Вы находитесь на странице: 1из 32

INTRODUCCIÓN

El pandillaje pernicioso en nuestro país es un gran problema con el cual


convivimos en la actualidad; día a día crece el número de pandilleros. Este
problema se ha convertido aún más crítico desde que niños y adolescentes
están expuestos a la infinidad de riesgos que existen en las calles, problema
que ya está teniendo consecuencias en nuestra sociedad.
La niñez y la Adolescencia son el futuro de un país. Los principales indicadores
en materia de niñez y adolescencia son referentes básicos del progreso
logrado por un país y de sus posibilidades futuras.
La Constitución Política del Perú de 1993 establece en su Artículo 4° que "La
comunidad y el Estado protegen especialmente al niño y al adolescente".
Contamos también con un Código de los Niños y Adolescentes varias veces
modificado en un intento de lograr eficacia en la mejora de su situación, así
como con un marco legal extenso.
Pese a la existencia de estas leyes, así como algunos importantes esfuerzos
realizados por las instituciones estatales y de la sociedad civil, la realidad
actual nos devuelve una imagen preocupante sobre la situación de la niñez y
adolescencia de nuestro país y nos recuerda que tenemos con ellos una
importante tarea social.
Es indudable que se requiere de un trabajo sostenido y articulado, así como
una inversión consistente y suficiente para modificar los indicadores sobre la
situación de la niñez y adolescencia en el Perú.

OPINIÓN SOBRE LA APLICACIÓN EN EL CAMPO JURÍDICO

En los últimos años, los avances tecnológicos han sido de gran importancia
para el hombre y la sociedad, siendo una realidad en la actualidad.

La aplicación de la Informática en el campo jurídico es de esencial importancia


ya que su influencia es directa y de total uso para el ejercicio del Derecho, sin
textos sistemáticos, racionales, críticos y verídicos no habría un original y
legítimo derecho en la sociedad-

Si no nos encontramos al nivel del mundo tecnológico, no tendríamos un


efectivo desarrollo humano y avance científico, concurriendo esto también en la
vida educacional e instructiva de las personas.

Las tecnologías de la información, actualmente son elementos fundamentales


para el desarrollo de un país, por ello, la ventaja competitiva se puede lograr
con el uso más eficiente de ésta, teniendo cuidado de no traspasar las
fronteras de la realidad social de la comunidad que el Derecho regulara y saber
cuál es su alcance global en nuestro país.

PANDILLAJE PERNICIOSO
I. DEFINICIÓN:
Se considera pandilla perniciosa al grupo de adolescentes mayores de 12
(doce) años y menores de 18 (dieciocho) años de edad que se reúnen y actúan
en forma conjunta para lesionar la integridad física o atentar contra la vida, el
patrimonio y la libertad sexual de las personas, dañar bienes públicos o
privados u ocasionar desmanes que alteren el orden público. (Código de los
Niños y Adolescentes)
A. INFRACCIÓN:
Al adolescente que, integrando una pandilla perniciosa, lesione la integridad
física de las personas, atente contra el patrimonio, cometa violación contra la
libertad sexual o dañe los bienes públicos o privados, utilizando armas de
fuego, armas blancas, material inflamable, explosivos u objetos contundentes,
cuya edad se encuentre comprendida entre doce (12) y catorce (14) años de
edad se le aplicará las medidas de protección previstas en el presente Código.
Tratándose de adolescentes cuya edad se encuentre comprendida entre más
de catorce (14) y dieciséis (16) años se aplicará la medida socio-educativa de
internación no mayor de cuatro (4) años; y, en el caso de adolescentes cuya
edad se encuentre comprendida entre más de dieciséis (16) años y dieciocho
(18) años, se aplicará la medida socio-educativa de internación no mayor de
seis (6) años”.
B. INFRACCIÓN LEVE:
Al adolescente mayor de catorce (14) años que, integrando una pandilla
perniciosa, atenta contra el patrimonio de terceros u ocasiona daños a bienes
públicos y privados, se le aplicará las medidas socio-educativas de prestación
de servicios a la comunidad por un período máximo de seis (6) meses.”
C. INFRACCIÓN AGRAVADA:
Si como consecuencia de las acciones a que se refiere el artículo 194, se
causara la muerte o se infringieran lesiones graves a terceros o si la víctima de
violación contra la libertad sexual fuese menor de edad o discapacitada, y la
edad del adolescente infractor se encuentra comprendida entre doce (12) y
catorce (14) años se aplicarán las medidas de protección previstas en el
presente Código.
Tratándose de adolescentes cuya edad se encuentre comprendida entre más
de catorce (14) y dieciséis (16) años se aplicará la medida socio- educativa de
internación no menor de tres ni mayor de cinco años; y, en el caso de
adolescentes cuya edad esté comprendida entre más de dieciséis (16) años y
dieciocho (18) años, se aplicará la medida socio-educativa de internación no
menor de cuatro ni mayor de seis años.”
D. MEDIDAS PARA LOS CABECILLAS:
Si el adolescente mayor de catorce (14) años pertenece a una pandilla
perniciosa en condición de cabecilla, líder o jefe, se le aplicará la medida socio-
educativa de internación no menor de tres años ni mayor de cinco años.”
E. CUMPLIMIENTO DE MEDIDAS:
El adolescente que durante el cumplimiento de la medida socio-educativa de
internación alcance la mayoría de edad será trasladado a ambientes especiales
de un establecimiento penitenciario primario a cargo del Instituto Nacional
Penitenciario para culminar el tratamiento.
F. RESPONSABILIDAD DE PADRES O TUTORES:
Los padres, tutores, apoderados o quienes ejerzan la custodia de los
adolescentes que sean pasibles de las medidas a que se refieren los artículos
anteriores serán responsables solidarios por los daños y perjuicios
ocasionados.
G. BENEFICIOS:
El adolescente que se encuentre sujeto a investigación judicial, o que se hallare
cumpliendo una medida socio-educativa de internación, que proporcione al
Juez información veraz y oportuna que conduzca o permita la identificación y
ubicación de cabecillas de pandillas perniciosas, tendrá derecho a acogerse al
beneficio de reducción de hasta un cincuenta por ciento de la medida socio-
educativa que le corresponda.
H. CÓDIGO PENAL:
Al Delito de Pandillaje Pernicioso, nuestro ordenamiento penal lo define: El que
participa en pandillas perniciosas, instiga, induce a menores de edad a
participar en ellas, para cometer las infracciones previstas en el Capítulo IV del
Título II del Libro IV del Código de los Niños y Adolescentes, así como para
agredir a terceras personas, lesionar la integridad física o atentar contra la vida
de las personas, dañar bienes públicos o privados, obstaculizar vías de
comunicación u ocasionar cualquier tipo de desmanes que alteren el orden
interno, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de diez ni
mayor de veinte años. La pena será no menor de 20 años cuando el agente:
ü Actúa como cabecilla, líder, dirigente o jefe.
ü Es docente en un centro privado o público.
ü Es funcionario o servidor público.
ü Induzca a menores a actuar bajo los efectos de bebidas alcohólicas o
drogas.
ü Suministre a los menores, armas de fuego, armas blancas, material
inflamable, explosivos u objetos contundentes.
Definición según el Art. 148-A-Instigación o participación en pandillaje
pernicioso, del Código Penal, modificado por el Decreto Legislativo Nº 982 del
22 de julio del 2007, así como por del Decreto Legislativo 990 que modifica la
Ley Nº 27337 - Código de los Niños y Adolescentes, referente al pandillaje
pernicioso, cuando hay intervención de adolescentes; como se puede ver el
presente tipo penal sanciona drásticamente el delito de pandillaje pernicioso,
pero en los últimos años la realidad es adversa, casos de pandillaje pernicioso
se han incrementado.
II. CAUSAS:
Las causas principales que llevan a que un joven se integre a una pandilla son
el abandono familiar y el desempleo. Por un lado, la familia, al dejar de lado al
joven, hace que su autoestima disminuya y por esto, se resienta con la
sociedad, pues ve como principal culpable de su situación. Por otro lado, la
poca estabilidad laboral provoca que el joven busque los recursos económicos
de una manera ilícita. Por esta razón, se integra a las pandillas donde todos
comparten problemas similares.
En este problema, las principales causas sociales que provocan el pandillaje
son las siguientes:
1. La Familia y la Educación:
En primer lugar, la familia juega un rol muy importante, pues los integrantes de
una pandilla suelen proceder de hogares en crisis o destruidos totalmente o
parcialmente por parte de los padres, donde sus necesidades materiales o
afectivas no son atendidas para un adecuado desarrollo personal. En segundo
lugar, la educación brinda al joven los valores necesarios para contribuir al
buen camino y así, no caer en el pandillaje.
En el plano familiar, porque son excluidos de ser parte de una familia integrada
en la que la unidad familiar esta fraccionada y la comunicación entre sus
miembros, mutilada, completando una disfuncional dinámica familiar desde
antes del nacimiento de algunos de ellos(as) por ser hijos(as) no deseados de
sus padres.
Están excluidos del sistema educativo, algunos nunca han asistido, otros han
desertado y muchos de ellos han terminado la secundaria sin ver en ello
ninguna utilidad para su futuro.
No tienen acceso al mercado laboral por encontrarse en una situación de
desventaja e incompetencia, carentes de capacitación, experiencia y formación
técnico profesional.
Desconocimiento de sus deberes y derechos como persona, el ejercicio de
la ciudadanía y su participación en el desarrollo local.
Desinformación de sus derechos sexuales y reproductivos, el ejercicio sexual
responsable, la prevención frente a las enfermedades de transmisión sexual
y SIDA.

2. Económicas:
Por otro lado, existen también causas económicas que provocan el pandillaje
que son las siguientes: la pobreza y el desempleo.
þ La Pobreza
En primer lugar, la pobreza causa que los jóvenes tengan carencia de bienes
es por esta razón que en las pandillas encuentran dinero fácil por medio de
robos, distribución y venta de drogas.
þ El Desempleo
En segundo lugar, el desempleo, complementa la pobreza, pues al trabajar
ilícitamente en las pandillas se gana mucho dinero con la venta de drogas.
Se Considera que la "pandilla juvenil" debido a todos los elementos que ínter
lazados producen el caldo de cultivo que alimentan el espiral de violencia.
Si bien la pobreza no es justificación para la existencia de las pandillas, esta
situación si contribuye con ello.
El 60% de las pandillas registradas por la policía proceden de hogares que
carecen de condiciones mínimas de vivienda y en un alto porcentaje han
abandonado sus estudios por la falta de recursos económicos o la
desintegración familiar.
Esta población pertenece a los grupos socio-económicos C, D y E. Además los
padres de familia, en un buen porcentaje tienen un bajísimo nivel educativo y la
taza de crecimiento supera el 3.0 %.

