Вы находитесь на странице: 1из 8

Universidad de Concepción 1

Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales


Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

CLÁSIFICACION DE LOS DELITOS

I.-Según la forma de la conducta.

1.- Delitos de acción.-

Son aquellos en los cuales el tipo penal exige de parte del sujeto activo la
realización de una actividad en el mundo externo. En esta clase de delitos, que son
la mayoría, el sujeto quebranta una norma prohibitiva. Ej.: en el delito de homicidio la
norma prohibitiva es no matar.

2.- Delitos de omisión.-

En éstos el sujeto no realiza aquello a que estaba jurídicamente obligado,


pudiendo hacerlo. Implica una inactividad del sujeto.

Los delitos de omisión admiten una clasificación y ella es la siguiente:

2.1.- Delitos de omisión simple u omisión propia. Son aquellos en los cuales el
sujeto permanece inactivo frente a una norma imperativa, es decir, no la acata no
obstante que el incumplimiento de ella está tipificado. Ej.: los artículos 226, 229, 494
N°13 del C. Penal

2.2.- Delitos de comisión por omisión u omisión impropia. Consisten en no


impedir la producción del resultado típico, pese a la existencia de un deber de
garante.

Aquí la conducta típica se lleva a cabo cuando el sujeto al no haber ejecutado


aquello que debió ejecutar, dio ocasión a la producción del hecho típico que la norma
prohibía.

Esta categoría es una formula mixta entre los delitos de acción y de omisión.

Los delitos de comisión por omisión, al igual que los delitos de omisión
simple, se consuman con un no hacer del sujeto activo, pero se diferencian en que
en los primeros se quebranta una norma prohibitiva al igual que en los delitos de
acción.

Los delitos de comisión por omisión, al contrario de lo que sucede con los
delitos de omisión simple, no se encuentran tipificados de manera expresa, sino que
se encuentran mayormente implícitos en el de comisión.
1
Universidad de Concepción 2
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

Los delitos de acción pueden ser cometidos por omisión cuando el sujeto
activo se encuentra en posición de garante respecto del bien jurídico.

Aquí se plantea el problema de determinar cuándo existe la obligación jurídica


de evitar la producción del resultado típico. En otros términos, cuando el sujeto activo
se encuentra en posición de garante.

De acuerdo al Prof. Mario Garrido, se entiende que se encuentra en posición


de garante la persona que en el evento del peligro que afecta a un bien jurídico está
obligada a actuar.

Las principales fuentes de la posición de garante, son la ley, el contrato y el


hacer precedente peligroso, materias analizadas detalladamente al estudiar el delito
omisivo, al cual nos remitimos.

II.-Según su aspecto subjetivo.

1.- Delitos dolosos.

Son aquellos en los cuales el aspecto subjetivo del tipo está constituido por el
dolo.

2.- Delitos culposos.

Son aquellos en que el tipo subjetivo está constituido por la culpa. La


punibilidad de esta clase de delitos es excepcional y el C. Penal los denomina
cuasidelitos.

III.- Según su gravedad

1.- Crímenes

2.- Simples delitos

3.- Faltas.

El artículo 3° del C. Penal realiza esta clasificación y señala que se califican


de tales según la pena que les está asignada en la escala general del art. 21.

Existen diversas materias en las cuales esta clasificación adquiere una gran
importancia, tales como el Iter crimen, en que no existe tentativa ni frustración en las
faltas. En materia de prescripción, los plazos son diferentes según se trate de
crímenes, simples delitos y faltas. En cuanto a la participación criminal, no existe

2
Universidad de Concepción 3
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

encubrimiento en las faltas. También es una clasificación relevante en la

reincidencia, medidas alternativas, etc. Materias todas estudiadas anteriormente y a


las cuales nos remitimos.

IV.- Atendiendo a los requisitos exigidos por el tipo objetivo en el sentido


de si se exige o no una modificación en el mundo externo para la consumación
del delito.

1.-Delito de resultado externo.

Son aquellos que para su consumación requieren una modificación en el


mundo externo distinta de la actuación del sujeto activo. Ej.: delito de homicidio,
delito de lesiones.

2.- Delitos de mera actividad o formales.

Son aquellos que se consuman por el solo comportamiento humano sin que
sea necesario que se produzca una alteración en el mundo exterior distinto del
comportamiento del sujeto activo.

Ej.: delito de injurias, delito de falso testimonio.

Esta clasificación tiene importancia en materia de Iter crimen, porque la


frustración sólo puede tener lugar en los delitos de resultado externo, no es posible
en los delitos de simple actividad o pura acción.

Por su parte la tentativa puede darse en los delitos de resultado externo y en


los de simple actividad, siempre que estos últimos puedan descomponerse en
diversos actos, como por ej.: el delito de violación.

