Вы находитесь на странице: 1из 10

PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD

El Código Penal contempla el presidio, la reclusión y la prisión. También se indica como


tal la incomunicación con personas extrañas al establecimiento penal, pero en realidad es
una agravación de la restricción en la libertad ambulatoria del sujeto.

El presidio

El presidio consiste “en el encierro del condenado en un establecimiento penal, sujeto a los
trabajos contemplados en los reglamentos de éstos establecimientos” (artículo 32).

En cuanto a su duración, puede ser calificado, simple o temporal.

i. El presidio perpetuo calificado, se extiende por toda la vida del condenado, bajo un
régimen especial de cumplimiento que se rige por las reglas que indica el art.32 bis del
Código Penal, y en el cual, junto al DL321 sobre libertad condicional, se puede constatar su
rigurosidad.

El profesor Cury plantea que es una pena privativa vergonzosa, pues es inexplicable un
encierro de tal magnitud en una sociedad civilizada.

ii. El presidio perpetuo simple, también se extiende por toda la vida del condenado, pero
en cuanto a las posibilidades de obtener la libertad condicional y acceder a beneficios
interpenitenciarios se rige por las reglas generales.

iii. El presidio temporal, dura 61 días a 20 años, y se divide en presidio menor y mayor.

El presidio menor dura 61 días a 5 años. El presidio mayor dura 5 años y un día a 20 años.

Tanto el presidio menor, como el presidio mayor, se encuentran divididos en tres grados, y
ellos son:

 Presidio menor en su grado mínimo, va desde 61 a 540 días


 Presidio menor en su grado medio, va desde 541 días a 3 años
 Presidio menor en su grado máximo, va desde 3 años y un día a 5 años
 Presidio mayor en su grado mínimo, va desde 5 años y un día a 10 años
 Presidio mayor en su grado medio, va desde 10 años a 15 años
 Presidio mayor en su grado máximo, va desde 15 años y un día a 20 años.

¿Desde cuándo se computan las duraciones?

Ellas se computan desde el día en que el imputado es aprehendido (art.26). Por tanto, se le
debe abonar el tiempo en que estuvo privado de libertad durante el proceso.

1
Las penas de reclusión

Ellas consisten en el encierro del reo en un establecimiento penal, pero sin sujeción a la
obligación de trabajar (art.32). Esto es lo que lo diferencia con la pena de presidio, pero en
la práctica se confunden especialmente por lo dispuesto en el art.89, que señala algunos
casos en los cuales igualmente estará obligado a trabajar.

En cuanto a la duración también puede ser perpetua o temporal, pero aquí no existe la
distinción de perpetua calificada o simple, sólo es perpetua.

La reclusión temporal tiene la misma duración que el presidio, y se divide en iguales


términos, es decir, mayor y menor, y en ambos casos se distingue el grado mínimo, medio y
máximo.

La prisión

Consiste en un encierro de poca duración, que no puede extenderse sino de 1 a 60 días


(art.25 inc.5).

La pena de prisión se divide en tres grados (mínimo, medio y máximo), siendo la duración
de cada una de ellas la siguiente:

 Prisión en su grado mínimo, de 1 a 20 días


 Prisión en su grado medio, de 21 a 40 días
 Prisión en su grado máximo, de 41 a 60 días.

Esta pena se aplica únicamente a las faltas y no impone la obligación de trabajar, salvo lo
dispuesto en el art.89 del Código Penal.

Efectos de las penas privativas de libertad

Estas penas llevan generalmente consigo otras penas accesorias, cuya aplicación por parte
del juez es obligatoria, y se encuentran señaladas en los arts.27 y siguientes:

i. Las penas de presidio y reclusión perpetuos llevan consigo las pernas accesorias que
indica el art.27.
ii. Las penas de presidio y reclusión mayores, las indicadas en el art.28.
iii. Las penas de presidio y reclusión menores en su grado máximo, las prescritas en el
art.29 del Código Penal.
iv. Las pernas de presidio y reclusión menores en su grado medio y mínimo, las
contempladas en el art.30.
v. La pena de prisión lleva consigo como única pena accesoria, la suspensión de cargo u
oficio público durante el tiempo de la condena, art.30 del Código Penal.

