Вы находитесь на странице: 1из 26
CAS Cuestionario de Ansiedad Infantil John S. Gillis MANUAL (3? edicién) aay TEA PUBLICACIONES DE PSICOLOGIA APLICADA Serie menor num. 174 Publicado por TEA Ediciones, S.A., segtin acuerdo con el propietario original IPAT, INSTITUTE FOR PERSONALITY AND AsiLiTy TESTING (ILLINOIS, USA) que se reserva todos los derechos. _ MADRID 1999 _ Titulo original Child Anxiety Scale, by John 6. Gills {stitute for Personality and Abily Testing. Champaign, linois, USA, 1980. ‘Adaptacién espariola y Redaccién del Manual ~ Downso E. Gower Fernénoez, Departamento de Psicologia Clinica y Psicobiologia, Universidad de Santiago, ~ Mania TERESA Puuoo Picouto, S.0.E.V. Conselleria de Eduoacién, Kurta, de Galicia. Santiago Colaboracién téonica = Agustin ConDeRo Pavoo y Nicos Sewse00s Cuseno, tecnicos del Departamenta I+ de TEA Ediciones, S.A. + ast Lus Smdw Cavaseiie, Centro de céleule de la Universidad de Santiago. + Ana MF Viousina Viavende, Universidad de Santiago. Copy © 1880 by IAT, nds, USA ‘Quedanriguosamente prohibites, sna sutoiasinesai- ‘eden tres del“Copyight, bao las sancons estabeci- Copyright © 1963, 1997, 1998 ty TEA Ediciones, S.A, Mac. dase as ys, la reproutin otal parcial de est obra por que ee reer todos los dees, ‘gue metio oproceiens,compredios a reprograiay cl vatamiento iformétien, y la distrbucién de ejemplares de ISBN: 04-7174-5025 cela meciantealqulr 0 préstamo piblicos. Depisto legal: Ne43.531 - 1899, Eta: TEA Ediciones, 8.4; Fray Bemarioo de Sshagir, 24 28006 Madi Printed in Spain. Impreso en Espafa primp. Casas, Agustin Cavo, 47, 28043 Madi TER) TE/ Ediciones OTRAS PUBLICACI RELACIONAD JONES DE NUESTRO FONDO AS CON LA ANSIEDAD STA. Cusslionorio de Ansiedod Estada/Rosgo (SRA, Invenfario de Siucciones y Respueslos de Ansiedax (5. Miguel Toba! y AP, Cano vinde) Eloborado desde uno perso ductal, evolis rexpuestar cogritvas,filo- lBgicas y rrotoras de ansiecad ante sfaciones de lo vido cotidlonc. (DDA-EA. Invenio Difaenciot de Acjatvos pork Evohiacén del slode de Anima (GM Tous Raly AA Pueyo) Auioevoluacién del potencial enesgético en ios foctores de acivacién, esiés y “orousol” uilzondo como estimuios una Isic de adjetives. Ofras pruebas sobre temas afines — EAE (Escolos de Apreciacién dal Estée), JAS (hwentaro de Actividad de Jenkins), CDS (Escalo d= Deptesién pore Nios), CET-DE (Cuestionaro Estuciural Tetradimensional para io Depresion). SBN 84-7374-592-5 WN) Fray Bemardino de Sohagin, 24 + 28036 MADRID Tel: 91 369 63 11 - 91 348 70 26 Fax: 91 345 86 OF INDICE INTRODUCCION ...... 20.002 005 1. DESCRIPCION GENERAL . coteeeeee ee 1A. Ficha téonica. 6.0. e eee eee ee eee 1.2. Naturaleza y finalidad de la escala de ansiedad CAS. 4.3. La versién original del CAS .. . 2, ADAPTACION ESPANOLA DEL CAS ..... eee 2.1. Criterios basicos para la adaptacién. 22. Lacleccién de la muestra y la eplcacién experimental... 2.3, Estadisticas de distribucién y andlisis de varianza 2.4, Propiedades psicormétricas .... 3. NORMAS DE APLICACION Y CORRECCION. ... . - 3.1. Instrueciones generales 3.2. Instrucciones especificas. . 3.3, Elementos del CAS . . 3.4. Correccién y obtencién de puntuaciones directas 35. Tificacion ee BIBLIOGRAFIA... . APENDICE . INTRODUCCION Durante mi estancia en el «nstitute for Personality and Ability Testing» de Champaign, ex 1980, tuve ocasién de hojear y disponer después, del todavia manuscrito del Child Anxiety Scale Manual (CAS), que atin se encontraba retocando el Profesor J. $. Gillis. Mis trabajos, durante aquella época, se centraban en los anélisis factoriales (procrustes), de la adaptacién espafiola de} Early School Personality Questionnaire (ESPQ). Recuerdo el interés con que e! Profesor S. E. Krug me recomend6 la Jectura atenta de lo que constituirfa la edicién del CAS. ara proponerme después la idea de la adaptacién espafiola a medio plazo. La verdad es que me encontraba con un instrumento psicol6gico que presentaba notorias semejanzas con el ESPQ, obje- to de mi interés, por lo que no descarté la posibilidad de aceptar algiin dia la sugerencia del Dr. Krug, La buena acogida que tuvo entre los profesionales la adaptacién espafiola del ESPQ y el reque- timiento de algunos de mis colaboradores por la problemtica de la ansiedad infantil, fueron buenos motlvos para iniciar fos primeros pasos en la adaptacién del CAS. De acuerdo con las directrices de Milner (1984), en nuestro proyecto se ha procurado no reducir la adaptacién a una mera equivalen- cia semantica entre distintas versiones, sino que se ha atendido prioritariamente a interpretar, pare rTeproducir en la versién espafiola, una similitud del contenido y problemas subyacentes en [a versi6r original. En el laborioso proceso de Ja adaptacisn espafiola del CAS, ha sido decisivo el trabajo en equi po, asi como la colaboracién brindada