Вы находитесь на странице: 1из 10

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD


ESCUELA DE ENFERMERIA

TEMA:

UTILIDADES DE LAS ENZIMAS EN LA MEDICINA

DOCENTE:
DRA. BARBARA HIDALGO

ESTUDIANTE:

COBEÑA CHÁVEZ ANTHONY ARIEL


CONFORME LOOR JENIFFER VALENTINA
CHÁVEZ MOLINA YANDRY GERARDO
PIÑEIRO DELGADO JENNIFER ANTONELLA
VERA INTRIAGO MELISSA BEATRIZ
VERA RIVAS JOSE GREGORIO

GRUPO # 7

2017
RESUMEN

El presente trabajo trata de describir las utilidades de las enzimas en la medicina ya que desde
muchos años atrás se ha venido investigando fue inicialmente establecida por el médico
italiano Lazzaro Spallanzani, que realizaba experimentos con aves y logró grandes
conclusiones sobre los beneficios de este.

Las enzimas son esenciales para romper los enlaces de la comida y asegurar que los nutrientes
lleguen a cada parte del cuerpo que permiten que los órganos del cuerpo operen eficiente y
efectivamente, también apoyan una piel saludable, así como las funciones hormonales.

En definitiva, la utilización de las enzimas en la medicina genera muchos beneficios a la


salud de las personas y también cabe destacar que la longevidad se ve muy beneficiada,
generándolos de manera natural o aplicándolos en tratamientos médicos conjuntamente con
otros medicamentos que darán los mejores resultados, pero sobre todo que es una buena
alternativa natural para la salud.
INTRODUCCIÓN.

La función que desempeñaban las enzimas fue inicialmente establecida por el médico italiano
Lazzaro Spallanzani. Este investigador estudiaba cómo digerían la carne las aves carnívoras.
Para ello, les daba un trozo de carne amarrado a un cordel y, a distintos tiempos, retiraba el
alimento desde el estómago del ave para observar y describir los cambios que experimentaba

En los últimos años, la investigación sobre la química enzimática ha permitido aclarar


algunas de las funciones vitales más básicas. La ribonucleasa, una enzima descubierta en
1938 por el bacteriólogo estadounidense René Jules Dubos y aislada en 1946 por el químico
estadounidense Moses Kunitz, fue sintetizada por científicos estadounidenses en 1969. Dicha
síntesis permitió identificar aquellas áreas de la molécula que son responsables de sus
funciones químicas, e hizo posible crear enzimas especializadas con propiedades de las que
carecen las sustancias naturales. Este potencial se ha visto ampliado durante los últimos años
por las técnicas de ingeniería genética que han hecho posible la producción de algunas
enzimas en grandes cantidades.

Las enzimas están compuestas por aminoácidos y son segregadas por su cuerpo para ayudar
a catalizar funciones que normalmente no se producen a temperaturas fisiológicas. Las
enzimas impulsan los procesos biológicos necesarios para que su cuerpo construya materias
primas, nutrientes, elimine las sustancias químicas no deseadas y la miríada de otros procesos
biológicos que tienen lugar y usted ni se lo imagina.

Las enzimas son una parte importante de una salud integral. Las enzimas son proteínas que
deben estar presentes en cualquier reacción química que ocurre en el cuerpo. En todo
momento, el trabajo que se está haciendo dentro de cualquier célula es realizado por las
enzimas. Sin enzimas, vitaminas, minerales y hormonas las funciones realizadas en nuestro
cuerpo no se podrían hacer de manera efectiva.

Las enzimas son esenciales para la romper los enlaces de la comida y asegurar que los
nutrientes lleguen a cada parte del cuerpo. Teniendo las suficientes enzimas en el cuerpo
permiten que el colon, hígado, corazón, cerebro, pulmones y riñones operen eficiente y
efectivamente. Las enzimas también apoyan una piel saludable, así como las funciones
hormonales.
OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

Describir las utilidades de las enzimas en la medicina actual y su incidencia en la salud de las
personas en la actualidad.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Determinar la importancia de las enzimas en la utilización médica moderna.


 Identificar los beneficios de la utilización de las enzimas en la medicina.
 Enumerar las actividades para generar enzimas en el cuerpo humano.
UTILIDAD DE LAS ENZIMAS EN LA MEDICINA.

Los líquidos orgánicos (plasma, suero, sangre, orina), son la fuente más importante de
enzimas cuando deseamos medir su actividad. En el estudio de las enzimas del plasma se
encuentra un grupo pequeño de éstas, secretadas a partir de ciertos órganos, las cuales
cumplen su función directamente en el plasma, como, por ejemplo: las enzimas de la
coagulación que son secretadas por el hígado como zimógenos o precursores inactivos, los
factores del complemento o la lipoproteína lipasa del endotelio de los vasos sanguíneos que
participa en el metabolismo de las lipoproteínas del plasma. Este grupo de enzimas se
conocen con el nombre de enzimas plasmáticas funcionales (cumplen en el plasma sus
funciones fisiológicas) y normalmente están en mayor concentración o tienen mayor
actividad en el plasma que en el interior de las células.

