ue rp o y la

Ya que

la lengua , la letra , e

ment e hum ana

tra s ladab les de l me taboli smo so ci a l qu e e ll as co nstitu ye n, se pu ede concluir

qu e las sec recio ne s orgánicas que se des prend en de l cuerpo

rior del leng uaje, los rudim entos somá ti cos de la imprenta y los ba lbu ceos de la fotografia pe ro inm ediato s, in contro lables, a utom á tic os, re fl ejo s, in vo lun-

tario s, efecto s del int ercambio orgánico de la comun icac ión fi s ica del cuerpo

con e l uni

menstrual es, pronun c ian lo anima l, imprim e n lo

soc ia l, y en co njunto repiten , seg und o a seg und o , la in e ludibl e sujeci ón del hombre al todo del cos mos y la inn ega bl e in c lu s ió n al ti e mpo y a la peri odici - dad de la naturale za qu e antecede y excede a la hi stori a.

primordi a l de di cha escritura

corpora l; es la hu e ll a inm edi a ta qu e e l o rga ni s mo tr aza de su int e rior. En la ma nc ha d e se me n e n la sá ba na (que se re tira), e n la man cha de orina e n la ropa inte rior (que se cambia), e n la sa li va e n e l ba bero (q ue se lava) , e n la pu s so bre la ve nd a (q ue se bo ta), a pa rece e l o probi o qu e e l hom-

bre s ie nte fr e nt e a lo a nim a l, la de ni g rac ión fre nt e a lo in vo luntar io , e l pa vo r

y conforman las manife sta c iones tra spu esta s, tradu cidas y

so n la matri z ant e-

ve rso natural. La s voces se min a le s, las

le tra s fe cale s y los grafi smos in va ri ab le y ex pre sa n lo pre-

La man cha es

la imp ro nta húm eda, la letra

fr

e nte a lo a utom á ti co, y, lo trasg resor

de aq ue ll os meca ni s mos que in vade n

e

inund an de natura leza , es decir

de es perm a y ca ca , e l sublime

campo de la

hi

s toria.

La co mpul s ió n de bo rra r la manc ha o bedece a la impe ri osa neces idad de

fo ndea r s u

o blite ra r las señas de la prese nc ia prec ul tur a l de l ho mb re y de

ind o min abl e

es tatur a natur a l.

 

Pues to

qu e toda

esc ritura,

todo le ng uaj e es e l des pl aza mi ento hacia e l ex te -

ri o r de los

se ntid os

human os

-co mo su s ignifi ca do- co nti enen e n fo rm a s ub li -

mada (lo qu e es lo mi smo qu e

d e la prim e ra esc ritura a nim a l, re fl ej a y cós mic a .

dec ir en form a soc ia l e hi stórica) los ves ti g ios

Las go tas d e ace it e de máquin a ha bitu a lm ent e cae n so bre e l ho rmi gó n ,

y ca min o s,

e l ce m ent o ,

ae ro pu e rt os , bo mb as be nc in e ras , ga rages y es tac io n a mi e nt os.

e l

as fa lt o

y

e l co nc re to

qu e

pav im e nt a n ca ll es

Ditt bo rn , a l ser

manc hadas co n ace ite que mado , adqui eren , po r des pl aza mi e nt o , la fun ció n de

La

te la de

lin oca

y e l ca rt ó n e n e l di s pos iti vo

g rá fi co d e

so po rt e qu e ti e ne la ca ll e , lu ga r de trán s it o po r natural eza , res pec to

a l de rra me

de ace ite. La urdimbre de la Iinoca y e l espesor de l ca rtón toman po r la ace ite ese ca rác te r de matri z común de la vía públi ca.

ma nc ha de

Las ma te ri as o leag in osas se filtra n po r des pe rfec to , se

d e lubri ca ci ó n d e los ve hícul os

des bo rd a n po r so bre la band a

in co ntin e nc ia de las a rt e ri as

la ca ll e . El aceite que mado es la

de

ceni za líquid a, es e l lubri ca nte fati gado, es e l

ex creme nto de la máquin a. Su último uso : la apli cación , co mo ba rni z y

pintura, a las c on stru c cione s de ma de ra in c le me nc ias de l c lima.

ba ra ta para resg ua rd a rl as d e las

La tácti ca de l ca mufl aj e pu ede in s truir sobre a lg un as virtudes de la man-

la mancha es utili za da para oc ultar, pa ra o a lg ui en no sea visto.

La ca pac id ad de la ma nc ha de in v isibili za r desca nsa e n un m o me nt o

cha. Co mo a rm a o fens iva o de fe ns iva

des pi star, e n de finiti va , pa ra que a lgo

un a e ta pa

a rca ica y co ns titu ye nt e d e la hi sto ri a de la v is ua lid ad : aqu e ll os prim eros

ta nteos de la

es tad io só lo log ra n orga ni za rse a través de los de se nfoqu e s más cra sos co mo me ras ma nc has , di fusas ne bul osas , e n e l c ie lo d e la retin a.

d ic ha ceg uera in i-

c

( ind e fi n ic ió n a la qu e ta mb n pe rt e nece la indi stin ció n e nt re s uje t%bjeto , e ntre a fu e ra/ ad e ntro) re ci é n prin c ipi a co mo un a a nt e na a pa lp ar a toca r, a

esc ulp ir, a co ns truir, a pint ar y a d isce rn ir los prim eros o bj e to s/s ujetos d e n- tro de la ma nc ha.

ia l, co mo , a la ve z, ese ojo rec ié n nac id o, qu e e n s u ind efi ni c ió n to ta l

fil oge né ti co d e la evo lu c ió n de

l

s uj e to.

Po r la

ma nc ha se c it a

v is ió n e n s u s es fu erzos por id entificar los obje tos qu e e n ese

Por ta nt o , e n la ma nc ha se ha ll a e n es tad o d e rec ue rd o

Det rás de la ma ncha , ve rd adero e mbri ó n v is ua l, ll a ma la seduc c ión de

un

pos ibl e e nt e qu e ribl e, pero se agazapa ta mbi é n la a menaza de un obj eto

no

id

entifi cado

co nfo nnable e n s u mo ns tru os id ad.

Sólo en

la medid a qu e des ma nc he la

ma nc ha , e l s uj eto podrá eregirse

en

hace po si - que habita

ta

bl

tod a mancha: e lla es

Lo desconcertante para quien es ag redid o desde el camuflaje es la infan- tili zac ión a la qu e se ve reducido: se lo de sa rma , po ni é nd o le co mo señue lo su

la ma rca de la a use ncia de l s uj eto .

l,

e

y, co ns ti tuir los suje tos/obje tos q ue lo

co mo difer e ncia, co mo negac ió n

de la

rodea n. El s uj eto só lo se mancha. De a hi e l terror

turb ada, y propi a mirada primi ge ni a.

hi g iéni cas, gasas, en fin las var ias te las y

mate ri as qu e se utili za n

es pec ie de rec e pt ác ulo de las muco s id ades, co mo un a suerte de mo lde de los

sa ngre s, donde sus sea pasajeramente,

para abso rb e r las excrec io nes , o pera n como una

Pa li os, a lgodo nes, tra pos , toa ll as

s udor es, podrí a dec irse como un gé ne ro de nega ti vo d e las impronta s, lo s ga rabatos de sus po lu cio nes quedan , aunqu e

retenidas. Sus impresion es no só lo so n amparadas po r la matri z

que las acep ta,

sino

qu

e los

líquido s y fluido s (esas prim e ra s tintas) in vaden , y penetran los

fila-

ment os , emp apa n, infi ltran y

Impregnados de su

abso rbente.

influj o, entre mezc lado s y a é l co nfundidos, son a lt erados

tiñ en

las

urdimbres

del

tejido

fi

s icam ente por s u contamin ac ión.

