Вы находитесь на странице: 1из 10

CONFECCIÓN DEL GUIRO

1. Medir y marcar con lápiz grafito un tramo de 40 cm. de tubería de PVC de 75 mm. de

diámetro.

2. Marcar una línea recta sobre el contorno del tubo, a la altura de la línea trazada

anteriormente, empleando un pliego de lija como molde para hacer el trazado.


3. Cortar con sierra para metal, sin salir de la línea dibujada.

4. Poner un pliego de lija mediana para madera sobre la mesa, y lijar orbitalmente hasta

emparejar los bordes de ambos extremos del tubo.

5. Dejando un margen de 5 cm. a cada extremo del tubo se deben trazar pequeñas líneas

horizontales, a 5 mm. de separación entre sí.


6. Luego con ayuda de una regla se debe trazar una línea recta que bordee las líneas

pequeñas, conservando el margen de 5 cm.

7. Posteriormente, en el margen prefijado se debe medir y marcar una línea de 6 cm. de

longitud hacia el costado derecho de la línea longitudinal, para luego hacerlo en el otro

extremo del tubo, hacia la izquierda.

8. Ahora se debe trazar una línea recta que cubra la distancia entre las dos líneas de 6 cm. ,

a la altura de sus extremos, formando un rectángulo al centro del tubo.


9. A continuación se debe doblar una hoja de papel para emplearla como molde en el

trazado de líneas rectas horizontales, guiados por las marcas pequeñas.

10. Iniciar el desgaste sobre las líneas horizontales, empleando una sierra para metal,

teniendo la precaución de no romper o atravesar el espesor del tubo.

11. Luego efectuar el desgaste con la sierra, se debe emplear una lima triangular para

comenzar a ensanchar cada lugar desgastado.


12. Continuar el acanalado, haciendo uso de una lima fina, cilíndrica; también conocida

como lima redonda, aplicando un desbaste suave y controlado, para no romper o

adelgazar demasiado el espesor del material.

13. El proceso de limado del tubo, es el que elimina mayor cantidad de residuos, por lo cual

se debe limpiar constantemente la superficie de trabajo.


14. El acanalado se debe concretar mediante el empleo de rodillos de lija, cuyos diámetros

tienen que acondicionarse en virtud del ancho standard de los canales desgastados.

15. Luego se debe usar lija fina para madera, con el objeto de suavizar la zona trabajada,

eliminando cada resto de material que provoque aspereza y por lo tanto, dificultad en la

ejecución del instrumento.

16. Enseguida se ajustará una de las tapas terminales, asegurándonos que calce

completamente con el extremo del tubo.


17. En los tres puntos donde se pondrán los tornillos roscalata de ½ pulgada, se deben

hacer pequeñas perforaciones, realizando movimientos giratorios con el cuchillo, para

penetrar tanto la tapa como el tubo.

18. Ajustar firmemente los tornillos roscalata a la tapa terminal, para evitar que ésta se

desencaje al momento de introducir el relleno.

19. Por el extremo abierto del tubo se debe vaciar un tazón con granos de arroz.
20. Ahora se debe colocar la tapa terminal restante, para cerrar por completo el

instrumento, procediendo de igual forma que en los pasos 16, 17 y 18.

21. Al cerrar el güiro, éste se deberá agitar con ambas manos para comprobar si su sonido

se adapta a nuestros requerimientos timbrísticos, pudiendo cambiar el relleno las veces

que sea necesario, hasta encontrar el timbre que nos parezca apropiado.

22. Para confeccionar la varilla con que se tocará el güiro, se debe medir, marcar y cortar

un trozo de 20 cm. de tarugo de madera dura de 6 mm. de diámetro.


23. Posteriormente el trozo de madera se debe adelgazar hasta lograr una ligera forma

cónica en uno de sus extremos, utilizando longitudinalmente un trozo de lija fina para

madera.

24. Al terminar el lijado, la varilla se debe frotar contra el acanalado del güiro, a fin de

comprobar auditivamente si el sonido es lo suficientemente brillante. De resultar un

sonido opaco, se deberá continuar adelgazando el extremo a utilizar, o bien se deberá

intentar con otra varilla de mayor rigidez y dureza.


La imagen corresponde al estado final del güiro ya confeccionado:

Похожие интересы