por medio centenar de Directores de centros escolares, que nos facilitaron Ja tarea de elaborar un banco de datos integrado por 35,080 respuestas emitidas por alumnos de EGB procedentes de Galicia, Principado de Asturias, Cantabria, Pais Vasco, Castilla Le6n, Madrid y Canarias. Fue de gran interés la oportunidad de contrastar nuestro proyecto inicial y los resultados pro visionales con especialistas de otros paises; con motivo de la «VI y VII Internacional Conference o- the Society for Test Anxiety Research» (STAR) (Dilsseldori, 1985; Jerusalén, 1986) Los Memorias de Licenciatura de Marfa Teresa Pulido Picouto (1986) y Ana Viqueir: Villaverde (1987), contribuyeron a una revisi6n actualizada de los estudios de ansiedad infantil, y « poner a punto algunas fases previas a Ja adaptacién. Finalmente, el didlogo fluido e instructivo cot los doctores A. Cordero y N. Seisdedos, del Departamento de I+D de TEA Ediciones, S. A., ha con tribuido pare que aquel Viejo propésito, formulado en la hospitalaria ciudad de Champaign, se con vierta en realidad, al ofrecer a nuestros profesionales de la Psicologfa un cuestionario especifico par: Ja evaluaciGn objetiva de Je ansiedad infantil: la adapteci6n espafiola del CAS Profesor Domingo E. Gémez Feménde; Universidad de Santiago de Compostel: 1. DESCRIPCION GENERAL Nombre: Nombre original: Autor: Procedencia: Adaptacién espafiola: Aplicacién: Ambito de aplicacién: Doracion: Finalidad: Baremacién: Material: 1.1 FICHA TECNICA CAS. Cuestionario de Ansiedad infantil, Child Anxiety Scale. John S. Gillis. IPAT, 1980. Instituto for Personality and Ability Testing, IPAT Champaign, IIL, USA. Dr. Domingo E. Gémez Feméndez (Departamento de Psicologia Clinica y Psicobiologfa, Universidad de Santiago). Dofia Marfa Teresa Pulido Picouto. (S.O.E.V. de la Conselleria de Educacién. Xunta de Galicia, Santiago) Colectiva e individual. Niveles de edad: 6-8 alos. Entre 20 y 30 minutos, incluidas las instrucciones. Apreciacién del nivel de ansiedad infantil. Baremos de escolares de 1°, 2° y 3° cursos de E.GB. ‘Manual, Hoja de respuestas y Plantilla de correc- cién. 1.2, NATURALEZA Y FINALIDAD DE LA ESCALA DE ANSIEDAD CAS. Las investigaciones de MAY (1950) pusie- ron ya de relieve el auge de los estudios de ansiedad surgido en la referida década, consi- derada por el propio autor como «age of anxiety». MAGNUSSON (1976), al situar la ansiedad entre los temas prioritarios del inte- 165 de los psic6logos, alude @ que de 500 tra- bajos identificados en 1950, en una sola déca- da se pas a més de 2,000, resultando muy dificil determinar el ntimero de los mismos en Ia actualidad, En 1980 se constituye la «Society for the Test Anxiety Research» (STAR), que viene potenciando a través de sus Conferencias Anuales el intercambio de experiencias entre expertos, tendentes a la biisqueda de instru- mentos de evaiuacién adecuados, asi como al disefio de programas de modificacién, reduc- cién y control de las conductas ansiosas, aportaciones que a partir de 1988 se divulga- rén a través de la revista Anxiety Research. Si Dien es verdad que la proliferacion de los teferidos estudios pone de relieve as posibles repercusiones de la ansiedad en la sociedad moderna, y que mediante los mis- mos se pretende explicar desde las diferentes Gpticas la génesis de los comportamientos ansiosos, no obstante son muy escasos los uabajos que se ocupan de las peculiaridades de la ansiedad infantil, asi como sus repercu- siones en Jas posteriores etapas de la vida. Con frecuencia, los orientadores escelares, psicdlogos, psiquiatras y, en general, Jos inte- grantes de los Equipos de Salud suelen Jamentarse de no disponer de oportunidades para recumrir a programas de intervencién precoz ni intervencin preventiva. Ante estos requerimientos, parece que los sesponsables de la Administracién Educativa se estén per- catando de la efectividad del diagnéstico pre- coz de las problemas emocionales Se ha comprobado que ente los nifios sometidos durante largos perfodos a situacio- nes altamente ansiégenas, un elevado porcen- taje de los mismos tiende @ buscar evasién en Jas experiencias de la droga y otras conductas antisociales, La escasez de procedimientos fiables para Slevar a cabo un diagnéstico precoz en los pri- meros afios de la nifiez, constituye un serio eto para los profesionales, por cuanto difi- culta, ¢ incluso, en ocasiones, puede Heger a imposibilitar su tarea, No obstante, conviene recordar, como sefiala GILLIS (1980), que existen determinadas experiencias infantiles, como las descritas por ANDERSON (1984) y O'DOHERTY (1984), en las que dificilinente puede plantearse la intervencién como objeti- vo. La posible prevencién de Jos trastornos emocionales y comportamentales en la edad adulta depende, en buena medida, de la asis- tencia psicoi6gica recibida durante 