Вы находитесь на странице: 1из 4

Receta de Rollos de canela fáciles

Coste:Barato Duración: De 30 minutos a 1 hora Temporada: Navidad Para: Merienda Comensales: 15 Cocción:
Al horno
Historia de Rollos de canela fáciles

Los deliciosos rollos de canela existen desde la década de 1920, aunque en aquel entonces era un postre
para gente pudiente por el elevado coste de sus ingredientes. En la actualidad este postre clásico de
navidad, se consume en todo el mundo y su elaboración, aunque laboriosa, es bastante sencilla. No te
asustes por la cantidad de pasos y anímate a preparar los auténticos rollos de canela o cinnamon rolls,
con su relleno único de intensa canela y su glaseado dulce.

Ingredientes para Rollos de canela fáciles

Masa

 ½ Taza de Agua tibia


 1 Cuchara sopera de Azúcar
 ½ Taza de Mantequilla
 ¾ Taza de Leche tibia
 ½ Taza de Azúcar
 1 Unidades de Huevo
 1 Cucharadita de Sal
 4,5 Taza de Harina
 2 Cuchara postre de Levadura

Relleno

 ½ Taza de Mantequilla
 1,25 Taza de Azúcar moreno
 ¼ Taza de Azúcar
 2 Cucharadita de Canela en polvo

Glaseado

 ½ Kilogramo de Azúcar glas


 3 Cuchara sopera de Leche
 3 Gotas de Extracto de Vainilla o mantequilla
Pasos para preparar Rollos de canela fáciles

1. Para hacer los rollos de canela, típicos de navidad, el primer paso será disolver la cucharada de
azúcar y la levadura en el agua tibia. Mezcla bien hasta que se disuelva todo por completo y deja
reposar unos 10 minutos aproximadamente.
2. Aparte, mezcla la mantequilla con la leche tibia. Derrite la mantequilla previamente y procura
que la leche no este demasiado caliente. Cuando se hayan integrado por completo la mantequilla
y la leche, añade la mezcla de levadura anterior y mezcla con la ayuda de una batidora.
3. Cuando tengas una mezcla uniforme, añade la media taza de azúcar y el huevo, uno por uno,
lentamente y sin dejar de batir. Utiliza una velocidad medio baja para que los ingredientes se
integran delicadamente.
4. Para continuar con la masa de los rollos de canela, añade la sal y las dos tazas de harina. Continua
con la batidora a velocidad baja e incorpora la harina lentamente, media taza primero hasta que
se mezcle bien y así hasta terminar todo.
5. Extiende la masa en una superficie plana enharinada y amasa hasta que deje de ser pegajosa.
Debes conseguir una masas suave y firme. Coloca la masa de los rollos de canela ya lista en un
molde previamente engrasado y deja reposar tapando con un paño húmedo por unos 45 minutos.

6. Pasados estos minutos la masa ha debido duplicar su volumen, entonces devuelve a la superficie
enharinada y extiende la masa haciendo un rectángulo de unos 30x60 centímetros
aproximadamente, la masa de los rollos de canela no debe quedar muy fina.
7. A continuación, esparce sobre la masa los ingredientes del relleno. Primero la mantequilla
ligeramente derretida, luego el azúcar moreno, el blanco y por último la canela. Las cantidades

del relleno pueden variar según el gusto y también puedes incluir un poco de chocolate.
8. Finalmente, enrolla la masa apretando ligeramente y formando una especie de cilindro o tronco.
Seguidamente, corta ruedas de unos 4 centímetros de ancho, deberían salir unas 30 pero esto

puede variar según el grosor que le quieras dar a los rollos de canela.
9. Dispón los rollos de canela en una bandeja o en un envase y deja reposar nuevamente tapados
con un paño por una media hora para que suban. Mientras, precalienta el horno a 180º.
10. Para cocinar los rollos de canela, no los lleves al horno todos a la vez, cocina de 10 en 10 más o
menos. Coloca los rollos en el centro una bandeja previamente engrasada y hornea durante unos
15 minutos o hasta que se doren. Deja reposar hasta que tomen temperatura ambiente.
11. Para hacer el glaseado mezcla el azúcar glas con la leche y el extracto de vainilla o mantequilla.
Modifica la cantidad de leche para hacer más o menos cremoso el glaseado de los rollos de canela.
Decora cada rollo con esta crema, adornando con tiras verticales o una cucharada en el centro,
deja reposar para que endurezca y disfruta.
Receta de Rollos
Para que los rollitos no se peguen a la hora de hornearlos es importante que dejemos crecer la masa
el tiempo recomendado. Así sabremos el tamaño que van a alcanzar
Los rollitos de canela y queso son un dulce muy rico y muy fácil de preparar. Pueden servir para postre
como para merienda o media-mañana y gustan a todo el mundo. Te enseñamos cómo prepararlos.

