Вы находитесь на странице: 1из 5
María Constanza Díaz Medina Daniel Alejandro Álvarez Rozo Biología Del Movimiento II BRACKETS DE AUTOLIGADO

María Constanza Díaz Medina Daniel Alejandro Álvarez Rozo Biología Del Movimiento II

BRACKETS DE AUTOLIGADO VS BRACKETS CONVENCIONAL

Los brackets de autoligado se han convertido en parte de la rutina ortodóntica. 1 En la última década, ha habido un aumento significativo en el número de sistemas de brackets autoligados disponibles para los ortodoncistas. Estos sistemas tienen un mecanismo incorporado para cerrar el slot mediante una compu erta o clip que asegura el arco 8 y a su vez abogan por una filosofía de tratamiento basada en el uso de un diseño de brackets pasivos y arcos superelásticos de níquel y titanio. 2 Hay tres tipos de brackets de autoligado de acuerdo al mecanismo de cierre, activos, pasivos e interactivos 3 . Estos aparatos activos tienen un resorte de cierre que presiona el arco al fondo del slot del bracket para tener mayor control de los movim ientos de rotación y torque. En cambio, los pasivos tienen un mecanismo que no invade el slot, por lo general una tapa de cierre desli zable, la cual no ejerce ninguna fu erza activa sobre los arcos . Por último están los interactivos que en las etapas iniciales con arcos ligeros el mecanismo de cierre no ejerce presión sobre el arco y a medida que se aumenta el grosor del alambre el mecani smo comienza a ser activo para un mayor control de torque. 2

comienza a ser activo para un mayor control de torque. 2 Bracket de autoligado pasivo Bracket
comienza a ser activo para un mayor control de torque. 2 Bracket de autoligado pasivo Bracket

Bracket de autoligado pasivo

Bracket de autoligado interactivo

Bracket de autoligado activo Los creadores de los sistemas de autoligado afirman que estos generan

Bracket de autoligado activo

Los creadores de los sistemas de autoligado afirman que estos generan una baja fricción en comparación con los que tienen ligadura convencional. También afirman que generan mayor comodidad del paciente durante el tratamiento, menos visitas al ortodoncista, tiempos de tratamiento más cortos, menos necesidad de extracciones y mejores resultados en cuanto a la estética oclusal y facial. Hasta la fecha, estas afirmaciones se han basado en argumentos teóricos, informes de casos aislados, series de casos y comparaciones retrospectivas.

La correcta elección de brackets, arcos y el ligado puede ser esencial para la duración y éxito de los tratamientos de ortodoncia ya que estos elementos juegan un papel fundamental a la hora de tener en cuenta la fricción. Durante los movimientos de ortodoncia, en las fases de al ineación, nivelación y en mecánicas de deslizamiento durante el cierre de espacios, lo ideal es minimizar la fricción en la interacción entre estos elementos. 2

Según Burrow , la fricción se define como la fuerza de resistencia ejercida por las superficies opuestas al movimiento. 3 Existen muchos factores que pueden in fluir en el grado de fricción , por lo que realizar estudios en vivo donde se evalúe la fricción existente entre arcos, brackets y ligaduras es de gran complejidad . Por lo tanto, debemos tener cautela interpretando los resultados que estos estudios concluyen ya que aunque pueden servir como guía anticipada del comportamiento clínico de los materiales evaluados también puede ser que el desempeño cl ínico sea finalmente diferente. 2

Se encuentran nu merosos estudios que comparan brackets de autoligado y sistemas de ligado convencional con conclusiones desiguales. Algunos muestran que los sistemas de autoligado generan una resistencia a la fricción si gnificativamente menor, mientras que otros estudios donde se utilizaron arcos rectangulares y aplicando momentos no reportan diferencias entre los brackets de autoligado y los convencionales. 2

La revisión sistemática de Ehsani y col en el 2009 concluyó que, en comparación con los brackets convencionales, los de autoligado generan una menor fricción cuando se utilizan arcos redondos de bajo calibre, pero no se encontró evidencia para afirmar que estos generan una menor fricción cuando se utilizan arcos rectangulares en presencia de tip y/o torque. La mayoría de los estudios están de acuerdo en que independientemente del bracket que se utilice la fricción aumenta al aumentar el calibre del alambre, sin embargo,

estudios recientes reportan que los brackets de autoligado en combinación con arcos rectangulares, incluso en presencia de angulaciones, generan una fricción sig nificativamente menor que los convencionales, posiblemente atribuible al contacto entre los clips de Nickel - Titanio de los brackets y los arcos del mismo material. 4

Cualquier sistema de aparatos ortodónticos que tenga el potencial de reducir la duración del tratamiento tiene claros beneficios tanto para el paciente como para el ortodoncista. Entre los múltiples sistemas de brackets de autoligados disponibles hoy en día, uno de los mas populares es el Sistema Damon. Este sistema de autoligado pasivo combina brackets, arcos y desarticulación . 2 Hay alguna evidencia de que el uso del sistema de brackets autoligados Damon puede reducir la duración total del tratamiento ortodóncico y el número de visitas. Sin embargo, estos hallazgos se basan en investigaciones retrospectivas, que son susceptible a sesgo . En un ensayo clínico aleatorizado relizado por DiBiase et al en el 2011 comparo el dolor y la incomodidad causados por varios diseños de brackets de autoligado y ligadura convencional durante la fase inicial de alineación del tratamiento. Estos autores también evaluaron la eficacia del tratamiento entre brackets Damon y con vencionales, el tiempo total del tratamiento, número de visitas y resultado oclusal . En los resultados encontraron que el autoligado no está asociado con ninguna reducción significativa en el dolor y la incomodidad en comparación con los aparatos convencionales. También han informado sobre la tasa de alineación inicial de los dientes, donde hay poca evidencia de que los brackets de autoligado pueden resolver el apiñamiento leve más rápidamente que los aparatos convencionales cuando este tratamiento se lleva a cabo en una base de no extracción. La proinclinación de los incisivos y la expansión canina ocurren fácilmente con el sistema de autoligado como lo hacen con los brackets convencionales. 5 Ellos encontraron que en estos pacientes que requirieron extracci ones de premolares, el uso del sistema de brackets autoligados Damon no proporcionó ninguna ventaja sobre un sistema de brackets convencionales en términos de duración total del tratamiento, número de visitas al ortodoncista, o resultado oclusal. 5