1a adoles- cencia, ¢ incluso durante la infancia. De aqui a insistencia de THYER (1986) por recurtir a cada uno de los tratamientos psicolégicos a su debido tiempo, Si bien Jos efectos de la ansiedad dependen en buena medida de los contextos definitorios de los propios afectados, no obstante, como sefiala GILLIS (1980), un elevado porcentaje de conductas antisociales (drogadicci6n, alco- holismo, delinevencia...) tienen como causa explicativa los elevados niveles de ansiedad de los respectivos sujetos. La eficacia de los tratamientos en conduc- tas ansiosas se encuentra supeditada al mayor © menor arraigo de las refetidas conductas. De aguf Ia necesidad del diagnéstico precoz mediante instrumentos como el que se pre- senta: E] CUESTIONARIO DE ANSIEDAD INFANTIL_CAS, disefiado por GILLIS (1980), mediante el que se pretende detectar, en los primeros afios de escolaridad (1°, 2° y 3° de EGB), los posibles trastornos ansiosos, para iniciar, de inmediato, el adectado trata miento. 1.3. LA VERSION ORIGINAL DEL CAS La Escala de Ansiedad Infantil (CAS), se presenta como un instrumento que posibilita a los profesionales efectuar una rigurosa exploraciéa psicolégica en sujetos de los pri- meros niveles de escolaridad, Dado que la administracién de la referida escala requiere que los sujetos hagan un paréntesis en sus programss escolares o dentro de 1a consulta clinica, se ha simplificado al méximo el pro- ceso mediante un formato muy elemental, de fécil aplicacién, correccién e interpretacién. ‘Al mismo tiempo, se ha pretendido hacer del CAS un instrument que permita controlar cada cierto tiernpo, y de una manera sistemé- tica, las posibles repercusiones emocionales que sobre el nifio tienen Jas nuevas situacio- nes que continuamente ha de afrontar. Puesto que la informacién requerida por el cuestionario puede considerarse elemental, ademés de facilitar su aplicacién, predispone favorablemente a Jos sujetas para, en caso necesario, proponerles sucesivas aplicacio- nes. Estas peculiaridades permiten considerar al CAS como uno de los pocos instrumentos de evaluacién de 1a ansiedad que es suscepti- ble de ser contestado por los sujetos con nanu- salidad, eliminando fos efectos negativos de Ja reacci6n a la situacisn del test, ampliamen- te analizado por SARASON (1984). Por todo ello, el CAS hia de considerarse como el ins- trumento més apropiado para desoribir ¢ interpretar el contextoemocional durame el perfodo infantil. No obstante, conviene recor- dar Ja gran dificultad que tradicionalmente se ha venido atribuyendo a Ja exploracién de ta personalidad del nifio, y muy particularmente por lo que se refiere a los primeros niveles de la escolaridad (CATTELL, 1972). Dificultad que patece ser la causa de la escasez de ins- trumentos disponibles para las referidas eda~ des. El «Barly School Personality Question- naire» (ESPQ) disefiado por COAN Y CaT- TELL (1966) y objeto de ebundantes estudios en su_versiéa espafiola por GOMEZ FERNANDEZ (1981 a, 1981 b, 1981 c, 1985) y TEA (1981), constitaye una aposta- cidn, 2 la vez que un serio intento, por demos- tar que también es posible disefiar instra- mentos rigurosos para la evaluacién en los primeros niveles de edad. EICAS constituye una derivacién més, por su estructura y formeto, de los Cuestionarios de Personalidad Infanti] disefiados por CAT- TELL. Asi, de los andlisis factoriales de las trece escalas de primer orden del ESPQ, se extrajeron una serie de factores de segundo orden, entre los gue s¢ incluia el de ansiedad (GILLIS; CATTELL, 1979). En sucesivos andlisis, y a partir de diferentes muestras, el factor de ansiedad de segundo orden suele aparecer configurado asi: Clemocionalmente poco estable); D+ (excitable): H- (timido); O+ (aprensivo). y Q4+ (tenso). Aunque es posible Ja evaluacién de la ansiedad infantil recurriendo a procedimien- tos de cardcter general, dei estilo del Cuestionario de Personalidad ESPQ, sin embargo se advierten ciertos inconvenientes en lo referente al excesivo tiempo de aplica~ cién e interpretacién que requiere, por cuyo motivo se tiende al disefio de instrumentos. especificos. Esta es la justificacién del Cuestionario de Ansiedad Infantil CAS. Basado en la metodologia de CATTELL, se ise una primera edicién experimental, a partir de una muestra de 320 sujetos del esti- lo del ESPQ. Las respnestas emitidas a dichos elementos se correlacionaron con el factor de segundo orden de ansiedad del ESPQ Fueron elegidos los 20 elementos con mas altas correlaciones para integrar el CAS. El contenido de Jos referidos elementos se encuentra adaptado 2 los problemas emocio nales que afectan a los nifios, cuyas edades oscilan entre los seis ¥ los ocho afios. Pare esos niveles de edad, también se adapts unt hhoja de respuestas, con una serie de dibujos « in de captar la atencién de los