 

La

mancha , ex pres ió n forma l de la indi sc rimin ada int eracció n de las mate-

ri

as qu e se enc uentra n, la ma ncha habl a de dicha s imbi os is,

publi ca aquel

mim eti smo

recíproco , di vul ga esa promi scuidad. Materia v iva,

ahora

ex terior

y todavía ca liente te rminand o e n mat e ri a inanim a da.

Re troacti va mente se puede afirmar

y luego la directas y

de las impre sionante s re ve lac iones de l cuerpo, de su efusión difusa,

qu e la esc ritura, la pintura

fot og rafia orgá nicas,

de s u ex tro ve rtid a difu sió n inco ntin ent e y confu sa.

so n la ve rsión co rreg ida y ca lculad a de las ex presiones

Cuadros de Honor

El o rd en instituid o fotografia para reco noce r, exacta mente para reconoce r

y

hacer reconocer a los in frac to res de su ley: lo qu e impli ca un punto de v ista

e

inclu so un a toma de vista prec isa; eso ex pli ca tam bién entre otras cosas, por

qu

é no se ti ene la mi sm a ca beza e n una fo to de fam ili a q ue en un a ficha

an

tropo mé tri ca.

marca (reg istra -

da) qu e le s irven , porque é l fabrica para é l la im age n de cada cua l: (com ien za con la cédul a de id entidad y la foto reg lamentaria qu e reg lam entari amen te debe ser colocada en su luga r reglamentario). En la la foto carnet, el rostro humano es encuadrado, encasillado,

encerrado

identidad, puesto qu e en e l lapso de su toma , la ca ra del ho mbre es so meti-

ex tors ió n; so -pretexto de reg is trarl a e n lo qu e d e úni ca y

distinti va ti e ne, la toma , de hec ho , hace exac ta me nte lo co ntrar io : ap li cá n-

la med i-

d a de l o rd e n , y

qu e és te se

dole un a y la mi s ma no rm a fotográfica, la es ta nd ar iza , cortándola a

da a un a máx im a

y tipificado po r el orden , esce nifica ndo to do un s imul ac ro de

A l orde n es tabl ec ido le es fác il fabr ica r las im áge nes de

la m as ifi ca,

multipli ca nd o e l o rd e n e n e ll a para

reprodu zca med ia nte e ll a irres tric ta y

gato p or li eb re, a bdi ca nd o e n s u

cara a lo único e intra nsfe ribl e a que asp ira -nada menos que a su

propia identidad- és te co me te (s in sa b e rl o) s u primer y fundamenta l delito ,

propia

d e finiti va me nt e .

A l ace pt ar

e l

s uj eto

es ta

pasada de

el

de se r có mplice (y no víctim a) del chantaje, al entrega r y ceder lo

in

a li e nab le . C ua lqui e r delito p oste ri o r se h ace inm ediatame nt e plau s ibl e y

reco n oc ibl e e n s u im age n , a co n sec ue nc ia de qu e e l s uj e to

en c ue s ti ó n

fue

captado por e l lente infraganti , con las manos (la ca ra) en la ma sa, co me-

ti e nd o s u prim e r de lit o -l a e naje nac ió n, con e l co n se ntimi en to y la

pres tac ión de su propio quedó fotográfi ca me nt e

foto antro po mé t rica en c u a lqui er o tra ocas ió n , co rroborando s u ca li dad de

de lincu ente.

la

s u

de lo único irrenunc iab le- que indeleb le

c ue rpo, in sc rito

e n

ros t ro ,

para

se r c it ab le

e n

y

por

No debe ca usa r ex tr3l'íeza, e nto nces , que una vez re produ c ida un a foto de

cam et por un med io de in formac ió n y c ua lesquiera sea s u fin a lidad, a prim era

vista e

un de lin cuent e. Nu nca se ga na los 100 m . pla nos o

in va ri ablemente , ésta a pa rece med ia nte y e n di c ha publi cac ión co mo la de

imprime un a foto ca rn et e n un per iódi co cua nd o alguien do na un a sum a de dinero a l Hoga r d e C ri sto .

pre po nd e ra nt e, defini- d e los procedim ie ntos

má s e fi caces d e m a ntener e l orden

púb li co. La ope ración d e a li e nac ió n a la qu e e l in dividuo está "s uj e to" e n la foto de

céd ul a, va a ún m ás lejos: e l ord e n

le de v ue lve la ind ividua li dad

hipotecada , en form a de ni gra nte , y lo rc s titu ye a la co ndi c ió n de sujeto en e l

se ntid o peyo ra ti vo d e la pa lab ra ("va ri os suje tos fueron ap re he ndido s por efec -

ti

infrin g id o la ley.

fin d e m a rca rl o in exo ra bl eme nt e en

c u a nt o in di

v idu o -a nti soc ia l. La condición de s uj eto só lo le es re s tituida por la

soc ie d ad a a lg ui e n bajo la fo rm a de la cu lp a.

imprim e to do su re pudio , lo es tigmati za a

En esa coy untura , le es ta mp a toda s u

o efec ti vame nt e ha ca rga nega ti va, le

fotográficos , e ll os so n una de las fo rm as

to ri o y s istemát ico que nu es tras soc ieda d es han hec ho

M ás a ll á de to d a cap tac ió n d e lo "rea l", por

e l uso

es ta bl ec ido

") cuando

vos de la Br iga d a d e Homicidio s

éste s upu es ta

Ese es e l minuto y e l es p ac io red ucido qu e precariamente h abitan lo s s uj e- to s d e la g rá fi ca d e D ittb o rn -en especia l los de los Cuadros de Honor- donde entrega n y rind e n s u pe rso na, do nd e ape nas so brev ive n inmortali za dos.

d e l ojo m ecá ni co, en e l

cuadri lá tero de la foto de identidad se in s titu ye un espacio de int ercambio , dond e la ans ieda d de lo íntim o y e l s ue ii o de lo s in gu la r se tran sa n por e l este reo tip o.

La durac ió n téc ni ca me nt e m emo ri za d a im pone un es p ac io de inte rdi cc ión ,

dond e cua lqui e r a lte rn a ti va , c ua lqui e r movimiento , cua lquier inte rl ocución es drás ti ca me nte de nega d a: ha y qu e estarse más trallquilo qu e ulla foto. El mo m e nt o a ut o m á ti ca me nt e mu ltipli cado qu e encue ntra su dest ino e n el

recuadro del ca rn e t ci

e n lo típic o,

pasa a ser nada.

do nde e l re trata do púb lica mc nt e ex pira , donde é l es, é l pa sa , él

ii e un es p ac io d e ago ní a, do nd e todo lo persona l se pierde

Por la int e rve nc ión reg ul ad o ra y fonna li za dora

( De mas iad a in for m ació n c rea la indi fc re nc ia. C ua nd o lOdo pa rece ig ual, la se ns ibilid ad pi e rde la ca pac id ad de hacer d isti nc ion es. Los Cuadros de Hallar

por exage rar la s im ili tud lib era n lo múlti ple e n ro stro s dc

a l en focar e l género,

e l á rea de su rep ro-

ducción una zo na d e c ulpa , dond e a l fotografiado , ha bi e nd o cedido a la

a qu e as pir a , a lo que

le progra ma e l de lito en la informa-

qui zás nun ca tuvo y nunca tendrá, se

fuerza , hab ie nd o re nun c ia d o o fi c ia lm e nt e a lo úni co

a parie nc ia aná loga;

fucrza n encontrar las diferencias.)

