Вы находитесь на странице: 1из 3

SEGUNDO JUZGADO DE FAMILIA DE ICA

EXPEDIENTE : 678-2010-49-1401-JP-FC-01
DEMANDANTE : ELIANA ISABEL DE LA CRUZ ORMEÑO
DEMANDADO : EHYTER GINEZ HINOSTROZA CARDENAS
MATERIA : ALIMENTOS (1ER. JUZGADO DE PAZ LETRADO)
JUEZ : BEATRIZ CLEMENTE CUADROS
SECRETARIA : ALICIA LUNA JIMÉNEZ

APELACIÓN DE AUTO – SIN EFECTO SUSPENSIVO

RESOLUCION NRO. 04
Ica, Veinte de Octubre
Del Dos Mil Once.-
AUTOS Y VISTOS; y; CONSIDERANDO: PRIMERO.-
Que, se encuentra pendiente de resolver el recurso de apelación interpuesto por el
demandado don Ehyter Gines Hinostroza Cárdenas contra la resolución número nueve de
fecha diecisiete de mayo del dos mil once, que en copia certificada corre a fojas cuarenta y
uno y cuarenta y dos la misma que resuelve declarar improcedente la nulidad promovida
por el demandado en su escrito de fojas cuarenta y siete y siguientes; fundamentando la
apelación el demandado don Ehyter Gines Hinostroza Cárdenas indicando que la recurrida
con apresurada decisión basada en un criterio subjetivo de craso error de interpretación por
parte del A quo, incurriendo en una evidente trasgresión de los fines y esencia del debido
proceso, esto último en virtud que injustamente y contra todo pronóstico se le pretende crear
indefensión a un justo derecho que por ley le asiste, es decir que los términos en que se
sustenta la venida en grado resultan contradictorios y no arregladas a la verdad de los hechos
existentes, por lo que siendo ello así del propio considerando cuarto de la venida en grado de
apelación se infiere e indica que la postulada demanda le fue notificada en la dirección
de Catalina Buendía de Pecho Número 211 – Manzanilla Ica, dirección que desdice y
contradice respecto de la actual dirección en la que vive que es Av. Los Tunos Número
1161 comprensión del Distrito de La Tinguiña, motivo y razón más que suficiente que
ante la indefensión creada que limitaba su justo derecho de defensa se viera obligado a
interponer la presente Nulidad, que mas allá de la inconsistente interpretación de la dirección
consignada en su Documento Nacional de Identidad como de la certificada por la autoridad
Gubernamental del Distrito, lo real, justo y cierto es que al margen de las caprichosas fechas
en que se respalda la venida en grado de apelación, ello en lo absoluto justifica el hecho de
que se le pretenda variar en su nueva dirección domiciliaria del cual en una facultad de
muchos ciudadanos que sin vivir en ellas todavía siguen manteniendo por costumbre el
domicilio en que nacieron; agrega que la demandante ha ocultado la verdadera dirección
domiciliara siendo conciente de que su actual domicilio donde deberían haberla emplazado
con las formalidades de ley justamente constituía el de Avenida Los Tunos en el Distrito de La
Tinguiña, no obstante consigna su antigua dirección antes señalada, situación por la cual
considera que se está atentando contra el legítimo derecho de defensa que le asiste al
ponérsele en un estado de indefensión; agrega que no se le ha notificado en la dirección que
se sustenta en la certificación expedida por la gobernación del lugar, por lo que en ese
sentido existe la evidente intención de pretenderse perjudicar al recurrente sin darle opción de
rebatir los argumentos que contiene la postulada demanda; en cuanto a la naturaleza del
agravio consiste en la inobservancia y trasgresión del debido proceso al recortar su derecho
de defensa, conllevando ello que la resolución apelada causaría un evidente daño
económico, originado como consecuencia del inaceptable proceder puesto en práctica por la
parte demandante; entre otros fundamentos de su impugnación; SEGUNDO.- Que, la
nulidad es un remedio , especie de medio impugnatorio, por el que se cuestionan actos no
contenidos en resoluciones, constituyendo una sanción destinada a privar de efectos a
aquellos actos procesales que han sido realizados sin el cumplimiento de los
requisitos indispensables para su validez y por la que se retrotrae el proceso al
estado en que se cometió el vicio; TERCERO.- Que conforme a lo preceptuado en el
artículo ciento cincuenta y cinco del Código Adjetivo El acto de notificación tiene por
objeto poner en conocimiento de los interesados el contenido de las resoluciones
judiciales... Las resoluciones judiciales sólo producen efectos en virtud de
notificación hecha con arreglo a lo dispuesto en este Código … ; CUARTO.- Que la
accionante al plantear la demanda de alimentos indica como domicilio del emplazado el
ubicado en Calle Catalina Buendía de Pecho Número 211 – Manzanilla Ica , lugar en
donde se le notificó la demanda, conforme se puede apreciar de la copia certificada del cargo
de notificación que en este cuaderno corre a fojas siete; y expedida la sentencia ésta se ha
notificado en el mismo domicilio referido, conforme también se aprecia de la copia certificada
del cargo de fojas veintisiete; y si bien el emplazado indica que supuestamente “… la
demandante ha ocultado la verdadera dirección domiciliara siendo conciente de que su actual
domicilio donde deberían haberla emplazado con las formalidades de ley justamente
constituía el de Avenida Los Tunos en el Distrito de La Tinguiña, no obstante consigna su
antigua dirección antes señalada, situación por la cual considera que se está atentando
contra el legítimo derecho de defensa que le asiste al ponérsele en un estado de indefensión
…”, sin embargo de la revisión de autos fluye que el Documento Nacional de Identidad del
demandado de fojas diecinueve tiene como dirección domiciliaria en Av. Catalina Buendía
de Pecho Número 211 – Manzanilla Ica, siendo este un documento público que crea
convicción en la A quo a fin de expedir la resolución impugnada; QUINTO.- Que además
resulta certero el análisis de la A quo al haber precisado que en la fecha de expedición del
Documento Nacional de Identidad del demandado de fecha diez de julio del dos mil nueve
éste declaró como suya dicha dirección, no produciendo efecto alguno la presentación de la
constancia de la teniente gobernadora de La Tinguiña de fecha dos de noviembre del dos mil
diez obrante a fojas treinta y uno en donde contradice su propia declaración del demandado
en la Oficina de Reniec, ya que como indica la A quo en el considerando Cuarto de la venida
en grado en dicha constancia indica que vive en su nueva dirección desde hace dos años,
contradictoriamente a su domicilio indicado ante Reniec, lo cual demuestra que el emplazado
no se conduce con arreglo a los deberes de lealtad, veracidad y buena fe; SEXTO.- Siendo
así, y atendiendo a que durante la tramitación del proceso no se ha incurrido en vicio que
cause nulidad, efectuándose la notificación de la demanda así como de la sentencia con
arreglo a ley, consecuentemente, de conformidad a las normas precedentemente glosadas y
al inciso segundo del Artículo ciento setenta y cinco del Código Procesal Civil ; SE
CONFIRMA la resolución número nueve de fecha diecisiete de mayo del dos mil once,
que en copia certificada corre a fojas cuarenta y uno y cuarenta y dos la misma que resuelve
declarar improcedente la nulidad promovida por el demandado en su escrito de fojas
cuarenta y siete y siguientes; debiendo la Secretaría dar cumplimiento a lo preceptuado en el
artículo trescientos ochenta y tres del Código Procesal Civil; tómese razón; notifíquese.-