Вы находитесь на странице: 1из 5

LA EXISTENCIA DE DIOS ARGUMENTO HISTORICO

La historia humana nos proporciona evidencia que todo lo dirige.(providencia:


intervención divina en los asuntos humanos, gobierno de Dios en los asuntos
históricos del hombre y las naciones).

La gente atraves de la historia, en todas las culturas, en todas las


civilizaciones, en todos los continentes, creen en la existencia de algún tipo
de Dios, debe haber algo (o alguien) que causa esta creencia.

Cada cultura atraves de la historia ha tenido alguna forma de ley, todos


tienen un sentido de lo correcto y lo erróneo.

El asesinato, la mentira, el robo, y la inmoralidad son rechazados así


universalmente ¿De dónde vino ese sentido de lo correcto y lo erróneo sino
de Dios Santo?

Los testimonios de muchas personas atraves de la historia son evidencias de


que existe un ser supremo que es Dios, que de una forma a marcado las vidas
de ellos lo cual ha sido transmitido de Generación en Generación.

Hechos históricos en muchas comunidades, en etnias, ciudades, países que


han cambiado su estilo de vida gracias a una experiencia de un ser Divino
sobre natural en la historia de la humanidad.

Bíblicamente encontramos muchos acontecimientos históricos de pueblos,


personajes bíblicos que tuvieron una experiencia sobre natural con Dios.

Que ha seguido siendo prueba de la existencia de Dios en la historia de la


humanidad.

Otra evidencia atraves de la historia es LA NECESIDAD DE PERDON.La razón


verdadera es que la gente admita que hay un Dios. También debe darse
cuenta que son responsables hacia Dios y que necesitan de su perdón (Rom
3:23, 8:23).

Si Dios existe entonces somos responsables por nuestras acciones hacia El.
Atraves de la historia nos damos cuenta de que la existencia de Dios debe ser
aceptada por fe (hebreos 11:6).

EVIDENCIA JUDIA DE LA EXISTENCIA DE DIOS EN LA HISTORIA.

Hay dos cosas centrales que definen lo que los judíos somos: nuestra
historia y nuestra comunidad.

Si uno quiere ver la evidencia de lo milagroso en el mundo uno tiene que


estudiar la historia de los judíos.

Los judíos ya no deberíamos existir. Deberíamos haber desaparecido hace miles


de años. Sin embargo seguimos aquí.

Hay gente que dice que la razón principal por la cual los judíos han sobrevivido es
porque fueron perseguidos y por eso fueron aislados, separados y distinguidos.
Déjenme compartir un secreto con Uds. por si no han estudiado historia: muchos
pueblos a lo largo de la historia fueron perseguidos además de los judíos. La
razón por la cual no sabemos de ellos es porque de hecho han desaparecido.

La mayoría de la gente que es seleccionada para ser exterminada desaparece.


Eso es lo que ocurre. Del mismo modo que muchos de los animales de quienes
encontramos restos en la tierra han desaparecido y solo nos quedan sus huesos,
la mayoría de los pueblos y civilizaciones que han existido también han
desaparecido y solo nos quedan sus ruinas y escombros.

Hay naciones que solo sabemos que existieron porque en la Biblia son nombradas.
¿Puede alguien mostrarme un jebuseo? Ya no existen más. Pero sabemos que
había jebuseos del mismo modo que había hititas pero se han ido de la
historia. Está en la naturaleza de los pueblos desaparecer y más aún cuando
han sido seleccionados para desaparecer.

Tal vez es real que haber sido perseguidos por miles de año ha creado un sistema
de inmunidad dentro del judaísmo, un método para aprender a sobrevivir y hemos
aprendido a leer mejor que otros pueblos las amenazas. Pero el mundo siguió y
sigue mandando nuevas amenazas hacia nosotros constantemente. Y hemos
continuado nuestra historia no porque fuimos perseguidos sino porque
tenemos algo muy poderoso por lo cual vale la pena seguir existiendo.

Tenemos un mensaje que debe ser compartido con el mundo y hemos decidido
que no nos vamos a ir hasta que todo el mundo escuche el mensaje que
tenemos que decir. Y ese mensaje es que “solo el trabajo de todos unidos va a
hacer del mundo un lugar mejor”. Y seguimos aquí y por lo tanto nuestro mensaje
aún no ha llegado ni ha sido transmitido en forma total.
Ésta es la naturaleza del milagro histórico del pueblo judío. Ese milagro
muestra que por miles de años, en cada era de la historia y en cada parte mas
remota del mundo los judíos han logrado de alguna manera u otra emerger,
triunfar y ser exitosos en crear una tradición basada en el aprendizaje
comunitario.

¿Qué es lo que ha salvado al pueblo judío de desaparecer en la historia? La


respuesta es la fe en Dios y la educación judía.

Si bien es verdad que cuando uno viaja por el mundo uno ve ruinas de lo que
queda de sinagogas en lugares donde ya no queda ni un solo judío la diferencia
principal es que todavía hay judíos en el mundo. Y como Uds. saben, a pesar de
ser un poco mas de 13 millones en un mundo con 6 billones de personas tenemos
aún una voz predominante en la historia y el mundo. Y eso no es porque nos han
odiado a través de la historia sino que es un milagro de la historia judía que de
algún modo ha destilado en el talento, la pasión y la visión de nuestra gente para
seguir esparciendo nuestro mensaje en la historia. La historia judía es para mí
una clara evidencia de la existencia de Dios articulada a través de la fe de un
pueblo por su creador.

Pero ¿por qué argumento que la comunidad es la mejor evidencia de la


existencia de Dios en la tierra?

El judaísmo no es la revelación que tuvo un solo individuo en una


montaña. El judaísmo no es algo que uno hace en soledad y en forma
individual. No se puede ser judío en forma solitaria. Uno no puede decir
el Kadish de duelo si está solo. Uno necesita una comunidad para llevar acabo
ciertas partes de la liturgia porque este mensaje nos enseña que es sólo en
comunidad que triunfamos.

Eso no quiere decir que la vida en comunidad es simple o fácil. Es también en


forma comunitaria que nos peleamos, no nos ponemos de acuerdo, nos
enojamos los unos con los otros por lo que creemos que es aquello que
Todos deberían hacer. Uno no puede hacer todas estas cosas en soledad y por
lo tanto necesita al otro tanto para pelearse como para caminar juntos. Nos
necesitamos los unos a los otros. Y aún así nos decimos que es el otro el que
detiene todas esas cosas maravillosas que nosotros queremos hacer y que son
mucho mejor que lo que ellos quieren hacer. Pero fue la genialidad de la historia
y la comunidad judía el darse cuenta que justamente eso es la religión judía.

Nos equivocamos si creemos que la religión es sentarse en una montaña y ver el


amanecer. Hacer eso provoca una experiencia espiritual maravillosa y nos hace
conscientes de un orden abrumador en el mundo. Pero la religión judía es otra
cosa. Es lo que uno hace todos los días y no aquello que uno hace en esos
momentos “gloriosos” cuando está de vacaciones. La religión judía es lo que uno
ve cuando asiste un Sabbat a la mañana a una Sinagoga. Es cuando un niño o
una niña que hace su bar o bat mitzvah se para frente a toda la comunidad
declarando que quiere ser parte de este pacto milenario judío porque tiene ganas
de hacerlo y no porque es forzado a hacerlo. La religión judía es lo que se une en
la pasión colectiva cuando se pasea la Tora por la comunidad. La religión judía es
incluso cuando el que está sentado al lado nuestro en la Sinagoga nos pregunta
“¿en qué página estamos?” o nos cuenta un chiste mientras el Rabino está
hablando. Es vida real, concreta y compartida. Esa es la evidencia de la
existencia de Dios en este mundo. Una comunidad junta, una congregación,
una kehila kedosha (comunidad sagrada).

Para mí la mejor evidencia de la existencia de Dios no está en la ciencia (aunque


uno puede buscar por ese sendero) ni tampoco está en la experiencia espiritual
personal de lo trascendente e inexplicable (aunque esto es algo muy importante
para mucha gente) sino que la evidencia de la existencia de Dios está en lo
que hacemos juntos.

Fundar el Estado Democrático Moderno de Israel no fue el emprendimiento de una


sola persona. Fue el sueño colectivo de miles y millones. Eso es un milagro y es
una evidencia del poder de la religión, la fe y la prueba de la existencia judía de
Dios en este mundo.

Una sinagoga que funciona todos los días, que continúa año tras año gracias a las
donaciones y el esfuerzo de todo un grupo que ofrece su tiempo, su dinero y sus
vidas para que eso suceda es una evidencia del poder de la religión, la fe y la
prueba de la existencia judía de Dios en este mundo.

Cuando uno llama a la comunidad y dice que está en el hospital y alguien pasa a
visitarlo es una evidencia del poder de la religión, la fe y la prueba de la existencia
judía de Dios en este mundo.

Cuando uno pierde un ser querido, se siente solo y los miembros de la comunidad
van a visitarlo y acompañarlo es una evidencia del poder de la religión, la fe y la
prueba de la existencia judía de Dios en este mundo.

Es ahí donde los judíos encontramos a Dios.

Cuando uno sale de la sinagoga un Sabbat al mediodía y dice “gut shabbes” o


“Sabbat shalom” al despedirse de cada uno que lo ha acompañado por un par de
horas uno siente esa unión de haberse sentando junto a otros para rezar y
estudiar. Esa para mí es la mejor prueba de la experiencia más poderosa y
profunda que uno puede sentir de la existencia de Dios como judío en este mundo.

Y cuando recordamos que la comunidad no es solo aquellos que están sentados


con nosotros hoy sino también todos aquellos que ya no están físicamente
acompañándonos y figuran en los nombres de las paredes del lugar en que
rezamos y mayor aún en todos aquellos que a través de la historia hicieron posible
que nosotros estemos hoy acá (tanto los que vivieron vidas benditas como
aquellos que sufrieron tanto) a quienes recordamos junto a los millones que
hemos perdido sus nombres pero aún así viven como parte de nuestro pueblo y
nunca serán olvidados por nosotros nos hace sentir la existencia de Dios en este
mundo.

La Tora nos ha dado una historia y una comunidad. Y ahí es donde la gente vive.
La gente no vive en amaneceres en el monte o atardeceres en la playa. La gente
vive en la religiosidad del desayuno, en el aroma del primer café de la mañana,
intentando entender día tras día cómo ser decente, cómo ser mejor, cómo llevar
una vida más plena y mas divina en este mundo. Ésta es nuestra evidencia de la
existencia de Dios.

Y si bien esta evidencia puede no haber sido la misma para otras religiones nos ha
servido a nosotros y me atrevo a decir que incluso le ha servido al mundo por
miles de años. El judío le ha enseñado al mundo la importancia de la vida en
comunidad. Y lo que más deseamos es que en homenaje a todos ellos que
crearon esto para nosotros esto continúe por mucho tiempo más. Y por eso
cuando nos ponemos de pie para recordarlos también pedimos que los que sigan
también nos recuerden a nosotros y recuerden que nosotros también sentiremos
algún día a través de sus memorias evocando nuestras vidas la evidencia judía
de la existencia de Dios en la historia.

Похожие интересы