La es pacia li zac ió n mecánica d e l ti c mpo d e m a rca e n

c ió n de su ros tro. Po r lo mi s mo, los dete ni dos e n e l recuadro fotog ráfico

t ie nen aqu e ll as facc io nes co n fusas , a qu e ll a traza de tr is teza in curab le, con-

de nados a pe rp e tuid ad a pe rv ivir en la la te nc ia de l de lito.

la in s ta ntá

m e di a nt e

ampli ac ió n de la esca la, m ed ia nt e la o rde nació n y

Medi a nt e la s us ti tuc ió n de

e l

d es pl aza mi e nt o

d e

nea por la demo ra de la ma no ,

, se ri a li zac ió n , e l a pa ra to la v is ta la co m bi nac ió n

la

a l

lo

fotog ra fi ado

ca rt ón

m e di a nt e

grá fi co d e Dittbo rn d es pl iega y po rm e n or iza a nt e

o pe ratori a de e le me ntos q ue, e leg id os deco difi ca ese m o m e nt o de li ca do de

vue lve inint errumpida ment e e n toda vida co lec ti va: e l reempl azo de la prese n-

co m o e ncr uc ijada

y dos ifi ca dos seg ún leyes prec isas,

tra n sacc ió n q ue

g ur ac ió n de las impres io nes inm ed ia tas e n

rec uerd o co difi ca do , la co nve rs ió n d e l o ri gina l e n su cop ia , la tra ns fo rm a-

úni co e n

un a se ri e, la tradu cc ió n d e lo pereced ero a lo qu e no dej a de ser v is ib le.

do nd e po r últim a vez se aso ma n

en la a nes tes ia inme m o ri a l de la fo to, antes de ex t ing uirse po r co mpl e to, las

v idu o qu e a ún co ntrad ice n y res is te n la

es ta nd a ri zac ió n . Las con v ul s io nes qu e a ún pa lpit a n e n s us ro s tro s co nges -

ti o nados,

la irre -

d uc tible prese nc ia ca rn a l de l s uj e to.

En e l s iti o e ri azo d e la geog ra fi a fac ia l de los Cl/adras de H Oll or: "E n vano", " Sudor y lág rimas", " Sus mej ores años", "S u co nd ic ión" ,

" Ac uarelas en rosa", se confabul a n co n redobl ado ím petu las e nerg ías que

se

deses peranza, en un e nr edo de lu c id ez y co mpul s ió n, bu scaro n e l vía c ru-

c is de la il ega li da d co m o fo rm a so li v ia nt ada d e di s tin c ió n . Es ta e lecció n

la

pre n sa d e los a na les po li c ia les . D e las impl ac abl es fi c has

edit a d as e n rev is tas d e c rimin o log ía y d e po li c ía c ie ntífi ca, Dittb o rn ex tr a -

obstin ada pas ión, su desv iado no pa rti c ip a r co m o s impl e ta u-

pa de cimi e nt o. Es te in sa ti s fec ho mo d o de

y d e a nt ecede nt es

d ete rmin ó qu e e l pos iti vo

po rqu e d al'ia das , s us me nt es po r

fi

imborra bl es y des pose íd os, co nforma n a l int eri o r, co mo su negativo

c ió n de l co nt ex to en cita desco nt ex tu a li za da , la m eta m o rfos is de lo

c ia po r e l facsí mil , la tr a ns fi

Mo ment o de tra nsacc ió n y de s uspe nso

pu lsio nes v ivas de l indi

e l,

un a zo na

d e

res is te nc ia , la hu e ll a des pr e ndid a y fant as m a l d e

ni ega n a

se r

d e l

tod o

e nc ua dr ad as,

d e

s u

id e ntid a d e ntra ra a

los

a rc hi vos

a

j o,

co n

la

prec isió n de

un

c iruj a no,

su

to

lo g ía de

la ley, es ta

m a nera d es tru c ti va e intran s ige nt e d e re ivi ndicar s u

pe

rso na lid a d ex pro

pi a d a só lo los hi zo (y po r c ierto no a todos) caer e n

o tro t ipo de re pe ti c

ió n , e n e l c

ua dro de co nve nc ion es fu e ra d e l m a rco d e

la ley: e n los ava ta res de la es ta fa, d e la v io lac ió n , d e l hurt o, de l asa lt o,

de l h o mi c idi o. Y,

s

in

e m ba rgo , y es

a qu í do nd e s u fr im os

un

in asi mil ab

le

revés, a

es te no

d o bl ega mi e nt o , a es ta in tra n s ige nc ia d e los e ne mi gos

públi cos

d e l o rd e n, se aco pl a n todos los deseos inconsc ie nt es de tra ns-

g

redi r la ley: y no es e n

va no qu e , po r e l trabajo exac to e in sobornab le de l

s

ue ño, es tos infr ac to res

se e ntro ni ce n e n e l esce nar io lu m inoso de l deseo

como sus grandes ído los.

El rec hazo a c ua lqui e r ide ntifi cac ión ofic ial se reedita e n e l manejo qu e

es tos s ui c id as a la rgo pl azo hace n de l no m bre. Endosa n s u sue lt a identidad en

cua lq uier

a fin de esca par al rigor de la ley:

s upl a nt and o ind efi nida me nt e s u fil iac ión

otro si mul acro de no m bre,

de un a fi c ha ex trac tad a de l " De tect ive", N ° 29, m ayo 1936:

MAT EO HERMOS IL LA VERGARA

NO MB RES SU P UES TO S: Cos m e Ve rga ra Go nzá lez,

o

Fl o rid o r Fu entes Co rd ero, o Juli o

He rm os ill a Ve rga ra,

o

José G ó m ez Ve rga ra, o Seg und o Ve rga ra He rm os ill a.-

P. 2843. (a) "E l C ha plín " o

te cunde"

"

E l Cabro Ma t eo " o "E l p oco

de tod a ca rga dra m áti ca, d e c ua lquier

pate ti s m o o s ig nifi cac ió n se nsac io na l co nqu e a lim e nt a r e l im ag in a ri o de l

Su

de

a d her ir los

aqu e

" gra nd es

'es téti ca', pro du c tos emp aqu e tados po r nu es t ro c ul pa bl e se ntim e nt a li s mo

lac rimóge no). Po r lo de más, los c ircuitos s ig nifi ca ti vos de la fo to ca rn et

no son percep - reedi c ió n, s u o rd e nac ió n, su

de nt ro de la co pi osa ma triz de su re peti c ió n . Las var ias se mejanzas,

las fa mili as de ana log ías y las m ínim as oposic io nes provocadas por la construc-

se ri ac ió n

tibl es en un ej empl a r úni co de e ll a, s in o en su

es

ilu so ri a ne utra lid ad e in s ignifi ca ncia s irve n co mo

a ' imp ac tante ',

La fo to d e ca rn e t, d es p rov ista

pec tado r, a pa re nt e me nt e defrau da a un int e rés y a ná li s is v is ua l mayor.

ll as co mpul s io nes qu e nos e nceg uece n y nos

se ntid os" a o tro

tip o

d e

fo

to

( la

fo to

reac ti vo o bli

ga n ' trág ica' ,

reve lador

c

ió n de su re ite rac ió n, va n co nfi g urando las in va ri antes y las re lac io nes signi -

fi

ca ti vas

e ntre

e ll as ,

y,

po r

las

di s tint as posi bili dades de pe ml utac ión , van

es tru ctur ando e l s is tem a que las

ge nera. Fl ag ra nt e co nt rad icc ió n : e n esa mu l-

tipli c id ad d e ros tro s tras lad ad os po r la ma no

d esd e las fi c has

d e id e ntifi cació n

a

los pe1ade ros

d e ca rt ó n d e los Cuadros de

HOllor, se c ri sta li za n si mult á nea-

m

e nt e, po r un a

p3l1e, e l fun da m e nt o reg ul ado r q ue res tr in ge a cada in div idua-

lid ad a se r re prese nt a nte de un tip o c las i fica bl e y multi p li cado r d e l s is -

te ma que lo fic ha; y po r otra, e n la a lin eac ión de esos es pectros de pe rso na, se

ag lo mera n, se so brepone n y hacen masa (en e l sent ido e léc trico de co nectarse) los di st intos est ratos re primid os , rec luidos y segregados de los variados suje-

co nt acto , de to na n la inme nsa e nergía

resq uebraj a n la seguridad y cel1eza de la mecá ni ca

tos exp ues tos, q ue aunados y p ues tos e n

de sus fue rzas so met idas , y un ifo nnadora.

