You are on page 1of 121

UNIDAD I INTRODUCCIÓN

1.1.- EL INGENIERO Y LA CONSTRUCCIÓN

Antes de definir que es el ingeniero y que es la construcción es


bueno conocer lo que es ingeniería.

Tenemos muchas definiciones de ingeniería, entre las cuales


podemos señalar las siguientes:

.- es el arte de traducir en realizaciones practicas el


conjuntos de conocimientos científicos y tecnológicos relativos
a una rama de las actividades humanas, por lo que tenemos así
diversos tipos de ingenierías.

.- cometido del servicio que efectúa el estudio y establece el


diseño completo de un proyecto industrial, obra publica, un
sistema de transporte, etc.

.- es una actividad profesional que usa el método científico


para transformar, de una manera económica y óptima, los recursos
naturales en formas útiles para el uso del hombre.

.- conjunto de los estudios que permiten determinar, para la


realización de una obra o de un programa de inversiones, las
orientaciones mas deseables, la mejor concepción, las
condiciones de rentabilidad óptimas y los materiales y
procedimientos mas adecuados.

Debido a todo lo señalado anteriormente se dice que la


ingeniería es, ante todo, una profesión creativa. Nosotros
estamos rodeados de este tipo de creaciones como son los
edificios, el abastecimiento de agua, los medios que empleamos
para transportarnos, etc.

Partiendo de las definiciones de ingeniería podemos pasar a


establecer la definición de ingeniero, la cual también no es
única. Entre ellas tenemos:

.- es un profesional que, por medio de sus conocimientos


científicos, su habilidad creadora y su experiencia, desarrolla
los planes, métodos y procedimientos para transformar los
recursos naturales en formas útiles para el uso de la sociedad.

.- hombre que conduce y dirige por medio de las matemáticas


aplicadas obras como la construcción de puentes, caminos,
ferrocarriles, canales, puertos, edificios públicos, etc.

1
Nuestro interés es ver la relación que existe entre el ingeniero
y la construcción, por lo que tenemos que conocer la definición
de construir y construcción.

Construir: fabricar, edificar.

Construcción: arte de construir.

Como podemos observar partiendo de las definiciones dadas que el


ingeniero mediante la función llamada construcción combina los
resultados obtenidos en las etapas anteriores para producir un
bien concreto deseado originalmente.

1.2 EL INGENIERO Y SU RELACIÓN CON DOCUMENTOS DE OBRA.

Cualquier forma verbal que utilicemos es muy limitada para poder


describir una obra totalmente, además que con el tiempo el poder
de las palabras se pierde. Debido a estas limitantes que existen
en el lenguaje oral es que para construir cualquier obra se
requieren documentos que definan con la mayor claridad y de
manera permanente la obra; a estos documentos que la describen y
definen su calidad se le conocen como documentos de obra, entre
estos documentos encontramos:

.- planos
.- especificaciones

A estos dos documentos señalados Se le conocen como proyecto de


la obra. También están en los documentos de obra la información
complementaria del proyecto

.- detalles
.- características de los materiales
.- acabados
.- requisitos especiales de ejecución y croquis

También son documentos de obra:

.- ordenes de cambio al proyecto


.- instrucciones complementarias al proyecto
.- ordenes de trabajo extraordinarias
.- ordenes de trabajo por administración
.- análisis de precios unitarios
.- solicitudes a la supervisión para:
. Determinación de precios unitarios faltantes

2
. Revisión de los precios unitarios

Como puede observarse los documentos de obras permiten al


ingeniero conocer a cabalidad el tipo de obra a construir, así
su calidad o acabado final y costos en que se incurrirá al
ejecutar el proyecto.

1.3 EL CONTRATISTA Y LA LICITACIÓN

Contratista: persona que ejecuta una obra por contrato.

Contrato: pacto entre dos o más personas.

Licitación: acción y efecto de licitar en una venta.

La acción de licitar (licitación) es una norma existente en todo


tipo de obra publica, en otras palabras, todo proyecto del
estado debe de estar sujeto a esta acción. Lo anterior no
implica que las inversiones privadas no usen este método también.

La acción de licitar tiene, entre otras, las siguientes ventajas:

.- permite participar en el concurso a más de una firma


constructora.

.- a nivel de proyectos públicos tiende a prevenir fraudes y


confabulaciones de los participantes en el proceso.

.- establece un espíritu competitivo entre los constructores


donde todos tienen igual oportunidad de ganar.

.- a nivel del dueño de la obra, le permite a este, seleccionar


la oferta mas baja, esto no siempre es así en el sector privado.

Para que un contratista pueda ejecutar una obra tiene que ser
aceptado por el dueño y además presentarle la oferta y
condiciones que sean en beneficio del mismo dueño.

Mencionamos anteriormente que los proyectos de carácter público


deben de ser licitados; pero existen algunos tipos de obras que
no pueden ponerse en manos de cualquier constructor, debido a su
especialización. Por ejemplo, no es lo mismo construir viviendas
que construir una represa. Debido a lo anterior para que una
empresa pueda concursar en algunos proyectos debe primero

3
demostrar que esta calificada para ejecutar dicho proyecto, por
ello el dueño o su representante, en estos casos, invita primero
a las empresas a precalificar antes de someter la obra a
licitación.

Es conveniente aclarar que no en todos los proyectos se llama a


precalificar, ya que ello depende entre otras cosas de la
magnitud de la obra, lo que vale decir costo, y la
especialización de la misma. Si se precalifican a las empresas o
no esta también en dependencia de las regulaciones internas del
organismo dueño de la obra y/o organismo financiero.

1.4.- FUNCIONES DEL REPRESENTANTE, SUPERVISOR, CONTRATISTA.

En muchos casos, en el caso de instituciones y/o proyectos de


gran envergadura, nos encontramos con una persona llamada
representante. El representante actúa como dueño de la obra ya
que su designación esta respaldada para que pueda tomar las
decisiones Como verdadero dueño. El representante es la persona
que recibe toda la información relacionada a la obra tanto por
parte del supervisor como del contratista; en otras palabras es
la persona que toma decisiones, las cuales normalmente no son de
carácter técnico.

El contratista tiene como función principal la de ejecutar la


obra con la calidad demandada en el proyecto y en el tiempo
fijado la obra.

Para el correcto funcionamiento de las partes involucradas se


debe de definir claramente cuales serán las relaciones entre
ellos para poder concluir el proyecto con eficiencia y economía.

La función principal del supervisor en primer lugar es vigilar


el cumplimiento del contrato de construcción, protegiendo los
intereses del dueño pero nunca en detrimento de los derechos del
contratista.

Para poder cumplir con su función principal y las otras que


detallaremos mas adelante, el supervisor debe conocer y contar
con los documentos del contrato, los planos constructivos y las
especificaciones de construcción ante del inicio de la obra.

Podemos señalar que el supervisor tiene básicamente dos tipos de


funciones durante la construcción:

4
. De autoridad
. De responsabilidad

Estas funciones también se pueden clasificar de la siguiente


manera:

. Funciones administrativa
. Funciones técnicas de gabinete
. Funciones técnicas de campo
. Otros tipos de funciones

Dichas funciones las podemos resumir de manera general en las


siguientes funciones:

1. Garantizar que la obra se construya de acuerdo a lo


establecido en los planos y especificaciones en el tiempo y
costo acordado.

2. Llevar el control contable de la obra, aprobando los pagos a


ejecutar.

3. Aprobar o introducir las modificaciones a la obra.

4. Ver que se cumpla con la legislación vigente tanto en lo


laboral como social.

5. Negociar con el contratista las modificaciones al contrato


y/o la aprobación de nuevos costos unitarios no incluidos en los
documentos contractuales.

Lógicamente para poder garantizar con dichas funciones, tal como


se señalo anteriormente, el supervisor tiene que ser contratado
con mucho tiempo de anticipación para poder estudiar y
"adueñarse" del proyecto en todos sus aspectos. Debido a ello es
normal que en la mayoría de los proyectos la supervisión este a
cargo de los profesionales que diseñaron la obra.

UNIDAD II DOCUMENTOS TÉCNICOS

2.1 PROCESO PARA LA EJECUCIÓN DE UN PROYECTO

La palabra proyecto se usa con muchos significados y por lo


tanto se tienen muchas opiniones sobre lo que es un proyecto;
por ejemplo, "tiene un proyecto en mente" o es "un proyecto de
ley". en ambos casos la palabra proyecto define algo que se

5
desea ejecutar o realizar en un futuro. En ingeniería, de manera
simplificada, se puede definir proyecto de la siguiente manera:

"Proyecto es el conjunto de cálculos, especificaciones y dibujo


que representan una obra que se ha de construir".

En otras palabras, integrando el papel del ingeniero para


entender de mejor manera Lo que es un proyecto, podemos decir
también que "un proyecto no es ni mas ni menos que la búsqueda
de una solución inteligente al planteamiento de un problema
tendiente a resolver, entre tantas, una necesidad humana.

Teniendo claro lo anterior para poder llegar a tener un proyecto


se requiere de un proceso que permita encontrar la mejor
solución tanto técnica como económica. Para lograrlo se tiene un
proceso, el cual consiste de: planificación (planeación),
programación y control.

Planificación

Es el proceso de seleccionar un método y orden dentro de todas


las posibilidades y secuencias en que podrían efectuarse un
proyecto, señalando su forma de realización.

De acuerdo a la definición planificación es un proceso que media


entre el presente y el futuro o sea que la planificación se
fundamenta en el criterio de "que debo de hacer hoy para que
dicha acción sea eficaz el día de mañana".

Analizando con mas detalle la definición de planificación, esta


nos sirve para poder fijar los objetivos del proyecto, para
analizar los recursos necesarios tanto humanos como materiales y
financieros y para formular la estrategia mas óptima para
alcanzar un buen proyecto.

Dado a que el proceso de planificación es desarrollado por seres


humanos, es importante aprovechar al máximo la calidad y
capacidad de dichos individuos para lograr un buen proyecto,
esto se logra entre otras cosas reconociendo que las personas
aceptan y dan lo mejor de si mismas cuando reconocen en las
decisiones su participación. También es importante reconocer que
existen, entre cada uno, particularidades que deben ser
reconocidas y orientadas de la mejor manera, lo cual se logra
teniendo un buen dirigente que conozca no solo el aspecto
técnico, sino también el aspecto humano.

Programación (plan)

6
Es la Determinación de los tiempos de realización de las
distintas actividades que comprende el proyecto y la
coordinación junto de estas, a fin de poder calcular la duración
total.

Es en esta fase donde se concretan las decisiones tomadas


durante la planificación y donde se optimizan los recursos
disponibles.

Control

Es la comprobación de la calidad y de la observación (respeto)


de las normas técnicas que rigen el proyecto.

Como se nota, con el control se pretende que los objetivos


planteados originalmente se cumplan con la calidad adecuada.

Una forma en que se puede dar el control es de manera continua


garantizando así una correcta dirección de lo establecido.

Otra forma de ejercer el control es cuando se esta desarrollando


una actividad de manera tal que el control permita establecer el
aprobado o no de dicha actividad, o sea el control en este caso
nos permite corregir los errores que se puedan estar cometiendo.

También se ejerce el control cuando ya se han finalizado todas o


algunas actividades, permitiendo este control mantener dicha
experiencia para actividades o proyectos futuros.

En resumen, la planificación, programación y control no se


desarrollan de forma independiente, sino que se tiene una
interrelación que permite alcanzar el desarrollo adecuado de
cualquier proyecto. En la planificación fijamos objetivos,
estudiamos recursos y formulamos estrategias. En la programación
asignamos recursos, orientamos el trabajo y coordinamos las
actividades. Con el control medimos los logros, comparamos los
resultados, nos ayuda a resolver problemas e informar acerca de
nuestros avances.

A pesar de que hablamos del proceso necesario para la


elaboración de un proyecto, este se debe de ejecutar en diversas
etapas, las cuales son estudio preliminar, anteproyecto y el
proyecto definitivo.

2.1.1 ESTUDIO PRELIMINAR

7
Una vez que se tiene en mente lo que se desea hacer, el dueño se
reúne con un grupo de especialista donde se discute de manera
general la idea del proyecto.

Dicha discusión parte de una necesidad, la cual puede ser índole


social o no. Un ejemplo de lo anterior es querer construir un
lugar de descanso para el dueño o querer unir dos puntos de un
camino que se encuentran separados por un rió.

Una vez que se tiene definida la necesidad, se tiene que definir


claramente el problema, ¿es necesario tener un método de unión
mas eficiente que lo existente? ¿Que demanda existe? ¿Que
características debe de tener dicha unión? ¿Cual es el fin?
¿Cual es el recurso económico existente?
Definido claramente el problema se pasa a la búsqueda de la
información. La información necesaria aquí no es una información
detallada para el proyecto, ya que no se tiene definido cual es
la solución mas viable. Debido a ello se necesita responder a
algunas preguntas, como ¿que información necesitamos? ¿con que
fin? ¿Donde la encuentro?

Teniendo lo anterior se procede a generar las soluciones


posibles, las cuales pueden ser dadas de forma individual o por
un grupo que las discute.

Teniendo dichas soluciones de forma general, se procede a la


verificación de cada una de ellas; esto se hace por medio de una
valoración desde tres puntos de vistas diferentes:

1.- valuación física: consiste en ver si es posible su


realización física, tomando en cuenta el estado actual del
desarrollo tecnológico. Si ninguna se puede ejecutar es
necesario regresar a generar nuevas soluciones. Si es posible
construir una o mas de las soluciones propuestas se procede a la
siguiente valuación.

2.- valuación económica: aquí analizan las diversas soluciones


considerando la magnitud de la obra desde el punto económico, y
si el costo esta dentro de las limitaciones establecidas
inicialmente. Las soluciones viables desde el punto de vista
físico y económico pasan a ser valoradas desde el punto de vista
financiero y las otras no se analizan mas.

3.- valuación financiera: aquí se trata de determinar a partir


de los distintos costos de las soluciones si hay medios
adecuados de financiamiento para el proyecto y a partir de ello
se buscan las fuentes mas apropiadas, entre los que tenemos los

8
recursos propios del gobierno a través de sus bancos o de bancos
privados, inversionistas privados, organismos internacionales,
etc.

Aquellas soluciones viables desde el punto de vista financiero


pasan a la segunda etapa, el anteproyecto.

2.1.2. ANTEPROYECTO:

Del estudio realizado en la etapa anterior se tienen varias


soluciones posibles. Resulta claro que no es posible elaborar un
estudio mas detallado para cada posible solución ya que esto
resultaría muy costoso y tomaría mucho tiempo. Entonces el
principal objetivo de esta etapa es la de definir la alternativa
que debe ser desarrollada hasta llegar al proyecto definitivo.

El proceso de decisión es una de las partes mas difíciles que


enfrenta el ingeniero, ya que de una decisión dependerán muchos
esfuerzos, trabajo, tiempo y dinero. En un proyecto tres son los
elementos que intervienen en la toma de decisiones

1.- las alternativas


2.- los beneficios que se obtendrán de las alternativas.
3.- las dificultades para implementarlas.

Cuando hablamos de los beneficios estamos hablando de la


factibilidad del proyecto desde un punto de vista económico.
Para ahondar en el proyecto es necesario profundizar los
estudios cuando se ha tomado la decisión por una alternativa. En
esta parte las estimaciones que se tienen varían con
aproximadamente un margen de error del 10%.

Los estudios y diseños que se elaboran sin ahondar en todos los


detalles, pero que dan las características básicas del proyecto.
Es conveniente señalar que cierto tipos de proyectos, como en
puentes, se detallan en mayor grado para establecer las
estimaciones señaladas en el párrafo anterior. Sea el proyecto
que fuere es conveniente que lo elaborado sea presentado al
dueño para su visto bueno u observaciones que permitan hacer los
cambios hasta obtener su visto bueno y pasar a la etapa de
proyecto definitivo.

2.1.3. PROYECTO DEFINITIVO:

Desde el punto de vista meramente "técnico" en esta etapa se


completan (elaboran) los planos y especificaciones necesarias

9
para implementar el proyecto. El resultado final de esta etapa
por lo tanto permitirá la construcción del proyecto y se
considera la última etapa del ciclo primario del proyecto. Lo
anterior no significa que este desligado con etapas posteriores
como lo es la construcción y la operación y mantenimiento de la
obra.

Es conveniente aclarar que cuando hablamos del proyecto


definitivo estamos hablando del diseño (planos y
especificaciones), teniendo esto una diferencia con la palabra
proyecto, que implica todo el proceso de índole cíclica que
permiten la toma de decisiones para alcanzar una solución.

2.1.4. EJECUCIÓN DEL PROYECTO:

De acuerdo a la definición de programación (plan), observamos


que esto es necesario para la ejecución del proyecto, de otra
manera tendríamos muchos problemas. En esta etapa se implementa
a un mayor nivel la contratación del personal que nos permitirán
cumplir con las actividades en el tiempo programado; así como la
creación del equipo dirigencial que coordine las actividades.

Esta etapa es desde donde se concretan las ideas de una manera


real y donde se pone a prueba la calidad de la planificación, la
cual debió de considerar la mayoría de la situación que pueden
ocurrir en esta fase. Lo anterior implica que en cualquier
construcción tendremos situaciones imprevisibles las cuales
serán de índole negativa a la ejecución y su afectación será en
mayor o menor grado en la medida que estos imprevistos sean
mínimos o no.

Aquí también podemos indicar que en la medida que la


planificación haya dejados muchos cabos sueltos los controles
nos permitirán detectar las fallas y poder corregirlas
integrando las soluciones al plan.

2.2. DOCUMENTOS DE PRECALIFICACION

Para proyectos comunes tanto las instituciones como los


contratistas deberán cumplir con lo estipulado en la Ley de
Contrataciones (Capítulos II, III, IV y VI) y su Reglamento
(Capitulo III, IV y VI, sección V).

En proyectos especiales es común que en las convocatorias a


precalificar esté la información adecuada que permita despertar
el interés entre los posibles concursantes. Normalmente la
información publicada consiste de lo siguiente:

10
.- fuentes de financiamiento
.- ubicación del proyecto
.- secciones en que se dividirá, si es el caso
.- fecha de licitación
.- nacionalidad de los contratistas
.- tiempo para la construcción
.- fecha de presentación de la información solicitada
.- costo y lugar donde se pueden obtener los documentos

Señalamos anteriormente que la precalificación tiene como


objetivo el seleccionar un grupo de empresas interesadas en el
proyecto que al mismo tiempo reúnan las condiciones de tipo
técnico y económico.

Los documentos de precalificación consisten de la invitación y


la información solicitada.

Una vez que los posibles contratistas tienen interés en


participar en la licitación proceden a llenar los requisitos que
le permitan precalificar, normalmente la información que deben
de entregar consiste en:

.- nombre de la firma
.- dirección comercial
.- equipo del contratista
.- personal técnico de la compañía indicando experiencia
.- lista de trabajos similares al ofrecido que la Compañía
ha construido, indicando lugar, monto, Tiempo, etc.
.- información financiera
.- nombre y dirección de tres instituciones o Corporaciones a
la cual se le puede solicitar Información
.- obligaciones contractuales indicando lugar, clase de
Trabajo, monto del contrato, etc.

Como puede observarse la información solicitada permite


determinar la competencia de la empresa, no solo desde el punto
de vista de los recursos humanos, sino, también en equipos y
recursos financieros. El conocer la competencia de la empresa
permite pensar que la obra a licitar tendría la calidad deseada
y la garantía de ser concluida si es llevada a cabo por una de
las empresas precalificadas.

Para cumplir con el objetivo de la Precalificación se toman de


la información solicitada los elementos, entre los cuales, los
de mayor importancia tenemos:

11
A) el equipo propiedad de la empresa, su característica y
Estado.
B) la calificación del personal técnico.
C) experiencia de la compañía en trabajos similares.
D)estado financiero de la empresa.
E) contratos en ejecución.

2.3 DOCUMENTOS DE LICITACIÓN

El objeto de la licitación es tener la opción de seleccionar una


firma constructora entre varias que tienen calidad similar. se
sabe que en el sector público es una norma la acción de licitar
y que dicha acción es para muchos organismos financieros
internacionales una condición que imponen para facilitar los
recursos económicos.

Proceso de licitación:

Una vez concluida la precalificación se procede al proceso de


licitación de la obra, aquí de igual manera al caso de la
Precalificación, se elabora y publica una invitación a los
interesados en la licitación la cual contiene algunos datos
preliminares (Ver Capítulo VII de la Ley) entre los que tenemos
la que se publicó en la invitación a precalificar además de la
siguiente:

.- fecha y lugar de aperturas de ofertas


.- cantidades de obras estimadas indicando las
Especificaciones usadas en ellas.
.- descripción general del proyecto
.- fuentes de financiamiento
.- lugar y costo para obtener los documentos anexos a
la Convocatoria
.- condiciones de la firma para poder licitar
.- plazo de ejecución
.- información y visita al lugar de la obra
.- fecha, hora y lugar de las aperturas de las ofertas
.- cantidades de obras estimadas
.- fecha probable de iniciación de la obra

Una vez que la empresa se decide a participar en el proceso de


licitación, procede a la adquisición de los documentos de
licitación, que normalmente incluyen:

A.- Planos

B.- Especificaciones Generales

12
C.- Convocatoria

D.- Enmiendas al Pliego de Condiciones Generales

E.- Pliego de Condiciones Especiales

F.- Especificaciones Técnicas Suplementarias y Modificaciones a


las Especificaciones Técnicas Generales

G.- Pliego de Licitación

H.- Carta Oferta

I.- Muestras de Garantías

J.- Programa de Trabajo

K.- Programa de Pagos

L.- Forma para el Contrato

M.- Memoria de Cálculo de Costos Unitarios

N.- Anexos

Cuando ya se han adquirido los documentos de licitación es


normal que todos los documentos sean sometidos a estudio por
parte del contratista. En esta etapa de estudio pueden surgir
dudas de la interpretación de los detalles en los documentos o
pueden existir contradicciones entre los planos y
especificaciones que tienen que ser aclaradas por el dueño.

Para todas estas aclaraciones se tiene normalmente un período


hábil que normalmente cubre hasta una semana antes de la
licitación.

Los ademdums aclaratorios que el dueño elabore debe ser enviado


a todos los participantes de la licitación, garantizado el
cuidado de que son recibidos por todos ellos.

En el caso de existir una prórroga de la fecha prevista para


presentar ofertas o alguien de los participantes la solicita, el
dueño la concede o no pero debe de informar al solicitante y a
todos los demás de la decisión tomada.

Licitación.

13
Cuando todo lo anterior ha sido concluido se procede al concurso
de la obra, esto se puede hacer de diversas maneras entre los
cuales podemos mencionar: ejecución directa con recursos
propios, por administración, mediante negociación con uno o
varios contratistas por contrato cerrado, por precios unitarios,
etc.

En cierta manera la licitación constituye el fin o culminación


de la etapa de planeación y diseño, dando paso a la etapa
constructiva que es "independiente" de la anterior.

El momento en que se abren las ofertas constituye la licitación


propiamente dicha. Debido a la importancia de este acto, este
normalmente es presidido por el dueño o un funcionario de alta
jerarquía del organismo licitante y debe ser ejecutada de
acuerdo a las normas establecidas en la base de licitación.
Estas normas varían, en el procedimiento de la apertura de
oferta, según la entidad licitante y del tipo de obra licitada.
Entre la documentación propia para la licitación tenemos dos
documentos de tipo técnico muy importantes para cuantificar el
costo del proyecto y para su ejecución; estos documentos son los
planos y las especificaciones. En estos documentos se concretan
las decisiones tomadas sobre el proyecto con un alto nivel de
detalle.

2.3.1 PLANOS

Cuando se tiene aprobado el anteproyecto se procede a la


elaboración de los planos definitivos, los cuales son la
interpretación gráfica y completa de las necesidades del dueño.
para poder lograr lo anterior es de suma importancia su correcta
ejecución y supervisión. La característica de todo tipo de plano
es la de ser completos, claros y precisos.

Cuando se habla de completos se debe a que en los planos están


todos los detalles necesarios para la ejecución correcta y sin
contratiempos de la obra. Esto evita que el constructor trate de
dar soluciones que puedan estar en contra de los criterios del
diseñador y del dueño.

El ser claro significa el presentar los diferente aspectos


constructivos de forma comprensible tanto para aquellos que
participen en la licitación como en la construcción.

El ser preciso implica que los planos deben de estar debidamente

14
dimensionados y acotados, las orientaciones o posiciones
relativas claramente definidas.

Otra cualidad de los planos es que el tamaño de sus laminas debe


ser el mismo permitiendo su facial manejo en la obra y de manera
tal que la escala del dibujo permita que los detalles cumplan
con las condiciones iniciales.

Las escalas utilizadas en los dibujos deben de ser las que se


encuentran normalmente en la mayoría de los escalímetros.

Las obras mas comunes que ejecuta un ingeniero civil son la


construcción de edificios o viviendas (obras verticales),
caminos y puentes (obras horizontales).

En el caso de viviendas y/o edificios las escalas mas frecuentes


son:

1:200 Planta de edificios extensos


1:100 Planta de edificios de extensión mediana
1:50 Planta de viviendas de pequeña extensión
1:10, 1:5, 1:1 detalles

Los planos mas comunes en este tipo de obras son:

Planta arquitectónica y de fundaciones (estructural)


Cortes (arquitectónico)
Elevaciones arquitectónicas y estructurales
Detalles arquitectónicos, constructivos y estructurales
Planta de techo (arquitectónico y estructural)
Instalaciones eléctricas
Instalaciones sanitarias(planta e isométrico)
Ubicación y localización

En el caso de caminos las escalas mas usadas son:

1:2000, 1:1000 escala horizontal (planta y elevación)


1:200, 1:100 Escala vertical (elevación)

Los planos mas comunes en este tipo de proyectos son:

Planta - perfil
Secciones típicas
Detalles (típicos) de alcantarillas
Detalles de accesos, cercas y señalización
Diagrama de curva masa y movimiento de tierra
Localización de bancos de materiales

15
Localización y ubicación del proyecto

Independientemente del tipo de proyecto que se trate los planos


deben de ser detenidamente estudiados hoja por hoja, comparando
la planta con las elevaciones y analizando los detalles
cuidadosamente.

2.3.2 ESPECIFICACIONES

Las especificaciones consisten de una serie de normas escritas


que rigen al proyecto; normalmente definen la calidad deseada de
los productos a incorporarse a la obra, calidad final, en
algunos casos, la secuencia necesaria de una serie de
actividades y en pocas ocasiones el método constructivo.

Especificaciones generales

Se les conoce de esta manera, ya que son normas de uso general


las cuales fueron escritas y desarrolladas por una serie de
organismos de actividad especializada, quienes a su vez
mantienen estudios tendientes a actualizar dichas normativas con
el desarrollo técnico existente. Entre estos organismos podemos
mencionar ASTM, aashto, aci, etc.

Especificaciones detalladas

Estas están relacionadas a las normas de calidad (señaladas


anteriormente) y las particularidades de cada proyecto. Un
ejemplo de ello es la resistencia a la compresión del concreto
que se desea utilizar en la obra.

En la construcción de edificios se recomienda que no se señalen


los procesos constructivos que se consideren convenientes para
obtener la calidad deseada, ya que esto limita la aplicación del
conocimiento técnico de los profesionales a cargo de la obra e
imposibilita la aplicación de técnicas diferentes, pudiéndose
incluso encarecer la ejecución del proyecto.

En general se recomienda que se detalle la calidad del producto,


pero no el como obtenerla. También es correcto que estas
especificaciones se apeguen a los recursos materiales y técnicos
que se dispongan en el país y a la zona del proyecto. todo lo
anterior con el objetivo de conciliar el proyecto con la
realidad existente, evitando de esta manera obras de muy baja
calidad o de altos costos.

En caso de querer aplicar especificaciones de otros países, se

16
recomienda estudiarlas detenidamente y hacerlas aplicables a
nuestra realidad.

2.3.3 CONVOCATORIA

La convocatoria incluye la información presentada en la


invitación a licitar más otra de interés para los interesados,
entre la que tenemos:

1. Identificación del Proyecto: Aquí se señala el Nombre del


Proyecto, el número bajo el cual se identificará y el lugar
donde se ejecutará.