Ingredientes (para 6 rollos grandes):


Para los rollos
1 Taza (240 ml) de leche tibia
2 ½ cucharaditas de levadura seca
¼ taza (56 g) de azúcar blanco
1 huevo a temperatura ambiente
¼ taza (56 g) de mantequilla sin sal, derretida
½ taza (112 g) de mantequilla sin sal ablandada
1 cucharadita de sal
2 tazas y tres cuartos (440 g) de harina de fuerza o para pan (puede ser 385 g de harina normal)
1 cucharada de aceite
Para el azúcar de canela
½ taza (107 g de azúcar moreno, bien compactada)
2 cucharadas de canela en polvo

Para el glaseado
113 g de crema de queso ablandada
¼ taza (56 g) de mantequilla sin sal, ablandada
1 taza y cuarto (114 g) de azúcar en polvo
½ cucharadita de extracto de vainilla
1 pizca de sal

Procedimiento:
Poner la leche, la levadura y ¼ de cucharadita de azúcar en un bol pequeño y dejarlo reposar entre 5
y 8 minutos o hasta que se forme una espuma por encima que indica que la levadura se ha activado.
Agregar el huevo y la mantequilla derretida a la mezcla de levadura y remover bien.

En un recipiente de batidora, añadir la harina, el azúcar blanco y la sal y mezclar.


Hacer un volcán con la mezcla de harina y agregar la mezcla de levadura y huevo. Empezar a batir
con la batidora a velocidad baja y luego aumentarla. Mezclar entre 5 y 8 minutos o hasta que la
masa esté suave y elástica.
Engrasar con el aceite una placa de horno grande.
Formar una bola con la masa y colocarla en la placa engrasada. Cubrirla con un plástico de cocina y
dejar que la masa repose en un lugar cálido durante hora y media. La masa debe aumentar su
volumen. Si hace falta, se puede calentar el microondas durante un minuto y luego meter dentro la
masa para que crezca con más facilidad. También se puede colocar el recipiente encima de un
radiador.
En un recipiente pequeño, mezclar el azúcar moreno y la canela. Reservar.
Cuando la masa haya duplicado su volumen, colocarla en una superficie plana, enharinada y
golpearla suavemente para sacarle el aire.
Aplanarla con un rodillo hasta formar un rectángulo de 30 x 35 cm.
Extender la mantequilla ablandada sobre la masa con una espátula y luego espolvorear la mezcla de
canela sobre la masa, dejando un borde de 1,5 cm en uno de los lados largos. Presionar suavemente
con el rodillo para que la canela se pegue mejor a la masa.
Enrollar la masa por el lado largo que no tiene el borde.
Cortar el rollo en 6 trozos iguales con un cuchillo de sierra o bien afilado y colocarlos en un molde
para horno de 23 x 33 cm aproximadamente, previamente engrasado o cubierto con papel. El rollo
grande puede dividirse en 12 rollos más pequeños, según el gusto del cocinero.
Cubrir el molde para horno con plástico transparente y dejar que crezcan en un lugar cálido durante 1
hora.
Cuando los rollos hayan duplicado su tamaño, hornear a 180ºC durante 30 ó 35 minutos o hasta que
estén dorados. Dejar enfriar mientras se prepara el glaseado.
Para hacer el glaseado, batir la crema de queso con la mantequilla en un bol mediano durante 2-3
minutos.
Agregar la vainilla, la sal y volver a mezclar durante 2-3 minutos.
Añadir la mitad del azúcar en polvo y empezar a mezclar a baja velocidad con la batidora. Luego
aumentar la velocidad durante 2-3 minutos.
Agregar el resto del azúcar y volver a mezclar hasta que quede una mezcla homogénea.
Cubrir los rollos calientes con el glaseado y servir.