Вы находитесь на странице: 1из 26

PROCESOS SANITARIOS

La salud 1

Web: http://www.preparadoresdeoposiciones.com

Email: Preparadores@arrakis.es

REV.: 04/06

TEMA

8:

La Salud. Concepto de Salud. Evolución histórica. Determinantes del estado de salud. Necesidad de la educación en el campo de la salud.

Esquema:

1. INTRODUCCIÓN

2. EL CONCEPTO DE SALUD

2.1. Evolución histórica de la salud.

2.1.1. Los orígenes.

2.1.2. La Revolución Agrícola.

2.1.3. La Etapa de las Enfermedades Infecciosas.

2.1.4. La Transición Demográfica.

2.1.5. La Salud en las Sociedades Industrializadas.

2.2. Definición de salud de la O.M.S.

2.3. Concepto de salud de Terris.

2.4. Concepto dinámico de salud.

2.5. La salud y la enfermedad.

3. LOS DETERMINANTES DE LA SALUD

3.1. La influencia de la herencia.

3.2. La influencia del ambiente.

3.3. Los factores determinantes de la salud humana.

3.4. Los estilos de vida.

4. NECESIDAD DE LA EDUCACION EN EL CAMPO DE LA SALUD

5. BIBLIOGRAFÍA

1. INTRODUCCION

La salud suele entenderse a menudo como una idea, generalmente utópica, que hace referencia a la vida individual y colectiva. Toda cultura elabora su propia manera de entender y expresar la salud. Igualmente, en el interior de cada cultura, cada individuo reflexiona e interioriza su propia vivencia de la salud y la de aquellos que le rodean.

Al mismo tiempo, sin embargo, existen unas determinadas condiciones materiales en las que la vida se desenvuelve, condiciones que influyen en la fertilidad y en el modo de nacer, en el ritmo de crecimiento y de maduración de los individuos, en las enfermedades que estos padecen,

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

padecen, PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 2

en la actividad que son capaces de desarrollar o en las circunstancias y procesos que anticipan el fin natural de la vida que es la muerte por envejecimiento

En este tema se va a analizar la evolución histórica del concepto de salud, toda cultura elabora su propia manera de entender y expresar la salud; y su acepción actualmente más aceptada: el concepto dinámico de la salud. También estudiaremos los determinantes principales de la salud, con especial atención a los estilos de vida, y el papel esencial de la educación sanitaria como medio fundamental para lograr el fomento de la salud y la prevención de enfermedades y accidentes; precisamente intentando modificar o erradicar los hábitos perjudiciales para la salud, que han demostrado ser los principales factores causales de enfermedades en nuestro ámbito.

2. EL CONCEPTO DE SALUD

La exposición de la evolución de la salud humana puede hacerse desde una doble perspectiva: de la salud como idea o manera de entender un determinado aspecto de la vida, es decir, la salud como concepto y la de la salud como vida que se desenvuelve de una manera determinada en unas condiciones materiales también determinadas, es decir, la salud como realidad material.

2.1. Evolución histórica de la salud.

2.1.1. Los orígenes. En realidad, la vida humana y, por tanto, cualquier análisis sobre la evolución de su salud se desarrolla en una parte muy reciente de la historia. En la actualidad se supone que el hombre en tanto que "homo sapiens" existe desde hace unos seiscientos mil años. Al principio éste debió ser nómada y posiblemente se enfrentó con la difícil tarea de asegurarse una alimentación suficiente a lo largo de su vida. En esta época la ausencia de agricultura y ganadería impedía la existencia de un aporte nutritivo estable y consistente y les dejaba a merced de los avatares de la caza y la recolección. Hay quien opina que en esas cir- cunstancias los factores físicos ligados al clima, el hambre y los enfrentamientos entre individuos y grupos fueron la causa común de lesiones, enfermedad y muerte.

Probablemente antes de que la agricultura y la ganadería se convirtieran en una capacidad humana habitual ya se habían producido grados de evolución considerables hasta dar lugar a grupos humanos que a través

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

a través PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 3

de la recolección intensificada de alimentos llegaron a gozar de un buen grado de adaptación a su hábitat. Estos grupos conocían la fabricación de diversos utensilios y eran capaces de recolectar alimentos de forma sistemática y de cazar animales organizadamente.

Al final de todo este proceso, hace entre once y nueve mil años, estas comunidades llegaron al umbral de la producción de alimentos: la revolución agrícola.

2.1.2. La Revolución Agrícola.

Un hecho trascendental para la vida humana tuvo lugar hace, aproximadamente, unos diez mil años en la zona del Tigris y el Eúfrates:

el nacimiento de la agricultura. Sus consecuencias resultaron tan importantes que habitualmente se designa a este periodo con el término de la revolución neolítica o agrícola. Fue aquí donde por primera vez el hombre controló la producción de sus alimentos.

En estas condiciones debieron de producirse los primeros asentamientos humanos de carácter estable, no nómada, y en ellos, con una notable mejora de alimentación probablemente tuvo lugar un considerable crecimiento demográfico, así como una mejora importante de las condiciones materiales de vida. La posibilidad de que un contacto interpersonal más intenso en poblaciones estables indujera una mayor importancia de las enfermedades infecciosas, en el caso de que éstas ya existieran con anterioridad, no deja de ser una mera suposición.

2.1.3. La Etapa de las Enfermedades Infecciosas.

Una vez que la agricultura y la ganadería se generalizaron para la especie humana como forma de producción de alimentos, se inició un proceso en las formas de vida y de trabajo que no se modificaría muy drásticamente hasta la época de la llamada revolución industrial, y que básicamente estaría caracterizado por la agricultura, la artesanía y el co- mercio.

Este periodo que podemos prolongar hasta el siglo XVIII en Europa se caracterizó por un considerable equilibrio demográfico, fruto de la pa- ridad entre nacimientos y muertes. Hacia mediados del siglo XVIII la población mundial no debía superar los 800 millones de habitantes con un promedio de crecimiento anual de aproximadamente un 0,56 por

1.000

Es muy probable que en periodos de tiempo reducidos y en determi- nados lugares se produjeran fenómenos de crecimiento demográfico más acelerado y que éste fuese capaz de crear escasez relativa de

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

relativa de PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 4

alimentos, así como cúmulos de residuos y desechos suficientes para favorecer la extensión de las enfermedades infecciosas en una época en la que la higiene no figuraba entre las costumbres habituales de casi ningún grupo humano.

Uno de los ejemplos más típicos de lo que llegaron a ser las enferme- dades infecciosas en este período es el de las epidemias de peste en la Europa medieval. En este continente la peste eliminó a una cuarta parte de la población entre los años 1348 y 1350. Esta tremenda pandemia fue seguida por ondas epidémicas que en un ámbito geográfico más limitado se repitieron durante muchos años. Londres sufrió 20 episodios de peste en el siglo XV y en Venecia parece ser que esa cifra fue superada entre 1348 y 1576. Se estima que la población de Inglaterra disminuyó de 3,8 millones de habitantes hasta 2,1 entre 1348 y 1374, como consecuencia de esta enfermedad. En Marsella la peste fue responsable de 40.000 muertes en 1720, entre una población de 90.000 habitantes.

