Вы находитесь на странице: 1из 2

ANÁLISIS LITERARIO DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS

La biblia presenta diferentes narraciones que hacen aportes vitales, desde su particularidad
literaria, histórica y teológica a la comprensión de la vida. Para descubrir su mensaje es
necesario establecer un diálogo con el texto bíblico e indagar por el contexto en que es
producido y por su carácter literario. El análisis de su lenguaje se centra en el estudio de los
variados géneros y figuras retóricas utilizadas por el escritor sagrado.
Los géneros literarios, en el ámbito de las Escrituras, son formas de expresión características
de una época y de una cultura determinadas. A saber:

 Género histórico-literario: expresa las intervenciones de Dios en el mundo y la


historia de salvación. Los libros bíblicos más característicos dentro de este género
son: Éxodo, Reyes, Judith, Macabeos y Hechos de los apóstoles.

 Género jurídico: denota la relación de Yahvé con su pueblo por medio de leyes.
Ejemplo: Éxodo 19, 5-9; Levítico 18, 1-24, 19, 1-37; Mateo 5, 33-34; Lucas 2, 23-25.

 Género apocalíptico (revelación): su objetivo lo constituyen secretos divinos


inaccesibles para el ser humano. Por ejemplo: Isaías 2, 2; Oseas 2, 20; Ezequiel 26,
35; Daniel 2 y 7; Marcos 13; Mateo 24; Corintios 2, 9; el Apocalipsis.

 Género profético: comprende el crisma excepcional de la profecía, destinado al bien


de la comunidad religiosa, al tiempo que anuncia el Reino de justicia y paz, denuncia
cuanto es injusto o contrario a la Alianza y a las expectativas del Mesías. Ejemplo de
este género son los libros proféticos, tales como Isaías, Jeremías y Ezequiel.

 Género poético: Expresa un designio de Dios a través de palabras con armonía


verbal o conceptual, caso presentado en los Salmos, Cantar de los cantares,
Proverbios, el Magníficat (Lc 1, 46-55); Cántico de Simeón (Lc 2, 29-32).

 Género sapiencial: expresa en sentencias didácticas los designios de Dios. Ejemplo:


libro de los Proverbios 9,8: “El que aprende y pone en práctica lo aprendido se estima
así mismo y prospera”, Qohelét (Eclesiastés), Eclesiástico y Job 28.
 Género epistolar: se halla en las cartas paulinas y en las cartas católicas.

 Género parabólico: enseñanza dada a partir de un hecho de la vida real, con


aplicación ético-moral o religiosa. Dicho género lo encontramos en los evangelios
sinópticos (Mt, Mc, Lc) Entre las parábolas del Nuevo Testamento, sobresalen:

o Parábolas del Reino: el sembrador, el tesoro escondido, el granito de


mostaza, la cizaña, la perla, la red.

o Parábolas de deberes para con Dios: la higuera estéril, el amigo inoportuno,


el fariseo, y el publicano, los dos deudores, el juez y la viuda.

o Parábolas de deberes para con el prójimo: el siervo cruel, el buen samaritano,


los invitados a la cena que escogen los primeros puestos.

Los textos bíblicos utilizan figuras retóricas para dar mayor énfasis a lo que quieren
comunicar. Entre las principales se encuentran:

 La comparación: directa o símil, (Ha 3, 19).


 La metáfora: (Lc 20, 17).
 La analogía: cualquiera de las parábolas que dijo Jesús.
 La paradoja: abarca ideas, al parecer contradictorias, para poner más de
relieve la profundidad del pensamiento, (Jn, 8, 45).
 La pregunta retórica: expresa el efecto en forma de pregunta cuya respuesta
no se ignora, (1Co 3, 16).

EN PAREJA

1. Lee Hch 17, 22-28 e identifica el género literario al que pertenece el texto.
2. Identifica en el pasaje bíblico las figuras retóricas utilizadas.