Вы находитесь на странице: 1из 1

Martes 5 de diciembre del 2017

CIENCIAS

Martes 5 de diciembre del 2017 CIENCIAS -19- EVOLUCIÓN El neandertal estaba adaptado para obtener más

-19-

Martes 5 de diciembre del 2017 CIENCIAS -19- EVOLUCIÓN El neandertal estaba adaptado para obtener más
EVOLUCIÓN
EVOLUCIÓN

El neandertal estaba adaptado para obtener más oxígeno

El tórax del neandertal –es- pecie humana extinguida hace unos 40.000 años– era considerablemente más am- plio en la parte inferior que el del hombre moderno, lo que le permitía inhalar más oxí- geno. Así lo reveló un estudio publicado en la revista “Jour- nal of Human Evolution”.

MEDIO AMBIENTE
MEDIO AMBIENTE

Líderes mundiales se reúnen para combatir la contaminación

Más de 100 ministros de Me- dio Ambiente de todo el mun- do se reúnen en Nairobi (Ke- nia) durante la Tercera Asam- blea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, don- de tienen previsto alcanzar una declaración para comba- tir la contaminación.

AP

Martes 5 de diciembre del 2017 CIENCIAS -19- EVOLUCIÓN El neandertal estaba adaptado para obtener más
ESPACIO
ESPACIO

Satélite francés confi rma teoría de Einstein

Mediante el uso de masas ci- líndricas, el satélite francés Microscope –lanzado en el 2016– confi rmó con una pre- cisión sin igual que todos los cuerpos caen en el vacío con la misma aceleración, prin- cipio postulado por Albert Einstein en su teoría de la re- latividad general.

AFP
AFP

CIENCIAS

TOMÁS

UNGER

LOS AZÚCARES AGREGADOS Son azúcares que se adicionan a las comidas y bebidas cuando son procesadas
LOS AZÚCARES AGREGADOS
Son azúcares que se adicionan a las comidas y bebidas cuando
son procesadas o preparadas. Su consumo en exceso puede
producir enfermedades y acortar la vida.
HOMBRES HOMBRES
9 9
La Asociación Americana del
Corazón recomienda estas
porciones máximas en el consumo
de azúcares agregados.
MUJERES
MUJERES
6 6
cucharaditas
150
150
calorías calorías
o o menos menos
cucharaditas
100 calorías
¿En qué comidas están los azúcares agregados?
o menos
BEBIDAS
DESAYUNOS
ENDULZANTES
DULCES
PRODUCTOS
ARTIFICIALES
DESBALANCEADOS
Y JARABES
HELADOS
HORNEADOS
Leche
Barras
Café
Helados
Pan y
saborizada
energéticas
saborizado
pasteles
Bebidas
Granola
Mezcla para
Yogur
Queques, galletas
energizantes
tragos
helado
y tartaletas
Gaseosas
azucaradas y té
Cereales
Gelatinas y
Chupetes
Donas
azucarados
mermeladas
saborizados
Jugo
Avena
Jarabe para
Rosquillas
azucarado
azucarada
panqueques
Postres helados
con o sin leche
azucaradas

Divulgador científi co

La relación oculta entre el azúcar y el corazón

El año pasado salió a la luz una campaña para desligar a los productos azucarados de las enfermedades cardíacas.

E c a m b i o

l

d e

rumbo del nue- vo gobierno de EE.UU. est á causando reac-

ciones en todas las ramas de la ciencia. Por un lado está la alarma general causada por el retiro del Acuerdo de París sobre el calentamiento global, y la reducción en los presupuestos de las organi- zaciones científi cas. Del mismo modo, la posi- ción del presidente en cuan- to a las vacunas y anticoncep- tivos, así como el nombra- miento de ejecutivos de las industrias farmacéuticas y del petróleo para supervisar estas actividades, es preocu- pante. Ahora, la industria del azúcar vuelve a ser tema de discusión. El año pasado se hizo pública una campaña de la industria por desligar el azúcar de las enfermeda- des del corazón. El consumo anual per cápita de gaseosas azucaradas se ha reducido en EE.UU., de 54 galones (en 1998) a 40 (en el 2015). Esto se debe a restricciones e im- puestos establecidos duran- te el gobierno anterior. Sin embargo, la industria de be- bidas gaseosas sigue siendo muy importante. El merca- do anual supera los 531 mil millones de litros por un total 340 mil millones de dólares.