2
PENAS RESTRICTIVAS DE LIBERTAD

Entre ellas encontramos:

a. El confinamiento, es la expulsión del condenado del territorio de la república con


residencia forzosa en un lugar determinado (art.33 del Código Penal).

b. El extrañamiento, es la expulsión del condenado del territorio de la república al lugar


de su elección.

c. La relegación, es la traslación del condenado a un punto habitado del territorio de la


república con prohibición de salir de él, pero permaneciendo en libertad.

d. El destierro, es la expulsión del condenado de algún punto de la república.

e. La sujeción a la vigilancia de la autoridad: Esta pena le da al juez de la causa el


derecho de determinar ciertos lugares en los cuales le será prohibido al penado presentarse
después de haberse cumplido su condena, y de imponer a ésta todas o algunas de las
obligaciones que indica el art.45 del Código Penal.

La sujeción a la vigilancia de la autoridad puede imponerse como accesoria o como medida


preventiva, art.23 del Código Penal.

PENAS SUSTITIVAS

Las penas que pueden ser objeto de sustitución son las privativas o restrictivas de libertad
que se hayan impuesto por la comisión de un crimen o simple delito. Tratándose de las
faltas rige el art.398 del CPP.

Exclusión en su aplicación

1. De acuerdo al art.40 las disposiciones contenidas en la ley no serán aplicables a aquellos


adolescentes que hubieren sido condenados de conformidad a lo establecido en la ley
20.084, que establece un sistema de responsabilidad de los adolescentes por infracciones a
la ley penal.

2. Tampoco es procedente su aplicación respecto de los autores de delitos consumados


previstos en los arts.141 inc.3, 4 y 5; art.142, 361, 362, 372 bis, etc., salvo en los casos en
que la determinación de la pena se hubiere considerado la circunstancia primera establecida
en el artículo 11 del Código Penal.

En consecuencia, si se trata de cómplices o encubridores o si el delito quedó en grado de


frustrado o tentado no habría inconveniente para sustituir la pena.

3
Surge la pregunta ¿Qué sucedería si se le concede la atenuante privilegiada del art.73
del Código Penal? ¿Podría otorgarse una pena sustitutiva?

Somos de opinión que sí procedería, y ello por lo siguiente:

i) El art.73 no está regulando una atenuante distinta de la del art.11 Nº1, sino sólo está
indicando un efecto privilegiado cuando concurre la mayoría de los requisitos.

ii) Una opinión diversa sería errónea, pues sería el caso que en sujeto mata a otro y no se le
concede la legítima defensa por no concurrir la circunstancia segunda del art.10 Nº4 del
Código Penal, pero concurre la mayoría de ellos.

El sujeto podría alegar que se le reconozca solo el requisito de la agresión ilegítima porque
le saldría más a cuenta toda vez que se aplicaría el art.11 Nº1 y no el art.73.

iii) Por otra parte, no se debe olvidar que el efecto atenuatorio mayor del art.73 se
fundamenta en su cercanía con la causal de exención al concurrir la mayoría de sus
requisitos porque de haber concurrido todos habría estado exento de responsabilidad penal.

3. No son aplicables las penas sustitutivas a los autores del delito consumado de robo con
violencia simple, que hubieren sido condenados anteriormente por alguno de los delitos
contemplados en los arts.433 (robo calificado), art.436 (robo con violencia o intimidación
simple y robo por sorpresa), y art.440 (robo con fuerza en las cosas cometido en lugar
habitado, destinado a la habitación o en sus dependencias).

Esta excepción no contempla la contra-excepción de la situación anterior a si se le concedió


la atenuante del art.11 Nº1. Además, habla de delito consumado, lo que resulta innecesario
si se tiene en cuenta que el art.450 inc.1 los castiga como consumado desde que se
encuentran en grado de tentativa.