2. Descripción General de los Trabajos: Aquí se definen los


diversos tipos de trabajos que se realizarán de acuerdo con
los planos y la dimensión total de la obra.

3. Plazo de Adquisición de los Documentos: El horario, las


fechas que definen el período de adquisición y la oficina
donde se atenderán a los interesados.

4. Valor de los Documentos de Licitación: Aquí se define el


valor total de los documentos de licitación y de contrato.
En caso se vendan las especificaciones generales, también
se señala su costo.

5. Consultas y Aclaraciones: Se define la oficina y la fecha


tope para la atención a las empresas participantes para
atender consultas y aclaraciones con relación a la
licitación.

6. Inspección al Sitio: Se señala el día, la hora y el lugar


de donde se partirá para la inspección al sitio donde se
ejecutará la obra. En una gran cantidad de caso la
inspección al sitio de la obra es un requisito para
presentar las ofertas.

7. Fecha, Hora y Lugar de presentación y Apertura de las


Ofertas: En la mayoría de los casos la presentación y
apertura se da el mismo día, por lo que es obligatorio a
los interesados presentarse en el lugar, en la fecha y la
hora indicada.

8. Plazo de Ejecución: Aquí se define el tiempo máximo en que


el proyecto debe de ejecutarse a partir de la fecha
indicada en la Orden de Inicio.

17
También se le define que debe presentar su oferta con la
programación completa, donde se indica la duración de cada
actividad y la ruta crítica del proyecto, con toda la
información pertinente a la programación. También es normal
que se solicite dicha programación en forma de diagrama de
barras.

9. Pago de Daños por Demoras y Premios: En esta parte se


define el pago que el contratista deberá hacer al dueño de
la obra en caso de incumplimiento con la fecha de
finalización del trabajo. Como ejemplo tenemos el cuadro
que aparece en Volumen I de las ESPECIFICACIONES GENERALES
PARA LA CONSTRUCCION DE CAMINOS, CALLES Y PUENTES NIC-80

Valor Original del Contrato Indemnización a Cobrar por Día


(En Córdobas) Calendario de Demora (En Córdobas)

Desde más de Hasta e Si el Plazo está Si el Plazo está


Incluyendo Estipulado en Días Estipulado en Días
Calendario o de Trabajo
Fecha Tope

0 25,000 25 35
25,000 125,000 125 175
125,000 500,000 250 350
500,000 750,000 375 525
750,000 1,000,000 500 700
1,000,000 5,000,000 1,250 1,750
5,000,000 10,000,000 2,500 3,500
10,000,000 20,000,000 5,000 7,000
Más de 20,000,000 0.025% 0.035%

10. Pago del Adelanto: Se define la fecha en la cual el


contratista recibirá por parte del dueño el adelanto para
el inicio de la obra, así como el porcentaje de dicho
adelanto.

11. Fianza de Mantenimiento de Oferta: Como su nombre lo indica


esta es una fianza que rinde el Licitador y que debe de
acompañar la oferta que hace al dueño para ejecutar la obra.

El monto lo define el dueño y en los proyectos del estado


esta debe de tener un plazo de validez no menor de 90 días
a partir de la fecha de apertura de las ofertas. En caso de
no salir favorecido esta fianza se devolverá a los
licitadores.

12. Fianzas para la Ejecución del Proyecto: Para que el


Licitador favorecido en la licitación pueda ejecutar el

18
proyecto debe de entregar las siguientes fianzas:

Fianza de Adelanto: El monto de esta fianza normalmente se


define en un 100 % del valor del adelanto y se debe de
entregar antes de recibir el adelanto. Su validez es hasta
que se cancele el adelanto.

Fianza de Cumplimiento: La finalidad es garantizarle al


dueño que el contratista ejecutará debidamente la obra y
cumplirá fielmente con las estipulaciones, plazos y
condiciones. El monto se fija normalmente en un 20 % del
valor del contrato y su vigencia es igual al período del
contrato más tres meses adicionales como mínimo
normalmente. La fianza es devuelta al contratista cuando la
obra se recibe a entera satisfacción de el dueño. La fecha
de entrega de esta fianza de parte del contratista es
normalmente cinco días después de la firma del contrato.

Fianza de Pagos: Sirve para garantizar que el contratista


pagará con la debida puntualidad a todas aquellas personas
que suministren mano de obra, materiales y equipos para la
ejecución de la obra cubierta con el contrato y cualquier
modificación autorizada. El monto normal de esta fianza es
de un valor del 10 % sobre el valor del contrato y se
entrega al dueño de la obra 5 días después de la firma del
contrato. Se devuelve a el contratista cuando se recibe la
obra a entera satisfacción del dueño.

Fianza de Calidad o Vicios Ocultos: Sirve para garantizar


que el contratista reparará, corregirá o reemplazará
cualquier parte de la obra que resultase defectuosa, dentro
del período de un año, normalmente, después de la fecha de
aceptación de la obra objeto del contrato, siempre que los
defectos sean debidos a que los materiales o mano de obra
no cumplan con las especificaciones y no sean originadas
por defectos del diseño. El monto normal de esta fianza es
del 2% sobre el valor final del contrato. Esta fianza se
entrega al dueño 5 días antes a la entrega del Acta de
Recepción Final del Proyecto y su vigencia es por un año.

13. Elegibilidad de los Contratistas: Aquí se define la


nacionalidad de las empresas que pueden participar en la
licitación del proyecto.

14. Origen de los Bienes y del Transporte: Como en el caso


anterior, aquí se definen los países de donde se pueden
importar todo aquellos bienes que no sean producidos en el

19
país.

2.3.4 ENMIENDAS AL PLIEGO DE CONDICI0NES GENERALES

Cuando se habla de enmiendas se refiere a los cambios que se


hacen a las condiciones generales de tipo legal y
administrativo que rigen para el proyecto. Esto es aplicable a
los proyectos de tipo estatal los cuales se rigen en base a
normas ya establecidas legalmente para el caso.

2.3.5 PLIEGO DE CONDICONES ESPECIALES

Normalmente aquí se incluyen la fuente de financiamiento,


disposiciones y requerimientos adicionales de la fuente de
financiamiento, tipo de programa exigido (CPM), disposiciones
especiales sobre protección ambiental, disposiciones para
trabajos que afectan los servicios (agua, luz, etc.),
descripción de los fuentes de materiales, legalización del
contrato y cualquier otra disposición necesaria para el proyecto.

2.3.6 ESPECIFICACIONES TECNICAS SUPLEMENTARIAS Y MODIFICACIONES


A LAS ESPECIFICACIONES TECNICAS GENERALES

Aquí se señalan las modificaciones que afectan a las


especificaciones generales que rigen para el proyecto y se
agregan algunas de carácter especial que no esta cubierta en las
especificaciones generales y que se exigen al proyecto en
particular.

2.3.7 PLIEGO DE LICITACION

En el pliego de licitación están los precios para todos y cada


uno de los conceptos de obras del proyecto. Esto se exige para
en caso de error en los costos totales de cada concepto o en la
suma total de ellos se pueda corregir tomando como valedero el
precio unitario propuesto.

Para tener validez, lo anterior también se exige, que cada


página donde se tienen los precios para cada concepto de obra se
firme por el licitador o su representante legal.

2.3.8 CARTA OFERTA

La carta oferta es un modelo (formato) que el dueño de la obra


elabora para que el licitante de acuerdo a este modelo escriba
el monto total de la oferta, el período de ejecución de la obra,
así como su nombre completo, dirección comercial, nombre del

20
representante y cargo.

2.3.9 MUESTRAS DE GARANTIAS

Como en el caso anterior las muestras de garantías son modelos


que el dueño incluye con el objeto de que el licitante llene
dichos modelos al momento de entregar dichas garantías.

2.3.10 PROGRAMA DE TRABAJO Y PROGRAMA DE PAGOS

Como su nombre lo indica son los programas que el licitante debe


de entregar en su oferta de acuerdo a lo exigido en el documento
de licitación.

2.3.11 FORMA PARA EL CONTRATO

Es el modelo de contrato que el dueño propone a los licitantes,


el cual se firmará con el ganador de la licitación una vez que
esta se adjudique.

UNIDAD III DOCUMENTOS LEGALES EN LA CONSTRUCCIÓN

3.1 LA LEGISLACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN

Cuando nos referimos a la legislación en la construcción nos


estamos refiriendo a todos los procedimientos legales que rigen
esta actividad y cuya finalidad es dar el marco legal al cual
deben de apegarse los elementos involucrados en la construcción
de una obra; esto quiere decir dueño y constructor.

Lo anterior quiere decir que las partes involucradas tienen la


obligación de cumplir la una con la otra con lo pactado y en
caso de incumplimiento someterse a lo establecido según las
leyes.

21
En la construcción, lo anterior se alcanza a través de una serie
de documentos que permiten o mejor dicho garantizan legalmente
la realización de un proyecto. Como ya fue indicado en la unidad
anterior parte de esos documentos y los más importantes desde el
punto de vista técnico son los planos y las especificaciones.

3.2 OBTENCIÓN DE PERMISOS PARA CONSTRUIR

Cuando se va a construir un proyecto se tiene que obtener un


permiso para ello. Se sabe que existen diversos tipos de
proyectos los cuales son atendidos en nuestro país por
diferentes instituciones. Cuando la obra es un camino lo más
normal es que la dueña sea el gobierno a través del MCT, lo
mismo se puede decir en el caso de proyectos hidroeléctricos
donde el ENEL es el representante del estado. En los casos
anteriores el permiso de construcción, es por decirlo así,
inexistente.

Lo anterior es muy diferente cuando la obra tiende a


desarrollarse en el sector urbano, donde además la obra es casi
siempre de índole privado y de tipo vertical (viviendas).

En este último caso los permisos necesarios para construir


los dan en Nicaragua las alcaldías

1. Permiso para romper calles


2. Permiso de construcción

El permiso para romper calle se obtiene en la alcaldía al


presentar la autorización para la conexión a la red de agua
potable y/o de aguas negras de parte de INAA.

Para obtener el permiso de construcción es necesario


cumplir con una serie de requisitos, entre los cuales tenemos:

a.- Presentar solicitud de construcción llena. Dicha


solicitud contiene los siguientes datos:

1. Descripción del proyecto


2. Nombre del solicitante
3. Dirección del proyecto
4. Número catastral de la propiedad
5. Dueño de la obra
6. Tamaño de la propiedad
7. Tamaño de la construcción

Cuando la construcción tiene más de _____ metros cuadrados

22
se deben de presentar estudios de suelos y geológicos del lugar.

b.- Título de la propiedad debidamente legalizado.

c.- Memoria de cálculo estructural firmada por el ingeniero


que las realizó.

d.- Juegos de planos con la firma del dueño y de los


ejecutores de los planos, ingenieros y/o arquitectos. En este
caso los planos eléctricos deben de presentarse aprobados por
SINACOI.

Cuando el área de la construcción es menor de _____ metros


cuadrados, no es necesario presentar la memoria de cálculo
estructural y los planos para obtener el permiso de
construcción. A cambio de ello se acepta un bosquejo de lo que
se desea y el compromiso de ejecutar la obra de acuerdo a la
cartilla de la construcción, si es de mampostería confinada.

3.3 CONTRATOS

De acuerdo a las leyes que rigen nuestro país CONTRATO es


el acuerdo de dos o más personas para constituir, regular o
aclarar entre las mismas un vínculo jurídico. Además de lo
anterior, para que un contrato tenga validez no debe de
contravenir las leyes vigentes, la moral, ni el orden público.

Un contrato solo tiene afectación directa en los herederos


de las partes, siempre y cuando los derechos y obligaciones sean
de carácter transmisibles; en caso contrario, los herederos de
los firmantes del contrato, quedan libres de dichos derechos y
obligaciones.

Cuando el contrato tiene afectación en terceros, este


tendrá validez, siempre y cuando este último haga saber su
aceptación a dicho contrato, o que solo perciba beneficios. Un
ejemplo de esto último es el caso de las pólizas de seguro de
vida.

Otro elemento a considerar en un contrato, es que nadie


puede involucrarse en uno a nombre de otro, sin tener la
representación legal para ello. En otras palabras, cualquier
contrato celebrado a nombre de otra persona es nulo si no se
tiene la autorización de ley.

Para invalidar un contrato se puede hacer por razones


legales y/o consentimiento mutuo de las partes.

23
3.4 TIPOS DE CONTRATOS

Existen diferentes tipos de contratos, algunos de los


cuales vamos a definir a continuación.

Un contrato puede ser EJECUTADO o EJECUTORIO. Es ejecutado


cuando las partes en el acuerdo han cumplido completamente con
los términos del contrato. En la construcción esto se da
solamente después que el contratista ha completado los trabajos
de construcción en acuerdo a los documentos contractuales y el
propietario ha pagado al contratista por ese trabajo. Cuando se
usa el término EJECUTAR UN CONTRATO significa que el contrato ha
sido firmado y tiene validez.

El contrato es ejecutorio cuando alguna parte del acuerdo


todavía no se ha cumplido. En este caso el contrato puede ser
ejecutorio para las partes firmantes o solamente para una de
ellas. Un ejemplo de esto último en la construcción, es
ejecutorio para el propietario de la obra, cuando este aún no ha
pagado por el trabajo ya finalizado.

Un contrato puede ser BILATERAL o UNILATERAL. El contrato


bilateral consiste de promesas mutuas de las partes
contratantes. En este tipo de contratos cada parte juega dos
papeles: prometedor y prometido. En otras palabras, se
intercambian promesas. En la construcción la mayoría de los
contratos son bilaterales, donde el contratista promete realizar
trabajos específicos de construcción y el propietario promete
pagar una cantidad de dinero por dicho trabajo.

Un contrato unilateral es aquel en que solamente una de las


partes contratantes hace una promesa. La otra parte intercambia
alguna otra cosa diferente a un compromiso. Este tipo de
contrato no es común en la construcción. Un ejemplo de esto es
el caso en que un vendedor de madera le comunica a un
contratista la venta de madera machimbrada a cierto valor. Si el
contratista le envía el dinero por dicha madera, se puede decir
que el contrato fue hecho unilateralmente. Es conveniente hacer
notar que el contratista estaba en exclusivo control si el
contrato se realizaba o no.

Un contrato puede ser EXPLÍCITO o IMPLÍCITO. Se dice que es


explícito cuando los términos del acuerdo son claros, concisos,
explícitos y definidos. La mayoría de los contratos en la
construcción son explícitos. De hecho, todo acuerdo escrito se

24
clasifica como explícito.

Un contrato implícito es aquel en que los términos del


acuerdo no son claramente establecidos, pero se infieren y
deducen. Se puede decir que los términos son implicados de las
acciones de las partes contratantes. Por ejemplo, un conductor
entra a un estacionamiento y paga la tarifa correspondiente. Uno
puede inferir que dicho pago fue a cambio del privilegio de
estacionarse. Desde que no fueron intercambiadas palabras, esto
se constituiría en un contrato implícito.

También tenemos los arreglos de UNIÓN o SEPARADOS. En el


primer caso los individuos están unidos, en un sentido de
legalidad y responsabilidad como una de las partes y como tal
son tratados. Esto es común en los individuos constituidos como
sociedad. Si una sociedad desea construir una obra y no paga por
que uno de ellos se retiró y no pagó, la demanda es en contra de
la sociedad y no contra el individuo. Esto no implica que los
otros miembros de la sociedad no puedan demandar a ese solo
individuo.

Por otro lado se puede considerar un contrato común pero


con responsabilidades separadas, o sea, si alguien incumple, la
demanda no es contra el grupo, si no contra el individuo. Un
ejemplo de ello puede ser el que varios productores contraten
los servicios de una compañía constructora para que mejore el
camino que los lleva a sus propiedades y cada uno promete pagar
una predeterminada cantidad prorrateada. En este caso la mejora
que cada propiedad tiene es fácilmente distinguida de la
propiedad adyacente.

También se pueden tipificar los contratos en función de la


naturaleza del trabajo, así encontramos contratos de
consultaría, supervisión, construcción, etc.

3.5 MÉTODOS DE CONTRATACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN

Se puede decir que existen cinco diferentes procedimientos


contractuales en la construcción. Lo anterior no implica que
necesariamente se den de forma pura, ya que es muy normal que
los propietarios traten de hacerles modificaciones que vayan a
favor de sus intereses. Independientemente de lo anterior aquí
señalaremos las formas puras únicamente.

3.5.1 CONTRATO GENERAL

Este método consiste de un contrato firmado entre el

25
propietario y el contratista general. En este caso el
contratista general es usualmente un contratista que tiene
especialización en una de las mayores componentes del proyecto
(mampostería, concreto, acero, etc.). Esto quiere decir que hay
aspectos concernientes al proyecto donde dicho contratista no
tiene experiencia; por lo que en esos casos lo que ocurre
simplemente es que se elabora un subcontrato. Cuando se da eso,
el subcontratista es el responsable de proveer las herramientas,
mano de obra, probablemente los materiales y la supervisión
necesaria para el cumplimiento del trabajo. En las edificaciones
los subcontratos son generalmente en la electricidad, azulejos,
jardinería, etc. Entre más compleja sea la construcción, mayor
será el número de subcontratistas. Por ejemplo, un hospital
necesita más subcontratistas que la construcción de un puente
sencillo, donde normalmente no se subcontrata.

No se recomienda que el contratista tenga muchos


subcontratos, ya que la oferta del contrato incluye ganancias
tanto para el contratista general como para los subcontratistas,
lo que implica que no es favorable para el propietario.
Independiente del número de subcontratistas es responsabilidad
del contratista general adecuar un plan, organizar, supervisar y
coordinar todos los esfuerzos de trabajo. También se observa que
en el caso que existan demasiados subcontratos, el contratista
general debe de disminuir sus ganancias para poder ganar la
obra, por lo que tampoco es beneficioso para él, tener muchos
subcontratos en una sola obra.
Esta forma de contratación se recomienda cuando el
propietario no tiene la habilidad de poder administrar el
proyecto, de suministrar eficientemente los materiales, de
manejar efectivamente la fuerza de trabajo y la capacidad
completa de planear y coordinar todo el proceso constructivo.
Todo lo anterior se atribuye generalmente a las empresas al
hecho de tener supervisores entrenados, el tener experimentados
trabajadores y el equipo necesario para realizar el trabajo
requerido.

Este método de contratación da al propietario una idea


firme del costo final de la obra antes de la fase de
construcción, mientras que los otros métodos dan un estimado.

2.- CONTRATOS SEPARADOS.

En este método el propietario se permite contratar


directamente a los contratistas especialistas para las diversas
partes del trabajo. Básicamente este es el método de contrato
general sin el contratista general. Lo anterior significa que el

26
propietario toma el cargo de dirigente del proyecto o sea el
propietario asume las funciones gerenciales realizadas
ordinariamente por el contratista general.

Este método asume que el propietario tiene la capacidad


necesaria para dirigir el proyecto de construcción. El beneficio
para el propietario es que la ganancia que habría sido ganada
por el contratista general se la ahorra en su beneficio. Una
variación de este método es que el propietario no tenga la
capacidad dirigencial, por lo que se permitiría contratar a una
firma que realice dichas funciones dirigenciales. Es conveniente
que el papel de esta firma gerencial sea claramente definida y
que los otros contratistas sean ligados por los esfuerzos de
coordinación de esta firma. En general el poder de esta firma no
es tan grande como el caso del contratista general a causa de
las partes involucradas en el contrato. Debido a lo anterior el
método de contrato general es preferido.

El prerrequisito para emplear este método es que el


propietario tenga la capacidad gerencial para administrar los
diferentes contratos. Si se tiene lo anterior este método es
apropiado en los proyectos donde el trabajo especializado
requerido esta restringido a unos pocos tipos de construcción.
Este método fuerza al dueño a asumir riesgos que son asumidos
por el contratista general. Como se indicó inicialmente la única
ventaja del método es eliminar la ganancia del contratista
general, por lo que se debe de tener en mente si dicha ganancia
es adecuada o no. Normalmente estas ganancias son pequeñas con
respecto al riesgo asumido, por lo que este procedimiento
contractual no es muy recomendado.

3.- FUERZA DE TRABAJO.

En este método no hay contrato escrito. Los trabajadores


son empleados con la única responsabilidad por los esfuerzos de
construcción. El propietario debe proveer los materiales
necesarios, las tareas, la supervisión y en muchos casos todo o
parte del equipamiento. El dueño, además, juega el papel del
gerente del proyecto.

Desde el momento en que no hay contrato escrito, el dueño


se beneficia por los gastos que se ocasionan con este
procedimiento, ahorrando también tiempo, además de eliminar las
ganancias que obtendrían el contratista general y los
subcontratistas.

27
Este método de contratación es válido cuando el proyecto es
pequeño en extensión y de carácter simple. También aquí es
necesario que el dueño tenga la capacidad gerencial necesaria
para dirigir el proyecto.

Este método se emplea normalmente en el mantenimiento de


caminos de poca importancia y en la construcción de pequeñas
edificaciones. En los proyectos de gobierno el uso de este
método no es visto con agrado por los contratistas generales y
existe una tendencia generalizada en todos los niveles del
estado de eliminar esta forma de trabajo y poder así
materializar que las ganancias estén dirigidas al sector privado.

4.- DISEÑAR - CONSTRUIR.

En este método de contratación el dueño integra en un sólo


contrato y con una sola firma el diseño y la construcción del
proyecto. Lo anterior permite que el proyecto final tenga un
alto grado de constructibilidad. Esta forma de contratación es
similar a la del contrato general, con el único agregado de que
el contratista también es el responsable del diseño del proyecto.

El método se recomienda en aquellos casos en que se desee


que el proyecto entre en operación lo más pronto posible;
lográndose esto con una compañía que tenga mucha experiencia en
el tipo de proyecto deseado, ya que inicialmente se diseñan las
fundaciones, para posteriormente desarrollar el diseño, al mismo
tiempo que la construcción.

También es recomendable este tipo de contratación en


períodos de alta inflación.

5.- DIRIGENCIA DE LA CONSTRUCCIÓN.

En este método el dueño contrata los servicios de una firma


de construcción para realizar los servicios profesionales
completos; por lo que generalmente es contratada antes de que se
haya hecho algún trabajo de diseño. Es más, en algunos casos
esta firma constructora es un medio para la selección del equipo
o firma diseñadora.

En esta fase del diseño la firma constructora revisa


constantemente el proyecto con miras a reducir costo y tiempo en
la ejecución del proyecto, lo cual es de gran beneficio para el
propietario de la obra. Normalmente la dirigencia profesional es

28
pagada en base a una tarifa básica, lo que es comúnmente
contrario en la forma de pago a los diseñadores, los cuales son
pagados en relación proporcional al costo del proyecto.

La dirigencia profesional, en parte, es contratada para que


el propietario reciba el proyecto más económico que satisfaga
sus necesidades o deseos.

Una vez que el diseño es parcialmente completado, los


trabajos de construcción se pueden iniciar o sea este método
permite utilizar las ventajas de la rapidez (menos tiempo) del
método diseñar - Construir. Hay que notar que la dirigencia
profesional no ejecuta el trabajo con sus propias fuerzas. Si el
diseño del proyecto es finalizado rápidamente entonces la
dirigencia profesional puede elaborar tanto un contrato general
o contratos separados por el trabajo faltante.

Independientemente de lo anterior la DIRIGENCIA profesional


debe de garantizar que el proyecto sea entregado al dueño de
acuerdo a los planos y especificaciones.

Este método se recomienda en proyectos grandes y complejos


donde la experiencia en la construcción es necesitada durante la
fase de diseño, lo cual pone como prerrequisito de que la firma
sea de confianza para el dueño, además de tener experiencia e
integridad.

3.6. CLÁUSULAS DEL CONTRATO.

Cuando se habla de cláusulas del contrato, se pretende


presentar todos los derechos y obligaciones que tienen tanto el
dueño de la obra como el contratista.

Para tener un buen contrato es conveniente que todo el


contrato sea claro y preciso para evitar ambigüedades, malas
interpretaciones, etc.; lo cual tendría un efecto negativo para
la buena marcha del proyecto. En caso que ocurra lo anterior, es
normal que el arreglo se de entre las partes involucradas, ya
que no se conocen a nivel público que por este tipo de problemas
se hubieran llegado a los Tribunales de la República.

3.6.1. DEFINICIONES:

a) El Dueño: Es el propietario de la obra, por encargo de quien


se diseña y construye la obra.
b).- El Contratista: Es el representante de la firma

29
constructora, para lo cual esta debidamente autorizando conforme
Licencia.

c).- Oferta: Es la cotización técnica - económica presentada por


el contratista a la aprobación del dueño del proyecto.

d).- Ingeniero Supervisor: Es el representante del Dueño en la


obra y el enlace entre este y el contratista. Tiene la facultad
de actuar en su nombre.

e).- Ingeniero Residente o Ingeniero del Proyecto: Es el


representante del Contratista en la obra, tiene la facultad de
actuar en su nombre.

f).- Especificaciones Técnicas: Es el conjunto de normas


técnicas que rigen la constricción del proyecto.

g).- Bitácora: Libro de registro en original y tres copias. En


el se anotan todas las observaciones, recomendaciones, cambios,
instrucciones técnicas y administrativas relacionadas con el
proyecto.

3.6.2.- CLÁUSULAS DEL CONTRATO:

Las más importantes a nuestro juicio son:

1) Objeto del contrato


2) Alcance de los Servicios
3) Documentos del Contrato
4) Valor del Contrato
5) Forma de pago
6) Plazo
7) Escalamiento
8) Multas
9) Modificaciones al contrato
10) Retenciones al Contratista por parte del Dueño.
11) Control de calidad del proyecto
12) Control del Proyecto.
13) Sub-contratos.
14) Obligaciones y atribuciones del Contratista
15) Obligaciones y atribuciones del Dueño
16) Condiciones Especiales
17) Seguridad y prevención de accidentes
18) Fuerza Mayor y/o Caso Fortuito
19) Recepción y Finiquito de las obras
20) Arbitraje

30
21) Resolución del Contrato
22) Domicilio y Representación.

3.6.3. OBLIGACIONES Y ATRIBUCIONES DEL CONTRATISTA.

El Contratista será el único responsable de la organización


de los trabajos para los cuales fue contratado. Será pleno y
enteramente responsable de todos los elementos, medios, recursos
materiales y humanos; fueran estos o no recomendados o aprobados
por el Dueño.

El Contratista adquirirá por su propia cuenta, los


elementos necesarios (mano de obra, equipos de transporte y
construcción, herramientas, trabajo y materiales), para la
ejecución y finalización de los servicios contratados.

El Contratista será el único responsable del


almacenamiento de los materiales y de la custodia y cuido de sus
herramientas y equipos.

El Contratista se hará responsable del pago de salarios,


vacaciones, seguro social y demás prestaciones sociales a que
tenga derecho su personal, de conformidad con la ley establecida
de la República, o que se establecieran con posterioridad a la
suscripción de este contrato.

El Contratista para la realización de los Servicios


contratados, se compromete ante el Dueño, a utilizar mano de
obra calificada, retirando aquel personal del que se tenga
confirmación que es inadecuado para el buen desarrollo de las
obras.

El Contratista se obliga a mantener en el sitio de la obra,


desde el inicio hasta la recepción final del proyecto a un
Ingeniero Residente.

El Ingeniero Residente del Proyecto, tendrá la


representación y autoridad legal para actuar en nombre del
Contratista; este deberá ser un profesional graduado, con la
experiencia y el conocimiento que lo califique para garantizar
en forma adecuada y eficiente la dirección técnica y
administrativa de las obras a realizar. Así como también deberá
mantener la disciplina del personal asignado a las obras por
parte del Contratista.

El Contratista presentará por escrito a la firma del

31
Contrato, la solicitud de aceptación por parte del Dueño, del
Ingeniero Residente. Dicha solicitud deberá ir acompañada del
"Curriculum Vitae" del postulado a Ingeniero Residente.

El Contratista se obliga a sustituir al Ingeniero


Residente, cuando de por medio exista una solicitud justificada
por parte del Dueño. Esta solicitud deberá ser atendida de
inmediato, entendiéndose que esta sustitución no significa la
anulación o negociación de cualquiera de las obligaciones del
Contratista. Será responsabilidad de este reponer al Ingeniero
Residente con otra persona que cumpla con los requisitos
establecidos por el Dueño.