—Tiza y vitriolo—

Las llamadas sodas o bebi- das gaseosas nacieron hace casi 250 años. Fue el quími- co inglés Joseph Priestley (1732-1804) quien a los 40 años tuvo la idea de expe- rimentar echándole ácido sulfúrico, entonces llama- do vitriolo, a un pedazo de tiza (carbonato de calcio) y atrapar el aire fi jo (CO 2 ) que produce esta reacción en un recipiente de agua. El resultado fue la prime- ra gaseosa. Priestley la probó y la encontró refrescante. De ahí en adelante convidaba a sus amigos el agua con bur- bujas. Poco después, el inglés John Nooth inventó una má- quina para hacer soda con el método de Priestley. A fi - nes del siglo XVIII, el proceso fue perfeccionado, y Johann Schweppe estableció la pri- mera fábrica de agua mine- ral carbonada, la Schweppes Company, que en 1843 fue nombrada suministradora ofi cial de la familia real. De ahí en adelante comenzó a esparcirse por el mundo el agua mineral, carbonada y todo lo que hoy cae bajo el ge- nérico gaseosa.

—Sabor y azúcar—

A la mitad del siglo XIX, las gaseosas envasadas se con- virtieron en una gran indus- tria y adquirieron diversos

extractos de fruta, general- mente acompañadas de azú- car para compensar la aci- dez. Algunas compañías se dedicaron a vender ingre- dientes en bolsitas para aña- dir a la bebida. Apareció el si- fón de soda para mezclar con diversos ingredientes. Antes de acabar el siglo XIX, ya es- taban establecidas Coca-Co- la, Schweppes, entre otras. Hoy el mercado está do- minado por dos grandes em- presas norteamericanas: Co- ca-Cola, con el 48,5%, y Pep- si, con el 20,5%; el resto tiene el 31%. La industria, está re- presentada por la Fundación Internacional de Investiga- ción del Azúcar (ISRF). Es- ta es la institución que, hace 50 años, fi nanció un estudio científi co para investigar las causas de la obesidad y las enfermedades cardíacas. En los 60, la ISRF finan- ció a científi cos de la Univer- sidad de Harvard (EE.UU.) para publicar un estudio que culpaba a las grasas sa- turadas de las enfermedades cardíacas, y usó dichas inves- tigaciones para ocultar los efectos negativos del azúcar. Luego, en 1968, encargó a la Universidad de Birmingham (Inglaterra) el llamado Pro- yecto 259 para analizar el efecto de diversos tipos de comida en la salud. Cuando el estudio comenzó a asociar

el azúcar con diversos ma-

“El consumo anual per cápita de gaseosas azucaradas se ha reducido en EE.UU., de 54 galones (en 1998) a 40 (en el 2015)”.

que mencionamos lo confi r-

les, desde las caries y la vejiga

—Información

ma. El problema es el futuro.

hasta el corazón, la ISRF cor- tó la fi nanciación y el estudio

—Genes y política—

nunca vio la luz.

La evolución se ha encarga- do de grabar en nuestros ge- nes el gusto por las grasas y

cuestionada—

el azúcar, fuentes de energía

El año pasado un grupo de investigadores de la Univer- sidad de California, enca- bezado por los doctores C. Kearns y S. Glantz, publicó un artículo en la revista “Pu-

esenciales que fueron difíci- les de conseguir por millones de años. El azúcar fue un gran lujo hasta el siglo XVI, cuando el descubrimiento de Améri- ca permitió cultivar la caña en

blic Library of Sciences” so-
bre un informe financiado por la ISRF en 1965. Este úl- timo, publicado en el presti- gioso “New England Journal of Medicine”, descarta la re- lación del azúcar con las en- fermedades cardíacas. Por su parte, el “New York Times” informó que la indus- tria de bebidas gaseosas ha- bía pagado a científi cos para descartar la conexión entre las bebidas azucaradas y la obesidad. El año pasado, la agencia Associated Press destapó una investigación fraguada que aseguraba que los niños que comían dulces pesaban menos. Marion Nestle, profesor de Nutrición y Salud Pública de la Universidad de Nueva York, señala que tanto los fa- bricantes de gaseosas como la industria farmacéutica ocultan investigaciones que no les favorecen. El destape

“La agencia Associated Press destapó una investigación fraguada que aseguraba que los niños que comían dulces pesaban menos”.

el Caribe. Aun así, en Europa

seguía siendo caro. Recién en el siglo XIX, cuando el químico alemán Andreas Marggraf, de la Aca- demia de Ciencias de Berlín, puso en 1801 en la región de Silesia la primera planta de remolacha azucarera, bajo el régimen de Federico el Gran- de, el azúcar fue más accesi- ble, y con esto las gaseosas. Hoy, el azúcar y las grasas son baratos. Nuestros genes conservan el gusto por am- bos, cosa que los fabricantes de gaseosas y comida rápida conocen. En todo el mundo se hacen campañas para in- formar sobre el tema. Des- graciadamente, el nuevo gobierno de EE.UU. parece ignorar las evidencias cien- tífi cas y apoya incondicional- mente a las industrias, igno- rando las consecuencias de sus actividades sobre el me- dio ambiente y la salud.

Похожие интересы