Вы находитесь на странице: 1из 4
CREANDO HISTORIAS PARA NUESTRA CARENCIA EMOCIONAL La retórica, entendida como teoría del discurso persuasivo, se ha

La retórica, entendida como teoría del discurso persuasivo, se ha convertido en pieza central de las sociedades democráticas. Por eso es importante saber contar historias para convencer a quien haga falta y suplir una carencia principalmente emocional. Parece natural el hecho de que todos necesitamos una historia; nuestra propia historia. Como adultos que somos, forjamos nuestro propio sentido o nos apropiamos de historias ajenas más allá de su sentido. Sobre esta vulnerabilidad se apoya la estrategia del storytelling. (Señala Miguel Roig, Director Creativo Ejecutivo de Saatchi & Saatchi) Christian Salmon, escritor y miembro investigador del Centro de Estudios sobre el Lenguaje y fundador y animador entre 1993 y 2003 del Parlamento de Escritores en Francia, lo deja claro en su libro "Storytelling" al citar un pasaje en la vida de Franz Kafka que ilustra y ayuda a entender la necesidad que tenemos de narranos a nosotros mismos, más allá de la autoría de la historia y de su vínculo con lo real.

Kafka llega a Berlín en el otoño de 1923, pocos meses antes de su muerte. A pesar de la enfermedad y el clima político reinante en Berlín, está feliz, ya que se encuentra con su compañera Dora Diamant, una joven polaca que se ha fugado con él. A diario dan paseos por el parque y una tarde la pareka se topa con una pequeña niña que está llorando. Kafka le pregunta qué le ocurre y la niña contesta que ha perdido su muñeca. Kafka, conmovido, se sienta junto a la niña y le cuenta que su muñeca se ha ido de viaje. La niña se niega a creer la historia, pero Kafka le dice que la muñeca le ha escrito una carta donde le cuenta lo que ha sucedido y que, al día siguiente, cuando vuelva al parque, traerá consigo la carta. La niña queda expectante y Dora Diamant cuenta que al llegar el escritor a casa se puso inmediatamente a escribir la carta con la misma obsesión, gravedad y tensión que cuando componía su propia obra. Kafka va al parque y lee la carta a la niña. La muñeca aduce que necesitaba un cambio de aires, que ya era hora de conocer un poco el mundo, encontrar nuevos amigos, que por eso deben separarse una temporada; no es que haya dejado de querer a la niña, al contrario, y para demostrarlo le escribirá todos los días una carta para ir contándole lo que le va sucendiendo en su viaje.

Día tras día, durante tres semanas, Kafka irá construyendo una historia que le va leyendo a la niña. La muñeca crece, conoce gente, vive aventuras diversas que

entretienen a la pequeña y, si bien en cada carta da pruebas de afecto, poco a

poco su vida se va complicando de tal manera que el regreso se hace cada vez más difícil. Kafka va preparando a la niña para el cierre de la historia. Finalmente, Kafka le encuentra un novio a la muñeca y la casa. Le habla a la niña de los preparativos de la boda, la fiesta, la casa donde vivirá la pareja, la intención de tener muchos hijos y, lo más importante para integrar a la niña en la historia, la seguridad de la muñeca de que la pequeña en muy pocos años seguirá el mismo

camino

vital.

Este es una historia narrada en su novela Brooklyn Frollies, y en esta llega a la conclusión de que la niña supera el trauma al apropiarse de la historia y recalca la necesidad de poseer una historia personal. La niña tiene la historia, y cuando una persona es lo bastante afortunada para vivir dentro de una historia, para habitar un mundo imaginario, las penas de este mundo desaparecen. Mientras la historia sigue su curso, la realidad deja de existir.

Por eso es importante saber y tener en cuenta que la narración es un arma poderosa como una manera de simular, convencer y movilizar a la opiniñon pública. Y no sólo a ellos, sino que a nosotros mismos. Lo toca Salmon en otro de sus libros "Kate Moss Machine", del cual les hablaré en otra columna, se ser seres humanos resilientes, capaces de sobreponernos a los problemas más inesperados para volver a reinventarnos. Cuando tenemos una carencia emocional, tratamos de crearnos historias para hacer desaparecer ese vacío. Creo que personalmente estoy tapando ese vacio emocional personal escribiendo para otros, quizas creando historias para que otros las hagan suyas. Mi trabajo es escribir para que alguien compre un producto, pero que gratificante es escribir por amor al arte. Más que nunca necesito volver a crear mis propias historias, porque hasta ahora solo me había apropiado de historias ajenas. Todos somos capaces de crear nuestra propia Matrix, y así aportar a la de los demás.