El Contratista deberá responder y responsabilizarse por


toda clase de solicitudes, procesos, demandas y reclamos
relacionados con su personal. También se responsabilizará de
todas aquellas obligaciones que se originasen por causa de
lesiones ocasionadas al personal del Dueño por causa del
Contratista.

El Contratista deberá adoptar las precauciones necesarias


para no dañar los objetos propiedades del Dueño, otros
Contratistas o Terceras personas existentes en el sitio de las
obras del proyecto. La reparación de los daños, la restauración
a su estado original, y la reposición de los objetos y
propiedades, cuando por la intervención del Contratista se
dañaran o perdieran, correrán a cuenta y riesgo del mismo.

El Contratista se obliga a mantener en el sitio de la obra


un juego de planos y de especificaciones técnicas.

El Contratista podrá proponer ante el Dueño para su


consideración, estudio y posible aprobación, otras
especificaciones cambios en los métodos y procedimientos
constructivos, así como también cambio en el uso de los
materiales y fuerza de trabajo, con el objetivo de lograr
economías tanto en los costos del proyecto como en el plazo de
ejecución. Se entiende que la calidad de la obra será igual o
superior pero nunca menor.

El Contratista suministrará al Supervisor o al Dueño, la


información necesaria para el debido control de las obras.

El Contratista suministrará al Supervisor la instalación


física para que desarrolle sus funciones adecuadamente y en
condiciones especiales, le dará el apoyo necesario de acuerdo a
las circunstancias.

32
3.6.4. Obligaciones y Atribuciones del Dueño.

El Dueño para garantizar la buena marcha del proyecto,


tanto en los aspectos técnicos como financieros de las obras a
realizar, así como también velar por el avance de las obras y
hacer las observaciones necesarias para la solución de
problemas, nombrará a un Supervisor calificado, persona que
tendrá entre otras las siguientes funciones:

a).- Representar al Dueño en sus relaciones con el Contratista.


b).- Facultad de actuar en nombre del Dueño.
c).- Dar seguimiento al Proyecto y todos los documentos
contractuales.
d).- Verificar el uso y calidad de los materiales.
e).- Hacer las observaciones pertinentes a los avances de las
obras.
f).- Recibir de parte del Contratista, las obras ya terminadas.
g).- Todas aquellas funciones que se requieran para el buen
funcionamiento del proyecto.

El Dueño y el Supervisor harán cualquier observación,


recomendación, instrucción y cambio tanto en los aspectos
técnicos como administrativos en el libro de "Bitácora"

La "Bitácora" estará bajo la custodia de la Supervisión y


harán uso de ella el Dueño, el Contratista y los Representantes
autorizados por ambas partes. El valor de dicha "Bitácora" será
asumida por el Dueño y deberá estar en el proyecto durante el
tiempo que el proyecto dure.

El Dueño tendrá en todo momento el derecho a solicitar por


escrito al Contratista, la sustitución del Ingeniero Residente
cuando esté de por medio la buena marcha del proyecto, tanto
para salvaguardar la calidad de las obras ejecutadas, como para
mantener la disciplina de las relaciones laborales.

El Dueño no dará curso a ningún pago cuando el Contratista


no cumpla con el requisito de mantener todo el tiempo en el
proyecto al Ingeniero Residente.

El Dueño para beneficio del proyecto podrá ordenar al


Contratista trabajos adicionales o modificaciones no
contempladas en el presente Contrato, todo de acuerdo a lo
estipulado en la Cláusula Modificaciones al Contrato.

33
3.6.5. SUB - CONTRATOS.

Un sub-contrato es una relación contractual del Contratista


con otra persona natural o jurídica, que realizará parte de la
obra con la aprobación del Dueño.

El Contratista no podrá sub-contratar sin el consentimiento


escrito del Dueño. Dicho consentimiento no eximirá en ningún
caso la responsabilidad que tiene el Contratista en relación a
las obras sub-contratadas, pues en todo caso se entiende que
están bajo la responsabilidad directa del Contratista. El valor
total de los sub-contratos no deberá ser mayor del 40 % del
valor del contrato.

Para aquellos sub-contratos que pudiesen ocurrir durante la


ejecución de las obras del proyecto, el Contratista los someterá
a la aprobación del Dueño, y para su pronunciamiento el Dueño
tendrá como máximo 15 días.

Será responsabilidad del Contratista, el suministrar al


Dueño, toda documentación técnica - económica de sus sub-
contratistas.

3.6.6. DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL CONTRATISTA VERSUS DUEÑO.

a).- ADELANTO: El Contratista recibirá la cantidad equivalente


al 20 % del valor del contrato en concepto de adelanto. La
tramitación del adelanto se hace inmediatamente después de la
firma del contrato.

b).- AVALÚOS: El Contratista recibirá por parte del Dueño, el


valor de las obras ejecutadas. Al valor de cada avalúo se le
deberá de efectuar la deducción del 20 % en concepto de
amortización del adelanto recibido por el Contratista.

c) PLAZO: El Contratista iniciará los trabajos de la obra


después de recibir el adelanto, comprometiéndose y obligándose a
concluirlo a satisfacción del Dueño dentro de los días
estipulados en el contrato. Este plazo podrá tener extensiones
siempre y cuando sean solicitados por el Contratista y
autorizados por el Dueño.

d).- ESCALAMIENTO: El Dueño reconocerá al Contratista todas


aquellas alzas que pudieran ocurrir por decreto del Gobierno o
disposiciones administrativas de aplicación al sector, durante
la vigencia del contrato. El Contratista por escrito deberá
justificar al Dueño, el reconocimiento al escalamiento debiendo

34
hacerlo en un plazo no mayor a los 30 días de haber ocurrido el
alza, en caso de no presentarlo en esos días perderá el derecho
al mismo.

e).- MULTAS: En caso de que el Contratista no cumpliera con el


tiempo convenido en el plazo para la ejecución de los servicios
para los cuales fue contratado; este se obliga a pagar al Dueño
en concepto de multa el 5 % del valor final del contrato por
cada día calendario de atraso.

f).- RETENCIONES DE PAGO AL CONTRATISTA POR PARTE DEL DUEÑO: El


Dueño basándose en las recomendaciones del Supervisor y previa
notificación al Contratista, podrá retener uno o más pagos a
este en la cantidad necesaria para protegerse en los siguientes
casos:

1.- Trabajos defectuosos no corregidos a su debido tiempo.

2.- Reclamos pendientes ante el Contratista por el


incumplimiento de compromisos contractuales.

3.- Falta de pago por parte del Contratista a la mano de obra


empleada, material suministrado a el y Sub-contratistas
empleados en la obra.

4.- Cuando el Contratista por faltas injustificadas suspendiera


actividades parciales o totales de la obra.

Desaparecidas las causas o motivos que hubieran dado lugar


a cualquier retención, está será pagada inmediatamente y como es
debido.

g).- CONTROL DE CALIDAD AL PROYECTO: El Contratista reconocerá


al Dueño los costos en que se incurra en la realización de
pruebas en aquellas obras que se encuentren como inaceptables en
el proyecto, si las obras después de los análisis practicados
cumplen con la calidad y especificaciones requeridas, el Dueño
asumirá los costos de dichos análisis.

h).- SEGURIDAD Y PREVENCIÓN DE ACCIDENTES: El Contratista deberá


de suministrar todos los implementos necesarios para
salvaguardar la vida tanto de sus empleados como del público en
general.

10.- FUERZA MAYOR Y/O CASOS FORTUITO: El Contratista no será


responsable por pérdidas o daños resultantes de demoras o fallas
en la realización de las obras del proyecto. Por causas que

35
estén fuera de su alcance. Por ejemplo: Guerras, motines,
sabotajes, terremotos, huracanes, condiciones de tiempo severas
y poco comunes, inundaciones, incendios, epidemias, órdenes del
gobierno central o departamental, etc.

El contratista tiene que notificar al Dueño a la mayor


brevedad.

j).- RECEPCIÓN Y FINIQUITO DE LAS OBRAS: El Contratista deberá


comunicar por escrito al Supervisor que tiene obras
sustancialmente terminadas y listas para que sean inspeccionadas
y/o aceptadas.

El Dueño por medio del Supervisor y/o de las personas que


el designe, procederá a hacer la inspección. Si las obras fueron
construidas de acuerdo a lo establecido se emitirá un
Certificado o Acta de Recepción Provisional, en el cual se
establecerá que las obras han sido sustancialmente terminadas.

k).- ARBITRAJE: Toda controversia que surja entre el Dueño y el


Contratista en relación con la correcta interpretación y/o
ejecución del contrato y que no pudiera ser resuelta de mutuo
acuerdo se resolverá por medio de Arbitradores o Componedores.
Los Arbitradores serán nombrados uno por uno por cada parte,
además nombrarán a un Tercero para dirigir las discordias que
entre ellos puedan ocurrir.

Cuando no se pusiesen de acuerdo en el nombramiento de un


Tercer Arbitrador, será el Presidente de la Corte Suprema de
Justicia, quien lo nombrará. La designación de los Arbitradores
se deberá de hacer por medio de escritura pública.

36
UNIDAD IV.- RELACIONES EN LA CONSTRUCCIÓN.

4.1.- RELACIONES GLOBALES EN UN PROYECTO.

Construcción incluye todas aquellas estructuras inmóviles


tales como Edificios, Túneles, Conductos, Presas, Aeropuertos,
Plantas de Energía Eléctrica, Líneas Férreas, Puentes, Plantas
de Aguas Residuales, Fábricas, etc. La mayoría de los cambios en
la superficie terrestre hechos por la civilización se pueden
atribuir a la industria de la construcción, la única excepción
es la agricultura, la cual es responsable por la "Limpieza" de
grandes extensiones de terreno por el cultivo.

La Industria de la construcción defiere de la industria


manufacturera. En el primer caso los proyectos son de carácter
específico, mientras que en el segundo son comunes los métodos
estandarizados (producción en masas). Como un resultado de la
estandarización, el control de calidad en la manufactura es más
fácil de asegurar. En la construcción se puede garantizar algún
grado de estandarización como resultado de la prefabricación de
diferentes componentes de un proyecto. Sin embargo, esto esta
limitado, con el cambio de localización con cada proyecto (Por
ejemplo los productos manufacturados son producido en una planta
localizada mientras cada proyecto de construcción tiene una
única planta localizada.

Los productos de construcción son diferentes de la mayoría


de los productos manufacturados en otro sentido también. Los
proyectos de construcción son relativamente complejos y
generalmente son completados a través de esfuerzos combinados de
diferentes oficios. Entre los que tenemos Albañiles, Plomeros,
Electricistas, Armadores, Carpinteros, Piseros, etc.

Todo lo anterior crea ciertas condiciones especiales para


la industria de la construcción, donde también tenemos que el
período de trabajo de cada trabajador es diferente y por ello
los salarios recibidos en la construcción son "mayores" que en
los otros tipos de industria.

Para lograr eficiencia, calidad y economía en la Industria


de la construcción esta se puede decir que se desarrolla en tres

37
fases. La primera fase surge con la necesidad del Dueño de
ejecutar un proyecto. Aquí la relación se da entre el Dueño y
los consultores (Ingenieros y Arquitectos) quienes realizan el
estudio técnico de la obra y en algunos casos también el estudio
financiero.

Una vez que el proyecto está diseñado, este debe de


comprender entre otro los siguientes documentos: Planos,
Condiciones Generales, Especificaciones, Estudios de Suelos,
Levantamiento Topográficos, Condiciones Especiales, etc.

Finalizada esta fase el proyecto se puede someter a


licitación. En esta parte interviene el o los contratistas, de
los cuales uno será favorecido con la adjudicación del proyecto
en función del precio y plazo de ejecución de la obra más
favorable para el dueño, además de haber cumplido con todos los
requisitos establecidos en la licitación.

Cuando se tiene al contratista ganador de la licitación se


procede a firmar el contrato con el dueño donde se establece el
precio y el plazo de ejecución de la obra. Al supervisor
(generalmente el consultor) le corresponderá velar por que se
cumpla lo anterior y las demás cláusulas del contrato.

De lo anterior podemos determinar todos los elementos


involucrados en la ejecución de un proyecto

Dueño: Público o Privado. Participa desde antes que el


proyecto comience a ser estudiado, esta participación parte de
una necesidad que el dueño tiene y finaliza cuando dicha
necesidad ya fue solventada.

Consultor: Estos pueden ser Ingenieros, Arquitectos o una


combinación de ambos profesionales. Ellos reciben del dueño del
proyecto un bosquejo o idea del proyecto, así como del lugar
donde se llevará a cabo. Al final como parte de su
responsabilidad, deben de entregar el proyecto debidamente
elaborado con toda la documentación requerida para su
construcción.

Contratista: Su participación se da desde el momento en que


el dueño quiere concretizar el proyecto (Precalificación,
Licitación). Es la persona que convierte en realidad las ideas
plasmadas en los documentos constructivos.

Supervisor: Este puede ser el consultor, pero su papel como


supervisor se inicia momentos antes que el constructor inicia la

38
obra. Su papel es la de garantizar que el proyecto se lleve a
cabo en el tiempo, costo y calidad definida o acordada en los
documentos contractuales.

4.2.- CONTRATISTA.

4.2.1. INTRODUCCIÓN.-

Hemos señalado anteriormente que la participación del


contratista se inicia en la precalificación o en la licitación.
En cualquiera de los casos un contratista siempre estará
compitiendo con otros similares con el objetivo de obtener la
firma del contrato para un proyecto determinado. En otras
palabras para tener buen suceso como CONTRATISTA, se debe tener
calidad, organización, competencia, lo cual se logra en parte
optimizando recursos y teniendo una estructura de acuerdo a la
capacidad de la empresa y esta también debe de estar relacionada
al tipo de proyectos que se desarrollan.

4.2.2. ORGANIZACIÓN.-

En cualquier tipo de actividad empresarial parte del éxito


se garantiza al tener bien definidas las responsabilidades de
cada quien y la jerarquía de cada uno. Lo anterior normalmente
se idealiza a través de un organigrama donde se definen las
relaciones verticales o de autoridad y las relaciones
funcionales y de coordinación.

Lo anterior es valedero ya que no es conveniente que las


decisiones de todo tipo se concentren en una sola persona, la
cual no necesariamente esta totalmente informada y puede carecer
del conocimiento práctico en muchos casos, además en algunos
casos la decisión debe ser tomada con la mayor urgencia; también
el concentrar el poder no permite explotar al máximo la
capacidad del personal así como también influye en una baja
productividad.

El tipo de organización de la empresa constructora debe


estar íntimamente ligado al tipo y cantidad de proyectos que se
tenga en el mercado. Lo anterior no significa que una empresa
tenga la capacidad para enfrentar una variedad de proyectos, al
contrario es recomendable que toda empresa constructora tenga su
especialidad. Independientemente de la especialización de la
empresa esta debe de tener básicamente tres grandes sectores o
áreas de trabajo.

1.- Dirección General.

39
2.- Dirección Administrativa

3.- Dirección Técnica

1.- DIRECCIÓN GENERAL: Aquí se encuentra la máxima autoridad de


la empresa. Entre las tareas que se tienen asignadas tenemos:
Fija los objetivos de la empresa, toma las desiciones de alto
nivel, escoge al personal profesional dirigente, delimita
responsabilidades y funciones, supervisa el funcionamiento de la
empresa y por lo tanto debe conocer el progreso de las obras y
planes de desarrollo de la empresa, situación financiera, etc.
El director general puede también desarrollar las actividades de
cualquiera de las otras dos direcciones cuando la empresa es de
tamaño pequeño o en caso contrario puede tener bajo su cargo en
la dirección general a más de un profesional con
responsabilidades bien definidas si la empresa es de gran tamaño.

2.- DIRECCIÓN ADMINISTRATIVA: Además de tener la actividad


administrativa también se puede integrar las actividades
financieras, contables y comerciales. Entre las funciones que
desempeña esta dirección tenemos:

- Maneja las relaciones exteriores, el archivo, las


comunicaciones (Correos, teléfonos, etc.) y coordina el sector
servicio.

- Contrata la mano de obra, licenciamientos, seguro


laboral, declaración de accidentes laborales.

- Elabora planilla de pago, lleva la contabilidad general y


la contabilidad de cada proyecto, elabora las declaraciones
fiscales, factura.

- Elabora los contratos de proyectos con el dueño y con


otras empresas, mira los conflictos de trabajo, etc.

3.- DIRECCIÓN TÉCNICA: Esta dirección lleva a cabo la actividad


para lo cual fue creada la empresa, por lo que en general
elabora los estudios, ejecuta y controla los trabajos. Entre las
funciones específicas que se desarrollan en esta dirección
tenemos:

- Elabora los presupuestos de las obras, planos de


ejecución (planos de formaletas, armaduras, prefabricados, etc.)
Planifica y programa la obra, elabora programa financiero y de

40
suministros de materiales, mantiene relación con los
laboratorios.

- Elabora los pedidos y su costo, mantiene relación con los


suplidores y subcontratistas, elabora los informes de avances de
obra y lleva la memoria de ella.

- Ejecuta la obra propiamente, controla el avance contra el


tiempo y el costo, controla las acciones con las otras
instancias de la empresa, así como con la supervisión.

- Se analizan precios actuales versus pasados para la misma


actividad o tipo de obra, los tiempos consumidos, analiza
rendimiento de equipo, material y personal
- Almacena y controla el material y equipo de trabajo,
conserva y mantiene el equipamiento, lleva inventario de los
recursos existentes.

4.2.3.- RECURSOS HUMANOS EN LA OBRA.

Para la buena marcha de la obra es conveniente mantener un


número determinado de personas en el sitio de la obra. Además
del o los Ingenieros encargados de la obra y/o de los diferentes
frentes de trabajo existe un personal de apoyo, el cual se puede
clasificar en dos grupos: Personal de apoyo y el Personal
Ejecutor.

Personal de Apoyo: En este grupo podemos señalar a los


bodegueros, topógrafos, fiscales y maestros de obras. Es bueno
señalar que dependiendo del proyecto también podemos ubicar en
este grupo a los mecánicos que dan mantenimiento y reparan el
equipo que se pueda utilizar en la obra.

El bodeguero es el encargado de llevar el control del


material existente necesario para la ejecución del proyecto. El
Topógrafo lleva como actividad principal el localizar
adecuadamente la obra sobre el terreno y garantizar los niveles
de acuerdo a los establecidos en los planos.

El fiscal lleva el control de las cantidades de obras


ejecutadas por los obreros y las horas trabajadas por el
personal y el equipo. Debido al tipo de información que lleva
ayuda en la elaboración de la planilla de pago y de las
prestaciones sociales.

El Maestro de Obra: Tiene la responsabilidad inmediata de


la buena ejecución de la obra en su frente de trabajo, por lo

41
cual es el que indica, cuando es necesario, cual es la persona
más idónea para ejecutar un trabajo específico, mira las
necesidades de los materiales, de herramientas y equipo, así
como su recepción y buen empleo en la obra, garantiza el
cumplimiento de las normas sobre higiene y seguridad
ocupacional. Por sus actividades que desarrolla se dice que el
puente entre el profesional y el obrero.

El grupo que hemos llamado como personal ejecutor también


es conocido como Mano de Obra y en la mayoría de las empresas se
contratan por proyectos, en otras palabras no es un personal
fijo. Este grupo de trabajadores se pueden clasificar en base a
su habilidad técnica, donde tenemos:

- Mano de obra Calificada: Albañil, Carpintero, Armador,


Fontanero, Hojalatero, Soldador, Electricista, etc.

- Operadores: Tractorista, Patrolero, Mecánico, Chofer de


Equipo pesado, etc.

- Ayudantes: Son de apoyo a los dos primeros grupos.

- Otros: Vigilante, Chofer de Equipo liviano, etc.

También es común en Nicaragua que para algunos de los


trabajadores señalados anteriormente se le clasifique de acuerdo
a su habilidad y experiencia. Por ejemplo, Tractorista A, B o C.

4.2.4. RELACIÓN CONTRATISTA - OBRERO.

Al hablar sobre la relación Contratista (Patronal) - Obrero


nos referimos a la relación laboral que existe entre ambas
partes. Esta relación defiere en parte con relación a otros
sectores laborales, ya que en la construcción el obrero es
contratado por tiempo limitado. En otras palabras la relación
entre el contratista y el obrero de lo que trata son sobre todo
los aspectos de salario, principalmente, y de las condiciones de
higiene y seguridad laboral, lo cual se ha definido a través de
los convenios colectivos de trabajo.

El estado y probablemente algunas empresas han elaborado


catálogo de actividades que se desarrollan en la construcción
así como el rendimiento estimado para dichas actividades. Los
precios a pagar por dichas actividades eran establecidos entre
los representantes de los obreros y patrones a través de los
CONVENIOS DE TRABAJO.

42
A partir del año 1990 no existe en Nicaragua una normativa
que defina el salario por actividad específica que debe devengar
un obrero y las condiciones mínimas a que tienen derecho dichos
trabajadores. Debido a la inexistencia de un convenio colectivo
general el salario y demás condiciones se imponen en base a la
oferta - demanda, ya que inclusive no existe ley en el país que
defina que el salario mínimo sea un porcentaje del valor de la
Canasta Básica.

Lo anterior tiene afectaciones directas en ambas partes


debido a un mercado de mano de obra abundante y a una oferta de
proyectos muy limitada, lo cual se relaciona a los costos que
algunas empresas ofertan por proyectos que puedan estar muy por
debajo de su verdadero valor, afectando así su propio ingreso, a
las empresas competidoras y al ingreso del trabajador. Todo lo
anterior se puede deber a la necesidad de supervivir en la
actual etapa de crisis.

De cualquier forma lo que se pretende a través de un


convenio colectivo es definir, en parte, lo siguiente:

- Horario de Trabajo
- Salario Básico y por actividad específica
- Pago de Vacaciones, Aguinaldo
- Seguros
- Suspensión del Contrato de Trabajo Individual
- Asuetos
- Permisos
- Atribuciones del Sindicato
- Etc.

En resumen podemos concluir que el convenio colectivo de


trabajo es un contrato amplio entre la patronal (Contratista) y
los obreros que define la relación Obrero-Patronal.

4.3.- FUNCIONES DEL SUPERVISOR.

El Supervisor como es sabido es el representante del dueño


en la obra, teniendo la responsabilidad de que el proyecto se
concretice de acuerdo a lo establecido en los documentos
contractuales.

El trabajo del Supervisor se inicia desde antes que la


obra comience, ya que debe de estudiar toda la documentación
relacionada al proyecto. Es conveniente el poner atención no
solo a los planos y especificaciones, sino también al programa

43
de obra y financiero (Calendario de desembolsos); esto último
para evitar durante la ejecución de la obra atrasos en el pago.
El conocer el programa de obra y compararlo con el avance real
permite tomar medidas correctivas en caso de atrasos visibles y
garantizar la finalización en la fecha prevista. La comparación
entre lo programado y lo real es la parte más importante de los
informes que se envían al dueño y al organismo financiero cuando
existe este último.

Antes del inicio de la obra es conveniente una reunión


donde además del supervisor estén el dueño y el constructor y si
es posible los diseñadores del proyecto. La agenda de este tipo
de reuniones normalmente contiene algunos de los siguientes
puntos:

- Canales de Comunicación Dueño-Supervisor-Contratista


- Responsabilidad y Rangos de autoridad de cada miembro de
los distintos involucrados.
- Requisitos de Sub-Contratación
- Fecha de cortes para las estimaciones, etc.

También antes del inicio de la construcción y posterior a


la reunión de Preconstrucción se elabora la orden de inicio, ya
sea por el dueño o el supervisor donde se indica la fecha
oficial de inicio de la obra, fecha esperada de terminación, la
autoridad que firma la orden, nombre del contrato entre otros
detalles. Posterior a esta actividad se debe de entregar el
sitio de la obra por parte del supervisor, lo cual se hace
mediante un acta de entrega donde se definen las características
del sitio donde se ejecuta la obra desde el punto de vista
físico y legal.

Durante el proceso constructivo el supervisor ejecuta una


serie de trabajos los cuales los agruparemos en:

1.- Administrativos
2.- De Gabinete
3.- De Campo
4.- Otros.

4.3.1. ACTIVIDADES ADMINISTRATIVAS.

Las principales actividades en el campo administrativo que


se realizan durante la supervisión de la construcción del
proyecto, son las siguientes:

4.3.1.1 REGISTRO Y CONTROL CONTABLE DEL PROYECTO:

44
Permanente durante se desarrollan las actividades de la
construcción, deben de registrarse las operaciones contables que
se originen de la ejecución del proyecto; ellas deben de abarcar
los costos de construcción, costos de supervisión y costos de
otras actividades conexas. En el informe mensual de avance debe
incluirse el Informe contable, en el que se refleja el balance
contable del proyecto.

4.3.1.2 REGISTRO DE PLANILLAS DEL PERSONAL DEL CONTRATISTA:

Esta actividad consiste en llevar un archivo de las


planillas que el Contratista paga a su personal. El uso que se
da a esta información registrada es bastante variada y salvo
raras excepciones, poco trascendente, sin embargo, es un
requisito que normalmente se estila en contratos de construcción.

4.3.1.3 REGISTROS DEL EQUIPO EMPLEADO POR EL CONTRATISTA:

Al igual que la actividad anterior, consiste en llevar el


registro del equipo que el Contratista va usando en el
desarrollo de la obra. La funcionalidad y el por qué debe
llevarse este registro, es básicamente el estar al tanto del
equipo que tiene en funciones el Contratista, del que tiene en
reparación, y de ello sacar en conclusión si es necesario el
solicitar al Contratista que incremente sus unidades, con el
objeto de llevar la obra al ritmo marcado en el programa, o si
en caso contrario, se le puede permitir que retire del proyecto
las que él desee. Estos registros sirven de base para los
comentarios que sobre estos detalles deben hacerse en los
informes mensual y son muy valiosos en el caso de reclamos
posteriores.

4.3.1.4 ARCHIVOS VARIOS:

Consiste en llevar todos los archivos propios de la


supervisión de un proyecto y que no corresponden propiamente a
labores de Ingeniería. Estos consisten en: Archivo de
comunicaciones; archivos de directivas, órdenes de cambio,
acuerdos suplementarios; fotografías, etc.

4.3.1.5 CONTROL Y REGISTRO DE LOS "TRABAJOS POR ADMINISTRACIÓN"


QUE EJECUTA EL CONTRATISTA.

Esta actividad consiste en llevar un registro preciso de


los trabajos, que el Contratista lleva a cabo bajo el concepto
"por administración, según órdenes de la supervisión; y también

45
llevar un control del pago que en los estimados mensuales, se
hace por estas obras al Contratista.

4.3.2. ACTIVIDADES DE GABINETE:

Estas actividades pueden resumirse en :

- Revisión de Programas de Trabajo, Equipo y Avance de la


Obra.

- Suspensión de las labores de construcción.

- Estimaciones de Pagos Mensuales; Cálculos de Cantidades;


Registros de Pagos.

- Informes Mensuales.

- Cambios

4.3.2.1 SUSPENSIÓN DE LAS LABORES DE CONSTRUCCIÓN:

Generalmente en el Contrato de Construcción se concede al


SUPERVISOR autoridad suficiente para que suspenda total o
parcialmente la obra debido a :

a.- Mal del estado del tiempo, que haga inconveniente la


continuación de trabajos.

b.- Negligencia del Contratista en corregir las condiciones


contraria a la seguridad, en poner en ejecución órdenes dadas
por el SUPERVISOR, o en cumplir cualesquiera disposiciones del
Contrato.

c.- Cualquier otra condición o motivo que se estime, es


por el bien del interés público.

Estas suspensiones de la obra deberán notificarse al


Contratista por medio de una ORDEN DE SUSPENSIÓN, la cual deberá
enviarse por escrito, conteniendo lo siguiente:

- Fecha de la Orden, nombre y dirección del Contratista,


número del Contrato y denominación del Proyecto.

- Motivo de la suspensión y declaración de si la suspensión


es total o parcial (si fuere parcial deberá indicarse las
partidas en las que puede seguirse el trabajo, o las partidas en
las que no se permitirá trabajar).

46
- Fecha en que entrará en vigor la suspensión.

- Indicación del tiempo transcurrido hasta el último día de


trabajo, en la obra y duración del tiempo restante.

- Una declaración de que la obra suspendida no se reanudará


sino hasta que así se ordene por escrito.