En resumen, podríamos definir este período como caracterizado por una elevada natalidad, una elevada mortalidad, sobre todo a causa de enfermedades infecciosas, mortalidad especialmente pronunciada en períodos como la infancia, embarazo y parto ya de por sí mucho más vulnerables. Asimismo, la esperanza de vida al nacer era reducida. Al mismo, tiempo hay que señalar que por los datos de que disponemos en la actualidad estos parámetros vitales reflejaban una situación mucho más desfavorable para aquellos sectores de población con un nivel socio-económico más bajo.

2.1.4. La Transición Demográfica. Durante el siglo XVIII ocurre algo en algunos países de Europa que denota una modificación importante de la salud humana. Ese algo no es más que la existencia de una situación de crecimiento demográfico acelerado a ritmo inusitado en aquella época. Hay muchas discusiones acerca de las causas de este fenómeno, pero una de las más plausibles señala la responsabilidad a una disminución de la mortalidad man- teniéndose elevada la natalidad.

El crecimiento demográfico de la población se dispara debido a la progresiva disminución de la mortalidad debido a enfermedades infecciosas. Al analizar los motivos de esta disminución, se llega a la conclusión de que sólo una sustancial mejora de la alimentación puede explicar el fenómeno. Las mejoras de la higiene personal y colectivas propias del siglo XIX, así como los logros de la medicina moderna producidos en el siglo XX, son los motivos fundamentales de que se

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

de que se PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004

PROCESOS SANITARIOS

La salud 5

mantuviera y aun se acentuara esa tendencia a la disminución de las enfermedades infecciosas como causa de morbilidad y mortalidad.

De hecho, este periodo coincide en algunos países de Europa y América con el proceso de industrialización de esas sociedades.

En las etapas iniciales de la industrialización se produce un fenómeno de cambio acelerado en las formas de vida, con ritmos de trabajo industrial muy prolongados, incluyendo a los niños y con pésimas condiciones de vivienda y alimentación; en ese contexto no sólo empeora la salud por las condiciones especificas que introduce el trabajo industrial (accidentes, productos tóxicos, etc.), sino también a causa de factores inespecíficos, pero no menos importantes, tales como la fatiga, una alimentación deficiente o la ausencia de condiciones higiénicas adecuadas.

Sin embargo, contemplando el proceso a largo plazo se observa en estos países un fenómeno de cambio en la salud de la población muy considerable. Persiste la disminución de la mortalidad entre adultos y niños y también disminuye la mortalidad durante el embarazo, parto y puerperio; de entre todas las causas de enfermedad y muerte son las infecciones las que disminuyen de una manera más sensible. A lo largo del proceso se va acentuando la disminución de la natalidad, lo cual desemboca en la proliferación de familias con un reducido número de hijos, lo que se acaba, convirtiendo en una característica casi invariable de las poblaciones industriales. Al mismo tiempo este último fenómeno tiene una marcada influencia en los restantes cambios señalados, al permitir un mayor poder adquisitivo de la familia y consiguientemente unas mejores condiciones de vida.

2.1.5. La Salud en las Sociedades Industrializadas. Aunque al hablar de la salud en las sociedades industrializadas resultaría poco menos que absurdo no tener en cuenta el drástico cambio experimentado por las tasas de mortalidad, natalidad y el aumento notorio de la esperanza de vida al nacer, no puede concluirse de ello que la salud de esas poblaciones ha experimentado una mejoría sin precedentes; y no podemos extraer esta conclusión, en primer lugar, porque los parámetros que hemos señalado y muchos otros que hemos omitido no permiten medir y comparar un fenómeno tan complejo y global como el de la salud, y en segundo lugar, porque, junto a la desaparición de las enfermedades infecciosas como primera causa de enfermedad y muerte, otras enfermedades han venido a instalarse con una frecuencia nada despreciable entre unas poblaciones que en su conjunto resultan cada vez más envejecidas.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

envejecidas. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 6

Entre estas nuevas enfermedades, a menudo calificadas de epidemias modernas, destacan las enfermedades cardiovasculares y entre ellas, los accidentes cerebrovasculares, la cardiopatía isquémica y la hipertensión. Asimismo ocupan un lugar muy importante entre las causas de muerte algunos tipos de cáncer, algunas enfermedades digestivas y respiratorias y los accidentes.

Sin embargo, la mortalidad significa sólo una pequeña parte de los muchos problemas de salud que se presentan hoy en la mayoría de los países occidentales; entre estos trastornos destacan por su frecuencia los de tipo psicosomático y psíquico. Gran parte de los problemas que se sufren actualmente son estados de dolencias psíquicas o psicofísicas, así como afecciones crónicas, recidivas e inseguridades complejas.

2.2. Definición de salud de la O.M.S.

En la actualidad, todo el mundo está de acuerdo en que, a pesar de sus méritos, las definiciones negativas de la salud no corresponden a la realidad y no son operativas por tres razones principales:

Porque para definir la salud en términos negativos hay que trazar el límite o línea divisoria entre lo normal y lo patológico, lo cual no siempre es posible.

Porque los conceptos de normalidad varían con el tiempo y, lo que ha sido considerado normal en un momento dado, puede que no lo sea en una época posterior.

Porque las definiciones negativas no son útiles en las ciencias sociales. La salud no es la ausencia de enfermedades e invalideces, de la misma forma que la riqueza no es la ausencia de pobreza, ni la paz la ausencia de guerra.

La O.M.S., en su Carta Magna o Carta Constitucional (1946), definió la salud como "El estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Esta definición marcó un hito en su momento, pero debemos reconocer que junto a aspectos muy positivos e innovadores, presenta también aspectos negativos o criticables.

Entre los aspectos innovadores están los siguientes:

Por primera vez se define la salud en términos afirmativos o positivos. Se considera la salud no sólo como la ausencia de enfermedad o invalideces, sino como un estado óptimo positivo que

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

positivo que PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 7

se sintetiza en la frase "completo bienestar", el cual se equipara con la salud.

No sólo se refiere al área física del ser humano, sino que, por primera vez en la historia, se incluyen las áreas mental y social. Según la nueva concepción, un hombre sano es aquel que puede mantener un estado de "completo bienestar", no sólo en su cuerpo, sino también en su mente y en su vida de relación.

Entre los aspectos negativos o criticables de la definición de las O.M.S. caben destacar los siguientes:

Equipara bienestar a salud, lo cual no siempre es verdad. Es indudable que un drogadicto se siente bien, le desaparecen las molestias y experimenta una sensación de bienestar en la fase de administración de la droga, pero es también indudable que este bienestar no es equiparable a la salud.

Se trata más de un deseo que de una realidad. Más que una definición es una declaración de principios y objetivos, ya que "un completo bienestar físico, mental y social" es difícilmente alcanzable.

Es una definición estática, ya que sólo considera como personas con salud a las que gozan de un completo bienestar físico, mental y social. La salud positiva es dinámica y no estática, existiendo diferentes grados de salud positiva.