V.- Atendiendo a la intensidad del ataque al bien jurídico protegido.

1.- Delitos de lesión o de daño.

Son aquellos en que el tipo presupone un daño al bien jurídico protegido, el


cual queda menoscabado o atropellado con la consumación. El daño debe ser
considerado desde un punto de vista jurídico y no material. De ahí que puede
verificarse aun cuando el delito no origine un resultado material.

La mayoría de los delitos son de esta clase. Ej.: homicidio, violación, estafa,
etc.

2.- Delitos de peligro.


3
Universidad de Concepción 4
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

Son aquellos que se perfeccionan con la mera posibilidad del menoscabo del
bien jurídico.

En los delitos de peligro la doctrina hace la siguiente distinción:

2.1.- Delitos de peligro abstracto. Son aquellos en que para su penalidad no es


necesario que se demuestre la situación de peligro que proviene del acto, es decir,
para su punibilidad basta la peligrosidad general de una acción para determinados
bienes jurídicos. Ej.: manejo en estado de ebriedad.

2.2. Delitos de peligro concreto. Son aquellos en que se exige típicamente


que se acredite la efectividad del peligro ocasionado, es decir, aquí la producción del
peligro es elemento del tipo y debe constatarse en la situación fáctica. Ej.: delito de
incendio en que actualmente hubiere personas a que se refiere el art. 475 del C.
Penal.

Esta clasificación en delitos de lesión y peligro tiene importancia para diversas


materias, entre ellas, la concurrencia aparente de leyes penales, pues el delito de
lesión absorve al de peligro. También la penalidad de los delitos de daño, es por
regla general, más alta que la de los delitos de peligro.

VI. Según su grado de perfeccionamiento.

1.- Delito tentado.

2.- Delito frustrado.

La tentativa y frustración se encuentran definidos en el art. 7° del C. Penal.

3. Delito Consumado.

Es aquel en que se han cumplido todas las exigencias indicadas en la


descripción típica, o sea cuando sea realizado todo el hecho típico.

VII. En cuanto al tiempo de consumación.

1.- Delito instantáneo.

Son aquellos en que el delito se consuma en el momento en que se cumplen


todas las exigencias del tipo y ello ocurre en un momento preciso y determinado. Ej.:
el delito de homicidio

En esta clase de delito no interesa la duración que hayan tenido los actos

anteriores.

4
Universidad de Concepción 5
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

Para determinar si un delito es instantáneo hay que atender a la descripción


típica, especialmente al verbo rector, ya que si la acción es enterada en un instante
determinado debe tenerse el delito por instantáneo. Ej.: en el delito de homicidio, el
verbo rector es matar, el delito se consuma en el instante de la muerte.

La regla general es que los delitos sean instantáneos.

2.- Delitos Permanentes.

Son aquellos en que el momento consumativo se prolonga en el tiempo.

Aquí, aun cuando existe también un instante en que la conducta típica está completa,
se origina una situación susceptible de ser prolongada en el tiempo que significa la
subsistencia de esa conducta.

En esta clase de delito el mantenimiento del estado antijurídico creado por la


acción punible depende de la voluntad del sujeto y mientras subsista el delito se
mantiene en grado de consumación. Ej.: el delito de secuestro, tipificado en el art.
141 del C. Penal, el verbo encerrare o detuviere, denota la idea de duración en el
tiempo. Otro ejemplo de delito permanente es la retención de detenidos, art. 224 N°5
y art. 225 N°5

Un sector de la doctrina distingue aquí otra clase de delitos que denominan


delitos instantáneos de efectos permanentes, que son aquellos en que lo que
perdura en el tiempo son las consecuencias del mal producido y no la acción
consumativa.

Se indica como ejemplo de esta clase de delitos, el delito de Bigamia tipificado


y sancionado en el art. 382 del C. Penal, el delito se cometería al momento de
contraer matrimonio, pero permanecen en el tiempo las consecuencias del doble
matrimonio.

En todo caso, no todos comparten esta opinión porque algunos sostienen que
el delito de bigamia sería un delito permanente. También algunos ven en él un delito
instantáneo.

La clasificación entre delitos instantáneos y permanentes tiene importancia en


diversas materias, tales como las siguientes:

--- Para los efectos del momento en que empieza a contarse la prescripción de
la acción penal.
5
Universidad de Concepción 6
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

--- En el delito permanente se puede invocar legítima defensa mientras dure


el estado consumativo.

--- El tercero que colabore con el autor de un delito permanente mientras se


mantiene el estado consumativo, tiene la calidad de autor o cómplice, pero no
encubridor.

VIII.- Según el número de actos.-

1.-Delitos simples.

Son aquellos en que se da una sola acción y un resultado.

2.- Delitos habituales.

