Вы находитесь на странице: 1из 3

La recta tangente a una curva es la que coincide con la

curva en un punto y con la misma derivada, es decir, el


mismo grado de variación.

El conocimiento de la recta tangente permitirá resolver


problemas sencillos: en primer lugar, se podrán
encontrar tangentes a cualquier función que se pueda
derivar, en cualquier punto, como se observa en el
primer ejemplo resuelto a continuación. En segundo
lugar y como se puede ver en el segundo ejemplo, se
puede utilizar como condición en problemas más
complejos.

La recta es tangente a la curva si cumple los siguientes


requisitos:
1. Pasa por el punto de tangencia:
2. Tiene el mismo pendiente (mismo valor de la
derivada) que la curva en el punto de tangencia:

Entonces, se puede escribir la ecuación de la recta


tangente de la siguiente forma:
Nota: Siempre se encontrarán tangentes a funciones
polinómicas de orden superior a 1, o a funciones no
polinómicas. La tangente a una recta sería la propia
recta.

Además, la recta tangente puede tener interesantes


aplicaciones geométricas. La siguiente gráfica posición-
tiempo muestra la evolución de un atleta desde que
empieza a correr. Se puede ver que el eje vertical
representa la distancia recorrida, mientras que el
horizontal representa el tiempo en segundos.

Teniendo en cuenta que la velocidad es la derivada de la


posición respecto al tiempo, la pendiente de la parábola
azul representa la velocidad instantánea.
Se puede ver que el corredor empieza con velocidad
nula (parado) y va acelerando. La recta roja de la gráfica
representa otro corredor que va a una velocidad
constante y, en el instante marcado por el punto de
tangencia, tiene la misma velocidad y se encuentra en el
mismo punto.

El segundo corredor va más rápido que el primero hasta


que es adelantado, y luego es el primero el que, gracias
a que está acelerando, termina por delante.
TEXTO DE TERCERO PAG 49,50,51,54,55