Es una definición subjetiva, pues no habla del aspecto objetivo (capacidad de funcionar) de la salud.

2.3. Concepto de salud de Terris.

Muchos autores, entre ellos Terris, no están de acuerdo con la definición de la O.M.S., a la que consideran utópica, estática y subjetiva. Según Terris, debería eliminarse la palabra "completo" de la definición de la O.M.S., ya que la salud, como la enfermedad, no es un absoluto.

Hay distintos grados de salud, como hay distintos grados de enfermedad. Se puede estar más o menos sano, más o menos enfermo. Además, para Terris la salud tiene dos aspectos, uno subjetivo y otro objetivo: el aspecto subjetivo es el bienestar (sentirse bien en diferentes grados) y el aspecto objetivo es la capacidad de funcionar (funcionamiento en diferentes grados).

La enfermedad tiene también dos aspectos, uno subjetivo y otro objetivo: el aspecto subjetivo es el malestar (sentirse mal en diferentes grados) y el aspecto objetivo es el que afecta a la capacidad de funcionar (limitación del funcionamiento en diferentes grados).

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

grados). PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 8

Terris propone modificar la definición de la O.M.S. y definir la salud como "un estado de bienestar físico, mental y social, con capacidad de funcionamiento y no únicamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Esta definición es operativa, ya que para la mayoría de personas estar en buena salud equivale a la suma de bienestar (sentirse bien, estar bien, no tener molestias ni sufrimiento) y de capacidad de funcionar (poder trabajar si son adultos, o estudiar si son jóvenes, y poder realizarse normalmente con sus semejantes, gozando de las satisfacciones que proporciona la vida en la comunidad).

El único inconveniente de la definición de Terris, y, en general, de todas las definiciones, es que es posible la presencia conjunta de salud (bienestar en diferentes grados y capacidad de funcionamiento en diferentes grados) y ciertas afecciones o enfermedades en fase precoz que no producen síntomas (no producen malestar) ni limitan la capacidad de funcionamiento. Tal es el caso de un cáncer de cuello de útero en fase presintomática, descubierto en un examen ginecológico rutinario mediante la citología vaginal.

De todos modos, la definición de Terris supone un avance en el análisis conceptual de la salud, con la ventaja adicional de que se trata de una definición operativa.

2.4. Concepto dinámico de salud.

Este concepto es aplicable tanto a los individuos como a las comunidades. La salud y la enfermedad forman un continuo cuyos extremos son el óptimo de salud (completo estado de bienestar, según la O.M.S.), por un lado, y la muerte, por otro. En este continuo existe una zona neutra no bien definida. Esto significa que la separación de la salud y la enfermedad no es absoluta, ya que muchas veces no es posible distinguir lo normal de lo patológico.

Es de destacar que a uno de los extremos del continuo, la muerte, se llega en todos los casos por imperativos biológicos, mientras que el otro, el estado óptimo de salud, se alcanza muy raramente.

Entre la zona neutra y los extremos existen diferentes grados de pérdida de salud (enfermedad) y de salud positiva. La salud y la enfermedad no son, pues, estáticas, sino dinámicas, existiendo diferentes niveles de salud positiva y enfermedad.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

enfermedad. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 9

Como la muerte no es evitable y el óptimo de salud es difícilmente alcanzable, es mejor sustituir estos términos por muerte prematura y elevado nivel de bienestar y capacidad de funcionar, ya que las muertes prematuras son a menudo evitables y en los grados altos de salud positiva se puede alcanzar un elevado nivel de bienestar físico, mental y social y de capacidad de funcionamiento. Por otro lado, hay que destacar que tanto la salud como la enfermedad se ven considerablemente influenciadas por los factores sociales. El que se alcance un elevado nivel de salud o se produzca la muerte prematura está muy relacionado con las condiciones sociales en que viven inmersos el individuo y la colectividad.

En este contexto, podríamos definir la salud desde un punto de vista dinámico como "el logro del más alto nivel de bienestar físico, mental y social y de capacidad de funcionamiento que permitan los factores sociales en los que viven inmerso el individuo y la colectividad". En el bien entendido de que, en lo que concierne a las colectividades, ello no significa el abandono de la modificación de estos factores sociales, ya que la promoción de la modificación de los factores sociales es uno de los objetivos más importantes de la Salud Pública.

Este concepto dinámico de la salud es fundamental, ya que, como veremos a continuación, al analizar los determinantes de la salud en los países desarrollados, tanto la salud positiva como la pérdida de salud y las muertes prematuras están estrechamente relacionadas con el estilo de vida y el cumplimiento de los tratamientos y recomendaciones del médico. De hecho, la consecución de elevados niveles de salud positiva y la evitación de muertes prematuras dependen en gran medida de la adopción por parte de los individuos, grupos y colectividades de conductas positivas de salud. De ahí el interés actual de la educación sanitaria, la cual ha pasado a ser en los últimos años una de las técnicas fundamentales de la Salud Pública.

2.5. La salud y la enfermedad.

El proceso de enfermar tiene una secuencia que hay que conocer, llamada historia natural de la enfermedad:

Al principio del proceso, los agentes patógenos actúan sobre una persona sana. En su acción, puede recibir la ayuda de factores de riesgo personales. El resultado es que la persona pierde su equilibrio y enferma.

Durante un tiempo más o menos largo, la enfermedad no da signos ni síntomas, es decir, es asintomática. Así, mientras una intoxicación

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.: 91

PROCESOS SANITARIOS

La salud 10

alimentaría tarda sólo unas horas en causar trastornos, la hipertensión arterial puede permanecer asintomático durante meses o años.

Llega un momento en que las enfermedades comienzan a causar manifestaciones y, algo después, la persona se siente suficientemente mal como para pedir ayuda a los profesionales.

La enfermedad puede terminar de cuatro maneras:

o

Con la curación completa.

o

Con la enfermedad crónica.

o

Con secuelas.

o

Con la muerte.

Las enfermedades suelen deberse a varias causas a la vez, a un conjunto de agentes internos y externos. Todos saben que hay distintos factores y agentes patógenos que influyen en el riesgo de aparición de una determinada enfermedad y además, no todos enferman de la misma manera, sino que la intensidad de la enfermedad, o incluso su aparición, dependerá de los distintos agentes:

Una causa principal, completamente decisiva en la aparición de la enfermedad. Por ejemplo, las bacterias en la infección.

Una o más causas predisponentes, previas, que permiten que actué la causa principal. Por ejemplo, la malnutrición que disminuye las defensas del individuo y por lo tanto facilita la enfermedad.

Una o más causas desencadenantes que añadidas a la principal, facilitan su acción perjudicial, por ejemplo, otra infección anterior (después de un catarro, se puede evolucionar a una neumonía).

La Salud publica es la acción ordenada de la Comunidad para conseguir un medio y una conducta adecuados, con el fin de conservar y mejorar la salud de las personas. Otra definición válida sería: conjunto de intervenciones organizadas por la comunidad para prevenir las enfermedades, la discapacidad y la muerte, así como para promover y restaurar la salud.