nifios, y segit disefios previos que para dichas edades ha bfan realizado los autores para la edicién de ESP Los coeficientes de estabilidad obtenido por GILLIS a partir de diferentes muestra: fueron determinados recurriendo al procedi miento «test-retest», ¥ se obtavo un coef! ciente de 0,81 La consistencia interna del CAS se dete: miné @ partir de una muestra integrada pc 343 sujetos (176 nifias y 167 nifios), cuye niveles de edad oscilaban en tomo a los se afios y medio. Como procedimiento estadist co se utilizé la formula de KUDE RICHARDSON, KR20, obteniendo un coe ciente de 0,73. La validez fue determinada mediante los coeficientes de correlacién de sus elementos con el factor de segundo orden que identificé CATTELL como ansiedad, a partir de las res- puestas emitidas al ESPQ. Los coeficientes de congruencia se establecieron entre las respues- 10 tas dadas al IPAT ANXIETY SCALE de KRUG; SCHEIER Y CATTELL (1976) y las emitidas al CAS, habiéndose obtenido wnos coeficientes 0,81 (p < 0,01) y 0,74 (p < 0,05) Estos resultados ponen de manifiesto la idonei- dad del CAS para evaluar la ansiedad infantil. 2, ADAPTACION ESPANOLA DEL CAS 2.1, CRITERIOS BASICOS PARA LA ADAPTACION Consciemtes de que las diferentes connota- ciones socioculturales y ambientales de cada pais influyen lo suficiente como para que un cuestionario de ansiedad no se pueda pasar mediante una simple traduccién (SHARMA y RAO, 1984; WRZSNIEWSKI, 1984; SCH- WARZER y Kim, 1984), en la adaptacion espafiola del CAS, ademds de cuidar los aspectos sociolingisticos, se ha atendido también @ los aspectos internos o contenido de los elementos, para por su mediaciéy lograr evaiuar idénticos aspectos que lo logrados por el autor de la versién original. Después de analizar los resultados obteni dos en una primera versin experimental, haber hecho algunas modificaciones a ] misma, se dejé como definitiva la adaptacis que ahora se presenta. 2.2. LA ELECCION DE LA MUESTRA Y LA APLICACION EXPERIMENTAL En la muestra de estudio se hen incluido un total de 1.754 sujetos de ambos sexos (1.032 nifios y 722 nifias), perteneciemtes a los tres primeras cursos de EGB (542 del 1° curso, 621 del 2° curso y 591 del 3° curso), prove- Gentes de Galicia, Cantabria, Pafs Vasco, Principado de Asturias, Castilla-Leén, Ma- drid y Canarias. Pese a la amplitud de la muestra, no se ha Jogrado 1a suficiente representatividad ¢ toda 1a poblacién espatiola, lo que constitus un objetivo para proximas ediciones, Los datos obtenidos se tuvieron en cuen 2 efectos de determinar las propiedades ps cométricas del CAS, en su versi6n espaiiol Dados los niveles de edad de los sujetos, aplicacién de la prueba se llev6 a cabo « gtupos muy reducidos, 2.3, ESTADISTICOS DE DISTRIBUCION Y ANALISIS DE VARIANZA Del analisis de la tabla 1 puede deducirse, en primer lugar, que en estas edades n0 se aprecian diferencias significativas en cuanto al sexo, si bien son ligeramente superiores las puntuaciones de los varones. Aunque son muy escasos [os estudios disponibles con las referidas edades, al menos estos resultados se aproximan en cierto moto a Jos obtenidos por GILLIS. No obstante, en adolescentes y adultos, y quizds debido a la consolidacién de los respectivos roles sexuales, las diferea- cias se invierten, resultando significativa- mente superiores Jas puntuaciones de las mujeres (KRUG, SCHEIER. CATTEL 1976, SARASON, 1959; THOMPSO’ 1965, EYSENCK, 1959; EYSENCK, 19¢ y LOKARE, 1986) TABLA L Extadésticos bdsicos y andlisis de varianza SEXO curso Veron | Mojera | PGB [2 wen [Hs 1.032 Con respecto a Ja edad-curso, se aprecian diferencias significativas, resultando particu- Jarmente relevante la superioridad de las pun- tuaciones obtenidas por los alumnos de tercer curso, constatacién que también se advierte en les muestras utilizadas por GILLIS en la versién original. Segtin observa LOKARE (1986), el incremento de la edad presupone la maduracién del «yo», lo que conlleva a un incremento en la habilidad de juzgar eventos y predecir el futuro; de este modo el sujeto tiene una percepciGn més realista del peligro ¥, consecuentemente, experimenta mayor ansiedad. TABLA2 Estadisticos bésicos interoulturas Versi espaiola_| Versign americana coo [vr [2 [ef r [el] s N saz | 621 | $91 | 491 | 422 | 452 Med. | 7,96 | 8,21 | 9,05 | 6,70 | 8.26 | 9,10 Da. | 2,69 | 3,20 | 290 | 3:54 | 3,79 | 3.73, La tabla 2 permite comparar las puntuacio- nes obtenidas en la muestra espafiola, con Jas presentadas por GILLIS en ia versidn origi- nal, Nuestros escolares tienden @ puntuar se1- siblemente més bajo en ansiedad que los canadienses y americanos, que constituyen la otra muestra; aunque Ja ansiedad, como se- fila LOKARE (1986), ha de entenderse como una experiencia universal, sin embar- go, al watarse de una emocién compleja (MeDUGALL, 1908), son las