You are on page 1of 4

´´ANALISIS DEL DESEMPEÑO DE LAS MEZCLAS DE

GASOLINA Y ETANOL EN LOS MOTORES DE


COMBUSTION INTERNA´´

En su incansable lucha por encontrar mejores combustibles que ayuden a


satisfacer la demanda de la población, que cumplan ciertos estandares de
calidad y que sean lo menos contaminantes posible, y, que ayuden a la
conservación y a la presevacion de nuestro medio ambiente, que es un tema
que esta como prioridad número uno de los principales gobiernos del mundo y
de las principales industrias dedicadas a la fabricación de motores para las
grandes empresas y de los productores de petróleo y su posterior explotaion de
sus derivados.
En los últimos años ha crecido la demanda de implementar los combustibles
derivados de la mezcla de gasolina y etanol en países de américa latina, y, en
especial, como indica el articulo proporcionado por nuestro profesor del curso
de Maquinas Térmicas I, en países cercanos al Perú, como es el caso de
Colombia.
Se empezaron con los estudios para la obtención de este nuevo combustible a
raíz de la crisis energética de los años 70, causada por la OPEP (Organización
de los Países Exportadores de Petróleo). En la actualidad, se experimenta con
este nuevo combustible con el fin de conservar los depósitos de crudo que
existen todavía en el mundo y, de forma primordial, reducir el impacto de la
contaminación ambiental en el mundo.
La gasolina con Etanol o el GASOHOL, se obtiene mediante la mezcla de
alcohol etílico (etanol) y gasolina. El uso más común del término gasohol se
refiere a la mezcla con el 10 por ciento de alcohol, pero también se utiliza en
general para referirse a las mezclas con bajos contenidos de alcohol,
usualmente inferiores al 25 % de alcohol. Las mezclas que contienen un alto
porcentaje de alcohol requieren que el motor, el sistema de inyección y otros
sistemas del vehículo sean adaptados a las propiedades químicas del alcohol,
con mayor atención a sus propiedades corrosivas.
Aunque todavía su difusión en los países es todavía de forma lenta, en los
países desarrollados ya se empezó con un pequeño pero significativo cambio e
implementación de este nuevo combustible. En el taller de Mecánica Agrícola
de la Universidad A&T, ubicado en Kingsville (Texas), en donde se usaron seis
mezclas de gasolina – etanol (0, 20, 40, 60, 80 y 100% de etanol), para
observar cómo opera un motor de seis cilindros, variando la razón aire –
combustible, avance de encendido, carga y velocidad.
Con cada combustible se usó una tobera principal para obtener su razón
estequiométrica. De gasolina a etanol el diámetro de la tobera se aumentó
1262 veces. El avance de la chispa se varió entre 0 y 26° APMS (Antes de Punto
Muerto Superior). Se seleccionó como óptimo el avance al que el motor
desarrolló máxima potencia. Los avances óptimos fueron 6, 6, 10, 14, 18 y 22°
APMS. No fue necesario introducir modificaciones para operar el motor con
mezclas que contenían hasta 20% etanol. Para mezclas con más de 20 %
etanol, el avance de encendido (V) y el contenido de etanol (X), siguieron la
relación V = 2.0 + 0.2 X. En la prueba final, el motor se sincronizó con el
avance óptimo para cada combustible. En todos los casos, el motor se
comportó en igual rma, siguiendo las mismas curvas características de potencia,
par torsor, consumo específico de combustible y eficiencia, con las siguientes
diferencias de gasolina a etanol: decrecieron la máxima potencia (10.6%), el
máximo par torsor (8.7%), aumentaron el consumo específico de combustible
(49%) y la eficiencia (52%).
En el caso de Europa, ellos utilizan más el combustible E10. La designación
E10 es una abreviatura de ´´E´´, que es etanol y el número 10, que indica que
la gasolina contiene hasta un 10% de etanol. En 2011 más de veinte países
alrededor del mundo utilizan gasohol E10 o mezclas de menor contenido de
etanol. En 2010, casi el 10% de la gasolina vendida en Estados Unidos fue
mezclada con etanol. Los vehículos de combustible flexible en Estados
Unidos y Europa utilizan E85, mientras que los carros flex en Brasil usan E100
o etanol puro.
El E10 es utilizado en Colombia desde 2005 en forma obligatoria para las
ciudades con más de 500.000 habitantes, siendo el primer país de Sudamérica
en utilizarlo, siguiéndolo después, Argentina y Paraguay.
El Perú obligo a los grifos, desde el año 2011, la distribución de este nuevo
combustible, con la proporción de etanol este entre los 7.8 % frente a un 92.2
% de gasolina. En estos casos no es necesario hacer modificaciones en el
motor. El precio de este combustible subiría a 0.10 céntimos por galón.
El uso de mezclas de etanol en vehículos convencionales a gasolina está
restringido a las de bajo contenido, ya que el alcohol es corrosivo y puede
degradar algunos materiales en el motor y el sistema de combustible. También
el motor debe ser ajustado para una tasa de compresión mayor en
comparación con un motor a gasolina pura, con el propósito de aprovechar el
mayor contenido de oxígeno del etanol, para así permitir una mayor economía
de combustible y reducir las emisiones.
Como todos sabemos, todo cambio trae consigo sus ventajas y desventajas, ya
depende de nosotros si vale la pena utilizar este nuevo combustible y vivir con
las consecuencias.
Entre las ventajas están: menos contaminante que los combustibles fósiles,
cualquier país puede producir este combustible, sin tener que depender de los
productores externos, no es una tecnología muy complicada (tanto de bioetanol
como en el de síntesis química).
Las desventajas, en mi opinión son mucho más desalentadoras que las
ventajas: necesita un gran gasto en energía en su producción, se necesita de
muchas tierras de cultivo para obtener la materia prima, en este caso, para
obtener etanol; lo que ocasionaría menos tierras dedicadas a la producción de
alimentos y más zonas deforestadas por este cultivo.
Como conclusiones más específicas tendríamos:

-El índice antidetonante óptimo de los combustibles base debe estar en el


rango de 75 a 76 para gasolina regular y de 84 a 85 para gasolina extra, para
que al mezclarlo con 10% de etanol anhidro se obtenga una mezcla con un IAD
de 81 para gasolina regular y de 87 para gasolina extra.

La tolerancia de agua en la mezcla etanol-gasolina a una determinada


temperatura, aumenta con la concentración de etanol, ya que éste actúa como
un cosolvente. Esta también se ve incrementada con el aumento de
compuestos aromáticos en la gasolina, debido a afinidades existentes entre
estos compuestos y el agua.

El máximo contenido de agua recomendado para el transporte y


almacenamiento de la mezcla gasolina - etanol es de 2000 ppm, para evitar
que se puedan presentar problemas de separación de fases.

La adición de 10% en volumen de etanol a las gasolinas genera una mejora en


la calidad de los combustibles, no sólo por la presencia de oxígeno dentro la
mezcla lo cual ayuda a mejorar la combustión, sino porque se tienen
reducciones de los contenidos de azufre, aromáticos y olefinas, básicamente
por el efecto de dilución que se presenta con el etanol.

Adjunto algunas tablas que nos ayudan a observar en que países se utiliza este
nuevo combustible, la evolución histórica de este combustible y las
modificaciones que se deben efectuar en los motores que utilizan este
combustible.