Los aspectos mas destacados de la salud publica son:

Tiene un enfoque comunitario y social: estudia o actúa sobre grupos de población o sobre toda la población.

Tiene en cuenta las influencias que sobre la salud tienen los factores del medio ambiente, las relaciones entre las personas y el estado personal de cada uno.

Es pluridisciplinar: aprovecha los avances de las distintas ciencias. El objetivo de la salud publica es conservar y mejorar la salud de los individuos. Para conseguirlo se estudian las causas de la enfermedad

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

enfermedad PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 11

(los determinantes de la salud) y cómo se pueden eliminar o reducir, es decir, qué herramientas utiliza para ello (la educación sanitaria).

3. LOS DETERMINANTES DE LA SALUD

En la mayoría de las profesiones sanitarias se sigue un proceso de aprendizaje que suele apoyarse en una clasificación de las enfermedades por aparatos y sistemas. Es una orientación basada en las consecuencias de la enfermedad más que en sus causas, con la excepción de algunos apartados del tipo de las enfermedades infecciosas. En este capítulo, en cambio, nos interesa presentar una manera de clasificar los trastornos y enfermedades que contribuya a una mejor comprensión de las causas y de las posibilidades de prevención. Se trata de analizar los determinantes o condicionantes de la salud y la enfermedad en los individuos, grupos, y colectividades. Para ello es necesario estudiar los problemas de salud prevalentes y sus factores causales, los que actúan de una manera determinante sobre la salud humana.

3.1. La influencia de la herencia

La herencia constituye un mecanismo de memoria capaz de conservar y

transmitir información de generación en generación. Este mecanismo es

el resultado del funcionamiento de toda una estructura ya bien conocida

desde 1944, constituida por cromosomas, genes, y ácidos nucleicos; y de él depende todo el proceso humano del nacimiento-crecimiento- maduración-muerte, así como la transmisión del programa genético a otros individuos a través de la reproducción.

A menudo este programa sufre modificaciones, de modo que no se

comporta rígidamente, sino que admite un cierto grado de variabilidad. Las consecuencias de las mutaciones pueden ser muy diversas:

mejorar la adaptación del individuo al medio que le rodea, dificultarla o no tener efectos aparentes. Sin embargo, resulta muy importante recordar que tales mutaciones no se producen con ninguna finalidad determinada, sino que ocurre al contrario, es decir, depende de las consecuencias que las mutaciones tengan el que los caracteres que

éstas determinan tiendan a persistir en generaciones sucesivas o a desaparecer. A lo largo de la evolución de las especies no es una necesidad la que hace aparecer un determinado carácter, sino las ventajas o inconvenientes que la aparición de un carácter conlleva las que hacen que éste persista o desaparezca.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

desaparezca. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 12

En el momento de la fertilización de un óvulo por un espermatozoide el embrión es únicamente un programa genético constituido por 23 pares de cromosomas procedentes de sus progenitores. A partir de ese mo- mento la interrelación con el ambiente será ya constante, primero en el útero materno, posteriormente en el exterior.

3. 2. La influencia del ambiente

El hombre como cualquier otro ser vivo no puede considerarse aisladamente del ambiente que le rodea. La vida sólo puede entenderse en tanto que desarrollo de un programa genético en un determinado ambiente. Los elementos vivos y los inorgánicos se entrelazan íntimamente constituyendo sistemas cada vez más complicados en su organización, que suelen basarse para su funcionamiento en la utilización de la energía solar. Por este motivo, nos parece tan impor- tante el estudio de la ecología, en la medida que permite superar la separación entre lo hereditario y lo genético, al centrarse en la comprensión del conjunto que forman los seres vivos y el medio ambiente que les rodea, así como en sus relaciones e interacciones.

Sin embargo, a nosotros nos interesa específicamente hablar de la salud humana y por este motivo debemos prestar una especial atención a la especificidad y complejidad del ambiente humano.

El hombre es un ser a la vez biológico, cultural y social, sometido a una doble evolución biológica y cultural, que necesita para sobrevivir, adaptarse, tanto desde el punto de vista biológico como cultural; el am- biente de vida del hombre es complejo (físico, biológico, social y dinámi- co) las evoluciones cultural y social lo transforman; el sistema ecológico del hombre difiere del de los demás animales al menos en dos hechos:

en el nivel de desarrollo de la cultura y en la capacidad del hombre de modificar y transformar el medio ambiente.

La noción de ambiente se carga de elementos sociológicos cuando hacemos intervenir en ella al conjunto de la población humana; en este caso ya no se trata del ambiente natural, que todavía subsiste en algunos lugares no poblados de la tierra, sino del ambiente social creado por el hombre a lo largo de la historia.

Como conclusión se puede decir que la salud, en tanto que cualidad de la vida humana, sólo puede reconocerse a través de la interacción entre la herencia y el ambiente, aunque este ambiente sea cada vez más un ambiente transformado por el propio hombre.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

hombre. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 13

3.3. Los factores determinantes de la salud humana

A continuación se pretende analizar de una manera más pormenorizada las influencias del ambiente y de la herencia para mostrar qué factores, en concreto, inciden en la salud de una manera más determinante. De todos modos debe entenderse que no se está hablando aquí de causas de la enfermedad ya que eso implicaría tomar en consideración el conjunto de los factores causales implicados en un determinado trastorno o enfermedad.

Factores físicos.

A pesar del grado de control que el hombre ha adquirido sobre la naturaleza son muchos los factores físicos propios de un medio natural que son aún causa de enfermedad y en ocasiones muerte: frío o calor excesivo, sequías, inundaciones, terremotos, etc. Por el contrario, el tipo de transformación de la naturaleza que ha supuesto la industrialización en muchos países ha generalizado el uso de nuevos elementos, así como la presencia de nuevas situaciones que conllevan determinados problemas de salud en ocasiones tan frecuentes como son algunos tipos de accidente. Las radiaciones ionizantes tanto en su uso industrial o militar como médico son otro ejemplo de los problemas que para la salud pueden conllevar algunos factores físicos en una sociedad industrial.

Factores biológicos.

En este grupo pueden incluirse factores que van desde las bacterias patógenas causantes de infecciones en el hombre hasta animales tales como ofidios o escorpiones. Estos hechos siguen siendo frecuentes en algunos países de Asia y África. En la actualidad las enfermedades infecciosas constituyen la primera causa de muerte en la mayoría de países no industrializados, y aún en éstos, algunos procesos como la gripe o las neumonías ocupan un lugar importante en las tablas de mortalidad.