circunstancias, las situaciones (MAGNUSSON, OLAH, 1981), las diferencias culturales (STATTIN Y MAGNUSSON, 1981, 1983), las que ejercen un poderoso efecto en Jos niveles de ansiedad individual. En el ambito infantil, estas dife- rencias persisten, si bien no son coincidentes. En los estudios de SARASON, DAVIDSON, LIGHTHALL, WAITF y RUEBUSH (1960), se advierte que alumnos ingleses de la escue- Ja clemental obtenfan puntuaciones més bajas en ansiedad que sus homénimos americanos en el «General Anxiety Scale for Children» (GASC), invirtiéndose os resultados en el «Test Anxiety Scale for Children» (TASC). Por cuanto a los posibles efectos de tos determinantes raciales, los estudios de LEVITT (1957), PALERMO (1959), y RIE (1963), son coincidentes al constatar que los nifios de color tendian a superar a los blancos en las puntuaciones emitidas al «Children's Anxiety Scale» (CMAS), y al «Lokare' Mo- ified Junior Mandsley Personality Inven- tory» (LMIMPD. 2.4. PROPIEDADES PSICOMETRICAS 2.4.1, Fiabilidad La correlacién entre cade uno de los ele- mentos del CAS, con la puntuacién total de dicha escala, ha sido obtenida mediante el coeficiente ary». La tabla 3 presenta los coe~ ficientes obtenidos, tanto en Ia version otigi- nal como en la espafiola. La consistencia interna fue determinada mediante Ja férmula KUDER RICHARD- SON, KR20, habiéndose obtenido un indice de 0,65. Este indice puede considerarse muy similar al obtenido en Ja versi6n original, y en ambos supera los niveles criticos previstos por CATTELL, 12 2.4.2. Validez, A) VALIDEZ CONCEPTUAL DIRECTA Teniendo en cuenta que el CAS fue diseiia- do 2 partir del BSPQ, pueden resultar ilustra- tivas las conclusiones de algunos de los estu- dios realizados sobre esta tltima prueba. Siguiendo el procedimiento de GILLIS (1980), Ja estructura de la personalidad infantil podria ser definida en funcién de los factores de 2° orden: cortertiapathemia, dependencia- independencia, inviaexvia y ajusteansiedad, factor este tltimo estrechamente vinculado con el rasgo de ansiedad medido por el CAS. Los andlisis factoriales efectuados con muestras espaficlas, tlenden a configurar la ansiedad mediante las escalas: C ; D++ ; H; O++ y Q4 + (*). Podrfa decirse que conver- gen en dicho rasgo una serie de comporta- mientos caracterizades por: inestabilidad y poca fuerza del yo, propensién a la excitabi lidad, inhibici6n, culpabilidad y alta tension energética, Por otra parte, y bajo una perspectiva dife- rencial, en lo referente al sexo, se advierte us marcado contraste, de forma que podria decirse que Ja orientacién de las respuestas de las nifias se caracteriza por una propen- sin a la excitabilidad y reflejan mayor madurez, que en él sexo opuesto, TABLA3 Correlacion entre cada elemento y el toral de la esca: 1a versién espafiole del CA S Elemento ia | Versién ame 1 0.45) 2 0.26 3 9/32 4 O18 5 0,31 6 0,29 1 944 8 037 9 032 10 aL n 025 nD 030 B 0.40 031 4 0,40 034 15 0.28 on 16 O16 039 "7 037 eat 18 52 O41 19 0,36 0.29 20 oar 08 KR20 0,65 0.73 TABLA 4 Estructura diferencial de la ansiedad segiin el se NINOS NINAS D+, Fe, Ht, OF C+, DF, Ge, HH, O + Andilisis factorial Mediante un procedimiento confirmator se han efectuado una serie de andlisis fact riales, a partir de las respuestas emitidas CAS de GILLIS (1980), con el fin de apon algunos aspectos relativos a la estructura la ansiedad, cuestién tan debatida por LT BERT Y MORRIS (1967), SPIELBERGE. GONZALEZ, TAYLOR, ALGAZE y Al TON (1978), En la tabla 5 se presenta le matriz de corr laciones de las respuestas emitidas por 1 sujetos (1 = redondel y 2 = cuadrado) a variables del CAS (20x 20). Los niveles ¢ significacién obtenidos varfan entre p<0,05 p<0,001. La combinacién de los signos pos tivos y negativas de las correlaciones tiende a guardar relacién directa con las opciones 4 respuestas esperadas. En la tabla 6 se presenta las saturacione factoriales de los dos factores rotados, a: como la comunalidad (h"), En la base se espe cifica la vasianza explicada para cada uno d los factores, asi como el porcentaje (%) acu mulado de la varianza; los indices vienes expuestos en milésimas. A partir del andljsis de 1a tabla 6, se apreci: una estrucfura bidimensional, El primer fac tor se encuentra definido por un cierto com ponente de emocionalidad, excitabilidad cambio de actitudes y evasién de responsabi- lidades. Ello nos confirma la integracién ye propuesta por LIEBERT Y MORRIS (1967, (©) Les signs que aparecen junto a los sfmbolos que hacen eeferencia & Jas esealas que integran la ansiedad han de interpretarse de ‘acyerda con los siguientes crtenos: 44 = saturaciones superiores a 0,504: saturaciones inferiores 2 0.50 = saturachones euperiores 2 0.20+ = saturaciones inferiores 0.204 B 100'>9= see HO>d= ny ‘go> day zi 20-960" 650" 510 00 610 Sw 990" 000 oy 790 ogo Z3I" 