3. El Ambiente Social:

Aunque todos, o gran parte de los problemas sociales, tienen origen en la


familia por ser esta la base de la sociedad o incluso siendo más radical con
esta posición se puede desprender la hipótesis de que el origen de los
problemas sociales esta en sus propios protagonistas que al no saber conducir
bien sus vidas se convierten en un problema no solo para ellos mismos sino
también para la sociedad que tiene que cargar, con lo que siendo coherentes
con esta hipótesis, serian inútiles sociales.

El individuo existe en tanto como ser social y producto también de la sociedad,


ni de la responsabilidad familiar (la familia, con sus roles y costumbres es
un productos cultural, social y político) al referimos a un problema social ya no
estamos haciendo referencia a la situación de un hogar en particular sino a la
relación de estos con el conjunto de hogares dentro de un marco Político,
Cultural y Económico. La desintegración familiar y una de sus consecuencias,
las "Pandillas", deben ser tratados como problemas sociales porque cuando los
problemas entre esposos y/o hijos son cotidianos y comunes al conjunto de
hogares se transforman en problemas sociales no solo porque pongan en
peligro la integridad de la sociedad sino porque la solución escapa del ámbito
exclusivamente de la familia. "La violencia con todas sus variantes y sus
implicancias o impactos sociales, políticos, económicos y educativos, como uno
de los problemas de Salud Pública, Psicológica y Psicosocial más críticos del
momento actual". Se debe declarar el problema de las "pandillas Juveniles"
como un Problema de Salud Pública. (Trasciende a sus eventuales
protagonistas: los adolescentes que se convierten en una suerte de víctimas y
victimarios). Intentar poner solo acento en la familia o en el individuo es como si
intentáramos dividir el cuerpo del alma. (Individuo + familia + sociedad esta
trilogía con historia, cultura, costumbres, valores, temores y sueños conforman
al ser humano) Por ello son un conjunto de elementos que ínter lazados
producen el caldo de cultivo para que existan las "Pandillas" y si es que desde
la sociedad y el estado no se da un conjunto oportunidades (como combatir el
machismo, controlar la venta ilícita de drogas y reglamentar controlar la venta
de drogas licitas como el alcohol, hacer cumplir las 8 horas de trabajo, mejorar
los contenidos curriculares y las metodologías de las escuelas públicas, Etc.)
que pueden ser aprovechadas por los familiares e individuos para generar un
ambiente propicio para la solución armónica de sus problemas solo se hará un
reducido porcentaje de hogares que se salven de la tormenta. Allí estarán los
liberales junto a ellos para anunciar que lo hicieron por si solos, sin la ayuda
del Estado y de la Sociedad y que por lo tanto tienen la razón cuando afirman.
"El Problema está en la Familia y en los propios individuos". En el contexto
actual el tener una familia saludable es un reto y es hasta anormal pues la
norma siempre la imponen las mayorías y lo que es habitual.

Para las mayorías y lo que es habitual es la violencia, la falta de dialogo y la


infidelidad, en el que hacer familiar, este es el modelo real de familias, lo otro
es ir a contra corriente, por ello para muchos empresarios la familia es vista
como el principal distractor.

Excluidos de la recreación, el deporte y la cultura. Esta marginalidad social


tiene consecuencias funestas. Un joven excluido socialmente es un joven
marginado de oportunidades para su desarrollo personal y familiar.

Un marginado social es un resentido social, potencial futuro infractor de las


leyes, normas y reglamentos de la buena convivencia que a la postre afecta
la seguridad ciudadana y cultura de paz en nuestra localidad.

Esta múltiple exclusión social contribuye a crear una sub-cultura juvenil con sus
propias normas, valores, conductas y expresiones de vida en la que se impone
como practica el ejercicio de la violencia.

Por lo general estos adolescentes y jóvenes sienten que la sociedad poco o


nada puede ofrecerles para solucionar sus necesidades o aspiraciones; y lo
peor; es que muchos de ellos no se sienten parte de ella. Por ello, la sociedad
entendida esta con sus instituciones y ciudadanos, tiene la obligación de
incorporar, resocializar y reorientar estas conductas para afirmar los derechos y
la participación de todos y todos en la construcción de una cultura de paz en
nuestra comunidad.

4. La Necesidad de Pertenencia:

Uno de los elementos de las "pandillas" es este sentido de pertenencia, que se


desarrolla en su interior, esto cubre una necesidad muy importante en el
adolescente porque como hemos visto provienen principalmente de familias
donde por la desintegración ellos sienten o son excluidos de este espacio. Por
tanto necesitan mucho más que otros adolescentes un espacio del cual se
sienten apoyados.

"Las Pandillas Juveniles, por ejemplo existen porque ofrecen un sentido de


pertenencia y de identidad a los jóvenes y permite el afecto y la comunicación
entre ellos".
Es importante señalar que para muchos adolescentes y jóvenes la Pandilla
aparece como único espacio en la cual pueden estar y ser aceptados, al
parecer no hay mucho en que optar o no conocen esas otras opciones.

La "pandilla" aparece entonces como la única opción para estos adolescentes,


en su interior no encontrara más "criticas" ni "señalamientos" se sentirá
aceptado y su un día quiere salir la presión del grupo se dejara sentir pero no
más fuerte que la presión de la sociedad que por temor y prejuicios lo
identificara como aquel cruel pandillero. Por un lado le dicen: "salte de las
pandillas" pero en la práctica cuando intenta salir de las pandillas y acudir a los
espacios socialmente aceptados la sociedad les grita: "Que haces tú acá...
vuelve a tu lugar".

5. La Desintegración Familiar y Malas Amistades:

Entendiendo a esta no como la separación y/o el divorcio de los padres sino a


la descomposición de las relaciones entre los miembros de una familia
originando un

conjunto de disputas y conflictos irresueltos y/o mal resueltos en su interior,


produciendo la carencia de proyectos comunes entre los integrantes de una
familia.

Los "integrantes de las pandillas" son los más sensibles y afectados por la
desintegración familiar; esto es porque ellos admiran a sus padres,
principalmente a la madre, recordemos a aquellas frases que pintan en las
paredes de las Av. "Dios, mi madre... y (el equipo preferido) son lo más grande
que hay". Aunque es contradictorio con su comportamiento la pérdida
de autoridad de los padres con estos adolescentes y jóvenes es evidente y en
que las broncas se suelen mentar la madre parece contradictorio con admirar y
despreciar al mismo tiempo pero a veces se ataca donde más duele.

Es necesario profundizar más en esto, tener la seguridad si admiran a sus


padres reales o ideales, es decir a aquellos padres que desean pero que
quizás nunca tuvieron o dejaron de tener en algún momento transformándose
en lo que son en la actualidad esas personas que están a su "cargo" que llevan
sus mismos apellidos y sangre pero que han priorizado otras "cosas"
olvidándose de repente que tienen hijos, observemos lo que sucede con los
equipos favoritos, los insultos a los jugadores del equipo hincha son comunes a
pesar de que se dicen seguidores del equipo, de esta misma forma insultan a
sus padres aunque dicen amarlos.

Es la principal causa para que los adolescentes y jóvenes se integren a las


pandillas. La familia como institución básica de la sociedad esta en crisis; hay
un alto porcentaje de separaciones y abandono familiar. Por otro lado, la
ausencia de los padres, empujados por la crisis a dedicar más tiempo a la
obtención del ingreso familiar, genera un vacío que la sustitución de la crianza
de los hijos por otros familiares o conocidos no pueden llenar.

Las presiones económicas obligan a ampliar los horarios de trabajo y a eliminar


los momentos dedicados a la integración familiar, la afectividad y
la recreación entre padres e hijos, elementos importantes en su formación.
Esteestado de abandono familiar y moral en diferentes grados y formas,
algunos de ellos violentos y traumáticos, contribuyen a que los jóvenes padres
y adolescentes que proceden de estos hogares sean fácilmente captados por la
pandillas, en las que encuentran el apoyo, la afectividad, identificación y
referencia grupal que no encuentran en su propio entorno familiar.

Una encuesta realizada a escolares de secundaria (INEI) es ilustrativa y


coincidente con esta opinión.

Prácticamente todos las respuestas ubican al hogar como el espacio clave para
la formación de los hijos. Los adolescentes consideran primordial el aspecto
formativo que se da dentro del hogar, que exista un entorno cálido, de
comprensión entre los miembros; cuando esto no existe el adolescente
comienza a sentirse marginado, no siente la seguridad que es básica a su
edad. Por ello, se refugia en grupos que, aunque destructivas, lo hace sentirse
miembro de algo, como un paliativo a su soledad.

La referencia a malas amistades seria consecuencia de una formación familiar


que no tiene los valores apropiados que le permitan diferenciar lo bueno de lo
malo, lo correcto de lo incorrecto, es decir, cuando la formación del hogar es
inapropiada, el joven se vuelve vulnerable a agentes externos que no lo
benefician en nada.

En el Perú la población desempleada comprendida entre los 14 a 24 años de


edad de 13,1% mientras que la subempleada llega al 49.9% (INEI, proyección
1999).Es decir 63% de nuestros jóvenes están desempleados o subempleados.

Si para el común de los jóvenes es difícil conseguir un empleo, para quienes


están involucrados en pandillas, esas resultan mucho más complicado, pues
están en desventaja frente a los demás, debido a su menor nivel educativo y
menores capacidades y habilidades; esto sin considerar la carencia de
recomendaciones "imagen personal" y los prejuicios y desconfianza que
generan en sus potenciales empleadores. Por otro lado, debido a su
aislamiento social, no tienen acceso a participar en programas de empleo
juvenil, como "PROJOVEN". Esta situación es percibida por los jóvenes
integrantes de pandillas cuya demanda principal es la necesidad de un empleo.
Cuando se les pregunta a ellos, a sus familiares o a la gente de su barrio por
que realizan actos violentos, la respuesta más común atribuye a la "ociosidad"
como la motivación principal.

Es evidente, entonces, que un tratamiento integral al pandillaje tiene que


contemplar alternativas orientadas a promover el empleo y la formación
técnico laboral de estos jóvenes para incorporarlos adecuadamente a la
sociedad.

6. La Desocupación y El Empleo:
Después de más de diez años de violencia social en nuestro país, las nuevas
generaciones han crecido en una sociedad que ha convivido con la muerte y
destrucción y principalmente, con la pérdida del respeto a la vida; el desprecio
a la autoridad y las leyes; al derecho de los demás, ideas y actitudes que
promovieron tanto los grupos subversivos como la guerra sucia desde el
estado.
En las familias, la violencia contra la mujer y los hijos, se han incrementado
dramáticamente. El maltrato y abuso sexual infantil y adolescente tiene como
sus principales abusadores a los propios miembros de la familia.
Las DEMUNAS tienen entre sus principales casos de atención, la demanda
de alimentos y el maltrato físico y psicológico. Estas situaciones marcan la vida
de nuestros niños y adolescentes, predisponiéndoles para soportar o descargar
violentamente los traumas que llevan dentro en quienes consideran más
débiles o vulnerables.