Factores químicos

La influencia de las sustancias químicas en la salud es tan diversa y compleja como poco conocida aún. Es evidente que son numerosas las sustancias que resultan imprescindibles para el desarrollo del organismo humano. Muchas de ellas se incorporan a través de la alimentación como es el caso de aminoácidos o vitaminas. Algunas como el flúor pue- den estar ausentes o en pequeña proporción en la dieta habitual de mu- chas poblaciones habiéndose, en cambio, demostrado su efecto benefi- cioso, a cierta dosis, para la salud. Sin embargo, el grupo de sustancias químicas con efectos perjudiciales

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.: 91

PROCESOS SANITARIOS

La salud 14

conocidos para la salud humana, aparece cada día como más numeroso: algunas tienen efectos cancerígenos y entre ellas están los compuestos policíclicos, las aminas aromáticas, los metabolitos del triptófano, los hidrocarburos clorados, las fibras de asbesto, el cromo y otras; las hay con efectos probadamente teratógenos y mutágenos algunas de las cuales han sido motivo de episodios de toxicidad (la intoxicación por Mercurio en Minamata (Japón), el caso de la dioxina en Seveso (Italia), o el de la Talidomida, especialmente en Alemania; algunas son contaminantes habituales en nuestro medio y sus efectos en la salud son relativamente bien conocidos: arsénico, cadmio o plomo. En ocasiones no se trata de una sustancia química, sino de un conjunto de ellas, tal es el caso de la contaminación atmosférica de las grandes ciudades en las que, además, el proceso se ve favorecido por unas circunstancias climatológicas determinadas.

En la actualidad existen en el mercado unas 15.000 sustancias químicas distintas y unas 500 son introducidas nuevamente cada año; sin embargo, en la mayoría de los casos, sus efectos posibles para la salud humana ni siquiera han sido estudiados.

Factores genéticos

No siempre las alteraciones genéticas causantes de enfermedades pueden ser consideradas como el factor responsable, ya que a menudo son únicamente el mecanismo de producción de tales trastornos. Así, por ejemplo, las radiaciones ionizantes tales como los Rayos X suelen tener efectos mutantes sobre las células germinales, los cuales, a su vez, pueden ocasionar malformaciones congénitas, por poner un ejemplo.

Sin embargo, en otras ocasiones los trastornos cromosómicos pueden obedecer a errores fortuitos o a factores no conocidos. Las enfermedades clasificables en este capítulo de los factores genéticos son muy diversas y pueden ir desde trastornos enzimáticos como la fenilcetonuria ligada a un solo gen hasta trastornos ligados a la presencia de cromosomas anómalos, tales como el Síndrome de Down en la trisomía 21.

Finalmente, hay que tener en cuenta, también, que algunos trastornos y enfermedades que no se manifiestan en el momento de nacer, sino mucho más tarde, deben ser considerados como efectos que al menos en parte obedecen a una influencia genética. Así, por ejemplo, procesos como la hipertensión arterial se supone están, en parte, determinados por una herencia genética de tipo poligénica, es decir, ligada a la acción de varios genes distintos. Incluso la muerte viene a ser un fenómeno

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

un fenómeno PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 15

que ya está determinado en el momento de nacer, a través del proceso de envejecimiento que nuestra herencia genética impone.

Factores sociales

En este apartado, se consideran una serie de situaciones cuya lógica es muy distinta de las expuestas hasta el momento. Si bien en los factores

anteriores contemplábamos trastornos y enfermedades determinados a menudo por un solo factor, hay que ser conscientes de que en realidad la mayoría de procesos patológicos no permiten este tipo de asignación tan simple; valgan de ejemplo las enfermedades cardiovasculares del tipo de la cardiopatía isquémica entre las causas de mortalidad más importante y las enfermedades y trastornos mentales o psicosomáticos entre las causas más importantes de morbilidad. Aunque quisiéramos no podríamos inculpar de estos procesos a un solo factor físico, químico o biológico.

Existen una serie de factores sociales cuya influencia en la salud es también muy notable. Entre estos factores cabe considerar el nivel socioeconómico, la clase social, el trabajo o trabajos desempeñados, la vivienda ocupada, el tipo de relaciones interpersonales, el sitio de residencia, etc. Estos factores implican en ocasiones una determinada manera de actuar algunos de los factores anteriormente analizados, pero a menudo suponen también otro tipo de influencias tales como una falta de disponibilidad de servicios sanitarios o una imposibilidad de acceder a los ya existentes.

Conviene tener presente que los factores sociales no sólo implican unas determinadas influencias sobre la salud y la producción de enfermedades, sino que al mismo tiempo suponen también una influencia en la manera y las características con que un grupo determinado reacciona ante la salud y la enfermedad.

3.4. Los estilos de vida.

En los países occidentales desarrollados las enfermedades predominantes en la actualidad son las enfermedades crónicas y los accidentes.

El informe Lalonde, A new perspective on the health of canadians (1974), enfatizaba sobre los diversos elementos que influyen, o más bien, determinan el estado de salud individual y colectivo. Analizó el tema de los determinantes de salud y construyó un modelo que ha pasado a ser clásico en la Salud Pública.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

Pública. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 16

Según Lalonde, el nivel de salud de una comunidad viene determinado por la interacción de cuatro factores: la biología humana, la contaminación del medioambiente, el sistema de atención sanitaria y el estilo de vida, que es el determinante más importante.

1. La biología humana.

Las causas de la enfermedad que dependen de la biología humana son la información genética del individuo y su edad. Ambos factores no pueden modificarse.

La información genética. Algunas enfermedades son más

frecuentes en hombres que en mujeres. Por ejemplo la osteoporosis es mas frecuente en las mujeres y el infarto de miocardio en los hombres. Algunas enfermedades son mas frecuentes en ciertos grupos de población: los cánceres de piel son más comunes en personas de piel blanca, el cáncer de estomago es mas frecuente entre los japoneses…

La edad. Hay enfermedades que son típicas de los niños

(sarampión, paperas…), otras son más propias de los jóvenes (algunos cánceres) y otras de los ancianos, como la demencia. El envejecimiento en sí mismo deteriora poco a poco nuestras capacidades.

2. El medio ambiente.

El agua, el suelo, el aire y los alimentos pueden estar contaminados,

causando enfermedades. En las épocas en que la polución atmosférica es más grave aumentan los casos de enfermedades y muerte. Las enfermedades trasmitidas por el agua y los alimentos contaminados continúan siendo una importante fuente de enfermedad, también en los países desarrollados. La contaminación del aire, del agua, del suelo y del medio ambiente psicosocial y sociocultural viene dada por factores de naturaleza:

(bacterias, virus, protozoos, hongos, artrópodos,

Biológica

polen).

Física (ruidos, radiaciones, polvo humos desechos sólidos o líquidos)

Química (óxidos de azufre, óxido de nitrógeno, hidrocarburos, mercurio, plomo, cadmio, plaguicidas, etc.).

Psicosocial y sociocultural (dependencias, violencias, promiscuidad sexual, estrés, competitividad)

3. El estilo de vida o las conductas de salud.

se define como el conjunto organizado de pautas de

comportamiento elegidas por el individuo o el grupo entre las diversas opciones posibles. La condiciones de vida vienen determinadas por las

El estilo de vida

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

de vida PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 17

posibilidades de opción. La elección personal de un determinado estilo de vida depende de las características individuales y de las presiones del ambiente: proceso de socialización, control social, cambio social, demografía, trabajo, recursos y forma de vida.

El estilo de vida es una forma de vida que se basa en patrones de comportamiento identificables, determinados por la interacción entre las características personales individuales, las interacciones sociales y las condiciones de vida socioeconómicas y ambientales.