LA ECONOMÍA DE LA ATENCIÓN

By ADMIN | Published: MARCH 22, 2010

El concepto de economía de la atención representa un cambio de paradigma en la forma de entender la comunicación humana. Esta idea surge ante la abundancia y accesibilidad de la información, dando como consecuencia que se considere la atención humana como un bien escaso. Quote wikipedia:

Herbert Simon was perhaps the first person to articulate the concept of attention economics when he wrote:

“…in an information-rich world, the wealth of information means a dearth of something else: a scarcity of whatever it is that information consumes. What information consumes is rather obvious: it consumes the attention of its recipients. Hence a wealth of information creates a poverty of attention and a need to allocate that attention efficiently among the overabundance of information sources that might consume it” (Simon 1971, p. 40-41). El giro conceptual consiste en considerar a la información como un sujeto que consume atención humana. En este sentido, son las informaciones las que compiten por la atención humana. Por supuesto, que una ‘informacion’ no es realmente un sujeto que consuma o compita por nada, pues carece de conciencia – a menos queramos retorcer la teoría de los memes de Dawkins, hasta enunciar el improbable concepto de “el meme egoísta”. Sin embargo, el concepto de economía de la atención pone de manifiesto una condición estructural de la comunicación on-line: la mayor independencia del mensaje, que es separado sistemáticamente de su emisor. ¿Y cómo sucede esto? La emancipación del mensaje se produce siempre que éste se transmite a través de un soporte externo.Así, el mensaje se convierte en un producto y el emisor en un autor. Es el mismo fenómeno que se describe en los procesos creativos, cuando un autor crea una obra (un libro, un cuadro, etc): el autor imprime su mensaje en la obra, y ésta transmite de forma independiente ese mensaje. En la comunicación on-line todos los mensajes se transmiten por soporte informático, por lo tanto comunicar es crear o generar texto, a la espera de que otros lo consuman. Es decir que su atención se fije en nuestro contenido.

Para ser más gráficos, podemos decir que el autor imprime sus ideas (que están vivas dentro de él) en el mensaje que crea, y estas ideas se reaniman cuando otra conciencia absorbe ese mensaje. Este es el mecanismo de la comunicación mediada por el mensaje. El concepto de economía de la atención se refiere al momento en que los mensajes están a espera de ser reanimados por la conciencia de los receptores. Presupone la idea de que la información (el meme) quiere ser reanimada. Si bien, eso dependerá de la intención original de su emisor, que de alguna forma se puede considerar impresa en su obra. En todo caso, una vez creado, el mensaje se manifiesta de forma independiente y por eso, la información es tomada como sujeto que compite por el acceso a la atención humana.

El paralelismo con el gen egoísta es bastante notorio… los memes, los items de información, se expresan y se reproducen a través de nosotros, compitiendo por nuestra atención. Aunque también podemos decir que somos nosotros los que nos expresamos a través de los memes que producimos. La cuestión es:

¿producimos o reproducimos la información? Probablemente hacemos ambas cosas, pero es importante darse cuenta de la diferencia: ¿hasta qué punto nuestros discursos son nuestros? Las características de la comunicación on-line que hacen que este concepto tome importancia son por un lado, el aumento de la facilidad para generar contenidos y la comunicación cotidiana mediada por mensajes, y por otro lado, la existencia de información activa, es decir, programas informáticos que operan sobre la información haciéndola accesible, ordenándola, estructurándola, etc. La coexistencia de estos ‘scripts’ activos que operan sobre la información y los ‘scripts’ pasivos que sólo pueden operar si la atención se fija sobre ellos, es también un interesante elemento de análisis. Apunto aqui un artículo relacionado con el tema de Economía de la atención: “la abundancia de la información da lugar a la pobreza de la atención” de Javier Velilla. En él cita un artículo de Michael Goldhaber en First Monday que merece la pena tener en cuenta: The Attention Economy and the Net