4. En lo tocante con los delitos de tráficos de drogas, la ley establece dos limitaciones:

 En ningún caso podrá imponerse la pena de prestación de servicios en beneficio de


la comunidad, a los condenados por crímenes o simples delitos señalados en la ley
20.000, 19.366 y 18.403.
 No puede aplicarse ninguna de las personas sustitutivas a quien ha sido condenado
con anterioridad por alguno de los crímenes o simples delitos tipificados en los
textos legales antes señalados, en virtud de sentencia ejecutoriada, hayan o no
cumplido efectivamente la condena, a menos que les hubiere sido reconocida la
atenuante de cooperación eficaz.

4
¿Cuáles son las penas sustitutivas?

1. Remisión condicional
2. Reclusión parcial
3. Libertad vigilada
4. Libertad vigilada intensiva
5. Expulsión, en el caso del art.34 del Código Penal
6. Prestación de servicios en beneficio de la comunidad

Hay que tener presente que no estamos frente a beneficios, sino que frente a una sanción,
que a su vez se impone en forma sustitutiva a la pena privativa de libertad originalmente
impuesta, pudiendo ser revocada en el evento de ser incumplida.

1. Remisión Condicional

a. Concepto: Consiste en la sustitución del cumplimiento de la pena privativa de libertad,


por la discreta observación y asistencia del condenado ante la autoridad administrativa
durante cierto tiempo (artículo 3).

b. Requisitos:

Esta pena sustitutiva puede decretarse reuniéndose los siguientes requisitos:

1. Si la pena privativa o restrictiva de libertad que impusiere la sentencia no excediere de 3


años. Se atiende aquí a la pena en concreto y no a aquella asignada por el legislador de
manera abstracta.

2. Si el penado no hubiese sido condenado anteriormente por crimen o simple delito.

Sin embargo, no se consideración para estos efectos las condenas cumplidas 10 o 5 años
antes, respectivamente, de la comisión del nuevo ilícito.

Las faltas son irrelevantes en este requisito, y además, aquí no opera el plazo de
prescripción que indica el art.104 del Código Penal, para los efectos de la reincidencia.

Si el sujeto solo se encuentra procesado o formalizado, pero no ha sido condenado, ello no


obsta a su aplicación.

3. Si los antecedentes personas del condenado, su conducta anterior y posterior al hecho


punible, y la naturaleza, modalidades y móviles determinantes del delito permiten
presumir que no volverá a delinquir.

4. Si las circunstancias indicadas en los Nº2 y 3 hicieren innecesaria una intervención o la


ejecución efectiva de la pena.

5
c. Limitaciones específicas a la procedencia de la remisión condicional:

Se contemplan dos limitaciones:

1. No procede si el sujeto es condenado por:

 El delito de tráfico de pequeñas cantidades de droga


 El delito de conducción en estado de ebriedad, causando lesiones menos graves,
graves o muerte; y la pena privativa o restrictiva de libertad que se impusiere fuere
superior a 540 días y no excediere de 3 años.

2. Tampoco procede si se trata de delitos de:

 Parricidio, homicidio simple o calificado, lesiones corporales, siempre que se


cometan en contexto de violencia intrafamiliar; y tratándose de los delitos de
estupro, abuso sexual del art.365 bis,
 Abusos sexuales de los artículos 366, 366 bis, 366 quarter, 366 quinquies;
 Favorecimiento de la prostitución, obtención de servicios sexuales, promoción de
entrada y salida del país para ejercer la prostitución.

Ello si la pena privativa de libertad que se impusiere fuere superior a 540 días y no
excediere de 5 años.

En estos casos sólo puede imponerse la reclusión parcial o la libertad vigilada, si se dan los
requisitos.

Plazo de observación y obligaciones de la remisión condicional

De conformidad al art.5, al aplicar esta sanción el tribunal debe establecer el plazo de


observación, el cual no puede ser inferior al de la duración de la pena, con un mínimo de 1
y un máximo de 3 años. Y le impone al condenado las siguientes obligaciones:

1. La residencia en un lugar determinado, el cual puede ser propuesto por el condenado.

¿Puede ser cambiada?, sí, pero en casos especiales, según una calificación que debe ser
efectuada por Gendarmería de Chile.