En toda imagen , por la pra x is en que está in se rt a, pu g na n e nergías co lec tivas a nt agó nic as; e n cada im age n, po r e l lu ga r co ncre to que oc up a una contin ge ncia y e n un contexto det ermin ado , se se ña la n los triun-

fo s , los chantaj es, la s a dult e rac ione s, las derrota s, los conatos , las ex tor -

s iones de las fuerzas qu e es tán e n luc ha. De trás de cada im age n es tá la

de se r

en

huella todavía fresca de la exc lu s ión de otras y la inmin enc ia suplantadas por nuevas.

Clases de caligrafia

se ri g rafi as , ( p .ej.

" Es tampas Deportivas" , " Reina s") , a ad ultos que a lgun a vez c ursaro n co ntra

vien to y mar ea las pre pa ratorias d e la esc ue la pública; copistas il e tr ad os que so n ve rdaderos mode los a ntrop o lóg icos de un a ed ucac ió n racionada.

Dittborn

hace co pi ar los

tex tos

qu e

se

c it an en

s us

La ca li g ra fia to rp e , pa té ti ca m e nt e esc rupul osa d e es tos a nfibi os culturales , es de un a le tra qu e apenas e nti end e lo que traza , co nce ntrada obses iva mente

durante

el ac to

de esc ribir e n su propi a impe ri c ia , y, a la vez, po se íd a por el

ex hibi c ioni s mo e n cámara le nt a de s í mi sm a, para oste nt a r un

va no

penas ad quiri do , apoya da a ntes qu e nada e n

a

dura s

sa ber cas i e n las línea s de

y cuaderno de

composición , lín eas férrea s de

lib e l1a d .

la in s tituci ó n,

má s que en la

le tra

de l tex to, s u

 

Sobre e l traza d o ca li gráfico cae n d os

mir a das, d os

rece p c io nes t éc ni-

c ua l per mit e cit a rlo y a mpli a rl o , y la

de la impres ió n se ri g ráfic a, la c ual

da , multipli cada y públi ca. El me ro hec ho de qu e la letra ma nu scrita sea

fo rm a re pro du c i-

ca s : la de la fotografía (koda lit ), la

fac ult a

ve rl o

e n s u

pues ta e n es ce na por la cita , la ampli ac ión y la impres ió n, e n un es pac io

a

lt e rn o

tan aj e no a s us propi os a lca nces, ha ce qu e se se n s ibili ce un a co n-

s

id erab le energ ía s ub s idi a ria

a lma cenada e n e lla . Las m edi ac io nes téc ni-

cas qu e conteniendo la le tra

m a nu sc rita intacta, la tran s forman , (porqu e

mate ri a lm e nt e es ta bl ece n un a difere nc ia

e n s u s modo s d e generar se ntid o), produc e n e n s u

co n la sacr ifi ca da co pi a m a nual

int e ri o r aquel la di s ta n-

a floj e , se de s pre nd a

y

c ia teór ica q ue posibilita qu e la e ne rg ía rete nid a

ha bl e.

de l

facsím il a tinta, es d ec ir, porqu e so n hi s tó ri ca m e nt e po ste ri ore s, fun c io na n co mo un a es p ec ie d e te le s cop io te mp ora l. Este ca ta lejo s atrae, hace ta ng i-

bl e y di s tin g ue los eve nt os qu e matri za n

prio ritariamente

mas acá, de l tenor de lo de letreado po r esa manota qu e

la g rafía más a ll á , o m ejo r d ic ho ,

Porque las med iac io nes mecá ni cas está n

apa rt ada s

e n

e l

ti e mp o ,

está co nstreñida a despachar la obra de ma no, sea en la coc in a, sea detrás del arado, sea al remo.

Un prim er enfoq ue de l doblaje fotográfico de " Rei nas" d isting ue dos

e ntre ve rados qu e lo impul sa n : -uno conv ul so, pe rturb ado y

la v io le nc ia de la introd ucc ió n de l a l fabeto

a la mente y a l cuerpo de l s uj eto (l a letra co n sa n gre e ntr a) y, d e m ás a má s, la o bed ienc ia c iega a e ll a , y -otro florido , caraco leado y lelo por e l qu e se

reti ce nt e (en) qu e (se) desp li ega

mov imi e nt os

tras lu ce la fasci nac ión,

e l co rt ejo y la co nqui s ta de la esc ritura.

La d isput a e ntre las

do s pul s ion es , resistenc ia

y a tra cc ió n, la g ri eta a loja-

da en m ed io, es como la cicatri z.

boca de un a he rid a, se ll ada por la g rafia , s u in c ipien te

En e l c urso que la muii eca le di o a la es trofa "¿Y las pobre s muchachas

muert as,

prese nt e e n esa reCit ac ió n ca li gráfica , e n es tado fó s il , un dete rmin ado

es tad o de rece pción: e l rec ibi m ie nto difi c ull oso y la acog id a por la ment e

" se reedita una de las etapas de la perip ec ia hum ana, estando

d

e la escr itura , in ve nt ada po r e ll a mi s m a.

De esa modificación de la me nte

y

de s u co nm oc ión , provocada po r s u in g reso a la esc ritura , va le decir, a la

hi

s tori a, e nco ntra m os los vest ig ios e n e l dup li cado m an usc rito , o refonnu-

lad o in vert ida me nt e d e s u inte rminabl e

sa lid a de la prehi sto ri a .

Resu lta a todas luces obv io qu e la mano qu e tras unta la es trofa de la Mistra l: " Todas íba m os a se r re in as", es un a que desfall ece ante e l sentido , el que -in alca nzado- hab la a v iva voz de lo que e n la rea li dad le pasa a esa m a no que " iba a ser reina" .

El conato de cu ltura que se detecta en ese sis mograma m ort ifi cado y

la fr onte ra e ntre do s c ulturas, la línea di viso-

ri a e ntre dos c lases : e ncefa logramas de una co nm oció n cerebral, ca lamidad

esco lar, lit e ra lm ente demarca

públic a.

Estos g ra fos delin eado s co n la exactitud desacertada y mega ló mana de

una criatura q ue aprende a hab lar, traen a la superficie e l aturdido pa isaje cu l-

tura l de un irrecuperable atraso.