Otro grupo más grande de enzimas son liberadas al plasma desde la célula en el proceso
normal de recambio celular. Este grupo de enzimas están normalmente en mayor
concentración en las células, donde cumplen su función y no tienen función fisiológica en el
plasma, en donde se encuentran en una concentración constante en el individuo sano, como
resultado de un equilibrio entre su velocidad de síntesis y su velocidad de degradación. Este
otro grupo de enzimas se conocen con el nombre de enzimas plasmáticas no funcionales. La
actividad aumentada de estas enzimas en los líquidos orgánicos, puede ser el primer indicio
de un daño del órgano o tejido donde funcionan, el cual se ha acompaña de un aumento en la
liberación de la enzima particular y por ende en su actividad en el líquido orgánico donde se
mide. Sin embargo, estos aumentos pueden también ser el resultado de un recambio celular
aumentado, de neoplasias o de procesos obstructivos como en el caso de la pancreatitis o de
la fibrosis quística.

Muchas alteraciones o enfermedades que producen daño de tejido pueden producir un


aumento en la liberación de enzimas desde el compartimento intracelular. En el laboratorio
se puede medir rutinariamente la actividad de muchas de estas enzimas y ser utilizadas como
ayuda en el diagnóstico y evolución de muchas enfermedades y trastornos, como por ejemplo
enfermedades hepáticas, cardíacas, y músculo esquelético entre otras. El aumento en la
actividad de la enzima específica puede correlacionar o no con la gravedad del daño del
órgano o tejido donde la enzima cumple su función. Ver cuadro 1
Cuadro 1. Enzimas de importancia en la clínica.
Enzima Órgano o tejido afectado Actividad aumentada

Alanina transaminasa ALT hígado Daño hepático

Fosfatasa alcalina Hígado y tejido óseo Hepatitis obstructiva y


cáncer óseo
Creatina fosfocinasa Cerebro, M. esquelético y Infarto cardiaco y
cardiaco cerebrovascular
Fosfatasa ácida Próstata Cáncer metastásico hueso de

Amilasa y lipasa sérica Páncreas Pancreatitis aguda

Enzima Localización o función Actividad Disminuida

Para que la cuantificación en el líquido orgánico particular sea de importancia diagnóstica,


es importante conocer no solo las características fisicoquímicas de estas moléculas, sino
también su distribución en el organismo, si se presentan o no en la forma de isoenzimas o
zimógenos, como también el perfil de aparición y desaparición de la enzima particular en la
sangre.

Hay enzimas que tienen su origen en varios tejidos, otras, por el contrario, son específicas de
un tejido particular. Este conocimiento puede ser de gran utilidad en el caso de enfermedades
cuyos signos y síntomas pueden ser el resultado de varias patologías diferentes, ya que puede
ayudar a confirmar o descartar algunas de estas enfermedades. Algunas enzimas como la
CPK tienen un recambio más rápido que otras. Así por ejemplo el aumento máximo de la
isoenzima CPK2 en pacientes infartados se alcanza dentro de las primeras 24 horas del evento
coronario. Al aumento de la CPK2 le sigue un aumento más lento, en 24 a 48 horas, de la
enzima lactato deshidrogenasa, LDH. En el caso del infarto se encuentra igualmente una
inversión en la actividad de la LDH1 con relación a la LDH2. Normalmente la LDH2 es mayor
que la LDH1 y en el infarto estos valores se invierten, aproximadamente en el mismo tiempo
en que los valores de la CPK2 regresan a los valores normales. Por lo tanto, si el paciente
consulta varios días después del evento los valores de CPK total podrían estar normales a
pesar del evento.
En estos casos es más importante la dosificación de la LDH total cuyo aumento predomina
más en el tiempo que la CPK total. La baja actividad de una enzima específica en el plasma,
o en un homogenizado de células obtenidas por biopsia, puede ser la confirmación
diagnóstica de muchas enfermedades conocidas como errores innatos del metabolismo. Son
ejemplos: las glucogenosis o enfermedades por almacenamiento de glucógeno causadas por
deficiencias de las enzimas que participan en el metabolismo del glucógeno, como la glucosa
6 fosfatasa, glucógeno fosforilasa hepática, glucógeno fosforilasa muscular y otras.
Igualmente, las enzimas se pueden utilizar también, como reactivos de laboratorio en la
determinación de metabolitos sanguíneos importantes. Así, por ejemplo: la glucosa oxidasa
se utiliza en una prueba de laboratorio para medir la concentración de glucosa en sangre.