- Cuando la orden de suspensión sea "parcial", debe


incluirse una declaración que indique la base para el cambio en
el plazo del contrato durante la suspensión parcial.

En los casos en que la obra se suspenda para corregir una


deficiencia que obedece a culpa o falta del Contratista, lo
indicado en los puntos anteriores, se sustituirá con una
declaración de que el cómputo del plazo del Contrato seguirá
durante el período de suspensión.

En la "Orden de Suspensión" no habrá de indicarse el


incremento o disminución de los costos de construcción como
resultado de la suspensión. Cualquier ajuste de costos deberá
hacerse por medio de una Orden de Cambio.

La Orden de Reanudación de la obra deberá de hacerse


también por medio de una comunicación escrita que debe contener
lo siguiente:

Fecha de la Orden, Nombre y Dirección del Contratista,


Número del Contrato y denominación del Proyecto.

- La fecha en que entrará en vigor la reanudación.

- Una indicación del tiempo ya transcurrido hasta la fecha


en que se haga efectivo la reanudación, indicando también el
tiempo que haya transcurrido durante la suspensión parcial.

- Indicación del tiempo hábil que aún queda del plazo.

Se exigirá siempre al Contratista que acuse recibo de todas


las Ordenes de Suspensión y/o Reanudación de la obra que se le
envíen.

4.3.2.2 ESTIMACIONES DE PAGO, CÁLCULOS DE CANTIDADES ,REGISTROS


Y/O CONTROL DE PAGOS.
En el contrato de Construcción generalmente se estipula que

47
es requisito indispensable que el contratista reciba
periódicamente y con estricta puntualidad, los pagos
correspondientes al trabajo realmente ejecutado en cada período.
Las estimaciones de pago las verifican tanto el Contratista como
el Consultor, cada uno tomando como fuente de información sus
propios recursos humanos destacados en el campo.

La supervisión deberá examinar y aprobar las solicitudes de


pago presentadas por el Contratista, de acuerdo al progreso de
la obra durante cada período. Si se llegase a presentar alguna
discrepancia, deberán revisar los cálculos o RECORRER la obra
aclarando las diferencias que existiese hasta llegar a un común
acuerdo.

El Supervisor deberá ser muy cuidadoso en el cálculo de


todas las cantidades de obra ejecutadas durante el período, con
el objeto de poder recomendar la aprobación de dicho pago al
Dueño.

Frecuentemente el supervisor debe hacer análisis de las


cantidades restantes por ejecutar, y de esta manera poner al día
las estimaciones del costo total real que se prevea del proyecto.

Es costumbre que el Contratista reciba pagos parciales por


obras concluidas en parte y en proceso de ser totalmente
realizadas, el porcentaje del costo total del concepto que
recibe el Contratista, guardará relación directa con el
porcentaje de trabajo hecho.

El supervisor deberá mantener un rígido control de los


costos de construcción del proyecto. Cualquier cambio propuesto
que involucre cambio de costos, deberá ser analizado
rígidamente. Es importante hacer hincapié que ningún concepto de
trabajo deberá excederse del volumen estimado, sin la aprobación
formal mediante Ordenes de cambio, las que constituyen un
suplemento al contrato original de construcción.

El supervisor debe mantener un archivo completo de las


libretas de cálculo en los que se conservará en detalle, el
registro de los cálculos precisos para establecer las cantidades
finales de pago para cada concepto del Contrato, y para detectar
cualquier error u omisión que se haya cometido. Las libretas
pasarán a propiedad del Dueño al término del proyecto.

4.3.2.3 INFORMES PERIÓDICOS.

El supervisor deberá presentar cada cierto período al

48
Dueño, con copia a la Institución Financiera y al Contratista
según este indicado en los documentos contractuales, un informe
técnico y financiero del proyecto. Este informe que resume las
actividades, generalmente del mes, tanto de la Supervisión como
del Contratista, normalmente contiene:

- Carta de presentación indicando el número del informe y


el período que comprende.

- Indice de Contenido

- Descripción y datos generales del proyecto, indicando:

a.- Nombre el Proyecto

b.- Tipo de Proyecto

c.- Localización

d.- Descripción breve del Proyecto

e.- Normas generales de diseño.

- Resumen de antecedentes y financiamiento del proyecto, y


contratación de los servicios de Supervisión y Construcción.

- Informe de progreso del Contratista de Construcción,


indicando:

a.- Nombre del Contratista de Construcción.

b.- Plazo Contractual

c.- Fecha de inicio del período contractual

d.- Tiempo contractual transcurrido en el período y a la


fecha.

e.- Extensiones de tiempo autorizadas al plazo contractual


f.- Suspensiones de tiempo a la fecha

g.- Fecha de terminación probable, considerando extensiones


y suspensiones.

i.- Valor de modificaciones al Contrato de Construcción

j.- monto modificado del Contrato de Construcción

49
k.- Valor y porcentaje respecto al total de la obra
ejecutada en el período

l.- Valor y porcentaje respecto al total de la obra


ejecutada a la fecha.

ll.- Valor y porcentaje respecto al total de la obra


programada a la fecha.

m.- Porcentaje de adelanto o atraso de la construcción del


proyecto a la fecha.

n.- Valor final estimado de la construcción del proyecto


según la tendencia de lo ejecutado a la fecha.

- Descripción resumida y cuantificación de la obra


realizada durante el período de los diferentes conceptos de
trabajo, indicando su ubicación en el proyecto y actualización
en cantidades y porcentajes de la obra realizada a la fecha en
cada concepto.

- Detalle de Directivas, Ordenes de Cambio y Acuerdos


Suplementarios al Contrato de Construcción y descripción breve y
detallada de los costos incurridos en el período y a la fecha en
cada uno de ellos.

- Cronograma de Avance de obra por concepto.

- Carta de avance de obra y planos sencillos de estructura,


en los que se indican ilustrativamente las actividades o
conceptos que a la fecha del informe se encuentran terminados,
en proceso de construcción o pendientes de ser iniciados.

- Detalle resumido del personal del Contratista, supervisor


y Gobierno que laboraron en el proyecto durante el
período.

- Listado del equipo que el Contratista, supervisor y


Gobierno han empleado en el período en el proyecto, indicando si
dicho equipo está trabajando, en reparación u ocioso.

- Descripción breve, ordenada cronológicamente de las


reuniones sostenidas durante el período entre personeros de las
diferentes entidades relacionadas con el proyecto; resumen de
visitas de personalidades del proyecto, indicando el objeto de

50
estas visitas.

- Detalle de la precipitación pluvial en la zona del


proyecto, indicándola día a día durante el período, y el resumen
mensual de los meses anteriores, debe manifestarse la ubicación
en el proyecto o sus vecindades del pluviómetro (o pluviómetros)
que registran la precipitación informada.

- informe de Progresos de la Supervisión, indicando:

a) Plazos Contractual

b) Fecha de inicio del período contractual

c) Tiempo Contractual transcurrido en el período y a la fecha

d) Extensiones de tiempo autorizadas al plazo contractual.

e) Suspensiones de tiempo a la fecha.

f) Fecha probable de terminación del Contrato, considerando


extensiones y suspensiones.

g) Monto original del Contrato de Supervisión

h) Valor de modificaciones al Contrato de Supervisión

i) Monto modificado del Contrato de Supervisión.

j) Valor y porcentaje del contrato completado en el período.

k) Valor y porcentaje del contrato completo a la Fecha

- Descripción de las actividades de Supervisión realizadas


por la Supervisión en el período en las diferentes áreas:
Inspección de campo, Oficina de Ingeniería (cálculo, dibujo y
topografía) y laboratorio de materiales.

- Comentarios sobre el avance de las obras.

- Calendarios de desembolsos (gráficos) al supervisor y al


Contratista.

- Fotos ilustrativas del proyecto.

4.3.2.4 CAMBIOS.

51
Es normal que durante la ejecución del proyecto ocurran
cambios no substanciales en planos o especificaciones, para
superar situaciones que son imprevisibles durante la etapa de
diseño. Cuando se tenga que poner en práctica (exigiendo al
Contratista su ejecución), cualquier cambio, se podrá hacer de
acuerdo a su alcance por medio de:

a.- Directivas

b.- Ordenes de Cambio

c.- Acuerdos Suplementarios

a.- DIRECTIVAS:

Una Directiva es una orden escrita expedida por el


Supervisor al Contratista, exigiendo que el trabajo se ejecute
de acuerdo con el Contrato, incluyendo todos los cambios que no
impliquen cualquier ajuste en la base del pago correspondiente.

Los tipos de Directivas que se usan son las que se refieren


a:

1.- Directivas por las que se requiere al Contratista que


ejecute la obra de acuerdo con las cláusulas del Contrato.

2.- Directivas para la ejecución de trabajos comprendidos en


partidas de suma condicionada del Contrato.

3.- Directivas para la ejecución de trabajos adicionales, (o


para la disminución de una partida del contrato) que no
impliquen ajuste alguno de la base para el pago.

4.- Directivas para que se proporcionen personal o equipo


adecuado, o para que se retire personal o equipo inadecuado.

b.- ORDENES DE CAMBIO:

Es una arden escrita expedida por el Supervisor al


Contratista, amparando cambios dentro del alcance del contrato,
y estableciendo ajustes del tiempo y las bases del pago para
el trabajo afectado por tales cambios.

Hay dos clasificaciones generales de Ordenes de Cambio. Las


hay para trabajo que ha de ejecutarse a un precio unitario o

52
suma global convenido, o para trabajos que han de
ejecutarse bajo procedimientos de costo más porcentaje
(Trabajos por Administración).

Hay cinco situaciones generales en las que se requiere


extender una Orden de Cambio, todas ellas implican cambios en
los precios unitarios.

1.- Aumento o disminución en más del 25% de la cantidad


estimada de un concepto mayor de pago, que por resultado un
ajuste de la base para el pago.

2.- Cambio de la naturaleza del trabajo, que aumenta o


disminuye el costo de la ejecución de cualquier parte de la
obra, o el tiempo necesario para hacerla.

3.- Trabajo imprevisto esencial para completar la obra, y


para el que no se ha dispuesto en el contrato base alguna de
pago.

4.- Una divergencia en las condiciones imperantes en el


sitio, que es causa de un aumento o disminución del
costo de la ejecución de cualquier parte de la obra o del
tiempo necesario para hacerla.

5.- Un retraso, causado por el dueño, por un período de


tiempo excesivo, que forzosamente da origen a un aumento del
costo de ejecución de cualquier parte de la obra.

El procedimiento que se recomienda cuando se negocia con un


Contratista respecto a una Orden de Cambio, es el siguiente:

- Preparar un cálculo estimativo de los precios unitarios


del trabajo que debe ejecutarse, basándolas en la información
asequible.

- Solicitar al Contratista que cotice precios unitarios


para el trabajo, respaldándolos con un análisis detallado de
costos.

- Comparar lo estimado por la Supervisión y el Contratista


y, si se considera que los precios del Contratista son
excesivos, negociar un precio que resulte mutuamente
satisfactorio.

Las ordenes de cambio deberán llevar un numero de orden


correspondiente a la secuencia en que se vayan emitiendo.

53
Al igual que en el caso de las Directivas, las Ordenes de
Cambio deberán estar fechadas e irán dirigidas al Contratista
utilizando su nombre oficial tal como aparezca en el
Contrato, habrán de mencionar el numero del contrato y en ellas
deberá indicarse la denominación oficial del proyecto. Cada una
de las órdenes deberá contener también lo siguiente :

- Una relación breve y concisa del trabajo que ha de


ejecutarse.

- La disposición del contrato bajo la cual se hace el


cambio.

- La especificación estándar o la disposición


especial, de acuerdo con la cual tiene que hacerse
el trabajo (o especificaciones detalladas que abarquen el
trabajo, si el mismo no está comprendido en alguna
disposición tipo o especial del contrato).

- Base para el pago.

- Monto estimativo del costo.

- Indicación de la asignación tiempo.

- Cuando corresponda, una declaración referente a los


efectos del cambio en la parte inalterada de la obra.

Las proposiciones o solicitudes del Contratista para


sustitución o el uso de materiales o procedimientos
de construcción distintos a los especificados en el
contrato, deberán someterlas a consideración de la Supervisión
por escrito y detallando su justificación; éstas
serán evaluadas cuidadosamente por el Supervisor, y en el caso
de ser aceptables, deberán ser formalizadas y legalizadas
mediante una orden de cambio. Algunos de los factores que
deberán tomarse en cuenta para determinar su conveniencia, son
los siguientes :

- Beneficio para el Dueño : No están permitidas las


sustituciones que sean sólo para conveniencia o beneficio del
Contratista con detrimento de los intereses del Dueño. El
beneficio para el Dueño puede ser monetario o intangible; sin
embargo, en el análisis tendrán que quedar identificados
todos los beneficios apreciables.

- El material sustituido deberá ser igual o mejor que el

54
material especificado en el Contrato. Si no fuera Este el
caso, se necesitará una especificación especial.

Efectos en el desarrollo general de la obra y en los


posteriores costos de mantenimiento de la misma.

c.- ACUERDOS SUPLEMENTARIOS:

Es un acuerdo escrito entre el Dueño o su representante


(Supervisor) y el Contratista, constituyendo una modificación
del contrato originalmente formalizado, y cuyo acuerdo
comprende la
ejecución de un trabajo más allá del alcance
general originalmente convenido, incluyendo una extensión mayor
del 25% del tiempo para la terminación del proyecto.

Los casos que justifiquen el uso de Acuerdos Suplementarios


serán escasos y excepcionales en proyectos diseñados
adecuadamente. La expresión "más allá del alcance general
del Contrato" comprende : Trabajos de naturaleza distinta al
concepto original del contrato; alteraciones al proyecto que
obligarán al Contratista a que haga cambios importantes en
sus métodos constructivos, equipo, materiales o mano de
obra, o que le exigirán que disponga de recursos
económicos o experiencia apreciablemente distintos que
los que eran requeridos originalmente, son ejemplos de
estos casos los siguientes:

- La adición, la eliminación o el cambio de tipo


de una estructura principal.

- Cambios en los planos que llevarán una parte


apreciable de la obra a estados o condiciones topográficas,
geológicas o tránsito marcadamente distinto de aquellos por
los que se hizo la licitación.

- La realización de acciones importantes de construcción


que se necesiten para la reparación de daño de gran magnitud,
debido a catástrofes anormalmente graves.

La emisión y formalización de un acuerdo suplementario


requerirá de trámites similares a lo realizado para el
contrato original. El material de justificación será similar
al que se exige para las ordenes de cambio. No se ejecutará
trabajo alguno bajo un acuerdo suplementario hasta que este
ultimo se haya formalizado.

55
4.3.3.- Labores de Campo :

Las labores de campo realizadas por la entidad supervisora,


básicamente se resumen en:

1.- Topográficas

2.- De control de Calidad

3.- Inspección de Conceptos de Trabajo.

4.3.3.1.- TOPOGRÁFICAS:

Las tareas relacionadas con los aspectos de control


topográfico que realiza la supervisión durante la construcción,
se pueden clasificar en tres grupos:

a.- Verificación y comprobación de todos los puntos de


referencia y nivel.

b.- Control permanente de la obra para comprobar


que está realizando de acuerdo a los ejes, niveles, gradientes
y demás elementos del diseño geométrico del proyecto.

c.- Mediciones que deberán efectuarse en el campo para


determinar las cantidades de obra ejecutadas. Estas mediciones
se realizarán en su mayoría para fines de pago
al Contratista, y consecuentemente se harán en conjunto
con personal del Contratista.

Además, el Supervisor comprobará que el Contratista cuenta


con todos los equipos adecuados para el dimensionamiento de
la obra, tales como : Teodolitos, Niveles, Miras, Cintas para
medir, etc., y que éstos se mantengan en buen estado de
conservación y de calibración. Asimismo, verificará que los
replanteos parciales de los ejes y niveles efectuados en el
campo por el Contratista, estén de acuerdo con lo indicado en
los planos, y que los errores de cierre en distancias y
elevaciones estén dentro de las tolerancia aceptables.

El SUPERVISOR llevará un adecuado registro de todas las


operaciones efectuadas en el control topográfico,
debiendo mantener para tal efecto un sistema de numeración de
libretas de campo, hojas de cálculo, formatos de coordenadas y
elevaciones de los puntos de referencia permanentes, los cuales
serán archivados ordenadamente.

56
La actualización de los planos deberá hacerse en forma
constante en base a las medidas y niveles reales de
obra efectuada.

4.3.3.2.- DE CONTROL DE CALIDAD:

El control de calidad, es un aspecto del trabajo que debe


ser totalmente controlado por el SUPERVISOR. No es
posible sobre enfatizar la responsabilidad de el SUPERVISOR
en este aspecto.

CALIDAD:

Es todo aquello que se requiere para ejecutar


satisfactoriamente todos los trabajos, cumpliendo con todos
los requerimientos de planos y especificaciones del
contrato, y obteniendo una obra durable mediante métodos
apropiados en construcción, materiales adecuados y mano de obra
eficiente.

EL CONTROL:

Requiere mantener la aplicación constante del juicio y


experiencia del SUPERVISOR sobre la conducción del trabajo,
para certificar con plena confianza el producto terminado. Este
ultimo debe cumplir las especificaciones, requerimientos y
tolerancia establecidas en los documentos contractuales.
Cualquier desviación o incongruencia al respecto, debe ser
justificada y aprobada por el Supervisor.

Será responsabilidad del SUPERVISOR verificar que todos los


suministros recibidos del exterior, han sido analizados
apropiadamente y que proceden de fuentes autorizadas. Antes
de dar inicio a cualquier trabajo, el Contratista debe
proporcionar por escrito una lista del origen de todos
los suministros, indicando el nombre de la compañía, dirección,
marca del producto y cantidades aproximadas de materiales a ser
adquiridos. Si los suplidores son desconocidos por el
SUPERVISOR, entonces éste podrá solicitar al Contratista una
lista de proyectos similares servidos por el Suplidor. Es
responsabilidad del Supervisor el autorizar y aprobar por
escrito todos los suministros del Contratista.

La realización de ensayos de laboratorios para el control


de calidad de los materiales a emplearse, y las pruebas
de control que deben efectuarse durante el período de
construcción de la obra, es de primordial importancia.

57
Acorde con este criterio se instalará un laboratorio de campo
para cada sector de construcción, con el equipo e instrumental
básico suficiente, o se contratarán los servicios de un
laboratorio de reputación reconocida.

El programa de ensayos y comprobación estará de acuerdo


con la importancia de cada una de las fases de la obra, y
se pondrá especial cuidado en llevar registros
cronológicos debidamente identificados que permitan
ubicar cualquier deficiencia que sea detectada.

Además de las pruebas recomendadas en las especificaciones,


el Ingeniero Supervisor asignado a cada fase de la obra, hará
la inspección visual de todos los materiales de construcción
entregados en el sitio e incorporados a la obra, para
verificar que cumplen con todos los requisitos del Contrato y
las Especificaciones.

4.3.3.3.- INSPECCIÓN DE CONCEPTOS DE TRABAJO:


Las especificaciones técnicas son las normas estándares
que rigen en general todas las actividades que se desarrollan
en la ejecución del proyecto.

Por consiguiente, es este el principal documento, -la


principal arma- en la que el supervisor se basa en el desarrollo
de su labor de control.

Estas especificaciones están contenidas en los documentos


que forman parte del Contrato de Construcción, y por tanto,
deberá ser acatadas por el Contratista estrictamente,
constituyendo la observación de esta obligación una de
las principales labores del Inspector.

4.3.4.- Otra Actividades

4.3.4.1.- RECLAMOS

El SUPERVISOR es responsable de revisar los reclamos


presentados por el Contratista en el curso de la obra o al
final de ella, y hacer las recomendaciones del caso para
determinar si amerita la concesión de prórroga al plazo
contractual, pago de trabajos no contemplados en el Contrato,
etc.

4.3.4.2.- SUB-CONTRATOS

Generalmente en las Especificaciones Generales se dispone

58
que es el SUPERVISOR quien debe autorizar o rechazar, en caso
le fuese solicitado por el Contratista, la Sub-Contratación
de algunas de las etapas de la construcción. Como política
general, el método que se utiliza especifica que estas
peticiones de parte del Contratista serán enviadas a el
supervisor, para que la examine y trámite. No se permitirá
que se inicie trabajo alguno, bajo ningún sub-contrato
propuesto, mientras no se reciba la aprobación por escrito
para su contratación de parte del Supervisor.

Por otro lado, ante el Dueño, y por lo tanto ante el


Supervisor, el Contratista es el único responsable de todos los
trabajos efectuados por medio de sub-contratos, así como
también de todas las obligaciones laborales que de acuerdo al
Código del Trabajo, los Sub-Contratista estén obligados a
cumplir.

4.3.4.3.- RECEPCIÓN

La recepción de un proyecto puede ser parcial o total.

RECEPCIÓN O ACEPTACIÓN PARCIAL

Si durante la ejecución del proyecto el Contratista


completase en su mayor parte una unidad o fracción del
proyecto, como una estructura, un empalme o una sección
de camino o pavimento, podrá solicitar el Ingeniero Supervisor
que haga una inspección final de aquella unidad. Si el
Ingeniero encontrase, al revisarla, que la unidad se terminó
en su mayor parte de acuerdo con el contrato, podrá aceptar
esa unidad como terminada y el Contratista podrá ser relevado
de ulterior responsabilidad en cuanto a dicha unidad. Esto a
lo que se denomina Recepción o Entrega Parcial.

RECEPCIÓN O ENTREGA FINAL

Cuando la obra es finalizada por el contratista, se hace


necesario efectuar una serie de trámites que comprenden:

1).- La Inspección Final y Recepción de Proyectos

2).- El Cierre Final

3).- La elaboración del Certificado Final de Pago

4).- La elaboración del Informe Final de Construcción,


incluyendo recomendaciones de el Consultor para el

59
mantenimiento.

4.3.4.4.- INSPECCIÓN FINAL

Cuando la obra esté por concluirse el Ingeniero de proyecto


deberá girar instrucciones constantes al contratista sobre
los detalles y trabajos pendientes por realizar.

Cuando el Contratista considera que los trabajos han


concluido se lo comunica al Ingeniero supervisor del
proyecto, quien determina su veracidad, procediendo entonces
a ordenar la Inspección Final.

Con la debida anticipación, pero sin causar demora


innecesaria para el Contratista que redunde en mayores gastos
a éste, convocará a los personeros interesados previa aprobación
de sus superiores.

El grupo de Inspección deberá estar formado por:

1).- El Ingeniero supervisor del proyecto y sus


colaboradores que él considere necesarios.

2).- El Representante del Contratista autorizado.

3).- El correspondiente personal de construcción.

4).- El Representante de mantenimiento si es el caso.

5).- Los Consultores y Representantes de las agencias


financieras del proyecto y del dueño.

Durante la inspección final se realizará un recorrido


sobre el terreno de todo el proyecto, y se elaborará una lista
de todos los detalles o conceptos que no se hayan concluido en
forma satisfactoria, copia de la cual se suministrará el
Contratista. Cuando el Contratista haya concluido
satisfactoriamente todos los detalles o conceptos contenidos
en la lista, lo notificará al Ingeniero Supervisor,
solicitando a su vez, la comprobación de este hecho y la
emisión del certificado final de pago.

4.3.4.5.- ELABORACIÓN DEL CERTIFICADO FINAL DE PAGO


La determinación de las cantidades finales, es realmente un
proceso continuo mantenido durante la fase de construcción, y
que simplemente culmina una vez terminada ésta. El supervisor
debe de tener el especial cuido, durante la etapa de

60
construcción, de ir discutiendo con el Contratista lo más pronto
posible, cada uno de los conceptos de pago que vaya siendo
terminado a medida que progresa la obra. Procediendo en
esta manera, la liquidación final del contrato, será un
proceso relativamente simple y libre de desacuerdo de ultima
hora. Cualquier divergencia entre los cómputos finales del
Contratista y del supervisor deberá ser aclarada, haciendo
una revisión conjunta de los cálculos que condujeron a dichos
resultados en desacuerdos.

4.3.4.6.- INFORME FINAL DE CONSTRUCCIÓN

El Informe Final es una herramienta sumamente útil desde el


punto de vista técnico y práctico, y de invaluable utilidad
para facilitar el mantenimiento e incluso para planificar
su mejoramiento en el futuro.

Debido a que es el documento palpable que pone en


evidencia la actuación de el Consultor, deberá darse a
este informe la importancia que se merece.

El Informe Final deberá incluir, sin necesariamente


limitarse a ello, la siguiente información:

1).- GENERALIDADES

a).- Designación del proyecto, ubicación general y


descripción básica.

b).- Descripción general.

c).- Breve descripción del ultimo trabajo de importancia


efectuado antes de este proyecto, y fecha en que fue realizado.

2).- CARACTERÍSTICAS DE LA CONSTRUCCIÓN

a).- Describir los aspectos importantes y las


estructuras principales.

b).- Describir cualquier diseño especial o fuera de lo


común.

c).- Describir tipos de suelos encontrados, indicando las


medidas tomadas en relación con el uso o la eliminación del
material deficiente o insatisfactorio.

d).- Describir las divergencias importantes, ya sean de

61
más o de menos de las cifras finales con respecto a las
originalmente previstas.

e).- Describir y explicar cualquier modificación importante


en el diseño, la ubicación, la duración del proyecto, etc.

f).- Describir las condiciones meteorológicas generales, y


efecto sobre las obras del contrato.

3.- TOPOGRAFÍA, PLANOS Y CÁLCULOS ESTIMATIVO.

a).- Indicar fecha en que se hizo el estudio topográfico y


quien lo realizó.

b).- Indicar cuándo y dónde se elaboraron los planos.

c).- Describir las normas de diseño.

d).- Señalar el monto del estimado del Ingeniero,


indicando cuándo se elaboró.

4.- FINANCIAMIENTO

Indicando si son fondos internos o externos, y en el ultimo


caso, la Institución o Instituciones financieras si es del
caso, indicando el porcentaje en Moneda Nacional y el
porcentaje de divisas si hay combinación de fondos.

5.- CONVOCATORIA Y CONCESIÓN DEL CONTRATO

a).- Fecha de convocatoria a licitaciones, y métodos


empleados para dicha convocatoria.

b).- Fecha y lugar de apertura de las licitaciones;


numero de licitaciones y ofertas recibidas.

c).- Monto de la licitación más baja o aceptada. Si se


aceptó otra oferta que no sea la más baja, indicar
explicación y justificación.

d).- Fecha de concesión y numero del contrato.

6.- OPERACIONES DEL CONTRATISTA

a).- Fecha de iniciación de las obras de construcción y


fecha de iniciación del plazo del contrato.

62
b).- Relatos cronológicos:

- Fechas de iniciación y terminación de obras sobre


elementos principales del contrato.

- Tipo e idoneidad del principal equipo utilizado.

- Métodos y operaciones especiales.

- Mano de obra, procedencia, eficacia y suficiencia.

- Ordenes de cambio, directivas, acuerdos suplementarios.

- Detalles de los Sub-Contratos.

- Procedencia de los materiales importantes.


- Ampliaciones del plazo y razones para las mismas.

- Retrasos inusitados, y razones para los mismos.

- Determinación de los daños liquidados, en su caso.

- Demandas del Contratista, o contra el Contratista


principal y resolución de las mismas.

c.- Resultados: buenos, malos, dificultad de su logro, y


eficacia de la Supervisión y colaboración.

d.- Fecha de la Inspección Final y de la


terminación del contrato, haciendo referencia a las cartas
de aceptación en Apéndice.

e.- Monto definitivo del contrato, y costo de la


Ingeniería de construcción. Si todavía no se determina el
monto final por concepto de Ingeniería, dígase el monto, "A la
fecha", añadiendo una declaración sobre si la presente partida
es o no suficiente para liquidar las obligaciones pendientes de
pago.

7.- OTROS DATOS

a).- Cualquier problema especiales de Ingeniería (si


no los hubieran indicarlo así).

b).- Reconocimiento de ayuda a colaboración prestada por


otras dependencias, en los casos procedentes.

63
c).- Costo total de Ingeniería de construcción, y su
porcentaje en relación con el costo del contrato.