El menc ionado rec urso de retrotraer e n for ma materi a l la recepción , o

sea, la comprens ió n d e un có di go info

evo lu c ió n de la m e nt e y práctica hum a na (e n es te caso la poesía c ult a

c hil

f icat iva m e nt e un o d e los procedim ie nt os ge nera les de l t rabajo de E uge ni o Dittborn: e l de la rel ac ión foto-p intura- dibujo. La fotog ra fía en sus obras es cap tada , traducida , rece pc io nada y, por tanto , co mpre ndid a por un

e na d e l s ig lo XX a s u cop ia m a nu sc rita se m iágrafa), ilumin a s ig ni -

rm ac io na l, a uno a nte rior en la

apa ra to so ci a l s íg ni co téc ni ca m e nt e más pr im iti vo , va le dec ir, p o r e l cód i-

go de l dibuj o y de la pintura. se e ntr o m e te c o m o un cu e rp o

pora lm e nt e, a l re traza r co n lápiz , ti za y

pintura ac ríli ca , la h ipe r in for m a -

ex tr mi o, int er fi e r e, a rca iza a l re m eda r co r-

La mano -a na lfabe ta fotográfica- trop ieza ,

c

ió n a ut o mátic a y

a ut ó no ma

d e la indi fe re n te m áquin a fo tográ fi ca.

in ve rtid a , no o bed ece a un mero a rbit r io , po r

Es te m od o de

rece pc ió n,

e

l co ntra ri o , ex pli c it a ej e mpl a rm en te

e l modo de rece pc ió n in ve te ra do en

e leva a m ode lo d e int e lecc ió n d e los

s us tra tos pe rce pti vos e fec ti va me nt e e n acc ió n e n es te es pac io soc ia l. Los hábitos de pe rcepci ó n de la tec no log ía imp ortada, ta nto indu stri a l

la tino a mé ri ca, y, a l h ace rl o p a te nt e lo

co mo in fo rm ac io na l (de la c ua l la c ultura es só lo un s ub-íte m) so n co nspi c ua-

me nt e in e fi c ie nt es , de modés y, e n pa rte o de l todo , o bso letos res pec to a los c ir-

d istribu ció n y co ns um o de los co mpl ej os soc iales de los

que prov iene n. Los s ig nos " d esar ro ll a d os " ta nto son imp o rt ad os po r las in stituci o nes

rece pti vas a nac ró ni cas , co m o impu es tas a e ll as. Po r es ta re lac ió n d ese qui-

cuitos de produ cc ió n,

lib ra d a so n pu es tas

re nova d a me nte e n d esve nt aja. In va ri a bl e me nt e se

es tá

a

la zaga . Q

ui

zás (e n) es

ta re lac ió n (se) tra te d e la p ro du cc

n d e esa

c re -

c

ie nt e desve nt aj a. E l reg is tro re trasa d o só lo a lca nza a tras lad a r los s ig nos

ex tra nje ro s. La int egrac ió n a las m ás e le m e nt a les o pe raci o nes pro ducti vas

de s ignos de la co munid ad a la qu e

No hab ie ndo c irc ul ac ió n no se rea li za la co muni cac ió n . Lo qu e se rea li za

(rece pti o prae c ox) to da v ía no tien e no mbre. Los so po rtes rece pti vos desco nec tad os y d es pl aza dos refrac tan ent onces

los s ignos a lóge nos , lo s inte rcepta n y fru stra n a ntes d e qu e se di se min e s u

se inj e rt a n, es só lo pa rc ia l e in co nclu sa.

se

ntid o ge nera ti vo e n

un a prác ti ca s ig nifi ca nte qu e log re qu e un a co mu -

ni

da d se reco noz ca (a un e n s u di

fe re nc ia) y, po r lo ta nto

, se co ns titu ya

e n

esos signos. Co mo s ig nos no co mpa rtid os , co m o ru d im e ntos d isto rs io na dos y e mas -

c

ul ados va n ac umu la nd o un a so bre inform ac ió n improcesa da , qu e qu ed a

fl

o ta nd o co m o un exce d e nt e qu e m ás q ue fac ult a r la co muni cac ió n e ntre

los

di stintos ó rga nos soc ia les, la obst ruye .

En e l caso es pecí fico de l a rte, la rece pc ió n, pa ra oc ult a r la desve nt aj a

en qu e es pu es ta y a pa re nt ar d e to das m a ne ras un a

co pi a y s us va ri ac io nes (l a qu e re petirí a lo qu e la m a no se miculta hace de

d e l c ue rp o red uc ido e l

s ig no po r s u inutili zac ió n . E n c iertos c írc u los es ta mira da des loca li za d a se

ape llid a refi na m ie nto. Conj ugac ió n : un a recepc ió n incongr uen te q ue es un fu tu ro pasado respec to

a los s ig nos perc ibid os; por ta nt o, un regis tro qu e los a rr uina , destrozando la uto pí a co nte nid a en e ll os. Una recepción que , en vez de tra s ladar y comunicar

la esc ritura) o a la mera co nt e mpl ac ió n, la qu e d esvi nc ul ada soc ial se e n s imi s m a pri va ti va me nt e e n e l feti c he , a l q ue ha s ido

acog id a , se dedi ca o a la

e l informado a l progra ma in édito por rea li za r qu e co nti ene e l men saje, lo ree n-

pre té rit o impe rfec to, donde co ntempl a ex tát ico y

des lumbrado , en esos s ig nos ilu so ri ament e propio s, nada me no s qu e su pro pi a

ex tinc ión, a la que sobrev ive en ca lidad de espectro lo para reiterarla por enésima vez.

quista, -in ac ti vo-, e n un

La historia que falta

Para revelar e l trato íntimo que Dittbom tiene con la matri z hi stórica , va le

la pen a contrastarlo con los arti ficio s de la moda retro. Emb lema de los vencedores, la moda re tro -auráti ca y nostálgic a por

de los derrota-

dos. A fin de dese nt end erse , se retrotraen a l preté rito .

o es azaroso que los qu e dominan loca li cen su futuro e n el pa sado , y que

e ll os. d e la act ua-

lidad por la vía de una re gres ió n, borronea los contornos de la hi storia prese nte

y con e ll o se desd ibuj a todo co ncepto de hi s tori a. Lo s ve ncedores, eros io nada así s u corporeidad hi stórica , va n a l pasado como a un a fie sta a dupli ca rse especul amlente en los triunfos de los antepasados para cobrar cuerpo. En es te revi va l la moda ofic ia de a lca hu eta. Con s u pompa y s u ciencia res taura , re v iste y s uplanta o rtopéd icamente la desdat ada inm ate ri a lid ad de los recién a rribad os co n las fáciles e ind o le nte s ree nca rna c io nes del lujo.

Co n las mi smas tiras de a nt es , la moda los hac e ig ua les a lo s igual es de s iempre . En e l es peji s mo de s u se mejan za reproducen s u vac ío , pre sos.

antonomasia- re spo nde a l imperativo de o lv id ar e l sac rificio

és te sea aq ué l dond e se re pite

co n a nt e lació n lo cons um ado por

manchas y las hu e ll as

Escamotear lo pe rpetrado , borrar las

Dittbom no vue lve Más bien se mueve e n

e l pa sado, ni para resa rcirse e n é l, ni para pe rpetuarlo . e l ti e mpo a la pe squi sa del prese nte.

El pa sa do no es

un cementerio , un depó s ito d e ho ras mu e rt as. El pa sa d o

es un bien fungibl e

que e n cada in s ta nte se e ncu e ntra e n e l punto cr íti co de

vo lverse a

ir, pe ro

aho ra irrec up era blemente . En todo s ign o se tras ladan

moment os v ivo s, la e ne rgía significada de esas co ntinge ncia s.

Ca da s igno es un modo d e co nt e ne r la v id a y tra s ladarla. Ca da s ig no es un

tras pu es tos

modo de despe rtar la v id a e n quien es lo tratan .

Dittbo m pe ne tra la me mo ria co lec ti va co mo un a zona de peligro , donde a

preca uc ió n req uerida, antes que sea demasiado tarde,

toda velocidad, co n la

hay qu e sa lvar a lg una s v id as a p unto de sucu mbir.

