Вы находитесь на странице: 1из 4
Universidad Nacional del Santa Facultad de Ingeniera E.A.P de Ingeniería Agroindustrial Nutrición Y Planificación ALIMENTACIÓN Y

Universidad Nacional del Santa Facultad de Ingeniera E.A.P de Ingeniería Agroindustrial

Nutrición Y Planificación

ALIMENTACIÓN Y EDUCACIÓN NUTRICIONAL EN LA ADOLESCENCIA

Universidad Nacional del Santa Facultad de Ingeniera E.A.P de Ingeniería Agroindustrial Nutrición Y Planificación ALIMENTACIÓN Y

DOCENTE:

Dra. AGUIRRE ELZA

ALUMNA:

CRUZ PEREZ ROSARIO

Universidad Nacional del Santa Facultad de Ingeniera E.A.P de Ingeniería Agroindustrial Nutrición Y Planificación ALIMENTACIÓN Y

ALIMENTACIÓN Y EDUCACIÓN NUTRICIONAL EN LA ADOLESCENCIA

  • Resumen La adolescencia puede ser una de las etapas más complejas para el ser humano, debido a los cambios fisiológicos, psicológicos, intelectuales y sociológicos que tienen lugar durante la misma. Este periodo comienza alrededor de los doce años para las niñas y de los catorce para los niños. Debido a los cambios físicos y psíquicos presentes en estas edades las necesidades nutricionales cobran gran importancia, al incidir directamente en el crecimiento y en la maduración sexual. A pesar de que durante la adolescencia ambos sexos presentan similitudes, al hablar de nutrición es indispensable tener en cuenta que la dieta se tiene que ajustar de manera individual, de acuerdo con la talla, el estado nutritivo y la velocidad de crecimiento.

    • nutrientes indispensables en la adolescencia La guía Alimentación y Dietoterapia, de Pilar Cervera, Jaume Clapés y Rita Rigolfas indica qué necesidades nutricionales aumentan en esta etapa:

      • Las proteínas: sintetizan nuevos tejidos y estructuras del organismo.

      • Las vitaminas: intervienen en los procesos metabólicos, muy activos durante la adolescencia.

      • Los minerales: al igual que las vitaminas, intervienen en el funcionamiento correcto de los sistemas enzimáticos.

      • El calcio: este macroelemento mineral debe aumentar hasta los 1.200 o 1.300 mg diarios durante la adolescencia, al ser importante para el desarrollo del esqueleto. Si el adolescente es reacio al consumo de leches o equivalentes, puede completar esta necesidad con los frutos secos, como fuente alternativa del calcio.

      • El hierro: es necesario durante la adolescencia debido al incremento en el volumen sanguíneo que tiene lugar en estas edades. En las chicas, el consumo de hierro cobra gran importancia debido a la pérdida del mismo en la menstruación.

      • El zinc: se puede encontrar en una dieta que aporte alimentos de origen vegetal o en las semillas de los vegetales.

      • Buena hidratación: el consumo de líquidos ya sean zumos, lácteos o agua es imprescindible durante este periodo para la buena realización de los procesos biológicos

  • alimentación variada durante esta etapa el organismo necesita 40 nutrientes diferentes para mantenerse sano. Ningún alimento contiene todos dentro de su composición, de modo que no conviene comer siempre lo mismo de modo que se debe inculcar a los adolescentes la posibilidad de disfrutar de nuevos alimentos para dar a su dieta mayor variedad.

Regularmente el cuerpo del adolescente necesita disponer de energía en cada instante del mismo modo que es necesario inculcar en nuestros jóvenes que al levantarse, después de pasar toda la noche sin comer, su nivel de energía está muy bajo de modo que conviene hacer un buen desayuno. Durante el día, si sólo se realizan ingestas a la hora de la comida y de la cena, su organismo pasará también demasiadas horas sin recibir aportes energéticos. Hay que aprovechar el recreo de media mañana para comer algo (un pequeño bocadillo, fruta, yogurt y no dejar de merendar por la tarde.

  • Factores de riesgo nutricional

Entre los factores de riesgo nutricional de los adolescentes hay que considerar el incremento de

sus necesidades producidas por sus cambios biológicos. Por ello requieren importantes cantidades de macro y micronutrientes, que están en relación con su estadio de desarrollo.

En cuanto a factores de riesgo de carácter sociocultural, hay que destacar el aumento del poder adquisitivo, la omisión de alguna comida generalmente el desayuno, la proliferación de establecimientos de fast food que repercute sobre el incremento de su consumo, el aumento del consumo de snack y bebidas refrescantes, el consumo de alcohol (calorías vacías), las dietas erráticas y caprichosas, la dieta familiar inadecuada y la realización de un mayor número de comidas fuera de la casa por motivos de estudio o laborales. Existen otras situaciones que también constituyen un factor de riesgo nutricional como enfermedades crónicas, embarazo, actividad deportiva, medicación y abuso de drogas.

  • Aportes de una alimentación juvenil

Para conseguir los aportes energéticos necesarios, así como la ingesta adecuada y proporcionada de los diferentes nutrientes, se indican a continuación las ingestas recomendadas de nutrientes, añadiendo entre paréntesis algunos ejemplos con la cantidad equivalente de cada ración:

Ingesta diaria de:

2-4 raciones de leche o derivados (1 vaso de leche, 2 yogures)

4-6 raciones de pan, pasta, cereales, arroz, patatas (3 rebanadas pan, un plato de arroz)

Al menos 2 raciones de verduras y hortalizas (1 plato verduras, 1 plato ensalada)

Al menos 3 raciones de fruta ( 1 pieza mediana, una taza de cerezas)

3-6 raciones de aceite de oliva (1 cuchara sopera)

4-8 raciones de agua (1 vaso de agua)

Además, es preciso la ingesta semanal de:

2-4 raciones de legumbres (1 plato normal)

3-7 raciones de frutos secos (30 gramos)

3-4 raciones de pescado (1 filete)

3-4 raciones de carne magra (1 filete, un cuarto de pollo)

3-4 huevos

Un uso ocasional y moderado de:

Embutidos y carnes grasas

Mantequilla, margarina y bollería industrial

Dulces, snacks, refrescos

evitar la ingesta de:

Alcohol

Похожие интересы