2. La sujeción al control administrativo y asistencia de Gendarmería de Chile.

Para este efecto, el condenado deberá presentarse en el plazo de 5 días desde que la
sentencia condenatoria quede ejecutoriada, y deberá seguir concurriendo una vez al mes, en
la fecha que le indique Gendarmería. Excepcionalmente el tribunal podrá ordenar su
presentación hasta dos veces al mes.

3. Ejercicio de una profesión, oficio, empleo, arte, industria o comercio, si el condenado


carece de medios conocidos y honestos de subsistencia y no posee la calidad de estudiante.
6
2. RECLUSIÓN PARCIAL

a. Concepto: Consiste en el encierro en el domicilio del condenado o en establecimientos


especiales, durante 56 horas semanales, las cuales pueden ser en jornada diurna, nocturna, o
de fin de semana.

i. Diurna: Consiste en el encierro en el domicilio del condenado, durante un lapso de 8


horas diarias y continuas, las que se fijarán entre las 8 y las 22 horas.

ii. Nocturna: Implica el encierro en el domicilio del condenado, o en establecimientos


especiales, entre las 22 horas de cada día y hasta las 6 horas del día siguiente.

iii. De fin de semana: Significa el encierro en el domicilio del condenado o en


establecimientos especiales, entre las 22 horas del día viernes y las 6 horas del día lunes
siguiente.

Por domicilio debemos entender a “la residencia regular que utilice el condenado para fines
habitaciones”.

b. Requisitos:

Para que proceda la reclusión parcial se requiere el cumplimiento de los siguientes


requisitos:

1. Que la pena privativa o restrictiva de libertad que se ha impuesto no exceda de 3 años.

2. Que el penado no haya sido condenado previamente por crimen o simple delito, o si lo
hubiese sido, que haya sido a una pena privativa o restrictiva de libertad que no excediere
de dos años, o a más de una, siempre que en total no superen los dos años.

En todo caso, no se considerarán para estos efectos las condenas cumplidas en 10 o 5 años
antes, respectivamente, de la comisión del nuevo ilícito.

3. Si existieren antecedentes laborales, educacionales, o de otra naturaleza similar, que


justificaren la pena. Así como antecedentes personales del condenado, su conducta anterior
y posterior al hecho punible, y la naturaleza, modalidades y móviles determinantes del
delito, permitieren presumir que la pena de reclusión parcial lo disuadirá de cometer
nuevos ilícitos.

c. Conversión de la pena:

Para los efectos de la conversión de la pena primitivamente impuesta, se computarán 8


horas continuas de reclusión parcial por cada día de privación o restricción de libertad.

7
d. Control del cumplimiento:

Se realiza a través de un monitoreo telemático, siempre que la pena se cumpla en el


domicilio del condenado. Pero, cuando se cumple en establecimientos especiales se
aplicarán los controles que ellos establezcan.

3. LIBERTAD VIGILADA

a. Concepto: Consiste en “someter al penado a un régimen de libertad a prueba que tenderá


a su reinserción social, a través de una intervención individualizada, bajo la vigilancia y
orientación permanente de un delegado”.

b. Requisitos:

La libertad vigilada podrá decretarse siempre que concurran los siguientes requisitos:

1. Si la pena privativa o restrictiva de libertad que impone la sentencia condenatoria sea


superior a 2 años y no excediere de 3 años.

2. Cuando el delito que motiva la condena es el de tráfico de pequeñas cantidades de droga,


o conducción en estado de ebriedad causando lesiones menos graves, graves o muerte,
puede imponerse la libertad vigilada, siempre que la pena privativa o restrictiva de libertad
que se impusiere fuere superior a 540 días y no excediere de 3 años.

3. Que el penado no hubiere sido condenado anteriormente por crimen o simple delito. En
todo caso, no se considerarán para estos efectos las condenas cumplidas diez o cinco años
antes, respectivamente, del ilícito sobre el que recayere la nueva condena.