990° yoo" eso" 260" 6c 660° 200 gel" Bal Bo" Re eH 650 eo fs 1ST oso zi veo" 090" 00 toot suo" eta 90" zo €00- 10" 920’ eso p00" 120" eo x0 690" e060 ir bio loo Hot ow sto att br vio" ota Sia 0" zo 910 Two S90" seat p10 900" OE’ Is0- ezo- 9" Est ae 01 60" to" P10’ FeO" 000" 980 Sco" aa an Fo wo a st a tt a SVD 1p somuoway2 so} 14 al considerar la emocionabilidad como aspec- to definitorio de la ansiedad, El segundo factor puede ser definido por retraimiento, timidez y sentimiento de depen- dencia, haciendo clara referencia 2 los aspec- tos cognitivos que conllevan los estados de ansiedad, y que diferentes autores, recurrien- do @ la terminologia anglosajona, denominan «worry (MINOR y GOLD, 1984; GLASS Y MERLUZZI, 1981). TABLA 6 Matriz de la estructura factorial rotada de la ansie- dad en ta adapeacin espatiota [—Htementos — [ractor reactor u | h2 1 347 300 2 228 080 3 463 233 4 86 343 3 we | O31 6 10 7 564 318 8 say) 288 9 310 2 10 524 276 u 478 273 12 398 167 13 393 169, 1% 312 126 is ‘524 iL 16 478 119 "7 454 | 241 18 339 315 19 369 136 20 4oz | a65 Varianza explicada | 2,392 1640 [4,021 [wacom VE | 014 | O01 - Andlisis cluster Ademés de los procedimientos estadisticos previamente indicados, se ha recurtido a la técnica clasificaroria de} andlisis cluster de variables. Mediante el programa de ordena- dor BMDP1M, han sido agrapadas les varia- bles a partir de los valores absolutos de 1a correlacién (opeién Abscorr), recurriendo al método jerérquico en funcién de las distan- Fig. 1 Dendograma correspondiente al andlisis Clusier det CAS Distencis ae Similcias 3 519 373 a 3 50 SEL 585 8 sa 338 oa 65 e8e ee8s88 os S282 288E RR HH mm soo RM SI ‘Aglomeracin jerdrguiea: n= 20 pstrones En el dendograma adjunto se ilustra una aglomeraci6n jerérquica de n = 20 patrones y nel niveles. Aunque en una primera fase (nivel K = 0) se podrfan distinguir tantos gru- pos como patrones (proporcionando muy escesa informacién), se requeriré securrir a fases ultesiores hasta la medida de similitud 51, para apreciar dos conglomersdos 0 clus- ter. El primero que se encuentra integrado por los patrones: 1,7, 18, 4,9, 2, 12,3, 13, 19,5, 6y 14, coincidiendo en buena medida con el primer factor; mientras que el segundo clus- ter, integrado por los patrones: 8, 16, 10, 11, 15, 20 y 17, coincide, en téminos genarales, con la configuracién del segundo factor. Elio nos induce a confirmar que la estructura de La ansiedad infantil gira en torno al eje de 1a emocionalidad, y del semtimiento de depen- dencia «worry», ————_________—— 15 B) VALIDEZ INDIRECTA (Naturalidad-Antificialidad) La validez indirecta, también denominada Por otros autores concurrente, ha sido deter- minada a partir de las correlaciones resultan- tes entre los porcentajes de puntuaciones directas obtenidas por los sujetos en el CAS, en el Cuestionario IDAREN-SC2 (ansiedad- rasgo) de SPIELBERGER, C. y en el Cues- tionario EPQ-I (escala de Neuroticismo) de EYSENCK, HJ.; EYSENCK, S.B.G. (1975). TABLAT Inercorrelaciones del CAS con otras pruebas psicoldgicas cas | DARENSC2 IDAREN-SC2.on 0.37 EPQ-J (Newroticismo)..|_ 0.30 au En Ja tabla 7 se observa que los cotficien- tes de las intercorrelaciones oscilan entre 0,30 y 0,37. Dichos resultados confieren al CAS importante validez, al encontrarse den- tyo del margen de los niveles criticos (0,30 - 0,40) fijados por CATTELL para los cuestio- natios de personalidad, Se determinaron también las intercorrela- ciones entre las respuestas emitidas a los ele 16 mentos del CAS, IDAREN-SC2 y EPQ3 (Neuroticismo). Mediante los referidos esta- disticos se pudo observar que a excepcidn de los elementos 1,7, 15 y 20 del IDAREN y 7, 12y 18 del CAS. en el resto que constituye la mayoria, se aprecian corelaciones de un aceptable nivel de significacién, si bien no excesivamente altas. No obstante, habria que recordar la dificultad que supone conseguir elevados indices entre los cuestionarios de personalidad, y muy especialmente cuando se trata de un cuestionario de personelidad infantil Si bien la equiparacién del Neuroticismo con la Ansiedad no es compartida por CAT- TELL, SCHEIER (1961) ni BYSENCK (1969), ya que en la ansiedad imtervienen otros factores ademés del Neuroticismo, no obstante se aprecian importantes indices de cortelacién entre los elementos de cuestiona- ios de uno y otro tipo, Resumiendo, pues, la informaciéa prece- dente, habria que indicar que nos hemos veni- do refiriendo a la ansiedad, no en cuanto esta- do, sino en cuanto «rasgo configurativo» de Ja personalidad infantil, que mantiene pecu- liaridades especificas por lo que al sexo y a los diferentes niveles de edad se refiere. j0MAS DE APLICACION Y CORRECCION 3.1. INSTRUCCIONES GENERALES gst 18 aplicacion de le Coo sixima umiformidad en escalay 8"), s¢ propone la posibili- el rio P sesajetos Las instnceio- dad