En un Metaanálisis realizada por Čelar A et al en el 2013 evaluaron las diferencias entre brackets convencionales y de autoligado sobre dolor durante el movimiento dental, número de visitas de pacientes, duración total del tratamiento y tiempos de ligadura. 1

Lo s niveles de dolor durante la primera semana de tratamiento de ortodoncia fueron medidos en intervalos de 4 horas , 24 horas , 3 días , y 7 días. En esta se comparó el dolor que producían el tratamiento ortodóntico comparando brackets de autoligado y brackets convencionales:

Dolor después de 4 h Los resultados de los estudios individuales mostraron magnitudes de efecto sin diferencias es tadísticamente significativas. Sin embargo, dos estudios favorecieron ligeramente los brackets convencionales, aunque dos estudios favorecieron ligeramente a los brackets convencionales, el estudio de Miles y Weyant 6 en el 2010 informaron un efecto de menos dolor en la terapia de bracket convencional y otro informe de Pringle et al en el 2009 .

informó un efecto moderado a favo r de los brackets de autoligado . 7 El efecto global no mostró una diferencia significativa entre los tipos de brackets. 1

Dolor después de las 24 h T odos los estudios informaron menos dolor en pacien tes con brackets de autoligado . El efecto general favoreció los sistemas de autoligado pero no fue estadísticamente significativo. 1

Dolor después de 3 días Dos estudios mostraron efectos mínimos que favorecían los brackets convencionales, un estudio mostro disminucion en los niveles de dolor durante el tratamiento con brackets de autoligado . Sin emabrgo el efecto global no fue estadísticamente significativo ya que n o fue posible atribuir menos dolor a un tipo de bracket específico después de 3 días de ortodoncia. 1

Dolor después de 7 días Tres estudios no mostraron diferencia en los efectos, mientras que uno describió una menor percepción de dolor durante el tratami ento con brackets de autoligado. E n la revisión sistematica se encontró una diferencia significativa en los niveles subjetivos de dolor entre l os tipos de brackets después de 1 semana de tratamiento favoreciendo a los brackets de autoligado como los brackets que se le atribuyen menos dolor después de 7 dias. 1

Tiempo total de tratamiento E l metanálisis produjo un efecto de un menor tiempo de tratamiento cuando se usan brackets convencionales mostrando un p romedio de aproximadamente 10 días menos de tratamien to con brackets convencionales, sin embargo esto no fue estadísticamente significativo. 1

Número de citas Los resultados en cuanto al numero de citas fueron inconsistentes, con uno que favorecía los brackets de autoligado y otros que favorecían los brackets convencionales. El efecto global reveló una reducción insignificante en el número de citas en asociación con los de autoligado con un promedio de - 0.2 visitas. 1

Aunque la literatura relacionada con el uso clínico de sistemas de brackets autoligados es relativamente nueva, actualmente existe poca evidencia objetiva que sugiera que ofrecen ventajas significativas con respecto a la eficiencia del tratamiento en comparación con los aparatos convencionales. 5

BIBLIOGRAFÍA

1. Aleš Čelar, Magdalena Schedlberger, Petra Dörfler, Michael Bertl. Systematic review on self - ligating vs. conventional brackets: initial pain, number of visits, treatment time. J Orofac Orthop 2013; 74:40 - 51

2. Pedro Arteche, Giovanni Oberti, Juan Fernando Aristizabal, Ángela Sierra, Diego Rey. Consideraciones importantes de la Ortodoncia con brackets de autoligado versus ligado convencional.

3. Burrow SJ. Friction and resistance to sliding in orthodontics: a critical review. Am J Orthod Dentofac Orthop Off Publ Am Assoc Orthod Its Const Soc Am Board Orthod. 2009 Apr;135(4):442 – 7

4. Ehsani S, Mandich M- A, El- Bialy TH, Flores - Mir C. Frictional resistance in self- li gating orthodontic brackets and conventionally ligated brackets. A systematic review. Angle Orthod. 2009 May;79(3):592 – 601.

5. Andrew T. DiBiase, Inas H. Nasr, Paul Scott, and Martyn T. Cobourne Duration of treatment and occlusal outcome using Damon self- liga ted and conventional orthodontic bracket systems in extraction patients: A prospective randomized clinical trial . American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopedics. February 2011. Vol 139. Issue 2

6. Miles P, Weyant R (2010) Porcelain brackets during initial alignment: are self- li gating cosmetic brackets more efficient? Aust Orthod J 26:21– 26

7. ringle AM, Petrie A, Cunningham SJ et al (2009) Prospective randomized clini - cal trial to compare pain levels associated with 2 orthodontic fixed bracket sys- tems. Am J Orthod Dentofacial Orthop 136:160– 167

8. Padhraig S. Fleming, Andrew T. DiBiase, and Ro bert T. Lee. Randomized clinical trial of orthodontic treatment efficiency with self- ligating and conventional fixed orthodontic appliances. American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopedics Volume 137, Number 6