Un s ig no es la hi storia de có mo se co nv irti ó e n soc ia l un a ex pe rien c ia indi-

v idua l; cada s ig no tr as lada aqu e ll a

hi sto ri a en e l es pac io y ti emp o soc ia l;

a ese sig no se le va n sum and o las improntas de los c uid ados y ma ltratos,

de las desco noc id as

tr as mi s ió n ; lu ego, s u p ro pi a hi stori a ta mbi én ti e ne su

q ue le hi c iero n , de los éx itos qu e tu vo a lo la rgo de su

hi sto ri a;

po r las marcas que en e l signo quedan de quienes lo poseyeron y trataro n,

narra la hi sto ri a de s us poseed o res.

c ad a s igno, e nt o nces, c ue nta la ges ta y las

pe rip ec ias de es as múltipl es

hi s to ri as;

y a l ha bl a rn os, co mi e nza a relatar un a d e s us

hi sto ri as pos ible s e ntre tej ié n-

dose e n s u tr a m a in v is ibl e co mo s u ut ó pi co

n a rra d o r.

En cada signo está enterrada una parte viva de la hum anidad. En cada s ig no se anti c ip a la inm o rta lid ad , úni co es pac io en que la

humanidad puede concebirse co mo su fin .

de ex peri enc ias co n

c iert as im áge nes qu e fu gaces

qu e se ge neran a través de la modific ac ión y desco nstru cc ió n de c ie rtos ritos

v is ua les; y a esas ex peri e nci as perte nece

ho mbre po r la técni ca.

adentrarse e n e l co ndi c iona mi ento de l

Form a n part e de las últim as la inda gac ió n de aque ll os

mecani s mos qu e dec is iva mente ha n tra ns fo rm ado nu es tro mundo.

pobl aro n la m e mo ri a po pul ar y de ex peri enc ias

Dittbo rn no represe nt a e l mundo , s in o la producc ió n

Cad a un a de las ma teri as empl eadas -tint a de timbre, ac ríli co, ti za , cartón-

fu e c o difi ca d a po r e l ho mbr e e n uso s

fec habl e.

cac iones. Cada técni ca po rt a e n s u es truc turac ió n un modo de re lac ió n co n e l mundo;

e n

es la m e m o ri a de di c ha co mpre ns ió n .

Tra baj a r s imult á nea me nte co n d ife re nt es téc ni cas, ex po ne rl as en su mo nt aj e, impli ca trab aj a r co n co mpre n s io nes di s pa res, s ignifi ca trabajar aco mp a ñad o po r un g rup o d e me mo ri as. La re uni ó n d e m e mo ri as hac e pe n- sar y re Oex ionar a cada una frente a la otra, las induce a intercambiar sus rec ue rd os. Lo qu e e mite n e n conjunt o es la v ista qu e ca d a un a ha ga nado

sobre

C it a r se ri g rá fi ca m e nt e po r proce dimi e nt os fo to m ecá ni cos un a fot o d e l

"Es tadi o" , s ig nifi ca

m o nt a das las un as e n las o tr as:

rea li da d , p .ej ., un c ue rpo

co

ex po ne r un s innúm e ro d e téc ni cas sobre pu es tas y

y a plic ac io nes es pecí fi cas, e n un a é poca co nll eva la m e mor ia d e sus usos y apli-

Po r co ns ig ui e nt e la ma te ri a

esa re lac ió n e l ho mbr e, a s u vez, se co mpre ndi ó a s í mi sm o. Tod a téc ni ca

las o tras, es e l tra baj o qu e m a nco mun ad a m e nt e ha n hec ho.

e n e l pl a no d e

la

n s truid o y reg la me nt ad o

po r e l d e po rt e ; lu ego , e n e l pl a no d e s u cod ifi -

cac ió n tr as pu es ta , la in

s tan tá nea

to m ad a

po r

e l

re p o rt e ro

g rá fi co

co n

un a

m a ra de un

a m a rca eq ui s , un a a p e rtura

d e

le nt e e ne , un a pe

lí c ul

a de

un a

se ns ibilidad correspondiente; lu ego , su

haberse diagramado, a mp li ado, cortado y tramado, pa sa a la prensa para s u

mu lt ip licac ión mecá n ica con una tinta preestab lecida en

pue s to; para finali za r, la impresió n m a nu a l serigrá fi ca , ejecutada con otros procedimientos fotomecánicos, a través de una seda elegida con tantos y

tanto s número s de punto s, en un soporte diferente, co n un a ampliación, un color, una tinta otra.

A la rea lidad ex traíd a por la foto se le s uma n todo s estos trabajo s que se

la s mirada s qu e cada téc n ica

efectúa sobre ella. A toda ci ta q ue Dittborn hace le ocurre un n;lm e ro d e v icis itudes en s u tras la do . Tran s port a r fotom ecá nicam e nte un pos iti vo impreso e n pa pe l de diario a un cartón vul ga r y si lve s tre afec ta a la foto , pero sobre tod o a la re a lidad con te n id a en e ll a. E l cartón rec ha za y entra en conflicto con cier-

han hec ho con e ll a, se le ad ic io na cada una

impres ió n en la revista despué s de

un papel pred is -

de

tos efec tos que la foto produce en la s uperficie p lega b le y li sa d e la pág i- na; po r otra pa rte , e l cartón hirs uto y fijo entra e n afin idad con otros in g re-

en la foto. esc ritura les y fotográficas reprod ucid as en

el apa rato gráfico de Dittborn es impresc indibl e va lorarl as e n su dim ensión

tempora l, es

No basta identificar la época sedim entada en la fot o (la que puede cole-

g irse in mediatame n te sea en la ves t iment a o e n e l esti lo de l pe inado de los

sujeto s q ue e n e ll a e m e rgen, co m o asi m ismo e n la téc n ica ap licada en la

toma y en el tipo de impres ión usado en la publicació n de donde es extraí- da) , debe considerarse simultánea mente con cautela y deten c ión mayor, la

producc ión y

tras lac ión, como ta mbi én de los mate rial es empl eados. que ponen una c ita

en esce na. Lo que

ciones que se Hab rá que

e n e l tra bajo de Dittbo rn , la mi s ma prec is ió n que es necesa ri o

desg lose temporal.

cua l id a d tempora l de las m e di ac io nes g ráfica s , de re

dientes de la rea lidad formu lada Para si tuar y ca libra r las citas

preciso detenerse en su co ndición datada.

pr imord ia lm e nt e equiva le a examinar las tran s forma-

eje rce n so bre la c ita en y por la puesta en escena. a pli ca r en la exéges is de l es pac io (social) que se

pone e n obra in ve rtir e n e l

La pági na con la no ta gráfica "Se de b e ll a mar a las qu e fa lt a n", re pro-

ducid a e n la se rigrafí a "Es ta m pa s De port ivas" , fue tomada de l " Orga no

Pro v in cia de O ' H igg in s" del mi s mo no mbre

Informati vo de l Dep o rt e d e la

en

que la se rigrafía . Las fo tos qu e a pa rece n e n di c ha pág in a (a mplific ada

la

se ri g ra fía a una esca la considerablcmente ma yo r), no só lo se c lisaro n

e n

la

nota g ráfí ca, s in o que co ns tru yeron la me moria de sí mi s mas en unos

diez mil lec tores (circu lac ión aprox im ada del impreso) y se alojaron en

m ás a ll á d e s u hec hur a fí s ica, e l espacio ope ra nt e

de una re vista es e l que abre por su difusión. Por tanto, e n la imagen ei ta-

dicha memoria ; po rqu e

da po r la se rigrafía de las fig ura s de c ue rp o e nte ro de las bas qu etbol is ta s (qu e es la informac ión in m edi a ta con te ni da e n la hu e ll a ó pti ca de s us foto s)

se

tran s m it e de mo do med ia to e indi so lu b lemente e ntreve ra do co n la im a-

ge

n rep roducid a, a l público lector q ue se e nco ntró en y por las mi smas

se ge neró de e ll as

a través d e la lec tura, fo rm a nd o part e d e esa memor ia las cos tumbres

v is ua les in c ulcad as por la rev is ta se m a na l. Una foto se in sc ribe e n s u públi co ; s u límite es la vis ión de s us especta- dores; co nsecue nte me nte, una foto está pob lada po r su públ ico. Además, para dar con toda la información que connotan las fotos , no se pu ede exc lui r la fi so no mía de s us lectore s , m ineros del cobre de El