7. La Pérdida de Valores y Habilidades Sociales:


El amor, el respeto, la veracidad y la honradez son valores que tienen cada vez
menos vigencia al interior de las familias y la comunidad. Por otro lado, no se
promueve habilidades sociales como la autoestima, la toma de decisiones y la
asertividad. Esto explica porque los jóvenes integrantes de pandillas tienen
poca valoración de su persona y expresan sentimientos de destrucción
recogidos casi siempre de su ámbito familiar: no tiene sentido
de responsabilidad y generalmente, el desacierto y desatino caracterizan sus
decisiones, pues carecen de espacios de dialogo y comunicación para discutir
sobre sus necesidades o intereses y afrontar sus problemas personales o las
situaciones que se presentan dentro del hogar.

8. La Emoción por la Violencia


Desde el punto de vista del factor psicológico, se considera a la adrenalina;
composición psicobioquimica que impulsa a los jóvenes integrantes de
pandillas a la búsqueda de nuevas sensaciones y emociones placenteras en
sus aventuras y "guerras" callejeras.
Un pandillero explica "sentimos temor a que nos pueda suceder algo grave y al
mismo tiempo un gusto y placer de querer atrapar a alguien de otro bando y
convertirlo en nuestro trofeo de guerra (banderas, polos, zapatillas, meterle
cuchillo, etc.). Explicación que desnuda la motivación por afrontar los peligros,
las conductas temerarias, jugar con la muerte; una verdadera catarsis que
permite liberación emocional de sus tensiones y frustraciones, se tiene
sentimientos de pena y dolor cuando hay víctimas o heridos entre sus
miembros.
Los investigadores de las conductas humanas siempre han unido la violencia,
con el sexo y alcohol para explicar los fenómenos juveniles.
A diferencia de otros fenómenos, en la "pandilla" cambien se conjugan esos
elementos. Pero, para el caso especificó del "guerreo" principalmente se
consume alcohol, estimulante poderosos y eufórico que les llena de valor.

III. TIPOS:

ü Las de Barrio:
Son agrupaciones que actúan en un determinado espacio territorial o barrio.
Estas pandillas pueden ser:
þ Las Guerreras.- Sus miembros se dedican exclusivamente al "guerreo" al
enfrentamiento con las pandillas rivales de la zona para dirimir superioridad y
control del espacio territorial.

þ Infractoras y Delincuenciales.- Cuando, además del "guerreo", una parte de


sus integrantes o todos adoptan conductas infractoras o delictivas,
específicamente, el robo y asalto callejero.

ü Las Barras Bravas:


Aparecen violentamente en los clásicos U – Alianza o en los partidos
trascendentales del campeonato profesional.A su interior se confunden jóvenes
integrantes de pandillas de diferentes lugares que dejan de lado
la identidad territorial o de grupo para adoptar una identidad común en
los colores del club que los identifica. Aquí se produce un fenómeno que se
conoce como de "doble o triple identidad" pues los integrantes de una pandilla
de barrio pueden pertenecer al mismo tiempo a una barra brava y a la mancha
escolar de su colegio. Sin embargo en el barrio se da un fenómeno inverso, ahí
lo que manda es el territorio, el barrio y jóvenes que son hinchas de Alianza o
la U, principalmente se adhieren "militantemente" a lo que su pandilla decide,
dándose el hecho curioso de muchachos que actúan en la barra contraria al
club de su simpatía.
ü Las Manchas Escolares:
Son agrupaciones conformadas por los alumnos de los principales colegios que
se enfrentan, ocasionalmente, en las principales avenidas de su distrito.
El liderazgo de las manchas escolares ejercido por los lideres de pandilla de
barrio y aunque los enfrentamientos entre estos grupos han disminuido, su
presencia en los colegios es aun fuerte.
Esto se puede observar en las pintas de paredes y servicios higiénicos de
prácticamente todos los centros educativos estatales de nivel secundario del
distrito.

ü Las Pandillas Femeninas:


La presencia femenina en el pandillaje es cada vez más notoria, tanto en el
interior de la pandilla como en los espacios y actos en que estas actúan. Su
participación es múltiple: "guerrean" junto con los varones; auxilian a los
heridos en los enfrentamientos a modo de "socorristas"; o actúan como
"soplonas"; las que llevan y traen amenazas de mensaje, desafíos o burlas de
grupo enfrentados; alertan de posibles ataques o "mandan al desvió".
Muchos de ellos están involucrados sentimentalmente con integrantes de
pandillas formando parejas, mientras que otros se relacionan con ellos en los
espacios de encuentros de los grupos afirmando así amistades o
identificaciones con el grupo. Finalmente los más independientes han formado
sus propias agrupaciones actuando autónomamente en grupos conformados
solo por mujeres.

IV. PANDILLAJE PERNICIOSO EN EL PERÚ:


En el Perú el pandillaje es uno de los principales problemas. Se inició hace más
de 10 años a raíz de problemas familiares, que causa la rebeldía en los
adolescentes jóvenes (pandilleros); problemas económicos, lo que los lleva a la
delincuencia (robo, asalto a mano armada, agresión física, daños a bienes
públicos y privados, violación, etc.). Los integrantes de las pandillas presentan
diversos problemas en su salud y, a la vez causan diversos problemas en
nuestra sociedad.
A decir de Villegas Alarcón Francisco, 1990, páginas 19-20; en su Artículo
“Principales Consecuencias del Pandillaje” publicado en la página web de la
Pontificia Universidad Católica del Perú – PUCP en el año 2006. Las pandillas
están conformadas por adolescentes y jóvenes que buscan experimentar
diferentes comportamientos sociales, pero no son delincuentes; las agresiones
físicas que cometen son contra otras pandillas que comparten su misma
mentalidad, más casi nunca a terceras personas. Por otro lado los pandilleros
pueden llegar a formar las tan temibles “BARRAS BRAVAS”, los cuales son
aficionados a algún equipo de fútbol, (hinchas, partidario entusiasta de un
equipo deportivo, simpatizantes de clubes como Universitario de Deportes,
Alianza Lima, Sport Boys, Sportin Cristal, etc.) cuya ceremonia es vestida de
violencia; la realidad de la problemática del Pandillaje pernicioso en Lima, y
conos constituye una situación crítica por la presencia de este fenómeno social,
que sus integrantes transgreden el ordenamiento penal, afectando gravemente
el bien jurídico protegido como la vida, bienes públicos o privados,
obstaculización de vías de comunicación, ocasionan cualquier tipo de
desmanes, que alteran el orden interno, es así hace pocos tiempo ha ocurrido
la muerte de un hincha de Universitario de Deportes, el Pandillaje Pernicioso
que se desarrolla en Lima son por que existen organizaciones de pandillas
definidas con cabecillas, líderes o jefes y, barras bravas que lesionan el bien
jurídico protegido y; hay enfrentamientos entre pandillas los fines de semana,
sábados y domingos con ocasión de fiestas chicha, en polladas (en diferentes
locales situados en la Carretera Central y otros centros de diversión de Lima),
antes y después de los partidos de futbol profesional que se protagonizan en el
estadio Monumental del Club Universitario de Deportes, ubicado en la parte
final de la Prolongación Javier Prado del Distrito de Ate Vitarte, entre los límites
de la Urb. Mayorazgo del distrito de La Molina, el Estadio de Alianza Lima
ubicado en la Victoria y en otros. Estas personas generan violencia, antes,
durante y después del partido en las afueras de los estadios, asaltando a los
transeúntes y creando destrozos en todo tipo de propiedades; sin embargo en
la realidad también agreden a terceras personas como a bienes públicos y
privados, infringiendo la ley penal, que en derecho penal se denomina menores
infractores de la ley penal, dado la menoría de edad son sujetos inimputables.
Como menciona Gabriel Prado, en su artículo “Definición y Causas del
Pandillaje” publicado en la página web de la Pontificia Universidad Católica del
Perú – PUCP, año 2006: “Las pandillas no son exclusivas de los sectores C y
D. Puede que tenga maneras diferentes de expresar violencia, pero ocurre en
todos los lados”. Otra causa que otro joven o niño pertenezca a una pandilla
tiene que estar relacionado con la crianza que le dan los padres desde
pequeños, ya que los que pertenecen a estos grupos, generalmente son
personas que no han recibido afecto, cariño físico ni han sentido la pertenencia
de una familia. Además, han crecido en un hogar donde, frecuentemente, había
violencia en donde el padre, seguramente consumía alcohol, usaba un lenguaje
vulgar, no trataba con normas de cortesía y utilizaba la violencia contra su hijo
como castigo por haber hecho algo malo. En síntesis mientras haya violencia
en la familia, en la sociedad, padres que no quieren expresar sentimientos de
cariño hacia sus hijos ni afecto mutuo, creo que el niño va a crecer con
resentimiento de rebeldía, que con el tiempo se va ir integrando a pandillas y
luego participar en pandillas perniciosas instigando o induciendo a menores de
edad a participar en ellas, que si es sujeto activo del delito de pandillaje
pernicioso por ser mayor de 18 años de edad.
La sociedad muestra en toda su crudeza frente al joven pandillero: La pobreza,
precariedad y muchas veces desintegración de la familia generan una
socialización de sufrimiento, violencia y aislamiento. La situación de pobreza
generalizada del país repercute en las familias como causante de
comportamientos violentos, por la incapacidad para satisfacer necesidades,
servicios y oportunidades de trabajo. La pobreza extrema es causante de
tensión y permanente, las familias no pueden cubrir ni siquiera sus
necesidades de alimentación y la pobreza crítica no permite que las familias
puedan acceder a todos los consumos básicos creando frustración y angustia
(Gonzales de Olarte y Gonzales, 1988: 11) Las pautas de comportamiento en
el seno familiar no pueden ser coherentes y la vida cotidiana se impregna de
violencia. La agresión resultante de la tensión y frustración se transforma en
conductas agresivas contra sí mismo; alcoholismo, drogadicción, suicidio, etc.
contra los hijos y la mujer.
V. CONCLUSIONES Y POSIBLES SOLUCIONES:
En conclusión, los integrantes de las pandillas, mayormente, son jóvenes con
pocos valores y maltratados provenientes de hogares destruidos, sin
educación, etc. Las pandillas están conformadas, generalmente, para una
ayuda mutua entre miembros, defender su territorio y otras más radicales para
hacer actos delictivos. En nuestra opinión, la educación y la familia, así seas
pobre, son las que más influyen en la decisión del joven para integrarse a una
pandilla o seguir con una vida normal."El pandillaje no es solo un problema
social" El Estado debe apoyar a los colegios para que estos otorguen mejor
educación en valores y así los jóvenes puedan tener mayor autoestima y no
integrarse a las pandillas tan fácilmente.
Se podría apoyar a estos jóvenes dándole trabajo comunitario en las
municipalidades para que puedan ganar dinero de formal legal y no buscarlo de
una manera ilegal.
Si no se toman las medidas adecuadas para su pronta solución, este problema
causará que se incremente la violencia y delincuencia en nuestro país. Por ello,
Nuestras autoridades deben tomar las medidas pertinentes para que nuestros
jóvenes sean hombres de bien y de progreso para nuestro país.
Se debe promocionar la práctica del deporte a través de semilleros que
permitan el surgimiento de nuevos talentos.
En el ámbito social, una de las posibles soluciones está en asesorar
psicológicamente a la familia en relación con los cambios emocionales de los
hijos y el rol que la educación tiene en ellos. Esta es, principalmente importante
en el desarrollo moral e intelectual de la juventud. La educación está
intrínsecamente ligada con el desarrollo moral ya que esta prevé una mala
conducta que pueda estar relacionada con un infante o un adolescente.
Por otro lado, puede brindarse apoyo institucional a través de centros de
rehabilitación estatales y ONG’s que apliquen un reglamento basado normas
de conducta, control de sus actos y motivación. De igual manera, el trabajo
comunitario brindaría apoyo social y económico a los jóvenes que más lo
necesitan, ya que, muchas veces, la necesidad es un factor de la delincuencia
No obstante, una manera saludable de rehabilitación es el deporte, ya que
brinda un desarrollo físico y emocional. Por ejemplo, el fútbol puede brindar
apoyo a través de la creación de semillero y participación de jóvenes con
problemas de conducta que puedan desarrollar una vocación y que encuentren,
en este deporte, una manera de subsistencia, naturalmente, fomentando un
nacionalismo deportivo que ayude a prevenir situaciones conflictivas futuras.
La sociedad está en la capacidad de ayudar a estos jóvenes, solo nos falta
ganas de intentarlo, si logramos formar una unicidad entre sociedad y conducta
moral, la juventud estará orientada en buen camino.