8.- FOTOGRAFÍAS

9.- CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

a).- Su opinión del trabajo efectuado, y sobre la


eficiencia general de las operaciones del Contratista.

b).- Indicar qué podría haberse hecho, dentro de lo


factible para mejorar los resultados finales.

c).- Indicar cualesquier cambios en el diseño,


en las especificaciones, y/o en los procedimientos que deban
tomarse en consideración al planificar proyectos semejantes en
el futuro.

d).- Señalar cualesquier recomendaciones de obras


adicionales que a su juicio deban efectuarse sobre la ruta en
un futuro más o menos cercano.

e).- Señalar las medidas especiales de mantenimiento,


no rutinarias que pudieran ser necesarias, teniendo en cuenta
las características particulares del proyecto.

10.- APÉNDICES
- Tabulación de las licitaciones.

- Cartas de aceptación de las dependencias


correspondientes.

- Copias del comprobante final de pago.

- Certificado de materiales.

4.3.4.7.- PLANOS DE LA OBRA REALMENTE CONSTRUIDA

Esta labor, muchas veces descuidada, es de mucha


importancia, ya que todos estos planos, cálculos y documentos
de soporte, serán los que se utilizarán para cualesquiera obras
que hubiera que ejecutarse posteriormente en el proyecto,
pues la obra realmente construida, puede ser muy diferente de
la obra diseñada. Los planos de la obra realmente
construida deberán entregarse al Dueño y se acompañará de un
listado de cálculo que muestre en forma tabulada, la medida
de todas las cantidades finales de obra, preparado

64
específicamente para este propósito. La tabulación deberá
mostrar claramente todos los cálculos de las cantidades de
obra, descritos en notas bien detalladas y con suficientes
bosquejos y dibujos que indican con precisión el área o parte
cubierta, y la fecha de cada anotación. Este libro deberá ser
tan completo que no se necesite consultar otros documentos
para verificar la exactitud de las cantidades finales de
cada concepto.

Debe enfatizarse hasta la saciedad, la importancia que


tiene la elaboración de registros completos y detallados en
todos los conceptos de obra, durante la construcción, ya que
estos datos son los únicos soportes que tienen el Inspector para
respaldar su actuación, y su posición en el caso de
que ocurriesen mal entendidos o surgiesen reclamos al final
del contrato. Los planos de la obra realmente construida, serán
entregados al Dueño dentro de los tres meses subsiguientes a la
aceptación final del contrato de construcción. Estos planos
generalmente se dibujarán sobre copias sepia de los planos
originales, y deberán mostrar claramente los cambios hechos
al diseño original, tales como excavaciones más profundas,
zapatas más anchas, detalles adicionales, relacionado con
la obra realmente hecha. El juego completo de los planos
revisados de la obra realmente construidas, incluida,
incluirán todos los cambios efectuados en cada hoja de planos.
El título "Obra realmente construida", se anotará en cada
hoja de los planos de incluir todas las revisiones, y se
anotará la fecha en el cuadro de revisiones. Los cambios
mayores de diseño, se harán modificando los planos
finales, o elaborando planos nuevos.

Las siguientes son las informaciones específicas que


deberán ser consideradas en los planos de la obra realmente
construida.

1).- Cualquier cambio en los materiales especificados


originalmente en los planos o en las especificaciones, se
anotará en la correspondiente hoja de detalles.

2).- Todos los cambios de diseño durante la construcción,


tales como cambios de rasante, alineamientos, dimensiones,
diámetro de tubería, elevaciones de éstas, localización de
postes, drenajes abandonados, etc., deberá aparecer en los
planos.

3).- Se tachará todo lo no construido y mostrado en los


planos originales de construcción.

65
4).- Se incluirá toda la información que debe obtenerse
en el campo, como son las elevaciones de la punta de los
pilotes, las elevaciones de corte de los mismos, etc.

5).- Las líneas de servicios públicos, subterráneas,


construidas o reubicadas durante la construcción, se mostrarán
en su verdadera localización con la mayor exactitud posible,
indicando el numero y profundidades del conducto, tipo de cable
y tipo y clase de tubería y su relación con el nivel de las
estructuras superficiales de la obra.

6).- Todos los cambios mayores de y pendientes se


mostrarán en los planos de niveles.

Acompañando los planos y el libro de cantidades de obra


realmente hecha, el Inspector también suministrará la lista
de los cambios en las especificaciones que fueron necesarios
durante la construcción, y hará además recomendaciones
para las especificaciones futuras.

Todo el material de soporte utilizado será entregado al


Dueño junto con los planos de obra realmente construida.
Este material incluirá:

- Planos de la obra realmente construida.

- Libros de cálculos de la obra realmente construida.

- El libro de resumen de los conceptos de trabajo.

- Todos los boletos de entrega de materiales u obras.

- Todos los informes de los Inspectores.

- Todos los informes diarios del avance de la construcción


de los Ingenieros de campo.

- Todo el material de soporte usado para determinar los


pagos al Contratista.

Junto con los planos de la obra realmente construida, se


entregará también todos los dibujos de taller originales.
Estos dibujos tendrán su numero de referencia y sus
números de contrarreferencia por dibujos, títulos o materia.

66
UNIDAD V SEGURIDAD EN LA CONSTRUCCIÓN

5.1 INTRODUCCIÓN

En Nicaragua la responsabilidad del gobierno en el área de


la seguridad laboral se tiene en el Ministerio del Trabajo. Las
leyes que velan por este derecho de los trabajadores datan de la
década de los sesenta, lo que nos da una idea de que mucha

67
actividades laborales no están definidas debido al avance que se
ha tenido en la tecnología y en el campo de la salud. En estos
momentos, debido a lo anterior, las autoridades de dicho
ministerio en conjunto con otros sectores de la sociedad se
encuentran analizando y discutiendo sobre un nuevo reglamento de
la seguridad ocupacional.

La protección de los trabajadores se remonta a la


antigüedad, HIPÓCRATES mencionaba algunos tratamientos para
enfermedades y accidentes de trabajo. El incremento del
conocimiento en este campo se desarrolló lentamente hasta antes
del inicio de la revolución industrial y avanzando más
rápidamente con las dos guerras mundiales, cuando se vio la
necesidad de mantener a los trabajadores en buenas condiciones
de trabajo y de salud. Debido a ello la higiene y seguridad
ocupacional se convirtió en un componente importante del proceso
productivo, principalmente en los países altamente
desarrollados. El Comité Conjunto de Expertos en Salud
Ocupacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y
la Organización Mundial de la Salud (OMS) definieron la salud
ocupacional de la siguiente forma:

"La salud ocupacional tiene como finalidad promover y


mantener el más alto grado de bienestar físico, mental y social
de los trabajadores en todas las profesiones; evitar el
desmejoramiento de la salud causado por las condiciones de
trabajo; protegerlos en sus ocupaciones de los riesgos
resultantes de los agentes nocivos; ubicar y mantener a los
trabajadores de manera adecuada a sus aptitudes fisiológicas y
psicológicas y, en suma, adaptar el trabajo al hombre y cada
hombre a su trabajo."
Como se puede observar el objetivo de la seguridad
ocupacional es conseguir que los trabajadores se vean libres, a
lo largo de toda su vida de trabajo, de cualquier daño a su
salud ocasionado por las sustancias que manipulan o laboran los
equipos, las maquinarias y las herramientas que utilizan, o por
las condiciones en que desarrollan sus actividades. En igual
forma, intenta garantizarles un ambiente agradable y libre de
incomodidades.

5.2. CONSECUENCIAS PARA LA SALUD.

Al estudiar las diversas incapacidades que sufren los


trabajadores, se pueden distinguir cuatro causas fundamentales:

1. Accidentes del trabajo.


2. Accidentes ocurridos fuera del ambiente laboral.

68
3. Enfermedades ocupacionales.
4. Enfermedades comunes.

5.2.1 ACCIDENTES DEL TRABAJO.

Se puede definir como accidente del trabajo todo hecho no


previsto, que interrumpe el proceso normal de producción. Se
pueden distinguir cuatro tipos distintos de derivaciones:

a) Accidentes sin consecuencias.


b) Accidentes que producen sólo daños materiales.
c) Accidentes que producen lesiones en los trabajadores
afectados.
d) Accidentes que producen lesiones y daños materiales.

No se debe confundir el accidente con la lesión. De los


cuatro tipos enumerados, sólo dos producen lesiones a los
trabajadores. Aunque analizados estrictamente desde un punto de
vista de la salud, éstos son los únicos que nos interesan; para
las actividades de prevención es importante el accidente mismo,
cualquiera que sea su consecuencia.

Las lesiones producidas pueden ser desde una cortadura o


rasgadura superficial, una caída sin efectos, un golpe que sólo
produce un pequeño dolor; hasta la incapacidad total del
trabajador por períodos prolongados, la pérdida de uno o mas
miembros o de las funciones corporales, y la muerte. Esto
contribuye a que, pese a la pobreza general de las estadísticas
en nuestros países, sea posible obtener algunos datos sobre el
número, y a veces sobre la seriedad de los resultados de los
accidentes laborales.

Los expertos utilizan como herramienta estadística, los


llamados índices de frecuencia y de gravedad. Nos permitiremos
definir por ahora, el índice de frecuencia como el número de
lesiones capaces de ocasionar la pérdida de, por lo menos, una
jornada completa, que se producen por cada millón de horas-
hombres trabajadas. Como cada obrero suele trabajar 48 h a la
semana, durante 48 s en el año, un millón de horas corresponde,
aproximadamente, al trabajo desarrollado en un año por total de
400(434) hombres. Entonces, podemos interpretar este índice, en
una primera tentativa, como el número de lesiones que se
producen anualmente por cada 400 trabajadores.

El índice de gravedad o de severidad, algo más complejo de


calcular que el de frecuencia, pretende expresar de forma
sencilla las consecuencias de los accidentes. Sin entrar en

69
mayores detalles, se le puede definir como el total de jornadas
de trabajo perdidas por cada millón de horas-hombres trabajadas,
es decir, el número de jornadas de trabajo perdidas anualmente
por cada 400 operarios.

Al examinar los valores enumerados, solo con el objeto de


plantear el problema lo más simple posible, que por lo menos uno
de cada 10 trabajadores es víctima, en cada año, de un accidente
que le produce una lesión lo suficientemente grave como para
obligarlo a perder, como mínimo, una jornada completa de
trabajo. Además sabiendo que en Chile, por lo regular uno de
cada 5000 trabajadores muere cada año a consecuencia de los
accidentes de trabajo. Si se extrapolan estas cifras a los 80
000 000 de trabajadores que constituyen la fuerza laboral de
América Latina, esto representaría 8 000 000 de accidentes
anuales (contando solo los que producen la pérdida de, al menos
una jornada completa de trabajo), y 16 000 de muertes. Es
probable que los valores reales sean mas altos. De igual forma,
se podría decir que cada trabajador pierde, aproximadamente,
unos 7 d a causa de accidentes.

Estudios efectuados en países de desarrollo industrial más


avanzado, indican que estos niveles no corresponden solamente a
América Latina. Si se comparan las cifras promedio para las
industrias, en Estados Unidos y en esos países, veremos que en
el primero, donde las técnicas de prevención han alcanzado gran
desarrollo, los índices de frecuencia son de seis a siete veces
menores. Sin embargo, estudios realizados en industrias pequeñas
de ese país, de 100 operarios o menos, es decir, las mas
habituales en América Latina, muestran índices similares a los
ya enumerados.

5.2.2 ACCIDENTES OCURRIDOS FUERA DEL AMBIENTE LABORAL.

Si se considera la salud de los trabajadores como un todo,


no debe ser preocupación sólo los accidentes del trabajo, sino
también los que puedan ocurrirles durante las 24 horas del día,
incluyendo los accidentes en el hogar, del tránsito, deportivos,
en lugares de recreo, y otros. La tendencia moderna de la
legislación social, es considerar como accidente del trabajo a
todos los que ocurren por cualquier causa relacionada con la
ocupación, aun cuando ésta pueda parecer remota. Cada vez con
más frecuencia se incluyen, por ejemplo, los ocurridos mientras
los operarios se trasladan de sus hogares al lugar donde
desempeñan sus labores, accidentes en comedores, cafeterías, y
otros.

70
Como es de comprender, los accidentes ocurridos fuera de
los lugares de trabajo, son mucho más difíciles de contabilizar.
No se dispone de cifras al respecto y se mencionan sólo para
destacar el hecho de que no se puede separar a una persona en
dos compartimientos diferentes. Su salud es una sola y se verá
afectada por cualquier accidente que le ocurra, cualquiera que
sea el lugar donde éste se produzca, o la actividad que
estuviese desempeñando en ese momento. Esto se hace mas
importante si se considera que, con la disminución de la
mortalidad por enfermedades transmisibles, los accidentes, en
general, han estado adquiriendo cada vez mayor categoría. En la
actualidad, es muy difícil encontrar una estadística de
mortalidad, de cualquier país, donde ellos no figuren entre las
10 primeras causas de muerte.

5.2.3 ENFERMEDADES OCUPACIONALES.

La diferencia fundamental entre el accidente del trabajo y


la enfermedad ocupacional, es que mientras el primero, como ya
se dijo, se presenta de una manera repentina, interrumpiendo el
proceso normal de trabajo, la enfermedad ocupacional se
desarrolla en forma lenta, y necesita a veces varios años para
poder ser diagnosticada, ya que es una consecuencia del proceso
normal de producción, cuando no se emplean las precauciones
necesarias para evitarlas.

Por esto, resulta más difícil, obtener estadísticas de


enfermedades ocupacionales. Los epidemiólogos aceptan que entre
el estado de salud completa y el de enfermedad, existen
numerosos puntos intermedios, incluyendo fases subclínicas de
las que no se dan cuenta ni el enfermo ni el médico. Su
descubrimiento oportuno se ve complicado, además, porque los
signos y síntomas que presentan son similares, en muchos casos,
a los de las enfermedades comunes, lo que dificulta el
diagnóstico cuando no se dispone de médicos especializados en
Medicina del Trabajo, muy escasos en todo el mundo, y de
laboratorios igualmente especializados.

A causa de esto, no existe, en ningún país, buenas


estadísticas sobre enfermedades ocupacionales. Sin embargo, se
pueden citar algunos ejemplos que permiten mostrar la gravedad
del problema.

La cifra proporcionada por el Instituto Nacional de


Salud Ocupacional de Bolivia, en el Seminario Regional de
Silicosis, celebrado en La Paz en 1967, señalaba que uno de cada
cuatro mineros bolivianos, ha contraído una enfermedad

71
irreversible, de la cual no sanaría jamás, y que le provocará
una muerte temprana. Este solo dato debiera ser suficiente para
justificar todas las inversiones que se hagan, con el objeto de
corregir esta situación.

De acuerdo con un estudio realizado en Chile, entre más de


dos millones de trabajadores afiliados al Servicio de Seguro
Social, éstos pierden un promedio de 14 d por persona y por año,
a causa de las enfermedades ocupacionales.

5.2.4 ENFERMEDADES COMUNES.

Como en el caso de los accidentes ocurridos fuera del


ambiente laboral, no es posible dejar de considerar las
enfermedades comunes, no ocupacionales, al hablar de la salud de
los trabajadores. Los estudios realizados muestran que sus tasas
de morbilidad y mortalidad son más altas que las de otros
estratos de la sociedad. Ello tiene su origen en las deficientes
condiciones nutritivas, ambientales e higiénicas en que suelen
vivir. Todo esto repercute necesariamente sobre su salud y la de
sus familiares, aumenta el número de las enfermedades y las hace
más serias.

5.3. CONSECUENCIAS ECONÓMICAS.

Hacer un cálculo más o menos preciso del costo total de los


accidentes y enfermedades ocupacionales, no es fácil para un
país. En él se debería considerar el valor de los equipos y las
maquinarias destruidos o deteriorados, y de las materias primas
y los productos elaborados dañados; el costo de la atención
médica y las compensaciones pagadas; lo que dejan de ganar los
operarios afectados; y otros. Esto es relativamente sencillo
para los accidentes denunciados. Algunas industrias acostumbran
mantener buenas estadísticas, en especial cuando cuentan con
departamentos de seguridad encargados de la prevención.

Mucho más difícil es conocer el costo real de los


accidentes no denunciables, como los que ocasionan solo una
herida leve o producen la perdida de menos de una jornada de
trabajo. En igual forma, en ningún país del mundo se tiene idea,
siquiera aproximada, del costo efectivo de las enfermedades
ocupacionales, salvo el de aquellas que, como la silicosis y
otras neumoconiosis, son irreversibles y suelen ser las únicas
que se compensan.

72
A los costos enumerados más arriba, se debe sumar todavía
el valor de las jornadas de trabajo perdidas. Y para ello nos
encontramos con el problema serio de tener que evaluar,
económicamente, las muertes producidas como consecuencia de
accidentes del trabajo y enfermedades profesionales. No cabe
duda que desde el punto de vista social y humano, se tiene la
obligación de tratar de evitarlas. ¿ pero, representan también
una pérdida económica? Y si es así ¿Cómo se le puede asignar un
valor monetario?

Un ejemplo simple tal vez nos permite aclarar el problema.


Imaginemos una economía cerrada por completo, como una pequeña
isla que cuenta sólo 1 000 habitantes que viven de la caza, la
pesca y una agricultura rudimentaria. La fuerza laboral es
relativamente elevada y llega a un 40% del total, es decir, a
400 personas. Toda la comunidad consume sólo lo que estas 400
personas producen. Un día sucede un accidente del trabajo: uno
de los tres botes de pesca con que se contaba, naufraga, se
ahogan cinco de sus ocupantes y quedan otros cinco heridos
graves, incluyendo uno a quien un tiburón le ha cortado una
pierna. Aparte de la lógica conmoción en toda la comunidad, y el
dolor de los parientes más cercanos de los muertos, ¿ cuál será
la incidencia de este accidente sobre la economía del grupo?

Para calcularla, se puede comenzar asignándole un valor


monetario al bote perdido, y a las redes y otros implementos.
Aparte de ello, la alimentación de toda la comunidad se habrá
resentido. La producción de pescado, su principal fuente de
proteínas, habrá disminuido, por lo menos, en una tercera parte.
Lamentablemente, la pérdida fue aún mayor. Entre los muertos
estaba el mejor y más hábil de los pescadores, y transcurrirán
algunos años antes de disponer de otro que tenga su capacidad y
experiencia. También ha disminuido la producción agrícola, diez
de las mujeres que se dedicaban a recoger frutas y legumbres,
están ahora ocupadas atendiendo a los heridos. Todavía hay que
agregar lo que se dejó de pescar, cazar o recoger por rescatar
los heridos y los cadáveres; los 3 días de ceremonias fúnebres;
los que no fueron a trabajar porque estaban consolando a los
deudos; los demás pescadores que decidieron suspender sus faenas
en señal de duelo y solidaridad; y otros.

Aunque se ha tomado una comunidad muy primitiva como


ejemplo, no parece difícil trasladar las mismas circunstancias a
una más evolucionada. Los acontecimientos ocurren de una manera
muy similar y, si bien las repercusiones económicas no se
observan de una forma tan clara, se producen las mismas pérdidas
por maquinarias, equipos, materias primas y productos

73
destruidos; por jornadas de trabajo que difícilmente serán
recuperadas, ocasionadas por las muertes de los afectados y los
períodos de recuperación de los que sólo quedaron heridos; los
compañeros de trabajo, que primero abandonaron sus faenas para
ir a socorrerlos y, luego, en señal de solidaridad; el muerto
que era un obrero clave, que conocía su trabajo mejor que
ningún otro y que será difícil de reemplazar; y otros.

Hechas estas consideraciones, se verá, en otro ejemplo


hipotético, lo que puede ocurrir en una comunidad mayor.

Imaginemos un país latinoamericano, con una fuerza laboral


de 1 600 000 personas, en el que se producen 200 000 accidentes
por año, con 450 muertes. Después de hacer los cálculos del
caso, se ha encontrado que el índice de frecuencia es de 50 y el
de gravedad 1 500. Tratemos de calcular la repercusión económica
de estos accidentes.

Los servicios de seguridad social indican que los gastos


por atención médica y por indemnizaciones, fueron los siguientes:

Atención Médica $ 680 000


Atención Hospitalaria 2 200 000
Indemnizaciones 3 500 000
---------
Total.......................... $ 6 380 000

Estas cifras son las únicas de que se dispone en cuanto al


costo real y efectivo de los accidentes y las enfermedades del
trabajo conocidos y compensados. Para el resto, solo se pueden
hacer estimados. A estos costos, llamados directos, se deben
agregar los costos indirectos, a causa de la destrucción de
equipos y maquinarias, a pérdidas de materias primas y productos
elaborados, a jornadas de trabajo perdidas por los compañeros de
los afectados, al reemplazo por personal con menor experiencia,
y otros. Estudios realizados en Estados Unidos muestran que,
entre los costos directos e indirectos, existía una relación de
uno o cuatro. Se cree que esta cifra es demasiada elevada para
los países latinoamericanos, donde por lo general los obreros
son menos especializados y donde el equipo y maquinaria
utilizados por cada uno tiene un costo más bajo. Si se acepta
una relación de uno a dos, la pérdida económica producida por
los accidentes alcanzará una cifra de:

74
Costos directos $ 6 300 000
Costos indirectos 12 760 000
--------------
Total .............................. 19 140 000

Pero todavía se debe agregar más. Del análisis de los


índices de frecuencia y gravedad, se deduce que por cada
accidente se pierden 30 jornadas de trabajo como promedio. Los
200 000 accidentes significan, por lo tanto, que se dejaron de
efectuar 6 000 000 jornadas de trabajo. Un estudio realizado en
Chile, demostró que la relación entre el salario de un obrero y
el valor agregado a la producción, es de uno a cinco. Esto es,
que el producto nacional bruto del país aumenta en una cantidad
igual a cinco veces lo que el trabajador ha recibido como
sueldo. Si se supone que el salario diario es de $ 5,00 como
promedio, los 6 000 000 de jornadas tienen un valor de $ 30 000
000, por lo que la economía nacional habrá dejado de percibir
una cantidad cinco veces mayor, o sea, $ 150 000 000. La pérdida
total será:

Costos directos $ 6 380 000


Costos indirectos 12 760 000
Menor producción 150 000 000
----------------
Total.......................... 169 140 000

Estas cifras son realmente un subestimado, ya que se ha


tratado de tomar las relaciones más bajas posibles. Por otra
parte, corresponden sólo a las pérdidas por los 200 000
accidentes denunciados y compensados, es decir, aquellos que
producen la pérdida de, por lo menos, una jornada completa de
trabajo. También se debe agregar el costo de los accidentes sin
lesiones, el de los que producen la pérdida de menos de una
jornada de trabajo, de las enfermedades profesionales, para las
que, raras veces, se tiene conocimiento sobre el costo, y otros.
Es probable que la cifra real en este país hipotético, alcance a
una pérdida de por lo menos $ 400 000 000 anuales, es probable
que sea similar al de sus entradas en productos de exportación.

Se comparará este ejemplo con algunas cifras reales. De


acuerdo con los datos proporcionados al Primer Seminario
Latinoamericano de Salud Ocupacional, en Chile (1962) ocurrieron
87 862 accidentes entre 539 218 personas afiliadas al Seguro
Social. La tasa de frecuencia fue de 77,7% y la de gravedad de 2
680. El costo directo alcanzó a $ 3 814 000. El costo total,
considerados los indirectos y la menor producción, alcanzó a

75
$ 73 000 000, cifra que correspondía al 7.2% del presupuesto
nacional.

Si se tiene en cuenta que en ese año la población activa


era de 2 200 000 personas, se advertirá que el costo total para
la economía nacional fue aproximadamente de tres o cuatro veces
más que la cifra calculada.

En el mismo Seminario, México informó que las


indemnizaciones pagadas llegaban a $ 2 659 000. No se
proporcionaron otros datos. Venezuela comunicó que los costos
directos, para sólo 260 000 afiliados al Instituto Venezolano de
los Seguros Sociales, eran de $ 9,450 000.

En cuanto a costos de enfermedades ocupacionales, los


Únicos datos de que se dispuso fueron los proporcionados al
Seminario Regional de Silicosis, celebrado en la Paz, en 1967.

Bolivia Directos $ 3,599 520


Chile Directos e indirectos 19,272 729
Perú Directos e indirectos 1,730 312

Si se considera el costo para una empresa individual, éste


puede alcanzar cifras igualmente elevadas. Para citar un solo
ejemplo, una mina de cobre en Chile estaba pagando más de
$ 3 000 000 anuales a los obreros pensionados antes de tiempo,
por compensaciones a causa de un diagnóstico de silicosis. Esto
la obligó a iniciar un programa activo de control, en el que
invierte poco más de $ 350 000 por año, pero que le ha permitido
rebajar el monto de las pensiones a $ 300 000 anuales, con la
consiguiente economía. En otros países se observa que las
grandes empresas mantienen departamentos de seguridad,
destinados a la prevención de los accidentes y enfermedades del
trabajo. Esto no lo hacen tanto por razones sociales o
humanitarias, como por la experiencia, que les ha demostrado que
es un buen negocio. En realidad, la mayor parte quedaría
automáticamente desplazada en un mercado competitivo, como
resultado del aumento del costo de su producción, ocasionado por
los accidentes y las enfermedades del trabajo.

5.4 PRINCIPIOS FUNDAMENTALES PARA EL DESARROLLO DE LA PREVENCIÓN.

Se pueden enunciar algunas premisas básicas, que se podrían


considerar fundamentales en Salud Ocupacional, y que determinan
el tipo de acciones que se deben adoptar para la prevención de
los accidentes y las enfermedades profesionales. Entre las más
importantes podemos mencionar las siguientes:

76
1.- El accidente y la enfermedad ocupacional son el resultado de
las condiciones imperantes en el ambiente de trabajo o de las
actitudes de los trabajadores. Diversos numerosos estudios
estadísticos demuestran la existencia de una correlación
estrecha entre el número y la gravedad de los accidentes y las
enfermedades ocupacionales, y las condiciones del equipo y las
maquinarias, las concentraciones de sustancias tóxicas en el
aire de los lugares de trabajo y las actitudes de los
trabajadores.

2.- Como consecuencia de lo anterior es posible medir,


determinar y evaluar la existencia, el grado y la magnitud de
condiciones de trabajo desfavorables y predecir, sobre la base
de estas determinaciones, la importancia del riesgo a que están
expuestos los trabajadores, y el número y la gravedad probables
de los accidentes y las enfermedades ocupacionales que se pueden
esperar dentro de un período dado.

3.- Los accidentes y las enfermedades ocupacionales no


constituyen hechos imprevisibles ni son producto del azar.
Tampoco se deben considerar como una fatalidad ineludible, ni
como inherentes a determinadas ocupaciones; por el contrario,
representan la consecuencia de una cadena causal de diversos
hechos y circunstancias que, si son conocidos y analizados,
permiten su prevención.

4.- Existen niveles de tolerancia para las distintas sustancias


tóxicas que se pueden encontrar en el ambiente de trabajo,
capaces de producir una enfermedad ocupacional si ingresan, en
cantidad suficiente, al organismo humano. Por debajo de estos
limites permisibles, se puede esperar que, en condiciones
normales, no se produzcan enfermedades o molestias a los
trabajadores.

5.- Las enfermedades ocupacionales son originadas por la


combinación de:

a) Una concentración ambiental de contaminantes superior a los


límites permisibles.

b) Un tiempo de exposición de los trabajadores bastante largo.

La cantidad de cualquier tóxico que ingresa al organismo,


estará determinada por la combinación de la concentración
ambiente y el tiempo de exposición, y si el producto de ambos es
lo suficientemente elevado, se puede alcanzar una concentración

77
orgánica superior a la que los procesos metabólicos pueden
eliminar, o a la que el cuerpo humano puede soportar sin
alteración de sus funciones fisiológicas normales. Es posible,
en consecuencia, prevenir las enfermedades ocupacionales,
actuando sobre la concentración de los contaminantes en el
ambiente de trabajo o sobre el tiempo de exposición de los
trabajadores.

6.- Aunque las concentraciones de contaminantes en el ambiente


de trabajo, capaces de producir enfermedades ocupacionales, son
muy bajas y varían de modo constante, tanto en el tiempo como en
el espacio, hay técnicas de muestreo y análisis que permiten
medir estas concentraciones con la precisión necesaria.