Estos modelos de comportamiento están continuamente sometidos a interpretación y a prueba en distintas situaciones sociales, no siendo, por lo tanto, fijos, sino que están sujetos a cambio. Los estilos de vida individuales, caracterizados por patrones de comportamiento identificables, pueden ejercer un efecto profundo en la salud de un individuo y en la de otros. Si la salud ha de mejorarse permitiendo a los individuos cambiar sus estilos de vida, la acción debe ir dirigida no solamente al individuo, sino también a las condiciones sociales de vida que interactúan para producir y mantener estos patrones de comportamiento.

Sin embargo, es importante reconocer que no existe un estilo de vida óptimo al que puedan adscribirse todas las personas. La cultura, los ingresos, la estructura familiar, la edad, la capacidad física, el entorno doméstico y laboral, harán más atractivas, factibles y adecuadas determinadas formas y condiciones de vida.

El estilo de vida de una persona es el motivo más importante de que esta conserve su salud o que caiga enferma. De hecho, se considera al estilo de vida como responsable del 40 % de las muertes en los países desarrollados. La alimentación, la actividad física, las prácticas sexuales, la higiene, el abuso de sustancias, las relaciones personales y la conducción temeraria son los factores de riego más importantes asociados a la conducta. A continuación se comentan algunos de ellos:

Consumo de drogas institucionalizadas. El consumo de tabaco es la causa aislada más importante de muerte en las sociedades ricas. Cada año mueren unos 54.000 españoles a consecuencia del tabaco. Además, en los próximos años el problema se agravará porque cada vez hay más fumadores entre las mujeres y cada vez se empieza antes a fumar. También el consumo de alcohol se relaciona con gran parte de los accidentes de trafico y laborales y de las cirrosis hepáticas.

Consumo de drogas no institucionalizadas.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.: 91

PROCESOS SANITARIOS

La salud 18

Falta de ejercicio físico. El poco ejercicio físico, favorece la aparición de obesidad, artrosis, arteriosclerosis

Situación de estrés.

Carencias y excesos nutricionales. La nutrición en España tiene dos deficiencias básicas:

o El 40 % de los españoles consume demasiadas calorías (procedentes de las grasas y los azúcares) y demasiadas proteínas (procedentes de la carne). o Determinados grupos, especialmente los adolescentes y ancianos, tienen déficit de algunas vitaminas y minerales. Existe un consumo excesivo de grasas saturadas de origen animal.

Promiscuidad sexual.

Violencias.

Conducción peligrosa. Cada año mueren en España en torno a 6.000 personas por accidentes de tráfico. Los motivos evitables de estos accidentes son el estado y la conservación de las carreteras, además de la velocidad inadecuada o sin llevar el cinturón de seguridad, y conducir bajo los efectos del alcohol o de otras drogas.

Hábitos reproductivos insanos.

Mala utilización de los servicios de asistencia sanitaria. Si no se usan correctamente los recursos disponibles, no se puede sacar provecho a una asistencia de calidad. Por ejemplo, si no se consulta por el trastorno que se sufre o bien se consulta demasiado tarde, si no se acude a las revisiones programadas, si no se cumplen las prescripciones terapéuticas o si se usan mal los medicamentos.

4. El sistema de asistencia sanitaria.

Calidad.

Cobertura.

Gratuidad.

Todos estos factores son, por lo menos en teoría, modificables, y hacia ellos deberían dirigirse de forma prioritaria las acciones de salud pública.

No obstante, es preciso señalar que todos estos determinantes están muy influenciados por factores sociales. Desde los inicios de la salud pública moderna, se conoce que la salud y la enfermedad están desigualmente repartidos entre la población. También se sabe que esta desigual distribución obedece en gran parte a diferencias sociales y culturales entre los individuos, grupos y colectividades. Así, por ejemplo, se tiene constancia de que existen grandes diferencias en la mortalidad según la clase social, y que estas diferencias se han mantenido prácticamente estables a lo largo del siglo XX, no habiendo sido

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

sido PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 19

influenciadas por los extraordinarios avances de la medicina ocurridos en los últimos 40 años. Estas diferencias se observan también para las diversas mortalidades específicas por edades y por causas. Todos estos hechos ponen claramente de manifiesto que sin el cambio y promoción social y el control de los factores sociales negativos, será muy difícil que el sistema de Salud Pública de cualquier país pueda modificar de forma positiva el nivel de salud de la comunidad.

La distribución de los gastos del Sector Sanitario en Canadá según datos publicados en el Informe Lalonde, no tiene en cuenta las prioridades marcadas por la epidemiología. Los gastos de asistencia sanitaria son muy superiores a los que le corresponderían de acuerdo con la importancia relativa de este sector en la determinación de los niveles de la Salud Pública en Canadá. Con el medio ambiente y el estilo de vida ocurre al revés, siendo los gastos muy inferiores a lo que les correspondería de acuerdo con su importancia relativa.

Numerosos estudios efectuados en Estados Unidos después de la aparición del Informe Lalonde han confirmado la importancia de los estilos de vida como determinantes de la salud en los países desarrollados. También han confirmado que la distribución de los recursos que estos países destinan al sector salud está extraordinariamente sesgada a favor de la asistencia sanitaria, la cual se lleva la mayoría de los recursos.

En el estudio de Dever, el análisis epidemiológico de la mortalidad en Estados Unidos en el período 1974-1976 señaló que el factor más importante era el estilo de vida (43%), mientras que el Sistema de Asistencia Sanitaria sólo contribuía en un 11 % en la determinación del nivel de salud de los ciudadanos americanos. Cuando se analiza la distribución de los recursos destinados al sector salud, se observa que la asistencia sanitaria se llevó en dicho año el 90.6% de los recursos monetarios gastados, mientras que sólo el 1.2 % se dedicaba a la educación sanitaria.

 

Distribución de la mortalidad según el modelo epidemiológico (porcentajes)

Gastos federales destinados al sector salud (porcentajes)

Sistema de asistencia sanitaria

11

90,6

Estilo de vida

   

43

1,2

Medio ambiente

19

1,5

Biología humana

27

6,9

 

100

100,2*

*Los porcentajes no suman 100 por el ajuste de cifras.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

de cifras. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 20

Estudios más profundos realizados por el Center for Diseases Control de Atlanta, tomando como base las 10 primeras causas de muerte en el año 1977, ponen de manifiesto que, cuando se eliminan las muertes durante el primer año de vida (edad en que los factores biológicos son muy importantes como determinantes de la mortalidad en los países desarrollados), la proporción de mortalidad determinada por el estilo de vida aumenta de forma importante acercándose al 50 %. Si el análisis se efectúa sobre los años potenciales de vida perdidos por muertes de 1 a 75 años y de 1 a 65 años, las proporciones de mortalidad atribuibles al estilo de vida son aún mayores, superando el 50 %

El efecto pernicioso de los comportamiento insanos, medido en términos de mortalidad prematura, y los efectos beneficiosos para la salud positiva de los estilos de vida sanos, han sido demostrados también mediante estudios de cohortes diseñados expresamente para este fin.