foto s, como ta mbi é n se tran s mit e la m emor ia comú n que

Teni e nt e, pe qu e iio s ag ri cu lt ores, profesio nales de pro vincia , habita nte s de

los

dejar de co nside rarse los

lu g a res e n

c lube s depo rti vos y c ulturales , ofici nas, Casas de Socorro del Serv ic io Nac io na l de Sa lu d . Tamb ié n di c hos hogares , di c has sa la s de espe ra , dichas

a ul as

las fo tos de las la reescritura a

ba sq ue tbo li s tas Isa be l Verga ra y Marí a Ho rm azá ba l co n

mano

Punta A re na s, Es trec ho de re lac io nan físicame nte. a l

ni ve l de s us s ig no s, fuer zas soc ia les que nun ca se h an topado en e l plano

d e la c ultur a. La desca rga s ign ifi ca ti va que se prod uce por la co n ex ió n de

estos do s c irc uit os s íg ni cos es de ta l ma g n itud que ilum ina la ca rn a li dad

Maga ll ane s, Prem io Nobe l, se e ntr ec hoca n y se

c hil e na, ca mp es in a de l No rt e C hic o, maes tra e n

pu e b lo s

d e

esa

zo n a del

Va ll e Ce ntr a l, la hin chada heterogénea del

c ic li s mo y del fútb ol; co mo tamp oco pueden

qu e la rev is ta fue leí d a; ca m pamentos , li ceos de Ra nc ag ua,

se infiltraron e n las m e nt adas fot os.

A l e ncontrarse de un modo conc re to e n la se r igrafía,

h ee ha

por S il v ia Ne icul A ITepo l d e l t ex t o d e la Mistra l , cón s ul

soc ia l, la materi a pr ima hi s tórica

co nt e nid a en los dos s is temas: e l de

un

c

ue rp o hec ho le tr a e n la poesía y

e l d e

lo s fí sicos de la Hormazába l y

de

vez pr ecar iame nt e en e l deporte y

s u d i fu s ió n info rm a ti va.

Si

ple nitud

En e l es pa c io v is ua l d e la serigrafía se " ll a m a" a los m ome nt os "q ue fal-

ta n" para que e l tex to us urpado por e l apara to de la c ultura profiera lo qu e

nunca le han dejado dec ir. La o fe ns iva v is ua l de Dittborn , d esc i fra la "Ca nc ión de las mu c hac has

la

fe m e nin os. Isa be l, María ,

co nex ió n , acceden a la con fli c ti va

Ve rga ra forma li z ado s ard ua pe ro a la

lv ia

y

Ga bri e la,

e n

de su se nti do .

Lo s c uatro c ue rpo s

de

s u

e l a hora

mu e rt as" por la int e rp o lación de aqu e ll as in s ta nci as ( qu e e n la se rigr afía

in vade n

y ocupa n e l ca mpo de bata ll a del texto) a las qu e ha s id o denega-

da

la cu

ltura y e l arte , pone decid ida me nt e e n c ues ti ó n ta nt o los hábit os

se

ntim e nta les co mo los acadé mi cos de leer la poes ia.

 

Ditt born da e l pa so

eje mp lar de

delet rea r la

c ultura co n los cuerpo s a

lo

s qu e ha s id o ne ga da , d e lee r e l ar te de s de lo

qu e

fa lt a, e n la prese nc ia

.ESTAMPAS

DEPORTIVAS.

Debe llamarse

a

las

que

faltan

clubes Am t! ri ca v Sin duda II)s dI '" \ ti1r~f) dl'l (orrt'{'lo
clubes
Am t! ri ca
v
Sin
duda
II)s
dI '"
\ ti1r~f) dl'l
(orrt'{'lo
(j11t·Thnl.
Camilo
I'Il'rattln'
\ .us dl'
('"trenclllor St' ha
,1 lo
entrl'namu,'ntos dt'1
en
Il'lIlenlnO de
nlJt~tra
1.1'''10
del
Liceo
de
:-Il 'r,
iil
Igual
Que el
futuras drdensora,

Ir"bajo que rendlr.i b('~;i;,:¡~Q ;;Q~~ra::\ l:ILl~~lI'!J",UI.-lil.llft'""~+--

{' Il' dado ti t'ntu!'>la~mo

Ju;!3 d o l a

lIilrnac1.I

:-.r

' " Upl lfl{ ara.

la

dt,¡

d o l a lIilrnac1.I :-.r ' " Upl lfl{ ara. la dt,¡ labor tfdn aportado

labor

tfdn aportado mayor nUII1t'-

Calzados

LUMEK

(jalllt'ro

124

Jcbm.l~ua

l

Cabillll'ros

ahncallól'

de

ZapJtos

Señoras

y

pJI ,1

NIl"o",

M aqlleta prt.'/Xl ra/orill para la\erigrafia "Esta mp as Dcpo ni \il!"' ,

A través de la se n s ibili zació n de las diferencias te mp ora le s, a través del auscu ltamiento de la discontinuidad socia l del tiempo, se gana la atención de la distancia product iva que permite emp laza r la actualidad y obtener las

m ed iac iones y los in s trumentos para rescatar lo diferido y lo nac ie nte , e l

ucita bl e ; uno mi s m o en tra a l lu gar

práctica que pro ce se e integre lo

irrec up e rab le y lo urge nt e , lo fa ll id o y lo ut ó pi co , eve nto s tempor a le s que traman la modernidad qu e cró nica me nte nos co ntiene y a bi sma. Dittb o rn se movili za e n la hi s to ri a con la h isto ri a , para captar la m od ifi-

cac ión (y no la m o da ) y e

m ov imi e nto recoge y docum e nt a tambi é n, y a

del retroceso; mo vido asi , desc ifra de ida y de vue lta con la conmoción en

retardo contemporáneo m ed iant e e l anter ior. se conflagra e n el esce nar io v is ua l de Dittborn por el

montaj e de te mporalidades desco nec tadas, es aqué l qu e la mo vilidad aso- ciativa de l se nsorio de l es pectador tarda en identifi car, porque su cuerpo es forzado a conectar durac io nes interrupta s, m o mentos a nac ró ni cos de nacimiento , periodo s d e rre li ctos , ins ta ntes e n ruin a, e r as del d eseo que só lo a floraron e n un a fr acci ón de seg undo , te mporadas e n estado d e abo rto, fec ha s d e la d eso laci ó n , la psos d e fatiga , pe rdurac ion es e rrad icadas , rato s para lizado s.

d e e ll a. Al in ter ior de dicho veces pr ivi legiada m e nt e, e l

lo res

at ra so y lo espera d o , lo perdido

d es de e l c ua l es posib le in s ta la rse e n un

y

a

l mo v imi e nto m is mo

ellos co n te ni da , el El t iempo qu e

Dittborn con e l cu ida do y la v ig ili a de l a ntrop ó logo que se inte rn a en un a soc ie dad re lega da a l o lv id o , ex h um a, a pl as tada por lo s avatares del destiempo, un a humanidad a punto de perde rse. Co n la libertad que le otor- ga la te rnura, con la urge nc ia qu e le ex ige el porvenir, desnuda la frustración in c resce ndo qu e v ien e arrastrando la d efraud ada pob lac ió n del N uevo Mundo, ex-sede de las má s a lucinantes uto pias e uropeas.