7.- También existen técnicas de ingeniería que permiten


controlar el ambiente de trabajo para evitar que las
concentraciones de tóxicos ambientales sobrepasen los límites
permisibles, o diseñar los equipos de forma tal que se eviten
los accidentes laborales. Toda faena se puede realizar en
condiciones seguras y adecuadas sanitariamente, por lo que no se
puede afirmar que haya enfermedades o accidentes ocupacionales
inevitables.

8.- El reconocimiento, evaluación y control de los riesgos a que


están expuestos los trabajadores, constituye una labor que se
debe abordar por un equipo multiprofesional en el que participen
por lo menos ingenieros, médicos y químicos, acompañados, en lo
posible, por especialistas en otras disciplinas afines. Los
intentos unilaterales de control suelen fallar porque no existe
un profesional capaz de dominar, en su totalidad, los diversos
aspectos del problema que resulta esencialmente multifacético.

9.- La enfermedad profesional es, por lo regular, de carácter


insidioso, de desarrollo lento, y establece una consecuencia
nefasta en el desarrollo normal de faenas realizadas en una
forma inadecuada. Por cada enfermo reconocido como tal, hay
numerosos casos de trabajadores con su salud resentida de forma
parcial, correspondientes a enfermedades subclínicas que no son
reconocidas por los afectados, ni por las administraciones, ni
por los médicos tratantes, si no son sometidos a un examen
cuidadoso, con técnicas especializadas capaces de detectar
alteraciones tempranas. La historia ocupacional es un elemento
fundamental del diagnóstico, y el médico la debe considerar cada
vez que se encuentre frente a un trabajador enfermo.

10.- La aplicación de las técnicas de prevención de los


accidentes y enfermedades ocupacionales, no significa un gasto

78
ni una inversión no reproductiva, por el contrario resulta
económicamente interesante para las empresas. La destrucción de
maquinarias, equipos, materias primas y productos elaborados,
así como la incapacidad física y el consiguiente reemplazo de
obreros especializados, que integran la secuela normal de las
labores realizadas en condiciones y ambientes inadecuados, junto
con el menor rendimiento de los trabajadores, en etapas no
reconocidas de las enfermedades ocupacionales, son de un costo
mayor que todas las inversiones que se pueden hacer para
controlar y prevenir estos daños. Además, dicho costo se ve
aumentado por el gasto en atención médica, pensiones, y otros,
que representa todo accidente o enfermedad ocupacional.

En resumen, si bien el trabajo humano puede acarrear


accidentes y enfermedades ocupacionales, las técnicas conocidas
de salud ocupacional permiten a los profesionales especializados
reconocer, evaluar y controlar los ambientes de trabajo, y
prevenir dichos accidentes y enfermedades. Las actividades de
prevención tienen un costo más bajo que el de las consecuencias
que representan estos infortunios y, por lo tanto, su aplicación
resulta de una conveniencia clara para los trabajadores, las
empresas y toda la comunidad.

5.5 RIESGOS EN EL TRABAJO

En todo ambiente de trabajo se pueden identificar distintos


factores presentes en el ambiente laboral capaz de producir un
DAÑO a la salud del trabajador.

Los factores de riesgo se pueden clasificar y analizar de


diversas maneras. Hay que indicar que cada uno de estos factores
tienen unos valores máximos y mínimos, dentro de los cuales las
personas se puede considerar libres de riesgos.

5.5.1 ILUMINACIÓN:

La iluminación es un factor fundamental para la ejecución y


buena calidad del trabajo que se realiza. La falta de una
iluminación adecuada causa pérdidas de tipo económicos y daños a
la persona, ya sea por accidentes o daños al ojo.

En la construcción la acción de construir se da


generalmente con muy buena iluminación de carácter natural; pero
existen actividades que se deben de desarrollar en ambientes que
requieren de iluminación artificial.

Las lámparas que más se usan para dar esta iluminación

79
artificial son las incandescentes, las fluorescentes y en
algunos casos, las de mercurio. Las lámparas incandescentes
corrientes emiten en mayor proporción las radiaciones rojas lo
que es un inconveniente cuando se trabaja con materiales de
colores porque afecta su intensidad. Este tipo de lámparas
proyectan una radiación altamente calórica, que en cierto casos,
puede crear un desequilibrio térmico; su rendimiento
luminoso es de 10 a 20 lm/W.

Las lámparas fluorescentes, aunque tienen un costo inicial


más alto que las incandescentes, son mucho más económicas que
estas en el consumo de energía eléctrica. El tipo de luz que da
es bastante próxima a la luz natural y permiten un buen control
de colores en la mayoría de estos. el rendimiento luminoso de
estas lámparas es de 35 lm/W para 28 W, 40 lm/W para 35 W y 43
para 47 W.

las lámparas de mercurio son menos usadas, ya que su


emisión luminosa es más débil, y debido a su coloración
transmite un tinte lívido y hasta siniestro a los materiales de
color y a la coloración humana; la total ausencia de radiaciones
rojas transforma en negro a todos los objetos de color rojo o
pardo.

La luz como tal es el elemento que transmite los colores,


lo cual es usado como identificación, que una vez aprendido por
los trabajadores, estos lo identifican y comprenden con rapidez;
de forma tal que su reacción ante cualquier situación es
espontánea y rápida.

Debido a que existen personas con visión anormal o poco


sensibles a los colores es que los colores que se usan para
señalar se acompañan con una forma geométrica simple que lo
hace de facial reconocimiento.

El AMARILLO, simbolizado por el rectángulo, se le utiliza


como aviso, alternando con franjas diagonales o verticales de
NEGRO, para llamar la atención y señalar riesgos de golpes,
caídas y tropiezos en obstrucciones, vigas bajas, bordes de
plataformas y parte peligrosas de carretillas, diferentes
niveles de suelo, hoyos, corredores sin salida, curvas, bordes
del suelo, proximidades de escaleras, etc.

El NARANJA, simbolizado por el triángulo, representa


alerta; se utiliza pintado en franjas de algunos centímetros en
los bordes de los filos cortantes y rodillos; también avisa
sobre peligro de aplastamiento, electrocutación, quemaduras,

80
etc.

El ROJO, simbolizado por el cuadrado, aunque tiene poca


visibilidad, es agresivo en significación; se le utiliza para
avisar de un peligro, reclama detención o paro absoluto, y
especialmente para distinguir los elementos de protección del
fuego; extintores, cajas de mangueras, bocas de conexión de
éstas y otras más.

EL AZUL, simbolizado por un círculo, es señal de precaución


en ascensores, montacargas, vehículos, y demás, que no pueden o
no deben ser puestos en marcha o están en período de reparación;
en andamios, depósitos compresores, válvulas, y otros, que no se
deban utilizar o hacer funcionar.

EL VERDE, simbolizado por una cruz, es seguridad y se le


reserva para los equipos sanitarios de urgencia, depósito de
medicamentos, armario de camillas, máscaras antigases y demás.
El uso de la cruz roja es privado de esta organización
internacional.

Cualquier parte de la instalación que pueda ofrecer un


riesgo o tenga importancia, se podrá hacer más distinta por un
rayado diagonal en negro o color sobre el fondo.

Hace poco ha sido adoptado un nuevo símbolo a base de un


estudio VIOLETA sobre AMARILLO para distinguir peligro
radiactivo y radioquímico en locales y accesos, y también sobre
envases y etiquetas.

EL BLANCO, se usa para indicar vía libre o una sola


dirección; se le aplica Asimismo en bidones, recipientes de
desperdicios o basura y partes del suelo que deben ser
mantenidas en buen estado de limpieza; con franjas negras
diagonales sirve como control de circulación en accesos,
pasillos, vías de tráfico, y otros.

5.5.2 TEMPERATURA, HÚMEDA, VENTILACIÓN:

Las tareas de la construcción se realizan, la mayoría de


las veces, a la intemperie, exponiendo al trabajador a
condiciones de temperatura, humedad y ventilación que en ciertos
casos no son las apropiadas para el bienestar humano.

El trabajo en la construcción es casi siempre a la


intemperie y expone a los rayos de sol en forma directa. Los
rayos Solares están constituidos por la luz visible y por rayos

81
infrarrojos y ultra-violetas.

En la piel, producen quemaduras si la exposición es brusca.


La exposición prolongada cambian la pigmentación de la piel,
haciéndola más oscura. En algunas personas predispuestas, la
exposición prolongada, durante años, a los rayos del sol, puede
causar un tipo de cáncer de piel.

Por todas estas razones, conviene proteger la piel y los


ojos del trabajador de la construcción cuando está sometido a la
acción de los rayos solares, utilizando ropas que cubran toda la
piel y anteojos protectores, de color verdoso.

En Nicaragua, debido a las condiciones climáticas, se hacen


sentir el efecto de las altas temperaturas sobre el organismo.

El organismo humano, para estar en condiciones óptimas,


debe poder mantener su temperatura interna alrededor de los 37ºC
sin tener que forzar los mecanismos que regulan la temperatura
corporal.

Cuando la temperatura que nos rodea es alta, el cuerpo


humano tiene dificultades para eliminar el calor y entonces su
temperatura tiende a subir, lo que puede traer graves
consecuencias. Esto se agrava cuando se hace un esfuerzo físico
intenso, cuando la humedad del aire es alta y cuando no hay
circulación del aire.

El primer efecto que se nota es la incomodidad física y


mental, el cansancio. El trabajador se siente muy cansado, sin
fuerzas, le resulta difícil concentrarse y su habilidad para el
trabajo disminuye.

Si la situación continúa y no se toman medidas, se pueden


llegar a producir algunas enfermedades por el calor: hipertermia
o golpe de calor, desmayos, calambres, deshidratación.

Como medidas preventivas debemos de considerar:

a- Usar ropa apropiada, por ejemplo de algodón.

b- Reponer adecuadamente los líquidos y, para ello, es


importante que en cada plantel haya suficientes fuentes de agua
potable.

c- Hacer pausas en lugares frescos antes las primeras

82
molestias.

5.5.3 EL RUIDO:

El ruido es probablemente el contaminante más común que


afecta nuestras vidas. En la vida la ciudad nos encontramos con
el ruido a cada paso. Para muchos trabajadores, el ruido es un
riesgo ocupacional serio. Las máquinas, las herramientas
pesadas, producen a veces altos niveles de ruido que pueden
afectar a los trabajadores. Además, estos están expuestos a los
ruidos de la calle.

La intensidad del ruido se mide en unidades llamadas


decibles y pueden ser determinada con un aparato apropiado. De
acuerdo a los conocimientos médicos actuales, se reconoce que
por encima de 80 decibeles comienza a dañarse el oído.

La exposición prolongada, durante años, a ruidos intensos,


va afectando la capacidad de oír, pero además, el ruido intenso
provoca trastornos psíquicos, altera el humor, dificulta la
concentración, lo que favorece la ocurrencia de accidentes.

Cuando la exposición al ruido ha sido muy intensa, nuestro


organismo nos da alguna señales.

a- Un signo típico es la incapacidad de percibir los


sonidos normales, por ejemplo, cuando no se puede escuchar a un
compañero de trabajo que está a un metro de distancia hablando
con voz normal, no gritando.

b- Otro signo es la sensación de zumbidos en el oído


después del trabajo, especialmente en el silencio de la noche.

El ruido se puede controlar en tres niveles: en el lugar de


producción, en la transmisión hacia el trabajador o en el mismo
trabajador. Lo más correcto es controlar el ruido en su origen y
así lo recomiendan los organismos internacionales que tienen que
ver con este tema.

La principales medidas prácticas para controlar el ruido en


su origen son:

a- Dar un adecuado mantenimiento a los equipos y reemplazar


las piezas gastadas.

b- aislar las maquinas más ruidosas con materiales que no


dejen pasar el ruido.

83
Para controlar el ruido en su trasmisión hacia el
trabajador, se puede:

a- Aumentar la distancia entre la fuente ruidosa y el


trabajador.

b- Colocar barreras entre las máquinas y el trabajador, que


no dejen pasar el ruido.

Se puede controlar también el efecto del ruido actuando


sobre los propios trabajadores. Son ejemplo de estas medidas:

a- Rotar los trabajadores entre las áreas más ruidosas y


las menos ruidosas.

b- Realizar pausas de recuperación en lugar silenciosos.

c- Usar equipos de protección personal: tapones,


auriculares.

5.5.4 VIBRACIONES
Las vibraciones son movimientos rápidos de las superficies
creados por máquinas en funcionamiento y pueden producir daños
en el organismo.

Si las vibraciones actúan sobre el cuerpo, a través de


años, pueden ser causa de afecciones del corazón, producen
sensación de cansancio, y disminuir la capacidad de
concentración, lo que puede ser fuente de accidentes,

Hay otras operaciones en que las vibraciones afectan


solamente a los miembros superiores. Se trata del uso de equipo
de mano, como: martillos neumáticos, perforadoras, etc..

En este caso, las primeras alteraciones aparecen en las


partes del cuerpo que se hallan en contacto con las
herramientas. Los dedos se ponen pálidos, con sensaciones de
hormigueos. Estos trastornos aparecen más frecuentes en la mano
que dirige las operaciones de la herramienta.

La amplitud de los movimientos vibratorios se trasmiten a


los huesos y articulaciones, dando lugar a la aparición de
alteraciones de la articulación del codo, del hombro y de la
muñeca. Otra de las alteraciones frecuentes es la destrucción de
uno de los huesos de la muñeca, llamado semilunar; esto da

84
origen a dolores en la muñeca que se producen por los
movimientos y el esfuerzo.

Con el tiempo, se pueden producir otras lesiones, como la


deformación de los huesos de la mano, del brazo y del hombro;
que tienden a disminuir la capacidad física del trabajador en
forma irrecuperable.

Los músculos del brazo y del pecho pierden progresivamente


su fuerza y se presentan problemas de disminución de la masa
muscular, siendo frecuente el progresivo agarrotamiento de la
mano.

Las formas de impedir el efecto dañino de las vibraciones


son, por un lado, la modificación técnica de las herramientas y,
por otro, intentar amortiguar el efecto vibratorio con guantes
acolchonados. Además, se requiere reducir el tiempo de
exposición a operaciones vibratorias.

5.5.5 Las radiaciones

En las operaciones de soldaduras, se producen la exposición


a radiaciones ultravioletas e infrarrojas, que causan daños en
la piel y en los ojos.

Estos daños y las medidas preventivas se consideran en el


"Manual de Seguridad para los soldadores" editado por la
Dirección General de Higiene y Seguridad Operacional del
Ministerio del Trabajo.

5.5.6 CONTAMINANTES QUÍMICOS

En la construcción se utilizan muchas sustancias químicas.


Y varias de ellas pueden dañar la salud. Los productos químicos
pueden causar:

a- Efectos agudos: Se producen cuando un trabajador resulta


expuesto en forma repentina a un concentración alta de un
producto tóxico. Por ejemplo, la inhalación brusca de un
solvente puede causar dolor de cabeza, mareos, etc.

b- Efectos crónicos: Son los que se van desarrollando


lentamente, a través de años de exposición a determinadas
sustancias. El asbesto, por ejemplo, puede causar en enfermedad
de los pulmones, que se llama asbestosis, después de mas de diez

85
años de exposición.

Es importante recordar que los efectos agudos son más


fáciles de relacionar con el trabajo que los crónicos, por esto
es importante conocer todas las sustancia químicas con las que
se trabaja.

Las vías de entrada de los tóxicos al organismo son


fundamentalmente tres:

a- Respiratoria, al inhalar gases, humos, vapores, polvo,


etc.

b- Digestiva, cuando se ingieren los tóxicos juntos con los


alimentos

c- Cutánea, a través de la piel.

Como dijimos, el trabajo en la Construcción expone a una


gran cantidad de sustancias químicas tóxica, entre ellas tenemos
las siguientes:

a- ASBESTO:

Es un material muy peligroso. Se utiliza bastante como


material aislante en los edificios. Los trabajadores que pueden
estar expuestos, son los que trabajan en las demoliciones, ya
que inhalan polvo que pueden contener fibra de asbesto. El
asbesto sólidamente unido al cemento, como en la placas del
Nicalit, no desprende fibras de asbesto, pero sí lo pueden hacer
al demolerse esos materiales.

El asbesto puede causar efectos crónicos a largo plazo.


Estos efectos llevan años para ponerse de manifiesto, a veces
hasta 40 años. El asbesto produce una enfermedad pulmonar
llamada asbestosis; también puede causar cáncer de pulmón y de
otros órganos.

La asbestosis es una enfermedad crónica de los pulmones.


Las fibras de asbesto se acumulan a medida que son respiradas y
van destruyendo el tejido pulmonar, que es reemplazado por
fibras que no sirven para respirar, O sea que, al avanzar la
enfermedad, se va dificultando la respiración, al principio para
los momentos de esfuerzos grandes y finalmente para pequeños

86
esfuerzos.

Para evitar al máximo la exposición a este material, si se


trabaja con asbesto, debe existir una ventilación adecuada y se
deben usar máscaras con filtros apropiados.

Como precaución adicional la ropa del trabajador debe ser


lavada en la propia empresa ya que puede contener fibras de
asbesto.

Los trabajadores expuestos al asbesto deben ser examinados


periódicamente con exámenes médicos y radiografías de Tórax.

b- SÍLICE:

Es otro polvo que respirado durante años, puede llegar a


producir una enfermedad pulmonar crónica, la silicosis. La
sílice se desprende de la arena o cuando se rompen rocas. Los
trabajadores de la construcción que están más expuestos son los
que manejan barrenos, taladros, perforadores, etc.

El polvo sílice se va depositando en los pulmones y, a


través de muchos años produce un cambio en el tejido pulmonar,
que se vuelven fibroso y de esa manera se dificulta la
respiración. Los trabajadores que padecen silicosis sienten
dificultad para respirar, se cansan con facilidad, pierden el
apetito, y tienen una tos seca crónica, persistentes.

Los trabajadores que padecen silicosis tienen una mayor


facilidad para adquirir otras enfermedades pulmonares, como la
tuberculosis.

Para evitar la Silicosis deben de tomarse las siguientes


medidas.

- Humedecer los ambientes contaminados con polvo de


sílice, pues de esa manera se depositan y no son respirados.

- Garantizar una buena ventilación.

- Utilizar las máscaras con los filtros adecuados y


cambiarlos cuando sea necesario.

c- CEMENTO:

El cemento está compuesto habitualmente por óxidos de

87
calcio, arcilla, alguna trazas de metales, ácidos y a veces yeso
o arena. El polvo de cemento puede irritar los ojos, la piel,
los pulmones, pero no se conoce que produzca alguna enfermedad
pulmonar crónica.

El cemento húmedo puede irritar la piel, produciendo a


veces infecciones.

O sea que el polvo de cemento es menos dañino que los


anteriores pues no produce enfermedades crónicas, pero produce
irritaciones agudas de la piel, por lo cual hay que tomar
medidas de precaución, por ejemplo uso de ropa adecuada y
guantes.

d- PLOMO:

Hay diversas tareas en la construcción que exponen a este


tóxico; entre ellas podemos citar los trabajos de soldaduras,
las pinturas, lacas y barnices; la demolición de estructuras de
acero que han sido pintadas con pinturas fabricadas a base de
plomo.

Los compuestos de plomo penetran en el organismo,


principalmente por inhalación e ingestión y, en ocasiones, a
través de la piel. El plomo absorbido pasa a la sangre y se
distribuye en diferentes órganos.

Los primeros efectos de este tóxico se ejercen sobre la


sangre y los órganos encargados de la producción de los glóbulos
rojos; el plomo acorta la vida de los glóbulos rojos y produce
anemia. Más adelante, el plomo va afectando distintos órganos,
produciendo un variedad de síntomas.

Los síntomas de la intoxicación son: La disminución de la


capacidad física, fatiga, alteraciones del sueño, dolores de
cabeza, dolores musculares, dolores de estómago, estreñimiento,
pérdida del apetito.

Si la enfermedad avanza (la intoxicación por plomo se llama


SATURNISMO, se pueden afectar el aparato digestivo y el sistema
nervioso.

e- FIBRAS DE VIDRIOS:

Se está utilizando este material cada vez más como


aislante; se usa también en tuberías de aire acondicionado. No

88
se conoce todavía los efectos crónicos que puede causar la
exposición a largo plazo a las fibras de vidrio. Pero si se
conoce que es una materia irritante para la piel, los ojos y los
pulmones.

La exposición a la fibra de vidrio puede causar hemorragias


por la nariz, tos y dolores en el pecho. En la piel, pueden
producir una lesión irritativa, con picazón; estas son
reacciones alérgicas comunes con un clima cálido húmedo.

Las medidas de protección más adecuadas son la ventilación


y el uso de mascarillas.

f- SOLVENTES:

En el trabajo de la construcción se está expuesto a la


inhalación de vapores de varias sustancias tóxicas, en especial
los solventes.

Los vapores pueden afectar directamente la piel, causando


dermatitis (inflamación de la piel). La mayoría penetran al
interior del cuerpo, ya sea por la respiración y a veces a
través de la piel y puede dañar varios órganos.

Afortunadamente, el olor característico de muchos vapores


tóxicos advierte al trabajador del peligro. Pero muchas veces,
esta advertencia es insuficiente y no hay que confiar en ella.
Por ejemplo, cuando se siente el olor a veneno, la exposición ya
puede haber sido alta.

Como prevención cuando se trabaja con solvente adhesivos,


resinas, pinturas, lacas, barnices, se debe estar seguro que la
zona esta bien ventilada, además usar mascarillas, guantes y
ropa apropiadas.

El efecto de muchos solventes es adormecedor (producen


sensación de borrachera). Por lo tanto, esto puede contribuir a
que a que se produzca un accidente. De modo que no se debe usar
solventes en lugares cercanos a otros donde se realizan trabajos
peligrosos, que necesitan gran concentración.

5.5.7 SOBRE CARGA MUSCULAR

En el tercer grupo de factores de riesgos lo constituyen


los factores que producen un esfuerzo excesivo de los músculos,
por ejemplo permanente en posturas incómodas, el levantamiento
continuado de grandes pesos, los movimientos forzados.

89
El trabajo físico es causa de fatiga que, hasta cierto
límite, puede ser considerada como normal. Más allá de este
límite, se convierte en excesivo o anormal y puede dar lugar a
diversa enfermedades y también favorecer la producción de
accidentes.

La definición del límite entre fatiga normal y patológica


es difícil de determinar porque depende de muchos factores. Pero
se puede tener una idea con este dato práctico: la fatiga normal
favorece el sueño, el descanso y la persona se recupera después
del descanso nocturno. En cambio la fatiga anormal interfiere
con el descanso nocturno, da insomnio, dificulta el descanso y
provoca acumulación de cansancio (uno se levanta a la mañana
como si no hubiera descansado) y esto es dañino para la salud.

Algunas de las causas más comunes que producen fatiga


anormal en el trabajo de la Construcción son las siguientes:

a- POSTURAS:

La mayor parte de los trabajos en la Construcción se hace


en posición de pie: la posición de pie prolongada implica una
sobrecarga para los músculos de la espalda, de las piernas, de
la nuca y produce fatiga.

Un trabajador que a lo largo de los años tiene que trabajar


permanentemente de pie es posible que llegue a padecer de
trastornos en la columna vertebral.

Las posturas forzadas e incómodas disminuyen la libertad de


movimientos, con los que se está más indefenso en situaciones de
emergencia y, en consecuencia, hay una mayor probabilidad de
sufrir accidentes.

En este caso se recomienda realizar algunas pausas para


permitir descansar a los músculos más exigidos.

b- LEVANTAMIENTO DE CARGAS PESADAS:

A pesar de la creciente mecanización, todavía son muchos


los sectores en que se realizan Levantamiento manuales de
cargas. El levantamiento de grandes pesos constituye un factor
importante de sobrecarga muscular.

Los daños que pueden originar esta sobrecarga, repetida a


través de años de trabajo, se ejercen sobre distintos lugares

90
del organismo, especialmente la columna vertebral.

Se deben respetar las cargas máximas, que según la


Organización Internacional del Trabajo, no deberían superar el
60% del peso del cuerpo del trabajador.

5.5.8 SOBRECARGA MENTAL

Existe también en el ambiente de trabajo una serie de


factores nocivos, sobre todo en cuanto al tipo de actividad que
se realiza, que provocan un deterioro progresivo del equilibrio
mental del trabajador.

La concepción capitalista del trabajo, antepone la ganancia


a cualquier consideración sobre las necesidades básica de una
persona. Esto se evidenciaba en una organización del TRABAJO en
la que se anula la iniciativa del trabajador, donde se le pide
que no piense que realiza sus tareas mecánicamente. Esto, sumado
a las malas relaciones personales entre personal de supervisión
y trabajadores la conduce a una agresión mental continua, que
puede producir una fatiga mental.

Las relaciones humanas dentro de un centro de trabajo,


basadas en el respeto mutuo y la afabilidad entre compañeros
permiten que no se produzcan situaciones agresivas que atenten
contra la salud mental de los trabajadores. Los factores de
riesgos que para enfermar la mente no son fáciles de eliminar
dependen de muchos factores, pero las buenas relaciones humanas
contribuyen a evitar el desmejoramiento en el carácter del
individuo.

5.5.9 FACTORES DE INSEGURIDAD

Incluimos aquí todos los factores que pueden desencadenar


la ocurrencia de accidentes laborales que dañen o pongan en
peligro la vida del trabajador: deficiencia estructurales de
construcción, insuficiencia de protección en las maquinarias,
trabajos peligrosos sin la debida protección, etc.

En la rama de la construcción se encuentran muchos de estos


factores de riesgos. Por la naturaleza del trabajo, que es
continuamente cambiante, los riesgos también van cambiando.

Las superficies de trabajo son un lugar frecuente de


accidentes. Llamamos superficies de trabajo a aquellas por las
que hay que caminar o subir, como escaleras, andamios, techos,
plataformas.

91
Los accidentes en estas superficies se deben principalmente
a caídas y a la posibilidad de ser golpeado por objetos.

La superficie de trabajo son especialmente peligrosas si se


les da un mal mantenimiento, si no son las apropiadas para el
trabajo que realiza, si son resbaladizas.

Los riesgos mas frecuentes que se presentan sobre las


superficies de trabajo en la construcción son los siguientes:

A- Escaleras:

Las escaleras pueden ser de madera o metálica, simples,


plegables y de tijeras.

Se recomienda que las escaleras metálicas no se utilicen


cercas de líneas eléctricas o equipos eléctricos.

Antes de utilizar una escalera, hay que estar seguro que:

a- Los escalones no estén rotos, no falte ninguno y no


contengan aceite, grasa o cualquier otro material deslizante.

b- Los largueros sean firmes, estén bien unidos a los


escalones y no estén rotos. Los largueros no deben ser añadidos
y los apoyos deben ser, además de clavados, apoyados en
entrantes de los largueros.

c- La escalera debe llevar apoyo en los pies cuando se usa


en pisos enladrillados o resbaladizos.

Nunca se debe subir a una escalera soportada por personas.


Siempre deben apoyarse en un lugar fijo y seguro.

Una vez colocada la escalera apropiadamente y antes de


subirse, tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

a- Estar seguro que las manos y los zapatos están libres de


aceites, grasas, o cualquier material deslizante.

b- Evitar en lo posible subir a la escalera con


herramientas o materiales pesados.
c- No se debe permanecer trabajando apoyado en el escalón
más alto.

92
B- ANDAMIOS:

Los andamios también pueden estar hechos de madera o de


metal. Los riesgos fundamentales son las caídas. Los
carpinteros, pintores y albañiles son los mas expuestos.

Los andamios son especialmente peligrosos cuando:

a- Son construidos sobre un suelo desnivelado o inestable.

b- Si las partes componentes están rotas o incompletas.

c- Sí los soportes verticales están fuera de plomadas.

Antes de subir a un andamio hay que estar seguro que:

a- El andamio esté bien construido.

b- Tiene la protección superior adecuada en el caso de


haber posibilidad de caída de materiales desde arriba.

c- El ancho del andamio es el apropiado.

d- Que tenga guarda de seguridad a 1.0 m. de altura.

C- ZANJAS PARA FUNDACIONES:

Estas zanjas son excavaciones que se hacen bajo el nivel


del suelo, generalmente más profundas que anchas. Los
trabajadores que cavan estas zanjas están sometidos a varios
riesgos:

a- Electrocución por líneas eléctricas.

b- Hundimientos, derrumbes.

c- Deslizamientos, caídas.

d- Golpes con herramientas o materiales que caen.

