You are on page 1of 3

1

TEMA 10
(Tomado de Anthony GIDDENS, Sociolog°a, Alianza editorial,çMadrid, 1991 -edici¢n
iglesa 1989-)
LAS CIUDADES DEL ESTE DE EUROPA
Las ciudades de la Europa del Este, al igual que las delçTercer Mundo, contrastan con
las de los pa°ses occidentales,çaunque no tan marcadamente. En la mayor°a de los
pa°sesçoccidentales, los terrenos privados y el desarrollo industrial,ças° como los
mercados inmobiliarios privados, han dominado lasçpautas urbanas. La planificaci¢n y los
controles financierosçestablecidos por las autoridades centrales o locales han tenidoçun
lugar secundario. Esta situaci¢n se ha invertido en la Europaçdel Este, donde la planificaci
¢n urbana ha estado mucho m†sçextendida. En la Uni¢n SoviÇtica el dise§o de los
entornosçurbanos se integra en la planificaci¢n global de la econom°a.
Los planificadores soviÇticos creen que las †reas urbanasçno deber°an crecer
demasiado, que la longitud de los viajesçdiarios deber°a mantenerse dentro de un m°nimo
y que el p£blicoçdeber°a ser el principal medio de transporte. La organizaci¢n delçespacio
urbano est† determinada por consideraciones de bienestarçsocial (tal como lo determinan
las autoridades gubernamentales) yçno por los valores de mercado, como en las ciudades
occidentales.çLas rentas, por ejemplo, no est†n directamente relacionadas conçla calidad
de las viviendas. Est†n fijadas por el gobierno paraçque constituyan s¢lo una parte
peque§a del gasto domÇstico, unaçparte muy inferior a las de los pa°ses occidentales. Las
familiasç(no los individuos) tienen un derecho a la viviendaçindependientemente de su
capacidad para pagar rentasçdeterminadas.
En el este de Europa, las viviendas construidas porçcontratistas privados y compradas
y vendidas en el mercadoçconstituyen una peque§a proporci¢n del total de
viviendasçdisponibles. Las viviendas propiedad de particulares suelen estarçen manos de
gente con escasos medios, en contraste directo con laçsituaci¢n en la mayot°a de las
ciudades occidentales. Los queçtienen un nivel superior, como funcionarios del gobierno
oçprofesionales, viven en apartamentos que son propiedad del estadoçy que mantiene el
estado. Tales apartamentos suelen ser mejoresçque las viviendas en las que vive la mayor°a
de la poblaci¢n.
La formaci¢n de las zonas de la ciudad se ve influidaçprincipalmente por las
decisiones administrativas; existen †reasçdeterioradas, pero no se agrupan alrededor del
centro de laçciudad, como es frecuente en occidente. La mayor°a de losçterrenos situados
en el centro son de propiedad del gobierno, yçen los centros de las ciudades suele haber
†reas con mejoresçviviendas; las zonas de transici¢n acostumbran a estar m†sçalejadas del
centro. Los barrios suelen ser m†s homogÇneos que ençlas ciudades occidentales, tanto en
lo que respecta al car†cterçde la propiedad como al estilo de las viviendas.
Las tasas de crecimiento urbano en Europa del Este desdeçla Segunda Guerra Mundial
no han sido, por lo com£n, tan elevadasçcomo las de la mayor°a del resto de las regiones
del mundo. Hastaçlos a§os cincuenta, Mosc£ y Leningrado eran las £nicas ciudadesçde la
Uni¢n SoviÇtica con m†s de un mill¢n de habitantes unaçsituaci¢n que no hab°a cambiado
desde antes de la Revoluci¢n rusaçde 1917. Hoy existen veinte ciudades con m†s de un mill
¢n deçhabitantes. Como los ciudadanos soviÇticos necesitan permisos deçresidencia
2