Capítulo I

Planteamiento del Problema


Mucho se ha escrito últimamente sobre el fenómeno del pandillaje y las posibles
formas de abordarla. Sin embargo su permanencia y evolución en nuestras sociedades nos
exige, conocidas sus causas, enfoques globales que posibiliten soluciones certeras.
Debemos tener en cuenta que el pandillaje se transmite en agresividad y la
agresividad es uno de los componentes afectivos humanos, se manifiesta más o menos
veladamente.
Durante largo tiempo se pensó que el niño era una criatura blanda y pura y se
minimizaron sus reacciones agresivas. En nuestro tiempo o en la actualidad sabemos que
desde muy temprano se manifiestan sus pulsiones agresivas.
Y la agresividad puede considerarse como un periodo pasajero o como parte de la
evolución de la persona, sin embargo vemos que en nuestro ambiente tiene vital
importancia ya que influye en el comportamiento agresivo.
Los delitos de violencia lamentablemente han aumentado en niños
y adolescentes en gran proporción dada que la tasa de frecuencia de ladelincuencia
juvenil son a veces demasiado elevadas en el mundo entero y especialmente en Lima.
Según algunos investigadores este alto y severo incremento de la delincuencia y
violencia juvenil coinciden sobre todo con los primeros años de su formación. La violencia
va íntimamente unida a la delincuencia juvenil y para comprender este problema tenemos
que considerar los factores sociales, el ambiente familiar y la organización propia del
delincuente. Al hablar de delincuencia juvenil estamos mencionando un subgrupo de
jóvenes cuya conducta no se guía por unos cauces socialmente aceptados ni sigue la misma
pauta de integración de la mayoría sino que por el contrario da lugar a un tipo de
actividades que los sitúa en franca oposición con la legalidad. Estas actividades o delitos
mayores son los asaltos, homicidios, violaciones, drogadicción, etc. o delitos menores por
robos, apropiación de vehículos, etc.
La conducta delictiva juvenil suele comenzar hacia los 13 o 14 años y alcanza su
punto culminante entre los 17 y 19 años. Que la delincuencia continúa ligada a la miseria, su
práctica se ha extendido últimamente a los grupos socioeconómicos medios y altos.
Sabemos que los jóvenes se sienten atraídos por las masas porque al integrarse
al grupo afirman su personalidad a través de las acciones del grupo y además logran
conseguir lo que quiere ya que en las masas, confluyen la violencia organizada de los
miembros y la actividad delictiva más o menos planificada y dirigida a un fin específico.
Esta labor con los jóvenes es realmente difícil ya que la reinserción no será eficaz si
en ella no colaboran todos los estamentos sociales que puedan aportar ayuda y facilitar la
incorporación del joven a la vida pública.
Se ha tratado de enfocar la delincuencia juvenil de diferentes formas pero son muy
pocas las personas que se han interesado en buscar las causas verdaderas del problema del
pandillaje pernicioso, y para mi interpretación el posible origen tenga que ver con la falta de
comunicación entre padres e hijos existente que existe en nuestra actualidad y en nuestro
medio.
Factores que incrementan la Violencia Juvenil[8]
a. Los medios de comunicación social:
El trato que los medios de comunicación, salvo raras excepciones, han dado y dan a este
tema no ha contribuido a solucionar o disminuir el pandillaje. Por el contrario, titulares
sensacionalistas, imágenes y fotografías que magnifican estos hechos y los hacen
protagonistas, contribuyen a que estos jóvenes perciban que por esta vía "nos hacemos
famosos", "figuramos" o "nos jamoneamos ante los demás" opiniones que expresan cuando
se les pregunta sobre los efectos que tiene en ellos en que los medios de comunicación se
ocupan de sus actos de violencia. La opinión e imagen que tiene la población sobre "los
pandilleros" es, en gran medida, producto de la imagen que los medios han creado de estos
jóvenes: seres irracionales, salvajes e irrecuperables, mezclando la delincuencia y pandillaje
que no es lo mismo, pues hay miembro de pandillas que cometen infracciones o actos
delictivos, pero no todos son delincuentes.
Por otro lado, cuando los medios priorizan y magnifican los hechos en si, antes que las
causas y soluciones, no están ayudando sino mas bien echando leña al fuego. Así es fácil
entender la opinión de gente que pide cárcel y pena de muerte para estos jóvenes o la
aceptación de leyes como los de "pandillaje pernicioso[9]" que atenta contra convenios
internacionales sobre los derechos de niños y adolescentes firmados por el Perú.
Una solución real al pandillaje requiere la participación educadora de los medios de
comunicación, promoviendo la sensibilización y participación social de los diferentes
espacios y actores que existen en la sociedad.
A nivel local, (distritos) los medios de comunicación del distrito pueden concertar la
realización de campañas participativas de la población en un plande acción integral sobre
este tema, pues una política de acción al respecto debe no solamente trabajarse en el
interior de las pandillas, sino también de la propia comunidad, para que la población
empiece a mirarlos como seres humanos y a entender que todos somos parte del problema
y las soluciones.
b.La imitación de patrones de conducta de los delincuentes mayores:
Todo barrio "que se respeta" tiene sus vecinos famosos. Así, en la calle, en la esquinas del
barrio, delincuentes mayores (asaltantes, secuestradores, etc.) son personajes "celebres"
tomados como modelos y héroes por las pandillas. Los actos delictivos que cometen estos
personajes son comentados y magnificados en las reuniones de los grupos. Incluso hay
algunos cuya fama trasciende los límites del barrio, que hacen las veces de "padrinos" o
protectores frente a otras pandillas rivales; así; los enfrentamientos entre pandillas son los
momentos en los que estos jóvenes imitan a sus "Hermas".
Se podría añadir que por la edad tan bien el enfrentarse con otra pandilla es un signo de
"virilidad" y demostración de que el grupo es mas fuerte y mejor preparado que el otro.
c. La carencia de programas integrados de atención a la juventud:
No existen políticas públicas para la juventud en los espacios locales, metropolitanos y
sociales, sino mas bien programas, proyectos e iniciativas aisladas de poco impacto,
implementados tanto desde los organismos del Estado como de las ONG"S u
otras instituciones privadas y desde los propios jóvenes; menos aun existe un organismo
rector que centralice a nivel nacional o metropolitano estas iniciativas.
Modelo de programa para la reinserción y reorientación social de adolescentes y jóvenes
involucrados en pandillas.
8.-Bases teóricas de las etapas del desarrollo.
Las etapas del desarrollo, cuyos procesos son específicamente estudiados, de acuerdo a
cada una de sus características, tiene un correlato biológico, sin el cual no habría ninguna
adquisición, pues aunque no es la estructura fundamental en la construcción psíquica, es la
forma como los agentes externos, en esencia el orden simbólico, canaliza, asume y resuelve
las manifestaciones de la fisiológica humana, ligada a la supervivencia del individuo y la
colectividad.
En este proceso la relación con el otro, es un determinante primordial, y su relación en la
adquisición de una identidad, que se definirá masculina o femenina, claro está no por
el sexo asignado biológicamente si no por el proceso de identificación y diferenciación con
cada una de las figuras parentales.[10]
Esta necesidad del otro, en el proceso identificatorio, remite el orden de lo social ya que éste
mismo, remite una relación de dos. Los acontecimientos individuales y colectivos, remiten
una relación estrecha con las manifestaciones del deseo humano, así pues los hitos
biológicos universales están ligados tanto al proceso de la transición de lo fisiológico a lo
simbólico, lo que supone situaciones dramáticas de duelo y gratificación como el orden de
la cultura.
El porcentaje actual de la delincuencia es el 70 % que inquieta y atemoriza a la población en
la mayoría de los distritos es delincuencia juvenil. Por ello se propone un manejo urgente e
integral de este problema para evitar la proliferación del mismo. Como hablaba Freud[11]
(1957) "Todo lo que hace a un ser humano no está dado por la biología, o por
la naturaleza"[12].
8.1. ADOLESCENCIA.
La adolescencia, en palabras de Aberasturi y Knobel (1971), es "la etapa de la vida durante
la cual el individuo busca establecer su identidad adulta, apoyándose en las primeras
relaciones objetales parentales internalizadas y verificando la realidad que el medio social le
ofrece mediante el uso de elementos biofísicos en desarrollo a su disposición que a su vez
tienden a la estabilidad de la personalidad en un plano genital, lo que solo es posible si se
hace el duelo por la identidad infantil".
Los cambios biológicos y psicológicos por los cuales atraviesa el adolescente, lo llevan a
sumergirse en un estado de duelo, un proceso de ruptura y de aceptación,
un tiempo necesario para que realice un pacto de entendimiento con respecto a su nuevo
cuerpo y a su nueva condición. El adolescente siente la pérdida de su infancia, pero no logra
entender de manera global que le ocurre a su vida, ya que es muy joven para ser adulto,
pero mayor para ser un niño, por supuesto, esta ambivalencia que adquiere lo irrita y lo
inestabiliza.
Los líderes de estas pandillas viven de hogares con serios problemas de integración donde
la violencia familiar es algo común; además el sentimiento de exclusión en estos líderes y en
el resto de los jóvenes que integran las pandillas es común[13].
De esta manera se busca la participación del Gobierno Central y Local,
las Organizaciones Religiosas, Las Universidades, los Centros Laborales y demás
Organizaciones Sociales para que laborando en coordinación se halle la justa solución que
la ciudadanía ahora reclama, recordando que lo que hagamos o dejemos de hacer en temas
de prevención dependerá la tranquilidad y seguridad de la población.
Esta preocupación por la violencia no parece necesario justificarla, y menos en la era
nuclear. Recordemos además, que solo la especie humana es capaz de destruirse y de
ejercer su propia fuerza contra sí misma. Este comportamiento del ser humano ha de hacer
reflexionar forzosamente a quienes se interesan por la paz.
La violencia es de difícil justificación en nuestra época si se mira al horizonte con
las armas nucleares y su capacidad de destrucción total.DOMENACH[14] lo ha expresado
así: Puesto ya que no se puede ya contar con la violencia para detener la violencia, es
preciso que cada sociedad, y la humanidad entera, si quiere salvarse, hagan
prevalecer objetivos ecuménicos sobre los intereses particulares.
Es preciso que una práctica del diálogo y una moral del amor, o simplemente de la
comprensión, modifiquen las instituciones y las costumbres".
9.-Principales problemas de la adolescencia en el Perú[15]
? Poco acceso a servicios básicos de educación y salud;
? Escasos espacios de participación y de articulación a su entorno,
? Conductas sexuales riesgosas basadas en el inicio temprano a lasexualidad con escasa
protección que derivan en embarazo precoz.
? Vulnerabilidad a conductas adictivas.
? Incremento de la participación de los adolescentes en acciones violentas(barras bravas,
pandillas juveniles y pandillas escolares).
Las causas de tales problemas son múltiples. Entre ellas figuran la pobreza (un tercio de los
adolescentes es pobre extremo), la inadecuadaCOMUNICACIÓN en los hogares,
la violencia familiar y extrafamiliar y la falta de espacios que acojan adecuadamente a los
adolescentes (entre los cuales podemos incluir a la escuela y los medios de comunicación).
De otro lado, muchos de ellos desconocen sus derechos y otros se ven afectados por una
visión extendida en la sociedad acerca de la peligrosidad de los
adolescentes. Adolescentes Infractores
El Código de los Niños y Adolescentes contempla la aplicación de mecanismos
de justicia aplicables a adolescentes alternativos a la privación delibertad.
La difusión de medidas no carcelarias en la sanción a adolescentes infractores tal como
consigna el Código, tiene escasa difusión. De acuerdo a laestadística, a diciembre del 2005,
mientras 987 adolescentes (66%) se hallaban internos, sólo 508 (34%) se encontraban bajo
un sistema abierto; esto confirma la necesidad de generar una mayor aplicabilidad de
medidas socioeducativas y de reinserción que faciliten la continuidad de la vida social-
familiar de los adolescentes infractores.