Para protegerse de estos accidentes se deben guardar


algunas de la siguientes medidas de seguridad:

a- Usar siempre casco y otros equipos de protección.

b- Prevenir derrumbes construyendo las zanjas con los


ángulos apropiados y construir bien los bordes.

93
c- Instalar escaleras de salida cada 8.00 mts en zanjas
cuya profundidad sea mayor de 1.20 mts.

D- EQUIPOS Y HERRAMIENTAS:

Muchos trabajadores de la construcción utilizan


herramientas portátiles. En general, esta son pequeñas y
fácilmente transportarles. Los riesgos a que exponen las
herramientas son:

a- Cortaduras.

b- Electrocución.

c- Explosiones.

Las causa de eso accidentes son, en general, el uso de


herramientas defectuosas, el uso de herramientas no adecuadas al
tipo de trabajo, el uso incorrecto de una herramienta.

Para evitar lo anterior se recomienda el uso de las


herramientas apropiadas para cada tipo de trabajo y estén en
buenas condiciones.

Las herramientas eléctricas ofrecen dos riesgos especiales:

a- La posibilidad de entrar en contacto con partes móviles


sin resguardo.

b- La posibilidad de electrocución.

Los resguardos de seguridad son la única protección contra


las heridas producidas por la cuchillas o sierras móviles
eléctricas. Por lo tanto, nunca se debe usar una de estas
herramientas sin su protección.

La posibilidad de recibir un choque eléctrico, con la


consiguiente quemadura o daño más grave, existe con este tipo de
herramientas. Una forma efectiva de evitar este tipo de
accidente es el contacto a tierra. En una máquina conectada a
tierra, si se produce una corriente por alguna falla, esa
corriente es llevada a tierra; de lo contrario, en una máquina
sin conexión a tierra, pasaría el cuerpo del trabajador,
produciéndole un choque eléctrico.

En vez de la conexión a tierra, se pueden usar herramientas

94
doblemente aisladas, que tienen una marca especial.

Al usar herramientas eléctricas hay que seguir una serie de


normas básicas de seguridad:

a- Inspeccionar bien la herramienta, comprobar si está


conectada a tierra, si todas las conexiones están en buen estado.

b- Seguir un procedimiento seguro en el uso de la


herramientas. Por ejemplo, encender y apagar siempre fuera del
material que va a ser cortado. Tener un extinguidor de incendio
cerca.

c- Nunca usar herramientas eléctricas con las manos mojada


o en ambiente húmedo. Si necesariamente hay que trabajar en una
superficie húmeda, se debe usar guantes de hule y zapatos o bota
con suela de hule.

d- Mantener los cables alejados de sustancias químicas


corrosivas o superficiales calientes.

e- Cuando se repara o cambia una pieza, se debe hacer con


el aparato desconectado.

E- MAQUINA PESADAS:
La mecanización del sector de la construcción trae
aparejada el uso cada vez más extendido de maquinarias pesadas:
demoledoras, grúas, excavadoras, etc.

La introducción de estas maquinarias sin las debidas


protecciones, sin las instrucciones apropiadas a quienes las van
a usar, ha ocasionado una cantidad de accidentes, que se deben
evitar.

Hay que conocer los peligros a que exponen las maquinarias


pesadas: su manejo, su mantenimiento. Muchas veces se producen
accidentes por la acción de parte de las máquinas que no han
recibido el mantenimiento adecuado.

En el caso de trabajos con grúas, la torre no debe quedar


nunca a menos de cinco metros de una línea eléctrica de alta
tensión.

Cuando hay varias máquinas pesadas operando en la misma


zona, es importante establecer una especie de control de
tráfico para evitar accidentes entre ellas.

95
Cuando se realizan operaciones con máquinas pesadas, es
importante estar advertido y protegido. Es fundamental usar
casco cuando existe la posibilidad de caídas de objetos. Debe
hacer carteles anunciando los posibles peligros.

F- LOS RIESGOS DE LOS CLAVOS:

Muchos accidentes en la Construcción se producen por la


posibilidad de ser herido por clavos salientes. Estas heridas
pueden infectarse y lo que es peor, pueden ser una forma de
entrada de tétanos que es una enfermedad terrible.

Para evitar estos accidentes, es importante que en cada


obra en construcción haya uno o más trabajadores encargados del
mantenimiento y limpieza de la obra y sus alrededores, ordenando
los materiales, recogido los desechos, sacando los clavos y
arreglado todo lo que pueda ser causa de accidente.

5.5.10 RECOMENDACIONES BÁSICAS PARA LOS PLANTELES DE


CONSTRUCCIÓN.

Por las características de corta duración de una obra en


construcción se tiende a descuidar los lineamientos básicos de
higiene. Sin embargo, es muy importante que se tengan en cuenta,
para evitar la posibilidad de adquirir enfermedades infecciosas
u otras y para garantizar que el lugar de trabajo sea higiénico
y seguro.

1- LETRINAS:

De acuerdo al número de trabajadores que intervengan en el


desarrollo de cualquier obra de construcción, será obligatoria
la instalación de letrinas provisionales o inodoros conectados
al servicio público para uso de los trabajadores, en proporción
de un servicio por cada veinticinco trabajadores, agregándose un
servicio por cada cincuenta trabajadores más sobre los primeros
cien.

2- AGUA DE CONSUMO:

El agua que consumimos puede ser una fuente de enfermedades


infecciosas sino se cumple con las condiciones mínimas de
potabilidad. El trabajo en la Construcción, expuesto
generalmente a temperaturas altas, lleva a la necesidad de beber
mucha agua y es por eso que de debe tener especial cuidado en
que sea potable.

96
Para ello, en cada plantel deben colocar depósitos
adecuados con tapa y grifo en la parte inferior del depósito,
conteniendo suficiente cantidad de agua potable a temperatura
ambiente. Estos depósitos deben colocarse a ochenta centímetro
sobre el nivel del piso, con el objeto de tener un acceso cómodo.

3- BOTIQUINES:

En toda obra en construcción deben instalarse uno o más


botiquines de primeros auxilios, colocados en lugares de fácil
acceso y conteniendo los medicamentos indicados en la lista
elaborada por la Dirección General de Higiene y Seguridad
Ocupacional del Ministerio del Trabajo. Esta lista contiene
solamente los medicamentos básicos para realizar un primer
auxilio. En caso de accidente, lo más importante es disponer de
una camilla y de un vehículo para trasladar al trabajador herido
al Centro de Salud más próximo par recibir allí el tratamiento
apropiado.

4- COMEDORES:

Aunque las instalaciones en la construcción son


provisorias, es necesario proporcionar a los trabajadores un
lugar que reúna ciertas características de comodidad para la
ingestión de sus alimentos. por ello, recomendamos que se debe
acondicionar en todo el plantel un lugar que sirva de comedor,
protegido contra el sol y la lluvia, provisto de mesas y bancas
donde los trabajadores puedan ingerir sus alimentos.

5- VESTUARIO:

En todo plantel se debe habilitar un lugar, que no sea


bodega, donde los trabajadores puedan cambiarse de ropa y
guardar sus pertenencias en forma segura.

97
3.- CONDICIONES GENERALES DEL CONTRATO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE
EDIFICIOS.

FORMA TIPO DEL AMERICAN INSTITUTE OF ARCHITECTS.

Indice de los artículos de las condiciones generales.

1. - Definiciones
2. - Ejecución. Objeto y correlación de documentos.
3. - Dibujos de detalle e instrucciones.
4. - Suministro de copias.
5. - Dibujos de taller.
6. - Dibujos y especificaciones de la obra.
7. - Propiedad de dibujos y modelos.
8. - Muestras.
9. - Materiales, servicios auxiliares y empleos.
10.- Regalías y patentes.
11.- Plano del terreno, licencias y reglamentos.
12.- protección de obras y fincas.
13.- Inspección de la obra.
14.- Dirección: Vigilancia.
15.- Modificaciones de la obra.
16.- Reclamaciones por costos extra.
17.- Deducción por obras deficientes.
18.- Plazos y prórrogas.

98
19.- Corrección de obras antes del pago final.
20.- Corrección de obras después del pago final.
21.- Derecho del propietario para ejecutar obras.
22.- Derecho del propietario a rescindir contratos.
23.- Derecho del contratista a parar las obras o rescindir
contratos.
24.- Solicitudes para los pagos.
25.- Certificados de pagos.
26.- pagos retenidos.
27.- Seguro de responsabilidad del contratista.
28.- Seguro de responsabilidad del propietario.
29.- Seguro de incendios.
30.- Fianza de garantía.
31.- Daños.
32.- Embargos preventivos.
33.- Transferencias del contrato.
34.- Responsabilidad mutua de los contratistas.
35.- Contratos por separado.
36.- Subcontratos.
37.- Relaciones entre el contratista y el subcontratista.
38.- Obligaciones del arquitecto.
39.- Decisiones del arquitecto.
40.- Arbitraje.
41.- Asignaciones en efectivo.
42.- Utilización de la propiedad.
43.- Cortes, ajustes y excavaciones.
44.- Limpieza.

Artículo 1. Definiciones.

a) Los documentos que constituyen el contrato son: El


convenio o conformidad, las condiciones generales del contrato,
los planos y especificaciones, incluyendo todas las
modificaciones que se hagan en los documentos antes de la
ejecución.

b) El propietario, el Contratista y el Arquitecto son los


que se mencionan como tales en el convenio y se nombran en todos
los documentos en masculino y singular, y se escriben con
mayúscula.

c) La palabra subcontratista se emplea aquí solamente para


designar al que tenga un contrato directo con el Contratista,
incluyendo a los proveedores que suministran material fabricado
con arreglo a planos o especificaciones de la obra, pero no
comprende a los que vendan material corriente.

99
d) Se acusará recibo por escrito de la conformidad con el
material recibido, a la persona que lo haya suministrado, a un
miembro de la firma que lo haya enviado o a un empleado de la
misma. Si el material se recibe por correo certificado, se
acusará recibo dirigido a la última dirección conocida de la
casa proveedora.

e) La palabra obra del Contratista o subcontratista


comprende materiales o mano de obra o ambas cosas.

f) Todos los plazos marcados en los documentos del contrato


forman parte esencial del mismo.

g) la ejecución del contrato está sujeta a las leyes que


rijan en el lugar de emplazamiento del edificio.

Artículo 2. Ejecución. Objeto y correlación de documentos. Los


documentos del contrato los firmarán por duplicado el
Propietario y el Contratista. En el caso de que el propietario y
el Contratista dejen de firmar las condiciones generales, los
planos o las especificaciones, los identificará el Arquitecto.

Los documentos del contrato se complementan y lo que se


diga para uno se aplica a los demás. El objeto de los documentos
es reseñar todos los trabajos y materiales, equipo y transporte
que se necesitan para la buena ejecución de la obra.

Sin embargo, queda entendido que los materiales o trabajos


que no estén comprendidos en algún epígrafe, grupo, clase o
marca de las especificaciones o no puedan asimilarse a ellos, no
se suministrarán, a no ser que se indique otra cosa en los
planos. Los materiales o trabajos designados por un nombre de
significado técnico o comercial bien conocido, se entiende que
se refieren a dichos tipos.

Artículo 3. Dibujos de detalle e instrucciones. El Arquitecto


suministrará en un plazo razonable, por dibujos u otros medios,
las instrucciones complementarias que se necesiten para la buena
ejecución de la obra. Todos estos dibujos e instrucciones
estarán de acuerdo con los del contrato y razonablemente
derivados de los mismos.

La obra se ejecutará con arreglo a dichas instrucciones y


el Contratista no ejecutará los trabajos sin los planos e
instrucciones convenientes.

El contratista y el Arquitecto, si son requeridos para

100
ello, prepararán conjuntamente un programa, modificable de
tiempo en tiempo de acuerdo con los progresos de la obra,
fijando las fechas en que se deben suministrar los planos de
detalle, y el Arquitecto los proporcionará en las fechas
previstas en dicho programa. Análogamente, se preparará con las
fechas en que deben suministrarse los dibujos de taller, para
empezar la fabricación e instalación de los materiales y para la
terminación de las distintas partes de la obra.

Artículo 4. Suministro de Copias. El Arquitecto suministrará al


Contratista, libres de gastos, todas las copias de dibujos y
especificaciones que se necesiten razonablemente para la buena
ejecución de la obra, a no ser que se especifique otra cosa en
los documentos del contrato.

Artículo 5. Dibujos de Taller. El Contratista someterá a la


población del Arquitecto, con la prontitud suficiente para que
no se demore su trabajo ni el de ningún otro contratista, dos
copias de todos los dibujos de taller y montaje y los programas
necesarios para las obras de los diversos oficios, y el
arquitecto los cursará dentro de un plazo razonable. El
Contratista hará, en dichos dibujos, cualquier modificación que
considere conveniente el Arquitecto, guardando dos copias
corregidas y entregará además tantas de ellas como sean
necesarias. la aprobación por el Arquitecto de estos dibujos o
programas no releva al Contratista de su responsabilidad en
cuanto a las diferencias en la ejecución de los planos o
especificaciones, a no ser que llame la atención del Arquitecto,
por escrito, acerca de tales diferencias en el momento de
someterlas a su aprobación; ni tampoco le descarga de
responsabilidad en cuanto a los errores de cualquier especie que
haya podido cometer en los dibujos de taller y especificaciones.
Artículo 6. Dibujos y Especificaciones de la Obra. El
Contratista conservará una copia de todos los planos y
especificaciones de la obra, bien clasificados y dispuestos para
el examen del Arquitecto o su representante.

Artículo 7. propiedad de Dibujos y Modelos. Todos los planos,


especificaciones y copias que suministre el Arquitecto, son de
su propiedad. No pueden utilizarse para otras obras que no sea
la que es objeto del contrato y se le devolverán todos, a su
requerimiento, a la terminación de la obra, exceptuando el
contrato firmado. Todos los modelos quedan de propiedad del
propietario de la finca.

Artículo 8. Muestras. El Contratista proporcionará para su


aprobación todas las muestras que sean necesarias. La obra se

101
ejecutará de acuerdo con las muestras aprobadas.

Artículo 9. Materiales, Servicios auxiliares y empleos. a no ser


que se estipule otra cosa, el Contratista suministrará y pagará
todos los materiales, mano de obra, agua, herramientas, equipo,
luz energía, transporte y todo lo que se necesite para la
ejecución y terminación de la obra.

Si no se especifica otra cosa, todos los materiales serán


nuevos y tanto éstos como la mano de obra serán de buena
calidad. El Contratista probará, si es requerido para ello, la
clase y calidad de los materiales.

El Contratista conservará, en todo tiempo, el buen orden y


estricta disciplina entre sus empleados y no colocará en la obra
personal inadecuado o que carezca de la suficiente habilidad
para ejecutar en buenas condiciones el trabajo que se le asigne.

Artículo 10. Regalías y Patentes. El Contratista pagará todas


las regalías y honorarios por licencias. Defenderá todos los
pleitos y reclamaciones por infracción de derechos de patentes y
descargará de pérdidas derivadas de ellos al propietario,
excepto cuando éste sea responsable de tales pérdidas por
especificar algún producto o procedimiento especial, pero si el
Contratista tiene conocimiento de que el procedimiento o
material especificado constituye infracción a una patente será
responsable a no ser que notifique de ello al Arquitecto o al
Propietario, con toda urgencia.

Artículo 11. plano del terreno, licencias y reglamentos. El


Propietario suministrará todos los planos de terrenos, a no ser
que se especifique otra cosa. Serán de cuenta del Contratista
los permisos y licencias, de carácter temporal, que sean de la
incumbencia del Contratista. los permisos, licencias y
facilidades para estructuras definitivas o variaciones
permanentes serán de cuenta del propietario y obtenidos por él,
a no ser que se especifique otra cosa.

El Contratista viene obligado al cumplimiento de todas las


leyes, ordenanzas, reglas y reglamentos que se relacionen con la
obra tal como esté proyectada. Si el Contratista observase que
los planos y especificaciones no están de acuerdo con lo
estatuído, notificará inmediatamente al Arquitecto por escrito y
las modificaciones que haya que hacer se ajustarán a lo previsto
para esos casos en el contrato. Si el Contratista ejecuta algún
trabajo a sabiendas de que no se ajusta a las prescripciones de
leyes, ordenanzas, reglas y reglamentos y sin notificarle al

102
Arquitecto, serán de su cuenta todos los gastos que se ocasionen
por dicho motivo.

Artículo 12, protección de obras y fincas. El Contratista


dispondrá protección adecuada contra los daños que pudiesen
sobrevenir a la obra y protegerá las propiedades del Propietario
de los desperfectos o pérdidas que pudiesen derivarse de la
ejecución del contrato. Serán de su cuenta los daños,
desperfectos o pérdidas citados a no ser que provengan de
errores de los documentos del contrato o causados por agentes o
empleados del propietario. También está obligado a proteger las
propiedades colindantes según lo que esté previsto por la ley y
en los documentos del contrato. Procurará y conservará todos los
pasos, cercas, luces y otros elementos de protección que exijan
las autoridades o las condiciones locales.

En un caso de urgencia que pueda afectar la seguridad de


vidas, de la propiedad o de las colindantes, el Contratista
puede obrar según su leal saber y entender, sin ilustraciones ni
autorizaciones especiales del Arquitecto o del Propietario, para
evitar, en lo posible, desperfectos y pérdidas; y actuará y
actuará en la misma forma, sin previo aviso, en lo que tenga
autorización e instrucciones para ello. Las compensaciones que
reclame el Contratista en estos casos, se determinarán de común
acuerdo o por medio de un arbitraje.

Artículo 13. Inspección de la Obra. El Arquitecto y su


representante tendrán entrada libre en la obra en todo momento,
ya esté ésta en preparación o en construcción, y el Contratista
dará todas las facilidades necesarias para este acceso libre y
para la inspección.

Si las especificaciones, las ilustraciones del Arquitecto,


las leyes, ordenanzas o alguna autoridad exigiese que una obra
sufriese un ensayo o aprobación especial, el Contratista avisará
al Arquitecto, con tiempo, de estar preparado para la inspección
correspondiente, y si la inspección hubiera de hacerse por
alguna otra autoridad que no sea el Arquitecto, comunicara a
éste la fecha de tal inspección. Las visitas de inspección del
Arquitecto se harán inmediatamente y, si fuese posible, en las
fuentes de suministro. Si alguna obra se cubriese sin
aprobación o consentimiento del Arquitecto, el Contratista viene
obligado a descubrirla por su cuenta para su examen, a petición
del Arquitecto.

El examen de la obra cuya buena ejecución sea dudosa lo


decidirá el Arquitecto y, si así lo ordena, el Contratista tiene

103
que descubrirla para su inspección. Si la obra se viese que esta
hecha de acuerdo con los documentos del contrato, serán de
cuenta del propietario los gastos que se hayan ocasionado por el
descubrimiento y la inspección y los que se ocasionen al
cubrirla de nuevo. Pero si la ejecución de la obra no estuviera
de acuerdo con los documentos del contrato, todos los gastos
irán a cargo del Contratista, a no ser que demuestre que el
defecto de la obra fue causado por otro contratista, en cuyo
caso los gastos serán de cuenta del Propietario.

Artículo 14. Dirección; Vigilancia. El Contratista tendrá en la


obra, durante la construcción, un maestro de obras competente
con los ayudantes que necesite, a satisfacción del Arquitecto.
El maestro no se cambiará a no ser que lo consienta el
Arquitecto o que dicho maestro no satisfaga al Contratista y
deje de estar a su servicio. El maestro representará al
Contratista en su ausencia y todas las instrucciones que reciba
se considerarán como dadas directamente al Contratista. Las
instrucciones de importancia se confirmarán por escrito al
Contratista. Las demás instrucciones serán confirmadas
igualmente si se pide por escrito en cada caso dicha
confirmación.

El Contratista ejercerá una vigilancia eficaz en la obra,


con todo celo y atención. Hará un estudio cuidadoso de todos los
planos, especificaciones y demás instrucciones, y comunicará
inmediatamente al Arquitecto cualquier error, incompatibilidad u
omisión que vea, pero no será responsable de su existencia o
descubrimiento.

Artículo 15. Modificaciones en la Obra. El Propietario podrá,


sin invalidar el contrato, ordenar las obras extra o hacer
variaciones alterando, agregando o suprimiendo parte o partes de
la obra, modificando, en consecuencia, las cifras del contrato.
Tales obras se ejecutarán de acuerdo con las condiciones del
contrato primitivo y cualquier reclamación por prórroga de
tiempo, a consecuencia de las modificaciones, se ventilará al
ordenar estas últimas.

El Arquitecto, al dar sus instrucciones, está facultado


para hacer variaciones de poca importancia, que no lleven
consigo aumento de costo o incompatibilidad con la aplicación a
que se dedica el edificio, pero afuera de este caso y a no ser
en caso de peligro de la propiedad o las personas, no se hará
ninguna modificación sin orden escrita del Propietario,
autorizada con su firma por el Arquitecto, u orden escrita del
Arquitecto declarando que el Propietario autoriza las

104
variaciones u obras extra, y no tendrá validez ninguna
reclamación de aumento de las cifras del contrato sin el
requisito indicado.

El importe de una obra extra o modificación se determinará


por uno o varios de los procedimientos siguientes:

a) Cálculo y aceptación de una suma alzada.


b) Por precios unitarios, citados en el contrato o acordados
posteriormente.

Si no se pudiese llegar a un acuerdo por ninguno de los


tres procedimientos citados, el Contratista, si recibe una
orden en la forma que antes se ha dicho, procederá a la
ejecución de la obra. En este último caso, y también en el caso
c), el Contratista llevará y presentará, en la forma que lo
ordene el Arquitecto, una cuenta correcta del costo neto de la
mano de obra y materiales, adjuntando los comprobantes
correspondientes. En todo caso, el Arquitecto certificará la
cifra, incluyendo un tanto por ciento razonable para beneficio y
gastos generales del Contratista. En tanto que se fije el valor
de la obra, se harán anticipos a cuenta de las modificaciones,
mediante certificaciones del Arquitecto.

Artículo 16. Reclamaciones por costos extra. Si el Contratista


hace notar que algunas de las instrucciones o planos ocasionan
costos extra sobre los del contrato, lo comunicará por escrito
al Arquitecto, en un plazo razonable, después de recibir las
instrucciones en cuestión y, siempre, antes de empezar a
ejecutar la obra, excepto en caso de urgencia que envuelva
peligro de vidas o para la propiedad, y el procedimiento que se
seguirá en tales casos será el mismo del de modificaciones en la
obra. Ninguna reclamación de este género será válida de no
hacerla en la forma indicada.

Articulo 17. Deducción por obras deficientes. Si el Arquitecto o


el propietario no consideran conveniente reparar los
desperfectos o las obras no ejecutadas con arreglo al contrato,
se hará por ellos una deducción equitativa, tomando por base los
precios estipulados en el contrato.

Artículo 18. plazos y prórrogas. Si el Contratista se retrasase


en la obra por una actuación o negligencia cualquiera del
propietario o el Arquitecto, o de un empleado de alguno de ellos
o de algún otro contratista dependiente del Propietario, o bien
por cambios ordenados en la obra, huelgas, paros obreros, fuego,
demoras extraordinarias e imprevistas en los transportes u otras

105
causas inevitables o independientes de la voluntad del
Contratista, o bien por retrasos autorizados por el Arquitecto y
pendientes de su arbitraje o por cualquier causa que considere
justificada el Arquitecto, el plazo fijado para la terminación
de la obra se debe ampliar en un tiempo razonable en relación
con la causa, que puede decidir el Arquitecto.

No se concederá ninguna prórroga de esta clase por retrasos


que se hayan producido siete días antes de que se haya hecho la
reclamación escrita al Arquitecto. En el caso de una causa
continua de retraso, es suficiente con una sola reclamación.

Si no existe programa o convenio respecto a los plazos para


suministrar los planos, no ha lugar a reclamación por retrasos
debidos a este concepto, hasta después de transcurridas dos
semanas desde el momento de la petición y ni aun entonces, al
menos que dicha reclamación sea razonable.

Este artículo no excluye las indemnizaciones por daños,


debidos a retrasos, a una u otra de las partes que se convengan
en otras previsiones de los documentos del contrato.

Artículo 19. corrección de obras antes del pago final. El


Contratista retirará inmediatamente del terreno todos los
materiales que el Arquitecto califique de no conformes con el
contrato, ya estén o no incorporados a la obra, y los
reemplazará y volverá a ejecutar su obra, de acuerdo con el
contrato, libre de gastos para el Propietario; soportará además
los gastos de reparaciones de obras de otros contratistas que
hayan sufrido daños por dichas labores de retirada de materiales
o de renovación de obra.

Si el Contratista no retirase los materiales o no


deshiciese las obras descalificadas por el Arquitecto en un
plazo razonable, notificado por escrito, el Propietario puede
hacer la operación y almacenar el material, cargando los gastos
al Contratista. Si éste no abonase dichos gastos dentro de los
diez días siguientes, el Propietario podrá, en un plazo de diez
días contados desde la fecha en que lo notifique por escrito al
Contratista, vender los materiales citados en subasta o en venta
privada y reembolsarse los gastos más los que se les hubieran
ocasionado con la subasta o venta.

Artículo 20. Corrección de obras después del pago final. Ni el


certificado final, ni el pago último, ni ninguna cláusula del
contrato y sus documentos, revelan al Contratista de
responsabilidad por mano de obra o materiales defectuosos y,

106
amenos que se especifique expresamente otra cosa, viene a
subsanar los defectos por tales causas y los daños que ello haya
podido causar a otra obra, que se adviertan dentro del plazo de
un año, a partir de la fecha de la terminación material de la
obra. El Propietario notificará los defectos que observe con la
mayor diligencia posible. Las diferencias que surjan en la
interpretación de este artículo serán resueltas por el
arquitecto, actuando de árbitro.

Artículo 21. Derecho del Propietario para ejecutar obras. Si el


Contratista no hiciese las obras en forma conveniente o dejase
de cumplir alguna de las condiciones de este contrato, el
Propietario le notificará por escrito y después de transcurridos
tres días, a partir de la fecha de dicha notificación, tiene
derecho a suplir las deficiencias y deducir su costo de los
pagos al Contratista, sin perjuicio de cualquiera otra solución
que pueda haber, con la condición de que el Arquitecto esté
conforme con las obras que haga el propietario y con la suma que
cargue al Contratista por dichas obras.

Artículo 22. Derecho del propietario a rescindir contratos. Si


el Contratista se declarase en quiebra o hiciese una
consignación general en beneficio de sus acreedores, o se
nombrase un síndico o liquidador por insolvencia o dejase
insistente y repetidamente de suministrar mano de obra y
materiales en buenas condiciones, excepto en los casos de
prórroga previstos, o dejase de pagar a su tiempo a los
subcontratistas, proveedores u obreros, o dejase
persistentemente de cumplir leyes, ordenanzas o instrucciones
del Arquitecto, o violase condiciones esenciales del contrato,
el Propietario, previo certificado del Arquitecto de que existe
causa suficiente para justificar la acción, tiene derecho, sin
perjuicio de cualquier otro remedio o solución, a rescindir el
contrato con el Contratista, después de siete días de habérselo
notificado por escrito, y a tomar posesión de la propiedad y
todos los materiales, herramientas y equipos y a terminar la
obra por el procedimiento que estime conveniente; en este caso,
el Contratista no tiene derecho a percibir posteriormente
ninguna cantidad hasta la terminación de la obra. Si el saldo
impagado del precio contratado fuese mayor que los gastos de
terminación de la obra, incluyendo, los adicionales de dirección
y administración, se pagará el sobrante al Contratista, y si
dichos gastos excedieran de aquel saldo, el Contratista
resultará deudor por la diferencia, que deberá abonar al
Propietario. Los gastos ocasionados al propietario por estas
operaciones y los perjuicios producidos por falta del
Contratista los certificará el Arquitecto.

