Вы находитесь на странице: 1из 1

Como se conjuga el perdon cristiano con la necesidad de memoria justicia y verdad?

La memoria es lo que otorga continuidad a nuestro yo además del alma. Por ella tenemos
noticia de la integridad de nuestra historia biográfica y mas alla de algunas disparatadas
aventuras de la neurociencia que intentan realizar una pastilla para borrar químicamente los
recuerdos traumáticos ; lo cierto es que en ella se inscriben las ofensas de las que habla el
Padrenuestro. A través de un complejo proceso que se da a nivel del hipocampo en nuestro
cerebro se graban los recuerdos buenos ( por ejemplo el recuerdo de nuestras lecciones de
catecismo ) y también los malos ( por ejemplo una ofensa de parte de un semejante); el olvido
es casi imposible y solo depende de la falta de activación por largo tiempo de los recuerdos ,
cosa a menudo obstaculizada por el resentimiento.

La memoria de una ofensa es si se quiere necesaria porque el Señor nos manda amar al
prójimo como a si mismos ; es decir que presupone cierto grado de autoestima

Un psicoanalista notorio Jacques Lacan decía que es necesario cierto grado de narcisismo
para vivir ( narcisismo es amor propio) y en verdad tenia razón

Para los cristianos este amor propio nos viene de la fe de ser hijos adoptivos de Dios a través
del sacrificio de cruz de nuestro Señor

Solo se perdona la ofensa de un semejante con profundidad si vemos en el a un hermano


también querido por Dios

La justicia que según el jurista romano Ulpiano es la virtud del suum quique tribuendi ( dar a
cada uno lo que le corresponde) implica a nivel humano una sanción por una transgrecion

Pero recordemos que a pesar de que la Sagrada Escritura nos dice justicia, justicia
perseguiras… el perdón Evangelico es un don mas elevado pero presupone por parte del que
lo pide un sincero arrepentimiento y una voluntad de reparación y de reconciliación fraterna

La justicia no niega el perdón pero es un requisito indispensable para otorgarlo

La verdad que según Santo Tomas de Aquino es la adequatio rei intellectus ( la adecuación del
intelecto agente a las cosas) es también un requisito indispensable para el perdón y la
presupone el arrepentimiento

Para quien es el Camino , la Verdad y la Vida esta reservado el definitivo perdón pero a
nosotros nos esta prescripto perdonar setenta veces siete a nuestros semejantes