cualquiera que sea el lugar donde vivan, la migraci¢nçde la poblaci¢n ha estado mucho
m†s estrictamente controlada queçen Occidente.
Hasta 1917, las principales ciudades soviÇticas erançsimilares a sus equivalentes en
Estados Unidos, Mosc£ yçLeningrado pose°an distritos comerciales y de negocios en
elçcentro, y las pautas que divid°an las †reas con ingresos altos yçbajos estabanclaramente
establecidas. Las ciudades soviÇticasçrevolucionarias, sin embargo, estaban mucho m†s
masificadas, yçhab°a mucha menos oferta de viviendas que en las grandes
ciudadesçoccidentales del mismo periodo. Programas gubernamentales a grançescala que
fomentaron la construcci¢n de viviendas en el periodoçde posguerra cambiaron la situaci
¢n. La mayor°a de los edificiosçconstruidos eran bloques de apartamentos, y estaban
excesivamenteçllenos de gente seg£n los estandares occidentales; familiasçenteras viv°an
en pisos de s¢lo dos o tres habitaciones. Muchasçfamilias que ocupaban edificios antiguos
todav°a viven ençapartamentos de una habitaci¢n, compartiendo cocinas y cuartos
deçba§o comunitarios.
La planificaci¢n del crecimiento de la ciudad, junto conçla estandarizaci¢n de los
bloques de viviendas, suponen que laçdensidad de poblaci¢n tienda a permanecer igual en
todos loçbarrios. En la Europa del este los suburbios externos tienençgeneralmente mayor
n£mero de edificios elevados y con altaçdensidad, porque son los construidos m†s
recientemente. Lasçciudades soviÇticas no suelen irse <<desvaneciendo>> hacia
lasçafueras, sino que acaban repentinamente, con grandes †reasçtotalmente construidas de
bloques de apartamentos frente alçbosque abierto y terrenos agr°colas.
Mosc£, por ejemplo, tiene un n£cleo hist¢rico dentro delçque se sit£an los centros de
comercio y servicios. Pero estosçest†n mucho menos concentrados que en una ciudad
occidentalçcorriente, y no est†n rodeados de †reas deterioradas. No hayç†reas
Çtnicamente distintas, como las de Gran Breta§a o EstadosçUnidos. La industria y el
comercio est†n mucho m†s dispersas porçdiferentes †reas de la ciudad que en Occidente,
en donde lasç†reas residenciales e industriales suelen ser bastante distintas.çMosc£ est†
dividido, a efectos de planificaci¢n, en 75 zonas; elçobjetivo es distribuir la industria
equilibradamente entre todasçellas, de maneraque se reduzca la longitud del viaje al
trabajo.
El estudio de las †reas urbanas en la Uni¢n soviÇtica yçEuropa del este apoya la
observaci¢n hecha por Harvey y Castells:çlos entornos urbanos est† sometidos a la
poderosa influencia deçla naturaleza del resto de la sociedad en la que existen.
TEORIAS ACTUALES
La obra de David Harvey y Manuel Castells relaciona lasçpautas urban°sticas con el
conjunto de la sociedad en lugar deçconsiderar los procesos urbanos por s° solos. Los
modos de vidaçque desarrollan las personas en las ciudades y la disposici¢nçf°sica de los
diferentes barrios expresan rasgos generales delçdesarrollo del capitalismo industrial.
La expansi¢n de suburbios y ciudades dormitorio haçcontribuido a la decadencia del
centro de las ciudades. Losçgrupos con mayores medios y los negocios tienden a irse
delçcentro de la ciudad para beneficiarse de tasas impositivasçlocales m†s bajas. Se inicia
as° un ciclo de deterioro en el queçcuanto m†s se expanden los suburbios, mayores son los
problemasçde quienes viven en el centro de la ciudad. El reciclaje urbanoç-la renovaci¢n de
3

antiguos edificios para darles usos nuevos- seçha hecho corriente en muchas ciudades
grandes, pero en laçactualidad hay pocas perspectivas de invertir la tendencia alçdeterioro
del centro de las ciudades.
Los factores que influyen en el desarrollo urbano local açveces forman parte de
procesos de mucho mayor alcance. Laçestructura de los barrios locales y sus pautas de
crecimiento yçdecadencia frecuentemente reflejan cambios en la producci¢nçindustrial a
escala internacional.
En los pa°ses del Tercer Mundo se est†n produciendoçprocesos masivos de desarrollo
urbano. Las ciudades de estasçsociedades difieren en aspectos esenciales de las
occidentales, yçmuchas veces est†n dominadas por viviendas ilegales construidasçpor sus
ocupantes, en las que las condiciones de vida sonçpaupÇrrimas.
PROBABLES DESARROLLOS FUTUROS
Las mejoras en los sistemas de comunicaci¢n permitir†nçque la gente viva m†s lejos
de sus lugares de trabajo. Al mismoçtiempo, los lugares de trabajo se est†n acercando a
ellos seg£nçse alejan las nuevas industrias del centro de la ciudad. Algunasçciudades m†s
antiguas, sobre todo las que se basan en industriasçfabriles m†s antiguas, seguiran
perdiendo poblaci¢n cuando susçhabitantes se retiren a otras †reas. Sin embargo, las
mismasçcircunstancias favorecer†n a£n m†s el <<ennoblecimiento>>. Deçhecho, cuanto
m†s se deterioran las †reas del centro de lasçciudades m†s oportunidades existen para el
ennoblecimiento; laçpropiedad se hace tan barata que se puede emprender la renovaci¢nça
un coste razonable.
Mientras que la poblaci¢n de las ciudades de los pa°sesçindustrializados se
estabilizar† o disminuir†, la de los pa°sesçdel Tercer Mundo seguir† aumentando. Parece
probable que lasçcondiciones de vida en las ciudades del Tercer Mundo empeore a£nçm†s,
al menos para los pobres. Los problemas que existen en lasçciudades del Primer y del
Segundo Mundo, importantes como son,çcasi se convierten en insignificantes comparados
con los queçencara el Tercer Mundo".