You are on page 1of 8

CROSSOVER PASIVO DE 3 VÍAS DE SEGUNDO

ORDEN

Presentamos un divisor de frecuencias de segundo orden que puede ser ampliado en


potencia y modificado en las frecuencias que entrega.
Debido al éxito de nuestro crossover pasivo básico para principiantes que hicimos ya
hace unos años, nos vimos en la necesidad de ampliar el tema. En esta ocasión haremos
un crossover que puede ser usado con amplificadores que tengan una potencia de hasta
500W por canal. Así los pueden usar con nuestros amplificadores estéreo de 1000W.
Una de las grandes ventajas de este divisor de frecuencias es que su tarjeta es bastante
amplia, lo que permite en dado caso ampliar su potencia con sólo fabricar bobinas con
alambre más grueso y obviamente, recalculando las vueltas de alambre.
También podemos cambiar su punto de corte de la frecuencia cambiando los
condensadores y la inductancia de las bobinas.

El crossover que aprenderemos hacer a continuación es del tipo Butterworth o Filtro


Pasivo, que por lo regular se usa en el sonido Hi-fi.
NOTA: Antes de encaminarse a realizar este proyecto, debe leer el artículo del
Crossover de 3 vías de primer orden. En él se encuentra la teoría básica necesaria
para entender este circuito.

Algunos ejemplos de cómo cambiar el corte de frecuencias

Como un buen crossover o divisor de frecuencias debe estar acorde con los parlantes,
caja y gusto del escucha, a continuación mostramos un par de ejemplos de cómo al
cambiar el valor de un componente, se cambia el corte de frecuencias.
La bobina del Woofer

El corte de frecuencias de las frecuencias bajas para el woofer o parlante de bajos, se


realiza principalmente con una bobina que se coloca en serie con el parlante. Entre más
alto es el valor de la bobina, mayor será el corte de frecuencias medias y altas, dejando
pasar, únicamente las frecuencias bajas.

Observemos el gráfico de la izquierda. Éste representa el corte que da una bobina de 1.8
mH en el woofer de nuestro crossover. El parlante tiene un tope de 1000 Hz y a partir
de ahí se da una caída rápida de frecuencias. Quiere decir que el woofer reproduce todos
los bajos, llegando hasta 1KHz que ya es algo de banda media.

En cambio en el gráfico de la derecha, tenemos un corte con una caída a los 500 Hz. La
bobina de 3.6 mH no permite el paso de frecuencias medias, como si lo permitía la
bobina de 1.8 mH. Así que con este ejemplo se puede dar una idea de cómo cambiar el
valor de la bobina del bajo, para conseguir el corte de frecuencias de su gusto.

Bobina del Tweeter

Ahora veamos el caso opuesto. El corte de frecuencias altas para el tweeter se hace con
condensadores en serie y bobinas en paralelo. Entre más bajo es el valor de la bobina, el
corte de frecuencias bajas y medias será mayor y va subiendo hacia las frecuencias
altas.

En el gráfico de la izquierda se muestra como al colocar una bobina en paralelo con el


tweeter, se logra un corte de frecuencias desde los 3500 Hz hacia abajo. Eso es un brillo
bastante agudo y delgado. Personalmente da un sonido delgado que me parece bastante
agradable.
En cambio en el gráfico de la derecha tenemos que el corte de frecuencias es más abajo,
más o menos por los 2500 Hz. Este sonido es un poco más medio, pero tiene más
volumen. Ya será a gusto de cada quien el tipo de corte que desee lograr.

Los condensadores en los Crossover

El comportamiento de los condensadores es totalmente inverso al de las bobinas. Con


ellos también se pude experimentar cambiando los valores hasta lograr el corte ideal.
Lo invitamos a que haga muchas pruebas. Reiteramos que lograr un buen sonido
depende de muchos factores como; la caja, tipo de parlantes y por supuesto el crossover,
y eso sin contar que debemos tener un buen amplificador.
A continuación daremos algunos consejos prácticos a la hora de armar su propio divisor
de frecuencias de 3 vías, de segundo orden.

Construcción de las bobinas

La formaleta

La bobina está formada por un rollo de alambre enrollado sobre un núcleo que puede ser
de aire o en muchos casos de hierro-silicio.
Para sostener el alambre sobre el núcleo sin que se desperdicie, se requiere de una
formaleta.

En los crossover de marca la formaleta esta


hecha de plástico, pero como no son
comerciales, nos vimos en la necesidad de
hacerlas con cartón paja o algún tipo de cartón
duro. Se enrolla
cartón sobre el núcleo, teniendo en cuenta que el
ancho no cubra los orificios de las láminas del núcleo, ya que esos orificios son para
posteriormente asegurar la bobina con tornillos.
Luego se construyen dos cuadrados de cartón más grueso, que serán las tapas laterales
de la formaleta. Todo se pega con pegante instantáneo.
NOTA: Como no conseguimos cartón grueso, de al menos 3 milímetros para los
laterales, lo que hicimos fue pegar varios cartones, hasta dar la consistencia ideal para
las tapas.
Construcción de las bobinas

La construcción de las bobinas


es muy simple. El núcleo está
formado por cierta cantidad de
láminas de transformador en
forma de (I). Para el caso de la
bobina del medio, usamos 28
láminas de hierro-silicio de 6.8
cms por 1.2 cms, y para la
bobina del bajo usamos 30
láminas de hierro-silicio de 7.5
cms por 1.3 cms
Luego de tener los núcleos y haber construido la formaleta sobre cada uno de ellos, se
procede en enrollar el alambre magneto hasta conseguir la inductancia deseada.
La bobina del tweeter está construida sobre un carrete reciclado de esparadrapo, del
mismo usado en primeros auxilios. Se enrollaron 16 metros de alambre de cobre aislado
calibre 21 AWG, para lograr una inductancia de 0.65mH. Para la bobina del parlante
medio se enrollaron 6 metros de alambre de cobre calibre 18 AWG, para lograr una
inductancia de 0.6mH. Y para la bobina del parlante bajo o woofer, se enrollaron 12
metros de alambre de cobre aislado calibre 16 AWG, para lograr una inductancia de
1.8mH.