Lección de fotografia

Las energ ías vivas de un a soc iedad a l no log ra r pl as ma rse, ni perpetuarse en un le ng uaj e, pe rece n inn o min adas , o so brev ive n mud as , pero peligrosa-

lo

pid e n y

in co mp a rad as e

inconmensuradas se

desea n, cuando

e n repr imid o. C uand o no hay un sig no pa ra la s

mente

manifes tac io nes di s fra za das

ac ti vas

las

no hay

y e ne rg ías qu e nace n,

s ubt e rráneas

de

refe re nc ia co lec ti va pa ra e ll as,

marc hitan, envejecen y caducan.

La s muj e res y los hombres estampad os en la gráfica de Dittbom , dobl es de

excl us iva proce denc ia fotogén ica, in stantán eos en su se meja nza mec á nica ,

sa

li ero n a la lu z e n lo s peri ódi cos po r sus malandanzas y ma logros , en

su

co

ndi c ió n estrictam ent e marg inal , en s u ex pres ión desve nturada

y ma ldit a.

La mate ri a cósmica qu e se

tran sformó y combinó e n s u

v id a , po r

no

haber tenido tra to, a l no habe r s id o despeñada e n la ceg ue ra soc ia l como prove ni e nt e de otr os uni ve rsos.

as istida hum ana me nt e, se e ncu e ntra un c ue rpo ex tra ño , co mo un aero lit o

Sus c uerpos negado s po r un o lvid o a nti c ipado de lo qu e compu lsiva -

la te e n s u s se mblan zas de in e la bo ra da

mente los co nvul s ion a , de

latencia hi s tór ica , tra ns mite n por eso esa apa ri e ncia in definida , ese de sgas te

lo

qu e

y

vac iami e nt o.

N un ca se los

mira por más de a lg un os seg

und

os , ni

a e ll

os e n s us fo tos ,

co

mo tampoco a

las foto s fundid as e n s us

do ca nce la do , a l perm anece r e n e l tiempo

faccione s. A l desce rraj a r su rec uer- de ex pos ic ión de s us hu e ll as publi -

siti o en e l lenguaje . Con qué

arte recorrer la mate ri a impre sa do nd e es to s desa hu c iados se reproducen. Q ué mirada sostener en la zona de emergencia de su noticia. Qué órga nos crear para leer la ho ra e n es tos verdaderos re loje s ca rnale s de l des ti e mpo .

cadas, dónde queda yo, la primera persona, ese

Mi s se ntid os quedan va rados fr e nt e a s us no- lab ios, s u epiderm is apagada ,

su sex -appea l desé rti co.

Su equívoca comp lex ió n impe netrabl e int e rfi e re la tran s pa renci a de usos y

costumbres.

sefia la los punt os c iegos de mi s ev id enc ias, co nfirm a

mi s ang ustia s. Su vejez pre matura, ca s i neo líti ca , desarticu la las co n ve nci o nes de la

cro nologí a. Por su comparecencia de finad o, el le ng uaje se inte rrump e, se bloquea; me

bloqueo. Contaminado por la precis ión

Su cari s ma calci nado

de su ause ncia me t0l110 cada vez más hostil.

Más allá de cua lqui e r ased io y más acá de toda desa te nción , porqu e e l lent e

Ze

iss -Icon y la

rotati va offse t los co locó e n la e te rnidad de lo visibl e,

imp onen

s

u

damnifi ca da imp e rso na lid ad, su aten'an te fi s ico

finiquitado.

 

Mientras e l ti e mp o s ig ue de vas tand o mi c ue rp o

contingente , e ll os

pe rs isten

en

los rec uadro s fotog ráfic os, e n bl anco y neg ro.

 
 

La

pren sa a marill a

y la no ti c ia polici a l so n las únicas bocas , eso s í, bajo la

lo a lte rn ati va de los

titulare s de l crimen , de l drama pas io na l o de l sui cid io,

por donde pueden

c iales, a nsiedades de puro pri vada s

na nt es in comu ni cab les , se ntimi e nto s por reprimid os inaba rca bl es, desa li en tos

in conte nibl es , depres ione s po r desco razo -

hace rse pública s c iert as e moc io nes in so po rt abl es de inso-

por de sa mpa rados in sos tenibl es , has ta hacerse, de la noc he a

la maña na,

ve r-

ti

g ino sa ment e in co ntrol abl es e n su urge nc ia de de sca rga, e n s u de seo de

par-

ti

c iparse , e n su impe ri o por publi ca rse , para dese mb oca r en e l o rgas mo de la

sa

ngre , en e l ca mposa nt o de l homi c idio.

Cuando qui ero remitirm e a las fot os de estos desventurados, la escritura

se

me estre ll a co ntr a e l va ci o que e ncarnan , co ntra esos á rido s g ri ses co mo

de

ceni za que es tru c tura s u hu e ll a ópt ica (tod a fo to es la hu e ll a de lu z qu e un

obje to g raba e n e l nega ti vo). El le ng uaj e se e nra rece , tro pi eza. se recoge y se

exce de: e l se t d e se ntimi e nto s que ma nejo se d esa rm a: no corre la co mp as ión

ni

e l escá nd a lo , la s imp a tí a y la ira fra casa n frente a la inmut ab le ac tu a li dad

fo

todocum e nta l de estos

cor ifeos de lo in exp reso y d e lo imp ro nun ciado .

Qu

e e l s in se ntid o y la vio le nc ia so n e n último té rmin

o lo mi s mo , se ce rti fi -

ca

e n s us

mud os documen tos e nmud ecedores. Tal es la ma te ri a co nfli cti va

qu

e tra ns po rta y ex po ne la hu e ll a ó pti ca de s us

rep rodu cc io nes. Res iste nt e ,

in ac ce s ibl e,

s u propio y co nstruid o ex te rior ; mm ' x mm ' mu es tra lo qu e en la soc iedad

está fu e ra de fun c ió n: ca da á to mo d e esas foto g rafias es un a zo na do nd e la

lo qu e la soc ie da d re c haza,

e l fot os ímil de s us fí s icos co nti e ne

co munión se int errumpe y se coarta, donde se seña la como sus pendida y sin

sentid o. En la impronta fotográfica que e l apa rato registra de los portadores

de l c rimen , e n la m e m o ri a qu e de e llo s g ra ba , e ntra a l campo

de la

vi s ión

la

ex trat e rrit o ri a lid ad int e rn a de la soc iedad , ese páramo s in sig nos, donde

la

qu e de improcesado , de fa llid o , de inar-

ti c ulado ti e ne . La a utomutil ac ión

bros se hace visibl e y no deja de ser visib le, hecha carne y hueso en la figu-

ra impresa de los

in co difi cab le

trasp uesto en su reprod uctibilidad por el ojo de la cámara, se vue lve empíri- ca me nt e disponib le e in e lu dib le . Lo qu e las normas lega les , lo que las insti- tuciones, lo que las co nve nc io nes pi ctó ri cas y los códigos lingüísticos no han podido ca pt ar ni enca uza r se to rn a ta ngib le para e l ojo y está lit era lm e nt e

co lec ti v id ad se ex il a co n todo lo

sob re sus miem-

qu e la soc iedad perpe tra

me nt a dos a nti soc ia les. Di cho exter ior inapre hens ib le e

en qu e e l ho mbre re to rna a un es ta do presoc ia l, formali zado y

prese nte e n la pl e nitud de s u ana li za b le a pari c ió n mu ltip li cada. La inhum a na

cá mara demuestra ser la úni ca ca paz de co nfro nt ar, rec ibir y d evo lver la

inhumanid ad soc ia l: d emu es tra ser

c ias e n que e l ho mbre es tá a use nte . La máq uin a fo tog rá fic a

la úni ca capaz de int e rve nir e n las in s ta n-

po r la capac id ad

de to ma r, fij a r y m e m or iza r la v io le nci a, es m ás reveladora y m ás con fi ab le

que la soc iedad qu e maq uina lm e nte la

ni ega.