Especialmente interesante es el estudio realizado en Alameda County, California, por Lester Breslow y cols. El estudio incluyó un total de 6.928 personas de ambos sexos, residentes en este condado desde 1965, que respondieron a una serie de preguntas sobre su estilo de vida que les fueron formuladas en dicho año por entrevistadores especializados, siguiendo un cuestionario estándar diseñado al efecto.

El estudio demostró de forma fehaciente que cinco comportamientos de salud estaban significativamente asociados al incremento de riesgo de muerte en los individuos de 30 a 69 años. Los cinco hábitos en cuestión fueron los siguientes:

Consumo de cigarrillos.

Actividad física.

Consumo de alcohol.

Obesidad.

Número de horas de sueño.

Aunque la asociación con la mortalidad incrementada estuvo presente para los cinco factores considerados, fue especialmente intensa en los tres primeros, los cuales demostraron ser importantes predictores de mortalidad.

Para evaluar el impacto acumulativo de estos hábitos, se establecieron tres grupos de riesgo:

Elevado (4 o 5 hábitos insanos presentes).

Medio (3 hábitos insanos presentes).

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

presentes). PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 21

Bajo (2 o menos hábitos insanos presentes).

En los varones, el riesgo relativo de mortalidad del grupo de personas

con riesgo elevado sobre el grupo de bajo riesgo fue de 2.8. En las mujeres, el riesgo relativo fue aún mayor: 3.2.

Sin excepción alguna, para cada grupo de edad y sexo, los grupos de riesgo elevado presentaron tasas de mortalidad más elevadas que los grupos de bajo riesgo.

Hay que señalar que la asociación entre los hábitos insanos y la mortalidad fue independiente de otras variables que podían actuar como factores de confusión, tales como el estado socioeconómico, la raza, la clase de asistencia sanitaria recibida y diversos factores psicológicos. De todos modos, las personas pertenecientes a los grupos socioeconómicos menos favorecidos y con peor estado de salud en el momento de su inclusión en el estudio tenían más probabilidades de estar en los grupos de riesgo elevado o medio que los individuos pertenecientes a las clases sociales más altas y de mejor estatus de salud en el momento de su incorporación al estudio en 1965.

El consumo de cigarrillos y de alcohol, la práctica de ejercicio físico, las horas de sueño por la noche y el peso en relación con la talla, se encontraron también significativamente asociados con el estado de salud a los 9 años en el estudio de Wiley y Camacho, basado en los datos de 3.892 adultos blancos de ambos sexos pertenecientes al estudio del Alameda County. Cuanto menor era el número de los hábitos insanos practicados en 1965, mejor era el estado de salud en 1974, y viceversa. Estos datos sugieren que un estilo de vida sano, además de prevenir muertes prematuras, contribuye de forma importante a la salud positiva y, en definitiva, a la calidad de vida.

Como consecuencia de los estudios citados y de otros muchos, en especial el estudio prospectivo de Framingham sobre las enfermedades cardiovasculares y los que demostraron que las enfermedades causadas por los estilos de vida insanos son también las que mayores costos directos ocasionan al Sistema de Asistencia Sanitaria, en los años 70 surgió una importante corriente de pensamiento en Estados Unidos y Canadá que recomendó cambiar las prioridades de la Salud Pública en estos países, dedicando mayor porcentaje de recursos a la prevención y a la educación sanitaria con el fin de corregir el importante sesgo observado entre las prioridades marcadas por la epidemiología y la distribución de los recursos sanitarios a cada uno de los 4 grandes determinantes de la salud mencionados en el Informe Lalonde. Posteriormente, esta corriente de opinión se ha extendido a Europa y los demás países desarrollados.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.: 91

PROCESOS SANITARIOS

La salud 22

De todos modos, aunque los esfuerzos en los últimos años han sido importantes, los continuos avances tecnológicos de la asistencia sanitaria y la inercia de gastos que todo Sistema de Asistencia Sanitaria comporta, hacen que hoy en día incluso en Canadá persista gran parte del sesgo señalado por Lalonde en su informe del año 1974.

4. NECESIDAD DE LA EDUCACION EN EL CAMPO DE LA SALUD

La conducta humana, entendida como acciones individuales y comportamientos colectivos en lo relativo a la nutrición, la conducta sexual, las relaciones familiares y los hábitos de consumo de drogas y de actividades de ocio (lo que se describe en conjunto como estilos de vida), son los más importantes determinantes de la salud, junto con los aspectos medioambientales, entre los cuales destacan la calidad del agua de bebida, la higiene de los alimentos, las condiciones de las viviendas y la seguridad e higiene en el ambiente de trabajo.

Por el contrario, la contribución a la salud de los sistemas y dispositivos asistenciales es menor de lo esperable, y ello esencialmente gracias a las intervenciones clínico-preventivas, como las vacunaciones infantiles,

o a medidas muy básicas en los cuidados hospitalarios, como la

hidratación intravenosa, la cirugía de la apendicitis o la atención al parto y puerperio. También está teniendo un fuerte impacto poblacional el tratamiento de la hipertensión o el de las cardiopatías, así como el uso

de antibióticos en las infecciones y la corrección de las enfermedades endocrinas y de la insuficiencia renal crónica.

Las profesiones sanitarias son realmente muy antiguas, sin embargo podemos afirmar que su impacto objetivo sobre el estado de salud de la población ha sido mínimo hasta épocas recientes. De hecho, en la Terapéutica moderna, de R. Franck (Editorial Gustavo Gil,1929) sólo se mencionan 6 fármacos útiles en la actualidad (aspirina, quinina, efedrina, adrenalina, codeína y los digitálicos) y otros pocos útiles en aquel momento histórico, pero ya superados hace décadas, como el salvarsán para la sífilis o el cloroformo como anestésico.

No debemos entender esto como un rechazo a los dispositivos asistenciales, sino como una información esencial para entender qué hacemos en el ámbito de la salud y qué es responsabilidad o consecuencia de qué acciones.

El descenso de las enfermedades infecciosas se produjo antes de la

aparición de los antibióticos, gracias a la mejora en la nutrición y el

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

y el PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 23

saneamiento del agua, sobre todo, y la disminución de las avitaminosis comenzó mucho antes de que se vendiese el primer suplemento vitamínico.

Por otro lado, un trasplante cardíaco salva una vida y una apendicectomía salva igualmente una vida. Un número no muy grande de vacunaciones de sarampión salva también una vida, pero cada una de esas intervenciones tiene un coste directo muy diferente, por no hablar de los costes relacionados con la generación y mantenimiento de las tecnologías y los cuidados postoperatorios en el primer caso, de modo que en los países desarrollados hemos alcanzado el hito del triunfo de los trasplantes, mientras que en los países en vías de desa- rrollo la cobertura vacunal para el sarampión puede ser mucho menor del 50%

Además, cualquier intervención clínico-terapéutica, si no va asociada a un dispositivo de ayuda a la inserción social y de rehabilitación de las funciones mermadas, verá claramente disminuidos sus potenciales beneficios.