107
Artículo 23. Derecho del Contratista a parar las obras o a
rescindir contratos. Si hubiese que parar la obra, por orden de
algún tribunal o autoridad oficial, por un período de tres meses
y la culpa no fuese del Contratista ni de ningún empleado suyo,
o si el Arquitecto dejase de expedir algún certificado de pago
dentro de los siete días posteriores a la fecha debida, o si el
Propietario dejase de pagar al Contratista, dentro de los siete
días de su vencimiento y presentación, cualquier cantidad
certificada por el Arquitecto o fallada por los árbitros, el
Contratista tendrá derecho a parar la obra o rescindir el
contrato después de notificarle por escrito al Propietario y al
Arquitecto con siete días de anticipación. En este caso, el
Contratista tiene derecho a que se le liquide el importe de la
obra ejecutada, así como las pérdidas sufridas por dicha causa
en sus instalaciones y materiales mas un beneficio y una
indemnización por perjuicios razonables.

Articulo 24. Solicitudes para los pagos. El Contratista someterá


a la probación del Arquitecto una solicitud por cada pago y, si
se le exigiese, presentará los recibos y los otros comprobantes
de sus pagos por materiales y pago de obra, así como los de los
pagos a los subcontratistas, con arreglo al artículo 37.

si los pagos se hacen por valoración de obra hecha, el


Contratista presentará su solicitud al Arquitecto por lo menos
diez días antes de que deba efectuarse cada pago y, si fuese
requerido para ello, entregará al Arquitecto, antes de la
primera solicitud, una relación de los importes de las distintas
partes de la obra, incluyendo sus cantidades, que dan la suma
total del contrato, distribuyéndolos de modo que faciliten los
pagos a los subcontratistas, de acuerdo con el artículo 37 e),
todo ello dispuesto en tal forma que el Contratista y el
Arquitecto puedan ponerse de acuerdo, y, si se le exigiese,
justificará dicha relación con los comprobantes que estime el
Arquitecto. Una vez aprobada esta relación por el Arquitecto, se
utilizará como base para las certificaciones de pagos, a no ser
que se encuentre en ella algún error. Al solicitar los pagos, el
Contratista deberá someter a la aprobación del Arquitecto un
detalle basado en la relación citada, y, si se le pide, lo
dividirá en partidas y presentará los comprobantes y datos que
exija el Arquitecto, justificando su derecho al pago reclamado.

Si los pagos se hacen a cuenta de materiales recibidos y


almacenados convenientemente en el lugar de trabajo, pero no
colocados en obras, ellos serán condicionados, a requerimiento
del Arquitecto, a la aportación por el Contratista de facturas

108
de venta u otros medios que establezcan el derecho de propiedad
de dichos materiales, o que protejan adecuadamente los intereses
del propietario.

Artículo 25. Certificados de pagos. Si el Contratista ha hecho


su solicitud según el artículo anterior, el Arquitecto le
expedirá, antes de la fecha del pago, un certificado de la
cantidad que haya estimado que efectivamente se le debe.

Ningún certificado expedido, ni pago hecho al Contratista,


ni la utilización u ocupación del todo o parte de la obra por el
Propietario, representan aceptación de obra o materiales que no
estén de acuerdo con lo estipulado en el contrato. El
cumplimiento y la aceptación del pago final lleva consigo la
renuncia de toda reclamación por parte del propietario, a no ser
las que procedan de Retenciones sin liquidar, obras defectuosas
que aparezcan después del pago final o de requisitos de las
especificaciones; y la renuncia de todas las reclamaciones del
Contratista, excepto las hechas con anterioridad, que estén
todavía pendientes.

si el propietario deja de pagar alguna suma consignada en


certificados del Arquitecto o en fallos de árbitros, después de
hecha la reclamación en el momento oportuno, el Contratista
tiene derecho a percibir además de la suma consignada en el
certificado, el interés legal vigente en el sitio en que esté
emplazada la obra.

Artículo 26. Pagos retenidos. El Arquitecto puede retener o, si


se evidencian después las sospechas, anular el todo o parte de
la cantidad consignada en un certificado, en la cuantía que sea
necesaria para proteger al Propietario de pérdidas por causa de:

a) Obra defectuosa sin reparar.


b) Reclamaciones registradas o evidencia razonable de que hay
probabilidad de que surjan reclamaciones.

c) Falta de pago por parte del Contratista a los subcontratistas


o por materiales o mano de obra.

d) Duda fundada de que pueda terminarse el contrato con el saldo


aun no pagado.

e) Daños a otro contratista.

Una vez zanjados los motivos citados, se harán los pagos


por las cantidades retenidas por dichos motivos.

109
Artículo 27. Seguro de responsabilidad del Contratista. El
Contratista mantendrá este seguro, para protegerse de
reclamaciones de indemnización de los obreros y de cualesquiera
otras por daños o accidentes, incluso de muerte, que puedan
derivarse de la ejecución de las operaciones previstas en el
contrato, ya sea que el Contratista las ejecute personalmente
por medio de algún subcontratista o de alguien directa o
indirectamente empleado por uno u otro. Los certificados de este
seguro serán presentados al Propietario, si éste así lo desea, y
están sujetos a su aprobación sobre la protección adecuada.
Artículo 28. Seguro de responsabilidad del Propietario. El
Propietario puede mantener, a voluntad, un seguro para cubrir su
responsabilidad por daños a personas, incluyendo la muerte, por
operaciones que sean consecuencia del contrato.

Artículo 29. Seguro de Incendios. El Propietario hará y


mantendrá un seguro de incendios sobre toda la estructura de la
obra y sobre todos los materiales para ser empleados en ella,
situados en la misma o en su proximidad, por un 80%, por lo
menos, del valor asegurable. La indemnización por daños, si los
hubiera, se ajustará con el Propietario y se abonará a él, como
depositario de aquellos a quienes concierna.

Todas las pólizas estarán a disposición del Contratista


para su examen. Si el dueño no se las enseñara a su
requerimiento o dejase de pagar las primas y mantener vigente el
seguro, el Contratista tiene derecho a hacer el seguro y cargar
su costo al Propietario. Si el Contratista sufre daños por falta
del Propietario en mantener vigente el seguro de incendios, se
resarcirá del perjuicio con arreglo a lo estipulado en el
contrato para cubrir sus perjuicios.

Si el propietario, como depositario, es requerido por


escrito por alguna parte interesada en el caso en que se
produzcan pérdidas, constituirá fianza para el cumplimiento de
sus obligaciones por este concepto. Depositará la cantidad que
reciba por daños de la compañía aseguradora en cuenta separada
del resto de sus fondos y la distribuirá entre las partes
interesadas, de acuerdo con ellas o según el fallo de árbitros,
nombrados uno por el Propietario y otro mancomunadamente por las
otras partes interesadas, si no se estipula en el contrato algún
otro procedimiento para arbitraje. si después de sufrir las
pérdidas no se llega a un acuerdo, se repararán los daños en la
obra con arreglo a lo estipulado para modificaciones en ella.

El depositario tendrá poder para tratar y zanjar

110
indemnizaciones por daños con los aseguradores, a no ser que uno
de los contratistas interesados escriba antes de transcurridos
tres días laborables, a partir de la fecha del siniestro,
oponiéndose, y en tal caso se empleará el procedimiento de
arbitraje, como queda indicado antes. Entonces, los depositarios
o síndicos harán el acuerdo con los aseguradores bajo la
dirección de los árbitros, que pueden también, si así fuere
necesario, decidir la distribución de la indemnización.

Artículo 30. Fianzas de garantía. El Propietario tendrá derecho,


antes de firmar el contrato, a requerir al Contratista para que
constituya garantía de cumplimiento del contrato y pago de las
responsabilidades que se deriven del mismo, en la forma que
indique el Propietario y con las seguridades que exija. Si se
exige la garantía en las condiciones del concurso y antes de su
adjudicación, las primas e intereses serán de cuenta del
Contratista, pero si el Propietario exige la garantía después,
las primas e intereses serán de cuenta de este último.

Artículo 31. Daños. Si alguna de las partes contratantes


experimenta daños de cualquier clase por mala acción o
negligencia de la otra, tendrá derecho a que dicha otra parte le
indemnice por dicho concepto.

las reclamaciones por este concepto se harán por escrito a


la parte responsable, dentro de un plazo razonable a partir de
la observación de los daños causados y, en todo caso, antes del
pago final, excepto si expresamente existen otras
estipulaciones, referentes a obras o materiales defectuosos, de
que deban arreglarse de común acuerdo o mediante arbitraje.

Artículo 32. Embargos Preventivos. no constituirá deuda, ni el


pago final, ni ninguna cantidad retenida, en tanto que el
Contratista, si se le requiere para ello, no presente al
Propietario una liberación completa de todos los embargos
preventivos derivados del contrato, o recibos detallados en
lugar de ello, y si se le exigiera en uno u otro caso, una
declaración escrita de que todo lo que tiene conocimiento y de
sus informaciones, la liberación y los recibos comprenden todo
el material y la mano de obra que pudieran ser objeto de un
embargo preventivo; pero si algún subcontratista deja de
suministrar al Contratista los documentos comprobantes citados,
el Contratista podrá constituir una garantía para proteger el
Propietario contra obligaciones posibles. Si queda en pie algún
embargo preventivo después del pago final, el; Contratista
reintegrará al Propietario todo el efectivo que éste pueda ser
obligado a pagar para liberarse incluyendo todos los pagos y los

111
honorarios razonables del abogado.

Articulo 33. Transferencias del Contrato. Ninguna de las partes


contratantes traspasará ni subcontratará el contrato en su
conjunto sin conformidad expresa por escrito de la otra, ni el
Contratista transferirá el efectivo que se le deba o que se le
pueda deber, sin previo consentimiento expreso, por escrito, del
Propietario.

Artículo 34. Responsabilidad mutua de los contratistas. Si el


Contratista causa daño a otro contratista en sus obras, después
de notificado, viene obligado a arreglar el asunto de común
acuerdo con la parte perjudicada o por medio de arbitraje. Si el
Contratista perjudicado demanda judicialmente al Propietario,
alegando haber sufrido daños de tal tipo, el Propietario
notificará al Contratista quien le defenderá en el juicio por
cuenta de aquél; pero si el fallo fuese condenadotorio para el
Propietario, el Contratista responsable abonará lo que resulta y
todos los gastos ocasionados al Propietario.

Artículo 35. Contratos por Separado. El Propietario se reserva


el derecho de celebrar otros contratos, relacionados con la
misma obra. El Contratista dará facilidades razonables a los
otros contratistas para la introducción y almacenaje de
materiales y para la ejecución de su obra, conectando y
coordinando su labor con la de los otros contratistas.

Si alguna parte de la obra del Contratista depende, para su


ejecución correcta de la labor de otro contratista, el primero
inspeccionará dicha labor y comunicará al Arquitecto los
defectos que observe en ella y que puedan influir en la buena
ejecución de la suya. El hecho de no inspeccionar y comunicar
dichos defectos constituye una aceptación de la obra del otro
contratista como buena y sin influencia en la ejecución de la
suya, excepto en el caso de que los defectos en la obra del otro
contratista no se aprecien hasta después de la ejecución de la
suya.

Con el objeto de que la obra posterior del Contratista


pueda realizarse en buenas condiciones, éste medirá la obra ya
ejecutada e inmediatamente comunicará al Arquitecto cualquier
discrepancia que note entre la obra hecha y los planos.

Artículo 36. Subcontratos. El Contratista notificará al


Arquitecto por escrito, tan pronto como le sea posible después
de la firma del contrato, los nombres de los subcontratistas que
propone para las distintas partes principales de la obra y para

112
tantas otra como el Arquitecto pueda pedirle y no empleará a
ninguno que rechace éste, dentro de un plazo razonable, como
incompetente o inepto.

Si el Contratista somete a aprobación, antes de la firma


del contrato, una lista de subcontratistas y el dueño exige, por
escrito, el cambio de algunos de ellos después de la firma del
contrato, se aumentará o disminuirá el precio marcado en el
contrato, por la diferencia del costo que ocasione el cambio.

A requerimiento de un subcontratista, el Arquitecto


mostrará al mismo, siempre que sea posible, la exactitud de las
cantidades consignadas en las certificaciones que se refieran a
dicho subcontratista.

El Contratista conviene en que es completamente responsable


ante el Propietario por todos los actos u omisiones de sus
subcontratistas y de todas las personas directa o indirectamente
empleadas por ellos, en la misma forma que lo es por los actos y
omisiones de las empleadas directamente por él.

Nada de lo contenido en los documentos del contrato creará


ninguna relación contractual entre cualquier subcontratista y el
Propietario.

Artículo 37. Relaciones entre el Contratista y el


Subcontratista. El Contratista conviene en que está ligado a
todos los subcontratistas y en que estos se someterán a todos
los términos del convenio, de las condiciones generales y a los
planos y las especificaciones en lo que sean aplicables a sus
obras, incluyendo las siguientes cláusulas de este artículo, a
no ser que se especifique lo contrario, por escrito, en un
subcontrato aprobado por el Propietario o el Arquitecto. Esto no
es aplicable a los pequeños subcontratos.

El subcontratista esta conforme en:

a) El estar ligado al Contratista, con arreglo a las condiciones


del convenio, las generales, los planos y las especificaciones,
y asume, con respecto a él, todas las obligaciones y
responsabilidades que tiene él con el Propietario en relación
con dichos documentos.
b) Presentar a la aprobación del Contratista sus solicitudes de
pagos, con tiempo suficiente para que él pueda preparar las
suyas, con arreglo al artículo 24 de las condiciones generales.

c) Hacer al Contratista todas las reclamaciones por extras,

113
prórrogas de tiempo y daños por retrasos u otros conceptos, en
la misma forma prevista en las condiciones generales para
reclamaciones análogas del Contratista al Propietario, con la
diferencia de que el plazo para reclamaciones de costos extra es
de una semana.

El Contratista está conforme en:

d) Subrogase, con respecto al subcontratista, de todas las


obligaciones que el Propietario tiene con él, con arreglo al
convenio, condiciones generales, planos y especificaciones y en
todas las disposiciones del Propietario, relacionadas con estos
documentos, de las que resulten reparaciones o rectificación

para el Contratista.

e) Pagar al subcontratista, previo certificado, si está con


arreglo al detalle descrito en el artículo 24 de las condiciones
generales, las cantidades percibidas por el Contratista por
cuenta de las obras del subcontratista.

f) Pagar al subcontratista, previo certificado , si no está


extendido como en e) proporción con la obra ejecutada por él,
que la cantidad total certificada al contratista guarda con el
valor de la obra realizada por él.

g) Pagar al subcontratista en la cuantía que pueda estar


prevista en los documentos del contrato o en el subcontrato, si
alguno de estos documentos fija una forma de pago distinta de la
e) o f).

h) Pagar al subcontratista, a su demanda, por las obras o


materiales ejecutadas o situados en el lugar de trabajo, menos
el porcentaje retenido, en el momento en que debiera ser
extendido el certificado, aunque el Arquitecto no lo hubiera
emitido por alguna causa que no fuera culpa del subcontratista.

j) Pagar al subcontratista la proporción correspondiente y


equitativa que el Contratista reciba como indemnización, de la
compañía aseguradora de incendios, con arreglo al artículo 29 de
las condiciones generales.

k) no hacer ninguna demanda por daños liquidados o penalidades


por retrasos por sumas mayores de las previstas específicamente
en el subcontrato.

l) Que ninguna reclamación por servicios prestados o material

114
suministrado al subcontratista será válida, si no notifica este
último por escrito, durante los primeros diez días del mes
siguiente a aquel en que se origine la reclamación.

m) Dar al subcontratista la oportunidad para estar presente y


someter pruebas en cualquier arbitraje relacionado con sus
derechos.

n) Nombrar como árbitro, con arreglo a las condiciones


generales, a la persona que designe el subcontratista, si la
única causa de las diferencias surgidas fuese por la labor, los
materiales o los derechos u obligaciones del subcontratista; o
si se trata de dos o más subcontratistas, nombrar para el fin
citado a la persona que los subcontratistas designen de común
acuerdo.

El Contratista y el subcontratista están conformes en que:

o) En casos de arbitraje, sus derechos, obligaciones y


procedimientos serán análogos a los previstos en este contrato.

Lo dispuesto en este artículo no crea al Propietario


ninguna obligación de pagar ni presenciar el pago de ninguna
suma a ningún subcontratista.

Artículo 38. Obligaciones del Arquitecto. Es de cargo del


Arquitecto la dirección y vigilancia general de la obra. Se
considera como representante del Propietario solo en los casos
previstos en los documentos del contrato y en los especiales en
que sea autorizado por él, y en éstos mostrará al Contratista,
cuando éste le requiera para ello, la autorización escrita. El
Arquitecto está facultado para parar la obra cuando lo considere
necesario para el debido cumplimiento del contrato.

Como el Arquitecto es en primera instancia el que ha de


interpretar las condiciones del contrato y juzgar de su
cumplimiento, no debe inclinarse de parte del Contratista ni del
Propietario, sino usar las facultades que le concede el
contrato, para hacerlo cumplir debidamente a ambos.

En el caso de que el Arquitecto cese en sus funciones, el


propietario nombrará otro Arquitecto competente y acreditado con
las mismas facultades que el saliente.

Artículo 39. Decisiones del Arquitecto. El Arquitecto adoptará,


en un plazo razonable, decisiones acerca de las reclamaciones
del Propietario o el Contratista y sobre cualquier otro asunto

115
relacionado con la ejecución y progreso de la obra e
interpretación de los documentos del contrato.

Las decisiones del Arquitecto, en materia artística, serán


definitivas, si están dentro de lo expuesto en los documentos
del contrato.

Excepto en este último punto o en lo que esté expresamente


previsto en los documentos del contrato, las decisiones del
Arquitecto están sujetas a arbitraje.

Artículo 40. Arbitraje. Todas las cuestiones de este contrato


sujetas a arbitraje se someterán al mismo a petición de una de
las partes que intervengan en la disputa.

El Contratista no retrasará las obras mientras se trámite


un arbitraje, como no sea con el consentimiento del Propietario.
La demanda de arbitraje se registrará por escrito ante el
Arquitecto, en el caso de que se apele a su decisión en el
término de diez días de su recepción y, en otro caso, en un
plazo razonable a partir de la causa de ella, pero en ningún
caso después del pago final, a no ser que expresamente se
estipule otra cosa en el contrato.

Si el Arquitecto no pronuncia su fallo en su plazo


razonable, se puede solicitar un arbitraje como si su decisión
hubiera sido contraria a la parte apelante.

No podrá ser árbitro nadie que directa o indirectamente


esté interesado en el contrato o en negocios del Propietario,
Contratista o Arquitecto.

A no ser que esté expresamente prevista otra cosa en los


reglamentos o leyes reguladores, las partes pueden, de común
acuerdo, nombrar un solo árbitro, y de no ser así, se nombrarán
tres árbitros, dos de ellos nombrados por cada una de las partes
del contrato, que comunicarán por escrito a la otra parte y al
Arquitecto y el tercero elegido por los dos árbitros nombrados;
o si no se ponen de acuerdo para ello en un plazo de quince
días, será nombrado por quien oficie de presidente de la
Asociación o Colegio de abogados de la localidad más próxima a
la en que se ejecuta la obra. Si la parte que demanda el
arbitraje o nombra un árbitro en el término de diez días,
caducará su derecho al arbitraje. Si la otra parte tampoco
nombra el árbitro en el citado término de diez días, entonces lo
nombrará el Presidente indicado. Si las partes dejaran de
suministrar a los árbitros la documentación e información que

116
pudiesen por escrito, éstos quedan en libertad por ambas partes
para proceder de oficio.

Si solamente hay un árbitro, su decisión será ejecutiva y


para que lo sea en el caso de tres árbitros, es preciso que haya
sido tomada por dos cualesquiera de ellos. La decisión de los
árbitros constituye una condición previa para cualquier derecho
o acción legal y, en el caso de que la ley lo admita, se puede
presentar a los tribunales para que cause estado legal.

Los árbitros, si consideran que el caso lo exige, están


autorizados para sentenciar contra la parte reclamada las sumas
que juzguen adecuadas al caso, los gastos y las costas por
incidentes de la apelación, etc., y, si la apelación se ve que
no se funda en un motivo razonable, para exigir indemnizaciones
por demora. Los árbitros fijarán sus honorarios, a no se que se
estipule otra cosa de acuerdo, y se les compensará de los gastos
que ocasione el arbitraje por una o ambas partes.

El fallo de los árbitros se dará por escrito y no está


sujeto a objeciones a no ser que esté expresamente prevista otra
cosa en los reglamentos reguladores.

En el caso de que dichos reglamentos estipulen otro


procedimiento distinto del de este artículo para alguna de las
partes contenidas en él, el que se siga en el arbitraje y el
efecto del fallo, estarán de acuerdo con dichas previsiones, que
indiquen el principio de la acción a seguir, permitiendo que su
aplicación local se adapte a los requerimientos legales de la
jurisdicción con autoridad sobre el arbitraje.

Artículo 41. Asignaciones en efectivo. El Contratista incluirá


en el contrato la suma de todas las asignaciones que se citen en
los documentos del contrato e indicará que la obra comprendida
en ellas se hará por tales contratistas y tales sumas como el
Arquitecto indique, ajustando la suma total o importe del
contrato de conformidad con ello. El Contratista declara que la
suma total del contrato incluye tales sumas para gastos y
beneficios a cuenta de asignaciones en efectivo que estima
razonables. No se harán demandas por gastos o beneficios que no
estén incluidas en la suma total del contrato. Al Contratista no
se puede obligar a dar empleo a ninguna persona contra la que
tenga alguna objeción razonable.

Artículo 42. utilización de la Propiedad. El Contratista pondrá


sus equipos, almacenará sus materiales y moverá sus operarios
dentro de los límites que marquen las leyes, ordenanzas,

117
permisos o disposiciones del Arquitecto y no obstaculizará el
terreno o propiedad, sin motivo justificado, con sus
herramientas y materiales.

El Contratista no cargará ni permitirá que se cargue


ninguna parte de la estructura con pesos que pongan en peligro
la seguridad de la misma.

El Contratista seguirá las instrucciones del Arquitecto


relacionadas con señales, avisos, fuegos y humos.

Artículo 43. Cortes, ajustes y excavaciones. El Contratista hará


todos los cortes, ajustes o enlaces de su obra que sean
necesarios para que sus diversas partes se unan adecuadamente y
la ajustará para recibir o ser recibida por obras de otro
contratista, indicadas en los planos y especificaciones de la
estructura y siguiendo las instrucciones del Arquitecto.

El gasto que se origine por obras defectuosas o detenciones


en el trabajo será de cuenta de la parte responsable.

El Contratista no pondrá en peligro ninguna obra por


cortes, excavaciones u otras causas y no cortará ni alterará la
obra de ningún otro contratista, sin autorización del Arquitecto.

Artículo 44. Limpieza. El Contratista conservará en todo tiempo


el terreno libre de acumulación de desperdicios de materiales o
basura producidos por sus empleados o por obra, y a la
terminación de esta última, retirará todos los restos,
herramientas, andamios, y materiales sobrantes del edificio y
sus proximidades, y barrerá la obra o hará otra operación
equivalente a no ser que se especifique detalladamente otra
cosa. En caso de disputa, el Propietario hará la limpieza de la
obra y cargará el costo de la misma a los distintos
contratistas, en las proporciones que determine el Arquitecto.

118
4. MODELO TIPO DE CONVENIO ENTRE EL CONTRATISTA Y EL
PROPIETARIO, PARA LA CONSTRUCCIÓN DE EDIFICIOS.

PUBLICADO POR THE AMERICAN INSTITUTE OF ARCHITECTS PARA LOS


CASOS EN QUE LA BASE PARA EL PAGO SEA UNA SUMA ESTIPULADA O
TANTO ALZADO.

ESTE CONVENIO se hizo el día de


de mil novecientos entre , que se
llamará en este convenio el Contratista, y , que
se conocerá por el Propietario.
ATESTIGUAMOS que el Contratista y el Propietario, en virtud de
las consideraciones que se detallan, hemos convenido lo
siguiente:

Artículo 1. Comprendido en la obra. El Contratista suministrará


todos los materiales y ejecutará todas las obras que se detallan
en los planos y se describen en las especificaciones que llevan
por título (aquí se transcribe el
encabezamiento descriptivo de la obra empleado en los planos y
otros documentos del contrato), originales de
actuando como Arquitecto, y designado así en los documentos de
contrato; y cumplirá en todo lo exigido en este convenio, en las
condiciones generales del contrato, en las especificaciones y en
los planos.

Artículo 2. plazo para la terminación de la obra. La obra de


cuya ejecución se ocupa este contrato se empezará
y estará materialmente terminada (aquí
se inserta la estipulación para la indemnización de daños, si
hubiera) (líneas en
blanco) .

Artículo 3. Importe del Contrato. El Propietario pagará al


Contratista por el cumplimiento del contrato, sujeto a adiciones
y deducciones que se estipulen, en dinero efectivo y de curso
corriente, las cantidades siguientes:
(líneas en blanco) .

119
Si las cantidades convenidas cambiasen en tales
proporciones que la aplicación de los precios unitarios
acordados a la cantidad de obra hecha causase perjuicio al
Propietario o al Contratista, se harán las modificaciones
equitativas necesarias para evitar tales perjuicios.

Artículo 4. Pagos a cuenta. El Propietario hará al Contratista


pagos a cuenta, en la forma siguiente:

En o alrededor del día de cada mes


por ciento del valor, tomando como base los precios fijados en
el contrato, por la mano de obra y materiales empleados en la
obra y los materiales convenientemente almacenados en el lugar
de ella, hasta el día de dicho mes, según
la liquidación del Arquitecto, menos la suma de los pagos
anteriores; y cuando la obra total esté materialmente terminada,
una suma suficiente para completar los pagos totales hasta
por ciento del precio del contrato (aquí se inserta
la estipulación que se haga para limitar o reducir la cantidad
retenida después que la obra llega a un cierto grado de
terminación) (líneas en blanco)
Artículo 5. Recepción de la obra y pago final. El pago
final se hará días después de la terminación material
de la obra con la condición de que ésta esté entonces
completamente acabada y el contrato cumplido en todas sus partes.

Al recibir notificación por escrito de que la obra está


lista para la inspección final y la entrega, el Arquitecto la
inspeccionará en seguida y, si la encontrase aceptable con
arreglo al contrato y éste cumplido, expedirá y firmará la
certificación o liquidación final, haciendo constar que se ha
terminado la obra objeto del contrato y que la acepta en los
términos y condiciones convenidos y que se debe pagar al
Contratista su saldo final que el Arquitecto hará constar en el
certificado.

Antes de que el Arquitecto extienda el certificado final,


el Contratista está obligado a probar satisfactoriamente al
primero que ha hecho todos los pagos de nóminas, facturas de
materiales y demás deudas relacionadas con la obra.

Si después de haberse terminado materialmente la obra, se


demorase la terminación de detalles y esto no fuese culpa del
Contratista y así lo certificase el Arquitecto, el Propietario,
previo certificado del Arquitecto y antes de la terminación
total del contrato, pagará al Contratista el saldo de su
liquidación por la parte de obra completamente terminada y

120
aceptada. Este pago se hará en los mismos términos y condiciones
que están convenidos para el pago final, pero no lleva consigo
la renuncia a reclamaciones.

Artículo 6. Documentos del contrato. Las condiciones generales


del contrato, las especificaciones, los planos y este convenio
constituyen el contrato y forman un todo único como si
estuviesen unidos a dicho convenio o reproducidos en él. A
continuación se enumeran las especificaciones y planos:
(Página en blanco)
Y PARA QUE CONSTE, las partes firman este convenio en la fecha
citada al principio del mismo.

5. CONCURSOS

Objeto. El objeto de un concurso es permitir al Propietario


elegir los proyectos de distintos autores, y el efecto del
concurso es que despierta la emulación entre los arquitectos que
de este modo se inspiran para producir buenos proyectos.

Con el objeto de estimular a los concursantes para producir


lo mejor de que sean capaces, es conveniente establecer un
convenio entre el propietario y los concursantes que interese a
éstos.

Los concursantes deben observar las reglas del Reglamento


de concursos del AMERICAN Institute of Architects. El Instituto
no da su aprobación a ningún programa que no cumpla con las
siguientes condiciones esenciales:

a) Que haya un asesor técnico.

b) Que haya jurado de tres miembros por lo menos y que uno


de ellos sea Arquitecto que ejerza su profesión.
c) Que en las condiciones del concurso estén incluidos el
convenio y condiciones del contrato entre el propietario
y el arquitecto de uso y costumbre en las construcciones.

121