4. Que los antecedentes sociales y características de personalidad del condenado, su


conducta anterior y posterior al hecho punible, y la naturaleza, las modalidades y móviles
determinantes del delito permitan concluir que servirá para su reinserción social.

Los antecedentes deben ser aportados por los intervinientes antes del pronunciamiento de la
sentencia o en la oportunidad prevista en el art.343 del CPP. Excepcionalmente, si estos no
fueren aportados en las instancias señaladas, el juez podrá requerir un informe a
Gendarmería.

8
4. LIBERTAD VIGILADA INTENSIVA

a. Concepto: Consiste en la ejecución del condenado al cumplimiento de un programa de


actividades orientado a su reinserción social en el ámbito personal, comunitario y laboral, a
través de una intervención individualizada y bajo la aplicación de ciertas condiciones
especiales.

b. Requisitos:

1. Si la pena privativa o restrictiva de libertad que impusiere la sentencia fuere superior a 3


años, y no excediere de 5, o bien

2. Si se trata de alguno de los delitos establecidos en los artículos 296, 297, 390, 391, 395,
396, 397, 398 o 399 del Código Penal, cometidos en el contexto de violencia intrafamiliar,
y (…); y la pena privativa o restrictiva de libertad impuesta fuere superior a 540 días y no
excediere de 5 años.

3. Además, se debe cumplir con los requisitos de libertad vigilada simple indicados en los
Nº3 y 4 precedentes.

c. Plazo de intervención:

Cuando se impone la libertad vigilada, sea simple o intensiva, el tribunal establece un plazo
de intervención igual al que correspondería cumplir si se aplicara efectivamente la pena
privativa o restrictiva de libertad que se sustituye.

Las actividades que deberá cumplir el condenado tendientes a su reinserción se contemplan


en un plan que debe ser propuesto por un delegado, el cual es designado, y que debe ser
aprobado por el juez.

El juez, a propuesta del delegado, podrá someter al condenado a exámenes médicos,


psicológicos o de otra naturaleza, que parezcan necesarios para elaborar el plan.

Una vez aprobado judicialmente el plan, el delegado informará al juez sobre su


cumplimiento de acuerdo a lo dispuesto en el art.23 del Código Penal.

¿Se puede reducir el plazo de intervención?

El delegado puede proponer al juez la reducción del plazo de intervención, e incluso, el


término anticipado de la pena, si estima que el condenado ha dado cumplimiento a los
objetivos del plan de reinserción.

Condiciones que impone la libertad vigilada o intensiva

1. La residencia en un lugar determinado, el cual debe corresponder a una ciudad en que


preste funciones un delegado de libertad vigilada o intensiva. Podrá ser propuesta por el

9
condenado, y podrá ser cambiada en casos especiales calificados por el tribunal y previo
informa del delegado.

2. Sujeción a la vigilancia y orientación permanente de un delegado durante el periodo


fijado, debiendo el condenado cumplir con todas las normas de conducta e instrucciones
que se le impartan respecto de su educación, trabajo, morada, cuidado del núcleo familiar,
etc., para una eficaz intervención individualizada.

3. Ejercicio de una profesión, oficio, empleo, arte o industria o comercio, bajo las
modalidades que se determinen en el plan de intervención individual, si el condenado
carece de medios conocidos y honestos de subsistencia y no poseyere la calidad de
estudiante.

4. Eventual sometimiento a tratamiento médico de rehabilitación si el condenad presentare


un consumo problemático de drogas o alcohol.

Condiciones especiales en caso de imponerse libertad vigilada intensiva

1. La prohibición de acudir a determinados lugares

2. La prohibición de aproximarse a la víctima, o a sus familiares u otras personas que


determine el tribunal, o de comunicarse con ellos

3. La obligación de mantenerse en el domicilio o lugar que determine el juez, durante un


lapso máximo de 8 horas diarias, las que deberán ser continuas, y

4. La obligación de cumplir programas formativos, laborales, culturas, de educación vial,


sexual, de tratamiento de violencia u otros similares.

Control de ci

10