Condición jurídica de los adolescentes infractores

Número total de atendidos: 1,495

Porcentaje de sentenciados: 54 %

Porcentaje de procesados: 46 %

En relación a los adolescentes infractores, la ejecución de las medidas socioeducativas


constituye un aspecto trascendental en el logro de objetivos de rehabilitación y reinserción,
más que el fin represivo o retributivo, pues se incide en la finalidad de crear
una conciencia de la responsabilidad de sus actos.
La Gerencia de Centros Juveniles del Poder Judicial cuenta con centros de régimen cerrado,
algunos de los cuáles está destinado exclusivamente para adolescentes infractores y un
centro de régimen abierto, denominado Servicio de Orientación del Adolescente (SOA),
destinado al cumplimiento de la medida de libertad asistida.
La falta de centros juveniles en algunas zonas del interior del país ocasiona dificultades a
la administración de justicia cuando se aplica la medida socioeducativa de internamiento.
En estos casos los adolescentes son trasladados a centros alejados de su lugar de origen,
situación que se agrava en el caso de las adolescentes infractoras, quienes son trasladadas a
Lima, por carecer de un centro de internamiento para mujeres en otro lugar.
La agilización de los procesos en la administración de justicia juvenil es un aspecto a
considerar.
10.-Pandillaje
Se encuentra vigente la Ley sobre pandillaje pernicioso (Decreto Legislativo Nº 899) que
establece como única medida la del internamiento por un lapso no menor de 3 años ni
mayor de 6. La práctica ha demostrado que reforzar la tendencia represiva del Estado frente
a la violencia juvenil no ha frenado este problema social.
El Código de los Niños y Adolescentes define a la pandilla perniciosa, como al grupo de
adolescentes mayores de doce años y menores de 18 años de edad que se reúnen y actúan
para agredir a terceras personas, lesionar la integridad física o atentar contra la vida de las
personas, dañar bienes públicos o privados u ocasionar desmanes que alteren el orden
interno. Sin embargo, a pesar de haberse tipificado esta figura delictiva en el Código de los
Niños y Adolescentes, el problema no ha disminuido, lo cual nos lleva a concluir que no
basta con penalizar el problema sino buscar alternativas como la prevención, atención y
rehabilitación de estas personas.
En la sociedad deben existir los siguientes principios fundamentales para con la niñez y
adolescencia:
1º. Igualdad de oportunidades para todos
Todos los niños, niñas y adolescentes nacen libres e iguales, y tienen la misma dignidad y
los mismos derechos. Es necesario eliminar todas las formas de exclusión
y discriminación que atentan contra la igualdad.
Debemos respetar la diversidad y reconocer al país como un mosaico de culturas, donde
sólo el respeto y la colaboración entre ellas, permitirá la construcción de un país con
igualdad de oportunidades para todos, y sin discriminación de género, étnica, religiosa o de
cualquier otro tipo.
2º. Priorizar la niñez como sujeto de derechos y sustento del desarrollo
Invertir prioritariamente en la niñez contribuye a prevenir y romper el ciclo
de reproducción de la pobreza.
Para ello es necesario acordar prioridades locales, regionales y nacionales de largo plazo:
ofrecer una educación de calidad para la niñez y adolescencia; poner fin a la violencia y la
explotación contra todos ellos/as; promover su salud integral, seguridad y nutrición a lo
largo de su ciclo de vida.
Es importante que esta prioridad de la niñez sea asumida por todos los agentes sociales a
través de una estrategia comunicacional de defensa y promoción de derechos que considere
la movilización y participación ciudadana en democracia de la niñez, adolescencia, jóvenes
y adultos de todas las edades.
3º. El interés superior del niño y su derecho a participar
Todas las iniciativas del estado, la sociedad civil y las familias, deben priorizar en toda
acción, aquellas que sean más beneficiosas para el desarrollo integral de la niñez y
adolescencia. Constituir la mejor base posible para su vida presente y futura, fortalece a la
sociedad y a la familia.
Escuchar y promover su participación contribuye a formar ciudadanos conscientes de sus
deberes y derechos. Debemos respetar su derecho a expresarse, asociarse y a participar en
la adopción de las decisiones que les afecten.
4º. La familia como institución fundamental para el desarrollo del ser humano
La intervención articulada de los diferentes sectores del Estado, como de sociedad civil,
aportarán al fortalecimiento de las familias cuya influencia contribuirá al desarrollo integral
y bienestar de niñez y adolescencia.
Revalorizar el espacio familiar como el primer agente formador y socializador que
transmite valores, conductas, conocimientos y tradiciones socioculturales a niños, niñas y
adolescentes.
12.- Definición del término pandilla
El termino "pandilla" como muchas voces del castellano, ha sufrido modificaciones
producto del mestizaje, transformándose de generación en generación para denominar
tanto expresiones artísticas y culturales, como conceptos despectivos, excluyentes o
generacionales.Desde tiempos inmemoriales, en el departamento de Puno, se conoce como
"pandilla puneña" a las agrupaciones de baile de los diferentes barrios que se organizan
para fomentar, conservar y difundir el arte popular de su región. En la Selva Alta
específicamente en Yurimaguas y el departamento de Amazonas, se conoce como
"pandillada" a un baile folklórica de la zona.
Antes "pandilla" era la palabra que identificaba a los amigos del barrio, a la "collera", los
"patas" que se juntaban para compartir inquietudes y divertirse. En nuestros tiempos
"pandilla" es la palabra usada por niños, jóvenes y adultos, para denominar a los grupos de
adolescentes y jóvenes que en los barrios se caracterizan por los actos de violencia callejera
que protagonizan.
De acuerdo con este ultimo, una pandilla es una agrupación de adolescentes y jóvenes que
se enfrentan con sus pares. La "pandilla" es parte del fenómeno que nuestros especialistas
han denominado como VIOLENCIA JUVENIL, donde también se incluyen otras formas de
violencia como las "barras bravas", "manchas escolares",
delincuencia, drogadicción y prostitución juvenil, entre otros. Hoy son parte de nuestra vida
cotidiana y han marcado esta última década creando inseguridad, malestar y conflicto en
nuestra sociedad.
13 Tipos de "pandillas"
? Las de Barrio.- Son agrupaciones que actúan en un determinado espacio territorial o
barrio. Estas pandillas pueden ser:
Las Guerreras.- Sus miembros se dedican exclusivamente al "guerreo" al enfrentamiento
con las pandillas rivales de la zona para dirimir superioridad y control del espacio
territorial.Infractoras y delincuenciales.- Cuando, además del "guerreo", una parte de sus
integrantes o todos adoptan conductas infractoras o delictivas, específicamente, el robo y
asalto callejero.
Las Barras Bravas.- Aparecen violentamente en los clásicos U – Alianza o en los partidos
trascendentales del campeonato profesional .A su interior se confunden jóvenes integrantes
de pandillas de diferentes lugares que dejan de lado la identidad territorial o de grupo para
adoptar una identidad común en los colores del club que los identifica. Aquí se produce un
fenómeno que se conoce como de "doble o triple identidad" pues los integrantes de una
pandilla de barrio pueden pertenecer al mismo tiempo a una barra brava y a la mancha
escolar de su colegio. Sin embargo en el barrio se da un fenómeno inverso, ahí lo que
manda es el territorio, el barrio, y jóvenes que son hinchas de Alianza o la U,
principalmente se adhieren "militantemente" a lo que su pandilla decide, dándose el hecho
curioso de muchachos que actúan en la barra contraria al club de su simpatía.
? Las Manchas Escolares.- Son agrupaciones conformadas por los alumnos de los
principales colegios que se enfrentan, ocasionalmente, en las principales avenidas de su
distrito.
El liderazgo de las manchas escolares ejercido por los lideres de pandilla de barrio y,