de® gatas grabadas en cinta nes eit pos modos, y si se op- magneiolt paialidad, 22 experiencia tara pr ea tod0 mecesario hacer aconstt op anterioridad a presen- ‘nos 0 saboortspondiente graba- tars alos cin . ys posibles dudas en la Pua 9 los elementos del cues- forme tt ie hacer unos ejerci- tionaio, ST pjodel aula o en un papel cios ont spordn de ejercitarse en fa grande 8% sas preguntas, poniendo forma de" edondel 0 en el cuadra- coroces 0 . jnvenamiento lidico de Jos se pop" mtiltiples formas de cap- nies 02 pion, aS{ como reiterados tacién © oacion en la modatidad de ensiyos © "yiose @ los mismos median- consi OS, girectas: «Nifios, ast es vuestras respuestas a las cono dtd", continuacion vais a escu- pregutt © eX como ésta en ef redon- chat Pott”) si estdis de acwerdo con la ael yy pregunta primer 8 figura de redonde} pase cnadcado [7] Si estdis de acuerdo con ia segunda parte de la pregunta, pondréis la X en el cuadra- do» oO figura de redondel figura de cuadrado PX] Acontinuaci6n, y una vez que se han entre- nado fo suficiente, y que han entendido la forma de contestar, se les distribuird a cada uno Ja Hoja de respuestas del CAS. Habré que motivar a los nifios lo suficiente como para que presten la misma atencién a cada una de las preguntas. Es recomendable que sefialen con e! dedo el dibujo correspon- diente a cada una de las preguntas que van escuchando, garantizando de este modo la méxima correspondencia en sus contestacio- nes. La edad de los nifios a los que va dirigido el CAS requiere de continuas advertencias para mantener su atencién, de forma que se garanticen adecuadas con-testaciones y se eviten posibles errores que tenderfan a conta- ‘minar la informacién emitida Una vez reiteradas las correspondientes advertencias, habré que continuar formulan- do las preguntas dé) Cuestionario, procuran- do que todo contribuya a que los sujetos con- testen a titulo individual. A continuacién se proponen Unas instrucciones especificas. 0 3.2. INSTRUCCIONES ESPECIFICAS «Buenos dias, buenas tardes, me Wamo..-.m0 .. tengo inte- rés en haceros unas cuantas preguntas para conocer vuestras opiniones y preocupaciones. Os ruego que contestéis a mis preguntas, poniendo una X en el lugar que os voy a explicar (SE LES EXPLICA EN LA FORMA ANTERIORMENTE INDICADA). »Fijavs que a cada lado del recuadro hay un redondel y un cuadradi- toy en el medio un dibujo: una mariposa en el primero, una cuchara en el segundo.... y asi sucesivamente. »Ahora, recordad lo que tenéis que hacer. Yo os voy a hacer una pre- gunta, y cada uno de vosotros tendrd que contestar poniendo una X en el redondel o en ei cuadradito. Bien, poned el dedo en el primer recuadro, iapando la mariposa, Esta es la pregunta que deberéis contestar en este recuadlro. »gCrees que te salen bien la mayorta de las cosas que intentas? Si (redomdel); No (cuadradito). »Si crees que te salen bien las cosas que intentas, pondrds una X en el redondel, y si crees que te salen mal la mayorta de las cosas que intentas, pondrds una X en el cuadradito »Continuemos adelante, y procurad ir contestando segiin hemos veni- do explicando. Procurad aseguraos antes de contestar, si es preciso, pensad antes un poquito. »Si tenéis alguna duda, 0 no estdis completamente seguros sobre lo que tenéis que hacer, levantad la mano y 0s ayudarés, Se resolverén cuantas dudas vayan surgiendo, y, si alguno no entendiera la pregunta, se le vol- verfa a repetir. Ha de procurarse que, en la formulacin de la pregunta, ambas alternativas se pro- nuncien con la misma tonalidad, evitando efectos de posibles sesgos en una u otra direccién. El tiempo previsto para las insteucciones es aproximadamente de quince minutos, La duraci6n de 1a aplicacién, superior a los quince, depende de ia edad de los respectivos sujetos, de su nivel de comprensi6n, y del ntimero a los que se aplica, ya que estas variables influyen para que haya que repetir més o menos veces las preguntas. 18 1. (mariposa) 2. (cuchara) 3. (ube) 4. (pez) 5, (manzana) 6. (seta) 7. (rat6n) 8. (luna) 9. (botella) 10. (avién) 3.3, ELEMENTOS DEL CAS {Crees que te salen bien la mayorfa de las cosas que intentas? Sif (tedondel); No (cuadradito), iLa gente piensa que nor malimente eres bueno (redon- del), © que eres malo? (cua- dradito). Cuando te preguntan, con- testas antes que los demas nifios (redondel), 0 los de- tnés nifios contestan antes que ti? (cuadradito). {Tienes buena suerte (redon- del), o mala suerte? (cuadra- dito). {Piensas que solamente caes bien a unos pocas (redon- del), 0 a todo el mundo? (cuadradito). {Algunas veces te han dicho que hablas demasiado (re- dondel), 9 no? (cuadradito). {Puedes hacer las cosas mejor que la mayorfa de los nifios (redondel), 0 los de- ms nifios las hacen mejor que t? (cuadradito). {Crees que te pasan muchas cosas malas (redondel), 0 pocas? (cuadradito), {Estés contento y alegre casi siempre (redondel), 0 casi nunca? (cuadradito), {Te parece que las cosas son demasiado dificiles (redon- del), 0 demasiado féciles? (cuadradito). re 13. 