Son aquellos que la ley tipifica sólo cuando se produce la repetición de una
determinada conducta antijurídica por un mismo sujeto activo, de manera que la
acción aislada no es típica, pero su repetición da origen a incriminación penal. Ej.: el
art. 14 de la ley 20.066, sobre violencia intrafamiliar, tipifica el delito de maltrato
habitual, señalando expresamente “El ejercicio habitual de violencia física o psíquica
respecto de alguna de las personas referidas en el art.5° de esta ley se sancionará
con la pena de presidio menor en su grado mínimo, salvo que el hecho sea
constitutivo de un delito de mayor gravedad, caso en el cual se aplicará sólo la pena
asignada por la ley a éste”.

3.- Delito continuado.

En la definición de este delito pueden existir diferencias dependiendo de la


doctrina que se siga, las cuales fueron estudiadas con anterioridad, y a las cuales
nos remitimos.

IX.- Según la calidad de las personas que pueden ser sus autores.

1.- Delitos comunes.

Aquellos que pueden ser cometidos por cualquier persona. Ej.: delito de
homicidio, hurto, lesiones etc. Constituyen la regla general.

2.- Delitos especiales.

Son aquellos que sólo pueden ser cometidos por determinadas personas.

En los delitos especiales se distinguen los delitos especiales propios y los


impropios.

6
Universidad de Concepción 7
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

Delitos especiales propios, consisten en un tipo único cuyo autor puede ser
exclusivamente un sujeto calificado, de tal manera que si no reúne tal calidad el
hecho es atípico porque no existe un tipo básico, estructurado sobre el mismo hecho
y que pueda ser realizado por cualquier persona sin aquella especial calidad.

Ej.: el delito de prevaricación art. 233 y siguientes, sólo puede cometerlo un


miembro del poder judicial y no tiene una figura base común de la que pueda ser
autor una persona que no tenga dicha calidad.

Delitos especiales impropios, son delitos que cuentan con un tipo penal común
base, que puede ser realizado por cualquier persona, pero cuando interviene como
autor un sujeto calificado (intraneus) el mismo hecho da lugar a una figura diferente,
que normalmente es sancionada con mayor pena. Ej.: homicidio simple, puede ser
cometido por cualquier persona, parricidio sólo por las personas indicadas en el art.
390 ( delito especial impropio).

3.-Delitos de propia mano.

Son aquellos en que el tipo penal describe una conducta, que por sus
características o naturaleza, sólo puede ser ejecutada mediante una actividad
corporal del propio sujeto, es decir, de una actividad personalísima del autor. Ej.:
delito de incesto, delito de bigamia.

La doctrina está mayoritariamente de acuerdo que en los delitos de propia


mano, no cabe la coautoría, ni la autoría mediata.

X.- Según el número de personas que intervienen como sujetos activos.

1.- Delitos individuales.

Son aquellos que por su naturaleza pueden ejecutarse por una sola persona,
sin perjuicio de la participación criminal

2.- Delitos colectivos.

Son aquellos en que para su comisión deben intervenir necesariamente dos o


más personas como sujetos activos. Éstos a su vez puede clasificarse en bilaterales,
que son aquellos cometidos por dos personas sea que ambas o una sola merezca
sanción ( ej.: el delito del art. 471 N° 2 del C. Penal que sanciona al que otorgare en

perjuicio de otro un contrato simulado), y plurilaterales, que son aquellos que

suponen la concurrencia obligada de más de dos personas (ej.: delito de rebelión,


delito de asociación ilícita).
7
Universidad de Concepción 8
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Departamento de Derecho Penal
Año Académico 2015

Esta clasificación adquiere importancia en materia de participación criminal,


ya analizada.

XI.- Según el bien jurídico afectado.

Aquí existe un sinnúmero de delitos. Entre los más importantes se pueden


citar los siguientes:

1.- Delitos contra la vida

2.- Delitos contra la propiedad

3.- Delitos contra el honor

4.- Delitos contra la libertad sexual

5.- Delitos contra la seguridad del Estado

XII -Según la acción que se concede para perseguirlos.

Esta es una clasificación de carácter procesal

1.- Delitos de acción penal pública

Están regulados en el art. 53 del C. Procesal Penal

2.- Delitos de acción penal privada

A ellos se refiere el art. 55 del C. Procesal Penal.

3.- Delitos de acción pública previa instancia particular.

Se contemplan en el art. 54 del C. Procesal Penal.

XIII.- Según el instante de su descubrimiento.

También es una clasificación de carácter procesal.

1.- Delitos flagrante.

Son aquellos que se encuentran en situación de flagrancia según lo prescrito


en el art. 130 del C. Procesal Penal.

2.- Delitos no flagrante

Son todos aquellos que no se encuentran comprendidos en la situación de

flagrancia indicada en la disposición legal antes indicada.