Primero se toma una muestra de sangre y se incuba con una cantidad conocida de glucosa
oxidasa para que la glucosa se oxide a gluconolactona y peróxido de hidrógeno. Esta reacción
se acopla a la reacción de la peroxidasa para convertir un compuesto incoloro en otro
compuesto coloreado cuya absorbancia se puede medir por fotocolorimetría. La intensidad
de la absorción de luz es proporcional a la cantidad de peróxido de hidrógeno generado en la
reacción de la glucosa oxidasa y a su vez la cantidad de peróxido es proporcional a la
concentración de glucosa en la muestra de sangre.

Muchos tóxicos respiratorios tienen igualmente su acción a través de la inhibición de enzimas


específicas del metabolismo celular.

Muchos fármacos son metabolizados por enzimas específicas en algunos órganos como el
hígado o el riñón, disminuyendo su acción o efectividad. Esto debe tenerse en cuenta a la
hora de prescribir la dosis del fármaco, ya que si una persona en particular tiene una actividad
aumentada de la enzima que metaboliza el fármaco; el efecto será menor y actuará durante
un tiempo más corto, o por el contrario si su actividad es baja, entonces se puede prolongar
su acción siendo más intenso su efecto, hasta el punto de poder comprometer la vida del
paciente.

Otro aspecto importante de las enzimas como ayuda diagnóstica es el conocimiento del papel
que desempeñan las vitaminas como cofactores o precursores de cofactores de las enzimas.
En algunos casos la baja actividad de la enzima puede estar ligada a una mutación que
aumenta el Km para el cofactor vitamínico, caso en el cual su actividad se recupera con dosis
farmacológicas muy superiores a la dosis fisiológica a la cual la enzima muestra su
deficiencia.

Por último, es importante conocer como la actividad de una enzima va a ser deficiente, si el
trastorno genético está ligado a un trastorno en la síntesis del cofactor o en la activación de
la vitamina que sirve como cofactor. En tales casos el suministro de la vitamina,
independiente de la dosis, no permite alcanzar la respuesta normal en la actividad de la
enzima. En resumen, no todas las alteraciones enzimáticas relacionadas con trastornos
vitamínicos responden a la administración de la vitamina en cuestión.
CONCLUSIONES

 Las enzimas son esenciales para la romper los enlaces de la comida y asegurar que
los nutrientes lleguen a cada parte del cuerpo. Teniendo las suficientes enzimas en el
cuerpo permiten que el colon, hígado, corazón, cerebro, pulmones y riñones operen
eficiente y efectivamente. Las enzimas también apoyan una piel saludable, así como
las funciones hormonales.

 El cuerpo requiere de las enzimas para realizar actividades como: producir energía,
absorber oxígeno, eliminar residuos tóxicos, diluir coágulos sanguíneos, intervenir en
la digestión de carbohidratos, proteínas y grasas, además de regular los niveles de
colesterol y triglicéridos, combatir infecciones y sanar heridas, regular las hormonas,
disminuir la inflamación, regular el impulso nervioso, llevar nutrientes a las células,
disminuir el proceso de envejecimiento entre otras más.

 Para elevar nuestras enzimas debemos comer muchos alimentos frescos, crudos y
fermentados. Los germinados son una fuente excelente de enzimas vivas.
Webgrafía

http://enzimass.blogspot.com/2011/06/historia-de-las-enzimas.html

http://losasteriscos.com/las-enzimas-un-papel-importante-en-la-salud-y-la-longevidad/

https://enbienestarsaludybelleza.wordpress.com/2015/12/02/la-importancia-de-las-enzimas/

Referencias Bibliográficas

Devlin, Thomas M. Bioqupimica libro de texto con aplicaciones clínicas. Ed.


Reverté. 4ª ed. 204
A. F. Smith, D. Radford, C. P. Wong, and M. F. Oliver. Creatine kinase MB
isoenzyme studies in diagnosis of myocardial infarction. British Heart Journal, 2012,
38, 225-232. Dominguez Muñoz J. E. Diagnosis of chronic pancreatitis: Functional
testing, Best Pract Res Clin Gastroenterol. 2013 Jun;24(3):233-41.
Ronald F Gaines, Siegfried M Pueschel, Edward A Sassaman, and James l
DriscolL. Effect of exercise on serum creatine kinase in carriers of Duchenne
muscular dystrophy, J. of Med. Genetics, 2015, 19, 4-7.
R. Bruce, M.B., B.S, J. K. Todd, M.B., B.S, L LeDune, M.B., B.S. Serum
transaminase: its clinical use in diagnosis and prognosis Brist. Med. L .Nov, 8 2015.
Blackwell Science ltda Br J. Clin Pharmacol., 49, Laurie F. Prescott. Paracetamol
alcohol and the liver www.chronolab.com/point-of-care/index.php.