14, 15, 16. 17. 19, (libro) (hoja) echuza) (leén) (tarta) (sol) (mano) (bandera) (coraz6n) (paraguas) (Piensas que estés demas do tiempo sentado en colegio (redondel), 0 n (cuadradito), {Sueles terminar tus debe a tiempo (redonde]}, 0 ne: sitas més tiempo para tet narlos? (cuadradito). iLos demés nifios son sie pre buenos contigo (red: del), 0 algunas veces te r estan? (cuadradito). {Los otros nifios puer hacer las cosas mejor que (redondel), 0 peor que (cuadradito) {Sientes miedo cuando « oscuro (redondel), 0 (cuadradito), {Tienes muchos proble: {redondel}, 0 pocos pro mas? (cuadradito), {Piensas que la gente aw habla mal de ti (redonde gue no es asf? (cuadradit {Crees que haces bien todas las cosas (redonde s6lo algunas? (cuadradit {Tienes siempre sue agradables (redondel), 0 siempre son de miedo? ( dradito). Cuando te haces una he ite asustas o te mareas dondel), 0 no te preocu (cuadradito} 3.4. CORRECCION Y OBTENCION DE PUNTUACIONES DIRECTAS En base a estudios previos sobre el CAS, se determinaron las altemativas de respuestas indicativas de ansiedad. Estas opciones se encuentran distribuidas equilibradamente entre los circulos y los cuadrados, a uno a otro lado de la hoja de respuestas del CAS, sin que se advierta ninguna l6gica distributi- va. La correccién ha de hacerse con mucho cuidado, especialmente al tratarse de respues- tas emitidas por nifios, ya que, a veces, por no haber entendido suficientemente Jas instrac- ciones, constituye un serio problema determi- nar el nivel de’ ansiedad de los mismos. Y podria afirmarse que los procedimientos clé- sicos de evaluacién psicolégica infantil, no han insistido lo suficiente en la necesidad de efectuar una meticulosa revisién de las res- puestas de los sujetos, especialmente cuando se recuure a sistemas de correccién automati- zados. Antes de efectuar la correccién mediante la plantilla, ha de hacerse una répida revisién de Ia Hoja de respuestas con el fin de ver si hay algin indicio de que el sujeto haya contesta- do sin haber entendido Jas instrucciones. Habra de anularse cualquier Hoja de res- poestas que pueda inducir a confusién; asi, por ejemplo: = cuando un sujeto ha marcado todos los redondeles o todos los cuadradites; - cuando aparecen elementos sin contestar; - cuando un elemento aparece con dos con testaciones. Una vez revisadas las Hojas de respuesta, y climinadas las que presentan las anomalias previamente descritas, se procederé a la comeccién mediante 1s plantilla transparente que deberd colocarse ajusténdola correcta~ mente mediante los dos puntos de referencia (estrellas que aparecen en el margen dere- cho). La puntuacién se determinaré por el mimero de correspondencias de la plantilla con las X marcadas en la Hoja de respuestas. 3.5, TIPIFICACION Las puntuaciones obtenidas de Ia muestra experimental han sido analizadas en funcién dei criterio cruzado, configurado por el sexo (V+M), y el curse-edad (1° curso: 6 afios; 2° curso: 7 aiios, y 3° curso: 8 afios). Para cada uno de los referidos criterios se han elabora- do tablas de baremos espectficos. 20 En la base de Ja tabla se han indicado los estadisticos (Media) media aritmética y (D.t.) desviacién tipica. En la baremacién se han utilizado los centiles y decatipos, como hace el autor en Ja versi6n original TABLA 8 Bareros adaptacién espafola del CAS i cure POR SEXOS| POR CURSOS RD. one atPamariay | 7 beet Dec. Cent | Dec. Cent. | Dec. Cent. | Dec Cent. | Deer Cent. | Dea Ce 1 aorfauoryaogfa afta aja. 2 saa ata ata oafaoaefa a 3 1 1 41 sf 4) 6042 2 4 2 wf 1 o9}2 wfe uof2uf2on 5 3 wl2wf2 wy 3 afr wle 6 4 mla m7} 4 a fs fs a] 2 wo 7 4 3} 4 wm) 6 ow bs ae | sw | 3 30 8 s afs af} s 2] 5 oo] s 53 | 4 a 9 6 we) s wl s 6 | 6 mw] s 6 | 5 53 10 6 wile w]e 3] 7 8] 6 8) 6 66 n 7 wl7 mir of 7 9} 7 | 7 2 s ats a] s oo] 8 95) 8 0»! 8 a7 8 s os} o 1] 9 6 | 9 9 | 8 4 | 8 93 4 9 wlo 4] 9 os }w 9} 9 7] 9 98 15 wo 9 | 9 9 | 1 9 | 1 99 | 9 98 | 10 99 16 1 9 | 0 9 | wm % |i 9 | 1 99 | 0 99 "7 10 9 | 10 69 | 10 «699 | 19 ©699 | 10 99 | 1099 B 1 9 | % |i 99 | 10 99 | wo 099 | wo 99 19 1 699 | 0 699 | 1 6p J ao 99 | 10 J 20 1% 9% | 9% | 1 99 | 1 9 | 10 99 | 10 99 N 1754 1.032 m2 542 621 591 Media 8.38 8,34 8a 7.86 821 9.05 Du 2.96 297 2.96 2.69 3,20 2,90 Nota: Se han afiadido bajo los titulares de los cursos, y enive paréntsis, 10s nombres de los actuales correspondientes a) Plan de l Logse con el fin de facilitar la bilsqueds y wilizacin del baremo adecuado en cada curse. CAS - Plantilla OQ OOOO OO OOOO < OO OO O Of 868 ee CAS - Hoja de Respuestas Nombre y apeticas. ea Coogi: evetezh 4081 : (oO) aqisoF al . l¢ A | iO f : a

Оценить