Es evidente que, a pesar de su diferente impacto en términos de salud, existe una desproporción en las inversiones públicas y privadas en los diversos determinantes de la salud en los países desarrollados. Los sistemas sanitarios se llevan la mayor parte de la inversión pública y de ella, la mayor parte a su vez corresponde a la remuneración de los profesionales.

En segundo lugar estaría la inversión en control del medio ambiente, pero sólo si incluimos los costes del tratamiento de los residuos y de la depuración de aguas para el consumo, junto con los estudios de impacto ambiental y los costes asociados de las empresas para su cumplimiento, es decir, que gran parte de estos costes es asumida por ayuntamientos, comunidades y particulares, más que a partir de presupuestos específicos de sanidad. En tercer lugar, las inversiones para conocer o modificar la biología humana, y por último, en cuanto a cuantía de los gastos, la educación sanitaria y la intervención social para modificar los hábitos de salud, los estilos de vida, que son la causa de la mayor parte de las enfermedades y de las muertes evitables de los países desarrollados.

Así planteado, resulta bastante obvio que habría que redistribuir la riqueza empleada de una manera más inteligente hacia aquellos elementos más rentables en términos de salud, los que ayudan de modo más eficiente a la prevención y el control de las enfermedades. Pero

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

Pero PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 24

esta es una aproximación simplista. Ni los colectivos implicados (los profesionales sanitarios, principalmente) ni los usuarios del sistema (los ciudadanos) están dispuestos a retroceder un ápice en retribuciones o beneficios sociales, los unos, ni en prestaciones sanitarias concretas y accesibilidad, los otros, y los nuevos avances tecnológicos y terapéuticos son cada vez más costosos.

Se trataría más bien de seguir creciendo en inversiones en sanidad, pero más velozmente, con mayor determinación en las medidas de prevención y promoción, las únicas que, pese a su coste, pueden disminuir la carga neta de enfermedad de la población, sus sufrimientos y los costes derivados de su curación y cuidados.

Por estas razones, actualmente, en que la patología predominante se halla constituida por las enfermedades crónicas y los accidentes, la educación sanitaria ha pasado a ocupar un lugar central en las estrategias de la Salud Pública, ya que tanto la prevención como el control de dicha patología depende en gran medida de la educación para la salud.

La educación sanitaria es fundamental para que la población comprenda

las bases científicas y la necesidad de los programas de Salud Pública, para que participe activamente en la toma de decisiones para su puesta en marcha y para que dé soporte a las medidas que comprendan. También lo es para que los individuos modifiquen sus comportamientos insanos (prevención primaria), con objeto de eliminar los factores de riesgo de las enfermedades crónicas puestos de manifiesto por los estudios epidemiológicos (consumo de tabaco, de alcohol, de drogas

ilegales, consumo excesivo de alimentos ricos en grasas saturadas, etc.)

y para que participe activamente (autoexamen, detección de los

primeros síntomas y signos de las enfermedades crónicas) o pasivamente (screenings) en el diagnóstico precoz de estas enfermedades, lo cual, en algunos casos, mejora el pronóstico de la afección (prevención secundaria). Por último, la educación sanitaria también es fundamental para persuadir a los individuos afectos de enfermedades crónicas para que participen activamente en el tratamiento de su enfermedad y sigan las recomendaciones terapéuticas prescritas por su médico (prevención terciaria).

Si la educación sanitaria es en la actualidad un instrumento primordial

para la prevención de las enfermedades y para su curación, hoy en día

la educación para la salud se ha hecho imprescindible para el fomento

de la salud de la población y para el logro de niveles óptimos de salud positiva. Aun en ausencia de enfermedad, el logro de buenos niveles de

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

niveles de PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid

PROCESOS SANITARIOS

La salud 25

salud positiva depende en gran parte de las conductas que adopten los individuos, grupos y colectividades en relación con la alimentación y nutrición, la actividad física, la evitación del estrés, el sueño y el reposo y la utilización razonable del ocio. De ahí la importancia de la educación sanitaria para conseguir que estas conductas sean, siempre que sea posible, positivas.

En los países desarrollados, actualmente existe un acuerdo general sobre la importancia de los estilos de vida en la causalidad de los problemas de salud prevalentes. Asimismo, nadie discute la importancia de los comportamientos como determinantes del nivel de salud positiva alcanzado por los individuos, grupos y colectividades. También hay unanimidad en la importancia atribuida a la observancia y cumplimiento de las recomendaciones y prescripciones del médico en la restauración de la salud.

En todos estos países se ha señalado la necesidad de poner en marcha programas de educación sanitaria con el fin de prevenir la morbilidad y mortalidad derivadas de los hábitos insanos, fomentar la salud de los ciudadanos y contribuir a su restauración cuando se ha perdido. El objetivo último de estos programas es modificar los comportamientos de la población en sentido favorable a la salud.

En último término, la educación sanitaria favorece la salud de las personas capacitando a los individuos y grupos para conseguir los objetivos fijados con respecto a su salud, mejora y mantiene la calidad de vida, impide la producción de muertes, enfermedades y minusvalías evitables, y mejora la interacción humana y fomenta la autonomía del paciente en el sistema de salud.

5. BIBLIOGRAFÍA

COSTA

M

LÓPEZ

, Barcelona: 1986.

E.

Salud

Comunitaria.

Martínez

Roca.

DAWBERT, T.R. The Framingham Study. Harvard University Press, Massachusetts: 1980.

FRÍAS OSUNA, A. Salud Pública y Educación para la salud. Masón. Barcelona: 2000.

GALLAR, M. Promoción de la salud y apoyo psicológico al paciente. Paraninfo. 4ª Ed. 2006.

LALONDE, M. A New Perspective on the Health of Canadians.

Office of The Canadian Minister of National Health and Welfare,

1974.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

1974. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.:

PROCESOS SANITARIOS

La salud 26

Web: http://www.preparadoresdeoposiciones.com

Email: Preparadores@arrakis.es

REV.: 04/06

MARTÍNEZ NAVARRO F. McGrawHill and Interamericana. Salud Pública. Madrid: 1997

NORDENFELT, N. On the Nature of Health. An Action- Theoretic Approach. Kluwer Academic Publishers, Dordrecht: 1987.

NORDENFELT, L., LINDAHL, B. Health, Disease, and Causal

Explanations in Medicine. Kluwer Academic Publishers, Dordrecht:

1984.

OMS. Estrategia global de Salud para Todos en el año 2000. Ginebra. Suiza, 1981.

OMS. Salud para todos. Alma-Ata 1978.

TERRIS, M. La revolución epidemiológica y la medicina social. Siglo XXI Editores, México: 1980.

TOOMBS, S.K. The Meaning of Illness. Kluwer Academic Publishers, Dordrecht: 1992.

PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA

C/ Génova, 7 – 2º 28004 Madrid

Tel.: 91 308 00 32

1992. PREPARADORES DE OPOSICIONES PARA LA ENSEÑANZA C/ Génova, 7 – 2º • 28004 Madrid Tel.: