Вы находитесь на странице: 1из 5

SATELITE TÚPAC KATARI (TKSAT-1)

El satélite TKSAT-1 (Túpac Katari) es el primer satélite artificial de telecomunicaciones


propiedad del Estado Plurinacional de Bolivia, lanzado a órbita el 20 de diciembre de 2013,
desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang en China.
En muchas regiones, donde resulta excesivamente caro y casi imposible establecer redes
de telecomunicaciones terrestres que lleven servicios a las poblaciones dispersas, la
tecnología satelital se presenta como la respuesta más adecuada y eficiente para llevar
telecomunicaciones a todo el país, en un plazo relativamente corto y con costos muy
razonables, dice el citado libro que difunde el Ministerio de Comunicaciones. Por eso, sólo
un satélite propio, como el Tupac Katari, está en condiciones de cubrir todo el territorio
nacional y llegar a los lugares más remotos, a todas las poblaciones, que ya han
comenzado a levantar los telecentros, —que son estaciones terminales terrestres
relativamente sencillas y económicas y que requieren además de poca energía para
funcionar— y así recibir la señal del satélite boliviano, orientado a comunicar, transformar y
encaminar la vida rural hacia el progreso y la igualdad de oportunidades.

Historia:
Fue construido, a encargo del gobierno de Bolivia, por la Corporación Industrial Gran
Muralla, subsidiaria de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, que
se encargó de la construcción, el lanzamiento y puesta en órbita del satélite.2 Tuvo un costo
de 300 millones de dólares, de los cuales 251 fueron de un préstamo otorgado por el Banco
de Desarrollo de China al gobierno de Bolivia, y el resto lo dio el gobierno de Bolivia.
El TKSAT-1 tiene un seguro de que incluye el lanzamiento y el primer año en órbita, es un
seguro que cubre el 100% del capital que se requeriría para reponer el satélite. Por ser un
seguro demasiado grande no es administrado por una solo empresa, sino por un consorcio
de empresas aseguradoras.
El Túpac Katari -que debe su nombre a un guerrero aymara del siglo XVIII que combatió la
dominación española. Es un satélite de 5,3 toneladas de peso, de 2,36 m de largo y 2,1 m
de ancho. El instrumento tecnológico de comunicaciones tiene un costo superior a los 300
millones de dólares y se prevé una vida útil de 15 años.
Objetivos:
La primera será empleada para cubrir gran parte del territorio boliviano en servicios de
internet, la segunda cubrirá emisiones de radio y comunicación y la tercera servirá para
alquilar diferentes tipos de transmisiones a países vecinos.
Telecomunicaciones, para trasmitir información vía satélite a la población boliviana.
Teleeducación básica. Clases, disertaciones y videoconferencias con programas
interactivos de educación primaria y secundaria a distancia. Los estudiantes y maestros ya
no tendrán que trasladarse grandes distancias para tener una educación de calidad porque
tendrán acceso a programas y plataformas de educación mediante el uso de internet y otros
sistemas de comunicación. Apoyo a los docentes en el área rural, con contenidos
multimedia.
Lanzamiento: Fue lanzado el 20 de diciembre de 2013 desde el Centro de Lanzamiento de
Satélites de Xichang, utilizando un cohete Larga Marcha. El lanzamiento, mediante cohetes
propulsores Larga Marcha 3B/E, se llevó a cabo a las 12:42 (hora de Bolivia) y no registró
ningún inconveniente.
El presidente Evo Morales y una delegación de compatriotas presenciaron el alejamiento de
la nave espacial que permitirá que todos los rincones de Bolivia tengan acceso a las
telecomunicaciones.
El satélite Túpac Katari (TKSAT-1) se desprendió del lanzador y desplegó sus paneles
solares 25 minutos después de la ignición (encendido). Alcanzo su órbita estacionaria
definitiva (a 36.000 km de altitud) empezó a operar en marzo de 2014.
En las plazas de La Paz y Tarija cientos de personas se reunieron para ver el lanzamiento
desde pantallas gigantes. Algunos bolivianos se emocionaron hasta las lágrimas. El canal
estatal transmitió el histórico momento por señal abierta.

Características:
Tiene unas dimensiones de 2,36 m x 2,1 m x 3,6 m. Su peso es de 5100 Kg. Tiene
capacidad para las bandas C Ku y Ka.5 1 Se ubica en una órbita geoestacionaria sobre
Sudamérica.
Consta de 30 canales y operará en tres frecuencias
Órbita Geoestacionaria a 87.2° Oeste5
Energía de los paneles Solares:

10,5 Kw5
Energía de la carga útil: 8 kw5
Bandas de los Transpondedores: C /Ku / Ka
Modo de Estabilización: 3 ejes
Tiempo de vida: 15 años
Altitud Orbital: 36 000 kilómetros
Frecuencia 1: servicios de internet en todo el territorio boliviano.
Frecuencia 2: emisiones de radio y comunicación.
Frecuencia 3: alquilar diferentes tipos de transmisiones a otros países.
Partes del satélite:
1. Paneles solares: generan electricidad a partir de la luz del sol, para instrumentos
electrónicos.
2. Cuerpo: alberga equipos de telecomunicación.
3. Antena Ka: recibe y transmite señales.
4. Antena TT&C: transmite datos de telemetría desde el satélite y recibe los comandos de
control desde la tierra.
5. Antena C: recibe y trasmite señales de microondas en banda C extendida.
6. Antena KuFSS: recibe y transmite señales de microondas en banda Ku.
7. Puntos de Apogeo: motor cohete de 490N que llevará al satélite desde la órbita de
transferencia.
8. Propulsores: motores cohete de 10N de empuje. En el área de cobertura. 9. Antena.
9. Antena Ku BSS: transmite señales de radio y TV satelital en banda Ku.
Estaciones Terrenas:
El satélite será controlado desde la Estación Terrena de Amachuma de la ciudad de El Alto
en el altiplano a cuatro mil metros sobre el nivel del mar la cual está ubicada en el
departamento de La Paz y de la Estación Terrena de La Guardia, en el departamento de
Santa Cruz, en pleno llano boliviano. La estación de Amachuma está construida en pleno
altiplano y cuenta con seis grandes antenas parabólicas. La estación de control de La
Guardia es de “reserva” y tendrá dos antenas. En caso de algún problema serio en la
estación de Amachuma, se convertirá en la central terrestre principal. En la construcción y
equipamiento de ambas estaciones de control del satélite, a cargo de técnicos chinos, se
invirtieron 50 millones de dólares.
Con la conformación de la Agencia Boliviana Espacial, el país cuenta con un organismo
técnico que se encarga específicamente de los asuntos satelitales y se convierte en la
contraparte boliviana para la implementación de los proyectos satelitales. El Decreto 0423
de 10 de febrero de 2010 establece, en su artículo 4, que I. La ABE estará a cargo de un
Director General Ejecutivo como Máxima Autoridad Ejecutiva, nombrado por el Presidente.

Beneficios: El satélite empezó sus operaciones plenas el 1 de abril del 2014. Sus beneficios
serán:
Reducción de las tarifas de la empresa de comunicaciones Entel en llamadas e internet.
Televisión satelital de Entel a un precio 80% más barato que los demás.
Internet de Entel a zonas más alejadas.
La mayor ventaja del satélite Túpac Katari es su cobertura.
VENTAJAS
El servicio satelital de internet, representa una oportunidad para llegar a las áreas rurales a
zonas donde no hay posibilidades de proveer una conexión de fibra óptica. Por tanto, el
colectivo apunta como una sustancia ventaja la cobertura "total" que derivará en la
consecuente reducción de la brecha digital.
Para el efectivo aprovechamiento del servicio cada comunidad debe contar con
"telecentros" que reciban y distribuyan el servicio de internet satelital. La empresa Nacional
de Telecomunicaciones (Entel) ha comprometido la instalación de 2.500 "telecentros" en
2014.

DESVENTAJAS
La velocidad y el costo son dos desventajas, puesto que la señal del satélite se envía por
partes: de la estación terrena de Amachuma al satélite y de ahí a alguna antena satelital en
alguna comunidad rural.
El estudio calcula que se requieren 10 mil bolivianos para comprar un equipo completo para
tener acceso a internet satelital y entre 400 a 700 bolivianos para obtener un servicio
promedio entre 512 a 1021 Kilovatios por segundo (kbps).
"Si no existe acceso a internet y es imposible obtenerlo es mucho mejor tener una velocidad
lenta y costosa a no tener acceso a internet", reflexiona Carvajal.
El servicio además está limitado a las condiciones climatológicas, quiere decir que si hay
una tormenta eléctrica en la zona será mucho más difícil acceder al servicio e incluso puede
ser inaccesible.
Segundo satélite:
El lanzamiento y puesta en operaciones del satélite de telecomunicaciones Tupac Katari,
aunque es un hito en la moderna historia nacional, tan sólo es el primer gran paso que dará
Bolivia en la industria espacial. En la agenda gubernamental ya están inscritos nuevos
emprendimientos y desarrollos tecnológicos, que incluyen en el mediano y largo plazo la
construcción de modernos satélites para impulsar la producción e industria nacionales.
El presidente Evo Morales ya anunció que, tras el lanzamiento del TKSAT-1, el siguiente
paso sería la construcción y puesta en órbita de un satélite de prospección para identificar
las áreas en las que se puede desarrollar la explotación racional de los recursos naturales
en beneficio de los bolivianos. El director de la ABE, Iván Zambrana, explicó que este
proyecto podría comenzar a desarrollarse en 2014, con el respectivo estudio de factibilidad.
Este satélite de prospección sería más pequeño, estaría a menor altura y su costo sería
menor al del Tupac Katari.
Este satélite permitirá analizar el contenido de la superficie y del subsuelo terrestre del país,
para ayudar en la búsqueda de riquezas mineralógicas, como petróleo y gas natural, entre
otros recursos naturales. Asimismo, en sus múltiples posibilidades de uso, se podría
levantar un exhaustivo inventario de los recursos naturales, llevar una cuenta de cultivos y
de los reservorios de agua.

Canal Satelital: Actualmente varias líneas de comunicación ofrecen canales satelitales, el


último en unirse fue TIGO.
Las personas que deseen tener más de 12 canales tienen a disposición la oferta de
Televisión Paga que ofrece un precio promedio de 1 boliviano por cada canal, lo que
significa que podrán disponer de 60 canales por unos 60 bolivianos, aunque habrá tres tipos
de grillas de entre 60 y 120 canales para escoger
La empresa de telecomunicaciones Tigo, filial boliviana de la sueca Millicom, lanzó sus
nuevos paquetes de televisión satelital que llegarán a todas las zonas urbanas y rurales del
país mediante el servicio Tigo Star.
"El mercado local es muy atractivo y no estaba siendo muy bien atendido en todas las
ciudades. Detectamos muchas oportunidades para desarrollarlo”, declaró el gerente de
Asuntos Corporativos de la telefónica, Horacio Romanelli.
En La Paz, Cochabamba y Santa Cruz se aplica un costo diferenciado entre áreas urbanas
y rurales. En las ciudades, según la página en internet de Tigo Star, hay tres paquetes: el
más bajo es de 171 bolivianos mensuales por 66 canales; el segundo es de 210 bolivianos
por 96 canales y 50 de audio y el tercero es de 258 bolivianos que ofrece 96 canales, de los
cuales ocho son de alta definición (HD), y adicionalmente 50 de audio.
En las zonas rurales de estos tres departamentos el precio va desde los 161 bolivianos para
52 canales, uno de ellos en HD y 50 de audio, y de 203 bolivianos por 62 canales, cinco de
ellos en HD y 50 de audio. Este costo es similar al que ofrece la telefónica en Beni,
Chuquisaca, Oruro, Pando, Potosí y Tarija.
La instalación costará 196 bolivianos con decodificadores para dos televisores. En las zonas
urbanas esto demorará hasta 72 horas, mientras que en el área rural puede demorar algo
más, según la lejanía de la localidad.
Los paquetes de Tigo Star fueron lanzados la anterior semana en la ciudad de
Cochabamba, ayer en Santa Cruz y en los siguientes días, según Romanelli, serán
presentados en La Paz.
La firma logró entrar en el mercado de televisión de paga después de comprar, por 20
millones de dólares, la empresa Multivisión y de romper las barreras que ésta tenía, porque
sólo llegaba a las ciudades de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Tarija.
Según Romanelli, "la idea es tener alcance nacional, estar en los nueve departamentos” y
aclaró que los actuales suscriptores del servicio de Multivisión "podrán migrar de un
paquete a otro en la medida en que ellos opten por una u otra alternativa que les
convenga”.
El ejecutivo aclaró que para esta promoción no optaron por comprar los servicios del satélite
boliviano Túpac Katari.
"Para la televisión satelital no pudimos hacerlo (utilizar al TKSAT) porque la señal que
tenemos viene en paquete. Nosotros contamos con operaciones no sólo en Bolivia sino en
otros países y todos esos canales vienen empaquetados para todos los países que ya
veníamos usando otro satélite”, aclaró.
Pero la empresa telefónica no descartó que en el futuro pueda usar la señal del satélite
boliviano, si se consideran sus ventajas en precios y que pueda ser empleado por el grupo
para otros países donde opera.

(2014, 05). satelite boliviano. BuenasTareas.com. Recuperado 05, 2014, de


http://www.buenastareas.com/ensayos/Satelite-Boliviano/51862433.html