aunque los enfrentamientos entre estos grupos han disminuido, su presencia en los colegios
es aun fuerte.
Esto se puede observar en las pintas de paredes y servicios higiénicos de prácticamente
todos los centros educativos estatales de nivel secundario de algunos distritos de Lima
centro y alrededores.
? Las Pandillas Femeninas.- La presencia femenina en el pandillaje es cada vez más notoria,
tanto en el interior de la pandilla como en los espacios y actos en que estas actúan. Su
participación es múltiple: "guerrean" junto con los varones; auxilian a los heridos en los
enfrentamientos a modo de "socorristas"; o actúan como "soplonas"; las que llevan y traen
amenazas de mensaje, desafíos o burlas de grupo enfrentados; alertan de posibles ataques o
"mandan al desvió".
Muchas de ellas están involucradas sentimentalmente con integrantes de pandillas
formando parejas, mientras que otros se relacionan con ellos en los espacios de encuentros
de los grupos afirmando así amistades o identificaciones con el grupo. Finalmente los más
independientes han formado sus propias agrupaciones actuando autónomamente en grupos
conformados solo por mujeres.
14.- Estructura De Una Pandilla
En el interior de una pandilla, sus integrantes desempeñan diferentes roles.
La actuación y el comportamiento de todos no son homogéneos y están determinados por la
capacidad de liderazgo, valor o compromiso que cada uno de ellos tiene con la "mancha" o
pandilla a la que pertenecen.
Así una descripción de sus componentes puede ser la siguiente:
El líder o lideres.- Son los integrantes de la "pandilla" que comandan o "batutean" al
grupo tanto en los enfrentamientos como en otros momentos. Una pandilla puede tener
uno o varios líderes en su interior, pero siempre hay uno que destaca por su iniciativa y
temeridad. El núcleo: Los activos u orgánicos.- Aquellos que asumen el nombre de la
pandilla, la autoridad de los lideres y las reglas, comportamientos y conductas que norman
el funcionamiento del grupo, de manera concreta, física y emocionalmente.
La Mancha: Los periféricos o simpatizantes.- Son los más numerosos; no actúan
permanentemente, pero se identifican con el grupo actuando intermitentemente, sobre
todo en los enfrentamientos con otros. Esto sucede mayormente en las barras bravas,
manchas escolares y, también, en el barrio, cuando salen a "sacar cara" por sus patas que
están siendo atacados. Entre los simpatizantes o periféricos podemos ubicar también a las
chicas que actúas como socorristas o "soplonas".
Características de los jóvenes integrantes de la pandilla.Características
Personales.- Proceden de hogares en crisis o destruidos, de padres separados total o
parcialmente, donde sus necesidades materiales o afectivas no son atendidos para un
adecuado desarrollo personal.
Tienen carencia afectiva dentro del hogar, por lo cual se identifican con las pandillas, en las
que se encuentra en cohesión, respeto, trato igualitario, participación y
apoyo.Expresan actitudes y conductas violentas, expresión de rebeldía basados en sus
frustraciones personales y familiares. Tienen bajoautoestima y una mala formación en
valores y habilidades sociales (asertividad, toma de decisiones, comunicación) que
comprometen su futuro.
Características grupales:
Pertenencia grupal.- Los jóvenes integrantes de pandilla se agrupan por afinidad e intereses
comunes.
Patentan una denominación, un símbolo y adoptan seudónimos entre sus miembros. El
grupo es un espacio de apoyo, afectos, y compromisos, de expresiones de conductas
violentas y afirmación de pertenencia grupal por encima de la identidad individual. Es el
grupo el que les consigue el respeto y temor ante los demás, que son las mismas personas
que los ignoran y desprecian.Seguridad grupal.- Los jóvenes integrantes de pandillas, al
pertenecer e identificarse con su grupo ,adquieren confianza, seguridad y firmeza en su
desplazamiento territorial y en los enfrentamientos, es decir, individualmente el joven
pandillero pierde el respeto y valor mientras la pandilla le transmite fortalezas en sus
manifestaciones violentas y los hace sentir "bacanes" y "figurar"."Identidad" barrial y
distrital.- Las pandillas se identifican y "sacan cara" por su barrio, demarcando su territorio
y limites. Esta es una de las principales causas de enfrentamientos entre pandillas: la
defensa de su territorio como espacio "sagrado" que no puede ser invadido por ningún otro
grupo.
Cuando salen a otros lugares, el nombre esta unido a su lugar de procedencia, se identifican
con su distrito y en algunos casos imponen respeto.
"Respeto" social.- Las pandillas a fuerza de violencia, han adquirido un "respeto" social
negativo por la agresión y el vandalismo que producen, expresión de conductas violentas
que les dan un sello particular y personalidad sui generis, ganándose espacios negados de
expresión juvenil dentro de la comunidad.
15.- Armas y demás objetos usados por las pandillas
a. Objetos y armas ofensivas: piedras, palos, botellas, cuchillos, verduguillos,
machetes, bombas molotov, armas de fuego.
b. Objetos defensivos y de protección: pasamontañas, capuchas, gorros.
c. Medios e instrumentos de expresión: grafittis, pintas o murales, spray, plumones,
correctores blancos, otros.
16.- Indumentaria de los jóvenes que integran las pandillas Los jóvenes que
integran una pandilla han adoptado un estilo de vestir que los caracteriza y diferencia de los
demás. Esta moda de "estilo" deportivo, se compone generalmente de un gorro con o sin
visera; pantalones o shorts anchos o abolsonados, en algunos casos descoloridos y
descuidados, combinados con colores fuertes; polos o casacas anchas que dan la apariencia
de tallas mas grandes que su contextura física y generalmente llevan zapatillas de "marca" o
"bamba".
17. Jergas más conocidas
? Guerrear: pelear, enfrentarse y competir con la pandilla rival.
? Batutear: liderar, comandar, ir adelante del enfrentamiento.
? Empatar: unirse, juntarse o aliarse con otra pandilla para los enfrentamientos.
? Empilarse: tomar para llenarse de valor antes de un enfrentamiento o para estar
en ambiente, alegrarse cuando participan en sus reuniones celebratorias.
? Poner: robar, "cuadrar", "chorear".
? Jama: comida, jamear, comer.
18.- Causas y Consecuencias que Generan el Pandillaje Pernicioso.
CAUSAS
? La falta de comunicación entre padres e hijos.
? Las malas amistades.
? Por los maltratos de parte de los padres contra los hijos.
? Por los problemas familiares y por las drogas.
? Por la falta de educación.
? Por el desempleo.
CONSECUENCIAS
? Violencia callejera.
? Prostitución.
? Pérdida de la escala d valores.
? Temor en la población por la acción de las pandillas.
? Pérdidas materiales.
? Consecuencias psicológicas en sus víctimas.
? La muerte de personas que son atacadas por estos grupos de jóvenes.
? Bandas y barras bravas.
? Pirañitas[16].
19.-Organismos Encargados de la Defensa del Niño y del adolescente. Los
artículos 213 ,215 226,249 y 250 de nuestro código de los niños y adolescentes señalan
claramente como defensoras a los siguientes organismos:
? TIPACOM: talleres infantiles proyectados a la comunidad.
? CODEN:(Comité de defensa)integrado principalmente por la población , asumiendo de
esta manera la difusión y defensa de los derechos del niño, en especial el maltrato infantil.
? CODENIVA (Comité de defensa de los derechos del niño de barrios altos) que es la
expresión mas próxima a la idea de defensorías.
? CODENES A otros lugares del distrito. Así mismo intervienen directamente en casos de
abandono y maltrato para proteger al niño y adolescente realizando tareas de prevención.
20.-Marco Legal
Ley contra el Pandillaje Pernicioso
Jueves, 28 de mayo de 1998
DECRETO LEGISLATIVO
EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
POR CUANTO:
El Congreso de la República por Ley N° 26950 ha autorizado al Poder Ejecutivo para
legislar sobre materia de ario una estrategia para combatir las acciones de
Con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros;
Con cargo de dar cuenta al Congreso de la República;
Ha dado el Decreto Legislativo siguiente:

Ley contra el pandillaje pernicioso


Artículo Único.- Incorpórese al Título III del Libro Cuarto del Código de los Niños y
Adolescentes, el Capítulo III-A con el siguiente texto:
"CAPITULO III-A
DEL PANDILLAJE PERNICIOSO[17]
Artículo 1. - DEFINICION.- Se considera pandilla perniciosa al grupo de adolescentes
mayores de doce (12) y menores de dieciocho (18) años de edad, que se reúnen y actúan
para agredir a terceras personas, lesionar la integridad física o atentar contra la vida de las
personas, dañar los bienes públicos o privados u ocasionar desmanes que alteran el orden
interno.
Artículo 2. - INFRACCION.- AI adolescente que integrando una pandilla perniciosa
lesione la integridad física de las personas, cometa violación de menores de edad o dañe los
bienes públicos o privados, utilizando armas de fuego armas blancas o material inflamable
o explosivos u objetos contundentes o bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas, se
le aplicará la medida socioeducativa de internación no mayor de tres (3) años.
Artículo 3. - INFRACCION AGRAVADA.- Si como consecuencia de las acciones a que
se refiere el artículo anterior, se causare la muerte o lesiones graves, la medida
socioeducativa de internación será no menor de tres (3) ni mayor de seis (6) años para el
autor, autor mediato o coautor del hecho.
Artículo 4. - MEDIDAS PARA LOS CABECILLAS.- Si el adolescente pertenece a una
pandilla perniciosa en condición de cabecilla, líder o jefe, se le aplicará la medida
socioeducativa de internación no menor de dos (2) ni mayor de cuatro (4) años.
Artículo 5. - CUMPLIMIENTO DE MEDIDAS.- El adolescente que durante el
cumplimiento de la medida socioeducativa de internación alcance la mayoría de edad, será
trasladado a ambientes especiales de un establecimiento penitenciario primario a CARGO
DEL INSTITUTO NACIONAL PENITENCIARIO, para culminar el tratamiento.
Artículo 6. - RESPONSABILIDAD DE PADRES O TUTORES.- Los padres, tutores
apoderados o quienes detentan la custodia de los adolescentes que sean pasibles de las
medidas á que se refieren los artículos anteriores, serán responsables solidarios por los
daños y perjuicios ocasionados.
Artículo 7. - BENEFICIOS.- El adolescente que se encuentre sujeto
a investigación judicial, o que se hallare cumpliendo una medida socioeducativa de
internación, que proporcione al Juez información veraz y oportuna que conduzca o permita
la identificación y ubicación de cabecillas de pandillas perniciosas, tendrá derecho a
acogerse al beneficio de reducción de hasta un cincuenta por ciento de la medida
socioeducativa que le corresponda."
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS Y FINALES
Primera.- Incorpórese al Código Penal el Artículo 148-A, el que queda redactado en los
términos siguientes:
"El que instiga o induce a menores de edad a participar en pandillas perniciosas, o actúa
como su cabecilla, líder o jefe, para cometer las infracciones previstas en el Capítulo III-A
del Título III del Libro Cuarto del Código de los Niños y Adolescentes, será reprimido con
pena privativa de libertad no menor de diez (10) ni mayor de veinte (20) años."
Segunda.- Modifícanse los Artículos 213 215 226 249 y 250 del Código de los Niños y
Adolescentes, los mismos que quedan redactados en los términos siguientes:
"Artículo 213. - LEGALIDAD.- Ningún adolescente podrá ser procesado ni sancionado por
acto u omisión que al tiempo de cometerse no esté previamente calificado en las leyes
penales de manera expresa e inequívoca, como infracción punible ni sancionado con
medida socioeducativa que no esté prevista en este Código."
"Artículo 215.- MEDIDA Y PLAZO.- Sólo se privará de la libertad al adolescente infractor
como última medida, por el período mínimo necesario y limitándose a casos excepcionales
previstos en la Ley, teniendo como finalidad lograr su rehabilitación."
"Artículo 226.- INTERNACION.- La internación preventiva se cumplirá en el Centro
de Observación y Diagnóstico del Poder Judicial, en donde un equipo multidisciplinario
evaluará la situación del adolescente. El Estado garantiza la seguridad del adolescente
infractor internado en sus establecimientos."
"Artículo 249.- SEMILIBERTAD.- El adolescente que ha cumplido con las dos terceras
partes de la medida de internación, podrá solicitar la semilibertad para concurrir
al trabajo y escuela fuera de la institución como una medida transitoria a su externamiento.
Se aplicará por un término máximo de 24 meses."
"Artículo 250.- LA INTERNACION.- Es la medida privativa de la libertad que se aplicará
por el período mínimo necesario que no excederá de seis (6) años, salvo el caso previsto en
el inciso c) del Artículo 2 del Decreto Legislativo N° 895.
Vencido el período a que se refiere el párrafo anterior, el adolescente será colocado en
régimen de Libertad Asistida."
Tercera.- Mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministro de Justicia se aprobará el
Texto Único Ordenado del Código de los Niños y Adolescentes, facultándose al
reordenamiento y renumeración de su articulado.
Cuarta.- El presente Decreto Legislativo entrará en vigencia a partir del día siguiente de su
publicación en el Diario Oficial El Peruano
21.-Marco Legal Comentado[18]
El 23 de mayo de 1998, el gobierno promulga dentro de los Decretos Legislativos
denominados "Leyes de Seguridad Ciudadana", el Decreto Legislativo N° 899 denominado
"ley contra el pandillaje pernicioso", fundándose en la creciente ola delincuencial que en el
país se vivía.
A qué ambito estaba dirigida esta Ley; a quién consideró el gobierno como blanco de esta
represión legal, o más puntualmente a qué denomina Pandillaje. " PANDILLA, no es sino la
agrupación de muchachos que generlamente se reune en la calle con propósitos de
exparcimiento, pero que poco a poco van adquiriendo comportamientos subcultutales,
organizándose e imponiéndose reglas de conductas propias[19]".
El término " Pernicioso" en sí, ya nos da la idea de situación "danina" "sumamente
perjudicial" ; por ello el " Pandillaje Pernicioso" es conceptualizado por la presente norma
como la agrupación de adolescentes con propósito de cometer actos que
normalmente son delictivos pero que van a ser consideradas Infracciones
dada la minoría de edad de los sujetos activos.
Jurídicamente hablando, la figura tiene como Sujeto Activo a los menores comprendidos
entre los 12 a los 18 anos de edad. El Sujeto Pasivo es cualquier persona que sea afectada ya
sea en su integridad física contra su vida, o sufra dano en sus bienes por obra del grupo de
adolescentes. El Elemento Material consiste en ocasionar Lesiones a la integridad física o
atentar contra la vida de las personas o danar los bienes públicos o privados u ocasionar
desmanes que alteren el orden interno. Si hablamos de Participación Criminal: en esta
infracción penal la acción debe ser cometida por un grupo de adolescentes, respondiendo
como coautores o cómplices según la índole de su colaboración. El Elemento Material, se da
en el hecho de que un grupo de adolescentes actúe en concierto para agredir.
Pero hablemos un poco de la aparición de esta peculiar figura. La ley contra el Pandillaje
Pernicioso, a toda luz, nace por la violencia juvenil de la que el país era testigo. Su
inspiración, nada menos que las denominadas "barras bravas" , las cuales, bajo pretextos de
revanchismo deportivo protagonizaban una serie de actos delictivos sobre todo contra la
vida, el cuerpo , la salud y el patrimonio que afectaban a propios y ajenos; por ello el
gobierno cree conveniente dictar este tipo de leyes que representen una manera de
agravante para el juzgamiento de actos infractores de la ley penal, considerando que éstos
son cometidos por grupos organizados y que muchas veces su fin es meramente delictuoso.
En resumen la idea es, Reprimir conductas con Penalidades.
No obstante lo que nació como una ley dirigida principalmente a aquellos grupos cuyas
motivaciones excesivamente fanáticas servían para causar daños sociales, hoy como " Ley
de Pandillaje Pernicioso" sirve para reprimir a todo grupo que cometa en conjunto actos
que infrinjan la ley penal, no importando sus motivaciones.
Anteriormente el Código de Ninos y Adolescentes, en su parte pertinente regía la
investigación y juzgamiento de los menores que cometían infracciones a la Ley Penal, pero
el mismo no contemplaba el Pandillaje Pernicioso como figura infractora; hoy sí; el citado
Decreto Legislativo N° 899 de Pandillaje Pernicioso ha sido insertado en el Nuevo Código
de Ninos y Adolescentes, como figura sui géneris que crea una infracción mas para juzgar a
menores.
Esta norma obviamente ha sido criticada en repetidas oportunidades y muchos la
consideran Inconstitucional. Cabe preguntarnos entonces a qué se deben estas
observaciones; en realidad, se tomaron criterios objetivos para su creación y aplicación, o es
que resulta cierto que la misma obedece a criterios de Política que no tuvo más base que la
coyuntura social, y en virtud a lo cual se permitió dictar una ley que a la larga resulta
inadecuada y que sobre todo atropella los avances en el tratamiento legal de menores
infractores, que se han venido conquistando con el pasar de los anos.
Empecemos analizando la condición jurídica que tienen los menores infractores en nuestra
legislación hoy por hoy.
El Código define taxativamente como acto infractor, aquella conducta prevista
como contravención a la Ley penal (Código Penal). Así definido el acto infractor, es
evidente que nuestra legislación se ha llegado a adecuar en correspondencia absoluta a la
Convención de los Derechos del Nino, instrumento jurídico Supremo que rige el
tratamiento de menores.
Con esta concepción se ha considerado al adolescente infractor como una Categoría
Jurídica, por la cual el mismo pasa a ser Sujeto de derechos establecidos en la doctrina de
protección integral, inclusive del debido proceso legal. Esta concentración rompe la
concepción del adolescente infractor como categoría Sociológica vaga, implícita en el
Código de menores antiguo, que trataba al adolescente que había transgredido una norma
social, como un Delincuente, olvidándose de que el mismo es un sujeto que tenía el derecho
a ser reorientado en su desarrollo integral.
Paulatinamente nuestra legislación nacional fue garantizando la aplicación de medidas que
por sobre todo prioricen la protección de los menores y sobre todo con una justicia
especializada que haga viable un adecuado tratamiento.
Sin embargo vemos ahora como las diferentes coyunturas sociales en las que se cometen
infracciones por adolescentes, ha comprometido el conjunto de políticas adoptadas para los
menores, hecho el cual trae como consecuencia la aplicación indiscriminada de las
medidas socioeducativas como las privativas de libertad, surgiendo paralelamente
propuestas que se dirigen a penalizar el tema, que van desde rebajar la edad penal, hasta
incrementar el tiempo máximo de permanencia en un Centro de Reeducación, como ha
sucedido con la ley de Pandillaje Pernicioso, la cual se encuentra en plena vigencia;
obviamente damos paso atrás en lo que hasta hace poco habíamos logrado; hemos
retrocedido, desconociendo nuestra actual concepción del Menor Infractor como Sujeto de
Derechos, nuevamente estamos en la cultura de "Compasión- Represión", por la cual el
menor es tratado como un Delincuente, un incapaz, individualizado de la sociedad, cuyo
único remedio es aislarlo y colocarlo en un lugar donde no haga dano a la sociedad.
Dónde queda entonces la Política de Atención de los derechos de los ninos y adolescentes,
que obliga tratar al autor del acto infractor considerando los principios de los otros
instrumentos internacionales a los cuales estamos adheridos como Nación. El Pandillaje
Pernicioso es una norma que se contradice por ejemplo con los principios contenidos en la
Convención de los Derecho del Nino, de la cual el Perú es Estado parte y que por ende
tiene carácter vinculante en nuestra legislación.
La Convención sobre los Derechos del Nino en su artículo 9 y las Reglas de Beijing, artículo
6, establecen que el nino o adolescentes no será apartado del hogar sino es porque, dentro
del margen de discrecionalidad de la autoridad, se considere necesario como última
razón. En el Pandillaje Pernicioso la sanción única y exclusivamente es el
"Internamiento", (medida supuestamente de Ultima Ratio) contemplado en los Arts. 194
y 196 del Nuevo código de Ninos y Adolescentes; No da opción a otro tipo de medida;
Contradice por ello instrumentos internacionales que tienen el rango Constitucional.
Alcanza dicha figura actualmente hasta los 04 anos de privación de libertad, duración la
cual entra en abierta contradicción con lo dispuesto por el Art. 235 del mismo Código de
Ninos y Adolescentes, que senala que la medida de Internación No exederá de los Tres
anos; se genera así una suerte de contradicción y lo que es más discriminación en una
misma ley que ahora distingue sin criterio alguno entre infractores que pueden tener el
mismo grado de lesividad, a quienes les impone penas diferentes, sólo por el hecho de
actuar dentro de una poco distinguible Pandilla Perniciosa.
Por último, cabe preguntarnos, cogiéndo este último criterio: establece acaso la ley,
cláramente, cómo hay que distinguir una Pandilla Perniciosa de una Banda delictiva, que
puede estar compuesta por un Grupo pequeno de menores, pero que puede no tener
características de Pandilla. En qué debe basarse un juzgador para delimitar estos ámbitos;
no es suceptible acaso de una mala utilización o calificación de la figura que pueden devenir
en excesos. Queda expuesto este riesgo.
Sí, obviamente es necesario tomar medidas contra la delincuencia, pero no se considera
como la mejor opción, la creación de leyes que intenten frenar conductas con penas que
desconozcan derechos adquiridos hasta hoy. El " Seminario Taller Internacional sobre el
Código de Ninos y Adolescentes", llevado a cabo en el ano 1995, año en el cual ni siquiera se
avisoraba aparición de leyes como la de la naturaleza de la que hoy analizamos, concluyó en
que la Medida de privación de Libertad o Internamiento de menores, no debe inspirarse en
deficiencias Institucionales, como aquellas en que el Estado es responsable y mediante las
cuales se debe crear mayores espacios en que se desarrolle el menor o se sienta realizado.
La omisión de acción de Instituciones, no podra jamás constituir justa causa para la
aplicación ilegal de una medida. De ningún modo se debe crear motivos para justificar la
privación de la Libertad.
Hemos caído tal vez nuevamente en los métodos de la que ya creíamos olvidada "Justicia
Represiva", por la cual los legisladores no se detienen a pensar en las causas por las cuales
se origina el problema proponiéndo soluciones que tienen la suerte de "saco roto". La
realidad nos presenta como resultado de esta política, "Centros de Rehabilitación" ya sin
capacidad, repletos de menores (sin considerar el pequeno tiempo de vigencia de la ley); se
aspira así acaso, lograr la finalidad de las Medidas Socio Educativas, como es
la Rehabilitación de los menores?. Concluyeron ya muchos juristas en esta utopía
positiva que debe ser eje para crear leyes y sanciones, y que la cito para terminar: "La
única prisión ideal es aquella que no existe".
Conclusiones
? Se concluye que la causa fundamental de incremento del pandillaje pernicioso es la falta
de comunicación entre padres e hijos.
? El pandillaje pernicioso por lo general va acompañado de problemas económicos y
educativos que no son solucionados por el Estado.
? La localización de las pandillas juveniles en los pueblos jóvenes se caracteriza por la
ubicación de hogares de mal vivir.
? El grado de violencia de las pandillas juveniles alcanza tal proporción que inclusive se les
ha llegado a comparar con delincuentes de gran experiencia.

