You are on page 1of 2

MiIlalf!

rio Piblico
ProaatIdt1ft Gmend de l. NflCiII
"M , (j F, s/p.l.a. robo~

S.C.M. 374, L. XL.-

Suprema Corte:

Tal como dictamin en los autol M. 861, XXXIX in re


"Moyann, Vlctor Manuel s/p.l.a robo calificado, elc.", reluelta por V.E. el
1 de junio de 2004, 1. lectura de las presenln alltuaciones permite advertir
que laoto los fundamentol que sustentan la resolucin apelada como los
agravios invocados por el rClOurrenle, guardan sustancial analogl, con
aquellos ell'punlos en la Ilausa P. 117, XXXVII "Pilleri, Rillardo Jess o
Gucetti, Miguel Angel sleslafa~, en la que la Corte se pronunci por
mayora, el 4 de noviembre del 2003, con remisin a los fundamentos del
di"'tamen de esta Prolluraein General. Por tal motivo doy por reproducidas,
en lo pertinente, las razones alll vertidas, a las que me remito en beneficio
de la brcvedad.
En efellto, al igual que en los aulos de referencia, en esla
oportunidad el Fiscal General de la provincia de Crdoba volvi a Ilritillllr
la inleligenc:1a asignada 8 la agravante prevista en el inciso 2 del articulo
166 del Cdigo Penal por parte del Tribunal Superior de Justicia, por
idcnlicos argumentos a los expuestos en el cilado precedente. A ellos
agreg el criterio de la vocal que vot en minorla acerca dc la
interpretacin quc cabra otorgar a dillba norma a partir de la
incorporacin por la ley 25.297, del artlculo 41 bis al COdigo Penal (ver
fojas lf35 de este legajo), sin que tal circunstancia pueda llevar et anlisis
de la cuestin ms all de los limitcs propios del derecho comitn, cuya
inteligencia resulta ajena a la competencia de V.E. cuando Ilonoce por la
via extraordinaria (Fallos: 294:331; 301;909; 302:961, entre otros).
Adems, Iambin aqu cabe ponor de resalto que las
disimiles circunstancias fcticas que exhibe el sub jdice en rela",in con
las verifilladas in re G. 89, XXXVII "Gimne.o: Airaro, Eduardo s/robo
calificado" (Fallos; 325:2516), resueito tambin de acuerdo con las
'onciusioneB vertidas en la Dcaain por eSle despacbo, toman improcedente
u aplicacin, lal como pretende el apulanle.
En cODlcenencia, en la medida que tampoco se apTilcia,
Of las rIZones que motivaroD aquel dictamen. que el pronunciamiento
IIlpugulldo adolezca de una decisiva cucnei. de fundamentacin, ni que
esulte manifiestamente inadecuada o irrazonable l. interpretacin y
IcaneB que el Q qllo otorg a dicha norml. de derecho I:omn y que impidi
aplicacin al caso, opino que V.E. debe declarar improcedente el recurso
L
J

~traordiDario aqu interpuesto.

Bucnos Airesfe G- - de 2005.

ES COPIA EDUARDO EZEQUIEL CASAL