NOTA: Si no logra conseguir láminas de hierro-silicio del mismo tamaño al que


usamos o simplemente no consigue el material adecuado, lo puede reemplazar por
láminas de hierro común, conocido como (cold rolled).
Claro está que como este material no va a generar la misma inductancia, tendrá que dar
más vueltas de alambre y obligatoriamente tener un multímetro que mida inductancia
(inductómetro), para verificar que la bobina quede correcta.

Bobina del tweeter

La bobina del tweeter trabaja


en equipo con un condensador
de 2.2 uF. Claro que eso puede
variar, dependiendo del corte
de frecuencia que se desea.
Como explicamos
anteriormente, el corte de
frecuencias altas de éste
crossover es de 3500 Hz. Este
corte es ideal para tweeter
piezoeléctricos, ya que estos
son muy chillones. Así se reduce su distorsión. Pero si se usa un tweeter de bobina, el
sonido va a ser más suave y si solo se usa un tweeter, se perderá algo de volumen, A
pesar de que el sonido es mucho más bonito.
Si se usan dos tweeter de bobina, se recupéra el volumen y el sonido es delgado y fino.
Pero si solo tenemos un tweeter de bobina y es de buena calidad, podemos probar con
una bobina de 1mH y condensador de 3.3 uF. Todo esto es al gusto y requerimiento del
tweeter a usar.

Bobina del parlante medio

Para el caso de la bobina del


medio, en este caso es algo
diferente. Su función es la de
restringir frecuencias altas y no
está trabajando con ningún
condensador. El condensador
que va en serie con esta bobina
hace todo lo contrario. El
condensador restringe frecuencias bajas, mientras que la bobina en serie restringe las
frecuencias altas.
Un corte de entre 2500 Hz y 3000 Hz se logra con bobinas entre los 0.6 y 0.8 mH
De igual manera que en la bobina del tweeter, se puede experimentar subiendo o
bajando su valor, hasta lograr el punto que deseamos.

Bobina del woofer


Esta bobina es la más polémica. El gusto de cada persona es bastante diferente.
En este caso es una bobina de 1.8 mH que hace el corte a los 1000Hz. Para algunos es
un woofer haciendo demasiado medio, pero si estamos hablando de hacer un bafle full
range es válido. Hay que entender que el medio hace el corte y su cruce con el bajo en
los 1000 Hz, así que no se pierden frecuencias.
Sin embargo un corte a los 500Hz es muy usual. Así que si desea ese corte, es necesario
enrollar 24 metros de alambre, usando el mismo núcleo.
Más adelante haremos otros crossover de 3 vías con diferentes cortes para que
comparen.

La etapa del woofer también


tiene un condensador de 22 uF
no polar, que está formado por
4 condensadores de 22 uF
polares. ¿Porque hacer esto?
Sencillamente porque los
condensadores no polares de
alto voltaje son escasos o son
muy costosos.
Recordemos que al colocar dos
condensadores polares unidos por sus negativos, se convierten en un condensador no
polar de la mitad de la capacitancia de ambos condensadores. Y si se colocan dos
condensadores en paralelo, su capacidad se suma.
Al tener dos condensadores de 22 uF en serie, tenemos un condensador de 11uF no
polar, pero como son dos series colocadas en paralelo, volvemos a obtener una
capacitancia de 22 uF no polar.

En la etapa del tweeter primero


tenemos una resistencia que
puede ser desde 8.2 ohmios,
hasta 15 ohmios. Se coloca con una potencia de 20W ya que cuando el amplificador
trabaja a su máxima potencia, la resistencia calienta.
Luego de la resistencia viene dos condensadores de 4.7 uF en serie y unidos por sus
polos negativos. Así se consigue un condensador de 2.3 uF, que es lo más aproximado a
los 2.2 uF que tenemos en el diagrama eléctrico. Éste condensador se encarga de limitar
el paso de frecuencias bajas y medias.
Luego sigue la bobina de 0.65 mH en paralelo a la salida del crossover, que también se
encarga de restringir la frecuencias bajas y medias.

La etapa para el parlante medio


tiene dos condensadores de 22
uF en serie, unidos por sus
negativos, que forman un
condensador de 11 uF No
polar. Como lo sabemos los
condensadores en serie
restringen el paso de
frecuencias bajas.
Luego sigue la bobina de 0.6 mH que también está en serie y que restringe las
frecuencias altas. Así solo llegan frecuencias medias al parlante medio.

Video de ensamble del crossover de 3 vías de segundo orden

NOTA: Los valores de las bobinas y condensadores aquí expuestos en nuestro


crossover, han sido calculados para una impedancia de 8 ohmios. Si su deseo es hacer
un crossover para trabajar con parlantes de 4 ohmios, se debe dividir a la mitad el valor
de las bobinas, y duplicar el valor de los condensadores.