Recomendaciones
? El gobierno debe crear organismos encargados de velar por los derechos de los jóvenes y
que se de, facilidades para la educación, la cultura el trabajo y el deporte que son los
principales encaminadores de jóvenes honestos y dignos de crear un Perú distinto.
? Los municipios y los órganos encargados de la defensa del niño y del adolescente deben
dar charlas a los jóvenes de cuales son las formas de crear el desarrollo e informar a
nuestros legisladores los problemas reales de los niños y jóvenes del Perú.
? Se debe incentivar a la población con respecto a la no discriminación de los jóvenes que se
encuentran vinculados al pandillaje pernicioso y por el contrario se debe realizar campañas
para su readaptación a la sociedad, pero no criminalizándoles.
1. OBJETIVO GENERAL
Determinar que la falta de comunicación de padres a hijos, el bajo nivel educativo, el bajo
nivel económico y el incumplimiento de las normas conlleva al incremento del pandillaje
pernicioso.
2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS
2.1. Dar a conocer las causas por qué vemos las pandillas juveniles en los pueblos jóvenes y
asentamientos humanos.
2.2. Identificar los factores por qué los jóvenes tienden a integrar las pandillas perniciosas
2.3. Determinar la violencia de las pandillas juveniles en nuestra sociedad.
4. Justificación del Problema
El pandillaje pernicioso en nuestro país es un gran problema con el cual convivimos en la
actualidad; día a día crece el número de pandilleros. Este problema se ha convertido aún
más crítico desde que niños y adolescentes están expuestos a la infinidad de riesgos que
existen en las calles, problema que ya está teniendo consecuencias en nuestra sociedad.
La niñez y la Adolescencia son el futuro de un país. Los
principales indicadores en materia de niñez y adolescencia son referentes básicos del
progreso logrado por un país y de sus posibilidades futuras.
La Constitución Política del Perú de 1993 establece en su Artículo 4°
que "La comunidad y el Estado protegen especialmente al niño y al
adolescente". Contamos también con un Código de los Niños y Adolescentes varias veces
modificado en un intento de lograr eficacia en la mejora de su situación, así como con un
marco legal extenso.
Pese a la existencia de estas leyes, así como algunos importantes esfuerzos realizados por
las instituciones estatales y de la sociedad civil, la realidad actual nos devuelve
una imagen preocupante sobre la situación de la niñez y adolescencia de nuestro país y nos
recuerda que tenemos con ellos una importante tarea social.
Es indudable que se requiere de un trabajo sostenido y articulado, así como
una inversión consistente y suficiente para modificar los indicadores sobre la situación de la
niñez y adolescencia en el Perú.
Una simple investigación estadística nos ayuda a observar los alarmantes indicadores sobre
el alto riesgo frente al problema de pandillaje en Lima. Por ello debemos de seguir
priorizando y atendiendo conjuntamente este problema, considerando que al hacerlo, se
estaría trabajando para el desarrollo de nuestro país.
5.-Fin de la investigación.
Hacer conocer a la realidad en que vivimos el terrible problema del pandillaje pernicioso, y
por medio de la cual reconocer cuales son nuestros errores y tratar de enmendarlos para así
contribuir a una sociedad más justa y más humana, y porque desde mucho tiempo estamos
viviendo una alarmante y triste realidad que es el PANDILLAJE PERNICIOSO y que
nuestra sociedad no esta prestando la debida importancia que se merece.
CAPÍTULO II

Marco Teórico
Para poder llegar a la definición de pandillaje pernicioso tenemos que describir
el concepto de violencia ya que ambas actúan en conjunto.
6.1 Violencia : Según el diccionario de la real academia de la lengua, violencia es la
cualidad del violento, o la acción y efecto de violentar o violentarse o Acción violenta o
contra el natural modo de proceder[1]. Un proverbio ruso dice que es más fácil destruir que
crear. Así como cada vida necesita ser nutrida y preservada cuidadosamente, también pude
ser destruida y perderse en un instante. Tal vez debido a la falta de conocimiento en este
campo, los científicos parecen no poder comprender, prever y adoptar
las soluciones necesarias para evitar la violencia a gran escala.
El primer paso en un estudio riguroso sobre el proceso de matar es identificar los "objetos"
o víctimas llamados "blancos"[2]. Podríamos compilar una lista interminable de víctimas
diarias de gente ordinaria como insectos, peces, pájaros y otros animales.
Como estos seres se asemejan a sus homólogos humanos anatómicamente fisiológicamente
y conductual mente, de acuerdo a su desarrollo evolutivo los seres humanos pueden
desarrollarse como asesinos o clientes de asesinos[3].
Tenemos que tener en cuenta las siguientes definiciones de violencia:
? Domenach[4]: Define a la violencia como "el uso de la fuerza, abierta u oculta, con la
finalidad de obtener, de un individuo o de un grupo, algo que no quiere consentir
libremente".
? Yves Michaud[5] define la violencia como "una acción directa o indirecta, concentrada o
distribuida, destinada a hacer mal a una persona o a destruir ya sea su integridad física o
psíquica, sus posesiones o sus participaciones simbólicas".
? Mckenzie: define la violencia como el "ejercicio de la fuerza física con la finalidad de
hacer daño o de causar perjuicio a las personas o a la propiedad; acción
o conducta caracterizada por tender a causar mal corporal o por coartar por la fuerza
la libertad personal".
1. OBJETIVO GENERAL
Determinar que la falta de comunicación de padres a hijos, el bajo nivel educativo, el bajo
nivel económico y el incumplimiento de las normas conlleva al incremento del pandillaje
pernicioso.
2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS
2.1. Dar a conocer las causas por qué vemos las pandillas juveniles en los pueblos jóvenes y
asentamientos humanos.
2.2. Identificar los factores por qué los jóvenes tienden a integrar las pandillas perniciosas
2.3. Determinar la violencia de las pandillas juveniles en nuestra sociedad.
4. Justificación del Problema
El pandillaje pernicioso en nuestro país es un gran problema con el cual convivimos en la
actualidad; día a día crece el número de pandilleros. Este problema se ha convertido aún
más crítico desde que niños y adolescentes están expuestos a la infinidad de riesgos que
existen en las calles, problema que ya está teniendo consecuencias en nuestra sociedad.
La niñez y la Adolescencia son el futuro de un país. Los
principales indicadores en materia de niñez y adolescencia son referentes básicos del
progreso logrado por un país y de sus posibilidades futuras.
La Constitución Política del Perú de 1993 establece en su Artículo 4°
que "La comunidad y el Estado protegen especialmente al niño y al
adolescente". Contamos también con un Código de los Niños y Adolescentes varias veces
modificado en un intento de lograr eficacia en la mejora de su situación, así como con un
marco legal extenso.
Pese a la existencia de estas leyes, así como algunos importantes esfuerzos realizados por
las instituciones estatales y de la sociedad civil, la realidad actual nos devuelve
una imagen preocupante sobre la situación de la niñez y adolescencia de nuestro país y nos
recuerda que tenemos con ellos una importante tarea social.
Es indudable que se requiere de un trabajo sostenido y articulado, así como
una inversión consistente y suficiente para modificar los indicadores sobre la situación de la
niñez y adolescencia en el Perú.
Una simple investigación estadística nos ayuda a observar los alarmantes indicadores sobre
el alto riesgo frente al problema de pandillaje en Lima. Por ello debemos de seguir
priorizando y atendiendo conjuntamente este problema, considerando que al hacerlo, se
estaría trabajando para el desarrollo de nuestro país.
5.-Fin de la investigación.
Hacer conocer a la realidad en que vivimos el terrible problema del pandillaje pernicioso, y
por medio de la cual reconocer cuales son nuestros errores y tratar de enmendarlos para así
contribuir a una sociedad más justa y más humana, y porque desde mucho tiempo estamos
viviendo una alarmante y triste realidad que es el PANDILLAJE PERNICIOSO y que
nuestra sociedad no esta prestando la debida importancia que se merece.